El Polar M430 es la última gran jugada de Polar, marca que en los últimos años estaba un tanto tranquila en cuanto al volumen de lanzamientos de nuevos productos (sobre todo, si la comparamos con otras que suelan anunciar novedades cada pocos meses) pero que, de un tiempo a esta parte parece que se ha puesto las pilas y nos sorprende con cierta frecuencia con productos que no son sólo nuevos en su catálogo sino que realmente aportan algo diferente, un valor añadido que, sumado a su bien funcionamiento, los posiciona muy bien dentro de sus respectivas gamas.

El Polar M430 se anunció allá por abril de 2017, se empezó a vencer un mesecillo después, en mayo y estoy seguro de que muchos hemos pasado por un período de acercamiento al modelo similar: primero lo vimos con cierta indiferencia pensando que era “prácticamente lo mismo que el Polar M400 con sensor de pulso integrado” pero, a medida que íbamos viéndolo funcionar (en compañeros que lo tenían, leyendo análisis de material…) nos iba llamando más y más la atención y descubríamos novedades la mar de interesantes (más adelante hablaremos de ellas) hasta que, definitivamente, muchos daban el paso y lo adquirían quedando contentos en la mayoría de los casos, por no decir en todos.

Conozco a muy poca gente que no haya quedado satisfecha con el Polar M430 y la mayoría de ésos a los que le ha pasado, no ha sido por mal funcionamiento sino porque quizá querían un dispositivo algo más bonito para el día a día, algo más completo para triatlón o cosas por el estilo.

Polar M430

Con este reloj, la gama de dispositivos electrónicos para llevar en la muñeca de Polar queda muy bien surtida y completa y es capaz de pelear de tú a tú con prácticamente cualquier otra marca porque ofrece productos muy completos, que hacen prácticamente de todo, que lo hacen bastante bien y que tienen un precio bastante competitivo.

El Polar V800 sigue siendo el más completo de la familia, totalmente asentado y estabilizado, demostrando su buen hacer desde hace varios años, el Polar M600 ofrece una especie de mix entre pulsómetro y smartwatch que abre nuevas dimensiones a esta casa finlandesa y, para quienes quieren algo un poco más básico, práctico y económico, el Polar M200 da mucho juego. Como os podéis imaginar por los números, el Polar M430 está entre estos dos y sustituye directamente al Polar M400, que ya no aparece a la venta en la web de Polar.

A lo largo de este análisis, insistiré mucho en lo de que no es un simple restyling del Polar M400 sino que es una clara evolución que introduce importantes mejoras que le permiten dar un salto cualitativo muy importante y que lo posicionan muchas garantías para convertirse en un superventas dentro de la gama media de pulsómetros. ¿Será capaz de superar el éxito de su predecesor, superventas desde 2014? El tiempo dirá pero, de momento, hagamos una primera aproximación a alto nivel al Polar M430 en vídeo y tras él pasamos a verlo en más detalle.

Novedades del Polar M430 respecto al Polar M400

Como habéis visto en el vídeo, el Polar M430 viene con nuevas funciones y mejora muchas de las que ya tenía el Polar M400.

  • El sensor de pulso integrado es la principal y más llamativa sin ninguna duda (un buen sensor con seis LEDs, como el del Polar M600).
  • Seguimiento del pulso y actividad diaria 24×7 (como si fuera una pulsera de actividad).
  • Monitorización avanzada del sueño (Sleep Plus).
  • Fitness Test para estimar el consumo máximo de oxígeno (VO2 Máx).
  • Cambio del conector del cargador (se pasa a uno propietario que va infinitamente mejor que el Micro USB anterior).
  • Avisos mediante vibración (no se pueden poner con sonido).
  • Nuevos modos de ahorro de batería además de incremento de la capacidad y duración de ésta.
  • Añadido un cronómetro (básico y por intervalos).
  • Se puede actualizar mediante bluetooth (antes sólo sincronizaba las actividades).
  • Nuevo chip GPS (pasa a ser un SiRFstar IV con o SiRFInstantFix).
  • Mejoras en la correa.
  • Nuevas pantallas para la hora.
    Polar M430

Es decir, no se pierde en el camino nada que ya tuviera el Polar M400 (salvo los avisos sonoros que pasan a ser mediante vibración), son todo son mejoras o novedades.

Así que, contando con que parte de un buen dispositivo, que se apoya en una plataforma de sobrada solvencia como Polar Flow y que se comercializa por un precio muy competitivo (230€ de precio recomendado por Polar en octubre de 2017), ya tenemos todos los ingredientes para que el Polar M430 se haya convertido en una de las opciones que siempre deberíamos considerar si estamos buscando un pulsómetro con buena relación calidad / precio y que nos permita hacer bien prácticamente todas las cosas que podemos demandar la mayoría de los usuarios estándar.

Y, ahora una de las preguntas estrella: ¿merece entonces la pena el Polar M430 o es preferible aprovechar la bajada de precio del Polar M400 y adquirirlo a precio de derribo?. Yo lo tengo claro y creo sinceramente que merece la pena ir a por el nuevo porque compensa con creces el desembolso que hay que hacer no sólo por la introducción del sensor de pulso integrado sino por el resto de mejoras y novedades que incluye.

