No me voy a extender hablando del culebrón de Kilian Jornet y Salomon. Kilian optó por salir de Salomon para iniciar su propio proyecto, Nnormal, algo lógico al final de tu carrera para tener un propósito personal que te dé sustento en el futuro y, además, ayude a cuidar el medio.

Y, por su parte, Salomon está soltando atletas (como otras marcas) tras la adquisición de la marca por un grupo chino con el objetivo de redireccionar y afrontar el futuro inmediato del sector.

Nnormal se crea gracias a la unión del mejor corredor de montaña de la historia y la marca de calzado Camper, una empresa con objetivos claros que ellos bien definen en su página web: hacer productos con baja huella de carbono, duraderos, reparables y que sean totalmente funcionales en el deporte en el que se encuadren.

Cuando analizamos una zapatilla en Foroatletismo, siempre intentamos saber qué objetivo es el que tiene la marca cuando crea ese producto porque hay que valorar, primero, si realmente se ajusta a ese objetivo y, después, ponerlo en una perspectiva real para el consumidor ya que este no tiene porque saber para qué lo han creado o para qué sirve concretamente.

Es posible que a mucha gente le haya sorprendido ver a la Nnormal Kjerag o a la Nnormal Tomir ser nombradas en muchos artículos, premios o vídeos como las mejores o una de las mejores zapatillas de su segmento pero lo cierto es que, aunque es muy importante que el público entienda qué son y para qué se pueden usar realmente, lo que queda claro es que cuando sabes para qué tipo de corredores están diseñadas, rinden a las mil maravillas y, además, cumplen al 100% con el ADN de la marca. Y ahí es donde se ve la mano más que clara de Kilian a la hora de decidir los materiales a usar, los problemas a resolver y las funcionalidades que deben tener.

La Nnormal Kjerag es la zapatilla enfocada a la competición que se vende como una zapatilla polivalente, ágil, precisa y muy duradera.

Su nombre procede de, quizá, el trail más famoso de Noruega, que rinde homenaje al país de acogida en el que vive Kilian actualmente y que, probablemente, hayamos visto mil veces en foto: una montaña dentro de un fiordo que tiene una roca gigante incrustada en una grieta.

Chasis y mediasuela

Según la marca, los perfiles de la Nnormal Kjerag son de 23.5 mm y 17.5 mm con un drop de 6 mm, pero lo cierto es que si medimos la altura al suelo real en los puntos que marca la World Athletics, el perfil es de 26 mm en talón y 20 mm en antepié con el mismo drop de 6 mm.

Este drop de 6 mm permite que la zapatilla no se entrometa en la técnica de carrera de un corredor mínimamente depurado. Además, facilita la estabilidad ya que permite una alineación más fácil de la cadena cinética y, en situaciones complejas como bajadas o subidas, no va a interferir demasiado ni va a perjudicar al corredor.

Nnormal Kjerag

El chasis de la Kjerag es ligeramente curvado, este rocker se nota más marcado en la parte delantera que en el talón, pero la realidad es que, aunque en el talón no veamos un biselado grande, el reparto de pesos de la Kjerag hace que las sensaciones con ellas sean las mismas que un modelo con un biselado trasero más marcado (tiene el centro de gravedad algo adelantado), así que la zapatilla es capaz de funcionarle tanto a un corredor de alto nivel con buena técnica como a otro que aterrice más de talón.

Nnormal ha optado por el uso de una espuma que denominan Eexpure, la primera vez que la toqué y me la puse, me recordó mucho al LightFoam usado por Li-Ning en algunas zapatillas y es que, a pesar de que Nnormal quiere reducir la huella de carbono e intentar fabricar lo máximo posible en Europa, lo cierto es que ahora mismo, crear un producto de nivel en Europa cuando todos los proveedores están en Asia, es inviable. Es algo que se le ha criticado a la marca por lo bajini pero lo cierto es que de momento el paso nnormal es ir asentando la marca antes de saltar al vacío sin paracaídas.

