Si practicas deporte y estás pensando en incorporar a tu alimentación la suplementación de aminoácidos ramificados (BCAA) a tu alimentación es posible que encuentres cosas muy útiles entre los tres productos de Foodspring de los que hablamos en este artículo.

Aunque la gama Foodspring Aminos no existe como tal dentro del catálogo de productos de esta marca alemana especializada en nutrición deportiva, nos ha parecido interesante agruparlos bajo esa denominación porque con ellos podemos cubrir una gran parte de los usos típicos de este tipo de suplementos deportivos.

Con los Foodspring Energy Aminos tenemos a nuestra disposición un pre entrenamiento sencillo a la vez que completo con un conjunto de pluses que veremos más adelante al tratarlo en detalle, los Foodspring Recovery Aminos son más bien para el «después de”, para ayudar a la recuperación post ejercicio y, finalmente, los Foodspring BCAA vendrían a ser unos aminoácidos ramificados de propósito general, para poder utilizarlos un poco como comodín, en cualquier momento, circunstancia, lugar…

Los tres Foodspring Aminos siguen la filosofía de la marca de centrarse en lo natural antes que en lo sintético, son productos vegetarianos, aptos para veganos e incluyen solo lo que realmente es necesario sin por ello dejar de ir dotados de un valor añadido o diferencial respecto a otros productos similares de otras marcas.

Los tres llevan proporción 2:1:1 de l-leucina:l-isoleucina:l-valina pero las cantidades que incorporan en el producto son diferentes y dependen de su propósito además de que «colaboran» con diferentes compañeros: el Foodspring Energy Aminos incluye cafeína, pimienta, beta alanina, l-arginina y l-citrulina mientras que el Foodspring Recovery Aminos se complementa con l-glutamina y en los Foodspring BCAA encontramos vitaminas B5 (ácido pantoténico) y B6 (riboflavina).

Como comentamos casi siempre que hablamos de este suplemento nutricional, no hay un consenso categórico a la hora de valorar sus efectos y beneficios pero, si después de haberlos sometido a tantas críticas y revisiones, todavía siguen ahí, resistiendo los envites y además son capaces de seguir recibiendo la valoración positiva de numerosas publicaciones de fuentes reputadas como Pubmed o el Instituto Australiano de Deporte (AIS) los mantiene dentro del Grupo B (Suplemento Bajo Consideración), algo tendrán de bueno, ¿no?

Pero, bueno, esas discusiones corresponden a otros foros y tienen otros alcances así que volvamos a lo que nos interesa ahora que es darle un buen repaso a estos tres productos de aminoácidos.

Por cierto, antes de ponernos con ellos, os recuerdo que Foodspring tiene una amplia gama de productos, no solo puramente deportivos sino también para servirnos de mucha utilidad en nuestro día tal y como ya os comentamos cuando estuvimos analizando sus barritas energéticas.

Foodspring Energy Aminos (pre entrenamiento)

Empezamos por los FoodSpring Energy Aminos, diseñados con el «antes de” en mente y, de hecho, muchos los enmarcan dentro de la categoría de productos pre entrenamiento.

El sitio en entre ese grupo de productos se lo ganan a pulso ya que, además de los tres aminoácidos ramificados típicos (l-leucina, l-isoleucina y l-valina) en proporción 2:1:1, incorporan cafeína, pimienta, l-arginina, l-citrulina y beta alanina.

La forma de preparación propuesta por la marca es mezclar 20 gramos de polvo (o un sobre si habéis optado por las monodosis) con 400 mililitros de agua lo que os aportaría unas 68 kcal debidas más bien a la carga proteica que a los hidratos de carbono que no llegan ni a los dos gramos.

En esa toma van nada menos que 200 gramos de cafeína así que cuidadín a la hora de integrarlo con el resto de productos que toméis y, sobre todo, si estáis pensando en usarlo por la noche.

