Nada más y nada menos que veintitrés versiones contemplan ya a la ASICS Gel Nimbus, todo un referente dentro del mundillo del running y, durante muchos años, el paradigma de lo que debería ser una zapatilla tope de gama de amortiguación neutra.

La fama que ha adquirido la Nimbus es prácticamente inigualable por otro modelo, en España especialmente.

Quizá la Kayano o la Pegasus puedan ser zapatillas con el mismo caché que la Nimbus en nuestro país, pero desde luego que ha sido y sigue siendo una de las zapatillas más buscadas, compradas y queridas dentro del mundillo del running.

Era de extrema importancia que la ASICS Gel Nimbus 23 diese un paso hacia adelante para seguir plantando cara a la nueva generación de modelos de marcas rivales que estaban alcanzando unos niveles excelentes de calidad, amortiguación y ligereza.

A pesar de algunos altibajos en los últimos años, la Nimbus se renueva una vez más y esta vez se han solucionado buena parte de las partes más polémicas de años anteriores (horma, acolchados…) para crear, si no la mejor, una de las mejores Nimbus hasta la fecha.

Chasis y mediasuela

A simple vista, el chasis de la ASICS Gel Nimbus 23 no posee nada que nos pueda descolocar: tenemos Flytefoam y Gel, básicamente lo esperado.

Pero la clave en este modelo no es lo que lleva, sino cómo lo lleva y cómo se combina. Ahí es donde ASICS, sin volverse locos y hacer cambios radicales (ya sabemos que los japoneses no son muy dados a esto) han logrado darle un rendimiento a esta ASICS Gel Nimbus 23 digno del bagaje y fama que durante más de dos décadas ha atesorado el modelo.

La ASICS Gel Nimbus 23 es básicamente todo lo que alguien con muchas expectativas puede esperar de una Nimbus.

En cuanto a perfiles, hay que diferenciar entre géneros ya que las mujeres van a tener unos perfiles diferentes, de 33 mm en talón y 20 mm en antepié (drop 13mm para aliviar el Aquiles); mientras que los hombres vamos a tener 31 mm en talón y 21 mm en antepié con el consiguiente y habitual drop de 10 mm.

ASICS Gel Nimbus 23

La base de la ASICS Gel Nimbus 23 es un dato muy importante para entender el buen rendimiento de la zapatilla ya que sus 91 mm en talón y 116 mm en antepié van a aportar una parte importante de la buena estabilidad de la zapatilla.

ASICS Gel Nimbus 23

En cuanto a materiales, tenemos cinco piezas que forman el chasis de la Nimbus 23: Gel, Flytefoam, Flytefoam Propel, Twist Gel y Trusstic Systen.

No podía faltar la tecnología estrella de la marca nipona y, como es un clásico en el departamento de marketing de ASICS: «ahora con más Gel». Y lo cierto es que es así, trae más Gel que la ASICS Gel Nimbus 22.

ASICS Gel Nimbus 23

Hace unos años ASICS llegó a unas cantidades descomunales de Gel en la Nimbus y, gracias a la aparición de nuevos materiales como el FlyteFoam, ha sabido rebajarlo e ir aumentándolo progresivamente según va haciendo pruebas en las diferentes combinaciones que puede hacer junto con el FlyteFoam.

La verdad es que esta ASICS Gel Nimbus 23 lleva una dosis bastante más grande de Gel en talón respecto a la ASICS Gel Nimbus 22, pero lo mejor de todo es que ha sabido combinarlo para que el Gel no sea algo solo estético (como llegó a ser antiguamente, que ponían más Gel para llamar la atención). Ahora, y de momento, lo está dosificando de manera apropiada para mejorar el rendimiento.

ASICS Gel Nimbus 23

Por otra parte tenemos una pieza de FlyteFoam sobre el Gel trasero. Es una pieza que solo abarca el talón y muere en mediopié. No tengo claro exactamente qué FlyteFoam es, yo diría que FlyteFoam Lyte aunque podría ser FlyteFoam Propel.

Básicamente lo que hace esta cuña de FlyteFoam de color oscuro es aportar estabilidad. La espuma más densa (50º dureza) se coloca más cerca del pie para que este perciba más estabilidad, mientras que la espuma menos densa (color claro) se coloca en la parte inferior para que así se deforme la primera con el impacto.

