La primera versión ISO de la Xodus resultó ser un modelo, cuanto menos, polémico ya que mucha gente tuvo problemas de tacos arrancados en el antepié de la zapatilla y es que, si nos salíamos un poco de los terrenos fáciles, la suela presentaba problemas cuando pisábamos rocas ya que éstas se introducían en las juntas de las dos partes de caucho y arrancaban los tacos centrales.

Muchísimos corredores se quejaron de esto, especialmente en España, donde los trails son más técnicos. En cambio, en otras zonas y/o usos de trail sencillo como sendas y caminos de tierra, pistas forestales de poca piedra, zonas de hierba y, sobre todo, con bajadas poco agresivas, el resultado fue bastante mejor.

Saucony dio marcha atrás a última hora y optó por no repetir con la misma suela de la primera versión y la verdad es que ha sido un acierto. No es que sea la panacea de las suelas, no es una Megagrip o Contagrip pero sí ha dado un paso en la buena dirección y ha hecho que la Saucony Xodus ISO 2 sea un modelo más duradero y ligeramente más polivalente.

En general, la mejora de la durabilidad ha sido el principal objetivo de Saucony en esta segunda edición de las Xodus ISO ya que el upper también recibe novedades en ese sentido y, básicamente, el resto de la zapatilla queda intacto, lo cual es quizá una noticia igual de buena que la mejora de la suela.

A pesar del chasco de mucha gente con la primera versión, si no eres un corredor de trail excesivamente técnico sí le daría un voto de confianza a esta nueva edición, sobre todo porque es increíblemente cómoda y estable.

Chasis y mediasuela

Una de las cosas que más llama la atención de las Saucony Xodus ISO 2 es la amplitud de su base, su plataforma, que en apariencia tiene una suela bastante ancha, con 112 mm en antepié (116 con tacos) y un talón con 83 mm (87 mm con tacos). Y digo “en apariencia” porque vemos por mediciones que, si bien no es para nada estrecha (está por encima de la media), tampoco es una zapatilla excesivamente amplia o voluminosa.

Saucony Xodus ISO 2

Saucony ha sabido darle una silueta particular que hace que parezcan muy amplias de antepié y es que son bastante estilizadas en talón. Al ser una zapatilla bastante plana por drop, Saucony ha reducido el volumen del talón (ya que iba a tener poco protagonismo) y se lo ha dado al antepié, lo que biodinámicamente es de agradecer.

Su drop es de 4 mm desde la primera versión y el perfil en esta nueva edición es de 26 mm en antepié y 30 mm en talón (tacos incluidos). A pesar de la gran altura de antepié no vamos a notar un exceso de altura.

Saucony Xodus ISO 2

La Saucony Xodus ISO 2 se percibe alta pero, en cuanto nos metemos con ella por tierra o alguna zona donde el taco se clava, entonces se aprecia de altura normal ya que el taqueado de 6 mm de altura da esa falsa sensación de ir muy elevado cuando las probamos en tienda. En cuanto el taco se clava para traccionar, notamos el suelo mucho más cercano y las sensaciones son bastante diferentes.

La composición de la mediasuela no puede ser más sencilla, consta de SSL EVA y el EVERUN del topsole y, a pesar de ello, las sensaciones que nos da la zapatilla son inmejorables, pocos modelos de trail vais a encontrar tan cómodos.

La SSL EVA es un material para el que siempre he tenido muy buenas palabras, es de las mejores EVAs que he probado. Generalmente, la he alabado por lo bien que se combina con otros materiales, pero esta vez es ella la protagonista y no puede dar un resultado mejor. Es cierto que el tacto del EVERUN aporta mucho en cuanto a confort y comodidad, pero la seguridad y comportamiento de la SSL EVA es de diez, sin duda.

No he tenido la oportunidad de ver un despiece de la Saucony Xodus ISO 2, pero teniendo en cuenta que la dureza del SSL EVA ronda los 60º-65º en esta zapatilla y, tras probar su comodidad y amortiguación, creo que es posible que la Saucony Xodus ISO 2 tenga algún trabajo específico de geometría interna (cortes, espacios… algo similar al PWRGRID) ya que una EVA tan dura no puede resultar tan agradable bajo el pie.

Sé que el EVERUN es culpable de muchas de esas sensaciones, pero una plantilla de 3 – 4 mm de EVERUN no es capaz de aportar tan buen comportamiento.

