K-Swiss Blade-Max Express

A estas alturas de la película, es difícil encontrar un corredor que desconozca la marca K-Swiss, muchos la recordaran por sus modelos de tenis y, sobre todo últimamente, por ser una marca muy importante en un deporte en auge como el pádel, pero en los últimos dos años la marca californiana se ha esmerado como ninguna otra por dar a conocer su línea de running/triatlón.

K-Swiss no solo se ha dejado los “cuartos” en publicidad en los medios de comunicación -muy agresiva en algunos anuncios por cierto-, sino que ha ido un paso más allá y está haciendo mucha inversión en darse a conocer al corredor popular: patrocinan carreras, tienen presencia muy activa en Facebook, Twitter y otras redes sociales, colaboran mucho con las tiendas especialistas y, porqué no decirlo, con webs como ésta, donde nos ceden su producto para poder testarlo a fondo porque confían en él y no tienen nada que esconder.

No sería la primera vez que vemos todo este esfuerzo por parte de las marcas, el problema es que para que esto funcione, necesitas un producto que respalde toda esa publicidad y esfuerzo que hace la marca para vender su producto, y esa es la clave de K-Swiss, confían 100% en su producto y en su tecnología y, como hemos visto en otros análisis anteriores (como la Blade Max Stable, la Kwicky o recientemente la Blade Light Run II), el resultado es sorprendentemente bueno para una marca relativamente joven en el mercado del running.

La Blade Max Express que hoy analizamos es un paso más en esta evolución de calzado para corredores. Ya vimos el año pasado la buena acogida de las Stable o de la Max Glide, esta Max Express es un modelo que recoge una gran parte del ADN de estos modelos puliendo algunos detalles, no es ninguna revolución, sino una ligera evolución de un producto exitoso.

Mediasuela

La mediasuela y chasis de las Max Express es muy similar al de sus predecesoras Max Stable, Max Glide o Max Trail. Todas ellas comparten tecnología, materiales, diseño y geometría.

K-Swiss no ha querido modificar apenas nada de la mediasuela de la Max Express con respecto a la que podría ser su predecesora, la Max Glide, porque ese modelo funcionó a las mil maravillas (al igual que los otros modelos de la línea Max) y por tanto han decidido mantener el chasis, lo que conlleva que el rendimiento sigue siendo, al menos, tan bueno como los modelos del año pasado.

Para analizar la mediasuela un poco y para todos aquellos que no hayan visto los otros análisis, podríamos decir que la mediasuela de la Max Express se divide en tres partes claramente diferenciadas: Blades (hojas), Guide Glide y refuerzo de K-EVA.

Las hojas (o ‘blades’ como las denomina K-Swiss) no son otra cosa que la mediasuela que podéis apreciar de color rojo, eso sí, con muchas particularidades. El diseño de estas hojas le aportan a la zapatilla muchas ventajas en cuanto a funcionalidad y rendimiento.

K-Swiss Blade-Max Express - Perfil interior

Las hojas traseras están colocadas apuntando hacia el talón, mientas que las delanteras (a partir del arco) lo hacen apuntando hacia la puntera. Esta colocación hace que las blades estén siempre colocadas en el sentido de la marcha absorbiendo de la mejor manera posible tanto la fuerza de impacto con el talón, como la fuerza que realizamos al despegar, contribuyendo así a una gran transición de pisada, muy fluida y amortiguando ambos impactos de la mejor manera posible.

Otra de las particularidades de lashojas es que entre ellas no hay nada, están separadas por aire, lo cual rebaja mucho el peso de la zapatilla. Es un modelo aparentemente voluminoso, alto de perfil, que soporta corredores de mucho peso… ¡¡pero pesa menos de 300gramos!! Concretamente, 298.

Las hojas separadas no solo sirven para ahorrar peso a la zapatilla, sino que le aportan a la Max Express una amortiguación progresiva en recorrido porque colapsan más o menos dependiendo de la cantidad de presión que reciban. Un corredor de 95 kg con mala técnica hará colapsar las hojas bastante, mientras que otro de 65 kg las moverá ligeramente. Al existir espacio entre las hojas, éstas pueden colapsar sin interferir unas con otras, por ello la Max Express es un modelo que soporta corredores de muy alto peso.

