Tras cuatro iteraciones donde la Ultra Boost se había mantenido prácticamente igual en cuanto a funcionalidad y estética, Adidas ha pensado que la quinta edición sea radicalmente diferente en cuanto a imagen y comportamiento, y la verdad es que la adidas Ultra Boost 19 salta a la vista.

La moda actual de la deconstrucción en el look de las zapatillas ha llegado hasta la Ultra Boost 2019, y a eso se le suma otra tendencia actual, la de los neones, algo que se puso muy de moda en los años 70 y 80 y que vuelve a estar en boga actualmente. Tenemos una adidas Ultra Boost 19 con bastantes elementos de ambas tendencias en la imagen.

adidas Ultra Boost 19

Funcionalmente, la adidas Ultra Boost 2019 también cambia. Aunque estéticamente pueda parecer una zapatilla de moda o que responde a necesidades o tendencias de sneaker, lo cierto es que el rendimiento es mucho más propio de una zapatilla de running que sus predecesoras. Tanto es así que, ya os adelanto, es una de las zapatillas que más va a dar que hablar este año, tanto en comparativas como de cara a los premios de las mejores del 2019, algo que no han logrado ninguna de sus cuatro predecesoras.

El diseño se ha basado en identificar los elementos principales que han hecho a la Ultra Boost lo que es (Boost, contrafuerte de talón, Torsion, Primeknit), rediseñarlos y construir a partir de ellos con un enfoque en 3D en vez de en 2D.

Todo esto puede sonar muy a marketing pero la verdad es que, si lo analizas punto por punto y corres con ella, sabes que eso es precisamente lo que es la adidas Ultra Boost 19.

Chasis y mediasuela

Quizá el argumento que más pueda llamar la atención a un corredor es que la nueva Ultra Boost 2019 tiene un 20% más de Boost, aunque estas cosas siempre hay que tomárselas con escepticismo. De hecho, siempre me río un poco del ‘efecto Ruffles’: «cada año más onduladas» pero, en nuestro caso, con más AIR, más Gel o más Boost. No obstante, lo realmente importante es cómo has añadido ese Boost extra, ¿es funcional? ¿O lo añades solo para captar más la atención?

adidas Ultra Boost 19

Creo que la adidas Ultra Boost 19 mezcla un poco ambas cosas. Lógicamente, un 20% más de Boost es un elemento de marketing muy bueno, pero creo que no solo han acertado a la hora de añadirlo y cómo lo han añadido sino lo que significa esto: la Ultra Boost 2019 es ahora una zapatilla mucho más identificable por el runner tradicional.

Es una zapatilla de entrenamiento pura y dura, lo que contrasta con las cuatro ediciones anteriores donde, muchas veces, no sabíamos dónde ubicarla (zapatilla de entrenamiento ligera, para gente de >75 kg, para gente de <75 kg… Y, en parte, por culpa del ansia de tener que ubicarlo todo).

El chasis de las Ultra Boost 2019 tiene un perfil de 30 mm en talón y 20 mm en antepié, tres milímetros más que años anteriores.

adidas Ultra Boost 19

La amplitud de base en talla 10 US es de 95 mm en talón y 116 mm en antepié, lo que supone una anchura del orden de entre tres y cuatro milímetros más que en las cuatro primeras Ultra Boost.

adidas Ultra Boost 19

Por lo tanto, ya sabemos dónde se reparte ese 20% más de Boost que trae la edición 2019: 3 mm más de alto y 3 mm más de ancho. Si a esto le restamos que la suela es algo más gruesa, nos da esa cifra casi exacta del 20% así que no es solo un elemento de marketing.

Pero lo importante no es que haya más Boost, sino cómo está repartido y cómo funciona. Esa es la clave y uno de los principales cambios que se dan en la adidas Ultra Boost 19, su geometría, pero para entenderla hay que saber primero qué es el Boost.

