La inmensa mayoría de los que practicamos algún tipo de deporte visitamos con mayor o menos frecuencia alguna de las tiendas de Decathlon y somos buenos conocedores del buen hacer de la marca, que nos presenta material propio para prácticamente todos los deportes que se nos puedan ocurrir y que además suelen tener una relación calidad-precio muy buena. Vamos, típico material bueno-bonito-barato.

Además, como ya comenté al hacer la prueba de la Camiseta Kalenji Deefuz Athletic, una de las cosas que más me gustan de sus productos es que hacen mucho hincapié en la practicidad y que continuamente buscan cómo innovar y añadir los detalles que tienen las prendas que cuestan “un huevo” en prendas que podemos tener al alcance por precios mucho más moderados.

En el tema zapateril, a pesar de que llevan ya unos años presentando material propio, hay que reconocer que muchos de los modelos eran bastante flojitos y tenían fallos de bastante importancia pero, afortunadamente, poco a poco parece que van reencaminado ese apartado y que van saliendo cosillas que no flojean tanto.

Las zapatillas “de running serio” las ubican bajo la marca KIPRUN (acrónimo de “Keep On Running”) que nace en 2004 y que en la actualidad incluye tres modelos en función de la distancia a la que se supone que van destinadas: SD (Short Distance) para los 10K, MD (Medium Distance) para los medio maratonianos y LD (Long Distance) para los machacas de la maratón.

El hecho de clasificar así las zapatillas es porque dicen que se han dado cuenta de que cuando un usuario les intentaba explicar para qué iba a usar las zapatillas, su primer comentario era algo en plan “es que quiero unas zapatillas para correr una distancia de…”, de ahí que hayan optado por clasificarlas de ese modo.

Todos los modelos están en versión masculina y femenina y universal o pronadora con lo que, partiendo de unos modelos relativamente similares, consiguen dar servicio a gran parte de los posibles perfiles de usuario. En general, se nota que van mejorando la gama de zapatillas y que están poniendo mucho empeño en ello, por ejemplo, incorporando a gente como Stéphane Diagana (campeón del mundo de 400 m. vallas en 1997 que actúa como Product Manager y está dedicado al diseño y desarrollo de la gama y, especialmente, a la Kiprun MD), pero eso no quita para que todavía les quede un buen trecho por recorrer (por ejemplo, no es bueno tener un mismo modelo para la versión pronadora y neutra y cambiar únicamente un par de detalles como la pieza estabilizadora de TPU del mediopié sinó que hace falta hacerle mucho más), algo que, a buen seguro irán haciendo a tenor de lo visto en el resto de su material.

Hecha esta pequeña introducción por ser la primera zapatilla de Kalenji que analizamos, nos ponemos manos a la obra.

Mediasuela y Suela

Normalmente abusamos de vuestra imaginación cuando describimos algunos de los apartados, sobre todo el de la mediasuela, ya que se cuentan cosas y no todas se ven a simple vista desde el exterior, pero ya que esta vez tenemos una foto del despiece, pues partimos de ella y así podemos ir viendo cada una de sus partes mucho mejor.

Tenemos una mediasuela compuesta básicamente de dos tipos de EVA: la blanquita que abarca prácticamente toda la mediasuela y otra en azul de una mayor densidad que se ubica en el talón y en la zona interior de los metatarsos, las dos zonas donde mayor impacto suele producirse y que, además se encarga de albergar el CS (Cylinder System), que son esos cilindros que vemos en la figura, tanto en el centro del talón como debajo del primer metatarso.

Al tacto con la mano y viendo la cantidad de material que hay y la altura que tiene, uno piensa que se va a encontrar un tacto blando pero la verdad es que tiende más bien a firme. Es una sensación un tanto extraña, sobre todo en los primeros usos y hasta que “rompe” un poco la EVA, cuando ya cede un poco mejor. Pero me ha recordado mucho a las sensaciones que me transmitió en su momento la primera versión de las Brooks Defyance (con la que, por cierto, hice muchos kilómetros).