Este Eexpure es una espuma supercrítica. No tenemos datos pero es muy probable que sea o una EVA de alta densidad o una EVA mezclada con TPU que, posteriormente, se infla mediante un proceso supercrítico.

El resultado es una espuma muy contudente, de tacto firme y con 54ºHc de dureza. Esta es una parte que luego analizaremos en profundidad en el apartado de amortiguación pero que, dejando a un lado ese aspecto, le confiere a la zapatilla muchos de los objetivos que Kilian buscaba cuando decidió hacer este modelo: ligereza, estabilidad, durabilidad y reparabilidad.

Ya sabemos de la obsesión de Kilian por llevar el menor peso posible encima. Siempre ha utilizado mochilas, ropa y zapatillas extremadamente ligeras, en muchos casos tanto que estaban fuera del alcance del resto de mortales.

Ahora mismo no hay muchos caminos para crear una zapatilla de trail muy ligera y que sea polivalente ya que requieres que tenga ciertos perfiles y estabilidad. El pebax es una opción pero demasiado inestable, costosa y muy poco durable, así que Nnormal ha optado por una EVA supercrítica con la que obtenemos ligereza extrema, estabilidad y, al ser una EVA más densa de lo normal o reforzada con TPU, el agotamiento de la misma con el paso de los kilómetros se va a retrasar.

La Kjerag pesa oficialmente 200 gramos en talla 9 US. En la talla 10 US, que es la que hemos probado, pesa 235 gramos, así que probablemente el peso real en 9 US esté entorno a los 210-215 gramos reales.

La buena noticia es que, como luego veréis, en muchas ocasiones utilizareis media talla menos de la normal, por lo que el peso por el que os debéis orientar va a ser menor ya que la talla, probablemente, sea menor también.

Nnormal Kjerag

La Kjerag es tremendamente estable. Es una zapatilla polivalente pero lo cierto es que, para los dos tercios de corredores de la parte trasera del pelotón, es una zapatilla de competición y, para ese uso, es tremendamente estable: el Eexpure es excelente en este sentido y, además, se eleva ligeramente por los laterales para acunar el pie.

Otro de los puntos clave para percibir una gran estabilidad y, sobre todo, para que la zapatilla sea muy precisa, es que no tiene plantilla removible sino una integrada, lo que acerca el pie al suelo y se gana en percepción del terreno.

La zapatilla en sí no tiene una gran base amplia, 112 mm en antepié y 81 mm en talón, lo que hace que sea muy ágil y muy precisa al carecer de un flare marcado, así que los apoyos van a ser una traducción casi exacta a la señal que tu cuerpo va a enviar. Es muy complicado hacer una zapatilla muy estable, muy precisa y muy ágil y la Kjerag lo borda (aquí se nota claramente la mano de Kilian).

Si hablamos de durabilidad, entramos directamente en uno de los propósitos más claros que tiene Nnormal como marca, que sus productos duren lo máximo posible.

Kilian salía diciendo que sus Kjerag habían sido usadas en más de 1200 km de competición, y lo cierto es que tienen la capacidad de durar eso siempre que sea en los pies de un mega fenómeno pero, aun así, no es el punto al que me refería aquí.

Gracias al Eexpure, la Kjerag tiene la capacidad de ser funcional, de aportar estabilidad y amortiguación más allá de los 1000 km sin ninguna duda y en la mayoría de los casos, sobre todo cuando se usa con cabeza (será raro que una persona de 90 kg se ponga estas zapatillas).

Y ahí enlazamos, cual Matías Prats, con el siguiente punto a valorar, el de la reparabilidad.

No es una mediasuela que se vaya a romper ni nada por el estilo. Cuando hablo de reparabilidad me refiero a que, gracias a que el Eexpure tiene esa capacidad de durabilidad y que Nnormal, a propósito o no, le ha puesto una suela del catálogo de resolado de Vibram, la Kjerag es una zapatilla que, por desgaste o por querer que se adapte a otros terrenos más técnicos, se puede resolar con mucha facilidad sin perder un ápice de sus capacidades.

Lógicamente, el Eexpure no durará 2500 km pero, si a los 750 km la resolamos, fácilmente le sacaremos más de 1500 km sin que sus características decaigan demasiado.

