Reebok ONE Guide 2

Ya contamos la historia de Reebok en la primera review de las One Cushion el año pasado, de todos es sabido que Reebok es una marca venida a menos desde comienzos de siglo y que, tras ser adquirida con un claro sobreprecio por Adidas, se le ha intentado dar un empujón para mantenerla a flote y volver a ganar la fama que tuvo en los 80 y 90. Particularmente, siempre he sido muy fan de la marca, pues mi adicción a las zapatillas empezó por unas Reebok Omni Lite hace casi 25 años.

Reebok es una de las marcas más importantes de la historia del calzado deportivo, también ha sido una de las más innovadoras y, actualmente, se ha volcado con los nuevos mercados deportivos, esos no ocupados por Nike, Adidas u otras marcas y que es lo que le está manteniendo a flote. El Crossfit es prácticamente su principal deporte, tiene una línea completa de ropa, accesorios y zapatillas específicamente diseñadas para este “nuevo” deporte, por otro lado han invertido mucho en MMA (artes marciales mixtas) con un nuevo patrocinio a la UFC y también en el mundillo fitness de gimnasio, sobre todo en lo que se refiere a clases colectivas.

Estos mercados aún jóvenes junto con la buena acogida de todas las reediciones retro de sus modelos permiten a Reebok innovar un poco y tener cierto presupuesto para gastar en el running. Las nuevas ZPUMP son un buen ejemplo, aúnan el nuevo material Z de mediasuela y suela con la tecnología PUMP adaptada a nuestro tiempo. A su vez, estas nuevas One Guide 2.0 son unas zapatillas 100% de running pero que tienen mucha influencia del Crossfit y esos otros mercados nuevos que acabo de comentar ya que es perfecta para la parte running que todos esos deportes tienen. Lo voy a intentar ir explicando un poco.

Reebok ONE Guide 2 - Mediasuela interior

Chasis y mediasuela

El chasis de las Reebok One Guide 2.0 fue una novedad bastante sorprendente el año pasado, no por los materiales o el rendimiento, que fueron buenos, sino por el propio concepto de construcción que aplicaban. Estas One Guide 2.0 siguen la misma línea puesto que su mediasuela es la misma que la versión anterior.

Lo que tiene de especial es que está formada por tres tipos de EVA diferente, todas ellas fusionadas entre sí sin hacer uso de pegamentos. Para unirlas, Reebok las ha fusionado en un molde y el resultado ha sido muy bueno, esta tecnología o técnica que han denominado ‘FOAM FUSION’ es una tecnología barata pero bastante efectiva pues es progresiva y se adapta bastante bien a las necesidades del corredor a lo largo del ciclo de pisada.

Reebok ONE Guide 2 - Perfil exterior

Es fácil diferenciar cada una de esas zonas con diferentes compuestos EVA pues cada una tiene un color y un “sello” diferente:

– C43 es la zona azul del talón, su nombre C43 significa Cushioning (Amortiguación) con un 43 de dureza, es la EVA más blanda entre las tres y su objetivo es el de absorber el impacto del corredor en el aterrizaje, no solo es la más blanda sino también la que más perfil tiene.

Reebok ONE Guide 2 - C43

– G48 es la zona azul oscuro situada en la zona media de la zapatilla. El G proviene de Guidance (guiado) con dureza 48, se puede apreciar que la presencia de este material es mucho más extensa en la zona interna que en la externa, lo que Reebok pretende conseguir es un efecto guiado de la pisada con respecto a la One Cushion 2.0, es cierto que esta Guide 2.0 es más estable gracias a esto, pero en ningún momento es una zapatilla correctora sino más bien una neutra estable apta para pronadores leves de bajo peso.

Reebok ONE Guide 2 - Perfil interior

– R52 es la zona amarilla del antepié, con R de responsive (Respuesta). Es la zona más firme como dicta ese 52 y lo que pretende es dar pegada a la One Guide 2.0, sin duda lo consigue pues es una zapatilla con mucha respuesta y bastante rápida.

Reebok ONE Guide 2 - R52

A pesar de esos números que Reebok presenta en cuanto a dureza, hay que saber que posiblemente ellos lo midan en bruto y no con la zapatilla ya ensamblada, particularmente mis mediciones son bastante más altas y las dejo aquí por si sirve de comparativa con otras reviews: C55, G60 y R65, estos datos dejan claro que la diferencia de dureza entre ellos sigue una pauta similar, unos 5 grados en las mediciones de Reebok y en las mías.