Este tacto puede gustar más o menos porque cada uno somos un mundo pero una de las ventajas que tiene es que, dándote cierta amortiguación y protección, mantiene cierta pegada, algo que agradeces cuando quieres subir un poco el ritmo.

En la parte trasera tenemos algo más de amortiguación pero nunca llegamos a tener un colchón blandujo bajo los pies, aunque el que no termino de entender es el delantero porque si se presiona en la parte más cercana al mediopié (seguramente donde está el cilindro), cede mucho, pero un poco más adelante (donde pone “CS”, debajo del metatarso), es duro como una piedra.

Un punto que llama la atención y que incluso puede necesitar cierto período de adaptación al principio es la forma que tiene el talón, que es muy cuadrado.

Además, no tiene ningún tipo de biselado, ni en la parte trasera ni en el exterior como hacen en muchas zapatillas así que la entrada de la pisada cuando se talonea no es demasiado limpia o, al menos, hace que la extrañes si eres de los que están acostumbrados a ir de mediopié o con zapatillas con un talón menos restrictivo.

Lo bueno que tiene es que no deja apenas concesiones y en cuanto impactas, el pie va a su sitio y no es fácil que se desmadre así que digamos que empieza bien la pisada desde el principio. Por supuesto, no viene sólo por esa forma cuadrada sino que también ayuda el hecho de que apenas está segmentado el talón, sin piezas desacopladas, muy plano, con mucho contacto con el suelo y con cierta anchura. Personalmente, me gusta más cuando se deja cierta libertad pero contando con que la misma estructura ha de valer para la neutra y para la pronadora, pues hay que aceptar pulpo, y tampoco pasa nada.

En la zona del arco tenemos la pieza de TPU (Arkstab) que, aunque no es demasiado grande, trabaja bastante bien y entona uno de los principales fallos que tenían los modelos anteriores de la marca, que flexaban por el mediopié de una manera exagerada. En este modelo es una pieza simétrica pero en el modelo pronador tiene un mayor tamaño en el interior y podemos ver en la foto lateral la forma que le han dado a la mediasuela para dar servicio a las dos versiones.

Esta estrategia será todo lo bueno que se quiera de cara a la producción y fabricación (básicamente por ahorro de costes al tener menos patrones) pero no termina de convencerme porque se me antoja complicado admitir que se pueden hacer dos zapatillas análogas, variando únicamente esta pieza y pensar que va a dar un buen servicio como zapatilla neutra y como zapatilla pronadora. No digo que no sirva para ambos perfiles de corredor pero pienso que para dar un 100% a ambos perfiles, hace falta modificar mucho más que la pieza de TPU, añadir o quitar una posible doble densidad, etc.

Hablando de la suela, vemos que está prácticamente cubierta por completo de caucho y que tiene un grosor aceptable por lo que de cara a la duración, no debería plantear problemas. Aunque no tengo posibilidad de comprobarlo en plan prueba de laboratorio, juraría que ese caucho es bastante duro (incluso considerando el tipo de compuesto que es) y quizá eso, junto con el diseño que tiene, también contribuye a ese tacto durete que se le nota a la zapatilla.

En toda la suela se mantiene más o menos la misma filosofía que hemos visto en el talón: poca segmentación, mucho contacto, piezas grandes, etc. lo que suele funcionar muy bien en asfalto pero que quizá no va tan bien en terrenos muy irregulares.

Aunque se pueden intuir tres ranuras de flexión, no doblan de manera clara en ellas sino que es una flexión bastante progresiva y quizá un pelín rígida de más.

Upper y Horma

Vistas de mitad para abajo, vamos a ver la parte de arriba donde tenemos una historia bastante “clásica”.

