JVC HA-ET45T es el nombre de batalla de unos de los auriculares deportivos más polivalentes y prácticos que he probado hasta ahora: sujeción adaptable a casi cualquier preferencia que tengamos, muy ligeros, relativamente pequeños, sonido y conversación muy buenos, totalmente inalámbricos, robustos y protegidos.

¿Quieres unos auriculares deportivos de batalla? ¡Aquí los tienes, no busques más!

Antes de escribir este artículo he machacado los JVC HA-ET45T durante casi dos meses, dándoles candela a todas horas, principalmente corriendo y en actividades de estrés metabólico en el gimnasio, pero también usándolos mucho como auriculares de diario, para escuchar música, mantener conversaciones y reuniones de trabajo y, sinceramente, son de lo más completito que ha caído en mis manos, unos auriculares que recomendaría sin dudarlo ni un segundo.

Si estáis buscando unos auriculares totalmente inalámbricos únicamente para el día a día, podéis encontrarlos más pequeños, más ligeros, con mayor durabilidad de la batería, con materiales más premium… incluso en la propia JVC que os ofrece los fantásticos JVC HA-AE5T (posiblemente los mejores que he probado hasta el momento de escribir estas líneas) o los JVC HA-ET90BT que supusieron su primera incursión en el mundillo trully wireless pero, si estáis pensando en unos para la práctica deportiva y para darles tralla, la cosa cambia y ahí es donde los JVC HA-ET45T ganan muchos enteros y se convierten en una opción que deberíais tener muy en cuenta.

Lo que más me ha gustado de los JVC HA-ET45T es que, además de hacer muy bien todo lo que se supone que se le debe exigir a un accesorio como este, ofrecen varias posibilidades a la hora de ponértelos en la oreja (con o sin el gancho), que no se te caen ni queriendo, ¡es imposible, palabra! Y que son tremendamente robustos y resistentes, cosas básicas a la hora de valorar unos auriculares deportivos.

Me es muy grato ver cómo esta empresa japonesa ha ido evolucionando desde aquellos primeros HA-ET50BT y HA-EC30BT que iniciaron su gama AE Wireles (AE = Atleta en Evolución) y que pude conocer casi en primicia, ver cómo han mejorado el sistema de sujeción o cómo han ido simplificando y afinando la interfaz de usuario.

Creo que lo han ido haciendo muy bien durante este tiempo, yendo pasito a pasito, sin prisa pero sin pausa, desarrollando productos que, como estos JVC HA-ET45T, realmente tienen sentido y que suponen una mejora sobre lo que ya tenían previamente.

La verdad es que si tuviera que comprarme ahora mismo unos auriculares deportivos, estos tendrían muchas papeletas para ser los elegidos pero como eso tiene una gran componente subjetiva, mejor pasamos al análisis a fondo y así no os condiciono y sois vosotros los que os hacéis vuestra propia opinión sobre ellos.

Los auriculares JVC HA-ET45T al detalle

Los JVC HA-ET45T son totalmente inalámbricos por lo que, en lugar de utilizar cables para conectarse entre sí o con el dispositivo que actúa como reproductor, recurren a la tecnología Bluetooth 5.0 (Class 1).

Aunque no haya cables entre ellos, no son totalmente independientes entre sí sino que actúan en modo maestro – esclavo, siendo el izquierdo el maestro. Es decir, puedes utilizar solo el auricular izquierdo o ambos a la vez, pero no solo el derecho.

Por lo tanto, solo pueden estar conectados a un dispositivo a la vez, algo que hacen de manera genial, muy rápido y de manera fiable, sin haberme dado ningún problema salvo con un TomTom Adventurer aunque apostaría a que es más por falta de compatibilidad del pulsómetro que por fallo de los JVC HA-ET45T.

También se conectan entre ellos casi de manera instantánea, en cuanto se detectan como encendidos, algo que sucede cuando los sacas de la caja o cuando pulsas durante un par de segundos el botón que tienen en la parte exterior.

Para apagarlos, no tienes más que volver a meterlos en la caja o hacer lo mismo con el botón y, tras un par de segundos, se apagan.

Pero aquí viene un puntillo que no me ha gustado y es que, si el apagado lo haces con el botón, se desconectan completamente, ambos, por lo que si lo que quieres realmente es apagar solo el derecho, tienes que apagar y volver a encender de nuevo el izquierdo.

Pequeña molestia, pero ahí está, la verdadera queja o punto mejorable que tengo relacionada con todo esto es el hecho de que no se pueda utilizar solo el auricular derecho.

Me ha sorprendido muy gratamente su alcance, uno de los mayores que he medido en casa que, si bien no da como para poner a prueba los 10-12 metros máximos que exige el protocolo de comunicaciones, como tiene pladur, suele volver locos a la mayoría de dispositivos inalámbricos y con estos JVC HA-ET45T no ha pasado, he podido moverme a mis anchas por toda la casa.

