Con unos pies que se mueren por probar todas las zapatillas que no conocen y que se ponen a su alcance y una “mente ingenieril” típica de un “tío de ciencias”, las posibilidades de resistirse a analizar a fondo unas zapatillas que presentan un concepto innovador y rompedor como el de las On Running es poco menos que imposible así que, ahí vamos…

Una pequeña aproximación inicial…

On-Running es una marca suiza relativamente reciente que dispone actualmente en su catálogo de dos modelos (CloudRunner y Cloudsurfer) cuya principal aportación al mundillo zapateril es la tecnología “On CloudTec” que ellos mismos describen como “la sensación patentada de correr sobre nubes”. Ignoro completamente cómo es la sensación de correr sobre nubes pero, sin ninguna duda, la sensación de correr con unas On Running es, cuanto menos, curiosa y diferente a lo que había notado hasta ahora en otras zapatillas de running.

Según dice la propia marca, sus ingenieros llegaron a la determinación que de los dos principales impactos que sufren nuestros pies al correr (vertical y horizontal), es el horizontal el que mayor daño nos produce en los músculos, ligamentos y articulaciones y que por eso se pusieron a trabajar para crear “algo” que nos permitiera correr con suavidad, como si estuviéramos sobre arena y que al mismo tiempo nos permitiera un despegue efectivo.

La conclusión a la que llegaron es que se podía conseguir de una forma muy simple y que utilizando varios “discos” se podían absorber ambas fuerzas y además mantener el momento que lleva el pie ya que estos círculos se comprimen con la fuerza de la pisada y el peso del corredor.

¿Funciona realmente esto del Cloudtec?

Pues bueno, la marca aporta estudios del “The Swiss Federal Laboratories for Material Testing and Research” que dicen que este sistema de amortiguación reduce las fuerzas de los impactos en un 25-30% y que es más activo en el despegue que muchos otros mecanismos y, además, en 2010 obtuvieron nada menos el que premio ISPO a la mejor innovación así que, nada, habrá que darle al menos un voto de confianza y pensar que, aunque pueda no ser cierto todo lo que se publicita, posiblemente tampoco sea tan locura como parece a simple vista, ¿no?

Nota: Ya que estamos ante unas zapas originales, aportaremos nuestro granito de arena y, de aquí en adelante, y parafraseando lo de “correr sobre nubes”, utilizaremos el término “nube” para referirnos a los “discos” del Cloudtec 😀

Vamos con las Cloudsurfer…

En cuanto abres la caja de las zapatillas, empiezas a sorprenderte con multitud de “pequeños detalles” que apuntan a que, aunque estés ante unas zapatillas “raras”, no van de farol: muy buena presentación, tarjetita con el número de serie para registrarte, dos cordoneras (en este modelo vienen con las verdes chillonas a juego con las suela y unas negras de repuesto… o para la gente que quiera darles un toque más discreto), una manufactura general de la zapa que transmite muy buenas sensaciones iniciales, etc. La zapatilla tiene unos materiales y acabados realmente buenos y cuidan muy bien todos los detalles.

La horma es bastante amplia en general, sobre todo en la parte delantera pero ofrece un buen ajuste así que da servicio tanto a los “big foot” como a los de pie más finito. Aunque sea amplia, la longitud está dentro de lo normal así que no estamos ante una zapatilla que talle grande. Destacar que la parte delantera es con forma “cuadrada” lo que contribuye a esa amplitud y holgura en la parte delantera y es algo que agradecerán los que tengan un dedo gordo del pie bastante largo.

El upper se basa en una malla muy transpirable que se “engorda” y mulle en las zonas donde hace falta (lengüeta, collar, etc.) y que se complementa con tiras de nobuck allá donde hace falta reforzar el ajuste del pie (tiras que salen del primer ojal, la ojetera, etc.) o donde es necesaria una protección adicional (p. ej. en la puntera). La zona del arco se refuerza con un cosido adicional tanto por dentro como por fuera y en la zona central de la puntera también hay un par de “tirantes” ocultos que ayudan a darle una buena estructura al upper. Es muy transpirable y el interior es muy agradecido con lo que diría que no es precisamente de los que favorezcan la aparición de rozaduras.