Para la base, se confía en un upper bicapa con una rejilla exterior bastante abierta y una capa interior mucho más tupida y suave, quedando ambas separadas por un ligero acolchado. Es bastante transpirable y no está excesivamente expuesto, por lo que no hay pega posible con ese tema.

Sobre la rejilla vamos encontrando una buena cantidad de refuerzos sintéticos que en algunos casos están incluso reforzados con alguna pieza plástica.

Tienen el típico “protector” en la puntera que hemos visto en tantas zapatillas y además se le añadido un pequeño apéndice para el dedo pulgar. El recubrimiento de la puntera no llega hasta muy atrás para dejar libres las zonas comprometidas, como p. ej. la del juanete, y debería funcionar bien en general salvo a alguno de los que parece que note terminan de ir a gusto cuando estos refuerzos acaban con esas esquinas tan puntiagudas (a alguno se lo he oído con alguna Progrid Ride pero ha sido esporádico y me extrañó mucho).

Para el ajuste en el antepié se confía en un juego de tiras que salen desde los dos primeros ojales de manera que sale una hacia esta pieza de la puntera y, luego, tres que salen hacia los laterales y un poco hacia atrás, muriendo justo donde acaba el arco. Los siguientes ojales (tercero y cuarto) son de tira y desde ellos sale una gran pieza plástica con dos brazos: uno que muere en la mitad, dando el ajuste del empeine y la otra sale hacia atrás llegando hasta el contrafuerte.

Con este juego de tiras se puede mantener esa rejilla tan transpirable (más fresca de lo que parece al ver la rejilla interior) pero teniendo un buen ajuste y protegiéndola además de las agresiones y rozaduras.

Por último, los tres últimos ojales están en una última pieza desde la que también sale una tira plástica hacia atrás y que también muere en el contrafuerte, que es de un tamaño considerable y de una grandísima rigidez.

Sin embargo, a pesar de este ajuste relativamente bueno y de tener un collar bastante mullido, en la zona del tobillo no las he encontrado finas en el ajuste, básicamente porque las noto un pelín bajas, tanto de tobillo como de aquiles, porque la forma que tienen de cerrar y por cómo envuelven el tobillo, era para que no plantearan ningún tipo de queja.

Ojo, no digo que ajusten mal pero, en una zapatilla que está pensada para distancias de hasta media maratón y que pretende tener cierta pegada, es importante que dé seguridad en todos los puntos y el ajuste del tobillo es uno de ellos, para que nunca podamos tener esa sensación de que pueda ir suelta (aunque nunca lo va a ir porque van perfectamente sujetas por el resto ).

Por último, en cuanto a la horma, son bastante amplias en general y no deberían plantear ningún problema a ningún tipo de pie e incluso permitir bien las plantillas pero es más que recomendable probarlas con cuidado porque la horma es un pelín extraña o, por lo menos, no es de las más habituales (parecen un poco “cuadradotas”).

Aun siendo amplia y no teniendo una puntera muy afilada (más bien tira a cuadradota aunque sin llegar a ser una horma de pie cuadrado sino más bien para pie griego), se nota como que cierra bastante rápido así que hay que llevar un poco de cuidado al probarla y al ajustárnosla para no equivocarnos en la elección o rechazarla antes de tiempo simplemente porque la primera impresión no haya sido buena.

En lo que no me atrevo a mojarme con un 100% de contundencia es en lo del largo porque las que he estado probando son de 26 cms, medio centímetro menos de lo que utilizo normalmente por lo que diría que, el tallaje puede ser más o menos el estándar.

En movimiento con ellas…

Como ya comenté antes, salvando las distancias, me han recordado bastante a la primera versión de las Brooks Defyance: zapatillas con un chasis bastante fuerte, bastante mediasuela, tacto relativamente firme, con cierta respuesta pero sin una dinámica especialmente rápida.

