calcetines-medias-compresivas-braga-bioceramic

Terminamos el repaso de los productos de Bioceramic echando un vistazo a su gama de accesorios, donde encontramos dos tipos de calcetines, unos en versión “normal” y otros en versión de compresión, y una braga. Todos ellos tienen tejido biocerámico en su composición, por lo que comparten gran parte de las propiedades de las que hemos ido hablando en las pruebas a fondo de la camiseta de manga corta Sporty y del conjunto Healthy, adaptándolas a las especificidades de estos accesorios.

Calcetines

calcetines-bioceramic

Los pies son una de las zonas que más sufren, ya no sólo cuando corremos, sino en el día a día, así que no podían faltar los calcetines en la gama de productos de Bioceramic, ya que el rendimiento que dan las fibras que utilizan van como anillo al dedo para lo que se requiere a una prenda como ésta. Están confeccionados con una gran cantidad de tejido biocerámico (90% Poliéster, 5% Poliamida, 5% Elastómero) y son muy elásticos, de hecho, la talla que me llegó es una menos que la mía y los he podido usar sin demasiados problemas.

calcetines-bioceramic-estirandose

Amén de todo lo comentado de los FIR, merced a sus tejidos, cumplen con todos los requisitos que se le podrían (o deberían) poner a unos buenos calcetines: antibacterianos (que no permitan que se creen bacterias que hacen que huelan mal), antifúngicos (que no permitan que proliferen los hongos), buena gestión de la temperatura y la humedad, etc., a la que añade algunas de las específicas de sus fibras, como el tener ciertas propiedades antiinflamatorias; según estudios de la marca, aumentan y mejoran la circulación, disminuyendo la posible inflación y ayudando a la recuperación.

Por supuesto, no tienen costuras y además se han confeccionado con un acolchado interior de un rizo muy generoso que recorre toda la planta del pie y se extiende también a la parte trasera del talón y toda la puntera, tanto por debajo como por encima de los dedos, con lo que son relativamente gruesos. En la zona superior, se ha recurrido a un tejido más fino, aunque sigue siendo más grueso que lo que hay en muchos calcetines aunque, tal y como gestiona la temperatura y la humedad gracias a su composición, no hay que tener miedo de que se nos puedan acalorar o encharcar los pies. El tejido de la zona superior no es todo uniforme, sino que en la zona del empeine es de un entramado que le permite elasticidad en todas direcciones, mientras que al llegar a la zona donde más o menos acaba la cordonera de las zapatillas (donde se produce la “doblez” del pie), se pasa a un tejido de rayas verticales.

calcetines-bioceramic-esquema-vistas

Los he estado usando con el frío de estas fechas y he aprovechado a usarlos en los días en los que he enganchado temperaturas asequibles y, para complicarlo un poco más, he recurrido a zapas algo más calurosas, pero nada, se han defendido bien en todas las situaciones, tanto calurosas como frías.

Como hemos visto antes, son muy elásticos con lo que quedan perfectamente sujetos aunque, por si pudiera fallar esto, llevan un elástico de un par de centímetros a mitad del pie que le da la vuelta y da además cierto soporte en el arco. La altura del tobillo es de unos seis centímetros (ligeramente por encima del tobillo) y prácticamente toda la caña es el propio elástico que lo sujeta, unos cuatro centímetros, lo que permite que no sea necesaria mucha presión para fijarlo.

Tal como he comentado, son bastante gruesos, lo que los hace muy cómodos a priori para quien guste de calcetines acolchados, si se busca protección ante los impactos (planta del pie, puntera, talón y aquiles). El rizo es de un tacto muy agradable y ayuda a que apenas haya fricción, con lo que se disminuye mucho la probabilidad de aparición de rozaduras o ampollas, pero es algo que puede producir cierta sensación de agobio en algunas personas que no gustan de ese tipo de calcetines tan gruesos y, en cualquier caso, se debe tener en cuenta de cara al espacio adicional que necesitan en las zapatillas porque si uno gusta de llevarlas ajustadas o si por ejemplo va a usarlos con zapatillas de competición que le queden justitas, pueden producirle demasiada opresión.

Están disponibles en tres tallas, únicamente en una altura y en colores blanco y negro.

