K-Swiss Blade Max Stable y Adidas Supernova Sequence 5

Adidas y K-Swiss son dos marcas que poco tienen que ver entre sí o que tienen pocos paralelismos en su trayectoria.

Adidas es una de las multinacionales de productos deportivos más grande de la historia y desde hace décadas es una de las principales líderes en cuanto a fabricación de calzado de running (poco os voy a contar que no sepáis ya de esta marca). En cambio, K-Swiss es una empresa californiana que ha ido creciendo paulatinamente y, aunque ya lleva unos cuantos añitos entre nosotros (fue fundada en 1966), ha sido un crecimiento mucho menos notable que el de la marca alemana. Principalmente, y hasta hace relativamente poco, su mayor mercado se situaba en el mundo del tenis, pero gracias al boom del triatlón en la primera década del siglo XXI, K-Swiss encontró un hueco y una excusa para adentrarse en la fabricación de zapatillas de running, y desde hace un par de años, el nivel de sus productos poco tiene que envidiar a ninguna marca, como vais a ver en este artículo.

Esta comparativa se encuadra dentro del marco de las zapatillas específicas para pronadores de leves a medios. Para meternos en materia, comentar que el año pasado le otorgamos el premio de mejor zapatilla del año y mejor pronadora de gama alta para pronadores a la Supernova Sequence 5, Así que K-Swiss tiene un reto bastante duro por delante ya que no se está comparando con ninguna zapatilla del montón, sino con la que es la mejor de la categoría, ¿estará a la altura?

CHASIS Y MEDIASUELA

El chasis es la categoría clave para cualquier zapatilla para pronadores que quiera triunfar. Si quieres diseñar un modelo que funcione realmente bien con este tipo de pisada, el diseño y rendimiento del chasis y la mediasuela tienen que trabajarse en profundidad.

Como ya hemos visto en sus respectivos análisis a fondo, ambos chasis rallan a muy buen nivel. Tenemos a la K-Swiss Blade-Max Stable que posee el chasis más estable de la categoría (el nombre le viene al pelo), su diseño hace que se asemeje más a correr por vías que a una zapatilla normal de running. Todas las pisadas que realizas con la Max Stable tienen la garantía de aterrizar dentro de los máximos que permite la articulación del tobillo, lo que sin duda es un plus para la californiana.

Otro punto muy favorable que tiene la K-Swiss Blade-Max Stable es la transición de pisada, su mediasuela de “Blades” de una sola pieza le confiere una transición muy fluida y homogénea desde que aterrizas hasta que despegas.

La Adidas Sequence 5, por su parte, cuenta con un chasis más clásico o habitual en cuanto a formas, contornos, etc. Las diferencias que se pueden citar a favor de la Sequence con respecto a la Max Stable dentro del chasis pueden empezar por el perfil de la zapatilla. La Adidas es 6 mm más baja que la Max Stable, lo que hace que no necesite un chasis tan rígido horizontalmente para obtener estabilidad y favorece un poco la biomecánica eficiente.

Otra ventaja es la adaptabilidad al terreno que el Formotion le otorga a la Sequence 5. Mientras la Max Stable aporta una buena transición una vez ha aterrizado el pie, la Sequence 5 hace que el aterrizaje sea más suave que en la K-Swiss.

La Max Stable y la Sequence tienen un perfil de usuario algo distinto. Si bien es cierto que los corredores de entre 70 y 80 kg pueden utilizar ambas con todas las garantías, la Sequence permite que gente más ligera pueda correr perfectamente con ellas, mientras que las K-Swiss Max Stable alarga su rango por el lado contrario, permitiendo que corredores de hasta 90 ó 95 kg puedan darle uso.

Una de las principales razones para comparar estas zapatillas es porque tienen más similitudes que diferencias. Probablemente, la que más llame la atención y la más obvia es que siendo zapatillas para pronadores, no tienen doble densidad para combatir la pronación, sino que utilizan otro sistema, el de piezas de TPU (plástico duro) integradas dentro de la mediasuela, en la cara interior.