Ya hemos repetido muchas veces que el Boost es un material a base de perlitas de TPU (poliuretano termoplástico, un plástico duro) que se infla con un gas (E-TPU, poliuretano termoplástico expandido) y se convierte en un material blando que mantiene muchas de las propiedades del plástico duro (TPU) como puede ser la resiliencia, resistencia a las roturas y cortes, aguanta mejor las temperaturas, etc.

Estas perlitas de (ahora) E-TPU que fabrica BASF y denomina Infinergy se meten en un molde y se unen con calor y presión de vapor formando una mediasuela que en la Ultra Boost 2019 consta de, aproximadamente, 3000 perlitas de E-TPU.

Desde 2015, el Boost ha sido uno de los materiales más exitosos de la historia del calzado deportivo (#BoostIsLife que se dice siempre en las redes sociales) y es que hasta ese momento ningún material había sido tan blando, cómodo y con la capacidad reactiva que es capaz de proporcionar.

Y ahora sí, vamos con la geometría. Si sois lectores habituales de nuestras pruebas sabréis que el Boost tiene muchísimas cosas buenas pero que también siempre hemos advertido que es muy blando y da mucho recorrido de amortiguación, lo que podría ser un problema para gente con problemas de fascia o Aquiles.

En cuanto al Aquiles quiero hacer una matización ya que no era solo cuestión del Boost, sino de la geometría en mecedora de las primeras cuatro ediciones de la Ultra Boost ya que era muy marcada y hacía del mediopié la zona principal de amortiguación.

adidas Ultra Boost 19

Parecía que tenían un poco de “bulto” en esa parte, mientras que tanto talón como antepié tenían mucho repunte, así que, cuando aterrizábamos con mala técnica, el impacto iba principalmente al mediopié, pero en algunos corredores, sobre todo con cierto peso o mala biomecánica, el talón caía de golpe (estaba algo suspendido en el aire por la existencia del bulto) lo que, unido al recorrido del Boost en el talón, podría sobreestirar el Aquiles.

La adidas Ultra Boost 19 cambia la geometría lo suficiente como para convertirse en una zapatilla más normal en cuanto a forma, haciendo la zona del talón la principal zona de impacto. Además, es una zapatilla de drop 10 mm, más clásica que sus predecesoras.

Si ahora aterrizamos de mediopié no vamos a tener una caída brusca del talón ya que el talón estará más apoyado que en versiones anteriores. Además, el repunte delantero es menor y también se repartirá mejor la estabilidad del impacto en esa zona y no limitándola solo al mediopié, lo que debería reducir los problemas de Aquiles en la Ultra Boost 2019 (no digo que los elimine, pero debería reducirlos).

adidas Ultra Boost 19

Hay que añadir que la zapatilla es, lógicamente, más estable con una plataforma mayor, la verdad es que no he tenido el más mínimo problema de estabilidad como sí pasaba con otras versiones de Ultra Boost, especialmente en terrenos más complicados como caminos de tierra.

Es, por tanto, una zapatilla más fácil de identificar en cuanto a usuario tipo o segmento que ocuparía. Particularmente la veo como una rival muy seria de las tope de gama de amortiguación neutra, léase Glycerin, Nimbus, Sky, Triumph, Vomero o New Balance 1080 v9. Ahora es capaz de aguantar corredores más pesados y ritmos más tranquilos.

Suela

A pesar de la estética, el 20% más de Boost y demás cambios, lo que particularmente más me ha gustado ha sido el cambio de suela que se ha realizado.

adidas Ultra Boost 19

El material sigue siendo el mismo, un caucho Continental de unos 76º de dureza que sigue siendo una maravilla tanto en seco como en mojado. Parece que la gran experiencia de Continental haciendo neumáticos de lluvia ha influido en la mezcla del caucho utilizado por adidas, posiblemente por un mayor porcentaje de sílice, que es lo que suelen utilizar para dar seguridad en mojado.

La clave de la suela es su geometría, las formas de los tacos. No es una novedad esta suela de tacos con ligera forma en cruz ya que la vimos en las AM4 y en las Ultra Boost ATR.

