Nike Lunarglide 5

Hablar de las Nike Lunarglide es hablar de una institución dentro de las zapatillas de running. En tan solo cinco versiones se ha convertido en una de las zapatillas más respetadas y utilizadas por los corredores y es que, desde su debut, la filosofía de la zapatilla ha sido la misma: amortiguación, guiado de pisada, ligereza y precio contenido. Una combinación que actualmente nadie puede igualar, por eso la Lunarglide ha tenido tanto éxito estos últimos años.

Hablar de Nike casi sobra, la marca necesita poca presentación aunque, de un tiempo a esta parte sí me he dado cuenta de que hay mucha tendencia entre los corredores -sobre todo los que llevan tiempo practicando este deporte- de dejarla un poco a un lado a la hora de valorar la compra de unas zapatillas, y de no considerarla una marca especialista en running, incluso he llegado a leer que sus zapatillas no son tan buenas como otras para correr.

Como todo, son matices. Nike ofrece unas características que pueden gustar más o menos (tacto blando, buenas sensaciones, algo menos de durabilidad…) pero, la verdad es que no valorar modelos como la Lunarglide 5 entre las mejores zapatillas de su segmento es equivocarse gravemente, al igual que pasa con la Vomero, Streak, Structure… todas ellas son zapatillas muy buenas y que poco tienen que envidiar a ninguna rival.

En cuanto a Nike, poco os voy a contar que no sepáis aunque, como es de las primeros análisis a fondo que hacemos de la marca, os pondré un poco en antecedentes para que, en el futuro, entendáis un poco más cuando hagamos referencia al pasado. La marca nació en 1964 como Blue Ribbon Sports cuando Bill Bowerman y Phil Knight se estrecharon la mano y pusieron 500$ cada uno para fundar la empresa. Al principio, se dedicaron a importar y vender modelos Onitsuka Tiger en el oeste de USA y la cosa les fue bastante bien. La empresa fue creciendo y, poco a poco, fueron desarrollando su propio calzado, entre ellos unas botas de futbol llamadas Nike, que luego se utilizaron como nombre de la empresa, en 1971.

Niké, la diosa de la victoria griega, inspiró a la diseñadora para crear el famoso logotipo de Nike, el Swoosh, que simboliza una de las alas de la diosa Niké. Phil Knight le compró los derechos a Caroline Davison (la diseñadora) por 35$ y, desde entonces, ha sido uno de los símbolos más identificativos de una empresa.

Nike Lunarglide + 5 - Swoosh

Como decía antes, Blue Ribbon Sports pasó a fabricar calzado propio cuando, una mañana, al bueno de Bill Bowerman se le ocurrió meter una placa de caucho en la máquina de fabricar gofres de su cocina. El caucho adquirió forma de gofre (Waffle) y se lo implementó a la parte delantera de una zapatilla de correr. En ese momento, Blue Ribbon Sports dejó de comercializar las Onitsuka Tiger y dio el paso para fabricar su propio calzado.

Dos puntos clave sucedieron a la creación de la cámara de aire en 1977 por un ingeniero llamado Frank Rudy, y me refiero a la cámara de aire tal y como la conocemos hoy en día ya que Karhu inventó un sistema denominado Air Cushion que fue pionero, pero poco tenía que ver con lo que de verdad llamamos cámara de aire.

Y el segundo punto -y más importante- para ellos fue el fichaje y desarrollo de la línea Air Jordan, que le ha dado la posición actual de dominio en el mundillo de las zapatillas, de hecho, es la línea Air Jordan la que la mantiene con tanta supremacía en el top de la lista.

Chasis y mediasuela

Volviendo a hablar de las Lunarglide 5, que es lo que nos ocupa, vamos a intentar analizar el chasis y mediasuela de la zapatilla, parte clave del rendimiento que va a tener el modelo.

Nike Lunarglide + 5 - Isométrica interior

Básicamente, la zapatilla se compone de dos grandes piezas que fácilmente vamos a diferenciar ya que cada una tiene un color diferente:

  • En color gris: la pieza gris de la mediasuela que se sitúa en la parte superior está compuesta por un material muy blando que proporciona un gran tacto de amortiguación al corredor. La verdad, entre todos los polímeros que tiene Nike, no sé exactamente cuál es el utilizado para esta pieza gris (apostaría por el Cushlon aunque podría ser Lunar foam), pero es un polímero muy blando que absorbe y disipa muy bien el impacto, es similar al Phylon pero con una composición mayor de espuma o Foam, lo que lo hace más blando.
  • En color blanco: la pieza blanca está situada en la parte inferior del chasis, por debajo de la pieza gris, de más consistencia y que sirve de cuna para la pieza gris. Es la encargada de dar estabilidad a la zapatilla y está compuesta de Phylite, un material inyectado y moldeado de 60% Phylon y 40% goma sólida, lo que proporciona mayor durabilidad, resistencia y consistencia a esta pieza, tanto que incluso forma buena parte de la suela, lo cual es bastante raro de ver.

