Las Nike Terra Kiger 4 han evolucionado mucho en sus primeros cinco años de vida y, aunque empezaron siendo unas zapatillas para trail running muy enfocadas a los que promulgan los preceptos del natural running, relativamente exigentes en cuanto a la flexibilidad, con poca protección, etc. Ahora ya son capaces de convencer con a muchos aficionados al trail running pues han ganado un poco de empaque sin que ello haya supuesto la renuncia a sus ideales iniciales.

Las Nike Terra Kiger 4 son unas zapatillas muy solventes, tan válidas como zapatillas de entrenamiento como de competición, para distancias medias e incluso largas y para una gran variedad de terrenos pero, aun así, creo que no están teniendo la acogida y repercusión que creo que se merecen.

Es una pena que, por el mero hecho de ser unas Nike, la gente no las considere entre sus opciones porque, si bien es cierto que Nike no se prodiga mucho dentro del mundillo del trail running y sólo tiene dos modelos de zapatillas, desde que decidieron reposicionar a las Nike Wildhorse 4 para que no se solaparan tanto con las Nike Terra Kiger 4, creo que tienen una pareja que cubre bastantes perfiles de uso, que dan mucho juego y que aportan ambas su granito de arena y valor diferencial.

Los cambios de las Nike Terra Kiger 4 respecto a sus predecesoras no son abismales sino que, después del cambio tan importante que dieron en esa tercera versión, han preferido ser un poco más conservadores y limitarse a tocar la parte superior (el upper) en aras de un mejor ajuste y de una mayor protección, algo que no le viene nada mal a este modelo y que le permite ser mucho más versátil.

Son ideales también para quienes quieren iniciarse en el mundillo del trail running, sobre todo para aquellos que provengan del asfalto. De hecho, si venís de ese mundillo, para que os hagáis una idea muy rápida y simplificando algo la comparación, podríais considerar que tienen una forma de ser y comportarse similar a lo que podrían ser ‘unas Nike Pegasus 34 para trail running’.

Mediasuela

La parte de debajo de las Nike Terra Kiger 4 me parece curiosa, pero no una de las dos partes por separado sino ambas a la vez y en conjunto: mediasuela y suela.

A nivel de elementos no es nada llamativa porque está confeccionada con cosas que conocemos de sobra: un único tipo de Phylon y dos unidades de Zoom Air, una en el antepié y otra en el talón.

Curiosamente, el Phylon utilizado es de una dureza más bien blanda según las mediciones pero, al calzarlas, el tacto que se percibe es intermedio o incluso tirando a firme si lo comparamos con las primeras Nike Terra Kiger. Inicialmente pensé que era una equivocación y que les hacía perder una de las cosas que a algunos nos gustaba mucho en la primera versión pero, después de haber corrido con esta cuarta versión, retiro lo dicho porque creo que es un tacto mucho más adecuado, más apto para correr con ellas, tanto rápido como rodando y que hace que tengan más seguridad en el apoyo y más protección en terrenos complicados.

No os dejéis engañar por esa sensación de firmeza porque se agradece en los apoyos forzados ya que apenas hay flaneo y, sobre todo, en terrenos algo sueltos porque así se le saca más partido a la respuesta que tienen, que no proviene tanto por la respuesta ofrecida por el Phylon al recuperar la forma sino por la curvatura de la mediasuela que casi parece una de esas con efecto mecedora.

La flexibilidad es adecuada, sin cortes bruscos en ninguna parte y un arqueamiento delantero que, si bien no llega a hacer efecto catapulta, quizá sí se note la ayuda que hace la pequeña rigidez que introduce la cápsula de Zoom Air del antepié. No la he notado en ningún momento, algo que sí que es posible notar en algunos casos en las Nike Pegasus y que no a todo el mundo gusta.

Las Nike Terra Kiger 4 no tienen placa antirrocas pero, con el grosor que tienen de mediasuela, la propia cápsula de Zoom Air y la firmeza del Phylon, son suficientes para que no echemos en falta protección, al menos, yendo por los terrenos para los que se supone que están pensadas estas zapatillas. No olvidemos que no son unas zapatillas para trail hipercañero.

