Adidas Adizero F50 Runner 3

Las Adizero F50 Runner 3 son la tercera generación de esta saga y, sin embargo, son unas zapatillas que no son demasiado conocidas entre los corredores, básicamente porque apenas se han dejado ver en los puntos de venta y porque, aun teniéndolas a nuestro alcance, por unas u otras razones, muchas veces hemos sido los propios corredores los que no les hemos prestado la suficiente atención.

La verdad es que es una pena que les haya pasado a las pobres porque nunca le han faltado argumentos para cubrir con solvencia un abanico bastante amplio de usos y perfiles de corredores.

Así que, nada, vamos intentar solucionar eso dándoles un buen repaso a esta tercera edición, a ver si entre los detalles que os contemos en esta prueba a fondo más el amarillo chillón que tiene el modelo actual, consiguen llamar vuestra atención.

Si andáis pensando en unas zapatillas relativamente cañeras, firmes, respondonas y con un chasis contundente para poder pegaros unos buenos arreones, no deberíais dejar de echarle un vistazo a lo que vamos a ver a continuación.

Mediasuela

A primera vista, y salvo quizá la zona donde suele ir el contrafuerte de las zapatillas, la apariencia es la de ser una suela típica de las que vemos últimamente en las zapatillas de la marca alemana y, aunque es mayormente cierto, vamos a ver que tiene sus cosillas interesantes.

Adidas Adizero F50 Runner 3 - Perfil interior

A nivel de compuestos, Adiprene y Adiprene+ se llevan la palma como casi siempre, con protagonismo del primero cuando hay que trabajar en la amortiguación (toda la zona del talón, extendiéndose en el antepié, en la zona más cercana a la suela) y del segundo cuando hay que meter respuesta (lo podemos ver en la zona gris que recorre toda la zona delantera).

La combinación de estos dos compuestos, de una u otra forma, en mayores o menores cantidades, es ya todo un clásico y Adidas ya nos ha demostrado que los controla a la perfección y que es capaz de hacer virguerías con ellos. Aunque sean estos dos viejos conocidos que normalmente tienen un tacto intermedio entre firme y blando y que suelen ceder bastante bien ante el impacto para luego no dejar que haya demasiado recorrido, en este caso, ambos se notan más firmes de lo habitual y se nota tanto cuando los tratamos de chafar con la mano como cuando nos las calzamos y corremos con ellas.

Al principio, pensé que sería porque iba a necesitar “romper” pero cuando llevaba con ellas unos cincuenta kilómetros y vi que seguían teniendo el mismo carácter, ya me hice a la idea que iban a ser una señoritas bastante firmes y que ya poco iban a ceder.

Siendo unas zapatillas para darle candela, podríamos pensar que quizá tiene un poco más altura de la recomendable, pero la verdad es que engaña porque las medidas dicen que tiene 11 milímetros en antepié y 23 en talón (más lo que añada la plantilla que le pongamos) lo que, si no me fallan las cuentas, da un drop de 12 milímetros.

Esto combina muy bien con lo que comentaba de la firmeza porque el problema vendría si, teniendo cierta altura, comprimiera mucho ya que perderían estabilidad y, sobre todo, respuesta, cosas que no se dan en éstas.

Destacar la “subida” de material que vemos en la zona donde habitualmente se encuentra el contrafuerte y que, lejos de ser decorativa, realiza su función dándole más consistencia y estabilidad a la zona (salvando las distancias, podemos verlo en otras zapatillas como, por ejemplo, las Ultra TT 5.0).

Adidas Adizero F50 Runner 3 - Detalle Contrafuerte

Como también es habitual, en la zona exterior del talón encontramos una unidad de Formotion bastante grande ya que se alarga hasta donde comienza el arco y, a lo ancho, ocupa más de la mitad del ancho del talón. Me recuerda bastante al de las Adizero Aegis 3 y, al igual que el resto de la mediasuela, tiene u comportamiento bastante firme, lo que contribuye a darle una gran estabilidad en la entrada de la pisada (algo de lo que vamos a hablar más adelante).

En la zona del mediopié, como era de esperar, tenemos el Torsion pero aquí no se han andado con chiquitas y le han plantado una buena unidad que, además de ser muy rígida, se extiende bastante hacia delante (no llega a ser un Torsion extendido como el de las Adizero Tempo 5, pero la rigidez ante la flexión y la torsión que ofrece no tiene nada que envidiarle.

Adidas Adizero F50 Runner 3 - Torsion

Ese comportamiento le viene por cómo va creciendo a medida que avanzamos, por el “rebose” que tiene en la cara interior del arco y por el propio diseño y material con el que se está hecho. Sin embargo, no toda la “culpa” de esa resistencia es del Torsion ya que en este modelo han añadido el Sprint Frame, con el que ya se hicieron escarceos en las Adizero Feather y que es una placa termoplástica que se inserta dentro de la mediasuela.