Es algo que, con otras zapatillas que se resolan continuamente, como las HOKA, no podemos hacer ya que en cuanto la EVA pasa de los 1100 km, está demasiado chafada y la experiencia, aun con suela nueva, no es lo mismo.

Aunque Kilian sea capaz de hacer UTMB con estas zapatillas, lo cierto es que hacer un 100K con ellas está reservado a la élite. Los humanos tendremos en la Kjerag una zapatilla de uso hasta maratón y esos 42 km no los va a poder realizar todo el mundo sino la mitad delantera del pelotón.

Personalmente, he probado de todo en montaña y lá única zapatilla que recuerde tan agresiva como para no poder plantearme un maratón con ella ha sido la S/lab Sense, diseñada por y para Kilian pero que realmente no tiene nada que ver con la Kjerag: la Nnormal es casi tan ligera como la Salomon pero mucho más estable, menos agresiva, más amortiguada, más duradera y mucho más versátil, tanto que, aunque sin mucho margen, creo que correr un maratón con la Kjerag está al alcance de muchos corredores que busquen ligereza o una marca concreta.

Suela de la Nnormal Kjerag

Como he dicho antes, la suela es la Vibram.

Nnormal Kjerag

El material no es otro que el Vibram Megagrip Litebase, un caucho de bajo peso y que proporciona el mismo agarre y durabilidad que el Megagrip normal, pero con una reducción del 30% del peso, algo clave en esta Nnormal Kjerag.

He probado centenares de suelas Vibram en zapatillas de trail running y puedo contar con los dedos de una mano las zapatillas con la adherencia que tiene esta suela de la Kjerag. Me ha dejado con la boca abierta y eso que la he probado en todo tipo de condiciones. La adherencia es, simplemente, espectacular.

Nnormal Kjerag

Las geometrías de la suela no son muy agresivas: tacos polivalentes de 3.5 mm, de entre 6 y 8 lados para funcionar sobre todo en terrenos compactos.

La Kjerag no es una zapatilla para carreras en condiciones muy húmedas, sobre todo en terrenos grasos muy mojados y con barro, ahí es donde la suela, a pesar de su adherencia, no logra dar un resultado óptimo pero, claro, ni ésta ni casi ninguna zapatilla mínimamente polivalente. Hay que irse a modelos específicos o con grandes tacos de 5 mm o más que, después, para moverse ágilmente en terrenos secos son un problema.

Nnormal ha optado por la lógica: una suela ágil con taco no muy grande para no interferir en los ritmos altos y en la buena dinámica y, lógicamente, no añadir peso innecesario. Con acierto han creído que una suela con la mejor adherencia posible, el taqueado más polivalente y con menos peso era la mejor opción y, tras probarla, es muy difícil poner una pega a esa lógica.

En asfalto, tierra seca, hierba seca y roca seca tiene un buen agarre y una adherencia increíble y, aunque de Vibram esperas cosas muy buenas, no esperábamos ese nivel y nos ha sorprendido gratamente. Cuando la he probado en subidas de roca mojada y hasta un poco de nieve, la zapatilla se ha comportado muy bien, algo que no esperaba en absoluto.

La zapatilla no tiene placa antirrocas, ni siquiera una película o filtro entre el Eexpure y la suela que últimamente suelen poner las marcas (más para el marketing que para funcionalidad real).

Aunque no tenemos una protección de una placa para las rocas más puntiagudas, tampoco es algo que haya echado de menos porque el Eexpure se nota denso, con poco recorrido y, gracias a esas características, es improbable que una piedra llegue a molestarnos mucho.

Creo que, dentro de las tres opciones que Nnormal tenía (usar placa de carbono para alimentar el hype, usar placa antirrocas o no llevar nada confiando en el EEXPURE), ha hecho lo menos problemático y, sinceramente, en casi ningún momento he echado de menos una placa, ni para mejorar la eficiencia, ni para protección. En el caso de ser un corredor que corre por terrenos muy rocosos, quizá no sea lo que buscas.

