Tres años después de su lanzamiento al mercado, la Adidas Ultra Boost sigue siendo un modelo en boca de todo el mundo, desde corredores hasta aficionados que, por marketing o por el boca a boca, saben de este modelo y del nivel de comodidad que aporta.

Este año, Adidas ha lanzado la versión 3.0 de la Ultra Boost, de la que deriva esta Adidas Ultra Boost ATR. Para el que aún no lo sepa, ATR significa ‘ALL TERRAIN’, lo que da a entender que es una zapatilla preparada para terrenos más complejos y variados que el asfalto, que era básicamente donde la Adidas Ultra Boost 3.0 daba buenos resultados.

Muchos se preguntarán entonces si la Adidas Ultra Boost ATR es una zapatilla de trail, y hay que dejar claro que no, no es una zapatilla de trail sino una zapatilla para corredores que acostumbren a correr por tierra, bosque, asfalto, caminos y, además, sean susceptibles de correr con lluvia, viento o frío.

La Adidas Ultra Boost ATR es, básicamente, una zapatilla preparada para afrontar muy diversos terrenos y condiciones pero no es una zapatilla de montaña.

Chasis y mediasuela

El chasis es el mismo que el de cualquier otra Ultra Boost, una mediasuela 100% Boost con un refuerzo por parte del sistema Torsion para dar rigidez en el arco.

Adidas Ultra Boost ATR

Ya hemos hablado muchas veces de manera extensa sobre, quizá, el mejor compuesto de mediasuela o de amortiguación del mercado actual, así que para saber más sobre este compuesto podéis ver la review de las adidas Ultra Boost donde vemos sus características y cualidades.

Como resumen rápido, se tratan de cientos de perlitas de TPU (poliuretano termoplástico) infladas y que guardan buena parte de las capacidades del TPU como la durabilidad, la resiliencia o la estabilidad de comportamiento y estructura, con una gran capacidad de retorno de energía y resistencia a los cambios de temperatura y agentes externos como la humedad. Todas esas bolitas de TPU que la empresa desarrolladora (BASF) denomina Infinergy, se meten en un molde y, con presión de vapor de agua y temperatura, hacen que formen la mediasuela de las ATR.

Esta mediasuela, en un modelo como las Adidas Ultra Boost ATR, nos da una doble cara muy marcada, el Ying y el Yang:

  • Por un lado, tenemos una zapatilla que es una absoluta delicia en cuanto a tacto de amortiguación, transición rápida e impecable, confort brutal y retorno alto de energía.
  • Por el contrario, este chasis es algo inestable en terrenos complejos o algo más técnicos. Hay que saber bien por donde nos metemos con las ATR ya que la combinación del upper de PrimeKnit con ausencia de refuerzos y un chasis de Boost 100% no son lo mejor que podemos llevar por zonas algo más técnicas que los típicos caminos de parque, veredas, asfalto, etc.

Todo esto también va a venir determinado por el tipo de corredor que seamos, nuestra técnica, nuestra preparación, trabajo de propiocepción, etc.

Adidas Ultra Boost ATR

Por supuesto, un corredor de alto nivel de trail podría utilizarlas en ultras no técnicos, pero siendo la mayor cantidad de corredores que verán esta review gente ‘no élite’, considero que es un modelo que debería limitarse a un uso no técnico, para el corredor de ciudad que suele mezclar asfalto con las típicas zonas de tierra o hierba que todas las ciudades de España tienen (Casa de Campo o Retiro en Madrid, Rivera del Ebro en Zaragoza, Pinar Antequera de Valladolid, Liencres en Cantabria, Carretera de les Aigües en Barcelona, etc.)

Si las usamos en este tipo de terrenos, las Adidas Ultra Boost ATR van a ir sobradas, una vez hechos a ellas vamos a ver que pueden dar más de sí en cuanto a variedad de terrenos y, conociendo su comportamiento, podremos exprimirlas un poquito más en zonas algo más complejas, como algún camino de monte.

Suela

La suela es, sin duda, uno de los puntos clave de este modelo. En años anteriores, veíamos cómo las ATR de Adidas no tenían una suela tan agresiva como la que presenta esta Ultra Boost ATR, y se limitaban a marcar un poco el taco y endurecer la goma.

