En este capítulo se va a describir un fenómeno poco conocido y que puede pasar desapercibido en la práctica clínica habitual y que es corriente en la población, pero en los corredores más aun debido a la exigencia del pie durante la carrera: es el síndrome de la triada de dolor de talón (en inglés se le denomina heel pain triad).

En la triada del dolor de talón se combinan tres estructuras que son causantes del dolor de talón, siendo una la fascitis plantar, otra la insuficiencia del tendón tibial posterior y, por último, el síndrome del túnel del tarso (atrapamiento del nervio tibial y sus ramas nerviosas terminales).

Este síndrome puede ser causado por la lesión de diferentes estructuras e incluso ser un síntoma secundario a una enfermedad sistémica como es la espondiloartritis, una enfermedad reumática, por lo que se deberá tipificar muy bien cuál es el origen del dolor en el talón.

¿Cómo se desencadena la triada de dolor de talón?

Parece que todo empieza por la afectación de la fascia plantar, produciéndose una fascitis plantar. Las fascitis plantar es una patología con etiología multifactorial, en la cual los aspectos biomecánicos parecen los más concluyentes, siendo el sobrepeso, el retropié valgo estático y/o dinámico, el descenso del arco longitudinal medial los que podrían intervenir en el fracaso del soporte, tanto estático (fascia plantar) como dinámico (tendón del tibial posterior), el cual es un importante sostén activo del arco longitudinal medial del pie.

La suma del fracaso de la fascia plantar y el tendón del tibial posterior podría provocar un retropié y, como consecuencia, un aumento en la tensión del nervio tibial y sus ramas, dando a su irritación y compresión en su túnel (síndrome del túnel del tarso). triada-dolor-talon-esquema-evolutivo

Esquema evolutivo de la triada de dolor de talón

Este enfoque puede ser una ayuda para entender la complejidad del dolor de talón, para que el tratamiento sea lo más certero posible y barajando la posibilidad que el dolor de talón no solo puede ser un fascitis plantar sino otra lesión o suma de varias lesiones, como es la triada del dolor de talón.

El diagnóstico del dolor de talón es complejo de hacer y gran parte será la experiencia del profesional aunque, en el caso de la fascitis plantar y tendón del tibial posterior, sí es útil la ecografía o resonancia magnética y, para valorar un posible atrapamiento del nervio tibial o alguna de sus ramas, se puede utilizar la electromiografía, aunque en la gran mayoría de los casos esta prueba no es sensible a esta región anatómica.

Por lo tanto, de las tres estructuras involucradas en la triada del dolor de talón, la más compleja de diagnosticar es el atrapamiento del nervio tibial o alguna de sus ramas nerviosas terminales, ya que no hay una prueba concluyente que confirme la lesión. Así que para el diagnóstico de este fenómeno, también denominado síndrome del túnel del tarso, es fundamental la experiencia del especialista.

En la exploración para detectar este síndrome se utilizarán test funcionales y pruebas complementarias, como el estudio de la pisada, la ecografía, resonancia magnética y fundamentalmente la experiencia del especialista.

triada-dolor-talon-estudio-pisada

Estudio de la pisada con plataforma de presiones.

triada-dolor-talon-ecografia

Ecografía de la fascitis plantar (imagen izquierda) y tenosinovitis del tibial posterior (imagen derecha).

Tratamiento

El tratamiento de la triada del dolor de talón contempla el abordaje las tres estructuras nombradas anteriormente (fascia plantar, tendón del tibial posterior y nervio tibial posterior con sus ramas).

Los tratamientos utilizados para esta lesión son fisioterapia, plantillas personalizadas, fortalecimiento de la musculatura, ejercicios de propiocepción, infiltraciones con plasma rico en plaquetas, Orthokine, colágeno, EPI o EPTE, vendajes funcionales, ondas de choque y, en último recurso, cuando el tratamiento conservador ha fracasado se realizará cirugía.

Conclusión

El dolor de talón es una entidad muy compleja que hay que estudiarla con suma precaución, descartando las diferentes posibles enfermedades que puede ocasionar el dolor de talón y estudiando en su conjunto al paciente.

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.