La estabilidad es excelente por la propia integridad del chasis, por la dureza de la EVA y por algo que siempre me ha gustado de las Xodus, y es que cuenta con dos pestañitas en los laterales, al principio del antepié (justo donde acaba el arco), que se elevan por el upper para dar sujección y hacer de topes laterales al pie. Me parece que funcionan de lujo.

Suela

Es el gran cambio y novedad que presentan las Saucony Xodus ISO 2 y es que la suela del año pasado dio malos resultados ya que limitaban la zapatilla a un uso de trail muy sencillo, que no es tan habitual entre los corredores de montaña.

Saucony Xodus ISO 2

La primera Xodus era una gran zapatilla para carreras tipo Madrid-Segovia, 101 km de Ronda y otros trails por senderos con desniveles pequeños, pero en cuanto le metías trail un poco más técnico y, sobre todo, con roca, la suela sufría mucho ya que los tacos centrales del antepié se arrancaban con dichas rocas, especialmente en bajadas complejas donde se tira mucho de fricción con la parte delantera.

Saucony Xodus ISO 2

En la prueba que realicé no tuve ningún problema de ese tipo ya que desde un principio usé la Xodus ISO en los terrenos para los que creía estaba diseñada y, fue más tarde, con 300 km y después de leer muchos de esos problemas, cuando la metí por terreno empedrado y pude ver que sí es cierto que si una piedra se mete en la zona que comentaba en la introducción, el taco se arranca con más facilidad de lo que podemos ver en modelos rivales tipo AKASHA, que son zapatillas para terrenos mucho más variados.

Saucony enfocó la Xodus ISO 2 con la misma suela en los primeros bocetos e incluso la presentó en ferias, pero las muchas quejas de gente que las sacaba por la montaña como cualquier otro modelo hicieron que, a última hora, decidieran modificar la suela e implementar el mismo dibujo y geometría pero haciéndola de una sola pieza.

Esta solución no me parece brillante, pero sí correcta, y me explico. Por una parte, es cierto que la zapatilla ahora es más polivalente y va a durar bastantes más kilómetros que la versión anterior, además sin perder nada de agarre. No va a ser la zapatilla de trail más duradera pero ahora posee una durabilidad media y, gracias al resto de cualidades que ofrece, se convierte en una de las mejores zapatillas de trail running.

La parte menos buena es que mantiene la geometría calcada a la versión anterior, esto tiene un punto bueno, que es que su agarre sigue siendo espectacular en tierra, asfalto, caminos de pequeñas piedras y caminos de montaña y una gran zapatilla para una ultra no demasiado técnica, pero esa misma geometría que te aporta agarre también expone muchísimo al taco contra las roturas o desgaste prematuro si te metes por roca.

Tras ver lo que pasó con la Saucony Xodus ISO he salido dos días por picos de Europa con las Xodus ISO 2, por zona de roca caliza para ver cómo se comportaba ya que, a pesar de no ser su terreno en absoluto, mucha gente va a seguir sacándola por terrenos técnicos.

El resultado es que la geometría de la Saucony Xodus ISO 2 deja un poco vendido el taqueado contra la roca y eso hace que presente algunos pequeños cortes en los tacos y, sobre todo, que los bordes de los mismos sí presenten bastante castigo.

Sorprendentemente, no he arrancado ninguno, solo la esquina de un par de tacos externos, pero alguien que las quiera sacar por terrenos de ese tipo de manera constante se las va a cargar en 300 km. Así que, siendo más duraderas, siguen sin ser unas zapatillas para terrenos demasiado técnicos, igual que sus predecesoras.

Como digo, si os compráis la Saucony Xodus ISO 2 debería ser para trails de dificultad media, mucha tierra, piedrecitas, roca ocasional, bosque, hierba… Ahí son una absoluta maravilla de zapatilla, particularmente no las cambiaría por otro modelo en esos terrenos por su agarre, estabilidad y comodidad.

En barro tampoco es un terreno donde se muevan bien ya que se queda enganchado entre los tacos y no lo suelta con facilidad haciendo que la suela resbale y cueste bastante moverla con agilidad en ese tipo de terrenos.

Hay que agradecer la mejora de la suela a Saucony pero es de esas zapatillas que si tuvieran una suela Vibram podrían ser una de las mejores zapatillas de trail que se han hecho nunca y, aunque ese punto débil ha mejorado, sigue haciendo pensar lo que podrían llegar a ser.