Si tenéis en cuenta esos datos de dureza que doy en las reviews podéis tener una idea aproximada sobre el tacto de estas One Guide 2.0, y es que es una zapatilla tirando a firme, eso la hace muy rápida y eficiente.

El chasis tiene unas medidas de 29 mm y 18 mm en antepié plantilla incluida lo que nos da un drop de 11 mm que, sinceramente, se aprecia al calzárselas, no se necesita mucha adaptación para correr con ellas en este sentido y, aunque a simple vista parecen más bajitas de perfil, hay que tener en cuenta que poseen una plantilla bastante gruesa que engorda un poquito estos datos.

Aún no he probado las Cushion 2.0 pero sí la primera versión, estas Guide 2.0 me parecen más estables, algo que es muy bueno pues era un pequeño punto débil de la primera versión, pero también me parecen algo más firmes de amortiguación, que ya no me ha gustado tanto, aunque eso es más subjetivo.

Reebok ONE Guide 2 - Foam Fusion

Es un chasis perfecto para corredores ligeros y especialmente para corredores ligeros y rápidos pues el escaso peso que tienen (sobre 290 gramos, 305 en talla 10 USA), la dinámica y la respuesta que tienen hacen de ellas grandes zapatillas de entrenamiento para gente con esas características.

Suela

La suela también es muy parecida a la de la versión anterior y, como el resto de la zapatilla, está dividida en tres grandes compuestos inteligentemente repartidos para que trabajen en conjunto tanto con el upper como con la mediasuela, que también tienen este tipo de segmentación en tres partes:

– CR: es el caucho de alta resistencia a la abrasión de Reebok colocado en la parte más retrasada de la zapatilla y en el Crash Pad o zona externa de talón. En la zona más retrasada lo vemos situado después del gran surco transversal del talón que será el encargado de aislar buena parte del impacto, en esta zona es liso y dispuesto en dos grandes piezas mientras que el CR situado en el exterior del talón (o lo que sería el Crash Pad) se dispone en tacos mucho más pequeños e independientes. Este CR amarillo del talón tiene una dureza de 86 grados, más o menos lo normal en el mercado y aguanta sorprendentemente bien el desgaste en las One Guide 2.0.

Reebok ONE Guide 2 - Suela talon

– DURA: es el caucho de color negro, ligeramente más blando (unos 83 grados) y se encuentra en la parte interna del talón hasta el arco. A diferencia del CR, este material DURA está dispuesto en grandes placas, mucho más amplias que el taqueado independiente del Crash Pad, esta diferencia entre las geometrías hace que la zapatilla tenga más estabilidad en la zona interna y más capacidad de absorción en la externa, tal y como debería ser.

– DMPR: es un caucho expandido o Blown Rubber de color azul y en el antepié, tiene dureza 75 (media del mercado) y está dispuesto en taqueados rectangulares tipo Waffle, estos tacos son más grandes en la parte interna que es la que va a tener más trabajo y va a soportar más fuerza, mientras que la externa viene en tacos más pequeños en caso de ser un corredor más neutro.

Reebok ONE Guide 2 - Suela

La durabilidad de la One Guide 2.0 es bastante buena, mejor de lo esperado pues al ponértelas notas que es una zapatilla rápida que pide guerra y que no tiene materiales en exceso ni está recargada, por lo que la notas menos tanque y eso te hace pensar que es casi una mixta y que su durabilidad no será tan alta, pero no es así, su durabilidad es buena, no es una Kayano pero se le pueden sacar 800 km si entras dentro de su usuario tipo.

En cuanto a la dinámica, Reebok ha puesto un gran surco longitudinal en la suela que la recorre desde el talón hasta la puntera, este surco va perdiendo profundidad por lo que es progresivo en cuanto a lo que el pie necesita y su función es la de repartir las presiones del pie algo más equitativamente y guiar u orientar un poco hacia una pisada algo más correcta, en ningún momento obliga al pie sino que le indica el camino.

La One Guide 2.0 tiene cuatro grandes surcos de flexión horizontal en el antepié y esto se nota a la hora de flexar, es una zapatilla muy flexible, no solo por estos surcos sino que el escaso perfil del antepié y la ausencia de tiras en el upper facilitan mucho esta función.

Reebok ONE Guide 2 - Suela antepie

El agarre es bueno en asfalto y tierra en buen estado, esta One Guide 2.0 es mejor opción que las Cushion para parques y caminos de tierra en buen estado, al ser más estable rinde mejor.