La batería da, según la marca, para cuatro horas y, al menos durante estos dos meses de uso, diría que lo cumplen, incluso con creces pues le he estado sacando usos de cuatro horas y pico e incluso alrededor de las cinco horas cuando ha sido conectados al ordenador sin hacer uso de los botones.

Cuando le va quedando poca batería, emite un doble pitido en el izquierdo y lo hace con tiempo de sobra como para que te hagas a la idea.

Quizá estaría bien que fuera una locución aunque, como pita un buen puñado de veces, se le puede perdonar. Eso sí, justo antes de fenecer totalmente sí que escuchas la locución a modo de último suspiro.

Para cargarlos, se han de depositar en una cajita de unos 90 x 55 x 35 milímetros y 66’8 gramos que, si bien pueden parecer algo elevados, hay que tener en cuenta que deben albergar en su interior unos auriculares que ocupan bastante, no por la unidad en sí misma sino por el gancho de la oreja del que hablaremos más adelante.

La cajita se mantiene cerrada con un imancillo (bien, no hay cierres ni pestañas que se puedan romper) y también tiene sendos imanes para atraer a los auriculares cuando queremos dejarlos en su interior, operación rápida, sencilla y que se realiza a la perfección casi sin requerir nuestra atención.

Adiós a los típicos “ay, no quedó bien conectado y no se ha cargado” y a los “ay, estaba la caja abierta y se cayeron, no sé dónde los habré perdido”, os lo garantizo.

Con la caja a tope de carga daría teóricamente para dos cargas y media de los auriculares por lo que estaríamos hablando de unas catorce horas totales: 4 horas iniciales de los auriculares más otras diez horas que daría la caja (4 + 4 + 2 horas).

Si es para deporte, me parece que las cuatro horas de vida son suficientes para la mayoría de los casos pero, si eres de larga distancia, vas a usarlos en bici o montaña o para el día a día, entonces se queda algo escasilla, la verdad.

Lo bueno es que disponen de carga rápida y que en unos quince minutos cogen aliento como para estar cantando una hora aproximadamente así que, en caso de que nos pase, en poco más de lo que tardamos en pensar si vamos a ponernos tales o cuales zapatillas para correr, los tenemos con carga para cubrir la sesión de entrenamiento.

En la cajita hay cuatro lucecillas que nos indican el nivel de carga que tiene y, por lo que le he medido, cuando pones unos auriculares totalmente muertos, tarda entre hora y media y hora y tres cuartos para cargarse completamente, algo menos de las dos horas que dice JVC.

Aunque en el primer vistazo se vean voluminosos, hay que tener en cuenta que es principalmente por el gancho de la oreja, pieza que se le puede quitar si no queremos hacer uso de ella.

Esta doble posibilidad es una de las cosas que más me han gustado de los JVC HA-AE45T porque te permite tener unos auriculares que se sujetan y posicionan muy bien (sin el gancho) o unos que se aferran a tu oreja casi como si formaran parte de ella. En serio, os reto a que intentéis que se os caigan, os aseguro que os va a ser imposible salvo que lo hagáis a caso hecho… U os cortéis la oreja, claro.

El tamaño sin el arco es de unos 18 x 18 x 24 milímetros, con el núcleo más o menos rectangular y, considerando el arco, subirían las dimensiones a unos 28 x 21 x 27 milímetros. No sé lo que os parecerá a vosotros pero yo sigo pensando que son relativamente pequeños.

También son ligerillos o así considero los 7’7 gramos que dan con el gancho que bajan hasta los ínfimos 6,2 gramos si lo quitamos.

Aunque esté hablando de poner y quitar el gancho, soy partidario de utilizarlo siempre porque es blandito se adapta bien y únicamente puede hacernos pensar en ella si vamos con gorra y gafas porque al volver a ponerlos tras quitarlos, tendremos que buscarle un poquito el hueco entre la oreja, las gafas y la gorra o visera.

Pero, vamos, que me costaría considerar a eso una molestia y, a cambio, la ganancia de la seguridad y comodidad de tenerlo perfectamente fijado no tiene precio.

Además de quedar insertado dentro del conducto auditivo, tiene una aletilla que sirve de tercer punto de sujeción o de segundo si le hemos quitado el gancho de la oreja. ¡Ya os dije que van muy bien sujetos!

Para esa aleta, igual que para las almohadillas, podemos elegir entre las tres tallas que vienen con los JVC HA-ET45T (pequeña, mediana, grande) y merece la pena dedicarles un poquito de tiempo para elegir la que mejor nos va.

