La Brooks Addiction 10 es una de las pocas zapatillas de control de movimiento, es decir, diseñada para pronadores severos.

La secuela Addiction ha destacado a lo largo de los años por ser diferente a otras zapatillas del segmento (más robustas y pesadas), ofreciendo sensaciones de flexibilidad y ligereza, algo difícil de encontrar en una zapatilla diseñada con un fuerte control de pronación y, sobre todo, para corredores pesados y mucho kilometraje.

brooks-addiction-10

En sus 351 gramos, corredores que pronen fuertemente podrán encontrar su zapatilla de entrenamientos si lo que buscan es una gran estabilidad y una gran amortiguación combinadas con grandes cotas de confort.

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.