K-Swiss Blade Max Stable Vs Adidas Supernova Sequence 5 - Control pronación

Ya he comentado que si la pieza está bien diseñada y biomecánicamente trabaja bien, es una solución mucho mejor que la doble densidad porque se gana en ligereza y, sobre todo, en tacto de la zapatilla, haciéndolas más agradables al corredor ya que estas piezas están rodeadas por EVA de tacto más agradable que las dobles densidades clásicas.

¿Cuál de estas piezas está mejor diseñada? Ambas están bien, pero la Sequence 5 ganaría en este caso. Su arco de TPU hace que la corrección sea efectiva, progresiva y agradable, mientras que el de la K-Swiss, a pesar de ser agradable y efectivo, no funciona como corrección progresiva, sino situacional, corrige muy bien en la zona trasera de la zapatilla, así que si necesitas de este tipo de corrección, la K-Swiss es mejor elección, pero la Sequence va un poco más alla con su pieza de TPU. El Promoderator+ de la Adidas la hace algo más flexible y, por lo tanto, se adapta mejor a la presión que hace el pronador al impactar.

Y, en cuanto a este apartado, también me inclino en global por la Adidas Sequence 5. Es más bajita de perfil, se adapta muy bien a la dinámica del pie tanto en el aterrizaje como en la lucha contra la pronación y su transición también está a gran altura.

Por su parte, la K-Swiss cuenta con un chasis impresionante en el que deja claro que el diseño y el rendimiento no tienen que ir por caminos separados, aunque a pesar de su transición y estabilidad, no cuenta con ese punto extra de la adaptación a la dinámica de la pisada.

K-Swiss Blade-Max Stable: 8.5/10
Adidas Supernova Sequence 5: 9.5/10

SUELA

A la hora de comparar suelas, lo que va a primar va a ser su nivel de flexibilidad, agarre, durabilidad y tacto. También es importante saber cómo contribuye la suela al ciclo de pisada pero, sobre todo, lo importante en una suela es que todos estos aspectos trabajen conjuntamente aunque ninguno de ellos tenga un nivel muy alto. Recordemos que es el punto que une al corredor con el suelo y tiene que cumplir sin faltas.

He decidido dejar el tema de la flexibilidad para este apartado ya que, aunque la mediasuela es fundamental en la flexibilidad, analizando las suelas vamos a poder ver las diferencias.

La flexibilidad de ambas zapatillas está a un buen nivel, ni muy flexibles ni muy rígidas. Hay que tener en cuenta que un exceso de flexibilidad en una zapatilla para pronadores no siempre es bueno. De hecho, muchas veces ese es el fallo que separa a una gran zapatilla antipronadora de otra del montón.

Como decía, ambas tienen una buena flexibilidad. La Sequence 5, con sus nuevos surcos tanto en la suela como en el Adiprene+, es algo más suave a la hora de flexar, se necesita un poquito menos de esfuerzo que en la K-Swiss. Sin embargo, lejos de dejaros pensar que la Sequence 5 ha conseguido una mejor flexibilidad, deberíamos tener en cuenta que la K-Swiss cuenta con 6 mm más de grosor en la mediasuela y que, a pesar de eso, la flexibilidad que aporta es prácticamente igual que la de la Sequence 5.

K-Swiss Blade Max Stable Vs Adidas Supernova Sequence 5 - Suela

Lo que más me ha gustado de ambas es que flexan por donde deben, algo que no siempre es tan habitual como debería. Sobre todo, no deben flexar por la zona de máximo apoyo de un pronador en el despegue, ya que eso acarrearía lesiones, y bastante graves. Ambas lo consiguen, aunque llegan a este punto por caminos diferentes:

  • La Sequence 5 cuenta con unos surcos que convergen en una zona por delante de la zona de máximo apoyo. Además, cuenta con caucho Continental en esta parte que limita un exceso de flexibilidad.
  • La K-Swiss Blade-Max Stable, por su parte, recurre a una flexibilidad progresiva del antepié, donde no hay 2 ó 3 zonas de flexión, sino 6 surcos que forman las hojas o “blades” haciendo que no exista un surco de flexión donde se concentre la mayoría de la flexibilidad ni que esté en una zona comprometida.