Upper

El upper es la parte donde la zapatilla necesita ligeras mejoras en ciertas zonas, no por materiales o tecnologías, las cuales funcionan bien, sino que los fallos de la zapatilla se deben a ciertos errores de cálculo.

La One Guide 2.0 tiene un upper dividido en tres zonas como no podía ser de otra manera: la parte trasera es la encargada de dar confort y seguridad, la zona media se encarga del ajuste del pie y la delantera de la transpiración.

Reebok ONE Guide 2 - Upper

La zapatilla tiene una malla bicapa bastante curiosa y es que, al revés de la mayoría de marcas, la malla tupida es la exterior, la que vemos, mientras que la más abierta es la interna, lo que consigue Reebok es que el pie transpire mejor y aunque entre algo menos de aire, la zapatilla es muy ventilada, es uno de sus grandes fuertes. Además, este tipo de malla no es nada restrictiva y colabora muchísimo en la flexibilidad de la zapatilla.

Reebok ONE Guide 2 - Malla

En la puntera tenemos un refuerzo de doble termosellado, un termosellado fino color verde que forma el uñero y que en la parte más externa tiene otra capa azul oscuro de termosellado que le da mucha consistencia al protector de la puntera, en el uñero vemos una especie de rejilla de reflectante. Este uñero es de los pocos en el mundillo que funcionan muy bien, aunque requiere acostumbrarse a él al principio.

Reebok ONE Guide 2 - Protector puntera

La zona del antepié se une mediante termosellados Smooth Fuse a la zona media, una especie de mallado de termosellados que se encarga de abrazar el pie para evitar que se mueva, la verdad es que funciona sorprendentemente bien, marcas como New Balance y alguna otra ha optado por soluciones similares y en muchos casos sin tanto éxito por lo que hay que reconocerle a Reebok lo que hace bien sin duda.

Reebok ONE Guide 2 - Perfil

La parte trasera, el collar, es otra zona que me ha gustado mucho, el recubrimiento interno es muy acolchado y agradable al tacto, incluso tiene un almohadillado extra para el protector de Aquiles que mejora muchísimo el confort percibido por el corredor. Esta zona alrededor del tobillo se ajusta bastante bien al pie y este no corre el riesgo de deslizarse verticalmente.

Reebok ONE Guide 2 - Collar

Todo eso son las partes buenas que tiene el upper: ventilación, termosellados funcionales, sujeción del pie, acolchados y confort… Pero hay también partes o detalles que necesitan un cambio y que mejorarían la zapatilla enormemente:

– Cuando aterrizamos de talón, especialmente cuando lo hacemos violentamente, el collar se abre hacia el exterior a la altura del agujero auxiliar de los cordones. No es algo nuevo y ha pasado en las zapatillas toda la vida, pero poco a poco las marcas han ido reduciendo este efecto. Sin embargo, en las One Guide 2.0 se da este fenómeno y mucho, y se debe a varias cosas, pero la principal es que tienen un contrafuerte muy largo, es muy bueno en cuanto a consistencia pero recorre el lateral de la zapatilla demasiados centímetros, lo que hace que toda la fuerza de absorción del aterrizaje se concentre en una zona concreta que es la que se abre excesivamente. Si este contrafuerte fuera de menos longitud no habría tanta concentración de fuerzas para absorber esa deformación y ese efecto se reduciría mucho y, lógicamente, el ajuste se mantendría.

– Otro de los pequeños problemas del upper es que el sistema de cordones termina muy tarde, es demasiado largo y se mete mucho en el antepié. Me refiero al termosellado donde viene la inscripción ONE GUIDE grabada, al flexar el pie este termosellado se clava contra los dedos, no es muy molesto y depende de cada pie, pero estoy convencido de que a un buen porcentaje de corredores no les va a agradar aunque no les moleste porque reduce la sensación de confort bastante. Un sistema de cordones un centímetro más corto sería perfecto.

Reebok ONE Guide 2 - Cizalla

Durabilidad de la malla: afortunadamente, no soy muy de romper mallas en las zapatillas, en esta tampoco es el caso pero los corredores más neutros o supinadores que sí suelan romperlas pueden tener encontronazos con las Guide 2.0 debido a que el termosellado que comentaba del final de los cordones hace un efecto cizalla con el termosellado de la puntera (al impulsarse el corredor con el exterior del pie) y puede llegar a estresar demasiado la malla y romperla. Como digo, no hay signos de que a mí me haya pasado pero no lo descartaría, y esta es solo mi opinión. El año pasado tuve menos problemas de este tipo con las primeras versiones, creo que deberían replantearse bastante todo lo que es el antepié.