Como veis, el chasis se compone de dos piezas cuya disposición se denomina Lunarlon y, en zapatillas como la Lunarglide 5, además, cuenta con unas particularidades interesantes de cara a la estabilidad y que tienen el nombre de Dynamic Support.

El Dynamic Support es un sistema que trata de hacer más estable la zapatilla y también puede corregir o guiar la pisada para reducir o evitar la pronación del pie. En la Lunarglide 5, el Dynamic Support tiene una presencia testimonial, lo que le aporta a la zapatilla es una especie de guiado de pisada, la invita a hacer una transición más eficiente y rápida pero no corrige la pronación apenas. Por ello, es una zapatilla neutra que algunos pronadores leves pueden utilizar, pero quienes más partido van a sacarle son los neutros que tengan tendencia a pronar con el paso de los kilómetros.

Nike Lunarglide + 5 - Perfil interior

El Dynamic Support juega con la geometría de las dos piezas de la mediasuela para conseguir ese guiado. La geometría no es otra cosa que la formación de una cuña. Si os fijais bien (donde mejor se ve es en el talón de la zapatilla) la pieza blanca de Phylite tiene una clara forma de cuña, siendo más ancha en la cara interior y estrechándose progresivamente hacia la cara exterior (sobre todo en el talón), mientras que la pieza blanda gris hace lo contrario.

¿Qué se consigue con esto? Pues muchas cosas. Para empezar, la zona externa del talón tiene mucho más material blando (gris) que Phylite (blanco) por lo que el impacto, que generalmente se produce en esta parte, estará muy bien amortiguado. Esto, unido a que la pieza gris desaparece progresivamente según nos acercamos al arco y que la pieza de Phylite tiene mucha presencia en el exterior, nos guía muy bien la pisada y nos ayuda a percibir unas sensaciones de estabilidad y amortiguación muy progresivas. De hecho, la transición de pisada en la Lunarglide 5 es una pasada.

Este diseño de cuñas superpuestas y enfrentadas es clásico en la Lunarglide. Cuenta con una disposición y diseño prácticamente igual al de la cuarta versión, así que todos los que hayáis utilizado esa versión, no tendréis ningún problema en la adaptación, más bien un Déjà vu.

A Lo largo de toda la suela, incluso en el antepié, la presencia de la cuña es patente y vemos mayor utilización de Phylite en el interior que en la cara externa. Muchos podréis preguntaros si esta disposición de cuña os dará la sensación de que vais con el pie inclinado hacia el exterior, pues nada de eso. El Lunarlon está muy bien pensado y la percepción que se tiene con la zapatilla es de un modelo neutro con cierto apoyo.

Nike Lunarglide + 5 - Perfil exterior

Más tarde analizaremos la amortiguación y, aunque en estabilidad Nike nunca ha sido el mejor ejemplo de chasi robusto y estable, poco a poco van consiguiendo progresos notables. La Lunarglide 5 no es un modelo que destaque por su estabilidad, pero le daría un aprobado, sin duda, ya que es suficientemente estable para la mayoría de la gente. El sistema de dos piezas del Lunarlon le aporta una base estable a la zapatilla y la hace muy apta para casi todo el mundo y, salvo casos excepcionales, (corredores con molestias en ligamentos de tobillo o algo similar) no le veo ninguna pega.

Siempre suelo mirarlo en todas las zapatillas pero apenas hablo de ello en los análisis, me refiero al equilibrio o reparto de pesos, a lo que poca importancia se le suele dar en el mercado pero, sin duda, la tiene. Una diferencia de 30 gramos en el antepié o en el talón de un modelo a otro nos puede llevar a molestias por el cambio de esfuerzos, sobre todo al principio. En este caso, lo saco a colación porque me ha sorprendido, para bien, el reparto de pesos de la Lunarglide: tremendamente equilibrada, casi al 50%. Eso no suele ser habitual dada la cantidad de goma y plástico de las zapatillas en el talón pero, en este caso, la Lunarglide se acerca a lo que debería ser una zapatilla bien hecha.

Suela

La suela de las Lunarglide 5 es muy similar, por no decir igual, que la de las Lunarglide 4. Nike introdujo este tipo de suela con las Lunareclipse en su debut. Sin duda, fue una apuesta muy arriesgada, una decisión que sigue muy en línea con su filosofía.

Nike Lunarglide + 5 - Suela

Me explico. Nike siempre ha dado mucha más importancia en sus productos a las sensaciones de amortiguación que el corredor percibe que a la durabilidad de la zapatilla. Los de Oregon piensan que si una persona está dispuesta a pagar más de 100€ por una zapatilla, lo que le interesa es recibir las mejores sensaciones posibles por parte de la misma. Esa siempre ha sido su línea de pensamiento, las Nike son modelos que no tienen tanta durabilidad como otras zapatillas de otras marcas. En running, suelen durar entre unos 150 y 200 kilómetros menos (es decir, que durarían entre 750 y 950 kilómetros) pero, a cambio, te proporcionan el mejor tacto y amortiguación del mercado, y también uno de los mejores agarres, precisamente gracias a la suela más blanda que la competencia.

