Salomon añade una nueva zapatilla a su línea Cross, dentro de las que se encuadran todos los modelos especializados en terrenos más sueltos, grasos y técnicos, algunos ya clásicos como la Speedcross y otros que van y vienen como Cross Pro, Alphacross, Metacross, Cross Hike o CrossOver.

Lo cierto es que la que hoy nos ocupa y que debuta en 2024, la Thundercross (no es una canción de AC/DC) es, sin duda alguna, la zapatilla de la familia Cross que más gente va a poder disfrutar por sus características, ubicación dentro de la línea, precio y capacidades.

Generalmente las marcas en trail suelen sacar zapatillas que, aun siendo algo técnicas, resulten principalmente más cómodas que, precisamente, técnicas (Salomon Sense Ride, Salomon Ultra Glide, Genesis…), y dejar modelos específicamente técnicos para usos concretos (Salomon Speedcross, Alphacross), pero resulta que la Salomon Thundercross no se adhiere únicamente a esos dos apartados que tan diferentes volúmenes de venta tienen.

Y es que no es casualidad que las marcas tiendan a utilizar zapatillas cómodas, pues son las más vendidas del mercado, en gran parte porque muchos de los clientes del segmento trail running suelen correr por caminos poco técnicos ya sea en USA, Francia, España… Así, dejan el segmento técnico para cubrir a los corredores que, por suerte, tengan cerca montañas como pueden ser Alpes, Rocosas o, en España, Pirineos y picos de Europa.

La Salomon Thundercross va a ser una de las pocas zapatillas aptas para públicos que busquen una zapatilla para todo y que no quieran pagar altos precios, especialmente gente del norte de España, UK, noroeste americano, Canada y países nórdicos, donde podemos encontrarnos todo tipo de terrenos y tecnicidades, y creedme que en este sentido Salomon ha bordado el concepto.

Chasis y mediasuela de la Salomon Thundercross

Los perfiles de la Salomon Thundercross son de 31 mm en talón y 27 mm en antepié con un drop resultante de 4 mm.

Salomon Thundercross

No es una zapatilla maximalista, está lejos de esa sensación y es por ello por lo que la Thundercross se suele recomendar en distancias de hasta maratón principalmente.

Ahora bien, si te gusta su tacto y no pesas más de 75 kg, es una zapatilla que puedes alargar hasta unos 70-85 km sin demasiado problema más allá de que la espuma pueda empezar a quejarse. Pero, en general, es difícil crear un modelo de este estilo para zonas técnicas, con drop 4 mm para sacar el máximo partido en estos terrenos (si le metes perfiles muy altos, desconectas al corredor de esas sensaciones).

En cuanto a base, se huye de grandes dimensiones para ganar estabilidad de manera artificial: la Thundercross es estable inherentemente, pero también busca ser precisa y relativamente ágil, con 114 mm en antepié y 88 mm en talón, por lo que no llega, por poco, a la media de 116-92 mm que suelen tener las zapatillas de trail en entrenamiento.

Salomon Thundercross

La mediasuela de la Salomon Thundercross es de Energy Foam, se trata de una espuma cuya composición es una EVA+olefinas, probablemente procedente de Dow, la empresa química americana, que es la que tiene estos compuestos de manera más avanzada. Estas olefinas le dan una capacidad de elasticidad mayor a la EVA y algo más de resistencia.

Es una espuma de 50ºHc pero que, al tacto, por densidad, se nota ligeramente más firme, del orden de 55ºHc más o menos y transmite muchísima estabilidad y protección. No es un modelo que tenga placa antirrocas pero, desde luego, con Energy Foam aislamos mucho la capacidad de que una roca nos moleste en la planta del pie.

Salomon Thundercross

En cuanto a peso, la Thundercross llega a los 283 gramos en 9 US (291 gramos en 10 US), dato que, viendo la protección del pie, la densidad de mediasuela y la suela completa de Contagrip, podemos decir que está en una zona muy competitiva. La impresión es de tener un modelo tan protegido que bien podrías aceptar 330 gramos de peso por la robustez que transmite, pero pesa 50 gramos menos y se ubica en un rango muy competitivo.

Suela de la Salomon Thundercross

Como he dicho en la entradilla, los corredores que vivimos en zonas húmedas, con acceso a terrenos de toda clase de dificultad, desde caminos de tierra, zonas con hierba y barro a montañas técnicas, vamos a adorar esta Salomon Thundercross, y es por eso mismo por lo que me ha gustado especialmente: te la pones y da igual lo que pase ese día, sabes que llevas los pies cubiertos ante cualquier adversidad, es la típica zapatilla que en el norte podría servirte para un montón de carreras de diferentes distancias y características, desde una Travesera, Ultra Trail Montaña Palentina, Ultra Trail Sanabria, alguna por pirineos y, después, meterte en un trail polvoriento más sencillo y salir prácticamente igual de contento.