Polar M430

Polar M430: aspectos generales

El Polar M430 es un dispositivo electrónico completo porque, además de las tres funciones típicas de pulsómetro – GPS – reloj, nos puede servir también como pulsera de actividad porque es capaz de realizar un seguimiento 24×7 tanto de la actividad como del sueño.

Es tremendamente práctico y fácil de manejar, con una interfaz de usuario sencilla y muy intuitiva, análoga a la del Polar M400. Puedes empezar a usarlo prácticamente según lo sacas de la caja, con un proceso inicial de instalación super intuitivo si lo haces conectándolo con el cable al ordenador.

Desde el propio reloj tienes multitud de opciones de configuración y personalización pero lo mejor es hacerlo desde la versión Web de Polar Flow o, en su defecto, desde la App del teléfono móvil, quizá más enfocada a la consulta rápida de información.

Polar M430

Es relativamente pequeño y se amolda muy bien incluso en muñecas finillas: 28 milímetros de ancho (39 milímetros si consideramos los botones), alto de 62 milímetros y un grosor máximo de 18 milímetros por lo que tampoco sobresale mucho. El cristal mide 34×40 milímetros aunque la pantalla es realmente de 24×24 milímetros, monocromo, no táctil y con una resolución de 128×128 píxeles que, aunque pueden parecer pocos, permiten verlo todo con bastante nitidez y no se le puede reprochar nada a nivel de legibilidad.

Polar M430

Para ver en situación de oscuridad, dispone de una luz que, curiosamente, se puede apagar inmediatamente volviendo a pulsar el mismo botón con el que se enciende (superior izquierdo). Al no ser táctil, tiene cinco botones, tres a la derecha (subir, bajar y aceptar o el llamado”botón rojo de Polar”) y dos a la izquierda (luz y cancelar).

Polar M430

La correa es de 21 milímetros de ancho y un grosor de 2-3 milímetros, muy flexible y ligeramente elástica, lo que facilita el ajuste para que el sensor de pulso mida correctamente. Está disponible en dos medidas: M / L (entre 130 y 210 milímetros) y S (entre 130 y 187 milímetros) y se puede encontrar en gris, naranja, negro y blanco en la grande y sólo en blanco en la pequeña.

Polar M430

El Polar M430 de esta review es con la correa grande (me sobra bastante correa) y me ha salido un peso de 51’7 gramos con lo que, con la correa pequeña seguramente dé algo menos de los 51 gramos que le declaran en Polar. No bate ningún récord pero es un peso muy bueno y lo mejor de todo es que, a pesar de incluir el sensor de pulso, han rebajado la cifra que marcaba su predecesor.

El microperforado de la correa ayuda a aligerar el peso y a que flexe tan bien y con el microperforado continuo que tiene es fácil encontrar el ajuste perfecto. La hebilla es metálica y doble por lo que sujeta bien y no queda demasiado tensa, algo que suele producir roturas prematuras. Por la trabilla desliza muy bien así que se pone y quita con mucha facilidad, incluso en marcha si necesitamos variar el ajuste.

Por simple que parezca, me ha gustado mucho la pantalla, capaz de mostrar hasta cuatro datos a la vez (totalmente configurables) y esa simplicidad ayuda mucho al ahorro de batería, así que bienvenido sea el monocromo grisáceo.

Polar M430

Hablando de la batería, el dato de que ha subido hasta los 240 mAh no es relevante porque lo que cuenta es cómo la gestionas y aquí, en un uso normal, se ha quedado más o menos a la par con su predecesor a pesar de tener incorporado el sensor de pulso que consume más que la comunicación con la banda pectoral.

Sin embargo, lo bueno viene con la posibilidad de configurar el modo de ahorro de energía, algo que no se suele poder configurar en pulsómetros de estas gamas (en alguno ya sí que se empieza a ver pero, de momento, sigue siendo un valor diferencial).

Con una configuración al máximo y el GPS y pulso activado, la batería está alrededor de las 8 horas (me ha salido algo menos pero es un pulsómetro de prueba así que estará muy trillado y no demasiado bien cuidado) pero si lo configuramos para que muestree cada 30 segundos, dicen que puede llegar hasta las 30 horas o incluso hasta las 50 horas si el muestreo es cada 60 segundos.

No he hecho ninguna actividad de tanta duración así que no he podido comprobarlo pero, considerando la disminución del muestreo, no creo que se quede muy lejos de esos tiempos. Hay que tener en cuenta que esto es sólo para el GPS porque el sensor de pulso siempre realiza el mismo tipo de muestreo durante la actividad y sólo influye en la batería en el caso de que activemos o desactivemos el seguimiento del pulso diario. En el caso de utilizarlo sólo como monitor de actividad diaria, teóricamente llega a los 20 días pero tampoco lo he probado de esta forma porque habría implicado no poder hacer el resto de pruebas, así que tendremos que creernos el dato oficial.