El modelo que hemos probado es una historia radicalmente distinta, el trabajo de diseño de Continental ha sido espectacular, mantienen el diseño Stretch Web de la suela, simulando una red o una tela de araña y, en cada uno de los cruces de esa tela, han colocado un taco en forma de cruz con un perfil considerable (5 mm). Estamos ante una suela digna de cualquier zapatilla trail de gama alta más que de un modelo ATR.

Adidas Ultra Boost ATR

Esta suela es muy agresiva y muy efectiva en todo tipo de terrenos, incluso en asfalto donde me las esperaba mucho más toscas y ruidosas, pero se han comportado casi igual que el modelo normal.

Ahora bien, una vez nos salimos del asfalto y nos metemos por caminos de tierra, parques, hierba, zonas de monte bien cuidadas e incluso alguna zona con piedra pequeña vemos que  responde perfectamente bien, tanto es así que los límites off road de las ATR no los vamos a alcanzar por la suela, sino por la falta de soporte del upper al pie y una mediasuela menos estable de lo ideal para terrenos más técnicos.

Adidas Ultra Boost ATR

Si sabemos cuáles son los límites y los terrenos adecuados de este modelo, puedo decir que no he probado zapatillas con este nivel de confort y amortiguación en mi vida. Si sueles correr por parques, veredas y caminos bien definidos entremezclados con asfalto, este modelo es simplemente espectacular.

Lógicamente, no es una zapatilla para hacer TRAIL y eso hay que dejarlo bien claro, es una zapatilla para el corredor normal que suele hacer sus entrenamientos por fuera de zona urbana ya sean parques o zonas más rurales. Sí que aguanta zonas más complejas pero no recomendaría utilizarlas por esos terrenos debido a lo comentado anteriormente de la estabilidad, quizá si eres un runner eficiente sí puedas meterlas en zonas más técnicas pero eso ya es a riesgo de cada uno.

Particularmente, es la mejor zapatilla que he probado para correr por los típicos parques de ciudad: el agarre es impecable, es duradera, agarra en mojado, la suela tiene contacto continuado con el terreno y proporciona una tracción siempre fiable.

Es cierto que alguna vez se queda alguna piedra entre los tacos pero es menos habitual de lo que esperaba, quizá por la forma en cruz del taqueado. No las he metido mucho por camino de piedra pequeña o ripio pero durante los kilómetros que he realizado por este terreno solo se me han atorado dos piedrecillas.

Al ser una suela Continental, el comportamiento en mojado es excelente, siempre hablando de superficie dura como asfalto o acera. Me ha sorprendido mucho para ser una suela con un taco tan marcado, no he tenido resbalones ni inseguridad por este tipo de terrenos que muchas veces tenemos que cruzar para llegar a la zona off road. Sin llegar a ser a prueba de resbalón, si tenemos en cuenta su geometría, el agarre que proporciona en mojado tiene una nota alta.

Cuenta con un sistema Torsion igual al de las Ultra Boost que ocupa la zona central del mediopié y se extiende hacia el talón interno para elevarse en 3D en forma de pestaña en esa zona.

Es calcado a lo visto en el resto de versiones de Ultra Boost y es raro, ya que quizá sí que esperaba un trabajo ligeramente más complejo en cuanto a la búsqueda de estabilidad extra para un modelo ATR como éste. Sin embargo, Adidas ha decidido mantener la estructura de la Ultra Boost 3.0 intacta en cuanto a la estabilidad.

Upper

El upper es sencillamente espectacular, una segunda piel y no es que sea un upper elástico que se pegue al pie, como podíamos ver en la Ultra Boost Uncaged, es un upper más elástico, permisivo y agradable, como un jersey de invierno para el pie.

Como digo, resulta increíblemente confortable pues, si bien es muy elástico, mucho más que otro PrimeKnit que haya visto (posiblemente el Knit más elástico que he probado), no es un Primeknit que oprima o constriña el pie, no es un material de esos que ahora se llaman de compresión. Sí que se amolda al pie pero es tan suave que parece más un jersey que toma la forma de tu cuerpo, de hecho, el tacto es parecido a un suéter fino.

Adidas Ultra Boost ATR

Este PrimeKnit es más permisivo, mucho más apto para pies anchos que otras Ultra Boost y se agradece mucho, especialmente en la parte del antepié.