La suela que incorpora la Salomon Thundercross es una Contagrip (lógicamente hablando de Salomon) y a la que se le ha aplicado una estructura de tacos agresiva en cuanto a perfiles: 5 mm para agarrar bien en terrenos sueltos pero sin demasiada separación para que resulte suficientemente rodadora.

Salomon Thundercross

Tenemos una estructura de tacos perimetrales de mayor tamaño donde en el antepié son tacos tipo boomerang para dar estabilidad y agarre agresivo, y en el talón son de tamaño mediano con forma de y griega intentando generar tracción en bajadas, ya sea roca o zona húmeda.

Lo cierto es que todos los tacos de la suela tienen unos cortes bastante radicales, de perfil muy recto, con lo que se le da más capacidad de movilidad al taco desde la base, hay más espacio entre tacos (aunque, por apariencia, pueda no parecerlo) y se mejora la tracción en zonas sueltas e incluso zonas de barro.

La zona central de la zapatilla forma una especie de columna vertebral de tacos de gran tamaño y forma de punta de flecha que replica bien las necesidades del corredor ya que, en las zonas de alta carga como el centro del talón o centro de antepiñe, presenta tacos de más tamaño que van haciéndose más pequeños en las partes donde la carga es menor pero la necesidad de tracción es algo mayor, ya sea por ser zona de despegue o de aterrizaje.

El caucho, como digo, es Contagrip de 63.5ºHa, que está en una zona bastante buena en cuanto a balance durabilidad/peso/adherencia y se puede decir que es un Contagrip con unas características habituales en la marca. No va a sorprender y va a comportarse como lo ha hecho durante años, con buena nota sin ser lo más puntero del mercado, un 7/10 en todos los aspectos y situaciones: tracciona muy bien, como casi cualquier zapatilla de la familia Cross, algo donde claramente está por delante de otros modelos, pero en adherencia simplemente cumple su función con buena nota sin llegar a ser Vibram Megagrip, por ejemplo.

Quizá el único punto donde le ha faltado algo ha sido en roca caliza mojada, donde en bajadas o subidas puede encontrar el límite de adherencia, pero aun así he estado contento en casi todas las situaciones que le hemos hecho padecer.

Es cierto que en Picos de Europa, en bajadas con mucho canchal o subidas de esas donde casi tienes que echar mano a la roca por la tecnicidad y verticalidad, quizá algún taco pueda sufrir por esa verticalidad de las paredes y la capacidad de movimiento (adaptación al terreno) que tiene, pero no es una situación exclusiva de esta suela sino de casi todas.

A favor es que es una suela completamente cubierta. Salomon, que no lleva dos días haciendo calzado, se ha dado cuenta de que con este tipo de taco podrían exponerse a desgarros de los mismos en esas situaciones y ha evitado crear zonas de enganche en la suela.

Y, además, en la parte delantera, justo en las zonas donde podríamos arrancar tacos en subidas, ha elevado la suela lateralmente por la mediasuela para dar más robustez al caucho sobre el taco.

Upper

La Salomon Thundercross es, a simple vista, una zapatilla fácilmente identificable como un modelo técnico ya que el upper no deja lugar a dudas de la protección y robustez que entrega la zapatilla.

Es una zapatilla con muchísimos refuerzos termosellados: puntera y caja de dedos completamente protegidas lateral y frontalmente, un panel enorme termosellado que alberga el sistema Sensifit y los pasadores del Quicklace, termosellado que envuelve el talón y da extra protección a la malla Ripstop de esa parte trasera…

Salomon Thundercross

Y esto no es todo, además, tenemos otros elementos, como la malla externa delantera, que es elástica, como la que vemos en las mochilas de la marca, con buena transpirabilidad y bajo peso y que se eleva por el sistema de cordones sobre la lengüeta para evitar que entre tierra, piedras y demás elementos.

Salomon Thundercross

La lengüeta también es otro elemento de protección ya que es relativamente gruesa y acolchada y en su parte superior protege al pie de la zona elevada (donde se ubica el agujero superior de los cordones), que es una zona algo rígida.