Quejarse de la durabilidad de una Nike es, en gran parte, por desconocimiento de lo que se compra. Nike ofrece estas características y otras marcas ofrecen durabilidad pero no amortiguación blanda, por eso hay que saber qué es lo que estás comprando, al igual que cuando cambias los neumáticos a tu coche, deberás buscar uno adecuado a tus necesidades: si quieres ahorrar gasolina y que duren teinta mil kilómetros, tendrás que irte a un neumático duro y que da poco agarre y seguridad en frenada, pero si quieres un neumático deportivo, tendrás que irte a uno blando con buen agarre a pesar de que haga más ruido o sea menos eficiente. Lo mismo pasa con Nike, te ofrece unas características concretas, de cada uno depende elegir si es lo que quiere o no.

La suela de las Lunarglide se podría dividir en tres partes: BRS 1000, goma EPR y mediasuela expuesta.

El BRS 1000 (llamado así por el nombre original ‘Blue Ribbon Sport’ de la empresa) es un caucho de alta resistencia a la abrasión, el que solemos ver habitualmente en otros modelos de la marca, es un caucho algo más blando que el del resto de marcas. En la Lunarglide se sitúa principalmente en tres piezas en el talón fácilmente identificables en negro y otras dos, de forma triangular, en el antepié (cerca del arco y en la puntera).

Nike Lunarglide + 5 - Suela talón

La goma EPR es una goma resistente a la abrasión. EPR significa ‘Eviromentally Rubber Preferred’, es decir, que es un material consecuente con el medio ambiente, algo en lo que Nike lleva años trabajando y que, actualmente, casi el 80% de las zapatillas de la marca utilizan como material de suela. Por lo visto, reduce las toxinas en un 98% y el Zinc alrededor de un 85%, lo cual no suena nada mal. Sin hablamos de su rendimiento, es una goma más blanda que el BRS 1000, en la Lunarglide se presenta en forma de plaquitas situadas en el perímetro del antepié en color blanco y en la zona central en color negro.

Lo más interesante de estas placas es que, gracias a los materiales que hay por encima de ellas (Phylite en los laterales blancos y Cushlon en la zona central del antepié), casi no se reduce el tacto agradable a pesar de ser materiales más indicados para la durabilidad. Además, esto les proporciona más independencia de movimiento ya que si fueran placas de caucho duro se moverían más en conjunto al ser menos flexibles, afectando con su deformación a un parte más grande de la suela. En cambio, estas EPR de tacto bastante blando, adquieren la forma necesaria de adaptación al terreno más fácilmente y de forma más aislada que placas más rígidas con mayor durabilidad. Esto es un buen ejemplo de lo que comentaba antes: sensaciones Vs. durabilidad.

La mediasuela está expuesta, sobre todo, en la parte del mediopié y en la zona interior del talón, la que no recubre el BRS 1000. La zapatilla tiene el Phylite blanco expuesto y, como es un material más resistente que una EVA normal gracias al 40% de goma rígida de su composición (no le va a dar a la zapatilla más durabilidad que el caucho o la EPR), ayuda a reducir peso ya que se evita tener que poner protecciones de materiales más duraderos debajo del Phylite con su pegamento correspondiente, lo que aumentaría el peso y reduciría el tacto que tiene la zapatilla.

Nike Lunarglide + 5 - Mediasuela expuesta

Por lo tanto, tenemos un modelo cuyo fuerte es la sensación que aporta al corredor, no la durabilidad. No es la zapatilla más duradera del mercado y después de hacerle unos 130 kilómetros se ven signos de desgaste en algunas partes. Con el desgaste que presentan a estas alturas y la eficiencia que tengo al correr, le calculo una vida de unos 800 kilómetros, luego, de las características de cada uno y su peso dependerá la vida útil. Para su usuario tipo, tendrá una durabilidad entre 650 y 900 kilómetros.

Otra de las buenas cosas que tiene la zapatilla es la flexibilidad. No solo es cuestión de los surcos de flexibilidad que tiene en el antepié (concretamente, tres que atraviesan horizontalmente la zapatilla) sino que, gracias a la mediasuela tan blanda que posee la zapatilla, la flexión se realiza de manera muy progresiva y fluida y, lo que es más difícil, Nike ha conseguido que en una zapatilla si una pieza de TPU visible y especialmente diseñada para rigidizar el arco, que la Lunarglide, a pesar de ser tan blanda, no flexe por el arco. Sin duda, algo digno de mencionar. Supongo que el habitáculo que tiene en el arco bajo la plantilla para colocar el sensor del Nike + colabora mucho en este sentido.

Upper

El upper sin duda es mi parte favorita de la zapatilla. Es un ejemplo de lo que Nike es capaz de hacer cuando se lo propone.

Estamos acostumbrados a que las marcas de running utilicen termosellados, piezas sintéticas pegadas unidas a mallas abiertas, todo ello es lo que se considera más avanzado actualmente. Pues Nike, inspirándose en su sistema Flyknit ha decidido importar la idea de cómo debería ser el upper de una Lunarglide, y la verdad es que el resultado es espectacular.