El material que compone la suela PWRTRAC es el mismo que en la edición anterior, un caucho de 82º de dureza que resiste bastante bien, ya incluso en la versión anterior lo hacía y aun en terrenos más abrasivos suele resistir bien al desgaste.

El principal desgaste que presenta la Saucony Xodus ISO 2 de la prueba se debe a salidas por roca y son pequeños raspones y un desgaste normal para los 124 km que tiene.

Tanto la geometría como el caucho se adapta bien a diversos terrenos, agarra muy bien en general, su geometría de taco hace más estable aún la base de la Xodus ya que el taco sobresale lateralmente y todos los tacos tienen un patrón similar en tamaño y distancia entre ellos, lo que da seguridad y transmite bastante estabilidad al corredor.

En términos generales, estoy muy contento con los cambios de la suela, y los peros que se le pueden poner son los basados en un uso ligeramente fuera de su zona de recomendación, como el barro o la roca, pedregales, etc. Tampoco es que el asfalto mojado sea donde mejor funciona pero, como digo, son terrenos donde la Saucony Xodus ISO 2 se debería usar con moderación.

Upper

El upper ha sufrido bastantes cambios, lo que más llama la atención es el escudo de termosellado en forma de red o tela de araña que va pegado a la malla y que cubre todo el antepié.

Saucony Xodus ISO 2

Saucony ha querido hacer a la Saucony Xodus ISO 2 una zapatilla más robusta y protegida ante roturas de la malla ya sea por rozaduras del pie o de elementos externos, como ramas o rocas, y la verdad es que, en cuanto a durabilidad, la Xodus ISO 1 y la ISO 2 son noche y día.

La geometría del upper también ha cambiado en la parte delantera, siendo más espacioso verticalmente y eso hace que la malla tenga menos tensión y rebaje la posibilidad de roturas, además de darle algo más de espacio al dedo gordo del pie que en la versión anterior, que rozaba con la malla con mucha facilidad.

Saucony Xodus ISO 2

Como buena Saucony, cuenta con el sistema ISOFIT en el mediopié, un panel con tres tiras semiindependientes que ajustan el upper al pie y se adaptan al movimiento natural del mismo.

El ISOFIT de las XODUS es más grueso y rígido que la versión anterior y esto protege mucho más al pie y da más seguridad, aunque también es en parte responsable del aumento de peso de las Xodus 2, que da en báscula 326 gramos (338 en talla 10 US) por los 292 gramos (310 en talla 10 US).

Saucony Xodus ISO 2

Este aumento de peso se nota y se aprecia al calzártelas, aunque al ser zapatillas de larga distancia, no es algo grave ya que tienen más importancia otras cosas. Pero sin duda han perdido uno de los puntos de ventaja con respecto a las rivales.

El collar y la geometría de la zona trasera se mantienen igual: misma geometría, mismas alturas y más o menos el mismo nivel de acolchado trasero que, para una zapatilla de trail, es muy generoso, algo que se traduce en confort supremo (además con material RunDry).

Lo que sí ha cambiado es la pieza del contrafuerte del talón, el año anterior teníamos una pieza con tres partes prominentes, dos en los laterales y una trasera; en esta nueva edición tenemos un contrafuerte que va aumentando de tamaño hacia el talón en ambos laterales pero que no tiene presencia en la parte posterior.

Saucony Xodus ISO 2

Recuerda un poco a las Ultra Boost en este sentido y su funcionalidad es buena ya que da más soporte lateral y nos trasmite más estabilidad por parte de la zapatilla. Además, Saucony ha aprovechado para meter más reflectante en el hueco posterior del talón.

Saucony Xodus ISO 2

La parte que menos me ha gustado es que, con el contrafuerte del año anterior, el collar era más alargado, más estrecho y eso daba mejor ajuste y, sobre todo, evitaba que las piedras y la tierra entrasen al interior, al menos de mejor manera que en la nueva edición. Además, el ajuste era ligeramente mejor en la versión anterior, pero también reconozco que es una minucia ya que la nueva Saucony Xodus ISO 2 cumple muy bien en todos esos parámetros y no tengo quejas importantes en ese sentido, simplemente prefiero un collar menos “redondo”.

El sistema de cordones ha mejorado, sobre todo porque los cordones son algo más largos y eso se agradece, y más con el tema que acabo de exponer de un ajuste del collar diferente.

