Ya hemos pasado revista a una gran parte del catálogo de zapatillas de K-Swiss pero aún faltaba hacerle un buen análisis a fondo a las que son uno de sus buques insignia, las K-Ruuz 1.5.

Toda marca que se quiera vanagloriar de tener un buen catálogo de zapatillas de running, además de tener “patas negra” de las que hacen grandes alardes tecnológicos, debe tener alguna voladora de las que muerden casi sólo con acercarse a ellas y aquí es donde se encuadra claramente la protagonista de esta prueba.

Las K-Ruuz fueron uno de los grandes golpes de mano de K-Swiss y calaron hondo rápidamente en gran parte del mundillo triatlético, principalmente entre los de corta distancia, pero también pegando muy fuerte entre el público de media distancia (en seguida veremos que argumentos para ello no le faltan).

Han sido desarrolladas en colaboración, entre otros, de Mirinda Carfrae (dos platas y una victoria en el Iron Man de Hawaii) y Andreas Raelert (dos bronces y una plata en el IM de Hawaii), dos de los mejores triatletas de larga distancia que hay en la actualidad y que destacan sobremanera por su buen hacer en el segmento a pie (no es rara la prueba en la que participan y marcan el mejor parcial a pie).

En el nombre de esta versión han jugado con lo del “1.5” seguramente porque, sobre la primera versión se mantiene la misma mediasuela y suela y cambia “sólo” el upper con lo que podría decirse que cambia “sólo” media zapatilla… como si fuera poco cambio porque el upper es completamente nuevo y le supone una grandísimas mejora tal como vamos a ver a continuación.

Mediasuela y Suela

Últimamente nos estamos acostumbrando a ver voladoras que tienen en la mediasuela más tecnologías y parafernalia que algunas de las pata negra de los segmentos de corredores pesados pero este no es el caso de las K-Ruuz 1.5 que, sin llegar a ser minimalistas, la verdad es que tienen sólo lo que hace realmente falta.

Esta “simplicidad” la vemos muy clara al ver qué compuestos encontramos en la mediasuela ya que únicamente hay K-EVA, la EVA específica que utiliza K-Swiss y que, sin destacar especialmente en nada, la verdad es que combina bastante bien las cualidades de amortiguación, respuesta y ligereza y tiene una resistencia al paso del tiempo adecuada (es toda la zona que vemos en amarillo en las fotos).

Toda la K-EVA está en una única pieza, con el arco bastante cerrado (no lo cierra completamente pero como es muy flexible, se puede permitir ensancharlo bastante) y también vemos que va configurando diferentes estrías exteriores para jugar con la deformación a la que la sometemos al pisar con ella.

En cuanto a la altura, llama la atención lo bajita que es de delante ya que hablamos de tan sólo 11 milímetros (contando plantilla y todo) pero en la parte trasera se va hasta los 21 milímetros lo que da un drop de 10 milímetros. Son las voladoras típicas de los que gustan de una diferenca talón-punta más o menos clásica pero con mucho contacto con el suelo en la parte delantera.

De todas formas, es curioso porque las sensaciones que dan cuando vas en marcha son de ser más planitas (con menos drop) y de ir más cerquita del suelo en el talón de lo que indica esa medida.

Con tan poquita mediasuela y un upper como el que tiene, sería de esperar una zapatilla con muchísima flexibilidad (de las que se hacen un gurruño con la mano sin esfuerzo)… y casi es así ya que la única rigidez la aporta la pieza de TPU que tiene en la zona media (la pieza ovalada gris).

Esta pieza es curiosa porque es muy exterior (queda muy cerca del suelo), está prácticamente centrada y parece que únicamente se centra en controlar un poco la flexión en esa zona, pero la verdad es que funciona bastante bien y le da ese punto justo de rigidez justo en la zona media de la zapatilla (ni muy rígida, ni muy flexible).

Hemos dicho antes que la mediasuela es toda de K-EVA, pero hay una pequeña cuña de una densidad mayor ubicada en la zona del talón (empieza desde atrás y llega sólo hasta el talón) y que da un pequeño soporte a la pisada en esa zona que ayuda a que tenga una mejor recepción en los impactos cuando le zurramos ahí.

