Hace unos meses analizamos a fondo las Kwicky Blade-Light, unas de las K-Swiss que más me llamaron la atención desde el primer momento que las vi expuestas en una feria así que, en cuanto vi las primera imágenes de las K-Swiss Kwicky QT2 y me enteré de que mantenían gran parte de la esencia pero dándole una vuelta de tuerca al upper, metiéndole aún más guiños triatléticos, modificándole la horma, etc., las ganas de probarlas se dispararon por momentos ;-D

La suela y mediasuela o, lo que es lo mismo “de mitad para abajo”, es exactamente igual que en las Kwicky Blade-Light y los cambios se concentran en la “mitad superior” pero son claramente dos zapatillas diferentes como vamos a ir viendo en esta prueba a fondo. Por cierto, el QT2 del nombre le viene por “Quick Transition 2”, es decir “segunda transición rápida” porque, en teoría, lo que buscan es ser unas zapatillas que nos permitan realizar la segunda transición de triatlón rápidamente.

Mediasuela y Suela

Ya son varios los modelos de K-Swiss que hay por ahí pululando en su catálogo con la tecnología Blade (tanto en formato Blade-Light como en formato Blade-Max) y nos vamos acostumbrando a verlo, pero es seguramente lo que más llama la atención al que aún no conoce esta tecnología y, en cualquier caso, es una de las bases principales de la mediasuela de las Kwicky QT2. Los Blade son esas “hojas” u “ondas” que se orientan y configuran de manera que sean capaces de amortiguar el impacto de la pisada de una forma muy progresiva sin penalizar por ello la respuesta y consiguiendo además una reducción de peso, ya que no son un bloque compacto sino que tienen “hueco libre”. En las Kwicky QT2, al contrario que en otras, sólo hay Blades a partir de la mitad del pie y en la mitad exterior.

Los compuestos principales de la mediasuela son la K-EVA (EVA específica de K-Swiss con gran amortiguación y que da mucha vida a la mediasuela) que vemos en rojo, el SuperFoam (buena amortiguación y respuesta) y, encima de la K-EVA, en negro, el GuideGlide (construcción que además de contribuir a la amortiguación, ayuda a mejorar la estabilidad de la zapatilla y a que el pie tenga una buena transición a lo largo de toda la pisada).

A estos tres hay que añadir un cuarto compuesto, la doble densidad que lleva en la parte interior y que, aunque pueda verse muy grande (empieza muy atrás, prácticamente a mitad del talón y llega hasta el final del arco), es de un material no excesivamente duro por lo que la corrección es bastante progresiva, lo que hace que pueda servir a un amplio abanico de corredores, desde neutros a pronadores leves (incluso medios).

Para completar la labor correctora, tenemos el Y-Beam, que es la pieza de TPU que lleva en la parte media del pie y que ayuda a controlar tanto la flexión como la torsión en esta zona.

Amén de los materiales que componen la mediasuela, podemos ver que está dividida claramente en dos bloques: todo el talón, compuesto a su vez por tres piezas y toda la parte delantera donde están los Blades. Al estar departamentada así, podríamos pensar que la zapatilla es floja en la zona del arco y que doblaría fácilmente por ahí pero gracias a la doble densidad y el Y-Beam tiene una flexión bastante equilibrada porque no dobla fácilmente pero tampoco es una tabla inflexible.

En la zona del talón, encontramos tres bloques: dos tacos, uno a cada lado y una pieza desacoplada que recuerda al Formotion de Adidas y que contribuye tanto a la amortiguación como a la guiada de la pisada desde el momento del impacto en caso de que entremos pegando fuerte en esa zona. Este bloque está ligeramente “cortado” (en forma de chaflán) con lo que la entrada es muy limpia y progresiva y, además, la EVA es también algo más blanda que la del resto de la mediasuela por lo que la amortiguación ahí también es muy agradable.