Saucony Xodus ISO 2

Es un upper bastante protegido, con una puntera reforzada y un uñero marcado, con una red de termosellado que protege la malla, un ISOFIT más robusto, un talón que busca más estabilidad lateral y también mejor soporte para el calcáneo.

Si Saucony buscaba robustez, durabilidad y ajuste, lo ha conseguido claramente, aunque pagando el precio del aumento de peso.

Horma

La horma es de las mejores cosas que tiene la Saucony Xodus ISO 2, han conseguido realizar una zapatilla que aporta ajuste, seguridad y con suficiente espacio para el pie, además de estar bastante bien distribuida.

El antepié es ligeramente más amplio de lo normal a lo ancho, permite que el pie se expanda lo necesario, algo importante en una zapatilla para largas distancias y más cuando su drop es de 4 mm. Pero no acaba aquí la cosa sino que Saucony ha dotado de bastante altura vertical a la malla, por encima de los dedos hay más espacio libre y esto, sumado a los refuerzos termosellados que le han colocado a la malla, nos garantiza una mayor durabilidad del upper contra las roturas, ya sean por rozamiento con los dedos o con elementos exteriores.

Saucony Xodus ISO 2

Lo que está claro es que, tanto la suela como la malla, ambos los dos puntos débiles del modelo anterior, en esta versión están totalmente reformados.

El ajuste del mediopié es bueno, cercano, aporta mucha confianza y coloca al pie en el chasis de manera eficaz. Como digo, aporta mucha seguridad al corredor ya aterrice de mediopié o de talón. La gran estructura de refuerzos y el sistema ISO son los encargados de que esta zona sea la más importante funcionalmente a la hora de correr por terrenos complejos.

El talón sigue la pauta de muchas otras Saucony actuales, con un acolchado generoso en el collar que siempre se agradece y es garantía de que no va a haber ningún tipo de rozaduras en esta parte de la zapatilla cuando llevemos 80 o 100 kilómetros encima.

Saucony Xodus ISO 2

El contrafuerte ha sido rediseñado, no ha cambiado mucho la eficacia en esta zona pero ahora recurren a un contrafuerte con presencia en los laterales del calcáneo y sin casi volumen en la parte trasera como en la versión anterior. Este contrafuerte de TPU externo va acompañando a uno interno más clásico que, si bien no tienen una consistencia enorme, sí que le aporta la consistencia que el contrafuerte externo es incapaz de dar, especialmente en la parte superior del talón.

La plantilla es de EVA sencilla y bastante fina, esto se debe a que Saucony busca acercar el EVERUN de la segunda plantilla (topsole) al pie lo máximo posible para que el corredor se vea beneficiado por el retorno de energía y el tacto agradable del poliuretano.

En cuanto a la talla, me ha resultado un poco compleja en ese sentido, no porque dudase de mi talla (mi talla perfecta en este modelo es la misma que en otras zapatillas, un 10 US) sino porque, como siempre suelo dejar el ancho del dedo gordo de la mano entre el pie y la puntera, en estas Saucony Xodus ISO 2 el espacio de delante no llega a ese mínimo, por lo que es evidente que tallan un poquito más cortas que otros modelos, pero lo compensan con una forma bastante redondeada y un antepié espacioso.

De ahí que, aunque tenga menos espacio, me resulta suficiente y en mi caso la talla buena es la de siempre, pero si habitualmente dejáis menos espacio que el dedo gordo de la mano (lo hacen la mayoría de corredores) entonces sí me plantearía ir a media talla más, sobre todo si van a ser zapatillas para correr distancias muy largas.

El arco es de tamaño medio y, aunque se puede notar por su forma algo diferente, no va a ser un problema salvo para un número pequeño de corredores que, por tener una longitud corta de arco, pueda notar que se le clave en la zona entre la almohadilla del antepié y el arco, ya que es un poco alargado.

Amortiguación

Saucony Xodus ISO 2

La amortiguación no se puede calificar de otra manera que brillante, es una zapatilla con un nivel de tacto y recorrido más propio de una Saucony de running que de una zapatilla de trail y lo mejor es que no pierdes la sensación de seguridad o agarre que a veces se deriva de hacer una zapatilla de trail blanda.