Salomon Thundercross

El collar es alargado, con acolchados justos pero cómodos, recubrimiento interno poco lujoso y protección del Aquiles sobreelevada. No he tenido problema con el collar pero, desde luego, no es una zapatilla que me quitaría pisando el contrafuerte porque, con el paso del tiempo, esa zona podría deformarse y crear problemas.

Los cordones son los típicos Quicklace de Salomon, bastante largos, si bien es cierto que la lengüeta cuenta con un bolsillito para guardarlos que, a duras penas por su escaso tamaño, logra. Es un sistema algo polarizante entre los corredores, personalmente no me disgusta, pero en la Thundercross es cierto que la zona entre los ojales se cierra mucho y crea un efecto arruga en la malla externa que no es el más bonito.

En general, creo que el único problema importante del upper es la ventilación y es que no solo al ser un modelo muy reforzado va a tener dificultad de entrada de aire, sino que se dan dos características poco amigables con una buena refrigeración del pie:

  1. Los termosellados o panel de la zona media son de gran tamaño y no tienen un mínimo agujero para la salida de aire o humedad.
  2.  La capa de la malla interna es muy pero que muy cerrada. Es un panel textil totalmente opaco que limita la entrada y salida de aire, por lo que tenemos dificultad en ventilación y transpirabilidad.

Lo bueno es que no es una zapatilla que genere mucho calor en mediasuela y que, al ser una zapatilla agresiva en taco y polivalente en terrenos, muchas veces la vamos a exprimir más esos días que no sabemos que vamos a encontrarnos: puede que llueva, puede que no haya secado el terreno, etc. Y, esos días, el calor no tiende a ser un gran problema.

Ahora bien, su falta de refrigeración en zonas calurosas es donde la zapatilla puede suponer un problema para algún corredor, empezando por falta de confort y seguido por potenciales rozaduras, ampollas, etc.

Horma

He optado por la misma talla que uso en todas las marcas, un 10 US (en este caso, 44 europeo, 28 CM y 9.5 UK) y ha sido la opción adecuada, si bien no es una talla de esas generosas sino tirando un poco a corta. Así que quizá algunos corredores prefieran media talla más, habría que valorar distancias que van a hacer, qué terrenos y cuánto se les hincha el pie para ver si esa media talla extra es buena idea.

En mi caso, como he dicho, la de siempre ha sido un acierto. En zapatillas para zonas técnicas prefiero precisión y sujeción antes que el espacio libre, aunque me limite la distancia que pueda hacer (o me sienta cómodo).

El ajuste, si logras un punto bueno con el Quicklace, algo que puede llevarte un rato) es muy bueno. En mi caso es fácil, pues tengo un pie muy estándar bajo cualquier medida (altura arco, altura empeine, anchura…), así que puede cambiar la experiencia dependiendo del tipo de pie. En cualquier caso, en general tiende a proporcionar un buen ajuste.

No es la zapatilla más ancha ni estrecha del mercado, está en una zona normal que, para ser Salomon, se agradece. Recomiendo usar la Thundercross con calcetín muy fino, de competición casi siempre, en mi caso gano espacio y tardo en tener problemas de ventilación.

En mi experiencia, el ajuste trasero ha sido excelente. Ya me pasó con la Speedcross y es que me bloquean la zona trasera como pocas zapatillas, y eso es crucial en terrenos como el barro (donde el efecto ventosa es enorme) o en subidas muy pronunciadas.

Salomon Thundercross

Es un modelo de solo drop 4 mm, pero no es una zapatilla muy exigente por ese motivo: al no tener gran recorrido de amortiguación, al final un corredor que entre de talón va a tener un sobreestiramiento de Aquiles corto o incluso menor que en un modelo mucho más blando, por lo que no le daría demasiada importancia.

Ahora bien, a todos esos corredores que aterricen de mediopié o muy poco de talón, la Thundercross va a gustarles, pues es fluida, no tiene un arco marcado que sea protagonista y el tacto limitado de amortiguación pierde importancia con este tipo de aterrizaje.

Amortiguación y dinámica

Personalmente el Energy Foam me gusta bastante en cuanto a tacto y, aunque es un material denso y progresivo, no es el más blando, pero tampoco lo llamaría firme.

Salomon Thundercross

La cosa es que en Energy Foam, con los perfiles limitados a 31 mm en talón y el recorrido contenido que suele tener, acaba por ofrecer una amortiguación agradable pero no muy abundante.