El Knit de estas ATR es diferente en cada zapatilla, no va a haber dos uppers iguales de las ATR, en todas cambian ligeramente los trenzados de los hilos y, lógicamente, el dibujo resultante.

Una de las particularidades de la ATR es su calcetín elástico integrado, una pieza que se eleva desde el collar y que cubre los huesos del tobillo. Es algo que a mí, particularmente, me gusta por las sensaciones de seguridad que ofrece, pero también es un elemento que hace que el tobillo o el talón se mueva o deslice mucho menos en la zapatilla, que evita que la porquería entre al pie o incluso que la lluvia pueda encharcar la zona trasera.

Adidas Ultra Boost ATR

Hablando de lluvia, estas ATR son zapatilla antisalpicaduras, al igual que han creado una suela multisuperficie, el upper está preparado para poder soportar salpicaduras por pisar algún charco, correr bajo la lluvia, etc. No se las puede denominar waterproof ya que si las sumergimos en agua, al final el PrimeKnit, por su propia concepción acabaría absorbiendo agua, pero para correr en mojado, con lluvia y pisar varios charcos van genial ya que el upper está preparado para incluso poder aguantar una ligera inmersión en algún charco que nos encontremos.

La estructura de talón es parecida a la de las Ultra Boost, con las piezas de plástico a modo de contrafuerte que dejan el Aquiles algo suelto. Decir que llevan un poco de acolchado interno muy agradable y que el botín no oprime en absoluto, como pasaba en la Uncaged.

Adidas Ultra Boost ATR

Tiene detalles muy interesantes que, cuando te dejas 220€ en unas zapatillas, siempre te gusta ver, como el tirador trasero para calzártelas que funciona en conjunto con una “lengüeta” delantera que han colocado para poder ponértelas fácilmente y que también puede ser utilizado para ocultar el nudo de los cordones detrás y evitar enganchones.

Adidas Ultra Boost ATR

La zona del mediopié es la más importante en cuanto al rendimiento, es la que da el ajuste principal al pie, donde el upper se nota más prieto, sin molestar pero sí hay diferencia con respecto al antepié por ejemplo, muy similar al que tenía la Uncaged.

La ATR no tiene ninguna estructura rígida para dar soporte al pie en el upper, cuenta con las tres tiras del logo de Adidas hechas en Primeknit, que son unos abultamientos blanditos.

Adidas Ultra Boost ATR

También tienen un refuerzo cosido para crear el sistema de cordones de cuatro ojales, pero principalmente la poquita estructura que tienen viene dada por un termosellado interno, un panel que cubre la zona por debajo de los cordones hasta el chasis, algo similar a lo que vimos en la Uncaged pero que, a decir verdad, en una versión como la ATR que va a moverse por terreno más complejos, se queda un pelín corta, sobre todo si hacemos el cafre con ellas metiéndolas por caminos técnicos, como canchales o caminos rotos de montaña.

Adidas Ultra Boost ATR

Horma

Se puede decir que estas Adidass Ultra Boost ATR son el paradigma del confort sin mucho riesgo de equivocarse.

Ya hemos visto el trabajo del upper y el resultado increíble que tiene en cuanto a confort y sensaciones de comodidad. Pues bien, la horma también es un aspecto importante para lograr esto, cada Ultra Boost ha pasado por muy diferentes acabados y siempre, en cada uno de ellos, vemos cambios que afectan al ajuste y la sensación de espacio del pie dentro de la zapatilla.

Las Ultra Boost normales tienen un upper más cercano al pie, especialmente en la puntera donde, en muchas ocasiones, los dedos pueden tocar la malla superior. Las Uncaged, que también probamos aquí, eran incluso unas zapatillas más ajustadas ya que apenas tenía refuerzos. Algo similar a las Uncaged preveía cuando saqué estas Adidas Ultra Boost ATR de la caja, pero la verdad es que son bastante diferentes.

Adidas Ultra Boost ATR

Las ATR son un modelo más apto para pies más amplios. No es que la horma haya cambiado, sigue siendo la misma, pero la amplitud de base extra que le dan los tacos de la suela (lo que supone un poco más de estabilidad que las versiones asfalteras de la ultraboost) hace que Adidas haya decidido hacer un upper algo más permisivo, más elástico, lo que se nota a la hora de acomodar el pie en el chasis.

