El Hyperice Vyper 2.0 es, en esencia, un rodillo de masaje (foam roller) con posibilidad de vibrar, lo que amplia enormemente las ya de por sí numerosas posibilidades que ofrece este tipo de accesorio de cara a realizar trabajo de liberación miofascial, masaje muscular para recuperación o calentamiento, mejora del rango de movilidad…

Si nunca has utilizado un rodillo de masaje, no sabes lo que te estás perdiendo, te lo digo así de claro y, si ya lo conoces, asumo que lo utilizas asiduamente porque, aunque está claro que no lo podemos considerar como un accesorio imprescindible, atendiendo a todos los beneficios que se pueden obtener con su uso creo que sí estaremos de acuerdo en que bien se merece la consideración de accesorio más que recomendable.

El Hyperice Vyper 2.0 es, como os podéis imaginar viendo su nombre, la segunda versión que lanza Hyperice, empresa californiana especializada en accesorios para terapias por percusión, vibración, compresión dinámica mediante aire, frío, calor y contrastes entre ambos… Y que, como ya os la presenté en el análisis a fondo de su pistola de percusión, la Hyperyce Hypervolt, me salto esa parte y paso directamente a la faena con el protagonista de este artículo.

El Hyperice Vyper 2.0 al detalle

Según dice la marca, el Hyperice Vyper 2.0 es mucho más que un rodillo de masaje, no solo porque incluya el aspecto de la vibración, sino también por cómo se ha diseñado (tratando de optimizar el resultado que se obtiene con sus dimensiones, texturas, etc.) y con qué se ha fabricado (espuma de polipropileno ecológica, o eco friendly como ellos mismos dicen).

No obstante, lo más llamativo o lo que realmente supone un factor diferencial respecto al resto de rodillos que podemos encontrar en el mercado es su capacidad para vibrar.

Me da igual que hablemos de usarlo como calentamiento o antes del ejercicio, para liberar tensiones y zonas contracturadas como los gemelos (siempre que no haya sensación de lesión y admitan bien esa vibración), etc.

Si ya es un gustazo sentir cómo se liberan y alivian las zonas en las que se aplica un rodillo, cuando se le mete el plus del temblequeo, el placer se multiplica por un millón, ¡qué gustazo cómo llega a liberar o relajar!

El Hyperice Vyper 2.0 mide 29’5 centímetros de alto, tiene alrededor de 14’5 centímetros de diámetro y pesa un poquillo más de un kilogramo (1’1 kg concretamente) por lo que es muy fácil de manejar y no ocupa mucho espacio a la hora de almacenarlo.

Está confeccionado con una espuma de polipropileno ecológica (de ahí lo de eco friendly que tanto le promocionan), es agradable al tacto, no te resbalas sobre él al usarlo, tiene pinta de robusto y, sobre todo, parece duradero (esto queda pendiente de confirmación porque no lo he usado tanto como para afirmarlo con rotundidad) y se limpia con mucha facilidad (algo que se agradece mucho en un objeto con el que andas refregando y que se restriega muchas veces contra el suelo).

El tacto de la espuma al presionarla es más bien durillo, algo que es necesario para que se transmita adecuadamente la vibración a la zona del cuerpo que apoyemos sobre el Hyperice Vyper 2.0.

Así que, si eres de los que probaron la primera versión y crees que ha empeorado porque ahora es más denso o menos blandito, ya sabes, te guste o no era un cambio necesario o al menos conveniente así que no procedería quejarse sobre él.

En mi caso, nada que alegar, primero porque no conocí el anterior y, segundo, porque a nivel personal creo que es mucho mejor que los rodillos de masaje tiendan a firme.

La superficie es ligeramente rugosa pero, a todos los efectos, la podemos asimilar a una totalmente lisa.