Esta nueva geometría mantiene la estructura general Stretch Web pero, como digo, los tacos son ahora más voluminosos, más planos y mucho más predispuestos a proporcionar un agarre superior que los tacos redondeados de las Ultra Boost precedentes.

adidas Ultra Boost 19

Aunque no considero a la Ultra Boost 2019 una zapatilla ideal para terrenos algo rotos (tierra, piedras, desniveles) sin duda es mucho mejor que las versiones anteriores y, aunque no sea ideal, se defiende bastante bien.

La suela de grandes tacos no solo proporciona mejor agarre en todo tipo de terrenos, sino que aporta protección para el pie y más estabilidad de la que nos podríamos pensar.

Otro punto a favor es que tiene mucho más material por lo que tanto la tracción como la durabilidad van a aumentar. Siempre está bien que una zapatilla del precio de la Ultra Boost 2019 tenga un plus de durabilidad y, aunque tampoco considero que vaya a durar 1000 km, por mi experiencia diría que 750 km sería una cifra realista para muchos corredores.

En la suela nos encontramos otro de los cuatro elementos clave de la Ultra Boost, el Torsion System que, para esta edición de 2019, está muy cambiado. De hecho, se denomina Tuned Torsion System ya que es bastante más largo y con una geometría que responde a las presiones de la pisada de un corredor neutro.

La parte visible del Torsion la encontramos en el mediopié, esta pieza continúa su extensión tanto hacia el talón como hacia el antepié formando sendas úes

No obstante, los extremos de las úes tienen diferente extensión: la del antepié, que es la que va a tener mayor carga de trabajo, tiene un brazo más corto en la parte externa y más largo en la parte interna; en el talón, la U trasera tiene más extensión en la parte externa que interna ya que la zona de carga principal es el talón externo, que es donde vamos a aterrizar la mayoría de corredores.

Por lo tanto, el Tuned Torsion System tiene un nombre bastante adecuado ya que está tuneado o adaptado a las necesidades del pie en cada zona. Todo con el objetivo de lograr una mejor resistencia a la torsión, mayor estabilidad y algo más de ‘efecto trampolín.

La flexibilidad es buena, algo que poco importa en las adidas con Boost ya que el Boost es tan blando que permite que el pie flexe por donde quiera hacerlo. No tiene ningún surco específico de flexión marcado y ésta la realiza principalmente al principio del antepié pero, como digo, el Boost hace que este esfuerzo se reparta así como lo demande el pie y no donde lo haría la zapatilla de manera instintiva.

adidas Ultra Boost 19

Upper

«¡Pero que feas son!» va a ser uno de los comentarios recurrentes de la gente y la verdad es que adidas se ha arriesgado mucho con este diseño deconstruido con toques de la película Tron.

Sinceramente, la primera vez que las vi me parecieron más feas que un bulldog masticando una avispa, pero no sé si me he ido acostumbrando a verlas o es que me estoy volviendo un millenial pero ya les encuentro hasta el punto.

adidas Ultra Boost 19

La estética es algo muy subjetivo así que allá cada uno con sus gustos, tiene que haber para todos, pero sin duda Adidas se la ha jugado con un diseño más del mercado sneaker que del de running, si bien el rendimiento como zapatilla de correr está por encima de sus predecesoras.

Cuenta con un upper de Primeknit 360. Lo de ‘360’ no es un adorno ya que es la primera zapatilla donde tu pie está totalmente rodeado de Primeknit, también por debajo porque entre el Boost y la plantilla hay Primeknit haciendo las veces de footbed.

El Primeknit 360 es, básicamente, un calcetín que te envuelve el pie (y a la plantilla). Esta configuración me ha parecido cuanto menos sorprendente y tiene cierta lógica ya que los esfuerzos del Primeknit se van a repartir de manera diferente debido a que envuelve el pie y a que hay más material para compensar los esfuerzos por lo que debería tener un comportamiento más neutro y dinámico.