Nike Lunarglide + 5 - Detalle upper

El upper tiene una capa externa de color gris que cubre toda la zapatilla y que no tiene ninguna pieza situada por encima, ni termosellada, ni pegada, ni cosida como refuerzo… nada de nada.

¿Cómo se consigue la estructura y el soporte de un upper sin esto? Pues, a base de darle a la malla mayor o menor consistencia dependiendo de la zona del upper. Es una malla de hilo sintético que lleva integradas las tiras de apoyo que dan ajuste y estructura al upper.

Por ejemplo, en la zona del antepié, encima de los dedos, es muy abierta y con huecos de ventilación bastante marcados, pero que cuenta con ciertas tiras de apoyo donde el hilado es más grueso.

Nike Lunarglide + 5 - Upper puntera

Esto se multiplica en los laterales del mediopié, esta zona es clave en cuanto al ajuste, para ello Nike ha optado por reducir ligeramente los agujeros dando mayor presencia y consistencia al hilo y, cuanto más atrás de la zapatilla vayamos, más tupido será el hilado de la capa exterior del upper.

Es un sistema que se aprecia a simple vista, que funciona muy bien, que es muy ligero y confortable. Sin duda es una maravilla, de hecho, en estas Lunarglide 5 han querido dejar clara su presencia y recalcar la utilidad quitando el protector de la puntera de la zapatilla que tenía en el modelo anterior y, para sustituirlo, han hecho una pieza a base de hilo y plástico que queda genial ya que está oculta bajo la apariencia del upper.

El upper no solo se compone de esta malla gris, sino que en el interior tenemos una de color rojo mucho más tupida que es la encargada del confort interior de la zapatilla, la que va a evitar los roces o puntos calientes. En Nike se han esforzado y la han unido a la lengüeta, por lo que tenemos una especie de calcetín extra. Además, la lengüeta, en su unión con la malla en la parte final de los cordones tiene un acabado perfecto, mucho mejor que otras zapatillas de mayor gama y precio. Por ejemplo, estoy probando las Glycerin 11 y me están dando algún problema en esa zona por tener un acabado poco trabajado, en cambio, en estas Lunarglide 5 es impecable, gran punto a favor del confort.

Nike Lunarglide + 5 - Upper medio

Otra de las piezas claves del upper es el sistema Flyware. Para el que no lo conozca el Flyware se compone de una serie de hilos o filamentos que hacen las funciones de tiras de sujeción en las zonas donde el pie más lo necesita. Imitan, en su diseño, a los cables de un puente, nacen en el chasis, van hasta uno de los agujeros de los cordones y vuelven a otra parte distinta del chasis formando triangulaciones para dar consistencia.

Estos cables del Flyware son tecnología punta en el mercado. No son unos simples cables o tiras sintéticas, están formados por un material llamado Vectran, similar al Nylon, derivado a partir de un polímero de cristal líquido, un Polyester aromático con unas propiedades sorprendentes ya que tiene una estabilidad térmica sorprendente (hasta 220ºC no empieza a perder propiedades). Además, resiste muy bien la humedad, la climatología, también los agentes químicos y los rayos ultravioletas por lo que la durabilidad del material está garantizada.

En cuanto a su funcionalidad, un hilo de Vectran es más fino que un cabello humano y cinco veces más resistente a la tensión que el acero. Además, es maleable, ligero y de poca elongación, entre 2% y 3%, esto hace que sea un material perfecto para la función que va a desarrollar en la Lunarglide 5, que es transmitir la fuerza de tensión de los cordones hasta el chasis.

En las Lunarglide 4 veíamos que estos hilos sujetaban directamente los cordones con dos hilos por cordón. Un avance presente en las Lunarglide 5 es que esto solo se da en los agujeros superior e inferior del sistema de cordones, en el resto de agujeros no. Los cuatro agujeros centrales tienen una forma de presilla donde los hilos de Vectran son enganchados por una pieza plástica y cosidos a ella, lo que evita que se muevan y les reduce la libertad en el enganche con el cordón.

Nike Lunarglide + 5 - Sistema cordones

¿Por qué se hace esto y porque sólo en algunos agujeros concretos? Ahí está la clave. Los cuatro agujeros centrales tienen presillas donde los hilos de Flyware trabajan en conjunto con el agujero del cordón. Esto se hace porque en la Lunarglide 4 se comprobó que, si solo pasabas el cable alrededor del cordón y se le daba mucha tensión, al final -con el uso- los cables acababan elongando demasiado y se perdía capacidad de ajuste. En cambio, con este sistema de presillas no se pierden capacidades en el Flyware y el ajuste es homogéneo y mejor repartido.