Para cargar la batería del Polar M430 conectaremos el cable a alguna fuente USB (ordenador, adaptador desde corriente eléctrica…) y, para enchufarlo al reloj, utilizaremos el nuevo conector propietario. Para un ingeniero informático de vocación, ver que una marca pasa a utilizar conectores propietarios sería un mal paso pero, viendo que cada marca tiene su propio conector y que el Micro USB dio tantos problemas (con o sin tapa) en el Polar M400, bienvenido sea este nuevo conector.

Polar M430

Engancha bastante bien y, aunque en mi unidad he visto cierta holgura, no sé si es así y que se la hayan puesto para que permita cierto movimiento y no quiebre o si es holgura por haberla estado usando mucha gente. Una pega que le he visto es que, al tener el conector en perpendicular, no puedes ir recargándolo en marcha, según lo vas usando.

A nivel de conectividad, empareja y sincroniza mediante bluetooh smart por lo que es compatible con cualquier banda pectoral que disponga de esa tecnología. El emparejamiento es sencillísimo y no me ha dado ningún problema con las tres cintas que lo he usado y, con el teléfono, sólo he tenido que desvincularlo y vincularlo una vez y no tengo claro si fue por el reloj o porque reinstalé la App de Polar Flow en el móvil.

No es compatible con ANT+ y tampoco es posible conectarlo a medidores de potencia pero sí que es capaz de enviar los datos que lee del pulso a otros dispositivos que sean del ecosistema Polar Club. También es capaz de recibir notificaciones del teléfono móvil aunque son muy básicas y consumen batería así que mi recomendación es desactivarlas.

Incorpora un buen cronómetro, práctico y sencillo (curioso que el cronómetro sea algo que se olvidan con asiduidad en estos dispositivos electrónicos) y también tiene uno para establecer intervalos (que podemos utilizar como cuenta atrás) y un predictor del tiempo final que nos estima el tiempo final para la distancia que hayamos determinado en función del ritmo o velocidad que llevemos. Interesante para las competiciones aunque pierde la gracia de ir pasando el rato haciendo cálculos mentales, que siempre tiene su diversión.

Polar M430

También podemos hacer un Fitness Test que, de manera sencilla y tras unos minutos relajados, es capaz de darnos una estimación de nuestro consumo máximo de oxígeno. Quizá lo sobreestima un poco, pero sabiéndolo, nos vale igualmente como referencia para ver si vamos aumentándolo o no.

Polar M430

Como he dicho antes, las posibilidades de configuración desde el propio reloj son bastantes y también es mucha la información que nos ofrece tanto del seguimiento diario como de las últimas actividades.

De hecho, me ha encantado la Agenda donde podemos consultar prácticamente todo lo de las últimas semanas, con prácticamente la misma información que si fuéramos a la App o la web. Obviamente, lo vemos sobre la pantalla, sin gráficas ni nada pero la rapidez con la que se hace y la posibilidad de hacerlo en cualquier instante la valoro mucho y me parece todo un acierto.

Polar M430

Y, para cerrar este repaso general, recuerdo lo de los avisos por vibración, algo que muchos usuarios del Polar M400 demandaban y que han implementado en el Polar M430. Esto ha supuesto que sólo haya vibración así que me imagino que habrá alguno de los que prefieran sonoro que ahora se quede sin lo que le gustaba pero parece que no es tan sencillo implementar la posibilidad de dispones de uno o ambos sistemas.

Sensor de pulso integrado

Llegamos a la que es, posiblemente, la novedad más llamativa del Polar M430, el sensor de pulso integrado que no está ahí sólo por estar sino que tiene un muy buen comportamiento o, al menos, a mí me ha gustado mucho cómo ha rendido durante el período de pruebas.

Obviamente, tiene las limitaciones que ya sabemos que tiene la medición del pulso en la muñeca como la dependencia del color de piel, sudor, vello, temperatura… Pero, aun con ésas, creo que es uno de los que mejor me han funcionado. De hecho, aunque sea como el del Polar M600, diría que me ha dado incluso mejor rendimiento.

Polar M430

El valor mostrado es bastante estable en el tiempo, sin saltos bruscos, lo que facilita su lectura y filtra las posibles malas lecturas cuando se separa un poco de la piel o hace aire pero esto también implica que le cueste un poco más que a otros responder ante cambios bruscos intencionados, como los que hacemos en entrenamientos de estrés metabólico, cuando mueves mucho los brazos por llevar unos bastones de trail, etc. Para esos casos, no queda otra que ponerle una banda pectoral si queremos una medición precisa pero es una mera limitación tecnológica que afecta a todos los pulsómetros con sensor de pulso integrado.

En la bicicleta me ha sorprendido, con valores bastante buenos a pesar de llevar la muñeca doblada y una de las cosas interesantes es que puede medir en el agua (con cierta fiabilidad).

Creo que ese buen funcionamiento no es sólo gracias a que el sensor tenga seis LEDs (más LEDs no implica necesariamente una mejor medición) o a que sea mejor o peor que otros sino que también influye mucho cómo lo han implementado y cómo queda de bien ajustado en la muñeca. Chapeau por Polar.