– Cordones: esto es más por ser quisquilloso y no es un defecto sino una recomendación para los corredores, los cordones de la One Guide 2.0 son lisos y generan poca fricción por lo que tienden a desatarse, además no son muy largos precisamente así que recomiendo en esta y en todas las zapatillas que el primer nudo que hacéis antes de dar la lazada sea doble, esto mantiene la tensión del lazado y evita que se desaten los cordones continuamente.

Reebok ONE Guide 2 - Puestas

Horma

La One Guide 2.0 es una zapatilla con una horma bastante bien pensada, tiene un talón estrechito pero apto para la mayoría, además el upper en el talón lo sujeta bastante bien, especialmente la zona del aquiles.

El mediopié sería bastante estándar en medidas, el upper tampoco es muy prieto ni restrictivo por lo que es bastante agradable, es normal siendo todo el upper termosellado.

El antepié es la parte más curiosa de la horma, pues es de anchura estándar pero su malla es permisiva por lo que tenemos una zapatilla de anchura normal pero nada restrictiva, todo lo contrario en cuanto a longitud: el antepié de las One Guide 2.0 es algo achatado, amplio en anchura al ser permisivo pero más corto en longitud de lo esperado, especialmente en sensaciones con el uñero al que antes hacía alusión. No descartaría ir a media talla más casi en el 85% de los casos, la altura del antepié no es mucha, no es agobiante por que la malla es agradable pero al meterse tanto el sistema de cordones en el antepié hace este efecto de antepie !agaterado! que no siempre será bien recibido.

Reebok ONE Guide 2 - Perfil interior malla

El arco de la zapatilla es muy llevadero, no es nada marcado ni agresivo con el pie, es buena zapatilla para arcos de casi todo tipo. Quizá los de arco más marcado prefieran una zapatilla con más apoyo de esta zona, pero aun así la zapatilla -por chasis y construcción- suele ir bien a la gente de arco alto y no excesivamente pronadora.

El arco tan bajo hace que sean zapatillas ideales para plantillas, a pesar de no ser la versión “neutra”, estas Guide 2.0 no interferirán para nada con el funcionamiento de la plantilla.

Hablando de plantillas, la de serie es de buen grosor, de tacto normal. Me hubiera gustado que fuera una plantilla más blanda, hubiera cambiado mucho el tacto general de la zapatilla pero, aun así, hay que destacar que el footbed o base donde posa la plantilla es de EVA ligera, lo cual es un detalle de calidad y se agradece.

Amortiguación

Mi experiencia con las One Cushion el año pasado fue bastante buena: ligera, flexible, ventilada y aunque sin mucha amortiguación sí suficiente para resultar cómoda y agradable. En unos días probaré la nueva versión de la Cushion pero esta One Guide 2.0, aun siendo similar, es ligeramente más firme.

La One Guide 2.0 es una zapatilla de poco recorrido de amortiguación, lo que la hace rápida y eficiente, de ahí mi especial recomendación para gente de peso medio o bajo y rapidilla. Posee un surco de flexibilidad en el talón que ayuda a esta zona a colapsar más y ganar algo de recorrido en la amortiguación de talón, aun así no es una zapatilla con mucho recorrido, vendría a ser rival de Rider 18 por ejemplo en cuanto a recorrido de amortiguación, aunque el tacto sea diferente.

Siendo neutro la zapatilla resulta algo más agradable lógicamente, pues utilizas más el C43 que el G48 de la cara interna y la transición es mejor. Aun así, si pronas un poco la transición no es mala, simplemente no tan fluida como vi en la Cushion o como si apoyas con el exterior en el mediopié.

En cuanto al antepié, la zapatilla es muy respondona, tiene un poquito de amortiguación agradable pero solo lo justo para no resultar incómoda. Lo que Reebok ha conseguido es que la One Guide 2.0 sea una zapatilla bastante rápida, pero de distancia limitada, sobre todo para gente de más de 70 – 75 kg.

Conclusión

El intento de Reebok de crear una nueva línea de running haciendo innovación es de agradecer y, de hecho, es sorprendente lo que han conseguido viniendo de un largo camino por las sombras.