Un punto a favor de la K-Swiss con respecto a la Adidas es claramente la continuidad de la suela en la zona del arco, aunque la diferencia real es poca ya que la Adidas tiene una buena amortiguación en esta zona gracias al Adiprene+ extendido.

En definitiva, la K-Swiss permite a los corredores un apoyo en el mediopié con total estabilidad y amortiguación. La Sequence 5 contraataca aportando una mayor durabilidad en la suela gracias a su diseño “normal” de taqueado y suela Continental, y no es culpa de los materiales, sino del diseño propio de la suela de la K-Swiss, con forma de hojas afiladas que, eso sí, se agarran a cualquier cosa, pero que también por culpa de esto, se tienden a gastar antes.

A ojo de buen cubero (o “globero”, que sería un término más adecuado), creo que la Sequence 5 puede tener unos 150 km más que la Max Stable (siempre hablando de desgaste de la suela, no de la mediasuela).

Este último punto es importante, la mayoría de zapatillas llegan a su fin porque la mediasuela ya no recupera o comprime igual que al principio. En este aspecto, la K-Swiss es una garantía puesto que su K-EVA responde bien al estrés. La Sequence 5 no le va a la zaga, ya conocemos lo bien que funciona los materiales de Adiprene.

K-Swiss Blade-Max Stable: 8.5/10
Adidas Supernova Sequence 5: 8.5/10

UPPER

El apartado del upper es sin duda el que más me ha costado de comparar, que no de valorar porque estoy enamorado de ambos uppers. Sin embargo, poner uno por encima de otro, o ponerles pegas, es harto difícil.

Desde la Sequence 4 ya estaba embelesado con el upper de este modelo, me parecía un upper muy bien diseñado, con gran efectividad para una zapatilla pronadora, y que seguía muy bien con la filosofía del modelo (chasis rigido, control recio). La Sequence 5 continúa en la misma línea pero, como con su hermana neutra (Glide 4), su upper tiene un diseño que le confiere un aire más minimalista (en cuanto a presencia de tiras).

En cambio, el upper de la K-Swiss Blade-Max Stable fue todo un descubrimiento, una sorpresa muy agradable. No esperaba una calidad de materiales, acabados, confort y rendimiento como el que presenta este modelo. Estaba acostumbrado a uppers de K-Swiss muy confortables, sin rozaduras, amplios en el antepié, que permitían movimientos… pero no, la Max Stable no entra precisamente en estas suposiciones, ni mucho menos.

K-Swiss Blade Max Stable Vs Adidas Supernova Sequence 5 - Upper

Dentro de lo que la apariencia pueda decirnos, donde podemos apreciar lo que parece un upper normal en la Adidas y muy moderno en la K-Swiss, la verdad es que ambos uppers son prácticamente idénticos en concepto de diseño.

Si os fijais, ambas zapatillas cuentan con un antepié con tiras por encima de los dedos que van de la puntera al sistema de cordones y forman una especie de ventana rodeando la zona del juanete. Estas tiras laterales y superiores dan consistencia al upper y aportan más estabilidad de la que parece, manteniendo al pie en el sitio. Una persona que prone, puede ver cómo su pie se desliza hacia el interior, moviendo el upper hacia el exterior si éste no es muy consistente. Ambas marcas han visto como esta solución (no muy novedosa) da resultados bastante buenos, permite la flexibilidad y no resta demasiada ventilación al upper-

Mientras que Adidas recurre a unas tiras sinteticas y de “suede”, las tiras de K-Swiss son mucho más modernas, de plástico muy ligero, fino y termosellado a la malla, evitando costuras. Además, esa “ventana” que comento va rellena por un plástico negro, que en la review denominé “tela de araña”, para dar más consistencia aun, mejor confort a la zona del juanete, y apenas aporta peso.