La medición del pulso la puede realizar si queremos durante todo el día, convirtiéndose en una medición 24×7 que nos puede dar muchísima información además de permitir dar unas mejores estimaciones de la actividad diaria.

La medición no es continua sino que va haciendo tomas cada cierto tiempo para no pulirse la batería pero creo que es más que suficiente, que no hace falta estar tomando casi de manera continua como durante las actividades deportivas.

Sinceramente, la medición del pulso ha sido una de las cosas que me han sorprendido muy gratamente y eso que le había puesto el listón muy alto como hago siempre que pruebo un Polar ya que los finlandeses llevan muchos años demostrando que son unos maestro en los temas de pulso.

Posicionamiento GPS

El tema del posicionamiento me preocupaba bastante, sobre todo teniendo en cuenta los puntos mejorables que tenía el Polar M400 y reconozco que me he tenido que quitar el sombrero. No será el dispositivo más preciso pero, si lo ponemos en contexto dentro de su rango de precios, tamaño, antena, etc., creo que cumple con muy buena nota.

Se ha cambiado el chip, que ahora es un SiRFstar IV como el que tiene el Polar V800 y utiliza A-GPS (Assited GPS) para mantener una caché de los satélites y localizarlos rápidamente al iniciar la actividad. Se actualiza al sincronizar y es válido hasta 13 días con lo que, si estás por la zona habitual de entrenamiento y estás quieto, en apenas unos segundos está preparado para comenzar. Si no, tampoco tarda demasiado y nunca ha llegado a sobrepasar el medio minuto.

Polar M430

No es compatible con GLONASS pero no lo considero algo imprescindible ahora mismo y no tiene brújula magnética aunque sí es capaz de posicionarse e indicar dónde estamos gracias al GPS. Tampoco tiene barómetro pero sí que nos permite tener datos de altura, medida, obviamente mediante GPS.

En las pruebas que he estado haciendo, diría que el ritmo o velocidad instantáneos son algo menores que la de otros pero no lo achaco a un error de medición sino a que han optado por implementarlo de manera similar a lo hecho para el pulso, es decir, primando la estabilidad de la medida.

De esta forma, si haces arrancadas y paradas bruscas tarda un poco en reflejarse pero, a cambio, no va bailando continuamente el dato del ritmo. El dato medio final no varía mucho y tampoco la ruta que hayas trazado, incluso cuando haces el cafre y te metes por medio de los parques como se ve en la siguiente imagen.

Polar M430

Incorpora la función de vuelta al inicio que me sorprendió muchísimo la primera vez porque lo clavó al metro y quizá la única carencia que le he encontrado es que la antena es algo justita para ir muy pegado a paredes (de edificios o montaña) pero es algo normal con la antena que tiene, no se le puede pedir lo mismo que aun reloj el doble de grande y que cuesta más del doble.

Bueno, también se le podría pedir si acaso que incorporara navegación y rutas pero tampoco creo que haya que ponerse cicatero y considerarlo falta porque es algo que se ha empezado a incorporar muy recientemente en los pulsómetros de gamas medias así que, más que falta del Polar M430 sería un plus de los otros.

Seguimiento actividad diaria y monitorización del sueño

Como he comentado en apartados anteriores, el Polar M400 es capaz de hacer el seguimiento de la actividad diaria y también realiza una monitorización del sueño avanzada como dicen ellos.

Al disponer de acelerómetro y sensor de pulso integrado, es capaz de ir realizando conteo de pasos, mediciones del pulso, etc. Que, en función de las características físicas que hayamos establecido, permiten estimar también gasto calórico. Quizá sobreestima un poco el gasto calórico y el conteo de pasos pero, como siempre lo mide siguiendo los mismos algoritmos, ya sabes la posible desviación, así que mientras uses el Polar M430 te vale perfectamente como referencia.

Toda esa información se puede consultar directamente en el reloj, algo que me ha encantado porque te da los datos clave e incluso algunos “avanzados” como a qué hora te dormiste, cuándo despertaste, cómo ha sido el sueño, etc. Es una pasada cómo puede llegar a acertar cómo ha sido la noche.

Polar M430

No obstante, también es un poco optimista porque, por ejemplo, me suelen salir horas de inicio del sueño más tempranas que la real simplemente porque soy “buen chico” y, en cuanto me tumbo, dejo de moverme y relajo rápido así que me da por dormido antes de la cuenta.

Esta información del sueño sólo se almacena en el reloj para el día en curso pero podemos consultar el detalle, al igual que la gráfica con la medición del pulso de todo el día, desde Polar Flow.

Lo que sí nos da el reloj es el mínimo de pulsaciones durante la noche y el máximo durante el día, indicando además a qué hora ocurrió. Sinceramente, muy bueno, no sólo por la cantidad de información sino porque va al grano y da lo que realmente nos puede ser de utilidad para un estudio y análisis no científico.