Lo que no me ha gustado es que venían con bastantes hilillos sueltos en el interior, así que me he tenido que entretener un buen rato cortándolos porque eso, al final no sirve más que como fuente de tirones que acaban deshilachándolos tras algún enganchón al ponerlos, sobre todo si el hilo no está suelto de uno de los dos extremos.

Conclusión: Calcetines elaborados con gran cantidad de tejido biocerámico, ligeramente por encima del tobillo, muy elásticos, que gestionan bastante bien la temperatura y la humedad pero que destacan sobre todo por ser muy acolchados, relativamente gruesos y de un tacto muy suave. Muy recomendados como calcetines para largas tiradas y para quien busque protección ante los impactos gracias al acolchado o ante las rozaduras y ampollas gracias al suave rizado interior.

Precio: 27 € (en la tienda online de Bioceramic).

Medias compresivas

pantorrilleras-bioceramic

Si alguno habéis empezado a leer por este apartado, vais a tener que retroceder un poco y empezar a leer el de los calcetines porque estas medias compresivas tienen toda la parte del pie exactamente igual que ellos así que no vamos a repetir lo que acabamos de escribir en el apartado anterior, sino que vamos a ver sólo la parte de la pantorrilla que, como es lógico, es diferente ya que en los otros no existe.

En la zona en la que en el calcetín empezaba el elástico de cuatro centímetros, en las medias compresivas se pasa a un tejido en forma de rejilla que permite elasticidad en vertical casi sin oponer resistencia pero que en horizontal opone la tensión necesaria para la compresión que se le espera a esta prenda. El remate superior es mediante un dobladillo de dos centímetros, suficiente junto con la propia presión de la caña para que no se desplacen nada (aunque quizá la aumentaría un poco para que queden algo mejor sujetos).

pantorrilleras-calcetines-bioceramic

Es una compresión intermedia que quizá se percibe algo mayor de lo que es por el grosor del tejido. Está a mitad de camino entre el tejido acolchado de la planta del pie y el más fino de la parte del empeine. La altura es estándar y, aunque están sólo en tres tallas (según la talla del pie), no deberían dar problemas para amoldarse a cualquier tipo de pantorrilla ya que a lo ancho no comprimen demasiado y, en vertical, ceden muchísimo. Dependiendo de lo que busque cada uno, las encontrará mejores para unos u otros usos ya que, por ejemplo, no gustará al que busque una compresión de la que poco menos que le estrangula los gemelos o al que quiera algo muy finito y fresco para el verano, pero sí pueden gustar mucho a quienes quieran algo con una compresión más liviana para poder llevarlo durante más tiempo o quieran algo con un tacto suave y que de cierto calorcete.

También son muy útiles, por supuesto, como prendas de recuperación, para utilizar en largas caminatas o para llevarlos puestos durante muchas horas en el día a día. Lo que no me ha gustado es la facilidad que tienen para los enganchones, lo que las hace poco recomendables para utilizar por el monte o en trail running. Y, a modo de curiosidad, me ha llamado la atención que no son de tubo sino que tienen una especie de costura en la parte central trasera que, por supuesto, ni se nota.

Conclusión: Calcetines de compresión media, elaborados con tejido biocerámico, muy elásticos, relativamente gruesos (tanto en el calcetín como en la pantorrilla) y muy acolchados y suaves en las partes más sometidas a impactos o rozaduras. Recomendados para quien quiera compresiones medianas para poder llevaros durante bastante tiempo, ya sea durante la actividad deportiva o como calcetín de recuperación.

Precio: 38 € (en la tienda online de Bioceramic).

Braga Healthy

braga-bioceramic

En la gama de accesorios de Bioceramic, además de los dos calcetines que acabamos de ver (normales y de compresión), también disponen de una braga elaborada con el mismo tejido de las prendas Healthy, gama que incluye mallas y camisetas como las que analizamos hace poco en la prueba de la camiseta de manga corta y malla larga Healthy.