En la zona del tobillo y el collar no encontramos un gran contrafuerte rígido pero el que tiene cumple muy bien su función y al no ser muy alto, minimiza las posibilidades de molestias en el aquiles. El collar es bastante abierto y no agobiará nada a los tobillos más anchos pero tampoco deja abandonados a los tobillos finos y, aunque así fuera, como la cordonera es relativamente larga, utilizando el último ojal se solventa perfectamente el problema.

Si pasamos a mirar las “nubes”, vemos que tienen dos bloques, cuatro detrás (dos parejas) y nueve delante (tres tríos): las del retropié son algo más cortas, con un poco más de hueco y más goma en la parte que contacta con el suelo y las del antepié, son más alargadas y más finitas. Obviamente, todo esto obedece a todo ese trabajo de los ingenieros de la marca que hemos estado comentando en la introducción de esta prueba. Hay que destacar también otros detalles en la forma de estas nubes porque vemos que tienen un dentado para que no deslice cuando contactan las dos superficies, no tienen la misma cantidad de goma en la parte trasera y en la delantera de cada nube… vamos, todo un derroche tecnológico y de originalidad.

Otras cosas que van llamando la atención según se analiza la zapa antes de sacarla: la plantilla tiene un refuerzo en la zona central de los metatarsos y tiene el arco relativamente marcado, el penúltimo ojal (el último que solemos usar la mayoría al atárnoslas) tiene una pieza cilíndrica de plástico para que deslice bien la cordonera, tiene una tira en el talón para facilitar el calzado (creo que no he usado nunca esas tiras en unas zapatillas de correr, ni siquiera en los triatlones, pero no molesta así que si está ahí y le sirve a la gente, genial), etc.

Pongámonos a correr con ellas…

Si las Cloudsurfer llaman la atención al tenerlas en las manos, una vez calzadas, vas de sorpresa en sorpresa y casi no da tiempo a asimilar tantas sensaciones novedosas.

No me extiendo con el tema del calzárselas porque cumple todas las impresiones que he ido describiendo anteriormente y encajan rápidamente y a la perfección; son realmente cómodas.

Lo primero es andar con ellas y enseguida empiezas a notar que “ahí abajo” hay algo diferente a o habitual pero, sin ninguna duda, lo que más me ha llamado la atención ha sido la sensación que da el gran “vacío” que tiene el talón hasta que se llega a la primera pareja de nubes (si nos fijamos en las fotos laterales de la zapa, vemos ese hueco que mide nada menos que dos centímetros). Tiene la ventaja de que deja entrar muy bien al pie cuando taloneamos (en muchas zapatillas vemos que le biselan la parte exterior del talón para facilitar esta entrada) pero en este caso se me hace un poco más grande de lo deseado porque hace que el contacto con el pie sea bastante adelantado y si se es taloneador, se puede echar en falta un contacto más cercano al inicio del talón. Delante, también tienen bastante distancia desde que acaban las nubes hasta la puntera pero ahí ya no llama tanto la atención porque el efecto que transmite es el de que se acelera la pisada, algo a lo que podemos estar acostumbrados por otras zapatillas.

Ya en marcha, parecen más ligeras de lo que dice la báscula pero es posible que sea por lo flexibles y cómodas que son. Sobre asfalto, en rectas y a ritmos sostenidos se comportan muy bien y poco a poco te vas acostumbrando al tacto que tiene el Cloudtec y la verdad es que ¡funciona! No son un colchón blandujo como se podría esperar al ver el sistema de amortiguación pero sí que van bien dotadas de amortiguación, es relativamente blanda y no tiene un recorrido excesivo así que dan un buen resultado.