Sí, sí, son unas voladoras y se supone que vamos a tirar de mediopié y antepié pero ¿qué pasa en las cuestas abajo, cuando vamos cascados, … o simplemente si somos de los que tiran de talón? Pues que tenemos ahí una ayuda que nos viene de lujo.

Si nos fijamos en las fotos, vemos que es muy chiquinina tanto en lo que ocupa a lo largo como hacia dentro ya que ni siquiera llega hasta la mitad de la suela por lo que es perfecta tanto para neutros como para leves pronadores ya que el soporte que ofrece es muy sutil.

El tipo de la mediasuela y el tacto de la amortiguación me recuerda mucho a la de las Type A2 y Type A3 de Saucony: muy cerca del suelo (sobre todo delante pero no tanto detrás), poco recorrido, con tacto firme pero sin abusar (el primer impacto no es seco, salvo delante donde sí que pega latigazo) y suficiente amortiguación en talón para cuando necesitamos tirar de él, resiste bastante bien el paso de los kilómetros y el comportamiento es bastante uniforme, etc.

Pasando a la suela, vemos que está bastante cubierta de material resistente a la abrasión para proteger la K-EVA. Los compuestos utilizados son: Aosta II que utiliza habitualmente K-Swiss en la zona del talón, con una mayor densidad para que resista mejor el desgate y Duraplush en la zona delantera, ya que es ligerito, agarra muy bien y no penaliza nada la flexibilidad.

Comentar que esas zonas de mayor protección (en rojo en la suela), no sobresalen sino que quedan “incrustadas” (si vemos la suela de perfil, vemos que no sobresale apenas nada, algo que se agradece ya que hay mucho contacto con el suelo) y que son muy finitas (la vida útil seguramente sea la estándar de este tipo de zapas).

A modo de anécdota, comentar que al tener tanto contacto con el suelo, también en la zona de EVA expuesta del mediopié, es posible que se quede algún que otro pincho o ramita clavado (al menos a mí me ha pasado un par de veces).

Y, bueno, por terminar con el repaso de la parte inferior, a ninguno os habrán pasado desapercibidos los agujeros que hay a lo largo de la suela que son una tremenda ayuda para la ventilación de la zapatilla y drenaje del agua que nos podamos echar encima… pero que sí, sintiéndolo mucho también recogen alguna que otra piedrecilla (daños colaterales lo llamarían algunos ;-D).

A modo de curiosidad, en la siguiente foto podéis ver el interior de la zapatilla después de quitarle la plantilla para que veáis que no es sólo agujerear la suela y mediasuela, sino que también está ventilada toda la zona en la que apoya el pie por lo que tenemos garantizados la frescura y ventilación de las plantas de nuestros pinreles (el Drainage tal como lo denomina la marca).

Upper

Tiene un upper sin costuras, basado en una doble rejilla extremadamente transpirable y fresca con Ion-Mask que le da propiedades hidrófobas, no tiene grandes refuerzos aparte de las tiras plásticas amarillas.

Ale, ése es el resumen… ahora lo vamos viendo poquito a poco y en detalle ;-D

Tiene una doble rejilla, la exterior más abierta y con forma de rombos y la interior más tupidita y suave ya que es la que queda en contacto con el pie. Ambas capas no están  realmente separadas sino que están unidas por una especie de acolchado que le da aún más suavidad y que se percibe al chafarla con los dedos.

Gracias al Ion-Mask, tal como vimos en las Kwicky QT2, son parcialmente impermeables ya que este material hidrófobo hace que repelan el agua.

Como digo siempre que analizo una zapatilla de K-Swiss con este tratamiento hidrófobo, es increíble cómo se las han apañado para conseguir que tengan este nivel de impermeabilidad (palabra que aguantan mucho rato debajo del grifo sin que pase ni una sola gota de agua) pero sin penalizar nada en absoluto la transpirabilidad de la zapatilla porque, otra cosa no serán, pero a frescas es difícil ganarles (es más, si las pones al trasluz, prácticamente se transparentan y puedes ver a través de ellas).