La segunda parte importante de la mediasuela es el Guide Glide, que lo podéis diferenciar porque es la capa de la mediasuela más cercana a la base del pie, colocada entre la plantilla y las blades, en color blanco.

El Guide Glide es un elemento muy importante a la hora del rendimiento. Se trata de una especie de cuna para el pie formada por un polímero blando que aporta las primeras sensaciones de la amortiguación y permite al pie cierto nivel de movimiento para evitar que esté muy encajonado dentro del armazón que forman las blades.

Como decía, el polímero que forma el Guide Glide es notablemente más suave y blando que la K-Eva que forma las hojas. Además, el grosor del Guide Glide es especialmente grande en las zonas mas comprometidas ya sea por necesidad de amortiguación o más recorrido de amortiguación blanda como podría ser el talón, o por temas de confort como el arco interior. Esta presencia extra de Guide Glide en estas zonas influye mucho en el rendimiento y, de hecho, si talonamos mucho notaremos como la amortiguación en la parte más trasera es algo más blandita que en la zona media del talón.

K-Swiss Blade-Max Express - Puestas interior

Su presencia en el arco interior también es importante porque un arco interior de tacto duro le puede dar problemas a mucha gente. Estamos cansados de escuchar casos de gente con problemas de ampollas y rozaduras en esta parte del pie debido a la sensibilidad especial que poseen, ya sea por tener un arco algo más bajo de la media o porque su arco colapsa al ser muy flexible.

La tercera parte que forma el chasis es una parte muy curiosa y es que está bastante oculta y se mimetiza muy bien con el resto del chasis. Es una pieza de K-EVA en la parte trasera e interior de la zapatilla donde la Max Stable lleva la corrección por TPU, esta Max Express lleva un refuerzo de K-EVA que cierra las hojas en la cara interior.

Antes de que os llevéis las manos a la cabeza, no es ninguna corrección para la pronación, simplemente es un apoyo a la estabilidad. Esta pieza no va a corregir a un pronador medio, ni va a darle problemas a un neutro, simplemente ayuda con la pronación leve cuando, por velocidad o por cansancio, el pie tiende a necesitar estabilidad adicional.

Además, porqué no decirlo, supongo que fabricar una mediasuela común para toda la línea Max a la que se le puede insertar una pieza de TPU o de K-EVA (dependiendo del modelo que estemos fabricando), también será para ahorrar costes de producción.

K-Swiss Blade-Max Express - Perfil exterior

Respecto al drop, que parece un dato casi obligatorio decir hoy en día, es tradicional y, sin tener datos concretos, calculo que entre 10 y 12 mm, seguramente 12.

Otros datos a destacar de la mediasuela, sin duda alguna, son la estabilidad y la transición de la pisada.

La estabilidad es la mejor del mercado, sin más. Actualmente no se puede encontrar ninguna zapatilla con un chasis más estable que las K-Swiss Max en cualquiera de sus modelos y solo modelos especiales de chasis plano como las Brooks Dyad podrían acercarse al nivel de estabilidad que proporcionan unas Blade Max. En este caso, correr con la Express es como correr sobre raíles.

Por otra parte, hay dos elementos que influyen sobre la transición de la pisada: la tecnología (cómo han combinado las blades y el Guide Glide) y, sobre todo, la geometría continua de apoyo con el suelo, desde que aterriza hasta que despega la zapatilla está en contacto con el suelo ya que cuenta con un arco continuado.

No se le pueden poner muchos ‘peros’ a la Max Express. La estabilidad, transición y peso están muy logrados, aunque sí me gustaría tener la sensación de estar más pegado al suelo (es ligeramente alta, no mucho más que la media, pero es más cuestión de sensaciones que de altura real).

Suela

La suela, al igual que la zapatilla, posee un diseño muy particular de la marca y bastante diferente a lo que vemos habitualmente en el resto del mercado.

La parte trasera de la suela tiene una forma ovalada con un gran agujero en el centro, este diseño colabora con la amortiguación ligeramente, como luego veremos.