Uso deportivo del Polar M430

A la hora de hacer deporte, seguimos con la misma filosofía de la rapidez y practicidad pues sólo hay que pulsar el botón central derecho (botón rojo) y desplazarnos hasta el deporte deseado. Aunque conviene esperar hasta que coge el pulso y la señal GPS (si es en exterior), podríamos empezar inmediatamente si volvemos a pulsar el botón derecho.

Hay millones de deportes para elegir y gracias al acuerdo que tienen con Les Mills, hasta aparecen los de esa empresa (BodyCombar, BodyPump…). Podemos tener hasta 20 deportes en el Polar M430 y en cada uno de ellos configurar hasta seis pantallas con hasta cuatro campos en cada una de ellas, más las dos pantallas de resumen o zonas y la de vuelta al inicio.

Polar M430

Podemos incluir campos de todo tipo, tanto instantáneos como medios, velocidades, ritmos, pulso, altura, totales o por laps. También podemos configurar la precisión de los sensores, los autolaps… Así que, por información y personalización, que no quede.

Además, la información la podemos colocar donde queramos y se ve bastante bien así que las posibilidades de configuración son enormes amén de sencillas de hacer y prácticas. Minipunto para Polar, que tiene una plataforma muy buena para todo esto.

Interesante la opción de bloqueo de zona que permite marcar una zona y que, si nos salimos de ahí nos avise con una vibración aunque eso te obliga a ponerte primero en la zona y pulsar unas cuantas veces los botones con lo que, si es para bloquear durante poco rato no sale a cuenta y, si es en la zona alta, chungo ponerse a toquetearlos yendo a saco.

Antes ya comenté que es capaz de medir el pulso en el agua pero no es capaz de medir las distancias en piscina a pesar de tener acelerómetro (ojalá se lo pudieran incluir).

Se pueden definir entrenamientos con cierta complejidad y también se pueden insertar automáticamente alguno de los que vienen predefinidos en Polar Flow (entrenamiento o planes de entrenamiento), con lo que facilitan mucho las cosas a los que se están iniciando o a los que no quieren o no pueden disponer de un entrenador.

Polar M430

Polar Flow: Web y App Móvil

Quienes tengáis algún Polar ya sabéis lo que os vais a encontrar en Polar Flow, tanto en la web como en la App pero, para quien no haya tenido nunca uno, seguro que se sorprende porque es una gran plataforma, muy sencilla de utilizar, completa, visual…

App

Para un usuario medio (incluso avanzadillo) no se le pueden poner grandes pegas y sólo se quedará corta para quienes sean unos geeks de los datos pero eso se soluciona rápido porque al sincronizar, se pueden exportar los datos a otras plataformas.

Es una plataforma que busca no sólo dar la información sino darla de manera muy visual, tendiendo en ciertos momentos a la gamificación (al menos, favoreciéndola) y eso es un gran punto a favor que, sumado a la facilidad de uso, le hace ganar muchos enteros y ser apreciada por mucha gente.

Polar M430

El acceso a la consulta de las actividades es inmediato, tanto en el resumen como en los detalles y, cuando ya tenemos los detalles, podemos añadir o quitar datos, ver información contextual de un instante completo, etc.

Polar M430

También nos da datos agregados, estimaciones, consejos… Siempre con vocabulario y explicaciones sencillas, entendibles por todo el mundo.

Polar M430

Desde el móvil, la información es también muy buena, más que suficiente para la mayoría y accesible desde cualquier dispositivo lo que facilita mucho su acceso porque posiblemente muchos utilicen la App para la sincronización de las actividades.

Polar M430

Desde Polar Flow podemos ver mejor qué es lo que puede llegar a hacer con la monitorización del sueño…

Polar M430

…el resumen diario…

Polar M430

…o el detalle del seguimiento 24×7.

Polar M430Otro minipunto para Polar, ¿no?

Conclusiones sobre el Polar M430

El Polar M430 es muy completo (pulsómetro, GPS, reloj, cronómetro, seguimiento de la actividad 24×7, monitorización del sueño, etc.) y, partiendo de un dispositivo muy bien asentado (Polar M400) ha sabido mejorar lo que ya tenía su predecesor (por ejemplo, el posicionamiento mediante el GPS, duración de la batería, etc.), añadirle nuevas funcionalidades (por ejemplo, sensor de pulso integrado, seguimiento 24×7…) y “empaquetarlo” todo en un cachivache que tiene un precio de partida bastante contenido.

Está claro que si lo comparamos con uno de gamas más altas le podemos echar en falta GLONASS, barómetro, brújula magnética, cristal de zafiro, titanio, compatibilidad con ANT+, … Pero no considero que carezca de nada imprescindible sino que, por el contrario, han sabido elegir muy bien qué incluir en el Polar M430.

 Polar M430

Es un modelo recientito por el que Polar está apostando muy fuerte así que tenemos la seguridad de que lo van a mimar mucho teniéndolo bien actualizado para corregir posibles errores que se detecten y que a buen seguro irán ampliando con alguna que otra nueva funcionalidad.