En los agujeros superior e inferior no se ha utilizado el sistema de presillas y la razón es clara, la Lunarglide 5 no tiene el agujero extra para hacer el lazado con bucle y, como mucha gente con distintos tipos de tobillo necesita ajustes diferentes, en el agujero superior la ausencia de presillas permite al usuario customizar y adaptar cómo quiera para que esos cables del Flyware funcionen, puede darles distintas utilidades para que, al final, acaben dándole un ajuste mejor a sus necesidades, ya sea dejando de utilizar alguno de ellos para variar el ángulo de enganche o girándolos, de tal forma que el ajuste venga desde una parte más baja que la estándar.

Nike Lunarglide + 5 - Detalle primer ojal

Por su parte, el agujero inferior tiene cierta libertad por una razón muy clara, y es que la zona de los juanetes es conflictiva para mucha gente (también la anchura de la zapatilla o permisividad del upper en esa zona). Dependiendo del uso que le demos a los cables inferiores del Flyware, tendremos mayor permisividad del upper o menor para encontrar el ajuste y/o confort adecuados a nosotros, la verdad es que la opción de customizar una lazada propia no la suelen dar los diseñadores y es algo de agradecer.

Nike Lunarglide + 5 - Sistema cordones inferior

El sistema de cordones tiene una forma de ‘)(‘ , donde el agujero superior y el inferior son aptos para customizar el lazado y están más separados que el resto. Esto permite, sobre todo en el antepié, una anchura más permisiva, dejando en manos del Flyware la cantidad de ajuste que queramos dar a esa zona.

La lengüeta va unida a la malla interior, lo que se traduce en mejor ajuste, mayor confort y mejor protección contra puntos calientes que pueden producirse por roces entre el pie y los sistemas de cordones. Afortunadamente, nada de esto me lo he encontrado en la Lunarglide. Su lengüeta es muy similar a las de los anteriores modelos, parece que les ha ido bien y no quieren cambiar.

La zona del talón es la única parte de la Lunarglide con la que he tenido un pequeño conflicto y no porque me haya ido mal, sino porque creo que es una zona que se puede mejorar de cara a la sexta versión. El contrafuerte es brillante, muy bien diseñado, de buena rigidez y consistencia, abraza bien el talón, pero le falta una cosa importante: una pieza que una la parte superior de la pieza con el chasis, justo en la parte trasera de la zapatilla, como si fuera un Aquiles de plástico.

Nike Lunarglide + 5 - Contrafuerte

Eso lo digo porque la Lunarglide es un modelo pensado, principalmente, para talonadores. Tanto su amortiguación como su chasis están pensados para darle respuesta a este tipo de pisada, talonando fuerte o ligeramente, pero talonando y, cuando talonas bruscamente, la zona de malla reflectante que hay dentro de la pieza del contrafuerte de talón se arruga y puede llegar a tocar el pie. Se nota y no es molesto, pero es algo que no debería ser así y que, aunque no afecte a lo que es el rendimiento de la zapatilla, debería mejorarse (se puede ver, en la foto, la arruga que forma).

Nike Lunarglide + 5 - Apretando contrafuerte

En cuanto al collar (la zona que rodea el tobillo), cuenta con un acolchado generoso en la protección del Aquiles. A pesar de que es una zona algo más alta de la media, no molesta en el Aquiles y el acolchado de alrededor del tobillo es agradable y muy confortable, ninguna pega en este sentido.

El ajuste es excelente. No me lo esperaba tan bueno y eso que las cuatro Lunarglide anteriores me han ido realmente bien en este aspecto. La conjunción de un upper confortable, ligero y que consiga este nivel de apoyo gracias al FLyware es un plus muy grande de la zapatilla.

Horma

Creo que, a estas alturas, la horma de Nike ya debería ser más que conocida por todos. En la Lunarglide 5 es similar a las de sus predecesoras, si bien el upper puede cambiar las sensaciones percibidas (sobre todo si vienes de unas Lunarglide 2, que tenían una pieza de plástico en el upper bastante restrictiva).

Nike Lunarglide + 5 - Puestas

No son amplias ni estrechas de antepié, estándar es la palabra. La mayoría de corredores encontrarán la horma de las Lunarglide 5 muy apta, tanto por espacio como por ajuste del upper, de buen nivel y muy agradable. La verdad es que son un guante.

La zona media destaca por la presencia del Flyware y lo bien que reparte los esfuerzos sin apenas hacerse notar. Al igual que el resto de la horma, esta zona no destaca ni por exceso ni por falta de espacio.

El talón es, quizá, la zona más importante. Hay que asegurarse de que se puede conseguir un ajuste bueno al tobillo de cada uno, no tiene un ajuste más suelto ni más espacio, pero al ser una zapatilla con mucho recorrido de amortiguación donde el talón va a recorrer espacio dentro de la mediasuela, es importante que el ajuste de talón sea todo lo bueno posible.

El arco de la zapatilla es medio tirando a bajo. No tiene un apoyo especialmente notable del arco, lo cual la hace muy apta para la mayoría de pies, especialmente para una pequeña parte de los corredores que son muy susceptibles a las dobles densidades y a los arcos algo marcados y que, tradicionalmente, solían tirar de Vomero porque eran las únicas que no les molestaban. Ahora, la Lunarglide 5 es otra buena opción, seguramente sea un 5% o menos de los corredores, pero para ellos, ahí está la diferencia entre poder salir a correr o quedarse en casa.