K-Swiss Blade-Max Express - Suela

Aparte de esto, en la parte trasera del talón y en la cara interna posee dos piezas de caucho de alta resistencia a la abrasión, Aösta II. Esta disposición me ha confundido un poco, porque generalmente se protege la cara externa, que es con la que todos aterrizamos y que luego dejamos en un movimiento de rotación mayor (pronación) o menor (neutro), pero el desgaste de la mayoría de la gente es en el exterior del talón. En cambio, K-Swiss protege la cara interna.

Supongo que este diseño tiene que ver con la funcionalidad y la protección de la pieza de K-Eva que aporta apoyo extra, pero perfectamente podrían haber cubierto ambas partes, ya que la cara exterior, tanto del talón como del antepié, es solo de K-Eva, que no resiste tan bien la abrasión.

La zona media está rellena de K-Eva para tener contacto continuo con el suelo, lo que antes comentaba que aporta mucha fluidez en la transición. En esta zona, la exposición de K-Eva es menos importante, de hecho, es preferible tener más amortiguación que una pieza más tosca como sería el caucho.

La zona del antepié tiene un dibujo de filos como si fueran cuchillas de afeitar, de ahí le viene el nombre a la tecnología blade. Estos filos aportan mucho agarre tanto en asfalto como, sobre todo, en tierra. La cara interior del antepié, 2/3 de la anchura de la suela en esta zona, está cubierta de Aösta II para protegerla de un desgaste excesivo, algo muy importante porque los filos están muy expuestos al desgaste y si somos un poquito animales nos los cargaríamos. Afortunadamente, el caucho reduce esta posibilidad en gran medida.

La parte externa no tiene caucho y, salvo que seamos supinadores, no debería tenerse un problema con esto ya que aunque el desgaste sí es más pronunciado, se trata de una zona de menor tracción que la protegida, así que tanto por amortiguación como por ahorro de peso, es normal que no exista caucho en esta zona.

Sí es verdad que existe un pequeño problema con este tipo de suela de filos que aún no han sabido solucionar del todo: las piedrecitas. Cuando corres por tierra, las piedrecitas pequeñas tienden a quedarse incrustadas entre los filos, y aunque muchas veces tras 5 o 6 pasos caen solas (y si solo corremos en tierra tampoco molestan mucho), cuando se corre por terreno mixto y se sale con una piedrecita incrustada al asfalto sí que molesta algo más. Personalmente, me ha tocado para a quitar alguna un par de veces.

En definitiva, definiría la suela como resultona. No es la mejor suela del mercado pero tampoco es mala. Se situaría en la media, y normalmente se califica peor de lo que es porque el resto de la zapatilla, sobre todo el upper, tiene mucho nivel y en comparación, la suela sale mal parada.

Upper

El upper es la parte más evolucionada y de más calidad de la zapatilla. Si por algo ha destacado K-Swiss hasta el momento en el calzado de running es porque sus uppers son de lo mejor del mercado, algo nada fácil con tan poco recorrido en este campo. El diseño, en cuanto a impacto visual, es muy positivo, es una zapatilla muy bonita (esto siempre es cuestión de gustos), con unos colores progresivos, donde el negro inunda la punta y se va difuminando dejando paso a un rojo muy llamativo.

K-Swiss Blade-Max Express - Puestas

K-Swiss ha decidido que la Blade Max Express y la Blade Light Run II compartan diseño de upper. Están muy contentos con el rendimiento de este nuevo diseño y también creo que quieren unir, de alguna forma, un modelo con otro, como dejando ver que la Light Run II es la progresión natural de las Max Express si hablamos de competir o ir más rápido.

El nuevo diseño es, a todas vistas, mejor que el de la Max Glide. Salvo que tengas un pie muy ancho, este diseño es mucho más funcional y más trabajado.

Cuenta con un armazón que rodea toda la zapatilla fácilmente identificable porque está relleno de hilos de TPU negro de tacto blando y muy maleables que forman una especie de mallado.

Este armazón rodea la puntera de la zapatilla, dando apoyo lateral al antepié (algo de lo que la Max Glide carecía) y formando en el medio cinco tiras (logotipo clásico de K-Swiss) que van a unirse a los agujeros segundo y cuarto de los cordones. A pesar de que solo alcanzan a estos dos agujeros, el armazón del arco es amplio y da apoyo a todo el mediopié transmitiendo muy bien los esfuerzos y la tensión del sistema de cordones.