Al ser de la gama Healthy, tiene 82% de tejido biocerámico y el resto Lycra (130gr/m² 18% EA Lycra® Power 82% Poliéster Ekynox®) aunque, por alguna razón, la noto como si tuviera una densidad mayor que la camiseta y la malla larga y se parece más a la camiseta de manga corta Sporty que estuvimos analizando. Esto me parece una ventaja y diría que es mejor con esta densidad porque así tiene algo más de cuerpo y queda mejor colocada si la vamos a usar durante el ejercicio, ya que corriendo se bambolea menos, aguanta mejor los tirones, etc.

Teóricamente, siendo de la gama Healthy, está pensada para ser utilizada como prenda de descanso, para recuperación tras el ejercicio y demás pero yo la he estado usando como si fuera una braga como cualquier otra y creo que puede dar mucho más juego del que se le promulga desde la marca. Como prenda “estándar”, es decir, como braga para utilizar simplemente para abrigarse con ella, funciona mejor que las típicas “de cuatro duros” de lycra o algodón que casi todos tenemos porque es más calentita y no coge olores. Esto parecerá una chorrada pero no es tontería porque, aunque no sudemos como cuando hacemos ejercicio, ¿a que todo el mundo tira de colonias diferentes y al final queda la bufanda o la braga con una mezcla de olores que ya no se sabe ni a qué huele? Pues eso, mejor si no los coge tan fácilmente, ¿no? Además, se seca rápido cuando la lavamos.

Como prenda de recuperación, no me atrevo a dar una opinión contundente porque, al contrario que con la camiseta de manga corta y malla larga Healthy, no queda completamente ceñida al cuerpo, así que no tengo criterio claro. Ahora, como prenda para utilizar durante la actividad deportiva, sin duda va de muerte y, al igual que ya he comentado para alguna otra braga que hemos analizado en foroatletismo.com, merece la pena invertir un poco en una prenda mejor que las cutres salchicheras porque lo agradeceremos cuando estemos usándola en condiciones climáticas adversas.

La he usado mucho tanto corriendo como en la bici y gestiona muy bien tanto la temperatura como la humedad que generamos con el sudor y vaho de nuestra respiración, es decir, es bastante calentita y no se queda empapada con el sudor, haciendo que el aire exterior que entra llegue frío. Además, es suficientemente gruesa y el elástico lo suficientemente tenso como para que quede puesta en el sitio en el que la dejamos y que podamos andar poniéndola y quitándola sin que vaya deformándose (y si se deforma, tras el lavado, recupera su forma original).

braga-bioceramic-2

Está en una única talla y no es excesivamente elástica (diría que crece como mucho un 20%) pero cubre perfectamente todos los posibles usos y, como acabo de comentar, el tema elástico es una ventaja, ya que así no se da mucho de sí y queda bien sujeta. Me ha parecido curioso que no es una prenda de subo sino que es un panel con una costura que une los dos extremos. Y un punto que también me ha gustado es el remate de los bordes, que creo que es mejor que el de las mallas y las camisetas ya que, aunque es un simple dobladillo de algo más de un centímetro, la costura interior utilizada es más contundente que la de las otras prendas y no se me ha roto ningún hilillo, a pesar de haber ido dándole algún que otro tironcete al ponerla o quitarla.

Conclusión: Una braga de grosor intermedio, con tejido biocerámico, que funciona muy bien como prenda de abrigo para cualquier tipo de actividad (deportiva o no), bastante calurosa, que expulsa bastante bien el agua y que al no ser demasiado elástica y bastante gruesa, queda perfectamente puesta allá donde la hayamos dejado. Teóricamente, destinada al uso como prenda de recuperación y relax pero creo que da mejor rendimiento como prenda para utilizar durante actividades deportivas cuando hace frasquete..

Precio: 24 € (en la tienda online de Bioceramic).

1 Comentario

  1. Amplio información después de seguir usando ambas prendas varias semanas tras la prueba…
    – La braga funciona de muerte y como es larga, da para ponérsela como se quiera. Quita muy bien el frío incluso en la bici y no te agobia por calor.
    – Los calcetines son muy mullidos aunque no sé qué tal irán en verano cuando pegue fuerte el calorazo.
    – Las medias apenas comprimen, las uso sólo como recuperación o si quiero aprovecharlas para dar calorcito al correr. Quizá había que intentar hacerlas un poco más finas para al verano.

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.