Upper

Es innegable que la asociación Salomon y Kilian ha producido muchos de los mejores avances que el trail running ha visto en los últimos años.

Kilian, en sus últimos años como atleta Salomon, pudo probar las Pulsar, que contaban con un upper con tejido Matryx, un material que en solo diez años ha conseguido consagrarse como una referencia de durabilidad, ligereza y ventilación en múltiples deportes.

Tanto es así que fue el tenis y, en concreto, Babolat, la marca que desarrolló este tejido que ahora fabrica Chamatex en Ardoix (Francia).

El Matryx es un tejido patentado y muy particular: un entramado en Jacquard en el que se pueden utilizar diferentes tipos de hilos de poliester o poliamidas entre las que encontramos el kevlar. Estos hilos se crean en buena parte con materiales reciclados y se refuerzan con una película de TPU para darle un extra de consistencia al hilo.

A diferencia de otros uppers con refuerzos termosellados, el Matryx lleva el refuerzo alrededor de cada hilo y, por lo tanto, hay espacio para la ventilación entre los mismos y la zapatilla va a tener mayor capacidad de adaptación al pie y mayor nivel de ventilación que si reforzásemos el upper con un panel de TPU termosellado.

Como ya estamos viendo, Nnormal hace mucho hincapié en el tema ecológico y sostenible, así que Chamatex ha creado una fábrica nueva denominada ASF (Advanced Shoe Fabric) 4.0 que utiliza agua de un río cercano para tintar sus hilos y, antes de devolverla, la filtra, devolviéndola más pura que cuando la obtuvo.

Además, con este proceso se reduce entre un 50% y un 95% el agua necesaria para tintar los hilos, pero no solo se queda la cosa ahí. Como ya veíamos, el poliester de los hilos es reciclado y el Matryx tiene a futuro un proyecto de sustituir la película de protección de TPU por una resina de poliester reciclado, haciendo más sostenible aún el material, algo que sin duda en Nnormal valoran.

No vamos a descubrir las bondades del Matryx a estas alturas, simplemente decir que en la Kjerag funciona igual de bien que en otras zapatillas y que se ha dotado de más densidad en las zonas importantes, como alrededor del sistema de cordones y paneles laterales, mientras que sobre los dedos y en la parte baja de las zonas laterales es algo menos denso para ventilar y dejar salir el agua.

La Kjerag cuenta con dos grandes piezas de TPU termosellado, una más que visible, que es la que da protección a la puntera para no hacernos daño cuando pateemos una piedra, y otra más pequeña situada justo donde el upper se une con la mediasuela para reforzar esa zona y evitar posibles roturas, que son comunes en esa zona más débil de unión.

La lengüeta es otro elemento de calidad: fina, asimétrica, sujeta en los laterales y con detalles muy curiosos.

La capa externa tiene el mismo tacto que la «plantilla» y esto hace que se cree fricción con los cordones y, así, se mueva lo menos posible lateralmente mientras que, interiormente, busca separar el sudor del pie.

Lo cierto es que me ha gustado mucho: se adapta bien, no molesta a pesar de sus formas raras y, aunque las sujeciones laterales al chasis no son las más largas (ahorrar peso), no he sufrido en ningún momento molestias con la lengüeta, probablemente porque, como cuesta tanto meter el pie, tienes que trabajar bien la tensión del lazado y demás, algo que con otras zapatillas quizá no hacemos tanto.

El collar no es muy alto, no roza, tiene unos pequeños acolchados y una protección de Aquiles. Diría que es resultón pero está lejos de ser un dechado de lujo, más con el precio tan alto que tiene la Nnormal Kjerag que, por otra parte, es lógico al comenzar un proyecto tan ambicioso pero, como digo, no tiene los materiales más glamourosos precisamente.

En cuanto a la gestión del calor, la zapatilla genera poco y lo gestiona bien ya que ventila óptimamente. Lo mismo para la gestión del agua: la ausencia de plantilla ayuda a que el agua no moleste tanto, no se estanque durante mucho tiempo y vaya evaporándose y saliendo rápidamente.