Personalmente, me parece un pelín alta esa cantidad de estimulante y habría optado por la mitad o incluso menos para dotarlo de una mayor versatilidad pero la verdad es que, para quien quiera recibir un buen empujón o lo vaya a usar por la mañana nada más levantarse va genial. De hecho, esa cafeína no sólo nos ayuda a ponernos alerta sino que también acelera el metabolismo general con lo que se asimila más y mejor el resto de sustancias.

De los BCAA irían unos 6 gramos, tres de ellos l-leucina y 1’5 gramos de l-isoleucina y otro tanto de l-valina. Cantidades que no son ni buenas ni malas ya que eso depende del resto de factores (qué vamos a hacer, quién lo está tomando, cuál es el objetivo…) pero que, para un pre entrenamiento parece bastante versátil y sensata y que permite garantizarnos que empezamos el ejercicio con los depósitos adecuadamente cargados para estar un buen rato machacándonos.

La beta alanina es uno de los suplementos a los que más se recurre para los ejercicios explosivos y de fuerza pero desde hace tiempo también se utiliza para deportes de resistencia, así que viene de perlas.

No obstante, cuidadín a la hora de tomarlo porque es harto probable que notéis el típico picorcillo en las manos (parestesia), sobre todo, si tomáis el Foodspring Energy Aminos en ayunas ya que los 2’6 gramos de beta alanina os harán bastante efecto. Este picorcillo no acarrea ningún problema pero es una situación que puede sorprender si no estás acostumbrados.

Por último, tenemos los 4 gramos de l-citrulina y 2’6 gramos de l-arginina ambos encargados, grosso modo, de echarle un cable al organismo para que resista mejor y más tiempo a nuestros machaques.

No soy especialista en nutrición así que no tengo los conocimientos necesarios como para valorar con criterio científico las proporciones de estos nutrientes pero, hasta donde he podido investigar, parecen coherentes en general, con unas cantidades interesantes para poder usarlo como producto habitual en multitud de actividades, tanto entrenando como compitiendo y, en caso de criticarle algo, es de una forma bastante personal pues quizá le subiría un poco la cantidad de BCAAs y le bajaría algo la de cafeína (quizá también la de beta alanina para reducir la parestesia en las manos).

Se comercializa en botes de 400 gramos de polvo y en sobres monodosis de 20 gramos y está disponible en tres sabores, manzana, grosella negra y limón de los que hemos podido probar este último.

La preparación tal como lo recomienda la marca (20 gramos en 400 mililitros de agua) es muy fácil, incluso con agua muy fría y el polvillo se disuelve ipso facto, dejando un líquido nada espeso (parece simple agua) y no hace demasiada espuma (si lo preparas en un mezclador sí la hace de inicio pero en seguida desaparece).

No se le percibe el más mínimo olor raruno como pasa con algunos de los productos con BCAA pero tampoco desprende el típico olor cítrico que uno podría esperar en una bebida de limón y la verdad es que el sabor también es un tanto indefinido o, al menos, en este de limón yo no habría sido capaz de reconocerlo con los ojos tapados.

El tema del sabor es quizá el punto más flojillo aunque aquí matizaría que depende de cómo se valore o lo que se quiera. Si deseas tomarte algo que parezca un zumo y marque claramente el sabor no te va a hacer gracia, pero si lo que quieres es algo que te quite la sed, que se trague y digiera rápido, que no espese el agua, etc., entonces sí, va muy bien.

De hecho, el puntito amarguillo que le he notado creo que ayuda mucho a calmar la sed, como pasa con algunas bebidas de sabor pomelo.

En cuanto a los efectos, es algo difícil de medir con precisión con los medios que tenemos la mayoría pero apostaría a que, midiéndolo con precisión sí se notaría claramente el chutecillo que da la cafeína pasados 15-20 minutos y que, a partir de ese momento, es cuando empezaría a notarse cómo el resto de nutrientes favorecen el metabolismo energético.

Lo que sí se puede medir claramente es el tema del picorcillo por la beta alanina, en la cara y en zonas distales, sobre todo en zonas de piel más suave o, al menos eso es lo que a mí me ha pasado habitualmente cuando he tomado este suplemento.