En la zona delantera, en la parte exterior tenemos los Blades (11 para ser exactos) y en la parte interior, tenemos cuatro grandes tacos. Con esta configuración y con lo finita que es la mediasuela, tenemos una zapatilla extremadamente flexible (algo típico en la mayoría de las K-Swiss). Destacar que los tacos de la mitad interior, no son macizos sino que son recuadros con el interior vaciado para aligerar y contribuir a una mejor flexibilidad (posiblemente también ayuda a un mejor agarre).

Aunque los Blade están completamente expuestos, el resto de la suela está recubierta de un caucho que resiste mucho mejor la abrasión (Aosta II) y que no sólo ofrece una buena duración sino que también agarra muy bien en todo tipo de superficie.

En el momento de hacer la prueba de las Kwicky Blade-Light comenté que aún no tenía un criterio claro para dar una afirmación en cuanto a la duración de la suela y mediasuela pero, después de los kilómetros que le he podido hacer a esa zapatilla, aquí sí que me mojo de manera clara diciendo que sí que es un compuesto que resiste muy bien el paso de los kilómetros y, contando que es una zapatilla ligera y casi podría encuadrarse en las mixtas, podríamos decir que es una muy buena opción para los que quieran algo que les dure mucho.

Y, bueno, cómo no, no podíamos dejar de hablar de dos temas clásicos: loa agujeros para el drenaje, que por supuesto que están ahí presentes (tres delante y dos en el medio) y lo de la recogida de piedras que en este modelo, aunque se produce, no me parece significativo o, al menos, no es más acusado que en otras zapatillas.

Upper y Horma

Hasta aquí ha sido una especie de déjà vu, casi como si hubiéramos vuelto a darle un repaso a la “parte baja” de las Kwicky Blade-Light pero a partir de aquí empezamos a ver las cosas que son completamente diferentes y realmente novedosas de las QT2.

Lo primero que notamos en el upper es que es de una rejilla con estructura romboide bastante tupida y que es toda de una pieza, sin ningún tipo de costura exterior. Una de las particularidades que tiene es el Ion-Mask, que la dota de una capacidad para repeler el agua, pero sin comprometer en ningún momento su transpirabilidad. Es decir, digamos que lo tiene todo porque no es impermeable, pero le tiene que caer mucho líquido para que se te calen los pies y, encima, no se te cuece el pie dentro cuando hace un calor infernal, ni tampoco se te congela el pie cuando hace frío.

Al analizar el upper sin haberlas tenido en las manos o haberlas calzado, podemos pensar que no va a tener una buena estructura superior porque no es la típica zapatilla llena de refuerzos, tiras o similares pero, por la forma que tiene, por cómo se comporta la rejilla y por cómo funcionan los refuerzos que tiene, la verdad es que sorprende cómo ajusta.

Por encima de la rejilla se ha colocado en la zona del mediopié una pieza plástica termopegada. Por la parte interior, cubre toda la parte central y tiene unas grandes aberturas para permitir una mejor ventilación, reducción de peso y permitir una mejor flexibilidad. Por la parte exterior, la pieza sirve para cubrir los dos extremos del “corte” de lo que sería la “ojetera” y finaliza en la zona del quinto metatarso.

He entrecomillado ojetera porque las QT2 la tienen un tanto peculiar: no está en el centro sino en la parte exterior, son únicamente tres pares de ojales, están muy arriba y, de hecho, uno de los dos últimos, ni siquiera es ojar como tal, sino que es una presilla y, encima, no son cordones, sino que son elásticos. Además, en lugar de “lengüeta”, lo que hay es un elástico que hace de unión entre ambos extremos.

El atado y ajuste es realmente simple: para apretar se tira del elástico todo lo que se quiera y para aflojarlo, se aprieta el botón de la presilla y cede el elástico.

Los que venimos del mundillo del triatlón estamos más que acostumbrados a tener elásticos en muchas de nuestras zapatillas (en todas las de competición y seguramente en alguna que otra de entrenamiento) pero, para los que no lo hayan usado nunca y tengan dudas sobre cómo funciona, comentar que no tiene por qué suponen ningún tipo de merma en el ajuste que da la zapatilla.