Es una zapatilla con buena transición y eficiente por su drop de 4 mm por lo que es muy polivalente para diferentes tipos de corredor y se adapta a todo. Además, el trail es una disciplina donde los cambios de drop se acusan menos y uno se adapta mejor, si venís de un drop más alto no deberíais tener mucho problema en la adaptación ya que la Saucony Xodus ISO 2 tiene un chasis que se amolda muy bien al aterrizaje de talón o mediopié, ofreciendo un recorrido medio y un tacto muy agradable.

Saucony Xodus ISO 2

Mucho de este tacto lo aporta el EVERUN que aparece en el formato topsole, una plantilla de bolitas infladas de poliuretano que se está adueñando del mercado y que, por sus propiedades de retorno de energía y su dureza de 40º tan blanda, hace que cualquier zapatilla con este material sea una delicia en el pie, y la Saucony Xodus ISO 2 no es una excepción.

Como digo, el talón y el mediopié son muy agradables, con cierto recorrido y sin crear desequilibrios en el chasis y la estabilidad, pero quizá lo que más me ha gustado es el tacto del antepié, ahí el topsole se aprecia mejor debido a que notamos cómo los dedos se hunden, se expanden y a que es una zona mucho más sensible. Además, no es común una zapatilla de trail con una amortiguación delantera tan buena y suave.

Saucony Xodus ISO 2

La contra de esto es que, al hundirse un poco el antepié (como digo, es de recorrido medio, no es que te hundas mucho), el arco -que es más rígido- aparece de manera más clara, especialmente en apoyos laterales o cuando pisamos alguna piedra o raíz.

Este arco quizá puede darnos ligeras sensaciones de enclavamiento aunque también opino que va a ser algo muy ocasional y en pies con arcos de longitud corta. Así que es una característica que la mayoría no apreciará, pero si tienes la mala suerte de haber tenido rozaduras o ampollas en el arco con otras zapatillas, me las probaría en tienda antes.

Conclusión

El modelo anterior fue una de las mejores zapatillas de trail que he probado pero, claro, yo lo utilicé por donde mejor se comportaban y no tuve problemas de durabilidad hasta meterlas por zonas complejas.

He probado esta nueva versión en zonas más técnicas para comprobar si de verdad habían mejorado los puntos débiles. El resultado es que tenemos una Saucony Xodus ISO 2 con todo lo bueno (que es mucho) de la versión anterior y con los problemas de durabilidad de la suela minimizados.

Es un modelo excelente en cuanto a tacto y amortiguación, es eficiente, estable, da soporte, agarre, confort y se adapta a diferentes tipos de técnica del corredor.

Las partes a mejorar siguen siendo las mismas, la suela podría ser mejor si se lo propusiesen y con la tercera versión espero ver una nueva suela ya que habrán tenido más tiempo para diseñarla.

Donde destaca la Saucony Xodus ISO 2 es en terrenos sencillos y secos, pecando algo en roca o barro, y ahora sí puedes meterte por terrenos técnicos con ciertas garantías, aunque la recomendación siempre será que sea algo ocasional.

El arco es algo intrusivo en la parte delantera, cerca de la almohadilla interior del antepié. Lo bueno es que es algo circunstancial y solo se va a percibir en ciertos tipo de apoyos y con determinados tipos de pie.

El upper es más duradero, más protegido y con más estructura y soporte. No es la mejor zapatilla para meter en charcos ya que, aunque aguanta muy bien las salpicaduras y cierto nivel de lluvia, una vez que entra agua cuesta que salga y que se seque debido al gran nivel de acolchado interior.

En general es una maravilla de zapatilla si nos ceñimos a terrenos no muy complejos y si queremos una trotamillas cómoda, estable y con soporte.

Usuario tipo de las Saucony Xodus ISO 2:

  • Corredores neutros, supinadores o plantilleros de más de 70 kg que busquen una zapatilla de trail para tiradas o competiciones largas por zonas de dificultad técnica media que ofrezca mucha amortiguación, agarre y estabilidad.

Saucony Xodus ISO 2

Saucony Xodus ISO 2
8.9

Chasis y estabilidad

10/10

    Amortiguación

    10/10

      Ajuste y horma

      9/10

        Upper

        9/10

          Suela

          9/10

            Lo mejor

            • El problema de la suela está mejorado
            • Amortiguación excelente
            • Chasis muy estable y protector
            • Horma muy buena

            A mejorar

            • El arco de la zapatilla es algo intrusivo en la parte delantera para determinados pies
            • La suela ha mejorado mucho pero no es de lo mejor del mercado
            • Aumento de peso

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.