En cuanto a las mallas, ambas presentan muy buena calidad en este apartado. La Supernova Sequence 5 con un mallado exterior en forma de colmena, muy resistente y ventilado con un interior más tupido, la K-Swiss tiene una malla muy abierta con agujeros de tamaño mediano y muy abundante en toda la zapatilla, lo que le confiere mejor ventilación que la Adidas. Aunque a priori esta malla de K-Swiss es más vulnerable a las roturas, el contrafuerte delantero (muy intrusivo) protege muy bien la malla, así que reduce este posible problema.

La zona media también es muy similar en ambos modelos. De hecho, la solución es la misma en Sequence 5 y Max Stable, ambas aprovechan sus logotipos para asegurar un buen ajuste de mediopié. Los “3 Stripes” de Adidas (las tres tiras famosas de los alemanes) son los encargados de abrazar el pie y transmitir las fuerzas de los cordones desde la mediasuela hasta las ojeteras de los cordones (por fuera estas tiras tienen un acabado metalizado precioso, detalle de calidad con que nos deleita Adidas en las serie Supernova).

Por su parte, K-Swiss hace lo mismo, utiliza sus famosas 5 tiras (muy similares a las de Adidas) y que llevan años usando para hacer exactamente lo mismo. Abrazan el pie perfectamente, cada una de estas tiras de TPU flexibles van desde la mediasuela directamente a una ojetera concreta, mientras que la Sequence, sólo lo hace con tres tiras que unen las 3 ojeteras centrales con el chasis.

Destacar que ambas zapatillas cuentan con unas lengüetas de una calidad impresionante, de las mejores del mercado. Además, son muy similares, finas, con un poco de acolchado, malla exterior, transpirables… en general, muy buen diseño y tacto de ambas lengüetas.

En el talón sí son un poco más diferentes, pero mucho menos de lo normal. La Sequence cuenta con un contrafuerte oculto pero rígido y una protección de Aquiles más cerrada, mientras que la Max Stable aprovecha el contrafuerte como plataforma de diseño, una vez más. Este contrafuerte externo hace las veces de ventanal por el que se puede leer ‘BLADE MAX’ a través de él. Ambos contrafuertes son rígidos e ideales para el concepto global de zapatilla antipronadora, aunque quizá la K-Swiss tiene un contrafuerte más abierto que la Sequence 5.

K-Swiss Blade Max Stable Vs Adidas Supernova Sequence 5 - Talón

Además de todo esto, puedo decir que las medidas de alturas (Aquiles, tobillo, altura del empeine…) son prácticamente iguales en ambas zapatillas.

Como habéis visto, el upper se basa en el mismo concepto, pero me decanto por el de la K-Swiss ligeramente porque sus materiales son muy buenos, su diseño también lo es y el rendimiento es excelente. La Sequence 5 la sigue muy de cerca, con un upper más suave y, aunque cuenta con todo lo bueno de la K-Swiss, en la foto finish la Blade Max Stable gana por una nariz.

K-Swiss Blade-Max Stable: 8.5/10
Adidas Supernova Sequence 5: 8/10

HORMA

La horma sí va a ser una de las partes más diferenciadas de ambos modelos y donde muchos corredores tendrán que decantarse por una o por otra.

K-Swiss Blade Max Stable Vs Adidas Supernova Sequence 5 - Puestas

En global, podemos considerar a la K-Swiss Max Stable como una zapatilla más ancha pero, como todo, hay que matizarlo. Es cierto que la K-Swiss es una zapatilla más amplia que la Sequence 5, pero en la práctica no es tan sencillo.

La Max Stable cuenta con un talón más amplio gracias al contrafuerte más abierto. Esta zona se puede considerar incluso ancha, tampoco la espuma del “collar” es muy abultada, así que si tienes el tobillo grueso o el talón ancho, la K-Swiss es más adecuada para ti. Por el contrario, la Sequence 5 peca de lo opuesto, es algo más cerrarda en el talón, acoje muy bien el Aquiles… de hecho, no sólo es más cerrada en esta zona que la K-Swiss sino también con respecto a su antecesora, la Sequence 4.

Así pues, esta parte es determinante. Si tu pie es estrecho de talón, la Adidas es tu mejor opción. Si en cambio tienes el talón algo amplio, la K-Swiss te irá como anillo al dedo. Si, como yo, tienes el talón normal, seguirás sufriendo por elegir una de las dos.