Horma de la Nnormal Kjerag

El tallaje en la Nnormal Kjerag es, cuanto menos, un tema complejo. La zapatilla tiene un antepié relativamente amplio y una puntera muy redondeada, dos puntos que se unen para hacer que la zapatilla talle un poquito largo.

Nnormal Kjerag

En mi caso, me hubiera ido mejor talla menos, aunque puedo utilizar la misma, pero es algo que muchos corredores de pie ancho quizá deban de plantearse. Lo cierto es que, para un pie normal o estrecho, media talla menos es la que más probabilidades tiene de funcionar mejor.

La zapatilla ajusta muy bien en talón y mediopié. En antepié, como digo, tenemos un espacio que permite expandir los dedos sin problemas pero sin llegar a ser algo exagerado.

Lo cierto es que Nnormal lo ha bordado en este sentido al primer intento. Lo que a otras marcas tanto les cuesta lograr, Nnormal lo ha clavado.

Antes de hablar de las maravillas de la plantilla, hay que tratar una de las pocas cosas que no me ha gustado y que va enlazado con el tema de la talla.

La Kjerag tiene un repunte delantero algo marcado, talla algo largo y tiene la puntera redondeada, ingredientes perfectos para que, si nos compramos una talla que nos va algo larga (como digo, la talla de siempre tendrá muchas veces ese efecto), es probable que vayamos a tener un problema estético denominado efecto clown shoe o zapato de payaso donde la parte delantera parece abultada respecto a la zona donde la zapatilla flexa.

Nnormal Kjerag

Es algo que se da en calzado con estas características nombradas y que se popularizó con las Red Wing Iron Ranger, unas botas de cuero que tallan muy grande, tienen protección en puntera como las Kjerag, son anchas y de punta redonda. Es más una anécdota graciosa que un problema real, pero que va enlazado a uno de los inconvenientes de la Kjerag, su tallaje.

Como contraste y punto muy muy importante de la Kjerag, hay que hablar de la plantilla o, mejor dicho, falta de plantilla. Nnormal se ha arriesgado haciendo una zapatilla con una plantilla integrada, digamos que es un footbed algo amortiguado e incluso se ven las costuras del upper uniéndose a esa Nno plantilla, pero todas las dudas que podía tener con esta solución se fueron de golpe al calzármela y, de hecho, casi antes porque es una zapatilla que cuesta mucho ponerse ya que el calcetín no resbala sobre la plantilla sino que es un material que no permite deslizamientos.

Incluso ciertos calcetines hay que estirarlos un poco una vez puesta la zapatilla pero, luego, en carrera, es una maravilla: el pie no se mueve, no crea puntos calientes, evitas ampollas y evacúa el agua muy rápido. Además, no notas el chof chof tras pasar un riachuelo, que es algo típico cuando usas plantilla.

Clara-mente Kilian quería esta característica importada de la S/lab Sense en su nueva zapatilla de competición, y particularmente me ha parecido una de las mejores decisiones dentro del modelo.

Amortiguación

Sin duda, la amortiguación es el punto más polarizante de la Kjerag de cara al público ya que, en los últimos años, el trail se ha volcado con las amortiguaciones más blanditas. La irrupción de HOKA ha hecho que casi todas las marcas, incluso Salomon, hayan girado hacia esa dirección y estén ofreciendo modelos de tacto blando e incluso altos recorridos de amortiguación.

Nnormal Kjerag

La Kjerag no está en absoluto en esa línea, no solo porque sea una zapatilla de competición (otras rivales directas de la Kjerag tienen un tacto agradable) sino porque en Nnormal han decidido que se prioricen otras cosas, por ejemplo: la ausencia de potenciales ampollas, algo que, cuanto más blanda y más recorrido tenga una zapatilla, más puede ocurrir. Además, el Eexpure no genera calor, por lo que no favorecemos de nuevo esa aparición de ampollas y tampoco tiene que gestionarse una ventilación especial.

