Zoot Otec

Ya hemos analizado las Ultra Kalani 2.0 y las Ultra TT 5.0 pero, ¿es que no hay nada en medio dentro del catálogo de Zoot? ¡Pues claro que no! Aquí tenemos las Zoot Otec para pelear de tú a tú con el resto de compañeras de clase y poner en aprietos a más de una porque, ofreciendo un ajuste muy bueno, una cantidad y tacto de amortiguación más que interesantes y una transición de pisada bastante rápida, no dejan a la báscula que pase de los 300 gramos.

Ahora ya nos hemos acostumbrado a que haya zapatillas puramente de entrenamiento por debajo de esa barrera psicológica, pero hay que tener en cuenta que, cuando salieron las Otec, esa cifra era algo poco menos que impensable (y muchas de las competidoras directas siguen quedando holgadamente por encima de ese peso).

Además, para los más reacios a las extravagancias, los de Zoot le han “moderado” un poco las pintas con lo que ya no vale la excusa ésa que ponen algunos de que “uy, es que son muy rarunas, no parecen unas zapatillas de running”. Vamos a verlas con un poco más de detalle…

Mediasuela y Suela

La “didáctica” de los materiales de la mediasuela es más sencilla que de costumbre porque tenemos los dos compuestos habituales de Zoot perfectamente coloreados: ZVA en amarillo y Z-Bound en rosadillo.

Zoot Otec - Perfil interior

ZVA es la EVA específica que utiliza la casa para las tareas básica de amortiguación (ligerita, tacto tirando a firme y sin mucho recorrido, buena resistencia a la fatiga, … ) y que en este caso recorre toda la parte inferior de la mediasuela, teniendo mucha más presencia en la zona del talón y afinando progresivamente según avanzamos hacia la puntera, con alguna pequeña punta-onda, por ejemplo, a la altura de donde empiezan los metatarsos.

Z-Bound, que se encarga de complementar al anterior dando el punto de rebote (amén de ser más blandito), empieza a mitad del talón y se prolonga hasta la zona de los metatarsos con más grosor en la parte trasera para contribuir un poco a esa doble faceta de amortiguación y rebote.

Como casi todas las Zoot, es una zapatilla más bien bajita (sobre todo si la comparamos con las de entrenamiento de otras marcas) ya que se mueve en 26 milímetros de talón y 16 de puntera, lo que le deja un par de milímetros menos de los 12 que son (o eran) el “estándar”.

Hasta aquí, todo va más o menos según el guión esperado pero, aunque lo veremos en más detalle en la parte de la dinámica, comentar aquí que el comportamiento que le he observado a este conjunto ha sido mejor del que esperaba antes de usarlas. Es decir, las notas con ese tacto firme característico, te sientes cerquita del suelo pero tienen “algo diferente” y notas que, aunque tengan esa vidilla, las percibes claramente como las zapatillas de entrenamiento que son y que te permiten hacer prácticamente los kilómetros que quieras y a los ritmos que te dé la gana (obviamente, dentro de ciertos límites).

La zona del talón tiene cantidad de amortiguación y estabilidad suficiente para resistir los envites de los taloneadotes más tozudos que enseguida notarán cómo les permite hacer una transición bastante rápida y, por su parte, los que pisen de mediopié o antepié, sentirán que llevan una zapatilla de entrenamiento relativamente finita pero con buena combinación de protección y respuesta.

Como bien sabéis ya la mayoría, esa transición de la pisada está muy determinada por el trabajo que realiza el CarbonSpan+, la placa de fibra de carbono que recorre gran parte de la zapatilla (comienza al inico del mediopié y se extiende hasta la zona de los metatarsos) y que se encarga de dotarla de ese “efecto catapulta” que caracteriza a las zapatillas Zoot.

El equilibrio que se alcanza con este componente para temas como ligereza, flexibilidad, torsión, etc., es realmente increíble y, realizando un buen diseño, como estamos viendo en los modelos que vamos analizando, se puede conseguir que funcione bien tanto para unas voladoras (Ultra Race 3.0, Ovwa) como para unas zapatillas de entrenamiento para pronadores (Ultra Kane 2.0)

Por último, hablando de la suela, en este caso tenemos mucho contacto con el suelo pero además lo tenemos con mucho ZCR, que es el compuesto de caucho ultra resistente que utilizan en Zoot.

Zoot Otec - Suela

Hasta ahora, todas las zapatillas de la marca que han pasado por este “laboratorio” se han comportado muy bien en cuanto al agarre en todo tipo de superficies, y éstas no son la excepción, amén de que al tener tanto caucho, encima superan a muchas de sus hermanas de cara a aguantar mejor el paso de los kilómetros, ofreciendo una buena duración.

