En febrero de 2012, Nike introdujo en el mercado la tecnología Nike Flyknit, un avance en el diseño del upper de la zapatilla en el que se pretendía conseguir más ligereza al mismo tiempo que se mejoraba el ajuste, ayudando así a la que la zapatilla se adaptara al pie durante la pisada. El resultado fue doble, por una parte se lanzó la Nike Flyknit Racer, una zapatilla diseñada de cara a los Juegos Olímpicos de Londres y que el atleta estadounidense Dathan Ritzenheim llevó en la final de 10.000m para acabar 13º con una marca de 27:45.89. Por otra parte, la Nike Flyknit Trainer se pudo ver en los pies del equipo estadounidense en los Juegos y resultó un éxito de ventas en la segunda mitad del año pasado.

Es ahora, en la primavera de 2013, cuando se va a introducir este tecnología en una zapatilla para que todos los que vamos a ritmos más tranquilos podamos disfrutarla. La encargada de incorporarla será la nueva Nike Flyknit Lunar1+, una zapatilla que tiene una estructura para proporcionar apoyo y amortiguación al mismo tiempo que, por qué no decirlo, permite lucir un estilo vistoso.

A primera vista, el modelo es bastante flexible y el Nike Flyknit hace que el upper sea muy transpirable. No sabría decir si está hecho de un sólo hilo, pero lo parece. Al peso es bastante ligera (a la espera de saber el dato exacto) pero, como se combina con las tecnologías Lunarlon y Flywire, las primeras impresiones son de buena amortiguación y respuesta eficaz en la salida del talón. Como viene haciendo la marca en los últimos años, la zapatilla tiene una plataforma neutra que puede funcionar para pronadores leves, neutros o supinadores.

La gama de colores que ha lanzado Nike para esta zapatilla es bastante variada y llamativa.

2 Comentarios

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.