Además, en estas QT2, es muy poquita zona, no está en el centro sino en un lateral con lo que las fuerzas a las que se somete son menores y el elástico es de una calidad muy buena, grueso y con poca elasticidad por lo que funciona a la perfección.

Otro detalle curioso y que demuestra que las zapatillas se han hecho con mucho mimo y cuidando todos los detalles es la lengüetilla plástica que hay en la zona central y que sirve para ponerla por encima del elástico una vez que las hemos atado y que así no vaya golpeando cuando corremos. También va genial para tirar de ella y abrirlas bien para calzártelas.

Hablar del interior de unas K-Swiss es muy fácil y, de momento, no he encontrado una forma que lo defina y resuma mejor: impresionantemente cómodo, de tacto muy agradable y casi más cómodo sin calcetines que con ellos.

Si esto se cumple en general para las de entrenamiento, si encima están enfocadas a competiciones, el interior ya es que es impecable y es prácticamente imposible ponerle la más mínima pega. Siendo sincero, la verdad es que es aparentemente normal y no tiene nada destacable pero si empiezas a tocarlo percibes una suavidad extrema, una parte delantera finita con la tela interior perfectamente unida a la rejilla exterior, una zona trasera más mullidita y aún más suave, … lo dicho, impecable y perfecto para su uso sin calcetines.

Y, bueno, si el tacto del interior es una de las características de la marca americana, el tema de la “frescura” no lo es menos así que, por si fuera poco buena la gestión de la temperatura que realiza el upper, tenemos unos agujeros tremendamente grandes y bien abiertos tanto en la puntera como en el talón (Flow Cool System).

Nos queda hablar un poco de toda la zona del tobillo que, como era de esperar, tiene un collar muy suave y con la cantidad justa de almohadillado.

La zona del aquiles está muy bien porque es muy ancha y no es excesivamente alta y en los tobillos, en lugar de hacer la típica forma de “U”, es recta, disminuyendo la altura según se avanza.

La abertura para el pie es amplia pero quizá a algunos les agobie un poco, no por el ancho sino por la “lengüeta” porque, al no ser una lengüeta como tal y no doblar, puede quedar un poco apretada (es una de las poquitas pegas que le pondría a esta zapatilla).

Para terminar el repaso de la parte de arriba, aunque ya se habrá ido intuyendo con lo que hemos ido viendo, comentar que la horma sigue siendo amplia como en casi todas las K-Swiss pero se nota el pie mucho más sujeto que en otras, tanto en el talón (se nota muy abrazado) y la puntera, como cierra muy rápido, también recoge bien el pie. La verdad es que al calzarlas, como hemos mencionado antes, llama la atención lo bien recogido que va el pie para la “poca historia” que aparenta llevar. Destacar que, aunque se vea la puntera un poco afilada, como quizá tallan un poco holgadas de largo, no debería plantear problemas con la talla.

Dinámica

Son unas zapatillas pensadas para competir con ellas en triatlón por lo que la mayoría sabrá apreciar su punto de ligereza, el tacto firme de la amortiguación, la cercanía al suelo y su flexibilidad y respuesta.

El tacto de la amortiguación es firme (que no duro) pero tienen muy poquita altura con lo que la percepción es claramente de firmeza, que se convierte en una buena respuesta ya que no se pierde la fuerza que le imprimimos y nos permite ir con ellas realmente rápido.

Sin embargo, esto no implica que no se pueda rodar con ellas a ritmos modestos porque justo ése equilibrio es uno de sus puntos fuertes ya que tienen suficiente chicha como para permitirnos ir con ellas a ritmos modestos sin machacarnos.

Al ir cerca del suelo y tener una buena base, serían en sí mismas bastante estables pero al tener además la doble densidad y el Y-Beam y recoger muy bien el talón, tienen un punto muy interesante de soporte para la pronación ya que no es nada intrusivo y puede ser utilizado desde neutros hasta pronadores leves. Además, no marcan mucho el arco y tienen la horma holgada por lo que admiten perfectamente las plantillas personalizadas.