Aunque tienen cierta pegada y gracias a eso dan para correr rapidillo, quizá se les echa en falta el tener una transición algo más rápida puesto que son unas zapatillas que invitan a talonear y ahí es donde más se agradecería que pudieran pasar rápidamente desde el talón a la puntera, lanzando rápidamente el pie hacia delante.

Sin embargo, a éstas no he conseguido pillarles el punto y, si he conseguido rodar rápido con ellas, creo que ha sido más por el ser capaz de rodar a velocidad crucero de mediopié, sacándole provecho al tacto firme de la amortiguación en la parte delantera.

¿Habrá influido en esa falta de rapidez ese tacto raro que le noto en el cilindro del CS de la parte delantera? Ni idea pero creo que es algo que quizá deberían revisarle ya que en una zapatilla pensada para el uso que le publicitan, es necesaria una buena transición para los momentos en los que necesitamos pisar el acelerador.

No obstante, como ajustan bastante bien (salvo por lo comentado para las sensaciones en el collar), permiten ratonear sin problemas y la verdad es que nos siguen el juego casi en todos los sitios por los que las queramos meter. Vamos, que no son unas zapatillas lentorras sino que son más bien de las que no se lanzan por sí solas.

Usuario Tipo

La marca clasifica la gama según la distancia a la que se supone que están destinadas y a éstas les corresponde ser el arma de batalla de los que quieren atacar las medias maratones pero yo prefiero verla según lo que solemos hacer habitualmente y decir que puede venir bien para los que busquen unas zapatillas de entrenamiento neutras, con un buen chasis y un punto de estabilidad y con un tacto de amortiguación firme que les dé cierto toque de respuesta cuando quieren apretar un poco.

Para gente por debajo de los 70-75 kg pueden ser perfectamente unas zapatillas para todo y para el que tenga unos kiletes más, pueden ser muy interesantes, bien como zapatilla de complemento, bien incluso como zapatilla de competición o para meterle caña siempre que se muevan en ritmos por encima de los 4 min0/km.

El hecho de que tengan tanta chicha, un upper bastante reforzado y que sean relativamente amplias, las hacen también bastante interesantes para los que puedan necesitar de plantillas.

Peso de la zapatilla: 335 gr.
Precio: 95,95 €

21 Comentarios

  1. Como siempre en sus productos, calidad-precio ajustada a tope y parece que por fin can reencaminando un poco su colección zapateril, empezando a presentar modelos que ya merece la pena considerar para esto del correr. Pasito a pasito irán entonándolas más aún, seguro.

  2. Yo he tenido unas kalenji hace unos años y no me fue mal con ellas. También eran durillas y amplias de horma, com estas.
    De todos modos creo que el calzado no es el fuerte de Decathlon, que hace mejores priductos en textil.
    Las zapas no me dan la mejor de las impresiones en la mano (ni estas ni las de trail) y el precio no es tan ajustado: se puede encontrar una marca más reconocida en rebajas por precios similares o incluso más ajustados.
    También preferiría unas Joma, sinceramente, y van bastante más baratas.
    Dicho todo esto, me parece que para muchas otras cosas el Decathlon, si no existiera, habría que inventarlo 😀

  3. Yo he tenido unas Kelenji hace unos años: amortiguación más bien durilla y anchas de horma, como estas. No me fueron mal y cumplieron su función para un debutante.
    De todos modos Decathlon hace mejores productos en textil y en otros apartados.
    El calzado de running no da la mejor de las impresiones en la mano y el precio no es mucho menor que las gamas medias de marcas conocidas (por no mencionar que en rebajas hay zapas más baratas de cualquier marca de prestigio).
    Dicho esto, tengo que reconocer que el Decathlon, si no existiera, habría que inventarlo 😀

  4. pufendorf, justo eso que comentas es lo que he intentado transmitir en la prueba: empiezan a tener cosillas que cumplen, pero aún les faltan unas vueltas de tuerca para tener una marca propia de zapas a la altura de lo que ofrecen en otras secciones.
    Pero, bueno, seguro que poco a poco van mejorándolo, confío en ello.