K-Swiss Blade-Max Express - Armazón

¿Por qué el segundo y el cuarto agujero? Los diseñadores, acertadamente, han decidido hacerlo así por las posibilidades que ofrecía esta disposición, más polivalente que hacer llegar las cinco tiras a los cinco agujeros que tiene la Max Express, (que a priori sería lo lógico). Con esta disposición se liberan los agujeros impares, el más bajo, el más alto y el central, y lo hacen porque así permiten la customización de las lazadas y porque se evitan puntos calientes de rozaduras.

Si analizamos los distintos tipos de lazados que se pueden usar en el running para solventar la mayoría de problemas, el segundo y el cuarto agujero, generalmente, no se tocan mucho, así que son los agujeros que menos problemas dan por situación. El más bajo puede rozarnos en la base de los dedos, al más alto hay que darle algo de movilidad para alcanzar el ajuste y confort adecuados ya sea por ajuste de la lengüeta o ajuste del collar.

Como decía, el agujero central también está libre, de hecho el armazón hace una curva llamativa para liberarlo. Su razón de ser es que actualmente hay una corriente en el running que tiende a dar más libertad a este agujero. Influye mucho la presencia de la tira bajo la que pasan los cordones cruzados en mitad de la lengüeta, siempre a la altura de este agujero, y también influye mucho que este agujero -en una pequeña parte de los corredores- se deje libre por tener un empeine alto. Si tuviéramos una tira de sujeción que transmitiese mucha fuerza en ese agujero, habría un riesgo de sobrepresión.

En definitiva, el armazón del mediopié reparte muy bien las tensiones a lo largo de buena parte del chasis y, la tira superior, como es habitual, es la encargada de transmitir el ajuste de los cordones a la parte del talón.

La malla de la zapatilla es tricapa. La capa intermedia pasa muy desapercibida pero está ahí, y tanto la exterior como la intermedia son iguales, malla con formas hexagonales que permiten una buena ventilación interior, mejor que en la Max Glide cuya maya era muy tupida.

La capa mas interior es la típica malla cerrada utilizada para proteger el pie de las costuras del upper, permite el uso sin calcetines sin problemas y no reduce demasiado la ventilación (K-Swiss denomina a esta disposición ‘Seamfree Tech’).

El sistema de cordones cuenta con la tecnología Stay Laced de K-Swiss, que contribuye a disminuir la pérdida de tensión de la zapatilla. Los cordones tienen forma semiplana y su anchura es mayor que el diámetro del agujero por el que pasa, de esta forma la fricción es mayor y se reduce la facilidad por la que el cordón corre a través del agujero, fácil y sencillo.

El collar (zona que rodea el tobillo) está bien acolchado, no en exceso sino lo suficiente y, aunque no es de una espuma de última generación, cumple su cometido más que de sobra.

Algo a destacar respecto a la Max Glide es que a la protección del Aquiles le han dado un extra de acolchado en forma de V que no tenía el modelo anterior. Esto reduce la posibilidad de roces con el tendón de Aquiles que mucha gente sufre por collares muy altos y rígidos.

Sin duda, el upper es de categoría por materiales, por ingeniería, soluciones, acabados… aunque todo tiene un pero. Este ‘pero’ no es muy importante en el rendimiento pues en esta zapatilla apenas se nota, pero tiene que ver una vez más con el contrafuerte de talón. No es ningún defecto, no tiene un problema como la Kayano, sino que la línea MAX del año pasado tenía uno de los mejores contrafuertes de talón del mercado, además de que era muy visible. Así pues, K-Swiss ha decidido que para ser competitivo en el mercado actual, donde el peso de una zapatilla es casi el dato más importante, había que reducir peso y para ello han cambiado el contrafuerte del talón por uno interior, que funciona decentemente, pero que no es el del año pasado, que era magnífico.

La apuesta de K-Swiss es entendible, se ahorran unos gramos y apenas afecta al rendimiento, pero claro, cuando la diferencia de peso significa ser sub300 gramos o no (recordemos que pesa 298 gramos oficiales), el dilema es muy grande. El rendimiento se mantiene, consiguen ese ‘sub300’, pero no me gusta nada el giro que está dando el mercado en este sentido, ahorrándose piezas importantes en aras de rebajar el peso.