Adidas Ultra Boost ATR

Si bien el upper se pega, no notamos que sea agobiante ni restrictivo y eso se agradece mucho, especialmente en el antepié donde la malla, aun estando muy cerca de los dedos, no los va a incordiar.

Personalmente, usaría la misma talla que en otras Ultra Boost. A pesar de ser más agradable, elástica y permisiva, no es lo suficiente como para reducir media talla.

La sensación de seguridad del talón es bastante grande, y eso sin tener una estructura importante en el collar. Las piezas laterales del talón y, sobre todo, el calcetín integrado alrededor del tobillo, dan mucha sensación de ajuste por lo que el talón no se va a mover.

En una línea muy parecida podríamos definir el ajuste del mediopié, es una sensación de ajuste elástico similar a lo que podemos experimentar con unas mallas de correr en las piernas, aunque lo calificaría más agradable con el pie lo que ofrece el PrimeKnit de estas Ultra Boost ATR.

Cuenta con una plantilla muy sencillita y fina de EVA para evitar que el Boost se separe mucho del pie y así conseguir todos los beneficios del material estrella de la marca alemana.

Amortiguación

La amortiguación de la Adidas Ultra Boost ATR es simplemente espectacular, tan buena o mejor que la de la Ultra Boost normal: se nota blanda, agradable y muy fluida en la transición.

Si aún no has probado una Ultra Boost deberías hacerlo, últimamente se ha convertido en el paradigma de la comodidad y la amortiguación en el mundillo de las zapatillas deportivas y es un buen punto de referencia para comparar otros modelos en esta categoría.

Adidas Ultra Boost ATR

Lógicamente, la amortiguación por Boost tiene sus pros y sus contras, es una amortiguación tremendamente blanda con 40º de dureza, lo que la convierte en la zapatilla con el principal material de mediasuela más blando del mercado.

Además, la geometría de chasis de la Ultra Boost hace que se note especialmente blanda y agradable en comparación con otros muchos modelos con 100% Boost en la mediasuela pero con diferentes geometrías, y es que la forma “escalonada” del Boost en los bordes no es casualidad, tiene como objetivo crear dos fases en la amortiguación, donde la parte superior se hunde más fácilmente dando recorrido y la parte inferior frena un poco ese hundimiento, repartiendo el impacto que quede entre un volumen de mediasuela más grande y estabilizando la pisada levemente.

La transición es perfecta y muy fluida. Además, como en la versión normal, también es bastante rápida y convierte a las Ultra Boost en un modelo bastante ágil y con chispa. La versión ATR no es diferente en este sentido a pesar de ser un modelo principalmente off road.

La amortiguación delantera es muy buena y, además, es la zona donde mejor se percibe la respuesta de la zapatilla, el retorno de energía del Boost.

Conclusión

Cuando me dijeron que tenía que probar las Adidas Ultra Boost ATR, lo primero que me vino a la cabeza fueron dos pensamientos encontrados: el primero, de alegría ya que siempre que te toca ponerte unas Ultra Boost es motivo de celebración, pero el segundo fue de duda, “¿una Ultraboost todo terreno?”.

Tras probarlas, creo que puede ser una zapatilla muy infravalorada y que puede pasar desapercibida, primero por el alto precio que tiene pero, sobre todo, porque aún no tenemos en nuestro ADN lo de buscar una zapatilla de este tipo, a pesar de que mucha gente corre por parques como el Retiro o la Casa de Campo, caminos o sendas transitables y, en definitiva, zonas off road pero sin la complejidad de una carrera técnica de montaña. Además, en España (y seguro que en muchas zonas de latinoamérica), hay carreras como los 101 km de Ronda, Madrid-Segovia o carreras con muchas zonas de ripio.

Estamos acostumbrados a utilizar las zapatillas de asfalto para este tipo de entrenamientos, porque la verdad es que funcionan bien, pero cuando tienes una zapatilla como las Adidas Ultra Boost ATR con una suela brutal hecha para todo tipo de terrenos, arena, caminos de ripio, hierba, tierra, asfalto y preparadas para la lluvia y el frío, ¿por qué íbamos a usar otras?