  5. El problema de Decathlon es que está metido en todos los saraos (bicis, running, ahora golf, fitness, montaña…) y claro, no puede centrar sus recursos en sacar una linea de calzado running del más alto nivel.

    A mi me gustaría que sacaran algo de estilo más minimalista y barato. Tienen un par de modelos en esa linea (las famosas del velcro y unas de competición, Áspid o algo así) pero son muy estrechas para mi pie. Y la calidad es discutible además. Las Newfeel, que la usan algunos, son para avanzados en barefoot. Yo no me atrevo a correr con eso 😀

  6. Si te fijas, en pocas cosas luchan por las “gamas altas” y, de hecho, ahí cojean porque pierden parte de su baza “precio barato”.

    El que se gasta “mucha pasta”, al final suele tender hacia una “marca de renombre”, por eso parece que se centran en las gamas bajas (para hacerlo asequible porque no tiene por qué significar “malo” y en las gamas medias donde, al “calidad-precio” sumas el que te ponen detalles de las de gama alta (mochilas, chaquetas, … uffff… es alucinante ver algunos detalles que les ponen a cosas que valen “cuatro duros”).

    En las zapatillas, el problema es que sacaron “cualquier cosa” y eran bastante malejas y si la gente las cogía era por el precio y porque siguen pensando que vale con cualquier cosa que pongas pero no valían.
    Poco a poco las van entonando pero aún les falta.
    No creo que les merezca la pena tirar a más alta gama sino que deberían intentar asentarse en esa gama media (bajar incluso algo más el precio centrándose sólo en tecnologías conocidas) y, por qué no, intentarlo con mercados de nicho, sobre todo, aprovechando esa atracción que la gente tiene hacia esas que han sacado que se les pueden cambiar las plantillas o no sé qué.
    No entiendo cómo pueden gustar como zapas de running porque cojean por todos lados pero quizá deberían explotarlo porque es alucinante ver cómo hay gente que es capaz de intentar defenderte como zapa que le va de cine cuando luego te dicen que en cuanto está un poco mojado no hay quien vaya con ellas.
    Pero, bueno, ya sabemos cómo es el público de incontrolable e impredecible porque anda que no se ven ésas de los velcros como zapatillas de competición en triatlón.

    A mí no me disgusta cómo lo hacen en general pero, como decía, en zapas de running sí que necesitan hacer un poco de brainstorming para reencaminarlo porque desde que decidieron plagar los stands con su marca (estará por el 40%-50% del espacio), no se pueden permitir tener unas colecciones tan flojitas de ruteras.

  7. Es que las Newfeel son zapatillas para ir a la playa. La gente se empeña con ellas porque le parece que pagar 100€ por unas minimalistas es un timo. Yo no lo creo así: las Vibram o las Merrel Glove son zapatilas bien construidas, que las coges en la mano y ves su calidad. El precio que tienen se puede explicar por ahí. Las Newfeel son una mierda (tampoco Decathlon quería que fueran otra cosa).

    Coinicido en que Decathlon no aspira a codearse con las gamas altas. La gente no se comprará nunca zapas Kalenji de 120€. Para eso se necesita prestigio, no fama de BBB. Lo suyo es que tiren a gamas medias y ofrezcan una calidad razonable, cosa que están haciendo en cierto modo. Les falta ajustar más los precios y emjorar algo el producto. Y es verdad que en otros productos lo consiguen: tengo un chándal Decathlon con 10 años y aguanta aún rutas de montaña. Costó 2 duros 😀

    En zapas de correr han conseguido un filón: sacan algo dirigido a los que corren una vez al año (las del velcro) y crean un producto que trasciende el mundo del runeo. Las llevan hasta las abuelas para comprar el pan (doy fe de que en mi barrio son uno de los calzados más populares para todas las edades :D).