En este caso es ligeramente diferente, pero el carácter y efecto es análogo: flexan muy poco, hay que currárselo con una pisada poderosa para hacerlas flexar y cuando has conseguido “vencerlas”, te disparan el pie con mucha fuerza (el “efecto catapulta” que siempre comento en estos casos).

Adidas Adizero F50 Runner 3 - Despiece

De cara a la torsión, muy resistentes y muy cazurros nos tenemos que poner para hacerlas ceder indebidamente, algo que agradecerán mucho los pronadores.

Suela

En cuanto a la suela, pues otra pareja de compuestos más que trillada y dominada por los de Adidas: Adiwear y Blown Rubber.

El primero en todas las zonas en las que hay que primar la resistencia a la abrasión (básicamente talón) y, el segundo, cuando queremos que no nos falle por temas de agarre (principalmente en antepié).

El diseño que se le ha dado, aunque no es el del ZoneMotion que vemos, por ejemplo, en Adizero Boston 3 o Supernova Glide 5, sigue una filosofía similar, con multitud de tacos en la zona delantera.

En la zona del talón, por el contrario, apenas se ha segmentado y tenemos únicamente la zona del Formotion y, luego, una especie de uve que llega hasta los metatarsos, con un brazo por el interior y otro por el exterior, para garantizar buena resistencia al desgaste todo a lo largo de esas zonas.

La capa que se ha colocado de estos cauchos es más que generosa (se ve claramente al verlas de lado) así que tenemos garantías de que nos van a durar millones de kilómetros.

Adidas Adizero F50 Runner 3 - Suela

Respecto al agarre, aunque como decía está muy segmentada, me gusta el diseño de los tacos, tienen buenos surcos de flexión longitudinal y transversal, etc., aunque hay algo que no termina de convencerme salvo que hablemos de superficies duras tipo asfalto. En tierra compacta no se han comportado como esperaba ya que pensaba que los tacos iban a ayudarle a agarrar bien, y el terreno mojado no es precisamente su fuerte.

¿Cuál es la razón? Ni idea porque el compuesto está probado, el diseño también… quizá me inclino por pensar que es por la falta de flexibilidad de la suela que dificulta que haya algo más de contacto con el firme según vas avanzando en el ciclo de la pisada.

Upper y Horma

La verdad es que el upper ha sido un descubrimiento y no me esperaba que me sorprendiera sino más bien al contrario, que no terminara de convencerme porque lo veía un tanto plástico.

Adidas Adizero F50 Runner 3 - Upper

Está basado en CoolEver, tejido con una gran capacidad de transpirabilidad y evacuación de la humedad, y confeccionado con una doble capa donde la exterior tiene una especie de rejilla doble (si nos fijamos bien, los agujeros tienen forma de rombo chiquinín y luego hay infinidad de tiras con forma quebrada o de dientes de sierra que ayuda a que tenga estructura pero sin dejar de ser flexible) y, la interior, que es una capa de tela tupida bastante suave (aunque no llega a serlo tanto como para atreverme a ir con ellas sin calcetines).

Es realmente transpirable y no tiene apenas costuras ya que todos los refuerzos van termopegados, pues se ha recurrido al Sprint Web que cada vez vemos en más modelos de la marca y que tan buenos resultados da.

La puntera está muy reforzada y de ella salen dos tiras que hacen una forma similar a las de la puntera de las Adizero Boston 3 y que acaban enganchando con el primer ojal, que queda suelto del resto.

Los demás ojales están todos en otra pieza plástica de la que salen las tres franjas características de la marca a modo de tridente y que, como novedad, no salen hacia atrás, sino que salen hacia delante (creo que es la única Adidas con este diseño del logo porque, o salen hacia atrás o están puestas en posición casi horizontal como están haciendo en algunas Adizero últimamente).

Bueno, esto que acabo de decir aplica sólo a la cara interior porque la exterior es diferente y las franjas no salen desde los ojales sino que hay una banda que recorre todo el borde de unión entre la mediasuela y el upper y desde ésta salen las tres franjas hacia arriba, sin llegar hasta la ojetera.

Adidas Adizero F50 Runner 3 - Perfil exterior

Con esto, lo que se pretende es que en la cara interna se dé un mayor soporte para los pies rebeldes que se empeñan en tender a pronar, mientras que en la cara exterior se deja algo más de libertad, manteniendo únicamente la estructura y protegiendo una zona en la que algunos suelen tener mucho desgaste (a la altura del juanete, donde algunos rompen la malla justo donde se unen mediasuela y upper).