De hecho, se nota más cuando se concentra la sangre en esas zonas: si haces el pino notas el picorcillo en la cara y cuello, si estás moviendo fuerte los brazos las manos tienden a sentir algo raro… Insisto, no es nada preocupante ni que te vuelva loco pero sí es bueno avisarlo porque, quien no está acostumbrado, se sorprende e incluso llega a preocuparse a veces.

Dependiendo de cómo vayas a tomarlo, ese casi medio litro puede ser un pelín de más o una cantidad ideal. Si es para por la mañana y sólo vas a tomar eso, genial y te permite incluso acompañar algo que vayas a comer (por ejemplo, barritas de proteínas, barritas energéticas o de proteínas…) pero si también te vas a tomar tu café, leche o lo que sea, al final puede ser demasiado líquido.

No obstante, esto tiene fácil solución porque perfectamente lo puedes empezar a tomarlo antes de entrenar y luego ir tomándolo durante el propio entrenamiento con lo que, de manera más o menos continuada, sigues metiendo un poco de aminoácidos ramificados, cafeína y demás nutrientes.

Por lo tanto, si estás pensando en un pre entrenamiento o en un suplemento sencillo a la vez que completo para antes de que te pongas a meterle caña al cuerpo y lo quieres en formato bebida, ten en cuenta el Foodspring Energy Aminos porque, como acabamos de ver, no va nada mal, sobre todo si es para darle uso por las mañanas.

Comprar Energy Aminos en Foodspring

Foodspring Recovery Aminos (post entrenamiento)

Una vez que hemos machacado a nuestro cuerpecillo toca pasar a la fase de recuperación y ahí es donde entran en juego los Foodspring Recovery Aminos que, además, han sido mis favoritos de esta terna de productos o, al menos, aquellos a los que más polivalencia le he encontrado.

La base sigue siendo la de aminoácidos ramificados en proporción 2:1:1 de l-leucina:l-isoleucina:l-valina y se acompañan de l-glutamina, formando una de las parejas más típicas que hay cuando uno piensa en algún tipo de recovery post ejercicio.

No obstante, como solo contiene estos dos nutrientes (cuatro si consideramos de manera individual cada uno de los tres BCAA), no lo consideraría un recuperador al uso y, para ese propósito recurriría a alguna bebida de recuperación que contiene otras cosas como hidratos de carbono, mayor carga proteica, vitaminas, sales, etc.

Se presenta también en botes de 400 gramos de polvo o en sobres monodosis de 20 gramos y la forma recomendada de preparación es análoga, es decir, mezclar 20 gramos de producto con 400 mililitros de agua.

Está disponible en tres sabores, granada, frutas del bosque y naranja y lo hemos probado en este último. Es un sabor suave, no marca apenas la naranja o el gusto cítrico y, de hecho, creo que no habría sido capaz de adivinar el sabor con los ojos tapados.

Lo bueno es que, gracias a ese sabor y a lo fácil que se disuelve incluso con agua fría y a que no espesa nada el agua, te lo tomas con muchísima facilidad y con muchas ganas, sobre todo si has tenido una sesión cañera.

De hecho, creo que ahí es donde radica una de sus fortalezas y recomendaría encarecidamente prepararlo con la proporción propuesta por la marca porque así te sirve también para medio obligarte a reponer líquidos. Eso sí, no estaría de más complementarlo con algo con cierta cantidad de sales como alguna cápsula, bebida posteriormente, etc.

El polvo es intermedio entre granulado y polvo fino, no se apelmaza nada y me ha llamado la atención que no hace demasiada espuma, algo que sí suelo ver en bebidas de recuperación con altas cargas de aminoácidos ramificados. Tampoco se le nota un olor fuerte, así que minipunto para los alemanes.

Pasando a la parte puramente nutricional, en cada toma de Foodspring Recovery Aminos (preparada con 20 gramos de producto) ingerimos unas 76 kcal que provienen de 7’4 gramos de hidratos de carbono (4’4 gramos, un 60% aproximadamente, corresponde azúcares) y 11 gramos de proteínas que incluyen la l-glutamina y los BCAA).