De hecho, recomiendo ir probando al principio con tallas diferentes en cada lado para poder comparar en directo cuál de las alternativas nos va mejor.

Una vez elegida la talla, también podemos elegir el nivel de aislamiento o de cancelación de ruido que queremos porque cada una de las tres tallas está en dos versiones y una de ellas deja pasar a través de ella el aire y, por consiguiente, también pasa algo mejor el sonido.

A mí me gusta más esta segunda opción, la que deja pasar un poco de aire y, de hecho, incluso suelo llevar solo un auricular para poder escuchar mejor lo que hay a mi alrededor, el ruido de mis pisadas, etc. Pero os recomiendo probar para que experimentéis por vosotros mismos.

Ahora, si el uso no va a ser deportivo, entonces ya cambia la cosa y ahí recomendaría la otra, la que aísla más porque, al eliminar más los ruidos que contaminan el sonido, hace que este mejore y eso que ya me ha parecido bueno de por sí, sorprendentemente bueno para lo que se estila en auriculares deportivos.

No es que sean como para regalárselos a un melómano aficionado a la ópera o la música clásica pero sí que me ha parecido un sonido bastante conseguido acompañado además de una potencia más que decente.

Para conversación (el micrófono está en el auricular izquierdo que os recuerdo que es el maestro) también me han dado muy buen resultado y, de hecho, han sido, junto con los JVC HA-AE5T que estado probando a la vez que estos, mis auriculares de trabajo y no recuerdo haber tenido el más mínimo problema con ellos, ni por fallo a la hora de escuchar a otros ni porque otros me hayan dicho que no me oían alto y claro.

Lo que no me ha enamorado han sido los botones pues, por la fuerza que hay que ejercer para pulsarlos, requieren que agarres primero el auricular si no quieres estrujarte un poquillo el cartílago de la oreja.

Independientemente de este inconveniente, la respuesta es perfecta, no hay confusiones con el número de pulsaciones que hagamos y los JVC HA-ET45T siempre responden a lo que le hemos ordenado.

Con un clic, sea del izquierdo o derecho hacer un play/pause y hasta ahí genial pero si quieres subir o bajar el volumen, ya tienes que hacer una doble pulsación con derecho o izquierdo respectivamente y ahí sí que he preferido siempre dedicarle un pelín de mimo y agarrar bien el auricular antes de pulsar.

De hecho, alguna vez incluso me lo he quitado para hacer la operación. Por último, si lo mantienes apretado un segundillo, avanzas o retrocedes. Como veis, interfaz sencillísimo, no hace falta más.

Por último, los auriculares ofrecen protección IP55 lo que significa que, aunque no sean totalmente estancos, aguantan sin problemas el polvo y, sobre todo, el agua.

No vamos a poder nadar con ellos porque no son sumergibles pero con el sudor no los vamos a estropear y dudo que esto pase casi ni con un diluvio universal.

Además, gracias a esta protección y a los buenos materiales de los auriculares y de la caja, tenemos garantizada también una larga relación con los JVC HA-ET45T que, por lo que les he visto, no tienen pinta de ser de los que a las primeras de cambio empiezan a dar problemas con los conectores o los botones.

Así que, como os decía en la introducción, creo que los JVC HA-ET45T son unos muy buenos auriculares deportivos, con una relación calidad/precio bastante buena y de los que destacaría sobre todo su polivalencia, seguridad y robustez que le dan un plus añadido sobre muchos de sus rivales.

El sonido es bueno, son relativamente pequeños y ligeros, sencillos de manejar, responden bien… si consiguieran alargarle un poquito la duración de la batería, les harían ganar muchos puntos y, si consiguieran hacerlos independientes en vez de maestro – esclavo, ya serían la bomba y harían que los JVC HA-ET45T fueran una de las mejores opciones que nos podríamos plantear si estamos buscando unos auriculares deportivos de batalla.

Lo mejor de los JVC HA-ET45T

  • Es imposible que se te caigan o muevan, ¡ni queriendo lo consigues!
  • Son muy robustos y duraderos.
  • Ofrecen varias posibilidades a la hora de ponértelos.
  • Disponen de carga rápida.
  • Suenan bien y con suficiente potencia.

A mejorar en los JVC HA-ET45T

  • Pulsación de los botones un poco farragosa (al menos hasta que le coges el punto).
  • La duración de la batería podría ser mejorable..
  • Ojalá funcionaran de manera independiente en vez de en modo maestro – esclavo.
Rodrigo Borrego (Morath)
Rodrigo Borrego (Morath) es una de las referencias nacionales cuando se habla de pruebas de material deportivo, nutrición, entrenamiento, fisiología, … Ingeniero Informático y deportista vocacional, lleva toda su vida practicando deportes de resistencia: triatlón, trail running, natación, ...

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.