Se mantienen los cuatro milímetros de drop que, por cierto, no son nada exigentes o, al menos, yo no se lo he notado pero se mueven en unas alturas de 23 milímetros en el talón y 19 milímetros en el antepié, a lo que hay que sumar 3-4 milímetros de la plantilla. Esto va en consonancia con lo que comentaba en la introducción de que, manteniendo las ideas y filosofía de la primera versión, se han adaptado un poco para ser algo más para todos los públicos porque son unas alturas y flexibilidad más fáciles de llevar para mucha más gente que antes.

Al mencionar antes lo de las curvaturas, no hay que pensar sólo en la típica del antepié o incluso la del talón sino que en las Nike Terra Kiger 4 la podemos ver en todo el perímetro del talón, lo que afecta mucho a la entrada de la pisada y al apoyo, tanto si talonamos como si entramos de mediopié y también se nota mucho en las bajadas pronunciadas.

Está todo curvado, muy redondeado y eso permite una entrada muy limpia y asegura el apoyo esté como esté el suelo pero, sobre todo, permite que el pie vaya posándose de manera muy progresiva, bordeando el talón en lugar de caer a bloque.

Me encanta ese apoyo y la única pega se la podrían poner los que necesiten un apoyo contundente, seguro y que les obligue a apoyar todo el talón antes de continuar posando el pie porque es algo que nunca van a hacer ellas, no se van a entrometer jamás. Es decir, quien necesite un talón muy estable y que no permita ningún tipo de libertad, regular, a lo mejor tiene que buscar en otras zapatillas, no porque sean inestables sino porque estas nunca van a ponerse intransigentes en plan: “si no vas plano no sigues”.

Curiosamente, a pesar de que me gusta la mediasuela y que me ha dado muy buen resultado durante toda esta prueba a fondo, creo que es una zona en la que las que hay claras posibilidades de mejora. Quizá con un tacto un poco más progresivo que permitiera un pelín más de recorrido ganarían en dulzura, serían más amables y lo mismo hasta ganaban algo en respuesta amén de que casi seguro que se ganarían a algún corredor más para su causa que, quizá, en la primera puesta, las descarte por ser más firmes de lo que se esperaba.

Suela

A las Nike Terra Kiger 4 algunos les meten caña con la suela y, a mí, resulta que es una de las partes que más me gustan y que creo que son responsables de gran parte de su versatilidad.

Tienen dos tipos de caucho, el que vemos en el centro en colorines y el que hay en negro por el perímetro, un poco más denso y duro (unos 10 grados aproximadamente) y que, en principio, está pensado para resistir mejor ante la abrasión que suele producirse en esa parte exterior en los apoyos y canteos. Como curiosidad, el caucho de colorines es de un material reciclado, lo que no parece influir ni en su durabilidad ni en su capacidad de agarre porque vaya si se agarran, como auténticas lapas y, aunque a nivel de durabilidad puede ser una suela que no destaca, bendita sea la que tiene porque el rendimiento es muy alto.

Obviamente, hablamos de moverlas dentro de terrenos de tecnicidad media o baja, no de meternos con ellas por canchales, pedreras, tarteras y similares y mucho menos por barrizales de esos en los que se te hunde el pie entero porque no es su entorno. En el primer caso, vais a echar en falta protección (por ejemplo, de la placa antirrocas) y, en el segundo, de unos tacos más marcados.

No obstante, no os penséis que el taqueado de las Nike Terra Kiger es una minucia porque los tacos tienen una profundidad alrededor de los cinco milímetros y, con ese diseño y ubicación ofrecen un agarre multidireccional muy bueno y casi siempre consiguen enganchar en el suelo, sea como sea la superficie que pisemos.

Además, al ser relativamente cortos, no hay apenas riesgo de arrancamiento ni tampoco el típico flaneo de los taqueados de mayor longitud.

Los del antepié son de un mayor tamaño y se les ha practicado una pequeña rebaja en forma de cruz, entiendo que para que puedan moverse un poco más y para tratar de que el barro que pueda acumularse no se pegue fácilmente a ellos. Además, fijaos en la inclinación de la base de los tacos porque no son totalmente planos sino que están ligeramente inclinados o biselados en la parte delantera los del antepié y en la parte trasera los del talón; el objetivo: permitir una dinámica más progresiva en el apoyo en ambos casos, dejando la parte que queda en ángulo recto para la tracción y la retención respectivamente.