A pesar de que Kilian dice que el Eexpure tiene mucho rebote, lo cierto es que no vamos a notar un rebote alto con la Kjerag, especialmente porque no tiene ese recorrido o elasticidad que vemos, por ejemplo, en asfalto con las zapatillas de placa de carbono (Saucony Endorphin Elite, ASICS Metaspeed Sky+, etc.).

No es ese tipo de sensación la que da la Kjerag, sino que tiene mucha respuesta ya que no pierde el tiempo en hundirse para amortiguar, con un recorrido corto, un tacto tirando a firme (55ºHc) y, por tanto, un ciclo de pisada rápido y una amortiguación incansable. Pero hay que saber que no es un colchón sino más bien una zapatilla con amortiguación funcional, duradera, estable y rápida.

Si comparamos la Nnormal Kjerag cara a cara con algún modelo rival, como la Scarpa Kima RT, Brooks Catamount o ASICS FujiSpeed, la Nnormal tiene una amortiguación similar en cantidad pero ligeramente más firme en tacto.

Conclusión

Si estáis esperando una zapatilla top en confort o blandita, la Kjerag no lo es. No le falta confort y tiene suficiente amortiguación para el segmento en el que está enfocada (o debería), que es el de competición.

Si lo que buscas es una zapatilla con la que el rendimiento del corredor sea lo primero, la Kjerag tiene los mejores materiales, el diseño bien pensado para evitar que el corredor tenga problemas, la ligereza, la durabilidad, el agarre y la capacidad de extender su vida por encima de la mayoría de rivales del mercado, es por eso que le dimos el premio a la mejor zapatilla de trail de corta distancia en 2022.

Lo cierto es que no esperaba que a la primera Nnormal crease una zapatilla tan funcional, más aún dando importancia extrema al ecologismo y, aunque pienso que su precio es 20€ más alto de lo que debería, también hay que tener en cuenta que es su primer modelo y que hay que aprovechar el tirón de Kilian todo lo que se pueda.

Es un enfoque un tanto diferente: otras marcas buscan poner placas de fibra de carbono, espumas de amortiguación a la última o un diseño llamativo, pero en NNormal han buscado sostenibilidad y, sobre todo, funcionalidad para el corredor de alto nivel.

Es principalmente ese corredor de cierto nivel el que más partido le va a sacar a la Kjerag y el que va a hablar maravillas de ella. Aunque se publicite como un modelo para correr 100 km ó 10 km, la Kjerag es una zapatilla ciertamente funcional para gente de buena técnica, ritmo vivo y peso no muy alto.

Lo corredores de menos nivel la podremos usar para recorridos más cortos y siempre en competición.

Usuario tipo de la Nnormal Kjerag:

  • Corredores neutros, supinadores o plantilleros de hasta 80 kg que busquen una zapatilla de competición hasta maratón en todo tipo de terrenos a ritmos medios o altos.
  • Corredores neutros, supinadores o plantilleros de hasta 70 kg que busquen una zapatilla de entrenamiento ligero o competiciones de hasta 100 km a ritmos altos.

Nnormal Kjerag

Nnormal Kjerag
9.08

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    8/10

      Ajuste y horma

      9/10

        Upper

        9/10

          Suela

          10/10

            Lo mejor

            • Rendimiento a muy alto nivel
            • Adherencia de la suela
            • Peso muy contenido
            • Durabilidad y capacidad de extensión de su vida útil

            A mejorar

            • Para los humanos que no somos Kilian, un tacto ligeramente más blandito se hubiese agradecido
            • Tallaje algo complejo
            • Precio alto

            20 Comentarios

            1. Buenos días Jónatan y demás amigas/os de Foroatletismo.

              Lo primero felicitar al autor por el artículo sobre las Nnormal Kjerag. Una vez más una review exhaustiva, detallista, rigurosa, precisa,… Un gran trabajo. Yo ya intervine en el artículo de mejores zapatillas del año 2022, precisamente afirmando que deseaba leer esta review cuando llegara. Y no me ha decepcionado en absoluto.

              Quizás es pronto para dar mi opinión (apenas acumulo 60 km en mi par, que curiosamente también es talla 10 USA, 44 UE), pero voy a a tener el valor de, modestamente, atreverme a ello ya que creo que podría ayudar a otros posibles compradores.