Sin embargo, sí que vamos notando el trabajo que hacen los 13 soldaditos que trabajan de manera individual y que algo pasa “ahí abajo” que es diferente a lo habitual. Esto se nota sobre todo en cuanto empezamos a hacerle perrerías con giros bruscos, pisadas de canto, etc. Notas que la zapatilla no responde todo lo rápido que te gustaría por cómo ceden las nubes. Cuando las sacas fuera del asfalto, si es tierra compacta, simplemente le notas que tiene algo menos de agarre pero si empiezas a encontrarte terreno irregular con piedras, ufffff… notas bastante inestabilidad o, al menos, que la zapa se menea demasiado (casi es como ponerse a hacer ejercicios de propiocepción que está muy bien pero si vas rodando ligerito, es un pelín arriesgado :-D).

El agarre era una de las cosas que me preocupaban bastante y confirma lo que me temía: en asfalto sin problemas pero fuera de ahí muestran carencias, seguramente por la falta de superficie de contacto con el firme. En tierra compacta ya se empieza a notar y si te metes en césped te pueden dar algún que otro susto como esté un pelín mojado.

Aunque esté hablando de inestabilidad en algunos terrenos, la zapatilla no es especialmente inestable per sé sinó que creo que es una consecuencia del sistema Cloudtec. Lo que está claro es que no aporta corrección lo que, sumado a ese punto de inestabilidad, a la acción individual de las nubes, el hueco del talón, las grandes ranuras de flexibilidad, etc., hacen que no sean de lo más recomendable para gente pronadora. Sí, muchas marcas están utilizando algunas de estas cosas y p. ej. cada vez colocan más piezas “sueltas” en el talón para que el ataque de la pisada se adapte mejor a lo que necesita el corredor y conseguir una corrección desde las primeras fases pero parece que en las Cloudsurfer, la suma del todo da como resultado ese punto de falta de estabilidad.

Tienen una diferencia talón-punta que, dependiendo de la talla, se mueve entre los 6 y los 8 milímetros (entre un 50% y un 60% de los clásicos 12 milímetros) lo que sumado a su flexibilidad (longitudinal y transversal) por la configuración y ubicación de las nubes, las hacen muy interesantes para quienes gusten de correr de mediopié. Para los grandes taloneadores, aunque les ofrece una muy buena amortiguación detrás, tal como he explicado cuando he mencionado el hueco del talón, quizá no son de lo más adecuado.

La dinámica, sin ser destacable, no es mala y permiten ir relativamente ligerito gracias a lo ligeritas, flexibles y cómodas que son y a que, aunque tengan bastante amortiguación, si picas mucho de antepié, la pérdida de energía no es demasiado grande ya que las nubes delanteras amortiguan menos que las traseras y, además, hay un buen trozo sin nubes justo en la puntera. Aun así, creo que es más una zapatilla para ir rodando más que para ir con pretensiones de apretarle las tuercas y exprimirnos con ellas.

Usuario Tipo

Como he ido comentando, creo que el uso de las Cloudsurfer es para corredores neutros de no más de 70-75 kgs que rueden principalmente por asfalto y a ritmos por encima de los 4’/km.

No las veo como zapatilla “todo uso” o de diario ni como una zapatilla para meter grandes volúmenes aunque sí puede hacer papel como zapatilla de complemento para rodajes suaves a ritmos tranquilos y, sobre todo, para “jugar” un poco con el pie y que se acostumbre a cosas no tan estables.

Ah, por supuesto, es imprescindible probarlas para todo aquél que se considere un friki de las zapatillas de running y las tenga al alcance de los pies.

Peso de la zapatilla: 300 gramos.
PVP: 160 €.

18 Comentarios

  1. Bueno, daré mi opinión. La cuestion es que leyendo vuestro analisis y tal no parece mala zapa, es mas, se nota que es una buena zapa por los acabados y demas, pero es que, ¿a dia de hoy quien se puede gastar 160 euros de PVP en una zapatilla que no la conoce y teniendo opciones que tienen la confiana de “las zapas de toda la vida” y encima mas baratas o igual de precio?

    En mi opinion si bajaran un poco el precio se podrian dar mas a conocer, pero de mi entorno runnero no me imagino yo a nadie pillandose estas zapas, porque nadie es de hacer experimentos con el calzado. Ojo, que igual me equivoco y hay mucha gente que le gusta probar nuevas y peculiares como esta, pero desdeluego no es lo que yo estoy acostumbrado a ver.