El FlyteFoam Propel es el material protagonista en esta Nimbus 23 y también es el más abundante. Lo podemos identificar por su color más clarito.

ASICS Gel Nimbus 23

Es un material, en teoría, más resiliente y aporta más rebote que el FlyteFoam Lyte pero en esta ASICS Gel Nimbus 23 se presenta en una versión de baja densidad, con una dureza de 46º, lo cual hace que tenga un tacto sublime bajo el pie pero que pierda mucha capacidad de retorno de energía que, en una berlina de lujo, no es precisamente algo importante.

El FlyteFoam Propel se situa en la parte baja del talón (por debajo del FlyteFoam negro y del Gel) y va aumentando progresivamente su volumen hasta ocupar toda la mediasuela en el antepié (a excepción de un huequecito para el Twist Gel).

El Twist Gel es una pieza redonda con forma de anillo o galaxia y el tamaño de una moneda de un euro aproximadamente que se situa embutido en el FlyteFoam Propel y justo bajo las cabezas del primer y segundo metatarso.

Se sitúa en esa zona para aliviar la carga que tienen esos dedos en el impulso ya que muchos corredores tienden a salir más escorados hacia el interior.

Para acabar, tenemos el Trusstic System, una pieza de TPU duro que se situa justo debajo del arco del pie. Es una pieza clásica de rigidez torsional y que gracias a su diseño en 3D logra además dar un ligero soporte al arco plantar.

ASICS Gel Nimbus 23

Todo esto suena bien, está muy bien, funciona excelentemente bien pero no es nada ‘diferente’ para lo que suele hacer ASICS, ¿no? Lo cierto es que la clave y lo que diferencia a esta Nimbus de otras anteriores u otros modelos de la marca son las dos tecnologías que os voy a describir a continuación: I.G.S y geometrías.

El Impact Guidance System o I.G.S es una filosofía de diseño de mediasuelas que ASICS lleva utilizando muchos años. Básicamente es un objetivo de diseño a cumplir: da igual lo que lleve la mediasuela que, si se aplica la filosofía I.G.S, la zapatilla debe tener una dinámica de pisada excelente y en ASICS esto se traduce en una buena amortiguación, una buena estabilidad y una transición de calidad.

La ASICS Gel Nimbus 23 no solo cumple eso sino que borda ese objetivo: es estable, es muy amortiguada y tiene una transición muy agradable, tanto que es la Nimbus más silenciosa con la que he corrido en muchos años, quizá la que más.

Por su parte, la adopción de tamaños, formas o tecnologías que alteren el comportamiento de los materiales aplicados en la mediasuela son tan importantes como dichos materiales. A algunas marcas les ha costado más que a otras subirse al carro de esa afirmación, pero la evidencia es tan clara que no se puede obviar.

ASICS ha utilizado las geometrías para lograr su objetivo I.G.S. La combinación de durezas de los distintos materiales en el talón para lograr obtener fluidez ininterrumpida en la transición y la estabilidad necesaria se van a ver complementados con la tecnología de corte láser.

ASICS ha dotado a la ASICS Gel Nimbus 23 de unos grandes surcos longitudinales escarbados en las paredes de los FlyteFoam. Aprovechando el ligero flare o inclinación hacia afuera de la mediasuela le ha colocado unos surcos para facilitar el colapso del FlyteFoam Propel.

ASICS Gel Nimbus 23

Pero esto no queda ahí sino que, además, ha utilizado una cortadora por láser para hacer micro managing o, en castellano, para controlar de manera exhaustiva cómo va a comportarse una zona concreta del FlyteFoam Propel.

Para ello son capaces de realizar pequeños cortecitos con láser en las paredes de FlyteFoam Propel. Dependiendo del tamaño del corte, de la cantidad de cortes o de la zona donde se hagan la zapatilla va a tener un comportamiento un poquito diferente a la hora de colapsar.

Esta tecnología es la que facilita que la transición de pisada y, lógicamente, la dinámica de la zapatilla sean muy buenas y también les permite controlar la cantidad de amortiguación y cómo se produce para maximizarla sin penalizar a la estabilidad.