La verdad es que el Primeknit 360 es una maravilla en movimiento no solo por su geometría 360º sino porque deja claro lo que busca, cómo lo busca y dónde lo busca.

El Primeknit azul envuelve el talón, los laterales y la planta del pie, es más tupido y da más contención y estructura.

adidas Ultra Boost 19

En el empeine del pie tenemos un Primeknit de color crema o beige y que tiene una estructura longitudinal para resultar más elástico en la misma orientación que el movimiento de pisada y que en movimientos horizontales.

adidas ultra boost 19

Como complemento (también visible) tenemos una o dos tiras de hilo rojo en antepié y mediopié. Hablo de esto porque generalmente la Ultra Boost 2019 trae dos tiras de seis hilos transversales que dan soporte al pie, una en el antepié y otra en la zona media, pero la zapatilla que adidas nos ha enviado para probar solo tiene una de esas dos tiras, en la parte inferior, así que no sé cómo afectará esa diferencia en cuanto al ajuste de empeine en el mediopié.

adidas Ultra Boost 19

Los otros dos elementos clave son el contrafuerte de talón y la “caja” del mediopié. El contrafuerte ha sido rediseñado, mantiene unas líneas generales similares en cuanto a formas respecto a las versiones precedentes pero ahora es totalmente visible y con los laterales huecos (supongo que querrán ahorrar algo de peso).

adidas Ultra Boost 19

Es una pieza fundamental para el funcionamiento correcto de la zapatilla dando ajuste, soporte lateral y, en esta ocasión, tiene un hueco central algo más amplio para el Aquiles.

El collar interno tiene menos acolchado, aun así los acabados interiores son muy agradables y cómodos por lo que no hay ninguna pega en ese sentido.

adidas Ultra Boost 19

Ahora bien, no sé quién habrá sido el iluminado que ha colocado la etiqueta del tallaje en un lateral del collar pero está en medio siempre que te calzas la zapatilla. Teniendo una tira bien hermosa en la lengüeta (o lo que sería la lengüeta) donde se pone el logotipo de la marca, no entiendo la colocación de la etiqueta de tallaje en esa zona.

Otro de los grandes cambios es la “caja” o pieza de contención del mediopié, donde van colocadas las tres tiras de adidas.

adidas Ultra Boost 19

Ya no es una pieza de TPU sino que se trata de un panel de poliamida sintética de nylon, una pieza mucho más flexible y dinámicamente mucho más capaz de adaptarse al pie del corredor. Es cierto que la costura más cercana a la puntera no es algo que me haya gustado y que a la gente de pie ancho puede pasarle lo mismo, pero corriendo no me ha molestado (es algo a rediseñar).

En general el upper me ha encantado. Considero que tanto por ajuste como por soporte, confort y adaptabilidad estamos ante uno de los mejores uppers que hemos visto (dejando aparte la estética).

Particularmente, el único problema que le veo es que no es una zapatilla muy ventilada. El Primeknit nunca fue el material más transpirable o ventilado del mercado y ahora lo tenemos incluso bajo el pie (a 15ºC no he tenido ninguna queja pero habrá que ver cómo funcionan a 25ºC).

Horma

Creo que la Ultra Boost 2019 talla correctamente. De hecho, he encontrado el ajuste más plug&play que en versiones anteriores. La nueva horma es más ergonómica para corredores.

En el antepié tenemos un Primeknit que va pegado al pie en la parte superior pero que se mueve mejor que otros años debido a que su trenzado se adapta mejor al movimiento longitudinal, lo que, unido a que el repunte de puntera es más plano, hace notar el Primeknit más bajito pero más agradable.

adidas Ultra Boost 19

En la zona de los juanetes he percibido una ergonomía superior. Parece que se aprovecha mejor la base más amplia del chasis para dar algo más de espacio, lo cual se agradece ya que, anteriormente, un pie de anchura normal como el mío notaba que la Ultra Boost (las anteriore versiones), si bien no era estrecha, estaba en el límite. La 2019 la encuentro perfecta.

adidas Ultra Boost 19

La zona media da más soporte de lo que parece. Lateralmente, los paneles de poliamida ayudan pero no tienen la consistencia de los TPU de otros años. No obstante, la sensación es muy similar así que tiene que ser el Primeknit 360 el que nos dé ese plus de sensación de seguridad y ajuste, no solo lateralmente sino en el empeine: muchas veces, si las uso para caminar, no necesito ni preocuparme de la tensión de los cordones pues la sensación es que va bien ajustada continuamente.

