El 226ERS Vitamin D3 es otro de los suplementos nutricionales que 226ERS ha desarrollado para facilitarnos la vida, no solo en nuestra faceta deportiva, sino también en nuestro día a día como ya ha hecho con otros productos como el 226ERS Vegan Vitamin+ o el 226ERS Vegan Symbiotic Complex.

Es un producto muy sencillo, simple y que va directo al grano pues contiene únicamente vitamina D3 y un poco de aceite de oliva virgen extra para ayudar a la asimilación de esta vitamina liposoluble tradicionalmente conocida como ‘la vitamina del sol’. Se la conoce así porque la produce nuestro organismo de manera endógena (por sí mismo), principalmente, cuando la piel se expone al sol.

Sin embargo, con la edad vamos perdiendo una buena parte de esa capacidad de generación (de esta y otras vitaminas) y, como ha aumentado tanto el riesgo de cáncer de piel, cada vez nos protegemos más de la radiación solar con lo que también baja el ritmo de producción de la vitamina en nuestro cuerpo.

Son muchos los alimentos en los que podemos encontrar esta vitamina (pescados grasos como la trucha, salmón, caballa, hígado, yema del huevo…), pero en pocos se presenta de forma natural, de ahí que muchas veces se complementen los productos comerciales con esta vitamina. Seguro que en muchas de las cosas que compráis aparece el mensaje de “con Vitamina D añadida” o algo similar (apuesto a que lo pone en el cartón de leche).

Por lo tanto, es posible que, en determinadas ocasiones de déficit por alimentación inadecuada, patologías o enfermedades, épocas en las que no vamos a tener una exposición solar suficiente o, por una mayor demanda por estar machando el cuerpo con entrenamientos cañeros, tengamos que tomarla y ahí es donde juega un papel muy importante el 226ERS Vitamin D3.

No olvidemos que esta vitamina la necesitamos para el correcto funcionamiento del sistema inmunitario, para el sistema musculo esquelético y además es clave en la absorción del calcio y fósforo.

El 226ERS Vitamin D3 al detalle

En cada bote de 226ERS Vitamin D3 hay 120 cápsulas tipo softgel de gelatina bovina (esto hace que no sea un producto apto para vegetarianos ni veganos) que contienen en su interior 100 microgramos de vitamina D3 que equivalen a 4000 Unidades Internacionales (UI) y 491 miligramos de aceite de oliva virgen extra.

El aceite de oliva virgen extra que contiene (AOVE, nade de aceites cutres o de menos calidad, algo que no habría cumplido los altos estándares de calidad de esta empresa alicantina especializada en nutrición deportiva) está ahí para facilitar la asimilación de la vitamina D3 que, como seguramente sabéis, es liposoluble (necesita la presencia de grasas para que se pueda asimilar).

La cantidad de vitamina D3 equivale a 20 veces la cantidad diaria recomendada pero, tranquilo, que no pasa nada porque la toxicidad se considera que empieza a partir del consumo continuado por encima de las 10000 UI, es decir, dos cápsulas y media. Por lo tanto, si sigues la pauta recomendada de una al día, no hay riesgo alguno.

En principio, da igual cuando tomes la cápsula recomendada como dosis diaria, no importa si es en ayunas o mezclada con otros alimentos y no he encontrado un consenso claro y contundente, así que optaría por tomarla en el momento en el que nos garanticemos que no se nos va a olvidar. En mi caso, en el desayuno, que es cuando engullo la ronda de pastillas que toque tomar según la época del año, objetivos, enfermedades, etc.

No tengo mucho que decir sobre su sabor porque, como es una cápsula de reducidas dimensiones y desliza con facilidad por la garganta si la tomas con un poquito de líquido, ni te enteras al tomarla. Además, en el hipotético caso de que pasara algo raro y la mordieras o tuvieras un poco de reflujo, como mucho notarías en la boca un poco de aceite de oliva, lo que no debería plantear ningún problema.

¿Se nota algo con la toma del 226ERS Vitamin D3? Pues, si te soy sincero, no, pero no porque no haga su función sino porque no tengo la forma de comprobarlo y porque en el tiempo que he estado tomándolo para esta prueba no me ha coincidido con ninguna analítica que me hubiera permitido controlarla de una forma un poco más detallada.

Ahora, estoy seguro de que sí hace su función y, de hecho, no sería la primera vez que recurro a un suplemento de vitamina D3, generalmente por recomendación médica, casi siempre, en épocas invernales con mucha carga de entrenamiento y en épocas en las que, aunque he entrenado poco, he estado prácticamente enclaustrado empollando y clavando codos casi durante las 24 horas del día.

Así que, por lo que a mí respecta, ni te lo recomendaré ni te lo aconsejaré porque es algo que depende de lo que dictamine un especialista basándose en lo que te analice pero, si tras ese estudio dictamina que debes suplementarte con vitamina D3, este 226ERS Vitamin D3 me parece una opción a tener muy en cuenta… Salvo que seas vegetariano, claro.

#FeedYourDreams

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.