Suela

La suela no ha cambiado demasiado respecto a la ASICS Gel Nimbus 22. Sí se ven ligeros retoques pero nada drástico que vaya a cambiar la experiencia que alguien haya tenido si ha probado la versión anterior.

Es una zapatilla donde lo que más llama la atención posiblemente sea el diseño del antepié, con cinco grandes y profundos surcos de flexión que dotan a la Nimbus 23 de una flexibilidad muy buena para su categoría y que ayudan mucho a percibir la parte delantera de la zapatilla como muy agradable.

ASICS Gel Nimbus 23

El material que vemos de color oscuro y forma el taqueado en grandes paneles tanto en antepié como en una buena parte del talón es un blown rubber de unos 68º de dureza (+-2º). Es un material relativamente blando para su categoría, lo que ayuda a reducir peso, a potenciar las sensaciones de amortiguación y a percibir un agarre más fiable, especialmente en asfalto.

Como contrapunto -y es una tendencia de los últimos años en la Nimbus-, un blown rubber tan blando hace que la durabilidad no sea la de antaño. No tenemos una Nimbus de 1000 kilómetros de durabilidad sino que tenemos una Nimbus con mejor agarre y más agradable con la que pasar de 800 kilómetros sería una buena noticia.

ASICS ha sabido contrapesar esa ligera pérdida de durabilidad al tener un material más blando a base de poner un perfil de blown rubber elevado, de 3.5 mm.

En cuanto al agarre en tierra o mojado, lo cierto es que estoy bastante contento en general con el comportamiento de la suela. En mojado siempre es complicado y podemos resbalar, pero no lo hace ni mucho menos peor que otras zapatillas.

Gracias a que los tacos tienen pequeños cortes y, sobre todo, a que la presencia encubierta de la Guidance Line dota al antepié de ondulaciones, el agarre mejora, nos ahorramos el «clapeteo» de las zapatillas planas y también algo de aquaplanning.

La Guidance Line ya no se publicita en el catálogo de la marca pero parece que no han dejado de utilizar geometrías similares a lo que obligaba aquella tecnología. Puede que esté más oculta pero las forma continuada de los surcos de la suela denotan que, aunque quizá no reparte tanto las presiones como la Guidance Line marcada, está «encubierta» y mejora el funcionamiento de la suela en varios aspectos (agarre, ruido, tacto agradable).

En el talón más retrasado tenemos AHAR+, el caucho de alta resistencia a la abrasión de ASICS, con 86º de dureza, y que lógicamente se ubica en esa zona pues la ASICS Gel Nimbus 23 es una zapatilla especialmente recomendada para talonadores y talonadores violentos.

ASICS Gel Nimbus 23

El Trusstic System, o pieza de TPU (plástico duro) de la suela, cambia de forma y de ubicación ligeramente: se sitúa más abajo, más cerca de la suela.

Esto dota a la Nimbus de una dinámica más fluida, mejor transición al simular contacto continuo con el suelo y además permite meter más FlyteFoam Propel bajo el pie, lo que mejora el tacto y la transición.

Upper

Es un upper de bastante lujo, con malla en jacquard de una capa y mucho juego con la variabilidad de densidades para reforzar más o menos determinadas zonas del upper.

Tener solo una capa nos hace temer un poco por la durabilidad en los pies de aquellos corredores más agresivos con las mallas o que tiendan a romperlas, aunque lo cierto es que las densidades diferentes de la malla tienen buena resistencia al tacto y son bastante tupidas.

ASICS Gel Nimbus 23

Al no romper nunca las mallas de las zapatillas no puedo saber si va a presentar problemas o no, pero es algo que se irá viendo.

La ventilación es un tema muy complejo en la Nimbus. Es, probablemente, la zapatilla más difícil de analizar en este sentido pues hay que tener en cuenta todos los aspectos que abarca una ventilación adecuada en una zapatilla.

Para empezar, el aire penetra de manera correcta al ser una malla de una sola capa, no es una zapatilla con alto flujo de entrada o salida, pero tampoco es mala.