No tienen ni una sola costura, ni por dentro ni por fuera (lo que llaman Seamless Upper) lo que, sumado a su suave interior, permite utilizarlas perfectamente sin calcetines sin miedo a que nos causen ampollas o rozaduras (o, por lo menos, digamos que se minimiza muchísimo el riesgo de que nos aparezcan debido al upper).

A ver, hemos dicho “ni una sola costura” pero, como os podéis imaginar, alguna tiene que haber, pero éstas se reducen únicamente a las necesarias para fijas la pieza del talón que hace las veces de contrafuerte (no es un contrafuerte como tal) y a las que hay en las zonas que se ven en negro en el collar y la ojetera para hacer los “rebordes” y envolver un poco de “foam” en la zona del tobillo.

Vale, no tienen costuras, no tienen refuerzos, tienen un upper tan minimalista… entonces no tienen estructura superior, ¿no? ¿Qué pasa si intentamos chafarlas? Pues que se quedan como en la siguiente foto…

Pues sí, todo lo del párrafo anterior es cierto, pero eso no significa que sean endebles y que no puedan tener un buen ajuste porque todas esas tiras plásticas amarillas que se ven y que hacen que agarren el pie mucho mejor de lo que podríamos esperar.

Ojo, no hay que dejarse engañar por la pinta que tienen pensando que están puestas así para que tengan un diseño molón (que, todo sea dicho, también es así porque quedan chulísimas ;-D) sino que están puestas para que cada una haga lo que tiene que hacer y tire o haga resistencia como debe.

En la puntera, en vez de el típico refuerzo, tenermos cuatro tiras; en la zona del mediopié tenemos dos grandes “O”, una por dentro y otra por fuera; desde la ojetera salen tiras desde el primer y último ojal como podrían salir en cualquier otra zapatilla de refuerzos tradicionales y en el talón tenemos también dos tiras que acaban dando la vuelta a todo el talón.

En definitiva, podríamos decir que estas tiras configuran una especie de “exoesqueleto” extremadamente flexible, que se adapta al milímetro a las formas de nuestro pie tanto cuando está parado como cuando está en movimiento.

El ajuste es realmente bueno, sobre todo en la zona del collar donde se nota el tobillo muy recogidito; en la zona del mediopié, sin agobiar nada, se nota una tremenda segurodad al atártelas y en la zona del antepié, como cede muy bien el upper, aunque va bien sujeto todo, no se nota nada de agobio sino más bien amplitud.

Quizá llama la atecion lo abierto que es el “agujero” del collar, algo que agradecen los triatletas y duatletas y que a lo mejor no es tan aplaudido por la gente de tobillos finos porque tampoco son especialmente altas de tobillo o aquiles.

Esto teóricamente se podría subsanar utilizando el último ojal pero para eso habría que cambiar las cordoneras porque son muy cortitas. Por cierto, las cordoneras son, como suele ser habitual en la marca, arrugadas en su parte final para que, una vez atadas, no deslicen nada.

La lengüeta es finita y de la misma rejilla que el resto del upper, añadiñendole un poco de acolchado en la última parte. Hay que destacar que además de la típica tira a mitad, tiene otras dos tiras laterales a nivel del cuarto ojal por lo que quedan siempre en su sitio, incluso usándolas con elásticos.

En cuanto a la talla, ¡ay amigo!, hemos dado con uno de sus puntos conflictivos porque tallan enormes y es necesario ir a por medio número menos (algunas personas incluso un número entero).

Ya pasó con la primera versión y sorprendió incluso a los habituales de la marca, que ya contaban con lo amplio de su horma pero en esta nueva versión, sigue adoleciendo de lo mismo así que, que nadie se extrañe si tiene que bajar la talla, que no es que le haya encojido el pie ;-D

¿Cómo se comportan cuando corremos con ellas?

Vale, hasta aquí las hemos tenido tranquilitas en casa pero vamos a darnos una vuelta con ellas para verlas en su entorno.

Una vez que nos las calzamos y comprobamos lo bien ajustadas que nos quedan (como un calcetín), lo ligeritas que son (165 gramos en el 8.5 USA que he estado probando) y en cuanto empezamos a andar con ellas notamos su tremenda flexibilidad que ya intuíamos al analizarlas en parado.