Horma

Siempre hay que fijarse en la horma de las zapatillas y en cómo se van a amoldar a las características de nuestro pie, más aún hoy en día donde muchas compras se hacen online, sin la posibilidad de probarlas (algo que siempre es recomendable, probarlas).

K-Swiss Blade-Max Express - Flexibilidad

La Max Express es un modelo bastante normalito en cuanto a medidas, ya no es una zapatilla ideal para pies amplios como la Max Glide, en esta ocasión el antepié tiene una anchura suficiente para la mayoría de pies, pero con algo más de control por parte del upper, algo que no tenía la citada Max Glide ya que no había unión entre los cordones y la puntera, dejando actuar ambas zonas independientemente y solo con malla como refuerzo lateral, lo que permitía demasiada movilidad. Gracias al armazón de TPU maleable al que antes me refería, todo esto se ha reducido en la Max Express.

Por lo tanto, anchura normal. La mayoría de gente podrá utilizarlas sin inconvenientes.

La zona media tiene un arco medio, pero muy agradable gracias al Guide Glide tan blando, por lo que las rozaduras o ampollas que pudieran producirse en esa zona, o incluso en el antepié, por amortiguación excesiva casi no existen porque en el arco el apoyo es suave y no se clava, y la amortiguación delantera no tiene tanto recorrido ni un tacto tan blando como para producir ampollas.

El talón tiene anchura normal, quizá tirando a un poco amplia. Los pies con los talones más estrechos sí que pueden notar más amplitud de la ideal para ellos, aunque el ajuste del contrafuerte y del collar es muy bueno y limita movimientos indeseados.

Como decía antes, hay que destacar el almohadillado de la protección de Aquiles, algo que da muchos quebraderos de cabeza a la gente y que K-Swiss ha tenido en consideración.

Y en cuanto a la talla en sí, yo usaría media talla más en caso de duda. La verdad es que no talla muy pequeño, solo ligeramente, y la recomendación de la media talla más es más que nada por el acabado de la puntera tan redondeado.

Afortunadamente, han sustituido el termosellado de la puntera de la Stable por este armazón que también va pegado pero que no interfiere tanto como lo hacía en la Stable.

Amortiguación

En general, las K-Swiss no son conocidas por poseer una amortiguación blanda ni de grandes recorridos, no son las zapatillas más mullidas ni son ningún colchón porque la amortiguación de K-Swiss solo busca una cosa, efectividad.

La Max Express no se diferencia de sus predecesoras ni del resto de modelos running de la marca, tiene un tacto firme de amortiguación, con recorrido dinámico, pero no muy grande. La verdad es que cuando uno se refiere a la amortiguación actualmente, la gente automáticamente se imagina que una buena amortiguación es la que es agradable, blanda y de recorrido muy largo, y eso no es así.

En K-Swiss saben que una amortiguación blanda y de mucho recorrido muchas veces es perjudicial, y en cuanto a rendimiento en competición más aún. Por ello, han decidido dotar a sus modelos de recorridos cortos, tactos agradables pero firmes, no muy esponjosos… con esto, lo que consiguen es reducir muchísimo el estrés de los materiales de la zapatilla, una K-Swiss puede correr muchísimos kilómetros sin desfallecer, independientemente de la temperatura y, po supuesto, también aguanta corredores de rangos de peso muy elevados. La Max Express puede aguantar corredores de 100 kg sin verse comprometida.

Cuando contamos con una biomecánica medianamente eficiente, el tacto firme es más efectivo tanto en tiempos, como en aprovechamiento de impulso, y se complementa mejor con la biomecánica. Ahora bien, si queremos un colchón bajo los pies, la Max Express quizá no sea la zapatilla ideal.

La amortiguación viene dada por los mismos materiales que forman la mediasuela: blades y Guide Glide. Las blades son más firmes, más estables y las que le dan el tacto característico a la zapatilla que vamos a percibir.

El Guide Glide es lo contrario, es la parte agradable, la que va a dar mejores sensaciones al corredor y, si bien su presencia es menor que las blades, el Guide Glide se va a notar especialmente en el talón donde su presencia es mayor y también donde el agujero que hay de K-EVA a través de la suela va a tener un efecto más importante, ya que al no tener base en esa zona central, el Guide Glide no tendrá nada que le impida tener más recorrido, algo bien pensado por parte de la marca.

