En el CES de Las Vegas de primeros de enero de 2018 Garmin presentó una pequeña sorpresa de nombre Garmin Forerunner 645, que se convertía en gran sorpresa si se consideraba en conjunto con su “hermano mellizo”, el Garmin Forerunner 645 Music.

Mucho se había especulado sobre el posible sucesor del Garmin Forerunner 630 y, aunque al principio muchos apostaron por un posible Garmin Forerunner 635, al ver que pasaba tanto tiempo, se fueron cambiando las apuestas hacia algún dispositivo que no se limitara únicamente a añadir el sensor de pulso integrado, sino que también incorporara alguna nueva funcionalidad como las que se estaba viendo en los nuevos modelos de la marca.

A algunos el Garmin Forerunner 645 les ha decepcionado porque no ha presentado nada realmente novedoso salvo el hecho de que es capaz de reproducir música y el Garmin Pay, que aún no está disponible en España. A mí me parece todo lo contrario, es un dispositivo electrónico deportivo que puede jugar un papel muy importante y que podría ser una muy buena jugada de Garmin.

Parece que han querido darle un empujón a su gama media – alta con un Garmin Forerunner 645 que reúne, en cierto sentido, todo lo que Garmin puede ofrecer ahora mismo en un dispositivo deportivo electrónico (incorporan cosas de los de gamas más altas como el altímetro barométrico) y que le hace un guiño al grupo de usuarios que no buscan sólo un buen reloj deportivo que le dé información a mansalva, sino que también quieren que éste tenga un diseño relativamente mono y elegante para poder llevarlo en el día a día o que quieren que, sin llegar a ser un smartwatch le permita hacer cosillas “inteligentes” como las notificaciones interactivas o la música.

Garmin Forerunner 645

Si triunfará o no, no lo podemos anticipar porque el comportamiento de los usuarios es impredecible y muchas veces nos polarizamos hacia “lo más de lo más”, con lo que nos iríamos a por su Garmin Forerunner 935 o Garmin Fenix 5, o nos quedamos en algo más comedido, un Garmin Forerunner 230 ó 235.

Pero parece que nos cuesta quedarnos en los del medio cuando, siendo un dispositivo tan completo como el Garmin Forerunner 645, podría servir prácticamente para cualquiera, salvo si necesita conectividad con medidores de potencia en la bicicleta o si se practica algún multideporte (léase triatlón, duatlón, etc.).

La diferencia entre las dos versiones es, a priori, únicamente la capacidad de reproducir música que tiene el Garmin Forerunner 645 Music y alguna diferencia meramente estética a nivel de colores, pero a nivel del resto de funcionalidades son análogos.

Por el tema musical hay que pagar 50 euretes de suplemento que dejan al Garmin Forerunner 645 Music en un precio de salida oficial de 449 € por los 399 € del Garmin Forerunner 645 que, con ese “sub 400€” se posiciona muy bien dentro del mercado actual teniendo en cuenta todo lo que ofrece.

Más adelante vamos a darle un repaso rápido a sus funcionalidades pero, salvo los dos puntos que he comentado antes del multideporte y los potenciómetros, el Garmin Forerunner 645 ofrece funcionalidades de pulsómetros de gama alta y, con ese precio, a poquito que empiecen las tandas de descuentos se puede poner muy jugoso y convertirse en una de las referencias dentro de las gamas medias – altas. No obstante, insisto, no dependerá sólo de él sino de cómo reaccionen los usuarios.

Tengo muchas expectativas puestas en él y hablo sobre todo del Garmin Forerunner 645 “no Music” que sería el que elegiría a nivel personal y el que recomendaría salvo a los que quieran imperiosamente el tema de la música (y no les importe pulirse la batería en un plis mientras escuchan música con el reloj en vez de con un simple reproductor) o a los que valoren mucho la estética.

Porque mucho me temo que Garmin va a promocionar más la estética del Garmin Forerunner 645 Music, con ediciones, colores o materiales diferentes, algo más elaborados para animar a que la gente dé el paso a gastar esos 50 euros más que, si bien no parecen mucho, respecto a los 399€ representan un 12,5% de subida de precio (o eso es lo que dicen las matemáticas).

Por cierto, antes de meternos en harina, mi opinión respecto a dos cuestiones que salen a menudo:

  • ¿Crees que Garmin va a incorporar la música a todos sus nuevos dispositivos a partir de ahora? No creo y espero que no lo haga, al menos, en los dispositivos enfocados más puramente al tema deportivo (p. ej. Garmin Forerunner 935), lo dejaría para otros como el Vivoactive y similares.
  • ¿Crees que Garmin va a volver a sacar dispositivos electrónicos deportivos en la doble versión con y sin banda? No, estoy seguro de que ya lo va a integrar en todos porque, además de la comodidad que supone, facilita todo el tema del seguimiento 24×7 (¿alguien iría con una banda todo el día sólo para eso?) y, aunque los sensores de pulso integrados no van finos en algunas actividades o situaciones, siempre está la opción de añadir una banda pectoral o similar. Además, no tiene sentido tener que duplicar los procesos de fabricación para poder tener dos modelos pudiendo tener uno solo y que quien quiera use el sensor integrado y quien no, lo desactive y punto.