No tienen ranuras de flexión transversales al uso (de las que atraviesan toda la suela y que tienen bastante profundidad) pero, con tan poca chicha tanto en la mediasuela como en el upper, son tremendamente flexibles, tal como comentamos antes y como podemos ver en la siguiente foto donde se ve cómo se doblan antes incluso de que hayamos hecho el impacto en el suelo.

La flexión longitudinal no le anda a la zaga pero en este caso sí que le ayuda la ranura que recorre toda la zapatilla más o menos en la mitad de la suela y que nos permite flexarla fácilmente incluso con la mano.

En cuanto a la corrección, como hemos visto antes, son teóricamente pronadoras pero la doble densidad es tan chiquinina que su efecto es muy sutil y está tan atrasada que es más de soporte que otra cosa.

La doble densidad no tiene apenas incidencia para los neutros y es únicamente para dar un poco de soporte si le zurramos con el talón, bien por cansancio, cuestas abajo, etc.

Ojo, eso no quiere decir que sea inútil porque entre el buen ajuste del talón llevamos el tobillo muy recogido y notamos una buena estabilidad en la zona del retropié lo que sumado a lo bajitas que son, hace que sean unas zapas de ésas que, sin ser puramente pronadoras son bastante estables.

Pero lo bueno es que luego no restringen ni un ápice nuestros movimientos y podemos hacer con ellas, literalmente lo que nos plazca, que para eso son unas de esas zapas-calcetín ;-D

De veras, es una gozada calzárselas bien ajustadas y ponerse a hacer el cafre con ellas retorciéndolas en curvas y giros imposibles porque nos transmiten una seguridad impresionante.

He dejado para el final el hablar de la respuesta porque creo que casi sobraría decir eso de que es fantástica y que, salvo que uno sea capaz de volar bajo, es imposible que se queden cortas de respuesta.

La respuesta que dan no es seca en plan latigazo pero con tan poca cantidad de mediasuela y con tan poco recorrido como tiene la K-EVA, pocas lindezas nos permiten y nos devuelven todo el impulso que le imprimimos en caza zapatazo.

Además, como se adaptan perfectamente al terreno y movimientos de nuestro pie y agarran muy bien, no se desperdicia ni un gramo de energía.

En cuanto a la transición, digamos que están a medio camino entre las voladoras híperflexibles y las voladoras que hacen efecto catapulta por la placa de TPU del mediopié que tienen aunque caen más bien hacia el grupo de las “muy flexibles”.

Se puede correr con ellas como a uno le dé la gana pero qué duda cabe que las exprimirán mejor los que corran de mediopié o antepié.

Usuario Tipo

Son ideales para todo aquel que busque unas zapatillas voladoras muy ligeritas, bastante flexibles, de las que quedan tipo calcetín y que te llevan muy cerquita del suelo.

Ése sería el resumen del estereotipo de usuario pero también serán muy apreciadas por triatletas y duatletas (hasta de media distancia) porque combinan muchas de las cosas que se agradecen mucho para ese deporte.

También pueden hacer un buen servicio a los de tendencias minimalistas que gusten de utilizar para sus correrías zapatillas voladoras.

Peso de la Zapatilla: 185 gr.
Precio: 99,95 €

29 Comentarios

  1. Pedazo pelotazo pegaron cuando se presentó la primera versión… tuvo una acogida muy buena ya no sólo entre el supuesto mercado objetivo natural de este tipo de zapatillas voladoras (digamos que en el triatlón en distancia sprint y olímpica) sino también entre mucha gente de media distancia e incluso en algunos de larga.

    Algo tendrán para gustan tanto ¿no? ;-D

  2. manuelamalio, ¿estás preguntando que dónde se vende, verdad?

    ¿Has probado a preguntar en K-Swiss a ver si te comentan cuáles son los puntos de venta que tienen?
    En principio, muchas de las tiendas relacionadas con el triatlón trabajan la marca.

    De todas formas, ¿de dónde eres? Es por ver si me suena de algún sitio que te pueda quedar cerca para que puedas probarlas (si no, muchos de los puntos de venta te las podrían enviar sin problemas).