    El que se lea mi tocho merece un aplauso :p

  2. Leído el tocho… y despacito, nada de leerlo en diagonal 😀

    Totalmente de acuerdo en que el tema del precio es uno de sus mayores hándicaps, del mismo modo que la poca facilidad para tenerlas a mano para probarlas.

    En serio, la zapa no es mala y, como ponía en la prueba, a pesar de ser bastante “rara”, me ha sorprendido cómo se ha comportado.
    Pensé que iba a ser un auténtico bluf… y, bueno, la verdad es que para determinados usos es interesante pero, volviendo a lo de antes, gastarse ese dinerillo en una zapa de complemento… ufff, cierto que tira un poco para atrás.

    En cualquier caso, me quedo con el hecho de que van apareciendo poco a poco “innovaciones” en el mundillo zapateril y tanto las marcas clásicas como nuevas marcas están intentando arriesgar con cosas novedosas que, como siempre, unas veces funcionarán y otras serán una cagada morrocotuda pero, al final, salimos ganando todos porque avanza más y mejor el mundillo zapateril.

  3. Yo las probaría encantado, como cualqueir friki de esto de las zapas, supongo. Me llaman la atención, son distintas y probablemente, bastante buenas. El problema es el que mencionáis más arriba: 160€ por un artículo con pocas referencias, difícil de encontrar para probar y que no parece una compañera para muchos kilómetros (aunque quizás sí pueda serlo). Muchos euros son esos.

  4. Si siii, una pasada, pero en menos de 300 km las “nubes” de los talones empiezan a convertirse en tormenta, vamos que se van rajando por el diseño que tienen, lo digo de primera persona,lo empece a observar y me puse en contacto con la marca, me cambiaron mi par con 3 nubes rajadas por uno nuevo, pero… en menos de 300 aparece de nuevo el problema, ¿solución? adelantar la rotura y convertirlas en unas bare… cuchillo en mano!!

  5. Ummmm… ¿300 sólo?
    No le he hecho tantos pero, como he puesto en la prueba, una de las cosas que sí que me imaginaba es que la duración no sería su fuerte aunque se me hace demasiado poco.
    Estaré atento (aunque no suelo llevar la cuenta de los kms sino que cambio las zapas cuando me parece que empiezan a dejar de estar “en su punto”, independientemente de la tralla que lleven).

    Ah, puestos a contar anécdotas… una que se me olvidó poner en la prueba.
    Es curioso pero al andar con ellas, parece que “croan” porque al rozar la goma superior con la inferior, chirría un poco y no he conseguido quitárselo ni siquiera limándolo un poco a ver si podía pasar como con los neumáticos o con algunas suelas de algunas zapas, que hasta que pierden la primera capa, chirrían al pisar.

    Tomo nota de lo del Bare… me ha molado y no lo descarto porque, contando lo cómodas y flexibles que son (no son la panacea pero sí que voy comodísimo con ellas), eso de convertirlas en zapatillas hipercómodas, planitas me tira mucho más porque con lo del croar, la verdad es que estoy un poco hasta los cataplines.
    Ya contaré por aquí a ver si me aventuro a bajarlas de las nubes!!! 😀

  6. Me atrevo a opinar que los comentarios de inestabilidad que has hecho en este gran modelo de On Cloudsurfer no son reales, te comento esto porque tengo loa pies peores que un zapato puede poner a prueba, es que el pie derecho lo tengo cabo, para darte una idea, en este pie son talla 7 USA y el isquierdo son 7.5 USA. Cuando he corrido 14 Kilómetros con unos zapatos Adidas Boost que a mi parecer son buenos, termino con el pie derecho DESTROZADO, sin embargo he corrido 21 Kilómetros con el Cloudsurfer y lo he hecho de manera excelente, tanto que ya no uso otro zapato, aclaro SIN PLANTILLAS DE DOCTOR, OJO, esto es muy importante. Lainestabilidad que hablas de la tierra tampoco es certera, mis distancias de preparación, las corro en montaña con tierra, piedra, barro, arena, cemento y pavimento a 2,200 metros de altura al nivel del mar y la zapatilla Coludsurfer como tú le llamas se comporta más que estable en la bajada con piedras (no las sientes, tienes agarre) amortiguan en tierra etc. creo que tú análisis no es certero ni asertivo, no estoy en España, estoy en México y he llevado estos zapatos al volcán del Popocatepetl a 3,600 metros al nivel del mar con toda clase de terreno, aún más siendo este un volcán.
    Saludos cordiales desde Puebla, México.
    Las Cloudsurfer son unas zapatillas, para nosotros zapatos tenis por demás EXCELENTES Y RECOMENDABLES TOTALMENTE!!

