Brooks Glycerin 13

Si una marca lleva 13 versiones de uno de sus modelos debe de ser por algo bueno. Y es que Brooks sigue dando continuidad a una de sus zapatillas de referencia y con mejor acogida: las Glycerin. Brooks, una de las marcas con más creyentes en EEUU gana seguidores en España y es que cada vez es más normal salir a correr y ver que la gente confía en la marca americana. Y digo confía porque casi todos los que la prueban caen rendidos a sus pies y repiten.

Con un drop de 10 mm y un peso de 263 gramos en mujer, esta zapatilla neutra es la aspirante perfecta a convertirse en la trotadora de corredoras de peso medio-alto que estén buscando una zapatilla para el entrenamiento diario con buena amortiguación, flexible y con un aterrizaje suave y estable, perfecto si aterrizas de talón o mediopié y con una comodidad super agradable.

Tras unos cuantos rodajes, mis sensaciones han ido cambiando. Comencé por un “esta zapatilla no es para mí” al “me encantaría estar en pleno camino hacia el maratón para darles los kilómetros que se merecen”. En fin, sin más rodeos, paso a detallar las Glycerin 13 por partes.

Mediasuela y chasis

Brooks Glycerin 13 - Perfil interior

Hablamos de un modelo fiel a sus seguidores, un modelo sin grandes cambios drásticos en concepto de zapatilla, peso y drop. Con un chasis neutro, sigue contando con muchos puntos en común con sus predecesoras 12 y 11 como, por ejemplo, su drop que sigue siendo de 10 mm y que junto con la buena amortiguación de la zapatilla, ofrece un recorrido sin excesos para el pie, lo que favorece la reducción de molestias en las articulaciones.

Brooks Glycerin 13 - Super DNA

La versión 13 sigue manteniendo el material de la mediasuela como su predecesora, el super DNA, un material que auna el Biomogo y el DNA que Brooks utilizaba en sus anteriores modelos de Glycerin. Se trata de un material que ofrece un 25% más de amortiguación que el EVA -o eso dicen-, lo que sí es verdad es que ese porcentaje extra se nota bastante. Lo que también se nota es la fase de transición, que es genial, y la fluidez de la pisada que es perfecta.

Es una zapatilla con una pisada agradable y suave, con bastante amortiguación en el talón y en mediasuela debido a tener más cantidad de super DNA, pero en ningún momento he tenido la sensación (pese a pesar 52 kg y no ser usuario tipo) de que me sobre amortiguación. Digamos que la amortiguación se adapta a la demanda del usuario repartiendo el peso del cuerpo y la fuerza del impacto sobre la superficie de la mediasuela, haciendo que mejore tanto la estabilidad como la amortiguación del chasis.

Brooks Glycerin 13 - Perfil exterior

 

Esto ocurre gracias al Caterpillar Crash Pad y al S-257 Cushsole, unos materiales que ayudan, junto a su talón redondeado (del que hablaré ahora), a conseguir estabilidad, flexibilidad y una pisada y transición más natural.

Brooks Glycerin 13 - Talon suela

Respecto al talón redondeado, los amigos de Brooks dicen que alinea el cuerpo consiguiendo una zancada más eficaz ya que desplaza el contacto hacia delante y reduce la tensión del tobillo. Comentar que es super suave y que tiene un refuerzo interior y otro exterior reflectante que ayudan a conseguir su objetivo de dar firmeza a la zapatilla y a aterrizar no tanto de atrás, del talón.

Brooks Glycerin 13 - Reflectante

Otro detalle a destacar es que sea una zapatilla silenciosa pese a ser una zapatilla con pinta de pesada.

Suela

En cuanto a la suela, destacar que es bastante ancha en la zona de metatarso, disminuyendo notablemente hasta el talón, el cual sigue la misma línea que la 12, con forma de herradura. El caucho se divide en tres colores, bajando dureza de talón hasta antepié y es bastante resistente a la abrasión aunque la zona del talón se ha notado el desgaste antes.

Los laterales ayudan a estabilizar la pisada y los cortes horizontales de la suela le aportan la flexibilidad que esta zapatilla necesita. Además, los cortes verticales ayudan a guiar al pie y a mantenerlo en la posición idónea.

Upper

Con un diseño innovador, elegante y muy detallista, la Brooks Glycerin 13 es una zapatilla super confortable y extremadamente suave y agradable al tacto con el pie, y con unos acabados impecables.

Brooks Glycerin 13 - 3d fit print

El upper, con tecnología 3D Fit Print, tiene un acabado exterior muy bueno, suave y resistente que consigue un ajuste perfecto para el pie. Brooks sigue confiando en esta tecnología para los termosellados en forma de tiras de polímero líquido que mejoran el ajuste y ahorran peso.

Brooks Glycerin 13 - Refuerzo puntera

Encontramos refuerzos de plástico tanto en la puntera -para evitar la rotura en esta zona delicada- como en el mediopié -para favorecer la sujeción del empeine-. Esta última zona cuenta con unas zonas de ventilación, no obstante la ventilación no es su fuerte ya que con altas temperaturas he echado de menos un poco más de ventilación. La malla es muy cerrada aunque el control de la humedad es bueno por lo que creo que van a ser perfectas para darles caña este invierno.

Brooks Glycerin 13 - Malla

La zapatilla cuenta con una malla interna que abarca la lengüeta que envuelve el pie, lo que aporta un gran confort y evita que esta se desplace hacia el lateral. Como ya he dicho, es una zapatilla super confortable al tacto en el interior, da la sensación de que tienes el pie entre almohadas de seda. Oigan…¡Una gozada!

Brooks Glycerin 13 - Collar interior

Los cordones y la lengüeta siguen en la línea de calidad del upper, suaves y mullidos. Los cordones tienen un punto mínimo de elasticidad que evitan que se desaten o pierdan tensión, detalle que me ha encantado. Eso sí, el aglet sigue siendo, como en el modelo anterior, poco decente para una zapatilla con tanto detalle.

Brooks Glycerin 13 - Cordones

Suelen tallar bastante bien, sí que es cierto que pese a ser bastante ancha puede que necesites una talla más al tener la puntera bastante estrecha.

Conclusión

La Brooks Glycerin 13 es una zapatilla a la que podemos considerar como una de las mejores del mercado. Es un modelo con un peso razonable y mucha amortiguación, estable, super confortable, con muy buena transición y con unos acabados y unos materiales de lujo.

En definitiva, una zapatilla neutra a la que le puedes sacar mucho partido si buscas una zapatilla para entrenamientos largos por asfalto o tierra a ritmos bajos o medios.

4 Comentarios

  1. Me las compre hace 2 meses, me las recomendaron en una tienda deportiva. Peso 78kg con 1.65 y después de haber utilizado las asics nimbus, ni punto de comparación. Las Brooks son estupendas super cómodas amortiguacion máxima, suelo salir a caminar todos los días de 7 a 10km y es lo mejorcito q he comprado. Las recomiendo parece q caminas entre nubes

  2. Hola! Necesito zapatillas nuevas. Pensaba comprar estas Glycerin 13 pero he leído bien de las Transcend 3. Aunque también miro las Triumph Iso 2.
    Peso 71 kg. y 172 cm.
    Me imagino que me dirán que la mejor es la Iso 2, pero de las Brooks cual es la mejor???? En que orden las ponen, de mejor a “peor”?
    Gracias!

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.