Antes de la competición o al comenzar una sesión de entrenamiento, nos encontramos con la necesidad de incrementar la capacidad de trabajo progresivamente, ya que después del descanso prolongado y debido a la inactividad, el organismo se encuentra en un estado de laxitud, de falta de tonicidad, de apatía y pereza, sensaciones que debemos vencer con un buen calentamiento antes de encontrarnos activos.

De todos los estudios revisados en la bibliografía, el 65%, concluyen que el calentamiento beneficia la actividad posterior del deportista y un 35% afirman que el calentamiento no influye en la performance conseguida con posterioridad. En este punto hay que resaltar que no hay ningún estudio que indique que el calentamiento perjudica la performance posterior si está bien realizado. La mayoría de los deportistas de élite e importantes fisiólogos, están de acuerdo en que es necesario el calentamiento y que los estudios que se muestran indiferentes en cuanto a sus ventajas es porque han sido realizados con una mala metodología en cuanto a la selección de los ejercicios o su aplicación. Un buen calentamiento debe poseer ejercicios de estiramientos, de movilidad articular, ejercicios que suban las pulsaciones y ejercicios de fuerza.

Son dos los principales efectos negativos de no realizar el calentamiento

Por una parte, el aumento de la vulnerabilidad a lesionarse. El calentamiento es uno de los factores internos más importantes para la prevención de lesiones. Gracias al calentamiento, la temperatura corporal disminuye la viscosidad muscular, lo que incrementa la elasticidad de los músculos, tendondes y ligamentos. Por ejemplo, un músculo estando frío tiene mayor rigidez articular y se contrae de forma lenta e incompleta, retrasando el movimiento y perjudicando la coordinación que resulta imprecisa. Por lo que un músculo no calentado, ante tracciones violentas, tiene más riesgo de desgarros de fibras musculares, lesiones articulares, ligamentosas, tirones musculares y a las contracturas tan temidas por todos.

Hay que ser consciente de que a nivel orgánico y funcional la activación cardiorrespiratoria que provoca el calentamiento, hace que el salto brusco del reposo a la intensidad del ejercicio se suavice, haciendo  a su vez que los mecanismos de adaptación rápida o aguda del organismo sean más seguros, muy importante tenerlo en cuenta si queremos hacer series o esfuerzos explosivos.

En segundo lugar, al no calentar, no te podrás preparar debidamente tanto física como fisiológica y psicológicamente para la parte principal del entrenamiento o en competición.

Un corredor que no tenga como hábito realizar el calentamiento, no podrá incrementar su coordinación para la actividad posterior por lo que estará menos predispuesto al aprendizaje que un corredor que si haya calentado. Por otro lado, el que se salta el calentamiento tendrá menor motivación y autoconfianza y prestará menos atención. A corto plazo, calentar disminuye el estado de ansiedad y fatiga inicial, refuerza la motivación intrínseca, actúa como un mecanismo de desviación del estrés precompetitivo y si el atleta está acostumbrado a realizarlo, se vuelve una práctica imprescindible.

El calentamiento predispone psicológicamente al deportista para el esfuerzo posterior por el incremento del grado de concentración, motivación y autoconfianza, como se ha dicho anteriormente, pero además, en competición, disminuye la ansiedad desviando el estrés de la competición y mejorando la capacidad de anticipación. En cuanto al rendimiento, todos los efectos fisiológicos, nerviosos y psicológicos del calentamiento hacen que se mejore el rendimiento en sus diferentes facetas: se aumenta el rendimiento de las capacidades físicas básicas a través de los beneficios fisiológicos y motores, de las capacidades coordinativas a través de los beneficios nerviosos y de las capacidades psicológicas, debido a la mayor motivación, concentración, atención y autoconfianza.

Más en Foroatletismo | Cómo hacer el calentamiento.

2 Comentarios

  1. Tengo 46 años y llevo 6 meses saliendo a correr,empecé con 106 kg.y 1,76cm de estatura y en la actualidad estoy en 95 kg, siendo capaz de recorrer entre 12 y 15 km. cuatro días por semana (quien me lo iba a decir)..(eso sí… obedeciendo a la formula de karvonen)en mi caso a 140 de FC por que todo lo que sé es que se debe de ganar fondo. Pero….hasta cuando debo de estar haciendo fondo?.Convienen las series? en fín que debo hacer para mejorar?.
    Si alguien puede contestarme se lo agradezco de antemano. Muchas Gracias.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.