  7. Sergio5791, siento que te haya parecido un análisis tan decepcionante y que lo que digo no sea certero pero a lo mejor lo que pasa es que no has interpretado bien lo que decía.

    Esta zapatilla sea tan estable como Ghost 6, Cumulus 15, 1080v4, etc., eso es muy sencillo de comprobar en la rigidez del chasis, alturas, resistencia a la torsión pero, como pongo en la prueba, “…Aunque esté hablando de inestabilidad en algunos terrenos, la zapatilla no es especialmente inestable per sé sinó que creo que es una consecuencia del sistema Cloudtec…”.

    Además, el hecho de que una zapatilla no sea tan estable no tiene por qué ser malo y, de hecho, muchos vamos más cómodos con zapatillas que nos permiten cierta libertad.

    No quiero entrar en polémicas pero ese diseño de suela y sistema de amortiguación, sintiéndolo mucho, pero no es lo más adecuado para terrenos de montaña, del mismo modo que el upper no está diseñado para eso.

    Que vale, ¡por supuesto!, yo he corrido (y ganado) carreras de Trail Running con unas Adizero Aegis 2, teóricamente un paradigma de zapatilla maratoniana y he ido con ellas tan a gusto por el terreno donde otros iban con zapatillas de trail running específicas. También he hecho una prueba que era casi un km vertical con unas Elixir 7 y la mar de bien. Pero ni un caso ni el otro demuestran que las Adizero Aegis 2 ni las Elixir 7 sean recomendables por montaña.

    Ah, tampoco he dicho que no sean unas zapatillas recomendables y seguramente te sorprenderías si conocieras todas las veces que las he defendido como unas zapatillas que sí que no solo sirven para correr sino que para determinados usos, son muy buenas. Ésa es la idea que intenta transmitir la prueba y por eso me ha sorprendido tanto tu comentario dándome tanta caña.

    Muchas gracias por tu aportación, seguro que es útil a quien lo lea, tomo nota y trataré de prestarle atención a las cosas que comentas si tengo la posibilidad de probar el modelo actual al que, por cierto, le han mejorado el Cloud Tec precisamente para mejorarle la estabilidad ;-D

    Un saludo desde este lado del charco!!!

  8. No te preocupes, pero solo hablé de lo que puedo sentir y probar, incluso aquí en México que es uno de los países que más Triatletas aporta, ya que se llevan a cabo tres competencias de Ironman, las usan con comprobado éxito dos súper Triatletas y una de ellas Triatleta Olímpica Beijing 2008, Ironman+ MTB+Carreras de Aventura+Xterra+Ruta+Duatlón es campeona del Espartan Race carrera en montaña y con toda clase de obstáculos, venció a dos mujeres marines de los Estados Unidos, se llama Fabiola Corona, con esta marca On Running con el modelo Cloudracer rompió su record y elo record de Mujer Ironman en Miami Florida y no suelta On para nada, en trena con Cloudsurfer, la puedes ver en @fabiolacorona http://www.fabiolacorona.com.mx cuenta con patrocinios de todo tipo, Garmin por ejemplo, otro, Iñaki de La Parra Barreras, este campeón mundial de ULTRAMAN UK mexicano poseedor de record en esta durísima prueba también usa On convencido de las noblezas del zapato, es Coach también, etc lo puedes ver en @iñaqui_delaparra o en google
    Es bueno intercambiar experiencias, saludos cordiales desde México, y ojo, jajaja no te doy caña como dices, tú eres español y yo mexicano descendiente de españoles, nos hablamos directo, eso si con respeto.
    Saludos.
    Sergio
    Twitter @sergio5791