El ajuste es, probablemente, lo mejor de la zapatilla, y eso que la amortiguación es alucinante, pero más subjetiva. Sin embargo, el ajuste es lo que es y en la Lunarglide 5 destaca para bien.

Su longitud es normal, como todas las Nike. Viene a ser la horma de referencia en el mundillo, pues todos hemos tenido una Nike y en longitud hay bastante unanimidad dentro de los modelos de la marca.

Amortiguación

La amortiguación es la parte donde destacan por encima de la competencia y de forma clara. La cantidad de amortiguación de Nike siempre ha sido superior a casi todo lo que había en el mercado (si dejamos Hoka aparte).

La Lunarglide 5 es una de las zapatilla de la marca con mejor amortiguación actualmente y, todo eso, con 272 gramos, una de las cifras más bajas de todas las zapatillas de entrenamiento actuales. El upper tan ligero, el Flyware y el sistema Lunarlon han conseguido aunar una amortiguación de largo recorrido, gran tacto, buena transición y todo ello en una cifra de peso propia de una zapatilla mixta.

La Lunarglide es una zapatilla para corredores talonadores, es donde destaca sobre el resto. Tras muchas pruebas (siete años de desarrollo), Nike ha conseguido una mediasuela que disipa muy bien los impactos y que pesa un 30% menos que un Phylon normal. Esto se traduce en una amortiguación muy generosa, de tacto blando, de buen recorrido y muy agradable a la hora de correr con ella, especialmente, en superficies duras como el asfalto, aceras

También es cierto que la zapatilla amortigua muy bien y funciona a las mil maravillas si aterrizas de antepié. Aunque su drop es de 10 mm (11 milímetros reales), tampoco es que la haga una de las mejores opciones en este aspecto, pero para la mayoría de corredores que entren de talón y busquen, principalmente, amortiguación y ligereza, la Lunarglide es una de las mejores opciones del mercado. Pocas zapatillas se le pueden comparar en cuanto a amortiguación.

A pesar de tener un gran nivel de amortiguación, la zapatilla se mueve muy bien e incluso se le puede apretar un poco sin que notes que van forzadas. Esta siempre ha sido una característica de las Lunarglide desde su versión inicial y es que, a pesar de ser muy amortiguadas, tienen capacidad para ir algo por encima de sus ritmos ideales. Entre 4.20 min/km y 4.30 min/km, la zapatilla se puede llevar con buenos resultados (más rápido, la cosa empieza a decaer).

Nike Lunarglide + 5 - Perfil interior 2

La amortiguación delantera es muy buena, con menos recorrido que la trasera -evidentemente- pero bastante generosa sin ser exagerada.

Como vimos anteriormente, el Lunarlon se compone de dos piezas, la gris (o contenido) y la blanca de Phylite (o contenedor). La gris está incrustada en una especie de cuna que forma el Phylite y la que aporta todo ese recorrido y tacto blando, mientras el Phylite es la que da algo de estabilidad a base de geometría, aunque sigue siendo un compuesto bastante blando. Así que, como podéis imaginaros, es un autentico colchón.

Conclusión

Hace poco escuché que la Lunarglide no era una buena zapatilla para maratón y me han llegado a preguntar que si aguantaría un maratón. No solo lo aguanta sino que es uno de los mejores modelos del mercado para competir en maratón en un tiempo de 3h30 o más lento. Tiene suficiente amortiguación para aguantar 42 kilómetros (incluso con pesos entre 80 y 90 kg) con garantías. Es cierto que no es la amortiguación que mejor aguanta el estrés, pero 42 kilómetros los hace sin problema.

Además, no tiene costuras por lo que evita rozaduras, es ventilada, pesa muy poco y, encima, el Dynamic Support te ayuda con la estabilidad cuando el cansancio aparece. Pocos modelos son más aptos para competir en larga distancia que la Lunarglide.

Los pros de la zapatilla son claros: amortiguación excelsa, upper de calidad y sin costuras, poco peso, horma estándar… esas ventajas son algunos de los puntos más importantes a la hora de evaluar un modelo.

Puntos en contra no tiene. Sí hay cosas que se pueden mejorar para hacerla una zapatilla alucinante, por ejemplo, el tema del contrafuerte del talón que evite la arruga, o que es un modelo que coge olor rápido, o que los cordones se desatan con facilidad (aunque dándole el primer nudo con doble vuelta esto se evita) y, quizá, el mayor punto de mejora sea la durabilidad. Sin embargo, los que compramos Nike lo hacemos sabiendo que las sensaciones tienen cierto precio.

El resultado me ha encantado. Siempre he apreciado los modelos con mucha amortiguación a pesar de estar acostumbrado últimamente a zapatillas más minimalistas, pero soy uno de los que aprecia correr amortiguado de vez en cuando, me gusta esa sensación y la Lunarglide 5 te la proporciona con creces.