La amortiguación delantera sí podría ser calificada como más agradable, no porque varíe mucho respecto a la trasera, sino porque comparado con otros modelos, la diferencia no es tanto en cuanto a tacto y recorrido. La amortiguación delantera le da a la zapatilla bastante pegada, permite ir rapidito con la Max Express y no le resta ni un ápice de estabilidad.

En definitiva, la amortiguación de la Max Express será ideal para ti dependiendo de tus gustos, de tus ritmos y de tu peso. Podría ser un poquito más blanda y no saldría demasiado perjudicada, pero como zapatilla de alto kilometraje responde muy bien en este apartado.

Conclusión

La Max Express se mete en un segmento muy complicado, neutras de alta gama, donde hay modelos como Cumulus, Nimbus, Glycerin, Ride 4 y Adistar Boost incluso. No tiene competencia fácil, pero ofrece cosas que éstas no, y ahí está la gracia de la Express.

Es la zapatilla más estable, se combina perfectamente con plantillas, es de las más ligeras del grupo, la que mayores pesos soporta con garantías, tiene grandes materiales y grandes acabados, es de las más baratas y en diseño también de las más conseguidas.

No va a ser una zapatilla ideal para el que busque un modelo muy blando o con mucho recorrido, y las sensaciones de suelo se podrían mejorar (aunque las rivales tampoco maravillan en este aspecto).

La Max Express destaca por la estabilidad, por la capacidad de soportar grandes tiradas sin desfallecer y por su upper sin costuras. Esas son sus principales bazas y no cuenta con defectos importantes (un par de puntos a mejorar como el tema de las piedrecitas o la suela podrían hacerle dar un paso hacia adelante). Es un modelo sin defectos, muy resultón, muy bien diseñado y ejecutado.

Sus terrenos ideales son tierra limpia de parque y asfalto, y en hierba artificial o bien cuidada también da buenos resultados.

Usuario tipo

  • Corredores neutros, pronadores leves o plantilleros de entre 65 y y 75 kg para entrenamientos a ritmos más lentos de 4.20 min/km (para la gente más ligera es más recomendable su uso fuera de asfalto).
  • Corredores neutros o plantilleros de 75 a +100 kg que busquen un modelo de entrenamiento a ritmos más lentos de 4.20 min/km en todo tipo de terrenos que busquen un modelo ligero y muy estable.

Peso de la zapatilla: 298 gramos.

18 Comentarios

  1. Hola, de acuerdo con todo lo que se dice.Yo las he usado entre febrero y junio para rodajes de 3 y 4 horas a ritmos lentos y me han funcionado muy bien.Buena amortiguación, los primeros días las notaba un poquillo duras, pero después genial.

    Es verdad lo de la talla: yo en le modelo Keahou II llevaba el mismo número y no me quedaban tan ajustadas como este modelo.

  2. Estoy casi convencico en comprarmela, pero me echa un poco para atras el ver tanta suela expuesta, sobre todo la parte externa del talón.
    ¿Piensas que tendra una durabilidad inferior a otras zapatillas de su segmento?.

  3. Bueno, las compre hace unos 15 días y ya me he pegado unas buenas kilometradas con ellas, necesitaba zapas nuevas. He de decir que compre las de este otoño, las amarillas fosforitas, más bonitas pero mucho mas sucias… De todo lo comentado por jonatansimon, dos cositas: El Guide Glide al principio se hace raro, en un par de rodajes de 10k se me durmieron los dos dedos gordos del contacto, pero como en casi todas las zapas ha sido cuestión de “castigarlas” con mis 90 kg un poco más y ya parece solucionado; y el upper es una pasada, ajusta muy bien, envuelve el pie, es muy estable en giros… pero el ojal de los dos primeros agujeros parece que se vaya a romper, aunque no tengo el pie muy ancho, queda un poco “demasiado ovalado”, y aunque está reforzado con goma, espero que no sea un punto de rotura. Ah, y es extraño tener media suela expuesta, sin goma, esperemos aguante una buena cantidad de km, sobre todo yo que supino un poco (por cierto me salieron tiradas en deporr)

  4. Como las veis como zapatillas para empezar en el Trail? para utilizarlas en pistas forestales en buen estado, sin grandes complicaciones técnicas. Al ser tan estables podrían servir, no ?
    neutro y 68 kgr. ritmos de entreno de 4:30 en carretera, en trail no se.