Garmin Forerunner 645 - Vista Isométrica

Garmin Forerunner 645 y Forerunner 645 Music al detalle

Tranquilos que no os voy a aburrir aquí con una interminable lista de funcionalidades y especificaciones del Garmin Forerunner 645 porque toda esa información está disponible bien clarita en la web de Garmin. Me voy a centrar en hacer un recorrido por lo que me parece más interesante y cuáles son sus puntos más fuertes (o débiles si es que los tiene).

Nota: Aún no hemos tenido la posibilidad de machacar un Garmin Forerunner 645 a fondo, así que los datos están basados en la información de la marca y, en cuanto lo tengamos en nuestras manos, iremos actualizándolo y ampliándolo. Aunque en general me refiera al “normal / no music”, todo lo que digamos es directamente extrapolable al Garmin Forerunner 645 Music.

El Garmin Forerunner 645 es un dispositivo electrónico deportivo completo a nivel de posicionamiento ya que incluye GPS, Glonass, acelerómetro, giróscopo, brújula (no he podido confirmar si magnética o por GPS), altímetro barométrico y termómetro. La incorporación del altímetro barométrico permite estimar con mucha más precisión los desniveles (Garmin Elevate) y el termómetro, aunque siempre introduce cierta variación por la cercanía con la piel, no deja de ser una medida interesante.

Incorpora navegación y seguimiento de rutas que, poco a poco, se está convirtiendo en un requisito más que en una opción. Esto lo acerca mucho a los dispositivos de cierta casa finlandesa que, hasta ahora, eran los que mejor habían implementado esto en sus relojes de gama media o media alta.

La pantalla ya no es táctil, sino que se maneja con cinco botones, así que adiós a los problemas que tenían algunos con el Forerunner 610. El cristal es Gorilla Glass 3, tiene un diámetro de 30’4 milímetros muy bien aprovechados y es a color con una resolución de 240 x 240. Es una pantalla más que suficiente y se ha sabido aprovechar muy bien para mostrar la información en ella.

Garmin Forerunner 645 - Vista Lateral

El bisel es de acero inoxidable y, en general, la carcasa transmite buenas sensaciones de calidad y acabados. Es sumergible hasta 50 metros (más que suficiente para lo que hacemos la mayoría) y la correa es de silicona, de 20 milímetros y compatible con el sistema QuickFit que permite cambiarla en un periquete.

El conjunto pesa algo menos de 42 gramos y las dimensiones globales son aptas para cualquier tipo de muñeca, incluso para los que la tenemos como un palillo.

La batería dura teóricamente 7 días si no se usa para actividades deportivas, 12 horas si se va con el GPS activado y, si se le pone la música, se queda en unas casi irrisorias 5 horas, algo que va a desalentar a muchos de los que se plantearan la opción de la música.

Siento ser tan duro pero esta crítica al tema musical se la he hecho a todos los dispositivos que lo incorporan y que quieren ser puramente deportivos porque, tal como está ahora la tecnología, con lo que consume la comunicación continua mediante el Bluetooth y las capacidades de las baterías de estos pequeños dispositivos, no sale a cuenta. Esto lo hago, por supuesto, extensible a otras marcas. No obstante allá cada uno, por supuesto, y habrá quien precisamente lo encuentre como un valor diferenciador y lo adquiera casi sólo por tener esta prestación.

El sensor de pulso es el Garmin Elevate, que se ha convertido en el estándar de facto en los pulsómetros de Garmin, va totalmente integrado en la carcasa (sin asomar), así que debería ofrecer unas mediciones bastante buenas. Obviamente, con las limitaciones inherentes a la tecnología de los sensores de pulso integrados que todos conocemos.

Es importante destacar el hecho de que es capaz de hacer broadcast del pulso, es decir, trabajar como sensor y emitirlo a otros dispositivos, aunque no sé si sería sólo a otros del ecosistema de la marca o si puede ser a cualquiera, lo que sería un puntazo a favor del Garmin Forerunner 645, ya que podríamos utilizarlo sólo como sensor de pulso si así lo quisiéramos.

Además de conectarse por ANT+ como su predecesor, tiene las opciones de Bluetooth y WiFi. No se puede conectar con medidores de potencia de bicicleta pero, ojo al dato, se puede conectar con dos dispositivos bluetooth a la vez, algo que le diferencia de la mayoría. Es algo básico, sobre todo, para quien quiera la música ya que, si sólo pudiera con uno, en cuanto le pusiéramos los auriculares para la música, ya no podríamos conectarle una banda pectoral, por ejemplo.