Como no soy capaz de argumentar una posición a favor o en contra de este diseño basándome en evidencias que indiquen si es mejor liso, rugoso, con protuberancias o lo que sea, me limito a ofrecer mi opinión: si quieres primar la polivalencia y tener un único rodillo, que sea liso; si puedes tener varios y utilizar uno u otro en función de la zona y objetivo que quieras trabajar, entonces ten ese liso y tantos otros como quieras con tantas formas como te apetezca, pero que nunca falte el liso.

El Hyperice Vyper 2.0 se puede utilizar sin vibración, como si fuera un rodillo de masaje mondo y lirondo o, como se entiende que lo usamos quienes lo tenemos, con la vibración activada.

Para alimentar el motor que genera dicha vibración, está dotado de una batería de ion-litio que es recargable y que nos indica el nivel de su carga en función de cuántos de los cinco leds vemos iluminados en verde.

Por cierto, no tiene apagado automático por lo que ten cuidado y no te lo dejes encendido, no digo vibrando sino que me refiero a dejarlo con el interruptor en modo ‘on’ porque la batería se irá descargando poco a poco pero de manera inexorable y, cuando vayas a usarlo, lo mismo la tiene agotada.

Para seleccionar la velocidad de vibración, una vez encendido no tenemos más que pulsar un botoncillo que además de variar secuencialmente entre las 2880, 3600 ó 4320 vibraciones por minuto, irá indicándonos en cuál de ellas nos encontramos mediante unos leds azules.

Te recomiendo que antes de activar la vibración te pongas encima porque, si no, empieza a saltar a lo loco, como si fuera uno de esos pollitos de cuerda tan graciosillos que vemos en las ferias y mercadillos. De hecho, la foto anterior aparece borrosa precisamente por eso, porque estaba botando a tope.

También es conveniente ponerlo sobre una colchonetilla o similar, primero porque desliza sobre determinadas superficies como la tarima flotante con bastante facilidad y, segundo, porque así se amortigua un poquito el golpeteo que, si bien no genera un ruido excesivo, como tengas vecinos debajo, lo mismo sí te hace ganarte alguna bronquilla.

En principio, la elección de las frecuencias de vibración, así como la profundidad de las mismas no son aleatorias sino que las han tratado de seleccionar buscando el equilibrio que mejor los usos y beneficios del Hyperice Vyper 2.0 como rodillo de masaje vibratorio.

Por lo que a mí respecta, la que más he usado ha sido la primera, la más lenta, seleccionando la intermedia o la más rápida casi exclusivamente cuando he trabajado los glúteos o, si acaso, cuando la cara anterior y posterior de los muslos las tenía bastante descansada porque, como anden algo tocadillas, me quedo en la primera sin dudarlo.

De hecho, en muchas ocasiones, ni siquiera la activo y trabajo como si fuera un rodillo normal, jugando con mi propio peso y el hecho de apoyar una o dos piernas para lograr una mayor o menor presión sobre la zona trabajada.

De todas formas, como es la primera vez que utilizo un rodillo de masaje con vibración, esto no es sino cuestión de probar, probar y volver a probar así que esto que escribo y defiendo ahora, lo mismo lo tengo que cambiar dentro de medio año tras ver que me funciona mejor trabajar con una mayor frecuencia en tal o cual zona del cuerpo.

Por eso y a modo de conclusión final, con el Hyperice Vyper 2.0 digo lo mismo que defiendo cuando trato temas como este: si hay evidencias científicas, genial, trata de seguirlas pero, al final, lo que debes primar es lo que a ti te va bien y, si no hay dichas evidencias, pasa directamente al segundo punto y, en cualquiera de los dos casos, no tengas el más mínimo remordimiento en salirte de lo establecido porque lo que cuenta es, en definitiva, si a uno le va bien o no.

Compra el Hyperice Vyper 2.0 aquí.

Rodrigo Borrego (Morath)
Rodrigo Borrego (Morath) es una de las referencias nacionales cuando se habla de pruebas de material deportivo, nutrición, entrenamiento, fisiología, … Ingeniero Informático y deportista vocacional, lleva toda su vida practicando deportes de resistencia: triatlón, trail running, natación, ...

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.