La flexibilidad hasta la zona del mediopié es muy leve (como debe de ser) pero en todo el antepié se acentúa mucho lo que le da una dinámica muy buena y nos permite que si vamos con ganas de fiesta podamos darle toda la candela que queramos.

La verdad es que en el apartado dinámico, las similitudes con las Kwicky Blade-Light (https://www.foroatletismo.com/zapatillas/k-swiss-kwicky-blade-light/) son muchísimas y diría que el comportamiento es el mismo y que las diferencias vienen únicamente por la influencia que pueda tener el upper.

Usuario Tipo

Es una zapatilla pensada por y para los triatletas, sea cual sea su distancia, modalidad y ritmos porque a todos ellos les puede hacer muy buen servicio.

Como zapatilla para la media y larga distancia es una pasada y para la corta distancia, hay que ir muy rápido para que se le pueda requerir más respuesta respecto a una voladora (en cuyo caso, un salto interesante sería el de ir a por las K-Ruuz 1.5, que analizaremos aquí en breve).

Por supuesto, también es perfectamente válida como zapatilla de entrenamiento y aquí ya sí que no hay distinción en si triatleta o runner “puro” porque vale a todos por igual.

Son una opción a plantear para aquéllos a los que le gusten las Kwicky Blade-Light pero quieran algo un poco más ceñido de horma.

También pensaría mucho en ellas para los mediomaratonianos y maratonianos porque el equilibro que ofrecen en cuanto a la transpirabilidad y protección frente al líquido, más la tremenda comodidad del interior, pueden salvarnos de más de un disgusto en forma de ampollas, rozaduras y demás que tanto abundan en esas pruebas.

Peso de la Zapatilla: 275 gr.
Precio: 129,95 €.

26 Comentarios

  1. Si a la suela y mediasuela de las Kwicky Blade-Light, que funciona genial y que ha gustado muchísimo a todo el que las ha probado le modificas el upper para que tenga un poco más de ajuste y un chasis algo más robusto y le mantienes todas las grandísimas cualidades “marca de la casa”: interior tremendamente agradable y prácticamente imposible que dé lugar a ampollas incluso usándolas sin calcetines, súper transpirables, hidrófobas, … tienes un zapatillón escandaloso.

    Si encima le pones de casa unos elásticos y una “pseudo lengüeta” que facilitan que te las pongas a toda pastilla en la T2 tienes una zapatillas que todo triatleta que se precie debería probar al menos una vez porque podría ser una de las mejores zapatillas a su alcance, tanto por rendimiento como por versatilidad.

  2. Excelente análisis como siempre!!!! seguro que ayudará a quien le eche el ojo a estas Kwicky QT2, yo me decanto por las Blade-Light que pronto estarán en mis pies!.

    saludos y muchas gracias
    Quique

  3. Muy buen análisis una vez más Morath. Veo que en éstas, como en otras K-Swiss, la suela está protegida (material negro) por la zona interior del mediopie, quedando la exterior con la EVA al descubierto. Yo desgasto las suelas sobre todo por esa zona, mediopie exterior, y creo que me durarían poco. Me ha parecido que esto lo hacen también en las zapas neutras, o quizás es cosa mia. Por lo demás esta marca me iría bien pues agradezco la horma ancha.

  4. Gracias pufendorf!!!

    El desgaste que comentas de la zona exterior, me imagino que es en mediopié y antepié y por tu forma de pisar: entrada de pie supinado y pisada de mediopié.
    En principio, parece que eso se acentúa más cuando las zapas tienen poco drop.

    No obstante, creo que (salvo casos extremos) no es un tema especialmente crítico porque ésa es la zona de impacto y la de despegue, donde necesitas agarre para imprimir fuerza, me imagino que es la zona central de la puntera y ahí se comportan muy bien.
    Además, esa parte expuesta de los blade, no es EVA especialmente endeble (aguanta bastante bien).

    Como bien dices, en general se está tendiendo a poner algún pequeño refuerzo en esa zona, a cerrar el arco por el exterior, etc. pero si te fijas, en la mayoría de las zapatillas, se pone énfasis para que agarren bien y duren en la parte de la puntera y en la zona interior del antepié porque son las dos zonas de las que tiramos la mayoría.