En el talón no he tenido problemas en absoluto y, de hecho, me ha gustado más que el de sus predecesoras con su simplicidad y minimalismo. Ahora bien, es cierto que el Primeknit es más elástico en esa zona y puede que algunos corredores puedan tener necesidad de un collar más ajustado, en cuyo caso hay difícil solución pues no hay agujeros auxiliares en la ojetera, pero aun así dudo mucho que llegue a ser un problema medianamente relevante.

Un problema podría ser el de un usuario de plantillas. Es cierto que esta 2019 es la edición mejor preparada para unas plantillas personalizadas pero también es que la plantilla de serie es bastante fina (4mm), así que todo lo que sea más grueso que esto puede resultar en un upper con más compresión.

En cuanto a las sensaciones de la horma, el principal cambio es que el mediopié ya no es tan protagonista, el bulto casi desaparece y da paso a una zapatilla más clásica en sensaciones. Creo que para el público general es una gran idea y muchos más pies podrán disfrutar de la zapatilla.

Amortiguación

¿20% más de Boost es igual a 20% más de amortiguación? No con un pero: ¿quién necesita una Ultra Boost más amortiguada? La verdad es que la amortiguación que tenía la Ultra Boost era ya más que excelente pero sí es cierto que más Boost y una geometría diferente hace que la zapatilla sea apta para corredores de más peso o de biomecánica menos depurada y éso es lo que se consigue con este aumento de Boost.

A pesar de esto, la amortiguación es igual o mejor que la de otros años, con la misma dureza (40º) pero con geometrías más aptas para casi todos así que la aprovechamos mejor y al final resulta más agradable y cómoda que sus predecesoras.

El recorrido de amortiguación es alto, así que si buscas una ‘zapatilla colchón’ es buena opción.

adidas Ultra Boost 19

Es verdad que el impacto se reparte entre una plataforma mayor y el recorrido que hacemos va a ser menor que en versiones anteriores, lo que va a reducir el sobreestiramiento del Aquiles.

Es importante que no confundamos tacto con recorrido: la 2019 va a amortiguar en menor recorrido que las primeras cuatro Ultra Boost, pero el tacto y sensaciones van a ser muy parecidas. Amortiguar en menor espacio hace que la zapatilla sea algo más eficiente en ese sentido, aunque lo es menos en cuanto a geometrías agresivas.

Particularmente, creo que es mejor zapatilla tanto para aterrizar de talón como para aterrizar de mediopié. La plataforma es más agradable, más fluida y menos protagonista en mediopié.

Es cierto que, para ir a 4 min/km, las versiones anteriores son mejores, pero creo que la mayoría no buscamos una Ultra Boost para esos ritmos sino más bien para correr en la horquilla de 4.30 min/km – 6.30 min/km (y, para esto, la 2019 es mejor zapatilla en general).

Conclusión

Es sin duda la mejor Ultra Boost que han hecho para correr exclusivamente. Si hasta ahora te habías quedado con las ganas de probarlas porque por horma, por segmento o por peso no entrabas en su usuario tipo, ahora es una buena oportunidad.

La adidas Ultra Boost 19 viene para mandar en el segmento de neutras tope de gama y tiene todos los atributos y el rendimiento para hacerlo.

No es una zapatilla con muchas pegas: la estética es subjetiva, el peso de 309 gramos (330 en talla 10 US) es razonable para sus características y es cierto que no es tan rápida como antes pero tampoco hay mucha diferencia, así que no tiene defectos serios más allá de que puede no adaptarse a nuestro pie por alguna peculiaridad.