En la zona del talón vemos un gigantesco contrafuerte que es aún mayor que el “rebose” de la mediasuela del que hablábamos antes y encima va protegido con ese plástico grisáceo con lo que, viendo todo eso, es cuando entendemos por qué se sienten tan seguras en la zona del talón donde, sin agobiar ni andarse con estrecheces, no dejan ningún tipo de concesión.

El collar tiene muy poquito acolchado y cierra muy bien con lo que se consigue un equilibrio muy bueno entre lo que acabo de comentar de dejar espacio para que el pie no se agobie pero, a la hora de sujetarlo, hacerlo como está mandado, que para eso son unas zapatillas para ir ligerito.

En la zona del aquiles, aunque veamos que por fuera va con un refuerzo plástico, no hay que tener miedo porque es una zona blandita y no debería dar problemas por rozaduras.

En general, la horma es bastante amplia hablando de unas zapas cañeras y admiten perfectamente pies de todo tipo ya que los que los tengan grandotes tendrán espacio (como mucho, notarán algo más restringida la parte final de la puntera) y, los que los tengan más pequeñines, se las podrán ajustar muy bien ya que en eso no falla ni un ápice (de hecho, se notan más contundentes que muchas mixtas).

Albergan muy bien unas plantillas con lo que, considerando el chasis tan robusto que tienen, le hace ganar muchos puntos de cara a los plantilleros.

Dinámica

Firmes, inflexibles y respondonas, así son ellas y no las vamos a hacer cambiar, nos guste su carácter o no y, por si a alguien le quedan dudas de sus intenciones, nos lo recuerda si miramos en su interior.

20130221 - Adidas Adizero F50 Runner 3 - Detalle Interior

Como hemos ido viendo, el tacto de su amortiguación es bastante firme y, aunque algunos pensarán que lo son demasiado, otros dirán que van perfectas porque les permiten aprovechar toda la fuerza que imprimen en cada una de sus pisadas.

En mi opinión, quizá les vendría bien un pelín más de suavidad, al menos en el inicio, como ofrecen otras zapatillas rápidas de la marca ya que eso ayuda bastante a percibirlas como un poco más confortables y no le resta nada de respuesta. Además, se podrían permitir ese lujo ya que cuentan con el recurso del Sprint Frame para darle ese punto extra de rigidez que te permite lanzar la pisada con mucha velocidad (el ejemplo claro de que esto es posible lo tenemos en las Adizero Feather).

Insisto, esta firmeza no es ni buena, ni mala, ni todo lo contrario ya que, bien elaborada, es simplemente cosa de preferencias de cada uno y, lo que no se le puede negar en absoluto es que las zapatillas respondan con una contundencia muy grande casi de manera independiente del firme en el que estemos pisando ya que una de las ventajas de ser firme es que, si el terreno es algo más blando, se minimiza aún más la pérdida de energía ya que la zapatilla disipa mucha menos energía.

Sin embargo, aquí es donde aparece una de las pegas que le he visto a estas zapatillas, que no funcionan del todo bien en tierra (ni siquiera en tierra compacta) así que, justo en un sitio en el que esperaba que se convirtieran en una buena arma, resulta que no les he pillado el tranquillo.

No he conseguido saber exactamente por qué es porque la suela no debería fallar, ni por compuestos, ni por diseño así que me inclino por pensar que es por la poca flexibilidad que tiene, como ya comenté en apartados anteriores. Ojo, no es que no valga y seguramente es que tenía muchas más expectativas en ella para utilizarlas como zapatilla con la que meter tiradas a saco en pistas de tierra compacta porque, siendo franco, tampoco se defienden mal del todo.

Donde sí están en su salsa es cuando el terreno es firme como el asfalto o en pista, donde las metes a ritmos prácticamente todo lo rápido que quieras y, mientras aguanten tus piernas, ellas te seguirán allá donde quieras.

No son unas voladoras radicales pero muy bajito tiene que ser el número que acompañe al 3’ para que se nos queden cortas, y si hablamos de subirlas por encima del 4’, pues si uno se encuentra a gusto con ese tacto de amortiguación, rodará con ellas hasta los 4’15’’/km o así tan a gusto.

Es decir, tienen un rango muy amplio de ritmos pero creo que, por cómo responden y cómo flexan, dan quizá más juego si pensamos en que la mayoría del uso se le va a dar pisándoles el acelerador y si lo que queremos es estirarlas más bien hacia arriba, quizá me iría a por cosas un poco más dóciles como las Adizero Boston 3.