Si quieres unas zapatillas de invierno y sueles echar muchos de tus kilómetros por fuera de asfalto pero sin una dificultad seria tipo trail, creo que es una de las mejores elecciones ahora mismo.

En general me ha parecido bastante mejor zapatilla que las Adidas Ultra Boost 3.0 o las Adidas Ultra Boost Uncaged, sujeta mucho mejor, es igual de amortiguada, es ligeramente más estable, da más seguridad, es más duradera, más polivalente y los materiales son inmejorables.

No es una zapatilla para usar 100% en asfalto aunque, si la duda que tienes es elegir entre la Ultra Boost normal o la ATR para asfalto, créeme que dudaría un rato entre ambas.

No son zapatillas para carreras de montaña, no porque la suela no lo permita, sino porque el upper no tiene un soporte suficiente para el pie en terrenos más complejos. Tampoco tienen una protección fuerte contra ramas o roca y en situaciones complejas donde la estabilidad está comprometida el pie flanea. De ahí que solo las recomiende para parques y caminos transitables.

Por último, comentar que son una de las mejores opciones del mercado para gente que camine por afición o por búsqueda de actividad ya sea asfalto, tierra, hierba… Por chasis, confort, ajuste y comodidad es una elección ideal para los caminantes.

Usuario tipo de las Adidas Ultra Boost ATR:

  • Corredores neutros de hasta 95 kg que busquen una zapatilla para terrenos sencillos pero variados en tiradas largas a ritmos más lentos de 4.20 min/km.

Adidas Ultra Boost ATR

Adidas Ultra Boost ATR
9.2

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    10/10

      Ajuste y horma

      10/10

        Upper

        9/10

          Suela

          10/10

            Lo mejor

            • La suela es sublime
            • La calidad y el confort de los materiales son envidiables
            • Amortiguación y transición
            • Ajuste y sensación de calidad

            A mejorar

            • No es una zapatilla para terrenos complejos por su falta de soporte/estabilidad
            • Precio alto
            • Concepto muy útil pero poco aplicado en España

            4 Comentarios

            1. Todavía habrá gente que se empeña en salir por terrenos como los que has citado con zapatillas de trail running en lugar de con asfalteras o, si gustan de meter un poco más de candela, con unas como éstas Ultra Boost ATR.
              Nota: Que me pongan esa suela en unas Adizero Boston 6 y ya tengo zapatillas de competición para ultras jiujiujiu ;-D

              Preciosa la suela, tiene una pintaza tremenda y, si encima dices que va bien, genial.
              Nota: Seguramente en suelo liso mojado sean tremendas, al nivel de unas de asfalto o incluso mejor.

            2. Lo mejor es que con tanto taco, no notas otra cosa que confort, como en una Ultraboost normal, para mi eso es un logro de la leche… por que te permite correr por asfalto igual que por tierra sin ir a medias en ambas sino perfecta en las dos

            3. Hola Jonatan,

              Agradecerte el análisis, me parece que para lo compleja que es esta zapatilla explica claramente para que tipo de publico puede ir destinada.

              A mi me encaja perfectamente por el tipo de terreno en el que corro y estaba buscando algo parecido que una sola zapatilla no me daba. Ahí creo que está el punto débil de esta Ultraboost ATR, el precio, por ese coste puedes alternas dos extraordinarias zapatillas. desde mi opinión, claro.

              Las dudas que me surgen son, ¿consideras que el calcetín elástico de este modelo permite ir sin calcetines técnicos?. ¿Esta zapatilla tiene una buena transpiración para hacerla optima con temperaturas exteriores altas, verano?.
              ¿Tiene algún tipo de refuerzo el PrimeKnit en su puntera?. Esta última pregunta es porque me ha parecido ver algo así en la web oficial y precisamente es una de las zonas mas delicadas de la Ultraboost, es muy fácil de romper.

              Gracias por adelantado, saludos.

            4. es cierto que puedes ir con dos buenas zapas por el mismo precio, esto es como todo…..

              permite ir sin calcetines, no lo recomiendo por que los knit cogen olores y siempre va a ser más agradable ir con calcetin.

              no, la transpiración no es su fuerte, esta más preparada para invierno o con un tiempo menos favorable.

              tiene un termosellado interno que da forma a la puntera para que no se hunda., pero no tiene refuerzos a parte de ese

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.