No pensé que fuese a gustarme tanto como zapatilla de running y, aunque es cierto que las anteriores versiones me habían gustado para correr porque yo me adaptaba perfectamente a su usuario tipo, creo que la adidas Ultra Boost 19 es igual o mejor pero para más gente aún.

Usuario tipo de la adidas Ultra Boost 19:

  • Corredores de hasta 95 kg neutros, plantilleros o supinadores que busquen un modelo amortiguado para entrenamientos o competiciones largas en asfalto o tierra en buen estado a ritmos más lentos de 4.20 min/km.

adidas Ultra Boost 19

adidas Ultra Boost 19
9.3

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    10/10

      Ajuste y horma

      9/10

        Upper

        10/10

          Suela

          10/10

            Lo mejor

            • Amortiguación
            • Upper muy agradable y más dinámico
            • La geometría de la mediasuela es más apta para la mayoría de corredores
            • Nueva suela más duradera y polivalente

            A mejorar

            • Diseño estético arriesgado
            • Algo calurosa
            • ¿La etiqueta del tallaje la ha diseñado Freddy Krueger?

            22 Comentarios

            1. Jonathan el análisis escrito y en video de la Ultra Boost 19, tengo la sensación que es más amplio que otras veces, es por lo que comentas de que esta zapatilla está llena de particularidades, ¿ “aunque esta última Ultra Boost 19 es más normal que las otras versiones anteriores” ?

            2. Hola, soy usuario del modelo ST, y estoy encantado, toca cambiar y no se si van a sacar un modelo st, sabes algo de esto? por otro lado parece que el modelo 19 tiene un punto màs de estabilidad , estàn a la altura de las antiguas ST en cuanto a estabilidad o tengo que esperar a ver si sacan un modelo ST? gracias.

            3. Me encantan, es cierto que la primera vez que ls vi no me dijeron nada, pero ahora a medida de verlas y sobre todo al verlas en tienda, me enamoraron. Las voy s comprar desde que pueda para el trabajo y alguna salida de tranqui. Ya tuve las ultra boost anteriores y me dieron algun problema de sobrecarga en metatarsos, pero está al tener mas altura, no creo que me pase. Enhorabuena por el analisis, lo dicho, zapatillón.

            4. Hola amigos de foro atletismo, se le podría poner plantilla a esta nueva ultra boost?
              Llevo plantillas y la verdad es que me a llamado mucho la atención esta nueva ultra boost
              Mucha gracias,un saludo

              • esto pone la prueba
                Un problema podría ser el de un usuario de plantillas. Es cierto que esta 2019 es la edición mejor preparada para unas plantillas personalizadas pero también es que la plantilla de serie es bastante fina (4mm), así que todo lo que sea más grueso que esto puede resultar en un upper con más compresión.

            5. Buenas,

              Usaba el modelo anterior de Ultraboost (2017-18) y no me dieron ningún problema. Así que directo me compré las 19. No me llegué a acostumbrar:
              -Las plantillas se me desplazaban hacia atrás en ambos pies. Aún no entiendo como ni por qué.
              -Es más apretado el upper que las anteriores.
              Por lo demás las sensaciones al calzarlas, idénticas.

              • Es posible que el prime Knit en el footbed pueda producirte ese deslizamiento…..se trata de las plantillas de serie o unas propias? Porque si son más de serie es un asunto a monitorizar en el futuro por si se Dan más casos….. Yo no he tenido ese problema pero es posible que en corredores que duden más pueda darse…. Ya me dirás q plantillas utilizas porque es algo que me interesa

                • Me ocurrió con las plantillas de serie. La verdad que extraño, la sensación fue como si el calcetín se me hubiera desplazado y hecho una arruga en la parte de los dedos. La sorpresa al quitarme ambas zapatillas fue que las plantillas se me habían desplazado para atrás (subiendo por el talón) y estaba notando el borde delantero de las mismas bajo los dedos.
                  Me dio mucha pena ya que las Ultraboost anteriores que llevaba 1 año utilizando, no me dieron ningún problema, de lo mejor que he tenido.
                  Así que he descartado estas nuevas UB19, porque me da la sensación de un problema de diseño. Quizá solo fue un caso puntual, pero prefiero comentarlo aquí por si aparecen más casos iguales.