Se puede decir que la Salomon Thundercross ofrece una amortiguación, sobre todo, muy funcional, que permite correr hasta, por lo menos, cincuenta kilómetros con ella de manera nada problemática y por los terrenos más dispares que te puedas imaginar. Es una zapatilla capaz de muchas cosas pero, lógicamente, no esperes el tacto de la Ultra Glide, pues limitaría mucho el rendimiento de la Thundercross en terrenos, que precisamente es donde una «Cross» debería rendir sobre el resto.

Peso 72 kg y la amortiguación Energy Foam más la plantilla Ortholite son más que suficiente para maratón o cincuenta kilómetros, sobre todo como digo por terrenos muy rotos o con barro, donde vas con confianza. No trata de dar comodidad sino de que termines la carrera sin caídas o sustos, dando agarre y con suficiente comodidad y confort.

Con esa limitación en la cantidad de amortiguación que puedes sacarle a un modelo que pretende ir por terrenos técnicos, en lo que se ha centrado Salomon es en darle todo lo demás: ajuste, confort y, sobre todo, facilidad en la calidad de rodadura, transición o ciclo de pisada. Para ello, Salomon ha buscado curvar un poco el chasis, aprovechando el drop de 4 mm que hace que el cuerpo esté más alineado para darle esa facilidad de marcha para cuando pisamos zonas más planas y donde cogemos cadencia, pero sin perjudicar a su comportamiento en las zonas complejas.

El chasis de la Salomon Thundercross tiene una altura máxima de repunte de 55 mm, lo cual es mucho teniendo el cuenta el perfil moderado de 27 mm de la zapatilla en antepié. Sin duda es un rocker agresivo, para poder moverla rápido en despegue, pero es que el talón también tiene algo de biselado, 25 mm, más que la media del mercado, pero en conjunto hacen de la Thundercross un modelo fácil de mover y suficientemente estable.

La plantilla de serie es Ortholite de 4.5 mm, 35ºHc de dureza (de ahí se saca mucho de su tacto de amortiguación) y con un peso de solamente 15 gramos, derivados de la baja densidad y dureza de esta versión de plantilla Ortholite.

Conclusión

No esperaba una Salomon Thundercross de 140€ de PVP con tan buen rendimiento general. Ya por el nombre, cuando se empezó a hablar de ella, la ubiqué como un modelo especialista, pero lo cierto es que esta zapatilla puede ser una de las mejores opciones para cualquier corredor que empiece en trail ya que cubre todo lo que pueda necesitar un novato, pero es que hace lo mismo para los más experimentados que quieran una zapatilla de rotación para quitar kilómetros a otros modelos más rodadores y que puedan sacar los días de entrenamiento técnico, días en los que no sabes cómo te va a venir la metereología, carreras en las que no te fías de Speedgoat/Ultra Glide de turno, etc.

Salomon Thundercross

Para los que vivimos en zonas con lluvia, frío y montaña como Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Reino único, países nórdicos o las zonas de los estados de Washington, Oregom… Esta Salomon Thundercross es, sin duda, un modelo que debería verse en los pies de los trail runners muy a menudo.

Para el resto, quizá más acostumbrados a zonas menos técnicas y más secas, es una buena zapatilla de rotación, para sacar los días de dudas y cuando vas a terrenos más complejos pero que puedes seguir utilizando en zonas fáciles también.

Hay pocas cosas que le cambiaría porque entiendo el concepto que ha buscado Salomon y logra casi todo lo que ha perseguido. No obstante, algo más de ventilación (al menos, transpirabilidad) y más durabilidad de la espuma de mediasuela creo que sería una buena continuación a un modelo que, espero, se convierta en saga.

Usuario tipo de la Salomon Thundercross

  • Corredores neutros y plantilleros de hasta 80 kg que busquen una zapatilla para  entrenamientos y competiciones de hasta maratón para todo tipo de terrenos, principalmente cuando la temperatura exterior no es muy elevada a ritmos medios y lentos.

Salomon Thundercross

Salomon Thundercross
9.12

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    9/10

      Ajuste y horma

      9/10

        Upper

        9/10

          Suela

          9/10

            Lo mejor

            • Para todo y para todos
            • Ajuste y confort bastante logrados
            • Calidad de rodadura gracias a sus geometrías
            • Muy protegida y funcional en terrenos técnicos sin subir mucho el peso

            A mejorar

            • Ventilación y transpirabilidad mejorables
            • Agarre en roca mojada mejorable
            • El Energy Foam puede llegar a perder elasticidad a los 300-400 km o en tiradas muy largas en corredores corpulentos (>75 kg)

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

            Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

            Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

            Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

            Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

            Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

            Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.