  3. Me gustan mucho estas zapas, pero estoy dudando entre estas y las UA Charge RC… las quiero principalmente para series y carreras.
    en principio las K swiss son más económicas, pero no se la durabilidad.
    ¿qué me aconsejáis?

    Un saludo, gracias

  4. corazón de sapo, olvídate de durabilidad y precio, lo que debes plantearte primero es ¿qué zapa necesitas / buscas?

    Es que son zapas completamente diferentes: K-Ruuz 1.5 son voladoras vs Charge RC que son de entrenamiento bastante cañeras.

    ¿Qué tipo de series y carreras harías con ellas, a qué ritmos, etc.?
    Es que ambas podrían servir, dependiendo de esas variables (entre otras).

  5. Luffy, no pone expresamente el tipo de pisada porque creo que este tipo de zapas valen prácticamente para cualquier tipo de pisada porque no es tanto el hecho de que la zapatilla sea neutra o pronadora sino el hecho de que su flexibilidad, transición, soporte, estabilidad, etc. se amolde mejor o peor a lo que necesitamos.

    En principio, es muy flexible, con mucho contacto con el suelo y tiene un puntín de soporte en la zona media del talón, más una pieza de TPU en la zona central del mediopié así que es perfectamente válida para neutros y para los que necesiten o busquen cierto soporte en talón cuando van tirando de talón.

    Pero si vas a tirar de mediopié o antepié, libertad total así que apta para cualquier tipo de pisada porque flexa muy bien y es muy planita así que deja hacer lo que necesitemos.

  6. HOLA BUENOS DIAS ¿ME PODRIAS AYUDAR?:
    Tengo capricho de comprarme unas ligeritas para competir y hacer series. NUNCA HE TENDI UNAS…ya que hasta ahora solo hacia maratón y media maratón.
    Serian carreras de 5 km y 10 km como máximo.
    Tengo dudas entre K-Ruzz (47 €)
    las Brokks Racer ST5 ( 58 €)
    y las ZOOT ultra RACE 3.0 ( 65 €)

    mido 1.80 y peso 75 kilos.
    Mis tiempos en los 5 km es de 3,40 el km y en los 10 km 3,45. 3,50……
    Gracias

  7. andoarr, depende de lo que quieras.

    Si quieres unas muy ligeras, flexibles, horma amplia, cañeras, bajitas, mucho contacto con el suelo: K-Ruuz 1.5
    Si quieres una voladoras no excesivamente radicales, con muy buena transición, upper que permite ir sin calcetines, muy agradable, upper ceñido, etc: Ultra Race 3.0 (tienes la prueba aquí en ForoAtletismo)
    Si quieres una voladoras “intermedias” que permiten estirarse bastante bien, con soporte, tacto agradable de la amortiguación, amplias, …: Racer ST 5.

    Para los datos que das, cualquiera de las tres te valen y es más el que te sientas más confortable con unas o con otras.
    No obstante, quizá me inclino por las Brooks o las Zoot, que te serán más versátiles.

  8. serra13, depende de qué zapa estés tomando como referencia pero salvo que te quede demasiado ajustada, es posible que tengas que coger media talla menos (en talla USA, no tengo ni idea de a qué corresponde el 43 EUR porque nunca lo miro).

  9. Hola, soy supinador cerrado.ritmos entre 3´/km y 3´30″/km en carreras o series hasta 10.000m
    Quería unas voladoras y me gustan estas.
    Algún problema? he leido algo de para pronadores por ahi (aunque en voladoras me parece raro) si me quitais las dudas lo agradezco, gracias
    Por si vale, para competir lo mejor que me he puesto (gusto personal) son las Adizero Adios primero modelo.
    Tengo la duda entre estas K-swiss o las adizero hagio.
    un saludo

  10. otylon, sin ningún problema en calzarte cualquier tipo de voladoras porque el nivel de soporte que pueden ofrecer las que son cañeras es ínfimo y nada intrusivo.

