1130a1

La Asics Gel 1140 es una de las reinas en cuanto a la relación calidad-precio. A lo largo de los años la verdad que no se ha visto ninguna revolución en este modelo, sólo simples lavados de cara para adaptarla a los nuevos tiempos, pero en la base sigue siendo el mismo modelo de siempre, lo que sus usuarios agradecerán ya que saben que la nueva versión les funcionará tan bien como la que utilizan.

La 1140 ha sido el referente en su segmento durante años. Una zapatilla para pronador leve y gente de menos de 75kg de peso era los requisitos necesarios para oír el nombre de este modelo como primera opción, si bien es cierto que últimamente le han salido rivales muy duros como las Saucony Progrid Guide, las Brooks Infiniti o las Nike Span 5. Aún así, las Asics 1140 siguen manteniendo el cara a cara con cualquiera.

En este modelo se ha ampliado mínimamente el Gel del talón para darle un poco más de amortiguación. Siempre ha sido una zapatilla con la suma justa de amortiguación, ni mucha ni poca, agradable y de buen recorrido, pero ni abundante ni escasa. La mediasuela de Speva ayuda bastante al buen tacto general del chasis.

Uno de los cambios llamativos de Asics en este modelo es la reducción de tamaño de la pieza del arco. En anteriores versiones era bastante invasiva en los laterales de la mediasuela en forma de 3D, dando apoyo a la doble densidad y procurando mantener el pie en su sitio en todo momento. En esta versión la pieza de TPU se ha reducido y es mucho menos invasiva, dando algo menos de apoyo y dejando la parte exterior bastante libre, lo que la resta algo de control pero la hace más agradable para los neutros que opten por este modelo.

El Upper es básicamente el mismo en cuanto a distribución de las tiras y cantidad de malla, pero el modelo nuevo viene un poquito más abierto al quitársele una de las pequeñas tiras del antepié, algo infimo, pero que es a lo más que se atreve Asics con este modelo año tras año. El ajuste es bueno, sin ser sobresaliente. Podría ser algo mejor y estar a la altura de su chasis, entonces sería un duo casi perfecto, pero dado que es una zapatilla de gama media, es raro que Asics coloque sistemas como el Biomorphic en este tipo de zapatillas.

La estabilidad general es bastante buena. Como ya he dicho antes, el chasis está a buena altura y junto con la doble densidad (Doumax) trabaja muy bien y con buenos resultados. Otra de las tecnologías que se echa de menos es el IGS, (Impact Guidance System). La durabilidad es otro de los puntos fuertes de la zapatillas, ya que abunda el caucho Ahar en la suela, lo que le confiere una durabilidad excelente. Ahora bien, en contrapartida su flexibilidad es mejorable (sin ser mala).

En resumen es una buena zapatilla por su precio, buen chasis y responde bastante bien a las expectativas. Si bien es cierto que le falta refinamiento, no proporciona sensaciones tan agradables como algunas de sus rivales (Infiniti, Progrid Guide), pero en cambio dura más que estas.

El usuario tipo, es claro y definido: corredor con pronación leve y peso medio (-75kg) buscando una zapatilla barata, con buena durabilidad y las dosis justas de amortiguación y estabilidad. Corredores de más peso y pisada neutra pueden usar este modelo si son corredores esporádicos o su volumen de kilómetros no pasa de 35kms semanales por tierra o asfalto.

Peso de las zapatillas: 320 gramos
PVP: 100 euros

2 Comentarios

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.