  5. Me compré en navidades mis primeras K-Swiss, pero deben estar defectuosas, o a mí particularmente me van muy mal, porque cada vez que me las calzo y me voy a correr (las he probado en tierra, asfalto y cinta) me duelen cadera, lumbares y rodillas. Me calzo cualquiera de los otros dos pares que tengo y no me duele nada, es volver a las KSwiss y me vuelven los dolores…

    Llevo 24 años corriendo, soy de pisada neutra, y sé de qué hablo. No tengo nada contra Kswiss, al contrario tengo otro par de padel y estoy encantado, pero a mí particularmente las Blade Max Express me van fatal.

  6. Me compré ésta del post, por eso he escrito aquí, la K-Swiss Blade-Max Express.

    Las otras que tengo son Saucony Guide 7, que van de maravilla, aunque algo estrechas de delante para mi gusto… y las Nike Air Max.

    Por cierto el servicio postventa que tiene Kswiss es penoso, ya les he enviado dos correos con mi problema y todavía no se han dignado a contestarme.

  7. es que tu problema no es por un defecto de las zapatillas, sino que simplemente estas acostumbrado a otro tipo de chasis, mas blando menos estable.

    por donde corres? has probado a utilizarlas en terrenos mas blandos?

  8. Como he dicho en mi primer post, las he probado en tierra(parque y caminos), cinta y asfalto, y yo pensaba que amortiguaban muy bien el impacto, tal y como dice además el artículo escrito aquí arriba.
    El caso es que llevo corriendo desde que tenía 22 años, ahora 48, y es la primera vez que me pasa, y mira que llevo kilómetros… y zapatillas, duras y blandas, chasis estables e inestables, pero esto es diferente.

  9. Por si te sirve mi experiencia. Yo las tengo desde hace unos 300 km, y también tengo unas Adidas Sonic Boost.
    Sobre las k-swiss es innegable que la amartiguación es dura, muy dura, pero para mi muy efectiva. Una vez que me acostumbre a ellas las prefiero sobre las Sonic. Para tiradas largas o asfalto son las que uso.

  10. Yo ya las he metido unos 400 km, y si que es cierto que el tacto es muy duro, pero cumplen su cometido y lo agradezco mucho a partir de los 10- 15 km, mucho mas que en los primeros km. Las combino con unas UA Mantis, que son las que uso de 10k para abajo, y la verdad es q estoy bastante comodo usando las dos. Aunque si que es cierto, q no volvería a comprarlas…

  11. Simón en su descripción habla de una pieza de K-EVA en la parte trasera e interior, donde la Max Stable lleva la corrección por TPU. Pues en las mias se debieron confundir, me han destrozado el pie al desgastarse toda la zona exterior trasera gracias a esa pieza de “K-EVA”
    O no son tan neutras y si pronadoras

  12. todos desgastan la zona exterior trasera, especialmente en zapas de tacto duro, no corrigen nada, especialmente por que en un chasis tan duro esa cuña a la que te refieres que hay entras zapas en este tipo de zapas apenas se notaria, así que tendras que buscar otra causa.

  13. Hola,

    ¿Ha dejado K-Swiss de hacer zapas para correr? No sacan nada nuevo desde finales de 2013. Tengo unas Blade Max Express y estoy encantado con ellas, pero tras 700 kms de taloneo salvaje (qué le vamos a hacer, uno es tronco…)

    la suela por detrás tiene un desgaste brutal y temo que me estén empezando a perjudicar las rodillas. Hasta ahora he tenido una experiencia fantástica con ellas, pero el desgaste es muy severo por la zona trasera exterior, donde ya no queda nada del caucho y apoyo directamente con la K-Eva desde hace bastantes salidas en tiradas largas, incluyendo mi primera media maratón y las semanas de preparación previas.

    Veo que en las tiendas hay auténticos ofertones, pero de pares sueltos, sin posibilidad de elegir las amarillas neón y con pocos números disponibles.

    Por cierto, en amazon hay algunas a 50€ puestas en casa O_o

    Gracias y saludos
    Rafa

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.