Genzebe Dibaba ha abierto la lata de los récords este invierno. La etíope – que ha perdido el título nobiliario de ‘la pequeña’ de las Dibaba tras la irrupción de su hermana Anna – ha reventado el récord mundial indoor de 2.000 metros en Sabadell con 5:23.75 minutos en una espectacular cabalgada sacando medio minuto a sus rivales.

Con esta plusmarca, Dibaba – subcampeona olímpica y múltiples veces campeona del mundo – le quita el récord a la rumana Gabriela Szabo, que corrió en 5:30.53 en 1998, casi diez segundos más lenta.

genzebe dibaba

Con esta nueva plusmarca, la etíope engrosa su ya de por sí grosera lista de récords mundiales indoor: ostenta los de 1.500, 3.000, 5.000 y el de la milla, este último pendiente de ratificación.

Adel Mechaal sobrevive a la adversidad

Pendiente de la opinión definitiva que el TAS pueda emitir sobre los controles antidopaje que supuestamente se saltó, Adel Mechaal ha sacado billete salvo sorpresa para Belgrado: ha ganado los 3.000 metros lisos con 7:48.39 minutos, a escasos segundos de su marca personal al aire libre y arrasando a todos sus rivales. Marca que no sólo le coloca como mejor español del año sino también como segundo del ránking europeo.

Por detrás los españoles se han quedado a las puertas de la mínima y dejando una imagen fabulosa del fondo español: el joven Jordi Torrents (diecinueve años) ha sido quinto con 7:57.97 minutos, por delante de Sebas Martos (7:58.98).

Kevin brilla en un 800 europeo

El 800 de Sabadell era una de las pruebas que habían generado mayor expectación y no defraudó en absoluto: el polaco Adam Kszczot, vigente subcampeón mundial de la distancia, ganó con 1:46.31 minutos y con no demasiada holgura por delante del sevillano Kevin López, que con 1:46.58 reventó su marca de la temporada y se volvió a presentar como uno de los más firmes candidatos a volver a subir al pódium en el europeo de Belgrado. Esta temporada, el sevillano había corrido en 1:47.04 minutos.

De la magnífica carrera de Kevin López a un auténtico overbooking del 800 español de cara a Belgrado: el alicantino Daniel Andújar fue cuarto con 1:47.16 (mínima), lo que junto a los 1:47.57 del salmantino Álvaro de Arriba hace unos días en Antequera coloca al tridente español muy bien posicionado en la búsqueda de una medalla en el próximo europeo. Ejerció de liebre el joven Javier Delgado, internacional el año pasado en 400 metros vallas.

Marc Alcalá marca la pauta

Es el hombre a seguir en el ‘milqui’ este invierno: el catalán Marc Alcalá se impuso en los 1.500 metros con una estupenda marca de 3:39.99 minutos, mejorando en tres segundos su mejor registro del año y certificando su buen estado de forma de cara al euroindoor, colocándose cuarto en el ránking europeo Una carrera en la que otro español se sumó a la lucha por una plaza internacional consiguiendo la mínima: Alberto Imedio, segundo con 3:40.92 minutos.

Mauris Castillo fue cuarto con 3:43.21, rozando la mínima, y David Bustos volvió a mostrar dudas este invierno en quinta posición con 3:43.50. Y un buen susto se debió llevar el gallego Adrián Ben Montenegro al ver peligrar su récord nacional junior: el andaluz Ignacio Fontes corrió en 3:43.94 minutos, a un segundo escaso de la plusmarca que el atleta del FC Barcelona consiguió hace unos días en Madrid.

Titán Borja Vivas

Su mejor versión en el momento más oportuno. Después de un verano amargo y de un invierno amagando, el de Málaga volvió a desenroscar el brazo y envió los siete kilos y pico hasta unos 20.41 metros que le colocan noveno en el ránking europeo de la temporada, y por encima de la barrera de los veinte junto con Carlos Tobalina. Hasta ahora, Borja Vivas sólo había podido enviar el peso hasta 19,90 metros.

Vivas encabezó una competición de estupendo nivel para el lanzamiento de peso español: el balear José Ángel Pinedo, que despuntó en categorías menores, enviaba la bola hasta 18.64 metros, veintitrés centímetros por delante de Alejandro Noguera. En su regreso a las pistas, ‘Jotas’ Otega Rozalén superó la línea de los diecisiete metros.

Varias españolas que ya tienen en su poder la mínima para ir a Belgrado han competido en Sabadell: Caridad Jerez ha ganado las vallas con 8.38 segundos (ya ha corrido en 8.14 este año), Yidiel Contreras la prueba masculina con 7.83 y Cristina Lara la distancia lisa en 7.47 segundos (ha hecho 7.41 esta temporada). El mostoleño Ángel David Rodríguez, que este año ya ha corrido en 6.75 segundos, ha sido tercero con una décima menos.

Esther Guerrero, una de las sensaciones del mediofondo español este invierno, ha dado una magnífica imagen siendo segunda con 2:02.38 minutos, sólo por detrás de la etíope Tigist Ketema: este año, la catalana tiene la mínima para ir a Belgrado con los magníficos 2:01.71 minutos que consiguió hace dos semanas en Boston y que la colocan como segunda española indoor de todos los tiempos, a dos segundos del estratosférico récord nacional (1:59.52) de Mayte Martínez. Por detrás muy interesantes los 2:04.70 de la andaluza Natalia Romero en quinta posición, en su momento doble campeona de España de 400 metros.

El 400 español también tuvo oportunidad para mostrar su magnífico estado de salud: ganó el subcampeón olímpico de Londres, Luguelín Santos (46.72) con Mark Ujakpor (47.11) y Samuel García (47.39) pisándole los talones. Son dos de los españoles que, junto con Óscar Husillos, tienen mínima para ir a Belgrado: en la serie anterior, el canario Darwin Andrés Echeverry ganó con 47.32 segundos, tres centésimas delante del toledano Lucas Bua.

Los más jóvenes también tuvieron su hueco entre la nómina de ganadores y grandes marcas: la junior Meritxell Benito ganó la pértiga con 4.01 metros y la juvenil Jael Bestué estrenó su récord juvenil de 200 con 7.62 en el sesenta. En longitud, Juliet Itoya ha sido segunda con 6.37 metros.

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.