La segmentación de la suela es en grandes tacos o bloques delante y en dos zonas en el talón, lo que ayuda a que tenga ese equilibrio que comentaba de cara a la flexibilidad y transición (te da mucha seguridad pero, a la vez, no la notas torpe).

Upper y Horma

El upper, podríamos decir que es un “híbrido” entre las cosas típicas de la marca (por ejemplo, perfectas para llevar sin calcetines) y las de una zapatilla de running clásica (cordones en vez de elásticos). Además, es tricapa con una rejilla exterior muy abierta, una telilla interior sin costuras y, en medio, una rejilla algo más tupida para terminar de darle cuerpo y evitar que entren cuerpo extraños.

Zoot Otec - Vista lengüeta

El conjunto de las tres capas queda muy finito, la transpirabilidad del conjunto es buenísima y el tacto interior es excelente, todo ello, marca de la casa.

Tenemos refuerzos en tres zonas: típica cobertura delantera da la puntera (sin que llegue a rebosar hacia la parte superior de los dedos salvo en el dedo gordo con un “apéndice” reflectante), en la zona del mediopié donde actúan tres tiras que acaban saliendo (o terminando, según se mire) en cada uno de las tres tiras-ojales que hay en cada lado de la ojetera, y otra tira en la zona del talón recubriendo los bordes del contrafuerte.

La zona de la puntera no tiene más misterio, va bien protegida y no debería dar problemas por excesiva rigidez, pero las tiras del empeine me han gustado bastante porque hacen suya la idea simple (aunque sencilla) de convertirse en “tirantes”, como los de los puentes. Es decir, salen desde cada uno de los ojales y llegan hasta la mediasuela, con lo que llega un punto en el que ya no ceden, pero como luego son tiras independientes, relativamente finitas y curvadas, pueden deformarse y moldearse según requiera el pie, tanto cuando estamos en parado como cuando vamos haciendo el gesto de la pisada.

Si a eso le sumamos el que es una zapatilla tipo calcetín, sin lengüeta como tal sino que es un continuo, tenemos un ajuste realmente bueno, a pesar de que en un primer vistazo nos pueda asustar el que sólo tenga 6 + 2 ojales. Digo lo de 6 + 2 porque hay seis en forma de tiras y luego tenemos otros dos (los últimos) que están en una de esas tiras-refuerzos para garantizar que la zapatilla nos quede perfectamente ajustada a nuestro gusto.

Zoot Otec - Vista Superior

La pseudo lengüeta es de otro tipo de tricapa y tiene una rejilla exterior muy suave con una capa intermedia mullidita (tipo espuma) para que sea poco menos que imposible que nos moleste el atado que hagamos. Además, como está integrada, huelga decir que no se mueve y sobresale lo justo hacia arriba, con el detalle del agujero para facilitar el calzado.

Los cordones, son normales, de los redonditos, clásicos y normalitos, pero 100% efectivos y hacen bien su trabajo.

En la zona del tobillo, a pesar de que no vemos las toneladas de acolchado que suele ser habitual en muchas zapatillas (afortunadamente ya se van dando cuenta de que no es imprescindible poner tanto almohadillado sino ponerlo justo donde hace falta y que no por más grueso es más cómodo), es difícil que notemos incomodidades, tanto por la forma que tiene (alto delante, medio en aquiles y con malelolos muy recogiditos) como por el remate de los bordes.

El contrafuerte es bastante contundente y bastante alto (aunque acaba en forma de “U” bastante ancha para no molestar) así que no hace sino rematar, lo dicho: un ajuste muy bueno en el global de la zapatilla.

En cuanto a la horma, es bastante amplia en global, en todas las zonas, seguramente porque al tirar de cordones y ser de entrenamiento, han querido darle un punto de “alivio” a los que busquen ese punto de espacio libre que a veces gusta a algunos y que a lo mejor extrañan con los uppers ceñidos de las Zoot. Por último, comentar que son bastante anchas (tanto en horma como en la base) y tienen un arco medianillo (apenas lo marcan), así que son perfectamente ‘plantillables’.

Comportamiento en Marcha

Si tuviera que resumir su comportamiento quizá diría algo como: rodadoras alegres.

Zoot Otec - Puestas

Es decir, son claramente unas zapatillas de entrenamiento por el tacto de la amortiguación, tacto de la mediasuela, anchura de la plataforma de apoyo, peso… pero por la transición de la pisada, por ese punto de rebote que da, porque no son demasiado altas, etc., no se te hacen las remolonas si le pisas un poco el acelerador.

Aun siendo neutras, son bastante estables y darán bastante seguridad a los taloneadores que luego no tengan una transición de pisada especialmente buena ya que tienen un talón bastante contundente (por cantidad y diseño de la amortiguación, por anchura, segmentación del talón…), no torsionan fácilmente gracias al CarbonSpan+ y luego tienen una pala bastante ancha y sin demasiada altura.