En cuanto a terrenos, donde destaca es en zonas duras, asfalto, carril bici, aceras, aun así en tierra de parque se mueven muy bien. Donde evitaría su uso es en caminos algo menos cuidados y en hierba, donde su agarre es bastante mejorable.

Usuario tipo

  • Corredores neutros o pronadores leves de entre 60 y 85 kg que busquen un modelo amortiguado y ligero para entrenamientos a ritmos más lentos de 4.30  min/km.
  • Corredores neutros o pronadores leves de entre 65 y 90 kg en competición (de media maratón a maratón) que busquen un modelo ligero, amortiguado y con algo de soporte para ritmos más lentos de 4.30 min/km.

Peso de la zapatilla: 280 gramos.

52 Comentarios

  1. Te equivocas “leololozone”,precisamente las nike con tegnologia Waffle en la suela agarran muy bien en tierra,cuando digo tierra quiero decir esa tierra compacta que nos encontramos en los parques de muchas ciudades,nada de trail. Mi duda es si esta zapa lleva cantidad suficiente de Waffle en la suela,para hacer unos cambios de ritmo en la tierra.gracias

  2. No niego que no agarren, lo que digo es que si las metes por tierra te van a durar dos telediários, porque los materiales que utiliza Nike son excesívamente blandos, no te van a llegar ni a los 600 km.

  3. hola, para competir en medias maratones, un neutro de unos 90kgs que se mueva a 4’45” en esa distancia, ¿recomendarías estas Lunarglide5 o las Energy Boost? para entrenos tengo las Adistar Boost y estoy encantadísimo (vengo de unas Nimbus 13).
    Para entrenar las Adistar me llenan perfectamente pero para compatir o entrenos de velocidad no sé por dónde tirar

  4. Las Lunarglide son más recomendadas para:
    Corredores neutros o pronadores leves de entre 60 y 85 kg que busquen un modelo amortiguado y ligero para entrenamientos a ritmos más lentos de 4.30 min/km.
    Corredores neutros o pronadores leves de entre 65 y 90 kg en competición (de media maratón a maratón) que busquen un modelo ligero, amortiguado y con algo de soporte para ritmos más lentos de 4.30 min/km.

  5. Por cieto,… buen análisis jonatan.

    Una muy buena opción para neutros y ligero-pronadores en rodajes “asfalteros” si quieres ir “comodo”.

    Evidentemente no tiene la durabilidad de otras zapas,… a cambio de otras prestaciones.

    Saludos.

  6. Yo las tendría como zapatillas para uso casual, no son zapatillas para tomarte una carrera en serio, hacer 21k con ellas es un infierno, te las quitas y sigues botando.

  7. Javitu00,

    No te preocupes, vas a tener zapatillas para bastante más de 100 días si solo las usas para caminar.

    Cuando en este foro se habla de km de durabilidad en zapas de running, se trata de los km corriendo hasta que pierden sus propiedades (principalmente amortiguación),… andando la durabilidad es mayor puesto que el impacto es bastante menor.

    Saludos.

  8. Vale,gracias! Si, lei que la gente que corre no le suelen durar mucho las zapatillas.. pocos meses y a cambiarlas. Al caminar se supone que se desgasta menos que al correr. 🙂

  9. Tengo las Lunarglide 4 y solo tienen 400 km en pista y unos 50 ó 100 en gravilla. No creo que me duren más de 150 km con amortiguación decente, además que la suela ya está casi lisa. Muy caros para la poca duración que tienen y eso que peso 65 kg.

  10. hola gente, me presento, soy Mauro de Argentina, me encanta correr, ando buscando unas zapatillas que tengan buena amortiguación, sobre todo en el talón donde sufrí algunas molestias, con zapatillas anteriores, por nos er las adecuadas.
    – Corro por asfalto entre 5 y 10 km, 2 o 3 veces por semana.
    – peso 76 kg.
    – tengo pie neutro con leve pronación.
    Estoy en duda entre las lunarglide +4 o las energy boost, que me recomiendan??

  11. ok p@m@t@ti, la verdad que busque información sobre las que me decís, y encaja basnate con lo que necesito, no sabes donde puedo comprarla online para argentina? aparte de mercado libre y netshoes!!

  12. Hola! como están ? Alguien me puede explicar la diferencia entre estas Lunarglide +5 y las Pegasus +30 ? Tengo que definir mi nuevas zapatillas, corro entre 30 y 40 km semanales, tengo pisada neutra con algo de tendencia a supinar y quiero saber si me ayudan cual seria mejor para los 42 k, Desde ya muchas gracias y saludos !

  13. Lunarglide son mas ligeras, algo mas confortables, menos estables, mas rapidas, menos duraderas, aguantan menos kgs y tienen apoyo para la estabilidad en caso de pronacion por cansancio

  14. Muy buenas las impresiones que me ha dado esta zapatilla. Más ahora, que me estoy preparando para correr mi primera maratón. Sin embargo, soy pronador medio, de 85kg, ¿qué alternativa de zapatillas tengo con tan buenas cualidades como ésta?

