Las Brooks Catamount 3 son muy continuistas respecto a sus predecesoras, circunscribiéndose las modificaciones casi en exclusiva al upper y, por paradójico que pueda parecer, esta continuidad, junto con un muy buen trabajo mediático por parte de Brooks, ha conseguido que, por fin, este modelo no solo haya recibido el reconocimiento y acogida por parte del público que muchos creemos que se merece, sino que seguramente haya superado hasta las mejores expectativas de los más optimistas de la marca americana.

Brooks Catamount 3

Me parece que son merecidas todas las loas y halagos que puedas leer y escuchar de las Brooks Catamount 3, destacando su gran versatilidad, su capacidad para desenvolverse igual de bien en terrenos técnicos o facilones, lo bien que responden cuando se les pisa el acelerador y lo poco exigentes que son para todo lo que pueden llegar volar, la gran cantidad de protección que ofrecen, su buena durabilidad, lo ligeras que se sienten, la estabilidad implícita que ofrecen…

Ahora, me parece sorprendente, no porque no lo merezcan, sino porque hasta hace nada eran mayoría los que decían que las Brooks Catamount 2 se quedaba en tierra de nadie porque unas veces le negaban la aptitud para esfuerzos rápidos y explosivos porque “son poco agresivas para ser unas voladoras y, además, no tiene placa” y otras veces las tachaban de poco rodadoras porque “no son suficientemente confortables para rodar largo con ellas”.

Y, sinceramente, aunque los cambios en el upper sean significativos y mejoren el resultado, la esencia de la suela y la mediasuela de las Brooks Catamount 3 mantienen todas las bondades y el gran equilibrio que alcanzaron sus predecesoras y que tan bien describió Jónatan Simón al analizarlas así que, la única explicación que se me ocurre para este radical cambio de la percepción general del modelo es que ha funcionado fenomenal el empujoncillo marketiniano de Brooks y, además, el hecho de que se hayan podido ver en los puestos cabeceros de algunas carreras de renombre gracias a los corredores del equipo de corredores de Brooks.

Sea como sea, el caso es que estamos ante unas zapatillas difíciles de ubicar sin tener en cuenta quién las va a pilotar porque, aunque parece que su terreno natural son las carreras de hasta 40K-50K, pueden dar muy buen resultado en carreras de media maratón a saco, y unos pies ágiles pueden alargarlas sin problemas hasta las 50 millas o 100K.

Y lo mismo para los terrenos porque en unos pies técnicos pueden meterse prácticamente por cualquier sitio a la vez que pueden satisfacer las necesidades de un corredor que viene del asfalto y que lo que quiere es una zapatilla que le permita ir rápido por terrenos facilones o de tipo «trail americano» como se suele decir.

Llevaba años protestando porque echaba en falta más presencia de este tipo de zapatillas ágiles y rápidas, no excesivamente agresivas o exigentes, pero claramente de trail running, lo que vendría a ser una mixta de asfalto por sensaciones pero con buenas protecciones y suela. Pero, nada, tocaba pasar de las tanquetas tochotas a las radicales de la muerte o conformarse con asfalteras para ir más ligero y rápido. Ahora, al contrario, se ha puesto este segmento calentito, tanto o más que el de las voladoras donde ahora estarían las Brooks Catamount Agil, que tienen una pinta tremenda.

No tenía claro qué podía encontrarme con estas Brooks Catamount 3 porque, al no haber catado ninguna de las dos versiones anteriores, no tenía claro qué podía hallar por el gran cambio que habían sufrido sus predecesoras respecto a aquellas primeras Brooks Catamount, que entraron en escena de una forma un tanto estrambótica que las llevó a quedar prácticamente en el anonimato y a ser, a mi juicio, injustamente infravaloradas.

Pero, después del centenar de kilómetros que he podido hacerles antes de escribir estas líneas, no puedo menos que darles la enhorabuena a los de Brooks porque creo que han hecho un producto redondo.