              La Kjerag es la típica zapatilla de la que podemos decir que parece que «desaparece en los pies», que nos provoca esas sensaciones de que no llevar «nada puesto». En ello influyen a mi juicio cuatro características principalmente: la ligereza, la cercanía al suelo, la flexibilidad y su horma. Una gozada para, como bien ha dicho Jónatan, competir a ritmos altos.

              No voy a añadir nada sobre lo que ya se ha dicho sobre la calidad de los materiales, el agarre de la suela, la transpirabilidad del upper, etc. Todo excelente. Si acaso voy a incidir en aquellos puntos que podrán ser más polémicos en este modelo.

              Por un lado la horma. Sé que es complicada, pero a mi me ha acabado resultando perfecta. Yo me he ido a media talla menos (44 UE) en lugar de mi talla habitual con marcas como Saucony o New balance (44,5 UE). Pero he de decir que, acostumbrado como estoy últimamente a Altra (Lone Peak, Superior 5, Rivera 2 y Torin 5), he agradecido y mucho la sujeción en talón y medio pie de la Kjerag. En los modelos de asfalto de Altra no se aprecia tanto, pero en las Lone Peak y en las Superior acabo teniendo cierta inseguridad en las tramos más técnicos, no tanto por la holgura en la zona de metatarsos, sino por la escasa sujeción en talón y mediopie.

              Nada de eso sucede en la Kjerag, ya que, aunque el toebox es amplio y los dedos se pueden expandir bien, la sujeción en talón y mediopié es total. Incluso, me atrevería a decir, un poco estrecha en mediopié al principio, aunque posteriormente y con el uso ha ido cediendo en esa zona y ya no noto nada. En este sentido, creo que gran parte de ese trabajo se debe al propio diseño de la horma de la zapatilla y del collar, pero también al trabajo de la lengüeta, que para mi es perfecta: minimalista absoluta, sujeta el empeine pero no agobia nada. En mi caso particular es que odio la lengüetas muy acolchadas que acaban presionando el empeine (ejplo: Altra Rivera 2).

              Y el otro aspecto que puede ser más polémico el grado de protección y amortiguación de la zapatilla. Para mi el Exxpure es perfecto. Muy ligero y suficientemente amortiguado. No me parece tan duro, aunque debe decir que a mi me gustan esas sensaciones. El único pero que les puedo poner a las Kjerag en cuanto a la protección frente a las piedras, y por tanto en supuesta versatilidad, es la amortiguación en la zona de metatarsos.

              Vengo de zapatillas de cero drop, y por eso puedo estar influenciado en querer mas amortiguación delante, pero yo creo que a la Kjerag no le hace falta tanto una placa de roca como dos o tres milímetros más de mediasuela en la zona metatarsos. No ganaría mucho peso, no perdería mucha flexibilidad, no perdería sensaciones del terreno ni precisión y creo que sería aún mas estable.

              Eso es todo. Perdón por extenderme tanto.

              Un saludo a todas/os.

            2. Muy buenas. Lo primero, felicitar por el artículo, exhaustivo y detallado.
              En segundo lugar, cómo las ves usando las Bushido II de LaSportiva como vara de medir?
              Cuál es más rígida, estable, aderente de las dos?
              En cuanto a durabilidad no pregunto porque es uno de los puntos flacos de las italianas, a causa del desgaste de la suela me refiero.
              Michas gracias. Un saludo, Daniel

            3. No me he decidido aún a pedirla. Me echa para atrás un drop tan alto de 8 mm y que la media suela sea de EVA en lugar de EXxpure y, en consecuencia, no sea tan duradera la amortiguación.

              Y según indica Nnormal en la web, la horma es un poco más estrecha delante y, en cambio, no parece tan ajustada detrás. A mi me ha encantado el ajuste trasero en la Kjerag.

              ¿Aconsejarías la misma talla en las dos Jónatan?

              Gracias y un saludo.