    Yo espero que algún día saquen una línea tipo la minimal de NB o las Kinvara/Mirage de Saucony para tener zapas de mi estilo a buen precio.

    También estaría bien que nos contratasen a nosotros dos como asesores de su línea running. Le íbamos a poner la cabeza loca jajajajajaj

  8. ¿Comparadas con las Joma en cada categoría (Titanium, Marathon etc) como quedan? En precio al menos parece que pierden, sobretodo si los comparas con los “chollos” que puedes encontrar en tiendas pequeñas y la red. Enhorabuena por la review 😀

  9. Gracias GuillermoV!!!

    Éstas las pondría a competir con las Titanium XII y, aunque ésa la ha analizado a fondo Jonatan, por lo que he visto de ella, lo que leo en su análisis y lo que he estado viendo en las demás Joma que he probado, creo que en igualdad de condiciones (sintiéndome igual de confortable con ambas zapatillas), probablemente me decantaría por las Titanium XII antes que por las Kiprun MD

  10. Gracias Morath!

    Tenía ganas de leer una prueba de estas zapatillas, para terminar de decantarme en mi elección. En Decathlon ofrecen un dto. de 30€ entregando tus zapatillas viejas. Por lo que se quedan en 65.95€, pero por un poco mas puedo adquirir las sequence 4. Sus antecesoras me dieron muy buen resultado

  11. Gracias Boskof!!!

    No sabía lo de los 30€ de descuento pero eso ya las pone en un precio más que interesante.

    Supongo que cuando dudas entre las Kiprun MD y las Supernova Sequence 4 estás pensando en las MD pronadoras ¿verdad? (es que las que hemos analizado aquí son las neutras).

    De todas formas, en igualdad de condiciones en tus pies (que las dos se quedaran igual de bien), salvo que hubiera mucha diferencia de precio, posiblemente tiraría a por las Supernova Sequence 4, que las he podido usar y me gustaron mucho.

  12. Sí claro, pronadoras.
    Las Sequence 2 me dieron muy buen resultado. Fueron muchos km, medias, tiradas largas… incluso mapoma.
    Optaré por su penúltima predecesora. Las Sequence 5 se escapa de mi presupuesto.

  13. No te preocupes, que las Supernova Sequence 4 son unas grandes zapas… simplemente es que las 5 pulen algunas cosillas como lo de darle un tacto algo más agradable a la amortiguación.

  14. Gracias Morath por contestar. Tengo unas Titanium XI que me regalaron para alternar unas Cushion 20 y he estado la mar de contento. Es para tener más alternativas para cuando las jubile.

  15. pasar de titanium y cushion a Sequence 4 es un paso muy grande, la Sequence 4 es una zapatilla para pronadores claros, muy muy bien hecha, es un ejemplo de como se tiene que diseñar una zapatilla para pronadores, pero es de tacto bastante firme, primero eres pronador? por que si no lo tienes claro, lo mejor es que no la compres.

  16. perdon que confundi Boskof y guillermo, viendo que usaste Sequence 2…las 4 son mas rigidas y menos amortiguadas…las Sequence 5 son bastante mejores que las 4, mantienen casi todo lo bueno y mejorar mucho algunos detalles importantes.

  17. Gracias jonatan
    Intentaré hacerme con las Sequence 5. Mi única traba es el presupuesto, pues quiero hacerme también con unas zapas de trail. Llevo varios domingos corriendo por la montaña y cuando me encuentro un tramo técnico me veo apurado.

  18. Tras darle vueltas y probarme las dos… Me he decantado por las Sequence 5. Las he pedido en SportShoes, deben llegar sobre el 20 de noviembre.
    Gracias por la recomendación.

    Saludos

  19. Morath y jonatansimon veo q sabeis bastante,al mismo precio tengo la vomero+7 ó la culumbus 15 y no se cual comprar,peso 75 kg y seria para empezar a correr,nunca echo running juego futbol amateur

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.