En la zona media, ambas son similares. Buen ajuste las dos gracias a las tiras de sujeción, quizá minimamente la Sequence 5 ajuste mejor, pero en global y, sobre todo, gracias al chasis en esta zona, la K-Swiss se lleva la palma, porque aunque el ajuste es muy parecido, mantiene el pie quieto sobre el chasis, que es extremadamente estable en esta zona.

La parte delantera posee una anchura estándar en la Sequence 5, con una permisividad normal en el movimiento lateral. La K-Swiss, por su parte, permite algo menos de movimiento, sobre todo condicionada por la pieza de refuerzo de la puntera, que entra bastante hacia dentro y reduce la altura del upper sobre los dedos y, claro está que cuanto más bajo sea el upper, menos movimientos permite del pie al estar más pegado a él.

En cuanto a la horma, me inclinaría por la Sequence 5 como ganadora, sobre todo porque es muy difícil tener un mal ajuste o algún problema con ella en este aspecto, mientras que la K-Swiss cuenta con un talón algo más amplio de lo ideal y, si no se le presta atención al escoger la talla a la pieza de refuerzo delantera, puede rozar un poco con la puntera de algún dedo.

K-Swiss Blade-Max Stable: 8/10
Adidas Supernova Sequence 5: 8.5/10

AMORTIGUACIÓN

Como siempre, la amortiguación es la característica más valorada por la mayoría de los corredores. Es, junto con la ligereza, a la que más atención se le pone.

La amortiguación es un punto importante, pero no es el más importante y menos cuando hablamos de zapatillas antipronadoras. Pero como esto no va a cambiar por mucho que yo lo diga, pues las analizaré fríamente desde este punto de vista.

La K-Swiss es una zapatilla de tacto firme y corto recorrido. No me entendáis mal, no es nada desagradable ni mucho menos, pues es una buena zapatilla y tiene una calidad de marcha buena. Particularmente me gusta mucho y en tiradas largas, más aun, porque se mantiene entera desde el primer al último paso, es una zapatilla que mantiene su nivel de amortiguación a lo largo del ciclo de pisada, con mucha pegada y, gracias a su estabilidad, también es una zapatilla apta para supinadores.

La Sequence 5 es un modelo casi ideal en este aspecto. Tanto por recorrido como por cantidad y por tacto la amortiguación, roza a gran altura evitando problemas asociados al exceso de recorrido y a la dureza excesiva. Correr con ellas es un placer, yo peso alrededor de los 77 kg y tengo más que suficiente amortiguación para correr cualquier distancia. El Adiprene+, que llega hasta el arco de la zapatilla, es todo un acierto y hace muy suave la transición de mediopié a antepié. Ademas, el Adiprene+ se sitúa a lo largo y ancho de todo el antepié y se hace notar suave a la hora del despegue. Muy agradable este modelo.

Como digo siempre, las amortiguaciones van por gustos. Hay corredores que ven la Vomero o Cumulus un placer, otros que encuentran las Mizunos ideales… así que es difícil deciros cuál es mejor de las dos porque ambas poseen cosas buenas. Sin embargo, si tengo que juzgarlas bajo la suposición de lo que entiendo querría la mayoría de los corredores, me decanto por la Adidas Sequence 5 por combinar todo en uno (tacto agradable, buen recorrido sin exceso, transición, impulso).

K-Swiss Blade-Max Stable: 7.5/10
Adidas Supernova Sequence 5: 8.5/10

CONCLUSIÓN

A pesar de que la Sequence 5 gana la comparativa por un margen corto (pero claro), que esto no os lleve a pensar que la K-Swiss está un paso por detrás. Si hubiéramos hecho la comparativa con la predecesora de la Adidas, la Sequence 4, lo hubiera tenido muy complicado para batir a la K-Swiss Max Stable. De hecho, tras probar ambas, la californiana habría ganado casi todas las categorías.