  5. Pues mira no habia caído en ese matiz respecto a la zona de despegue. Lo cierto es que la puntera también se desgasta, claro. Pero en mi caso agradecería una mayor protección en el exteror del medio pie (en efecto, aterrizo supinando por esa zona, más bien) porque en las Nexus lo he dejado hecho unos zorros con el tiempo (cierto que son para pronadores y yo no lo soy, fallo mio). Quizás mi forma de aterrizar sea poco habitual, de todos modos.

  6. Ojo, no es una forma de aterrizar poco habitual porque, como te decía, es la forma en la que se suele impactar cuando se corre de mediopié: se entra con el pie supinado, apoyando primero el exterior y luego ya se planta todo el pie.

    El tema sería ver si el desgaste “extra” al que has sometido esa zona es debido a que las Nexus te fuerzan a tirar más de esa zona al corregirte una pronación que a lo mejor no tienes o porque al impactar “arrastras” el pie (hay mucha gente que el impacto o el despegue no lo hacen “limpio” sino que ves cómo raspan la suela contra el suelo, con todo lo que ello acarrea: pérdida de eficiencia, mayor desgaste, sobrecargas, etc.).

  7. Hola,genial articulo.
    desde el anterior de las kwicky ya les había echado ojo a estas zapatillas que se perfilan como mi nueva adquision para competir en tris de media distancia.

    Teniendo en cuenta que valoro mucho soporte en la zona del arco (ahora entreno encantado con unas asics 2170,
    cual de estas 2 kwicky me recomendarias,
    o que diferencias mas palpables hay entre las dos zapatillas en cuanto a estabilidad

  8. Gracias fras!!!

    Las K-Swiss, en general, o al menos en todas las que he probado hasta ahora, el arco no es nada intrusivo (no es bajo, pero no está especialmente marcado).

    Para lo que comentas, me inclino claramente por las Kwicky QT2 frente a las Kwicky Blade-Light porque, al tener una horma algo más ceñida, dan más soporte en la zona del arco.
    Me refiero a cómo abrazan la zona porque el soporte que da la mediasuela, es análogo en ambas (comparten suela y mediasuela).

    En cuanto a la estabilidad, como de decía, al compartir suela y mediasuela, es análoga a priori aunque al tener el pie más sujeto, se notan más estables las QT2.
    De hecho, si te calzas una en cada pie, notas en seguida esas diferencias (sutiles, pero sí que se notan) y p. ej. se deja notar bastante en que el talón va más sujeto, digamos que algo más encajonado, lo que ayuda bastante a sentirla más estable).

  9. La verdad que las zapas son una pasada. Lo que no me queda claro es si valdrian como zapas de entrenamiento para todo tipo de distancias incluyendo tiradas largas o si son más de competir y si son neutras o para pronadores y hasta que peso soportan, si valdrian para gente de peso medio hasta 75 u 80 kg de peso, o son más bien para gente ligera.

  10. Hola Raymon, te comento a ver si no me dejo nada en el tintero porque las zapas son muy versátiles y valen (casi) para todo… alaaaaa, ¡¡¡menos lobos Caperucita!!!
    Bueno, me explico…

    Llevan doble densidad pero es una corrección muy sutil así que son perfectamente utilizables desde neutros hasta leves pronadores. Sólo echaran en falta apoyo los que tengan un arco muy alto porque lo tienen medio-bajo.

    En cuanto a los ritmos, creo que ésa es una de sus grandes armas porque van perfectamente a ritmos rápidos y las puedes meter por debajo de 3’30”/km tan a gusto porque tienen una amortiguación con un tacto relativamente firme y con poco recorrido, vas cerquita del suelo, son muy flexibles (éstas llevan aún poco en el mercado pero las Kwicky Blade-Light las puedes ver en bastantes pies que ruedan a esos ritmos con soltura).
    Pero es que si te pones a rodar con ellas a ritmos medios o incluso tranquilos también te permiten ir perfectamente porque tienen chicha suficiente tanto a nivel de amortiguación como a nivel de chasis, estabilidad, etc.