Por lo tanto, creo que a día de hoy es una de las mejores opciones para un usuario medio que quiera tener un reloj completito, que sea capaz de hacerlo prácticamente todo (por supuesto, que lo haga bien) y que no quiera hace un desembolso de dinero desorbitado.

El Polar M430 se puede comprar en Amazon por 218 € ahora mismo aquí.

Polar M430: muy completo, bueno, bonito y barato

8.5

Materiales y Acabados

8/10

    Posicionamiento GPS

    9/10

      Medición Pulso

      9/10

        Batería

        9/10

          Uso Deportivo

          9/10

            Lo mejor

            • Muy completo: hace prácticamente de todo y todo lo hace muy bien.
            • Gran relación calidad / precio.
            • Desarrollado sobre plataforma, sistemas y tecnologías sobradamente probados.
            • Información que proporciona el reloj (mucha y muy útil).
            • Muchas posibilidades de configuración.

            A mejorar

            • Posibilidad de poner sonido además de la vibración.
            • No se puede recargar mientras se va usando porque el conector queda perpendicular.
            • Le cuesta registrar cambios bruscos de pulso.
            • Con correa pequeña sólo está disponible en color blanco.
            Compartir
            Rodrigo Borrego (Morath)
            Rodrigo Borrego (Morath) es una de las referencias nacionales cuando se habla de pruebas de material deportivo, nutrición, entrenamiento, fisiología, … Ingeniero Informático y deportista vocacional, lleva toda su vida practicando deportes de resistencia: triatlón, trail running, natación, ...

            72 Comentarios

              • Buenas Tancredo. Siempre les podemos pedir más, pero el seguimiento de tracks es para pulsómetros algo más avanzados. Para el precio que va a tener, es razonable que no lo tenga. De hecho, creo recordar que el M600, que está por encima, tampoco tiene esa funcionalidad. Hay que irse al V800… Pero sí, si lo tuviera y mantuviera el precio sería perfecto, jeje.

                • Hola, Salva
                  No, si la lógica de contener el precio requiere sacrificios. Pero creo que Polar ha perdido la oportunidad de hacer de este M430 algo especial. Lo veo muy continuista. Yo tengo el M400 y no me aporta nada nuevo como para actualizarme. Pero metiéndole los tracks a este M430, buff, la cosa cambia y se convierte en un referente.
                  El salto en coste al V800 es demasiado. En mi opinión, y manteniendo el M430, necesitan algo intermedio entre los dos relojes, un V630 si lo puedo llamar así (el M600 lo considero más smartwatch genérico)

            1. Hola, estoy buscando un pulsómetro con sensor óptico y dudo: M430, Forerunner 235 y algún otro modelo competencia directa de ambos que puedas aconsejarme para tenerlo en cuenta. Me preocupa principalmente la precisión en la medición de la FC.
              Un saludo

              • Carlos, sin saber qué más datos necesitas es complicado pero si lo importante es tener una buena medición del pulso y no tienes requisitos especiales en el resto de cosas, mira a ver qué tal el TomTom Runner 3 Cardio (acabamos de publicar la review: https://www.foroatletismo.com/pulsometros/tomtom-runner-3/) que da muy buen resultado, de los mejores en estas gamas de relojes.
                El M430 no lo he probado pero, siendo Polar y viendo cómo iba el M200, me imagino que también dará buen resultado así que posiblemente andaría entre esos dos y, como te decía, si lo que importa es el pulso, posiblemente me inclinaría por el de TomTom.

              • carlos andres prada quiroz, como te he dicho en el otro comentario que has puesto, ahí poco podemos hacer nosotros, tienes que contactar con Polar o con quien te haya vendido las cosas.
                Sentimos no poder serte de ayuda.

            2. Buenas Rodrigo, mi pregunta seria si puede valerme de alguna manera tambien para mi entrenamiento de pesas en el gimnasio de alguna manera, estoy por comprarme uno y no veo una diferencian tan grande en prestaciones al M400 como para pagar casi el doble o me equivoco quizas… gracias por el aporte y un saludo

            3. Tengo en mente comprar un reloj gps de actividad y no me decido entre los siguientes:

              POLAR M430
              TOMTOM SPARK/RUNNER 3 CARDIO
              GARMIN VIVOACTIVE HR

              Hago muchos deportes: natación, senderismo, ciclismo y tenis. Doy importancia a la autonomía de la batería ya que para los días de senderismo en la montaña que puedo llegar a estar 10 ó 12 horas necesito que la batería me aguante. Cuál me recomendáis sin tener en cuenta el precio.

              Gracias de antemano!

                  • Jaime, pensando en dispositivos electrónicos para deporte no apostaría a priori por un dispositivo que no es puramente deportivo, por eso lo descarto de salida pero es por esa visión que tengo, lo que no quiere decir que no sea bueno y que no vaya bien.

            4. buenas noches
              Estoy buscando un reloj que me indique de manera “instantantanea” el ritmo que llevo por kilometro, existe algún modelo? que no tenga un precio superior a 250€
              Gracias

              • Roberto Kiménez, no sé si habrá algún reloj de los que tienen GPS que no indique el ritmo instantáneo por lo que, a priori, cualquiera que tenga GPS debería valerte.