Lo que me ha sorprendido muy gratamente es la estabilidad que tienen y, hasta que no he probado este modelo, no he podido comprobar en mis propias carnes que es cierto eso que tantas veces he oído afirmar de que la serie F50 Runner tiene un buen punto de estabilidad.

No son unas zapatillas pronadoras pero tienen un chasis tremendamente robusto, tanto en la mediasuela como en el upper lo que, unido a su tacto, deja muy pocas concesiones a los que tienen tendencia a que los pies se le vayan de vareta.

La estabilidad se nota desde que impactas con ellas en el suelo y, sobre todo, en la zona del talón donde se nota firme incluso el Formotion que, a pesar de hacer su trabajo en la recepción del impacto, apenas se nota cómo cede, como sí pasa en otras de las de entrenamiento.

Esta estabilidad no va en detrimento de que tenga una buena dinámica y de que los que quieran ir ligero con ellas y mover el pie a su antojo puedan sentir cohibidos sus pies ya que se mueven con mucha agilidad (siempre que tengamos las piernas como para moverlas a esos ritmos y de zurrarle lo que nos exigen para flexar adecuadamente).

La verdad es que, a pesar de los kilómetros que llevo hechos con ellas, sigue sorprendiéndome la mezcla de sensaciones que transmiten ya que son relativamente ligeras (unos 270 gramos en talla 9 USA) y responden muy bien cuando se lo exiges pero las sientes en los pies como más tocho de lo que son en realidad (casi tienes más sensación de ir con unas zapatillas de entrenamiento que con unas zapas rápidas).

Esto es justo uno de los puntos que más me han gustado de ellas ya que no es fácil encontrar zapatillas rápidas, que tengan cierto punto de estabilidad y que no se gasten en un suspiro.

Usuario Tipo

El usuario básico es aquél que busque unas zapatillas rápidas pero que no quiera irse a unas voladoras o mixtas radicales, sino que prefiera calzarse algo que le ofrezca un chasis contundente, con un tacto de amortiguación firme, no demasiado flexible y con cierto punto de estabilidad.

Pueden ser unas mixtas muy interesantes para gente de cierto peso que sean neutros o levemente pronadores y que no consigan encontrar zapatillas que les ofrezcan un chasis que les aguante los envites.

Para gente ligerita, si gustan de ese tipo de tacto de amortiguación (firme y no demasiado flexible) son unas zapatillas a tener en cuenta para los días de entrenamientos cañeros e incluso para competiciones de hasta media maratón (para maratón se me hacen demasiado rígidas) si son de los que se mueven en ritmos cercanos o por debajo de los 4 min/km.

A considerar para el que quiera unas zapatillas cañeras o mixtas con el objetivo de ponerle plantillas y no encuentre unas que le den suficiente contundencia en el chasis ya que éstas tienen tanto la horma necesaria para albergar cualquier tipo de plantilla como el chasis necesario para aguantar unos buenos envites de pies que se empeñan en pronar incluso cuando se le han puesto unas plantillas personalizadas.

Peso de la Zapatilla: 272 gr.
Precio: 120 €

8 Comentarios

  1. Curiosa zapatilla porque es resultona y da bastante juego en la parte cañera de la tabla pero, por alguna razón, aquí en Hispania no ha cuajado ni sonado mucho y, cuando ha aparecido, lo ha hecho sin hacer mucho ruido.

    Bueno, a ver si le hacemos un buen análisis a fondo y así se conoce un poco más… y menor en esta tercera versión ;-D

  2. Hola

    Simplemente para comentar que se acaba de publicar la versión “full equipe” del análisis a fondo, por si alguno estaba pendiente para echarle un vistazo.

    Espero que os sea útil!!!

  3. Morath, que diferencias tienen estas F50 con las Aegis 3? Me parecen muy similares, mejor ajuste las Aegis? Es lo que yo saco en conclusión leyendo las dos reviews.

    Cuáles recomiendas más para neutro, 72 kg, para series y competiciones?

    Muchas gracias y un saludo.

  4. Cesarn1, pueden tener un uso relativamente cercano: mixtas con vocación de voladoras que son neutras con cierto soporte gracias más a su estructura que a medidas “correctoras” o de soporte (por cómo está construída la mediasuela y demás) así que, aunque creo que las Adizero Aegis 3 son superiores y están un escalón por encima, si se busca el uso que he descrito antes, es cosa de probar ambas y ver con cuál se encuentra más cómodo cada uno en función de sus preferencias.

    P. ej. el que guste de zapatillas bastante rígidas y con tacto más bien seco, irá más a gusto con las F50 Runner 3 mientras que el que guste más de mixtas “al uso”, preferirá seguramente las Adizero Aegis 3.

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.