La Sequence 5 es, simplemente una maravilla de zapatilla, sin duda alguna para mí es de las 3 mejores zapatillas del año 2012, que no es decir poco precisamente, así que podéis haceros una idea del nivel de la K-Swiss en el mercado actual.

Los materiales son de primera en ambas zapatillas, algo mejores los de la K-Swiss, pero en global, en ambas muy buenos, con unos acabados de lujo.

La Sequence 5 es un full equipe, posee todo lo que puedes pedir a una zapatilla de su categoría y no tiene defectos. Además, es algo más ligera que la K-Swiss, por lo que salvo que seas un corredor de más de 85 kg, la Adidas parece la mejor elección.

USUARIO TIPO

  • Adidas Supernova Sequence 5: corredores pronadores leves-medios o medios de pesos entre 65 y 80 kg que corran en cualquier superficie a ritmos de entre 4.20 min/km y 7 min/km.
  • K-Swiss Blade-Max Stable: corredores pronadores leves o medios (principalmente que busquen corrección trasera media o leve en mediopié) de entre 72 y 95 kg que corran a ritmos de entre 4.30 min/km y 7 min/km por cualquier superficie.
Compartir
Jónatan Simón
Jónatan Simón lleva coleccionando zapatillas desde hace casi 18 años, teniendo ahora una coleccion de mas de 400 pares. Ha estado federado de muchos deportes: futbol, baloncesto, natación, artes marciales, rugby, futbol americano, atletismo... Ha competido en velocidad (60-200m), medio fondo (1000m), saltos (longitud y altura) y, como afición, larga distancia y trail. Tiene en su haber 3 medallas de bronce en los mundiales de bomberos y policia (Nueva york, Liverpool y Pontevedra).

14 Comentarios

  1. ¡Buena comparativa!

    Lo “malo” es que, algunos, ni viendo resultados como éste le dan el crédito que se merecen a zapas como las Blade-Max Stable por la cosa de ser unas K-Swiss.

    Allá ellos pero no es moco de pavo salir como han salido ellas en un duelo a dos nada menos que con las Supernova Sequence 5.

    P.D.: Hablando de “corrección mecánica” (en vez de con doble densidad), habría estado bien hacer un trío metiendo a las Inspire jejeje ;-D

  2. Hola yo estaba pensando en cambiar mis brooks adrenaline 12 por las K-Swiss, pero estoy encantadisimo con las brooks, las adidas se llenan de piedras en la hueco del formotion y se limitan al asfalto en caminos de piedras medianas es un incordio y de desgaste por lo menos en mi caso la parte que no es continental se desgasta muy rapido.
    Para cuando un comparativa Brooks Adrenaline 13 contra otras pronadoras, Structure 16, Sequence 5, Inspire 9, etc????

  3. Mmm, mucho tiene que haber evolucionado la Supernova 5 sobre la 4. El otro día corrí la media de Madrid con la SN4 y en los últimos km parecía que iba calzado sobre piedras. Una pena la verdad, me han decepcionado un poco
    Hoy he estrenado mis nuevas Blade Max y aunque es pronto para juzgarlas (5 km a tope en cinta para comprobar que no me rozaban) solo con calzar el pie ya he notado algunas diferencias, recibe mejor el pie, son más agradables y han ido de maravilla en la primera prueba. De todas formas tengo ganas de pillar por banda a las SN5 🙂

  4. Puf..yo tuve que cambiar unas inspire 9 pq me mataban…vaya corrección de caballo!!
    Qué tal veis las triax 16?yo las noto suaves,como unas pegasus pero con refuerzo ligero en el interior…

  5. Enhorabuena por la comparativa, las K-Swiss me llaman también. Yo gracias a los consejos de jonatansimon compré las sequence 5 y no puedo estar más contento, las he usado en 2 MM y perfectas, las alterno con unas trance 11 y unas ds trainer y debo decir que para el MAPOMA las sequence son las elegidas, quizás no “amortigüen” tanto como las trance (grandísima zapa) pero ambos MM me ha permitido ir a 4:30 de forma cómodo y en la tirada que hice de 30 igual
    Yo la sequence 5 la recomiendo personalmente

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.