    Justo por esta versatilidad es por lo que gustan mucho tanto para entrenar como para competir porque te sirven prácticamente para todo: para ese día que vas a tirarte una hora y media zapateando por ahí a ritmo medio o para el día en el que vas a meter unos cuantos cambios de ritmo cañeros a mitad del entrenamiento.

    En cuanto a lo del peso, pues es lo de siempre, depende del resto de variables pero para alguien ligerito (pongamos hastas los 65 kgs) son unas zapatillas que perfectamente le valen para todo y a medida que se va subiendo el peso, pues ya es cosa de ver para qué las va a usar, qué tipo de zapas le van mejor, etc. pero para gente de más peso sería muy buenas como zapas cañeras para los días de calidad.

  11. Hola, enhorabuena por el articulo, estaba buscando renovar mis zapatilla asics nossa 6 y estaba dudando entre éstas o las mizuno rider 15 o las asics. Se que las mizuno no son especificas de tri pero las había tuneado con cordones elasticos y me encuentro muy bien con ellas. Soy plantillero, 53 años, 70k y hago triatlon hasta media distancia pero lo que mas practico es el running, entre 10 y medias maratones., Voy mas bien lento +/- 5,00, y 5,40. Gracias y perdon por el royo.

  12. Gracias Tomás!!!

    Depende de lo que busques porque son tres zapatillas muy diferentes :-S
    – Si te están yendo bien las Noosa, seguir con ellas es un seguro.
    – Rider 15 es opción interesante, andan ahí ahí en cuanto a caña, son neutras pero aguantan bien, tacto quizá algo más blando de amortiguación porque son de entrenamiento, …
    – Las Kwicky QT2 son más bajitas, tacto más firme, más cañeras que las otras dos, muy flexibles, …

    Para los ritmos que llevas, cualquiera de las tres y, es más, contando que tu base es el running, te diría que probaras a ver las Kwicky Blade-Light en vez de las QT2 porque a lo mejor te dan más juego de cara al running.

  13. Muchas gracias por tu rapidez al contestar, Una buena combinacion para alternarlas sería las qt2 y las Rider 15??. Yo creo que si, las asics las veía algo duras y para ser de tri no tienen buena transicion. Alguna otra opciion tipo glycerin 10,adidas sequence5 o glide 5 o las NB 890.Perdona otra vez por mi indecisión es lo que tiene la edad. Gracias de nuevo.

  14. Compro la combinación Kwicky QT2 + Rider 15!!!
    Unas para carreritas cortas y TRIs y la otra para carreras algo más largas, entrenamientos de series y demás.
    ;-D

  15. Depende de cuál se adapte mejor a tu forma de correr.
    Las dos dan para correr rápido y las QT2 son mixtas y más cañeras pero también se dejan estirar muy bien si se tiene una buena biomecánica.
    No obstante, mi voto para una maratón en 4h iría por las Rider 15.

  16. jorges, no sé si te entiendo :-S

    ¿Te refieres a que se te clava la presilla, es decir, el final del cordón… o el primer ojal, el que está más abajo, más cerca del pie?

    Si es la presilla, ¿la llevas por debajo o por encima de la “lengüeta” de plástico?

    ¿Has probado a poner la lengüeta debajo de la presilla como en la siguiente foto: https://www.foroatletismo.com/imagenes/2012/04/K-Swiss-Kwicky-QT-2-perfil-interior.jpg?
    Es decir, una vez tensado, apartas un poco la presilla, pones la lengüeta y ya queda la presilla por encima de ésta.

  17. Nini_78: “…Destacar que, aunque se vea la puntera un poco afilada, como quizá tallan un poco holgadas de largo, no debería plantear problemas con la talla…”.

    Mantendría la talla USA que tengas como referencia.

  18. ¿Recomendar el qué nini_78?
    Eso dependerá de la plantilla, de qué corrija, para que sea, etc.
    Pero la recomendación general es la misma, mantener la talla USA, no tallan muy diferente pero, pruébalas, eso es lo lógico.

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.