ASICS Gel Nimbus 23

A esto hay que estudiar lo cercano que es el ajuste al pie. En anteriores Nimbus, el upper estaba muy pegado y con tanto acolchado el aire no circulaba interiormente muy bien, por lo que refrigeraba poco, pero en esta Nimbus 23 con una horma mejor, se refrigera bien el antepié y la parte baja del empeine, aunque la zona que más sufre es la que está en contacto con la parte superior de la lengüeta.

ASICS Gel Nimbus 23

Por otra parte hay que entender que la Nimbus es una zapatilla blanda, con mucho recorrido, con plantilla de célula abierta y con un strobel board de EVA, lo que hace que sea una zapatilla que genera calor en la espuma y eso, históricamente, ha supuesto sobrecalentamientos de pie o adormecimientos de la planta del pie.

La Nimbus 23 no creo que tenga problemas en cuanto a ventilación, pero sí hay posibilidades de que a cierta gente le pueda ocurrir algo de esto. Cuanto más caluroso y húmedo el ambiente, más probable será que la ventilación de la zapatilla empeore.

En mi caso no tengo muchas quejas y menos en estas fechas. La zapatilla se ha comportado bien y además siempre tengo la manía de utilizar calcetines finos con la Nimbus (ya trae la zapatilla suficiente acolchado).

Por lo demás, lo que más abunda en el upper de la ASICS Gel Nimbus 23 es lujo por doquier: recubrimientos internos lujosos, buenos acabados y ensamblados, malla de mucho nivel, refuerzos termosellados perfectamente integrados… Calidad.

En ASICS quieren dejar claro que la Nimbus es un Mercedes clase S, no van a sacrificar el aparcamiento automático o los múltiples sensores que tiene para que consuma 0.5 litros menos a los 100 km.

La Nimbus 23 es así, ASICS no tiene en mente quitar lujo para ahorrar peso o un poquito de ventilación, probablemente porque quizá arriesgarse a perder esa primera impresión de «guau, es como un butacón» que seguramente les haya ganado muchas ventas en la tienda.

La primera impresión de la ASICS Nimbus 23 es excelente, la dinámica corriendo también, pero el tema es que el confort extremo y el lujo son lo primero.

A pesar de todo el lujo que atesora no es una zapatilla sobrecargada de elementos estructurales o de soporte. ASICS ha sabido crear un upper a base de una malla de una sola capa y multiples densidades combinada con muchos pequeños termosellados en mediopié (a juego con los cortes de mediasuela) y el logotipo de ASICS para dotar de toda la estructura necesaria en mediopié y antepié.

ASICS Gel Nimbus 23

En talón tenemos el clásico contrafuerte de mucha rigidez que garantiza que el collar mantenga una forma alargada y no redondeada que, en una berlina, es importante.

ASICS Gel Nimbus 23

Horma

La horma es otro de los puntos que ha cambiado levemente y que hace un poco mejor a esta versión de la Nimbus.

En el último lustro, la Nimbus tuvo algún problemilla al tener un antepié algo estrecho en la puntera y no es que la ASICS Gel Nimbus 23 sea, de repente, una Altra, pero sí que se ha modificado la forma para que sea una horma mucho más natural y que ajuste bien a la mayoría de pies.

ASICS Gel Nimbus 23

Es una horma que delante se adapta bien a pies normales, a pies estrechos y quizá los que tienen el pie un poco ancho también puedan disfrutar de la zapatilla. No obstante, hay tallaje de ancho extra disponible que es más recomendable si somos de pies generosos.

En cuanto a longitud de talla, no le veo ningún problema ya que talla correctamente. Quizá alguien de pie ancho pueda querer media talla más, pero tampoco lo recomendaría de entrada y lo primero sería probar la opción del tallaje extra amplio.

En mediopié es donde más ajusta la ASICS Gel Nimbus 23 debido al diseño de cordonaje, muy clásico para lo que ha sido la línea en los años anteriores.

Tenemos una lengüeta de doble grosor, en la parte media y superior es demasiado gruesa y puede notarse el volumen sobre el empeine. Es de las pocas cosas que no me ha gustado: le rebajaría el grosor a la mitad en la parte superior y creo que se ganaría más en global de lo que se perdería.

ASICS Gel Nimbus 23

En el talón, los excesivos almohadillados son parte de la historia. La ASICS Gel Nimbus 23 cuenta con un buen acolchado, lujoso pero no excesivo que, unido al contrafuerte, hace fácil acoger al talón y que se sienta seguro.