              • por la horma no me preocuparía, es cierto que la Kjerag ajusta mejor, pero porque es de competición y la plantilla hace mucho para evitar movimientos, pero la Tomir ajusta bien, en general y delante no falta espacio.

                el EEXPURE es EVA Tambien, pero reforzada y con otro proceso, de momento la TOMIR no parece que se agote facilmente ya que es bastante firme tambien.

                ambas son complementarias totalmente, ahora bien, aunque a mi la tomir me gusta mucho porque se adapta mejor a mí, no se si sería mi elección en distancias muy largas +75kms, la encuentro algo falta de recorrido en tanta distancia, pero por lo demás me gusta mucho

            4. Hola.
              Soy corredor de montaña pero durante la semana hago todos mis entrenamientos (rodajes, series, farlek) por caminos y pistas forestales. ¿Serían las Kjerag unas buenas zapatillas de entrenamiento diario? Una pregunta más, tengo plantillas personalizadas. ¿Son unas zapatillas para meter mi plantilla?
              Muchas gracias.

            5. Buenos días,

              En mi caso lo que a priori más problemas podría dar de la zapatilla según estuve viendo: cantidad de amortiguación, horma (sobretodo a la altura del mediopié), etc. no me ha dado ningún problema. Más bien al contrario, si sois de peso ligero la amortiguación es más que suficiente y también la protección (suelo entrenar por terrenos técnicos y va fenomenal). El equilibrio que tienen entre amortiguación, peso, protección y rendimiento es una locura.

              Es cierto que al tener un taco no muy prominente, no tiene una tracción excelente, por lo que en zonas de piedra suelta hay que llevar un poco más de cuidado, pero por el contrario la zapatilla pesa menos y además se mueve muy fácil.

              Después de llevarla durante varios meses, para mí el punto más crítico (y que no sé si le pasa a alguien más) es que a partir de la hora y media aproximadamente, empiezo a sufrir en las plantas de los pies por la fricción. En alguna carrera de algo más de dos horas he acabado a punto de tener ampollas, casi sin poder andar. Le he puesto una plantilla para mejorar en comodidad a pesar de que aumente su peso, pero si no es así no puedo llevarlas más de 90 minutos porque acabo con las plantas hechas un cristo.

              Por lo demás me parecen una maravilla.

                • Esta Nnormal tiene la zona de los dedos tan ancha como una Altra, Vivobarefoot, o Xero Shoes? Por las imágenes la veo estrecha frente a las marcas que yo usó. Las Nnormal Tomir y esta Kjerag tienen la misma horma?
                  Llevo haciendo caco (caminar y correr por senderos) unos años, y por la forma de mis pies prefiero hormas anchas en la zona de los dedos, y los playeros barefoot són lo que mejor me queda.

                  Gracias de antemano 🙏

                  • Son amplias. Pero claro, depende de con que la compares, Altra tiene 3 hormas diferentes en anchura, te diría que es más que la slim fit de Altra, y similar a la estándar.

                    Topo es una opción que deberías valorar tambien

            6. Hola

              Como podemos comparar estas Kjerag con las Tomir 1, en cuanto a firmeza de mediasuela y amortiguacion?? Son sensaciones parecidas??

              Tomir me resultan cómodas en cuanto a tacto, no necesito mas. Al hablarse de estas Kjerag como sensación de «duras» y firmes, no se si realmente estarían un punto por encima en cuanto a dureza o se asemejan.

              Con la actualización de colores que hubo hace unas semanas, me pareció entender que había una pequeña modificación en el collar, otorgándole un extra de acolchado. Sabes algo de esto? Valoro ese acolchado del collar por encima de otras comodidades.

              Gracias

              • hay que entender que la Kjerag es menos amortiguada, tiene menos perfil, es más polivalente, ahora bien, el material es algo más agradable que el de la tomir, asi que tienes una espuma ligeramente más agradable, pero menos cantidad, si te gustó la tomir 1 y quieres algo más rápido en la misma linea, te pueden gustar

                no he usado la nueva, en cuanto a acolchados, no parece que sea un cambio relevante, quizá más en cuanto a material que es ligeramente más lujoso.

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

            Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

            Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

            Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

            Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

            Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

            Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.