    Para la elección entre las dos que comentas, debes ser tú mismo porque son muy diferentes, sobre todo en la forma de flexar ya que las K-Ruuz 1.5 son muy flexibles mientras que las Adizero Hagio 2 son de las que hacen mucho efecto catapulta.
    Por supuesto, upper, suela y demás también varía mucho pero, para mí, la principal diferencia viene de la forma de flexar.

  11. Luis22, no te lo puedo asegurar, lo siento.

    No obstante, normalmente hay una diferencia de una talla y media o algo así.

    Es decir, un 9 USA de hombre vienen a ser unos 27 cms, y en mujer, esos 27 cms son un 10.5 USA.

  12. Hola Morath, muchas gracias por contestar. Si he visto que en talla USA, tallan un numero mas para mujer, pero tengo duda en el tallaje europeo y UK. Si un 8 UK o un 42 EU, es igual para hombre y mujer.
    Un saludo.

  13. Luis22, olvídate del talla en UK y en EUR, no vale para nada.

    De todas formas, teóricamente en K-Swiss: Talla UK = Talla USA – 1 así que se manteiene la misma diferencia en USA que en UK en chico y en chica.

    Es decir, el 9 USA de hombre es un 8 UL de hombre y el 9 USA de mujer es un 9 USA de mujer.

    Debería mirar la talla en USA, es mi recomendación.

  14. Muy buenas, Morath!

    Lo primero agradecerte que sigas contestando “tan al hilo” en una review que ya tiene “algun tiempo”… jejjejje! Se agradece tu tiempo y compromiso!

    Una consulta, he encontrado esta zapatilla por 41€ más envío y la enfrento a la Adidas Adizero Ace 5 por 55. Las dos más gastos de envío.

    ¿Cuál recomendarías para un neutro, 67kgs, para pruebas cortas y hasta 10kms, para ritmos entre 3:35 y 3:55???

    Gracias de antemano!!!

  15. Cotocrol, ambas encajan, depende del tipo de voladora que te guste más.

    K-Ruuz 1.5 es más flexible, más ligera, … Adizero Ace 5 tiene más efecto catapulta, más clásica en el concepto de voladora, …

    Las dos cumplen con lo que describes y es preferencia personal.

  16. Ay, ay, ay… que me has dejado con la miel en los labios y dos pares de zapatillas nuevas en casa no puedo meter… jajjaja

    Experiencia y “gusto por un tipo de voladoras” hasta la fecha no tengo. Llevo 3 años corriendo y hasta ahora lo mas “veloz” que he tenido han sido unas Asics Speedstar 5 que compré un poco cegado por el precio de oportunidad y luego vi que eran mas mixtas que voladoras.

    Y eso que estoy supercontento con ellas ya que las tengo desde hace menos de año y medio y en pruebas de 5kms o menos me han ayudado a conseguir mis mejores marcas (1km – 3:35 / milla 5:46 / 5kms 19:26) y en las series en la pista.

    Entiendo que te refieres a algo asi como que las K-Swiss tenderian a la pisada minimalista y las Adidas hacía algo más clásico; ¿estoy en lo cierto?

  17. Cotocrol, no son minimalistas ninguna de las dos, sino simplemente un tipo u otro de enfoque de voladora.

    A mí me parece más completa la Adizero Ace, pero es meno radical.
    A los
    ritmos que comentas ambas van sobrada así que, como te decía, es osa de que estés más a gusto con una o con otra, no puedo elegir por ti.

  18. ¡Gracias por tus respuestas tan rápidas!

    Te he leído antes que K-Swiss ha dejado la línea de zapatillas “para correr”. ¿Y eso? En las carreras populares se ve alguna que otra.

    Como bien dices, tú no puedes tomar la decisión por nosotros… jejjeje! Mil gracias por tus consejos y recomendaciones.

    Las que me vuelven loco son las Adios de Adidas, con Boost y sin ellas, pero “chollitos” del 43EU/9UK no se encuentran de estas zapatillas.

  19. Cotocrol, ni idea de por qué han abandonado el segmento de running pero llevaban mucho tiempo sin evolucionar.
    La pena es que han desaprovechado un momento muy bueno y una subida como la espuma que tuvieron que ya habrían querido muchos.

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.