En cuanto a los tacos del perímetro, también vemos diferencia entre la mitad delantera y la trasera. En el antepié tienen una sola fila alrededor, con un pequeño corte transversal mientras que en el talón y mediopié hay dos filas que van separándose y curvándose más cuanto más cerca del talón. Es como si todo lo negro fuera una pieza y la hubieran “enrollado” en el reborde de la mediasuela y eso hiciera que se separaran y estiraran más los tacos (si sois aficionados al mango, sería un efecto similar al conseguido a cuando lo cortáis por la mitad, le practicáis unos cortes en forma de malla y lo “enroscáis al revés”).

Al estar tan separados los tacos de toda la suela, permiten una buena flexión sin necesidad apenas de ranuras de flexión aunque se ha practicado una en la mitad del antepié, diría que a mitad de donde está la cápsula de Zoom Air para que nos se vuelvan excesivamente rígidas y también en la mitad del inicio del talón, para permitir cierta segmentación.

Como he comentado en el apartado de la mediasuela, la entrada es muy limpia y siempre hay apoyo amén de que agarran en todas las superficies, no yendo nada mal en mojado con lo que su versatilidad es muy buena y las hace aptas para prácticamente cualquier tipo de entrenamiento o competición en la que no tengamos garantizado el barro.

En terrenos firmes, tierra compacta, pistas y demás, van de muerte y permiten exprimir las piernas al máximo al igual que sobre terrenos lisos o incluso por asfalto donde, salvo que tengamos una mala técnica y las lijemos prematuramente, nos seguirán también a toda la velocidad que queramos (o podamos) imprimirle.

Como curiosidad, fijaos en la parte final de la puntera donde se ha incrementado el grosor de la suela tanto para proteger más como para asegurar algo más de durabilidad. No es todo engrosamiento sino que una buena parte corresponde a una mayor cobertura de la zona pero diría que ahí sí hay una capa mayor de caucho.

Nike Terra Kiger

Upper

El upper de las Nike Terra Kiger 4 es el que concentra los principales cambios respecto a la versión anterior, encaminados a una mejora en el ajuste y la durabilidad, sobre todo esto último, que es algo que se le ha demandado históricamente, desde la primera versión que la verdad es que estaba poco protegidita ya que sacrificaba mucho ese aspecto en aras de que fuera mucho más adaptable y más liviana en el pie.

El upper está realizado con Flymesh, que viene a ser el engineered mesh de Nike y que presenta una manufactura muy buena, con unos acabados excelentes y unos juegos con las densidades y entramados que demuestran el buen hacer de Nike en estas lides.

Aunque no tenga estructuras rígidas (no considero como tales los bucles de los ojales), se nota muy buena sujeción, en ningún momento se echan en falta tirantes o refuerzos que sujeten mejor al pie, no se siente endeble y aguanta bastante bien los roces. De hecho, es muy transpirable y seca muy rápido cuando moja (moja inmediatamente, en cuanto le cae una gota). La verdad es que el upper me ha dejado un buen sabor de boca, al menos en términos generales.

El hilo es ligerísimamente áspero por el exterior y por dentro tiene una capa algo más tupida extremadamente suave que permitiría llevarlas sin calcetines si alguien lo deseara. La lengüeta queda unida por los laterales casi como si fuera un botín aunque, si investigas un poco, te das cuenta de que no es puramente un botín sino que por la parte delantera es posible llegar a pasar de un lado a otro.

Sea como sea, el caso es que desde la lengüeta salen dos tiras ligeramente elásticas que evitan que se desplace además de envolver al pie y, lo que vemos entre el upper y esa tira lateral es la tela que sujeta la parte interior del bucle de cada uno de los tres primeros ojales. Fijaos en la foto porque es difícil explicarlo incluso apoyándose en ella.

Nike Terra Kiger 4

Por el lateral sube el upper, al llegar a la ojetera se convierte en una pieza de piel vuelta recubierta por una especie de TPU que hace el bucle y en la bajada, ya por el interior, se convierte en una tela que parece un esparadrapillo de los de kinesiotaping que vuelve hasta la mediasuela.