  9. Tranquilo, Sergio5791, que no me he cabreado ni mi respuesta iba en tono de protesta sino simplemente contesté intentando ser objetivo y “aséptico”, defendiendo mi punto de vista y justificando por qué lo ponía.
    Pero, vamos, que no me he cabreado porque si me tuviera que poner así por cada comentario en contra, acabaría explotando jejeje

    Simplemente es que quizá entendí el tuyo un poco como un “medio ataque” y te pido perdón si has pensado que te escribía atacándote (pero a veces cuesta saber si el que escribe lo hace con buena fe o en modo troll, que hay muchos por internet ;-D).

    Ah, en los patrocinios, te falta gente como el olímpico David Hauss, creo que el primero de la élite del triatlón de corta que llevó On (las CloudRacer ;-D).

    Un saludo y, de veras, muchas gracias por tu detallada información.

  10. Te mando un cordial saludo Morath y no, para nada, al contrario es bueno intercambiar opiniones y hacer nuevos amigos runners del otro lado del charco, ahora vengo de correr 15 K precisamente con este modelo preparándome para el medio maratón de la ciudad de México el 27 de Julio y después el 31 de Agosto maratón completo, este ya lo correré con los Cloudracer de On, excelentes zapatillas como ustedes por allá les dicen. Jajajaja no soy Troll, tienes razón en eso, hay muchos que cobardemente no se atreven a hablar directo y con respeto, aunque las opiniones sean diferentes, así se forma la riqueza de la sabiduría, aquí en México represento a la empresa Saeco de máquinas de café y tengo un colegio también http://www.saecovending.com y http://www.anrodschool.edu.mx
    Te envío un cordial saludo desde Puebla, México.
    Sergio

  11. Hola buenas, de siempre he tenido assics, las últimas que tengo son las nimbus 15, tenía ganas de cambiar, pero tengo mis dudas , alguien me podría aconsejar? gracias

  12. Juanjo, para poder aconsejarte más allá de que, si te han ido bien Nimbus 15 repitas con Nimbus 17 hace falta información: peso, ritmos, kms semanales aprox, pisada, terreno, …

    De paso, al ser una duda general, encontrarás muchas más respuestas y participación si escribes en el foro de zapatillas porque aquí sólo lo ve quien entre a ver cosas de las CloudSurfer.

  13. Buenas Morath muchas gracias por la respuesta, pues mira hace seis meses q deje de correr , y quiero otra vez retomar, pesaba 77 ahora peso 84 jejejeje ,hacia alrededor de 60kms semanales,( como bien sabrás las nimbus son pisada neutra, aunq tengo la pisada por fuera), terreno más o menos llano , aunq a veces algo de sierras, pero poco.

    Por eso estaba pensando en cambiar a estos modelos a ver q tal o seguir con assics, nimbus 16-17, las 16 son más económicas jejeje.

    Comenzaría corriendo un par de días a la semana y poco a poco , hasta conseguir mi peso.

    Gracias Morath . un saludo

  14. Juanjo, como te puse antes, es mejor que, si la pregunta es general, la pongas en el foro de zapatillas porque aquí no lo va a ver nada más que quien busque información de las ClousSurfer.

    Si te fueron bien las Nimbus, seguiría con ellas, da igual si Nimbus 16 o Nimbus 17 porque, aunque las 17 son mejores, las 16 son tremendas igualmente.
    Valora Glycerin 12, Triumph ISO, Enigma 3, …

    Si te ponen a tiro unas CloudSurfer y te pica la curiosidad, prueba a ver pero, sin probar, no me la jugaría, al menos no de momento.

  15. Muy cómodos! Buenos para correr! Pero no duran, sus nubes se rompen, soy amateur llevo 7 meses corriendo, seis meses con ellos y ya se rompieron, pienso que por el precio no valen la pena.

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.