La música la reproduce pero necesita un altavoz o auriculares que se conecten a él mediante bluetooth. Tiene 4 GB de almacenamiento total, de los que son útiles para lo que queramos nosotros, unos 3,5 GB, más que suficientes para un buen porrón de música. Se puede conectar directamente a servicios como Deezer y también a listas de reproducción de iTunes o Windows Media, por lo que la gestión de la música almacenada es rápida y sencilla.

Para aprovechar ese espacio libre también podemos añadirle aplicaciones gracias a su compatibilidad con Connect IQ, que abre el abanico de posibilidades para añadir nuevas funcionalidades o cuestiones un poco más triviales como las “faces” que cambian la pantalla principal de la hora.

Las notificaciones que reciba del teléfono ,en caso de que los hayamos vinculado, son interactivas, es decir, podemos realizar determinadas interacciones como la de responder una llamada.

Como comenté en la introducción, incorpora funcionalidad NFC para poder ser compatible con Garmin Pay que, si bien es algo que aún no tenemos en España, algún día llegará seguramente o, si no, al menos lo hace compatible con sistemas de pago contactless (u otras funcionalidades que se puedan implementar sobre la interfaz contactless que seguro que vamos a ir viendo cada vez más, porque ya no es futuro sino presente).

Garmin Forerunner 645 - Vista Delanteral

Incorpora nuevos perfiles de deporte, muchos de ellos enfocados a aprovechar las posibilidades de tener un altímetro barométrico, pero le siguen faltando los relacionados con el multideporte. ¿Por qué no lo han hecho? Ni idea, salvo que haya sido para no pisarse demasiado con sus hermanos mayores, pero no le veo sentido a caparle eso.

En la parte de running tiene la posibilidad de ofrecer mucha información relacionada con las running dynamics o running statistics (frecuencia y amplitud de zancada, tiempo de contacto con el suelo, oscilación vertical…) que tan de moda están ahora mismo y que tan bien vienen para estudiar el rendimiento en carrera a pie.

No obstante, para poder hacer uso de ellas hace falta añadirle una banda HRM-Tri o HRM-Run o el Pod Running Dynamics. En cualquier caso, me gusta mucho esta posibilidad y hace que me reafirme en que, salvo que uno necesite imperiosamente el potenciómetro o el tema multideporte, con el Forerunner 645 puede tener un relojazo tremendo.

En la natación, aunque mide brazadas, metros y demás, no es capaz de medir el pulso instantáneo pero, al igual que pasa con el pulso en determinadas actividades, es limitación tecnológica general, no sólo de este reloj.

Es destacable el análisis y estadísticas del entrenamiento, lo que denominan Training Effect, y que nos da un buen montón de métricas e información para ver cómo va evolucionando nuestro estado de forma, en qué estado se encuentra, etc.

Garmin Forerunner 645 - Training Effect

También ofrece posibilidades para el uso de Strava Segments, Livetrack, que tan de moda están últimamente y que seguro que muchos aprecian.

Como veis, el Garmin Forerunner 645 es un dispositivo tremendamente interesante, chulo, con un precio relativamente contenido y, a poco bien que se le dé a Garmin, puede significar la recuperación de la gama Forerunner 6XX que se había quedado un poco en tierra de nadie.

De hecho, la papeleta quizá se le ha pasado a la familia Forerunner 2XX porque habrá que ver cómo lo recolocan en precios y funcionalidades ya que, a poquito que baje de precio el Forerunner 645, se puede acercar mucho al actual Forerunner 245 y, entre esos dos, con una diferencia de precio pequeña, estaría clarísimo por cuál habría que decantarse.

El Garmin Forerunner 645 saldrá a la venta en breve. ¡Seguiremos informando y ampliando!

Garmin Forerunner 645

Garmin Forerunner 645
8.7

Materiales y Acabados

9/10

    Posicionamiento GPS

    9/10

      Medición Pulso

      9/10

        Batería

        8/10

          Uso Deportivo

          9/10

            Lo mejor

            • Relación calidad / precio.
            • Ofrece estadísticas y métricas avanzadas (deportivas y diarias).
            • Posibilidad de conectar dos dispositivos bluetooth a la vez.
            • Incluye música y NFC.
            • Estética muy cuidada.

            A mejorar

            • No tiene modos multideporte (triatlón, duatlón, etc.)
            • Duración de la batería mejorable.
            • No se conecta a medidores de potencia (de la bici)
            Compartir
            Rodrigo Borrego (Morath)
            Rodrigo Borrego (Morath) es una de las referencias nacionales cuando se habla de pruebas de material deportivo, nutrición, entrenamiento, fisiología, … Ingeniero Informático y deportista vocacional, lleva toda su vida practicando deportes de resistencia: triatlón, trail running, natación, ...

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.