            5. Buenas noches.
              Estoy pensando en renovar el pulsímetro que tengo actualmente. Tengo el M400 desde hace un tiempo y la verdad es que estoy muy contento con el. El problema es que lo tengo bastante cascado e iba a aprovechar para “renovar el material” en estas semanas.
              Suelo hacer actividades de alta intensidad (crossfit, spinning y cardio-box) en gimnasio, aunque de vez en cuando salgo de las cuatro paredes de mi centro deportivo para hacer running y alguna que otra salida en bicicleta.
              Me han comentado que para mis actividades la fiabilidad que me otorga la banda de pecho no me la van a dar los sensores de muñeca. Probé el Tomtom Cardio Runner 2 (sensor en muñeca) de un amigo pero realmente las mediciones de pulso que me daba eran tan malas que no me planteé adquirirlo.
              Os pediría consejo en relación a si pasar por comodidad a medidor en muñeca de FC (Garmin 235, M430 u otro similar) o continuar con la banda en el pecho del Garmin 230 o incluso adquirir de nuevo el M400 (u otro modelo que me recomendéis). Lo cierto es que realmente busco una fiabilidad “más o menos decente”, es decir, me da igual que en la media final de la sesión no me marque con exactitud la FC alcanzada pero si necesito que en los cambios de ritmo me responda de una forma más o menos rápida y fiable.
              Muchas gracias por vuestro tiempo!! Espero vuestros consejos.
              Saludos.

              • Antonio, para esas actividades, complicado con los sensores de muñeca y, si el que has probado es el TomTom Cardio 2, la decepción habrá sido mayúscula.
                De todas formas, a cualquiera de los pulsómetros con sensor integrado le puedes conectar una banda pectoral así que puedes dar el salto al M430 que ya lo conoces y para las actividades usar la banda pectoral enganchada al nuevo reloj.

            6. Hola, practico spinnin y walking y estoy buscando un reloj gps con pulsometro, estoy buscando algo mas o menos económico, estoy por el Polar m200 o el TomTom spark cardio music, el cual me gusta por llevar musica sin necesidad de otro dispositivo, ¿Cual de los dos me recomiendas?, gracias

            7. Hola!A ver si me puedes sacar de dudas.Estaba buscando información para adquirir el Polar M400 (va a ser mi primer reloj gps),y me encuentro con esta nueva versión.El uso que le voy a dar es prácticamente running (3-4 veces semana),aunque de vez en cuando hago alguna salida en bici y algo de senderismo.No busco ninguna floritura,si no que me haga la función que hasta ahora me hace la aplicación Runtastic de mi teléfono (con la comodidad que conlleva el reloj).Creo que el M400 me cubriria las necesidades,pero por otra parte,es un modelo que ya tiene unos cuantos años,y no se la “vida” que le quedará de cara a Polar.
              ¿Merece la pena gastar el doble y hacerme con el M430?
              Un saludo y gracias!

              • David, depende de hasta qué punto te sea relevante lo del pulso en la muñeca o no. Yo sí haría el desembolso porque creo que el M430 va a tener mucho recorrido.

                  • David, entre esos dos… ummm, posiblemente optaría por el M430.
                    Añade a la lista el TomTom Runner 3 si no quieres complicaciones y, además, es algo más baratillo.

            8. Hola,
              En el M430 ¿se pueden programar los entrenamientos desde el propio reloj? ¿O es como el m400 que hay que hacerlo desde el ordenador?
              Muchas gracias por la respuesta. Un saludo,

                • Muchas gracias por la respuesta Rodrigo.
                  Otra cosa: no encuentro donde ajustar las zonas. Si que he metido mi frecuencia máxima, pero quiero meter las zonas y no se donde hacerlo. Como antes tuve el M400 me ha cogido las mismas que tenía metidas entonces. Pero quiero actualizarlas.
                  Gracias de nuevo por tu ayuda.
                  Un saludo!

            9. Gracias

              Lo suyo serían comentarios de alguien que lo haya usado a la vez con otro dispositivo con banda pectoral y comprobar mediciones.

              Además me gustaría saber qué tal da las pulsaciones instantáneas

              Gracias de nuevo

            10. Amaia, supongo que las zonas se pondrán desde Polar Flow, como en otros Polar.

              Nebulus, siento no poder darte información del M430, pero m600 y M200 miden más que suficiente para lo que necesitamos el 90% de la gente. Obviamente, teniendo las consideraciones que corresponde a la medición de pulso en muñeca sobre color de piel, sudor, vibraciones, etc

            11. Podríais decirme si puedo programar un ritmo, por ejemplo 5 min/km y que si bajo de ese ritmo el reloj me avise en el momento con una vibración? Hay algún modelo más básico que tenga esta opción? Gracias

              • salva, creo que sí se puede.
                Que lo permitan con aviso de vibración, no estoy seguro pero que te indiquen que vas por abajo sí.
                Ahora, cuidado con esa opción porque pule mucha batería porque puede ir vibrando continuamente, por eso no se suele implementar.