                  • habrá que estar atento…..que una plantilla se mueva puede ser por humedad, por el primeknit (Seria un defecto de Adidas)…

            6. Lo mio son plantillas a medida, ya q tengo dedos en garra y mucho puente, por eso preguntaba si se le podía poner otras plantillas a esta nuevas ultra boost

            7. -¿Jonathan cuál es la suela actual que a tí, con tu experencia, se acerca más a esos 1.000 km de durabilidad de las suelas que has probado tú ?

              “Otro punto a favor es que tiene mucho más material por lo que tanto la tracción como la durabilidad van a aumentar. Siempre está bien que una zapatilla del precio de la Ultra Boost 2019 tenga un plus de durabilidad y, aunque tampoco considero que vaya a durar 1000 km, por mi experiencia diría que 750 km sería una cifra realista para muchos corredores.”

              “No obstante, los extremos de las úes tienen diferente extensión: la del antepié, que es la que va a tener mayor carga de trabajo, tiene un brazo más corto en la parte externa y más largo en la parte interna; en el talón, la U trasera tiene más extensión en la parte externa que interna ya que la zona de carga principal es el talón externo, que es donde vamos a aterrizar la mayoría de corredores.”

              Saludos y gracias

              • 1000kms es algo realizable para ciertos corredores pero no para otros, depende de peso, eficiencia, rotacion….etc

                tambien hay que diferenciar entre 1000kms de durabilidad de la suela y de la amortiguacion, hay zapas con 1000kms de suela (en mi caso) como pueden ser muchas Joma, Mizuno Sky o muchas de control de movimiento pero eso no significa que la amortiguacion dure 1000kms sin chafarse….

                Es complicado encontrar una que junte las dos ya que generalmente necesita un poliuretano o similar de amortiguacion y una suela recia, algo que dificilmente suele verse por temas de ahorro de peso.

                particularmente soy de los que piensa que la durabilidad es algo muy secundario y a lo que la gente da mucha importancia, esta claro que una zapatilla de 180€ que dure 500kms duele, pero por 180€ tienes 2 o 3 zapatillas excelentes que te van a durar 500-850 kms cada una y que tendran poco que envidiar a una zapatilla tope de gama……………….ahora bien, si quieres lo último de lo último y que sea duradero, la cosa está muy complicada para encontrarlo

                  • En durabilidad de la amortiguación y con diferencia hablando de mí (1,84 y 85kg) son las Paradox y Kayano (900 y 800 km), y las suelas de ambas son muy resistentes algo más la Paradox.

                    En otras como la Zoon Structure, o la Ultrabost ST la verdad que la amortiguación se chafaba muy anticipadamente ( 600 y 450 km).
                    Claro, es mi experiencia en base a mi peso que siempre anda alrededor de los 85 kg, y una zancada muy torpe.

            8. Me han regalado unas Ultraboost y llevo dos semanas con ellas y tengo molestias en la parte anterior de ambas rodillas, cuando vuelvo a mis otras zapas Última 11 no me pasa. Son muy cómodas las Ultraboost 19.

              ¿Crees posible que me acostumbre a esa amortiguación tan diferente a las Última 11?

              Un amigo con más experiencia que yo en esto del ranning me ha dicho que una vez que nos acostumbramos a un tipo de zapatilla a veces es un poco traumático el pasarse a otro concepto.

              Yo llevo 4 años entrenando con zapatillas como Hispalis, Rider y Ultima y n7nca he tenido estás molestias que me producen las Boost.

              Gracias de antemano.

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

            Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

            Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

            Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

            Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

            Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@foroatletismo.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

            Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.