La cantidad de l-glutamina es de 6’6 gramos frente a los 4 gramos de BCAA por lo que hablamos de una proporción de 1’65:1, significativamente superior al 1:1 que parecía establecida como estándar de facto aunque cada vez es más habitual encontrar mayores proporciones de la primera (l-glutamina). De los 4 gramos de aminoácidos ramificados, la mitad (2 gramos) son de l-leucina y los otros dos son un gramo de l-isoleucina y otro de l-valina.

Se me hacen unas cantidades tirando ligeramente a bajitas, al menos, pensando en el Foodspring Recovery Aminos como una bebida puramente recuperadora, de ahí que la haya estado posicionando más bien como una bebida de complemento más que como recuperador principal.

Lo que sí me ha gustado mucho es lo rápido que se asimila (aquí juega a su favor el que los carbohidratos sean maltodextrina y la dextrosa) o, al menos, lo rápido que se traga y digiere y, de hecho, como he dicho antes, al no marcar mucho el sabor ni ser dulzón, casi ni te enteras de que te lo estás tomando. Además, calma mucho la sed así que otro punto positivo.

Por cierto, aunque no figure como nutriente en la tabla nutricional, también incorpora cierta cantidad de jengibre, también actor habitual en los suplementos post entrenamiento principalmente por su poder antioxidante.

Así que, como he comentado en varias ocasiones a lo largo del artículo, estamos ante un producto bastante polivalente y versátil diseñado para tomar con fines principalmente de recuperación.

Comprar Recovery Aminos en Foodspring

Foodspring BCAA (para cualquier momento)

Por último, tenemos los Foodspring BCAA que podrían ser el comodín del público ya que valen para prácticamente cualquier momento y situación en la que podamos necesitar este tipo de suplementación.

Se comercializa en botes que contienen 120 cápsulas vegetales que contienen en su interior, cada una de ellas, 600 gramos de BCAA (300 miligramos de l-leucina, 150 miligramos de l-isoleucina y 150 miligramos de l-valina), 0’215 miligramos de vitamina B6 (riboflavina) y 0’9 miligramos de vitamina B5 (ácido pantoténico).

Estas dos última vitaminas colaboran en los procesos del metabolismo energético favoreciendo la oxidación de hidratos de carbono y grasas además de participar también en los procesos de regeneración.

Como siempre, la dosis a tomar depende de cada uno y de lo que quiera hacer pero, de manera general, la marca especifica como dosis recomendada, cuatro cápsulas.  La cantidad de chicha (léase BCAA) que estaríamos ingiriendo se me antoja algo bajita pero hay que pensar en que ya hablamos de cuatro cápsulas, por lo que tampoco tiene mucho sentido plantearse subir mucho más la cantidad a ingerir.

Además, también hay que tener en cuenta que estamos hablando de un producto que probablemente esté pensado más bien como complemento que como producto principal y ahí sí que podría ser una buena baza el hecho de que las cápsulas no contengan muchos aminoácidos ramificados ya que te permite dosificarlos prácticamente al milímetro y no atiborrarte de ellos innecesariamente.

Las cápsulas son veganas y los aminoácidos ramificados se han obtenido a partir de granos de maíz, melaza de caña y guisante, por lo que son aptos para veganos.

No os dejéis engañar por el olorcillo que podáis percibir al abrir el bote porque al tragarlos no dejan ningún regusto, ni siquiera tomándolos con agua (o el líquido que sea). Tampoco deberían plantear ningún inconveniente para tragarlos porque las dimensiones estarían dentro de lo razonable.

Se digieren rápido y bien así que, como he dicho varias veces a lo largo del artículo, producto comodín que nos puede dar bastante juego, sobre todo, combinándolo con otros, si no a la vez, si en tomas a lo largo del día.

Comprar Cápsulas de BCAA en Foodspring

Rodrigo Borrego (Morath)
Rodrigo Borrego (Morath) es una de las referencias nacionales cuando se habla de pruebas de material deportivo, nutrición, entrenamiento, fisiología, … Ingeniero Informático y deportista vocacional, lleva toda su vida practicando deportes de resistencia: triatlón, trail running, natación, ...

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.