Al final, lo que tenemos es una especie de doble botín que ofrece ese ajuste del mediopié que rápidamente enamora a todo el que calza las Nike Terra Kiger 4 y que permite que se adapten a todo tipo de pies, anchos o estrechos.

Ojo al calzarlas porque hay que sujetar y tirar de la lengüeta para que los dedos no se metan por el exterior si lo haces con prisa pero no os paséis con el tirón porque en las primeras puestas podéis notar algún crujido, como si se rompiera algún hilillo. Lo de los bucles aplica a los ojales dos, tres y cuatro porque el primero es normal y los dos últimos son con cables Flywire, dos por cada uno de los ojales.

El ajuste del antepié es diferente, suficientemente amplio en anchura pero no excesivamente alto por lo que puede extrañar un poco, sobre todo al principio, hasta que el Flymesh va cogiendo un poco de soltura y ganando en adaptabilidad.

En el talón, algo bajo el collar, lo que deja bastante libertad de movimientos pero que puede asustar a algunos, sobre todo quienes gustan de tener el tobillo sujeto casi como si tuvieran unas botas de esquiar (estos no serán los usuarios tipo de las Nike Terra Kiger 4 como ya comenté en el apartado de la mediasuela).

Es un collar bastante relajado y no le vendría mal un ojal adicional aunque, en ese caso, los cordones tendrían que ser más largos porque casi no da ni para atarlas tal como están ahora.

Como he dicho antes, no hay ningún tipo de estructura rígida salvo el refuerzo de la puntera que va termopegado y que, aunque es de mayor tamaño que antes, curiosamente permite un mejor ajuste y, bueno, también el contrafuerte aunque es de pequeño tamaño, lo justo para dar algo de rigidez y que el talón se sienta bien sujeto en la base que es bastante ancha, (por cierto, más de lo que me esperaba al ver un talón tan redondeado).

La plantilla es durilla y firme y, a pesar de tener unos 3-4 milímetros, contribuye al global de ese tacto de amortiguación más bien firme. Como curiosidad, pone Nike Free en el reverso de la plantillas, al menos en las que he estado probando.

También me ha llamado la atención que, en la cara interna del arco, donde no le venía mal un poquito de protección, aunque fuera sólo un termopegado a forma de faldón para evitar los golpes y roces de las piedras, se produce una arruguilla aunque me imagino que es porque han dejado esa parte sin que apoye mucho en el arco para que quede más relajada la zona.

La verdad es que, aunque lo que han tocado en esta cuarta versión haya sido el upper, es posiblemente una zona en la que queda aún trabajo por hacer pero mejor que esperen en Nike a ver por dónde respondemos los usuarios porque así tienen el feedback general y seguro que no todos opinamos igual respecto a las peticiones de cambios. Ante la duda, que se quede así, que a mí me gusta y me parece que va acorde con el resto de elementos de la zapatilla.

Horma

La horma es de las Nike Terra Kiger es un poco curiosa y posiblemente necesite un tiempo de adaptación para la mayoría de corredores, no tanto por su forma sino por el upper, hasta que cede un poco y se adapta mejor al pie como he comentado en el apartado anterior.

Es más bien anchita o, al menos, así se percibe pero en alturas no lo es tanto, ni en la zona del antepié ni en el collar por lo que ojo a los de pies voluminosos, a los que quieran ponerle unas plantillas personalizadas (no las veo especialmente aptas) o a los que quieran mucha sujeción en el talón.

De largo tallan normal así que no subiría media talla, algo que sí recomendé en la primera versión.

Dinámica de las Nike Terra Kiger 4

Las Nike Terra Kiger 4 te lo pueden dar todo o, al menos, prácticamente todo lo que puedas necesitar para entrenamientos o incluso competiciones de media distancia.

Se desenvuelven con mucha soltura a ritmos ágiles, no es fácil pasarlas de vueltas yendo rápido y no se quejan si vas rodando tranquilillo.

Tan bien van por un terreno fácil, pistero o de cañada, como por uno más complicadete donde se les saca mucho partido a su buen agarre, volviéndose prácticamente tentáculos de un pulpo en terrenos lisos.

El upper transpira muy bien cuando hace calor, cala rápido pero seca con la misma o mayor celeridad y, aunque aparente poco protegido, no se desgarra a las primeras de cambio ni tampoco deja que tu pie vaya expuesto a los roces que se pueda llevar.