Por supuesto, para el que corra de mediopié, esta explicación sirve igualmente, solo que nos saltamos el momento del impacto con el talón y directamente nos quedamos con que transicionan y despegan muy bien (no te van a disparar el pie hacia delante porque no tienen la puntera muy levantada pero dan para ir ligerito).

Aunque se mueven bien en todos los terrenos, quizá donde más a gusto me he encontrado con ellas es en asfalto o tierra compacta donde puedes pisar bastante plano ya que, aunque torsionan bien, parece que dan más cuando puedes llegar a apoyar bien todo el antepié.

Si hay terreno con muchas piedras, me ha faltado un pelín para ir 100% a gusto con ellas pero, eso sí, el filtrado que hacen del terreno es muy bueno así que digamos que lo comido por lo servido.

En definitiva, típica zapatilla “todo uso” con las que salir teóricamente a rodar pero con la idea de que puede pasar cualquier cosa durante el entrenamiento y antojarse el meter un poquito de caña, bien porque te encuentras a gusto y quieres fiesta, porque ha tocado echarse un pique con alguien, etc.

Zoot Otec - Perfil exterior

Usuario Tipo

El uso principal es como zapatillas de entrenamiento para gente del segmento de “hasta 75 kg” que quiera calzarse algo ligerito, neutro con un buen punto de estabilidad, con un tacto intermedio de amortiguación y una transición de la pisada relativamente alegre, es decir, típica “zapatilla para todo” para ese segmento de corredores.

Para gente de más peso puede ser una buena alternativa de cara a tener una segunda zapatilla para entrenamientos en los que no vayan a meter muchos kilómetros o quieran algo más ligerito y alegre o incluso como zapatilla de competición pensando en ir con unas de entrenamiento que les de 100% de garantías.

Aunque hemos puesto que son neutras, al admitir muy bien las plantillas, interesante opción para los que necesiten plantillas.

Como pasa con todas las Zoot, a tener muy en cuenta por aquellos que suelan tener problemas por rozaduras y ampollas (o que gusten de ir sin calcetines) porque el tacto del upper es exquisito.

Peso de la zapatilla: 295 gramos.
Precio: 125 €.

5 Comentarios

  1. Una de las menos conocidas del catálogo de zapatillas de Zoot (por no decir la más desconocida) y es una pena porque es una de esas típicas zapas de entrenamiento que, sin hacer aspavientos ni llamar apenas la atención cumple su función como una incansable trabajadora y devora todos los kilómetros que se te antoje echarle encima.

    Además, de cara al tacto, es curioso, pero es de las que más “blando” lo tiene (dentro de lo que es Zoot).

  2. qoelet, necesitaría tener delante a la vez las TT Trainer, las Banyan y las Otec para compararlas bien y ubicarlas exactamente cada una en su sitio.

    Cuando vi por primera vez las nuevas TT Trainer pensé que podrían ser las que vendrían a llenar el hueco de las típicas “entrenamiento para gente de hasta 75 kgs” que es donde podrían estar ahora las Otec pero al ver las Banyan, ya me entra la duda de dónde quedaría exactamente cada una.

    Creo que andan ahí, ahí aunque quizá las TT Trainer están un punto por encima de estas Otec: mejores materiales, más cañeras, algo más de respuesta, etc.
    Es decir, creo que las Otec irían más bien emparejadas con las Banyan.

    Ojo, hablo sin haberlas machacado (las Banyan ni siquiera las he visto aún en vivo), sólo con las impresiones de haberlas visto en stand y haberlas tenido calzadas unos minutos, pero sin salir de la carpa.

  3. qoelet, la duda me viene porque, parece que están a mitad de camino: la suela de las Banyan es como al de las Otec pero parece que la placa del mediopié es diferente, el upper no es ni el de las Banyan ni el de las TT Trainer, … de ahí mis dudas.

    En cuanto a las pruebas, si por mí fuera, ya había destrozado tanto las TT Trainer como las Tempo Trainer porque soy de los que lleva diciendo que hacía falta sacar esas dos zapas desde que vi la primera vez el catálogo de Zoot y que hacía falta saltar desde las Ultra TT / Ultra Tempo a las Ultra Kalani / Ultra Kane.
    Yo me apaño perfectamente con las dos primeras porque entreno mucho con mixtas y éstas se dejan estirar muy bien pero, caray, es que me da a mí que con las TT Trainer y Tempo Trainer iría como un angelito de contento ;-D

    A ver si hay suerte y podemos machacarlas y contar cosillas por aquí ;-D

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.