ASICS Gel Nimbus 23

Es una buena zapatilla para plantilleros. La plantilla de serie tiene 5 mm de grosor y es de calidad y duradera, si bien no metería una plantilla personalizada de más de 5 mm salvo que tengamos el pie estrecho o fino (quizá así una de 6 mm podría irnos bien).

Amortiguación

Si hay algo que destaca sobremanera en la ASICS Gel Nimbus 23 es la amortiguación. Sí, es una Nimbus y todos esperan mucho de ella, pero hace muchos años que no encontraba una amortiguación tan buena y blanda en una Nimbus.

Es cierto que en tacto se parece mucho a la ASICS Gel Nimbus 22, pero las pequeñas diferencias son muy importantes: dinámicamente la transición es bastante mejor, los cortes por láser, la nueva colocación más abajo del Trusstic para dar más volumen de espuma bajo el arco y crear un efecto de contacto continuado con el suelo… Todo a la vez son pequeñas cosas que, sumadas, se notan como una clara mejora respecto a la ASICS Gel Nimbus 22.

La amortiguación trasera es lo más ASICS que podéis echaros a la cara, ese tacto mítico del Gel que enamoró a millones de personas es lo que tiene la ASICS Gel Nimbus 23 a raudales.

ASICS Gel Nimbus 23

Si al Gel le sumas un Flytefoam Propel de 46º de dureza y un FlyteFoam de 50º, obtienes una Nimbus con un recorrido alto de amortiguación que no llega a ser excesivo a pesar de ser blando (no hace el recorrido tan de golpe como podría llegar a preocuparnos).

Como he dicho, la transición es muy buena y en cuanto a la amortiguación delantera entra directamente en mi top de zapatillas con buena amortiguación delantera, es una maravilla el tacto blando que tiene la Nimbus en esta zona.

ASICS Gel Nimbus 23

Tener un FlyteFoam garantiza una buena amortiguación pero, cuando tienes un FlyteFoam Propel de 46º pegado a una pieza de Gel, esa sinergia catapulta el tacto de la zapatilla a otro nivel.

Esto se nota especialmente en la parte delantera, cuando el Twist Gel (la monedita delantera de Gel) se coloca embutido en un FlyteFoam de unos 50º de dureza: se nota y es agradable, pero no es lo mismo que cuando lo colocas dentro de un FlyteFoam Propel de 46º, la cosa cambia y mucho ya que la cantidad de Gel que notas en el antepié se multiplica gracias a que el material que lo rodea le permite comprimirse mucho más y la percepción del corredor es muy diferente.

Una de mis dudas que tendré que aclarar cuando le haga 300 ó 400 kilómetros más a la ASICS Gel Nimbus 23 (tienen 95 km) es cómo va a evolucionar la resiliencia de la mediasuela, es decir, si va a chafarse pronto o no.

Cuando hablamos de materiales tan blandos, en un gran porcentaje de casos acaban por perder resiliencia pronto. Es por ello que ASICS, viendo esto, ha sabido desarrollar un FlyteFoam Propel muy blando pero que quizá guarde suficiente resiliencia como para mantener el tono de la amortiguación más tiempo de lo que lo haría un FlyteFoam Lyte.

Estaré atento a vuestras experiencias con ella también. De momento, rondando los 100 km no ha dado síntomas de agotamiento, ni siquiera en tiradas largas.

A raíz de esto, hay que decir que no es una zapatilla con respuesta o rápida. La presencia del FlyteFoam Propel puede indicarnos que lo es pero, como he comentado, es un FlyteFoam Propel diferente para evitar que se agote la amortiguación pronto y no porque ASICS quiera que la Nimbus sea una opción para ir a 4:00/km. De hecho, para ritmos más ágiles ha creado la ASICS Nimbus Lite.

Conclusión

Personalmente, es la Nimbus que más me ha gustado de las muchas muchas que he probado (unas veinte ediciones).

Me gusta porque es todo lo que esperas de una Nimbus, ni más ni menos. Esas grandes expectativas que la gente tiene de una Nimbus las cumple con creces la ASICS Gel Nimbus 23: es blanda, cómoda, confortable, tiene una horma apropiada y una buena dinámica.