La amortiguación no es chiclosa sino tirando a firme pero, a cambio, te da seguridad en el apoyo, sin inestabilidades ni pérdida de la fuerza que ejerzas contra el suelo.

Son bastante ligeritas, alrededor de los 270 gramos de peso (258 gramos en el 8.5 USA), con una dinámica de la pisada bastante limpia, homogénea y dinámica para que puedas hacer galas de tu mejor técnica y correr todo lo que quieras.

¿Son perfectas entonces las Nike Terra Kiger 4? No, ni de lejos, podrían ser aún mejores porque podrían tener una placa antirrocas, un upper con protecciones más contundentes, resistir mejor la abrasión en la suela, clavarse más en terrenos con mucho barro…

Pero hay un problema y es que, si le vamos añadiendo cosas de esas perdemos y ya no estamos ante unas Nike Terra Kiger sino ante otras zapatillas así que, por lo que a mí respecta, que sigan manteniéndolas en esa línea que tienen ahora, que es bien buena y cubre un perfil de uso en el que pelean con muchas garantías y que, en caso de cambiar cosas, que sea alguna de las que hemos ido viendo en los apartados anteriores y que suponen únicamente pequeños grandes ajustes.

Usuario Tipo de las Nike Terra Kiger 4:

  • Las Nike Terra Kiger 4 son unas zapatillas de trail running aptas para prácticamente cualquier corredor neutro de peso medio o ligero que quiera entrenar o competir hasta distancias medias (digamos hasta 50K) en terrenos de tecnicidad baja y media y superficies prácticamente de cualquier tipo (salvo barrizales).
  • Ideales como zapatillas de competición de media distancia o incluso larga para quienes tengan una técnica más o menos buena y muy interesantes para los corredores de pesos tirando a altos que quieran unas zapatillas para competiciones medias o incluso cortas (hasta media maratón).
  • A tener en cuenta por lo que quieran ir rápido por terrenos relativamente fáciles (pista, cañada, etc.) y para los que gusten del natural running.

Las Nike Terra Kiger 4 se pueden comprar en la Nike Store por 130 € aquí.

Nike Terra Kiger 4

Nike Terra Kiger 4
8.2

Chasis y estabilidad

8/10

    Amortiguación

    9/10

      Durabilidad

      8/10

        Upper

        9/10

          Suela

          9/10

            Lo mejor

            • Dinámica de la pisada bastante ágil.
            • Ajuste y transpirabilidad excelentes.
            • Agarre de la suela muy bueno en casi todas las superficies.
            • Bastante ligeras.
            • Aptas para entrenar y para competir.

            A mejorar

            • Durabilidad de la suela en superficies agresivas.
            • Un poco más de protección en la suela y en algunas zonas del upper no le vendría mal.
            • Un pelín más de recorrido en la amortiguación en el momento del impacto.

            3 Comentarios

            1. Aquí uno con unas Kiger 2 y muy contento con ellas. Veo que la suela es algo más “gorda” en esta versión 4 y que desaparece la peculiar, aunque práctica, lengüeta a lo burrito.

              Mi experiencia es que parecen delicadas y frágiles pero no lo son en absoluto. Son unas zapas que te las pones y te olvidas de ellas, siempre que no sea barrizal o canchales, da igual el ritmo o la distancia.
              Las veo como seria alternativa frente a las inov8 trailtalon (las dos que hay), raceultra 270 y roclite.

              Cuando mueran las mías las tendré muy en cuenta.

              • Gracias por el feedback Garrafa2!!!

                La lengüeta ahora está integrada así que tampoco es que se pierda completamente la esencia del burrito.
                Totalmente de acuerdo en lo de la aparente fragilidad, que es sólo apariencia. No son unas tanquetas, pero aguantan bastante tralla, al menos, si se les mete por terrenos no excesivamente técnicos, lo que sería sacarlas del terreno para el que han sido diseñadas.

            2. Buenas
              Ya está actualizado el artículo de las Terra Kiger 4 para incluir la review (análisis a fondo) en lugar de las primeras impresiones, que es lo que teníamos antes.
              Enjoy!!!

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.