Reebok ONE Guide 2 - Talon

La serie One, donde se enmarca esta Guide 2.0, es un intento honesto y que si se preocupan de mejorar puede llegar a ser una gran zapatilla. Ahora mismo no la veo al nivel de modelos como Ride 7, Rider 18 o similares, pero tampoco creo que ese sea el objetivo de Reebok. Como he comentado antes, Reebok tiene sus miras puestas en mercados emergentes y en ese público transversal que corre pero que no lo hace en exclusiva, sino para mantenerse en forma ocasionalmente o como parte del entrenamiento de otro deporte.

La Reebok One Guide 2.0 es perfecta para los corredores que necesiten una zapatilla moderna, funcional, llamativa y económica porque necesiten correr 2 o 3 días a la semana ya sea para estar en forma, para correr en cinta de gimnasio, porque hacen Crossfit u otros deportes donde el correr representa una parte importante de la preparación; o, simplemente, como zapatilla deportiva para todo.

Desde que salieron al mercado siempre he dicho que las One Guide y Cushion eran unas zapatillas ideales para multitud de mujeres que están empezando a correr o a realizar actividad física y quieren una zapatilla llamativa, funcional y de buen diseño, algo también extensivo para muchos hombres. Ese boom que han tenido las Noosa Tri en España por cómo lucen lo podrían tener las ONE perfectamente, pues cuentan con unas características similares y ambas con diseños muy llamativos.

Sin olvidarme de los corredores, la One Guide 2.0 no deja de ser una alternativa perfectamente apta para muchos corredores que solo corren y quieren algo específico, como he dicho la gente ligera y de nivel puede utilizarla perfectamente como zapatilla de entrenamiento, las personas de nivel intermedio como zapatilla de rotación para entrenamientos de calidad, rodajes cortos o competir, es cierto que necesita ciertas mejoras en puntos concretos, pero es una zapatilla que rinde bien, mejor que la mayoría de Joma, de Kalenji y que la mayoría de modelos de marcas conocidas de gamas medias y bajas (véanse Asics Zaraca, Saucony Phoenix, Nike Fly, Brooks Vapor y un largo etcétera). Es una zapatilla mucho más moderna, de mejor rendimiento, más atractiva y de más calidad que todas ellas.

Lo mejor:

  • Diseño moderno y atractivo.
  • Ajuste.
  • Pegada y ligereza.
  • Ventilación.

A mejorar:

  • Rediseño de antepié necesario.
  • Contrafuerte de talón excesivamente largo.
  • Amortiguación algo firme.

Calificaciones

  • Chasis y estabilidad: 8/10
  • Amortiguación: 7’5/10
  • Ajuste y horma: 8’5/10
  • Upper: 8/10
  • Suela: 8/10

Usuario tipo

  • Corredores neutros, supinadores o plantilleros de hasta 75 kg que busquen una zapatilla de entrenamiento o maratón a ritmos entre 4.10 y 5 min/km.
  • Corredores neutros, supinadores o plantilleros de hasta 80 kg que busquen una zapatilla para entrenamientos de calidad, competiciones de hasta media maratón y fartleks a ritmos más lentos de 4.15 min/km.

Peso de la zapatilla: 290 gramos.

 

9 Comentarios

  1. Buenas,

    Enhorabuena por el análisis.

    La verdad es que, como mencionas, pueden ser unas buenas zapas de iniciación,… desde luego tienen mejor pinta que algunas de las zapas que se suelen adquirir para ello,… y no creo que se vayan mucho de precio.

    Además, su diseño también ayuda.

    Saludos.

  2. curioso… el otro día en la tienda me las comparaban con las asics noosa tri pero más barata así que de unas prestaciones peores, aunque el de la tienda me dijo que tampoco le hiciese mucho caso, ya que no las había probado, era la sensación que le daba al ponérselas en parado

  3. claro que son peores que las noosa Tri….nadie ha dicho eso en ese sentido, sino que el exito de las Noosa Tri era que mucha gente las habia comprado por que eran llamativas, modernas, de buen chasis y daban buen resultado, lo mismo que las Reebok.

  4. Las tengo hace ya 8 meses y, a pesar de ser bastante novato en el running, se siente su firmesa en la suela, buena ventilación y el problema del sistema de cordones largo.

  5. Nos engañan, yo antes usaba las rider desde el modelo 11, he corrido maratones en 3:13 y han bajado claramente su calle dad ahora las destrozó literalmente en 2 meses, ahora voy con estas reebok y tan contento no se deforman y voy igual de rápido y con más dinero en el bolsillo, todo esta en la cabeza, en las piernas y en el entrenamiento lo demás marketing idiota

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.