ASICS Gel Nimbus 23

Ponerle pegas a esta Nimbus es trabajo fino ya que no es fácil hacerlo. Lógicamente, el peso se podría mejorar pues sus rivales están por debajo de las cifras que arroja la Nimbus pero, ¿tanto importan 20 gramos a los ritmos a los que la mayoría va a correr con ellas (más lentos de 4:45/km)?

Personalmente cambiaría la parte superior de la lengüeta, haría dos o tres grados más firme el blown rubber y quizá intentaría mejorar la ventilación, pero es que son cosas nimias que no van a determinar el éxito o fracaso de su compra.

Usuario tipo de la ASICS Gel Nimbus 23:

ASICS Gel Nimbus 23

ASICS Gel Nimbus 23
9.22

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    10/10

      Ajuste y horma

      9/10

        Upper

        9/10

          Suela

          9/10

            Lo mejor

            • Tacto de amortiguación digno de una Nimbus
            • Horma más universal
            • Dinámica claramente mejorada, más fluida
            • El upper es muy agradable y confortable

            A mejorar

            • Objetivo de peso: sub 300 gramos
            • La parte superior de la lengüeta es demasiado gruesa
            • Genera calor interior y puede resultar calurosa en ciertas condiciones

            9 Comentarios

            1. Hola JS, antes de nada, felicitarte por el encomiable trabajo que realizas, gracias por ello.

              Ando detrás de comprar estas Nimbus 23 o las Triumph 18, análisis de estas últimas que ansío poder leer en breve… de ahí mi pregunta: existe previsión de publicar sobre esta última versión de la Triumph!?

              Gracias y una vez más, enhorabuena por el gran trabajo que realizas.

              • si, hoy he corrido un poco con ellas….ambas me gustan mucho, diria que la saucony es más ágil y facil de llevar, muy bien amortiguada y ventilada

                la nimbus es más amortiguada, más blanda, con más recorrido, pero más tosca y menos ventilada.

            2. Hola Jonatan,

              Quiero comenzar a entrenar y lo primero es encontrar unas zapatillas. ¿ cuales me puedes recomendar si tengo pisada neutra y peso 94 kg y mido 1.86 cm? De antemano agradezco tu respuesta y seguiré al pendiente de tu sitio.

              Saludos!

            3. hay mucha diferencia entre la nimbus 23 y la cumulus 22 en cuanto a sensacion de amortiguacion ( mas blanda , mas recorrido , duracion suela,..)es que no se si optar por una u otra para mis 90 kgs aunque la segunda tiene una importante rebaja de precio

            4. Jonatan muy buenas! Aunque alguna vez también trotamos con tranquilidad, nuestro hacer normal es la Marcha Nórdica con tiempos que pueden oscilar entre casi 6 o 7 m/K y como que ha veces haces referencias a que este tipo de calzados también son válidos para caminatas, para nosotros eres realmente un referente que agradecemos este detallón! 😉 Te queria preguntar, pensando en el NW y tus pies que han calzado muchas, que zapatillas puedes aconsejar mejor teniendo en cuenta especialmente amortiguacion /comodidad. La entrada normalmente es talonera por lo que esta se agradece con la suma de los Km. Mi perfil es de estatura 1,79 con peso de unos 68 Kg. Te he leido este articulo pero también por ejemplo las de NB 1080 v11 o las que te sorprendieron como las GlideRider… o tal vez niguna de ellas?. Como lo ves? Gracias de antemano por tu tiempo y ayuda.

              • esto ya va con preferencias particulares, tambien depende de que terrenos suelas pisar, si te metes más por caminos pues quizá me probaría una hoka challenger ATR o alguna de sus hermanas.

                La Glide ride es comodísima, pero algo inestable si vas de talón, en ese sentido yo caminaría con una BONDI si quieres algo muy blando.

                Dentro de las clásicas (drop de más de 8) si me gustan las nimbus 23 y la triumph 18, dependiendo de la necesidad de tacto blando y ventilación elegiría una u otra.

                habrá que ver la Nike invincible y la ultraboost nuevas, ambas prometen ir bien para caminar y estar entre las bondi y las Nimbus/triumph

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

            Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

            Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

            Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

            Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

            Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

            Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.