            12. Hola, me podrías comentar si cuando reloj hace auto laps, por ejemplo cada km. vibra? He oído en algún foro que no se podía y me parece especialmente importante.

              • Txema: “…Otra de las novedades del Polar M430 está en las notificaciones, que quitan las alertas con sonido del M400 y las sustituyen con alertas con vibración…”
                ;-D

            13. Gracias por la velocidad en la respuesta, ya he visto que las notificaciones son por medio de vibración, pero había oído que los auto lap no los notifica, y ese extremo me parece relevante a la hora de decidirme por el 430.

            14. he decidido comprar un polar 400 .quiero saber si para largo de 10 a 15 k se puede programar la distancia y para hacer velocidad tambien o marca es por distancia . gracias

            15. Buenas!!!
              Se ha actualizado el artículo que había sobre el Polar M430 que estaba publicado para ampliarlo y “convertirlo” en review / análisis a fondo.
              Enjoy!!!

              • Eso es lo que intento decir muchas veces a algunos que preguntan por cachivaces, pero no hay manera Nebulus.
                A la mayoría, con un M430 nos sobra la mitad de lo que tiene pero, ná, hay que ir a por lo más de lo más, aunque no tengamos ni idea de para qué sirven los datos que nos dan.

            16. Buen análisis. Me has convencido para cambiarme, pero cuando bajen un pelín el precio y lo pruebe en mi muñeca, porque el que se ve en la foto de las conclusiones finales parece un reloj despertador más que uno de muñeca

              • Genial Felipe!!!
                Lo que no sé es a qué te refieres con lo de “parece un despertador”. El reloj no es grande, simplemente es que me sobra un metro de correa porque es la larga y yo tengo antebrazos de pajarito :-S
                La correa pequeña lo deja mucho más mono, sin duda.

            17. Me refiero a que en la foto da la impresión de que sea muy grande, pero si las medidas son las del M400, ¡genial! Me parece muy buena opción para los que tenemos el M400. Le echaba a faltar los avisos por vibración (habitualmente vas escuchando música cuando corres). Y el cambio de conector, un acierto, porque yo tuve que cambiar el del M400 varias veces. En cuanto al pulsómetro en la muñeca, pues, bien, tendré que acostumbrarme a entrenar mirando las pulsaciones, aunque no sé si eso sea bueno para hipocondriacos como yo

            18. Hola hola!
              Estoy casi decidido a comprar el m430, antes quería el tomtom runner3…, pero el m430 me convenció…, ahora al leer …me salto una pequeña duda… Entre el m430 y el runner3 ¿Cuál ves con un posicionamiento del gps más confiable?

              Saludos!

              • Manu, a nivel de GPS van poco más o menos los dos, tanto a nivel de posicionamiento como a nivel de cambios de ritmo, quizá un pelín mejor el TomTom Runner 3.

            19. Hola, antes yo llevaba un polar m400, y ahora he decidido renovarlo y ya comprar otro a mi novia, llevamos vida activa, crossfit, rodajes ‘largos’ y una vez a la semana series en pista. Estaba mirando el polar m430 y el suunto spartan trainer (están actualmente al mismo precio). Cual es mejor? o cual nos vendría mejor? (estéticamente me gusta más el suunto)
              Un saludo y gracias!

                • Aitor Sobrino, andan a la par los dos y, son posiblemente, los dos mejores pulsómetros de gama media ahora mismo.
                  Si queréis personalizar entrenamientos, facilidad de uso, estabilidad del pulso, temas de pulsera de actividad, … M430; si queréis estética, trail running, precisión GPS, … Spartan Trainer.

                  • Finalmente me quedo con el M430, por el tema de pulsera de actividad, pulsómetro, y sobretodo, su plataforma polar flow, que al lado de movescount, he podido comprobar que está a otro nivel.

            20. Hola buenas! Quería comprar este blackfriday un pulsómetro polar y tengo una duda…
              Un compañero tiene el m400 y me gustó mucho, fui a mirarlo por internet y descubrí el m430 y tras leer las mejoras me convenció mucho, me da un poco de miedo el sensor porque en algunos foros he leído que falla…
              El caso es que fui a mirar el precio del m430 en mediamarkt y eran 229€, pero mirando por esa web encontré una edición especial del pilar v800 con la banda h7 y el sensor y soporte para bici por 247€.
              Entonces mi duda es… Habiendo solo menos de 20€ de diferencia en el precio, comprarías el m430 o el v800?
              Gracias!

              • Adrian, ¿dónde has leído que falla el sensor de pulso?
                Los fallos son como los de cualquier sensor de pulso integrado pero, dentro de ésos, funciona bien.
                No se trata de cuál elegiría sino de cuál satisface tus requisitos, si necesitas lo que da el V800 o no, si necesitas pulso en la muñeca o no, …
                El V800 es más completo, pero es un pulsómetro que morirá en breve, supongo.

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.