    Saludos.

  15. Gracias, jonatansimon. La Trance y la Kayano ya las conocía, y de hecho las tengo. Son zapatillas magníficas pero muy amortiguadas, con mucho control de pronación y bastante pesadas (mi número, unos 400gr). Las uso habitualmente para entrenos, desde tiradas hasta series medias y largas. No conocía las Structure, las miraré. Para competir y series cortas uso unas Adidas Tempo 5, unas mixtas rápidas y ligeras, que me han ido muy bien pero ya tengo que pensar en sustituirlas y pensaba que estas Lunarglide podrían serlo.
    Un saludo.

  16. no que va, las lunarglide son muyyyy amortiguadas, son ligeras pero no son rapidas.

    sustitutas de tempo, depende, si quieres algo rapido las racer st, aegis…algo mas comodo 870v3, ds trainer, noosa

  17. Jeje, para mí 4:30 es “bastante” rápido 😉 aunque haga los 10k en 4:10-4:15.
    Impresionante el repertorio de zapas que me recomiendas, les echo un vistazo. Mil gracias.

  18. amortiguacion blanda es de tacto blando, que para moverla hace falta poco, que es agradable.

    en este caso la Lunarglide es una de las zapatillas con más amortiguacion del mercado

  19. Buenas tardes les escribo desde Venezuela. Me compre los lunarglide5 En diciembre y de verdad que son muy cómodas. Llevo ya un año entrando y ya he participado en 2 carreras 10K. Mi tiempo es de mas o menos 6:03 min/Km

  20. Muy buen análisis! Hoy en mi blog pongo la oferta de Wiggle por 78€. Increíble poder comprarlas por 50€ menos que en la web oficial. Quedan todas las tallas por ahora.

    Un saludo a la comunidad runner!

  21. hola buenas, suelo hacer medias a ritmo de 4.40 min/km, aunque alguna lo he bajado. Por temas de trabajo he bajado los dias de entrenamineto y los kms. Suelo salir 2-3 dias a la semana y entre 8 y 12km los dias que salgo, llegando alguno a 15k pero no mas. los ritmos de entrenamiento actuales son 4.30-4.40 min/km,aunque intentando bajarlos (de momento es el intento).
    Que me recomendais?? soy neutro, 67kg, 1.68cm. eso si quisiera probar algo no muy pesado y con idea de que aguantaran medias en un futuro.

    muchas gracias.

  22. Exaltao,

    Pondría la consulta en elforo de zapatillas,… aquí no tiene sentido (el sitio es específico de este modelo) y no lo verá apenas nadie.

    No obstante, si las quieres para todo valoraría 1080v4, glide boost, rider 17, ride 6…

    Depende de lo que uses y te guste.

    Saldos.

  23. Buenos días,

    Mi consulta es la siguiente: En breves correré un Ironman y andaba buscando unas zapas nuevas para correr la maratón.
    Actualmente entreno con unas nb 1080v3 pero bajo mi punto de opinión(personal)con el paso de los km se me hacen un pelín pesadas y poco flexibles(las noto rígidas).
    Que tal me irían estas nike lunarglide5?
    Tengo que usar siempre plantillas para corregir mi hiperpronación(son aptas para ello?
    Con respecto a los ritmos, me suelo mover entre los 4.-4.40min/km en entrenos largos, en el ironman supongo que lo haré sobre los 5min/km.
    saludos y gracias.

  24. las lunarglide no son las mas recias para la hiperpronacion, tampoco las 1080v3 y dices que las notas rigidas cuando no lo son ni mucho menos.

    si quieres algo muy amortiguado la lunarglide te vale, pero no esperes estabilidad

  25. yo empece a correr hace poco menos de 3 meses y llevo unos 250 k con unas
    sony bost de adidas y estan como el primer dia pero queria comprar unas nike para alternar y no acostumbrme demasiado a estas , peso 69 k y soy neutro ,pero con el paso de los kilometros veo como se me empieza a inclinar el pie hacia afuera al apoyarlo y estas dicen que corrigen la pisada , es verdad , gracias

  26. es normal que el talon externo se desgaste y eso puede llevar a que se incline, no es algo que haya que corregir.

    las lunarglide corrigen un poquito pero no eso precisamente, sino lo contrario

    busca unas rider 17, unas cumulus o algo asi

  27. Otras aplicaciones de las Lunarglide 5. No soy corredora , tengo artrosis de cadera, tengo 69 años y medio y peso 78 Kg. Hace 3 años casi no podia caminar con ningun calzado, encotre las Nike lunarglide 5 y me compre 8 pares.
    En casos como el mio es fundamental la amortiguacion de los impactos, me probe antes de las lunarglide 5 todos los zapatos y zapatillas de todas las marcas inclusive otros modelos de lunarglide.
    Es la mejor zapatilla en cuanto a amortiguacion, mi prueba es la mayor exigencia de amortiguacion posible, solo pediria que no dejen de fabricarlas y que inclusive diseñen algun modelo no tan deportivo para vestir. De hecho yo las uso para todo.

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.