Las Brooks Catamount 3 son unas zapatillas de competición cañeras pero agresivas, perfectas para meterse en prácticamente cualquier berenjenal en distancia de hasta maratón y, para los que no somos especialistas ni gustamos de tanquetas más que para cuando vamos poco menos que caminando por el monte, son unas armas ideales para enfrentarse a casi cualquier distancia, también por cualquier terreno.

Mediasuela

La mediasuela de las Brooks Catamount 3 es análoga a la de sus predecesoras y la conforman dos bloques de DNA Flash (EVA supercrítica) que le hacen un sándwich a una placa de pebax que denominan SkyVault y cuya función es más propulsora y estabilizadora que protectora.

Tu talón queda a 27 milímetros de altura y, con el drop de 6 milímetros, tu antepié baja hasta los 21 milímetros (súmale 2-3 milímetros de la fina plantilla de serie que viene pegada), poquito para los estándares a los que nos hemos acostumbrado ahora, pero ideales para ir cerquita del suelo, sentirlo y que, gracias al poco recorrido de la amortiguación y gran agarre de la suela, tengas una sensación del terreno muy buena y sientas mucha seguridad en los apoyos, incluso en los forzados.

No le hagas ni caso a la primera impresión al calzarlas en la tienda o en casa, porque te parecerán firmes y sosas, sin respuesta. De hecho, tampoco le hagas mucho caso a la amortiguación y rebote que sientas si corres un poco con ellas en esos entornos porque, aunque no sean blandurrias, una vez lanzadas y por terrenos adecuados no se sienten firmes, ni de lejos y, aunque no te sientas como un cangurillo, no van a ser ellas las que te dejen frenado o sin la capacidad para correr rápido. Es increíble lo diferentes que son yendo tranquilo por asfalto o loseta o yendo por tierra compacta, hierba o incluso por rocas grandes. Ahí sí que salen a relucir todas esas bondades que mencionaba en la introducción.

La base de apoyo es adecuada, ni mucha, ni poca, solo lo justo para que no te sientas inestable, pero que tampoco ocupen tanto como para que necesites mucho espacio para apoyar el pie. Delante le han metido un poquito de flare lateral para darle algo más de apoyo y, al no ser excesivamente gruesas, flexan y torsionan muy bien y así se adaptan a la perfección a lo que necesitas hacer con tu antepié.

En la transición de la pisada, la SkyVault (la placa de pebax) juega un papel crucial porque, al no ser completa sino como una especie de hache con dos brazos cortitos hacia atrás que empiezan a mitad del talón y tres brazos delante que se extienden por los bordes y el centro, permiten una flexión y torsión muy naturales y dan, además, cierto efecto catapulta que justifica el vault de su nombre. No te lanzan como una placa de fibra de carbono, ni de broma, pero tampoco le dan ese toque tosco que a veces se convierte en un peligro cuando pisas piedras con unas zapatillas de trail running con placas de fibra de carbono.

Esa flexibilidad e impulso delanteros se rentabilizan muchísimo en las cuestas arriba y los adoras cuanto más empinadas son, sobre todo viendo lo bien que agarra el taco delante, como si tuvieras garras, vamos.

Y, detrás, también merece un minipunto el acunamiento que ofrece con la cobertura lateral que le han hecho al talón para darle un plus de estabilidad que ayuda mucho a la hora de que te sientas muy seguro en los apoyos. Lo bueno es que gracias a esto no han necesitado hacer un talón excesivamente contundente o rígido, por lo que no te vas a sentir limitado cuando bajas a tumba abierta por terrenos en los que puedes volar bajo o por bajadas técnicas.

Brooks Catamount 3

El rocker delantero no es muy marcado así que no sientes que te lance el pie de manera gratuita, pero puedes hacer una salida muy rápida si tienes piernas para ello y el biselado trasero está en un punto justo para que no se entrometa cuando pisas de talón, bien porque corres así, bien porque necesitas entrar clavando espuela.

En general, me parece una mediasuela muy equilibrada que, gracias al trabajo que hace en perfecta armonía con la suela, consigue que te puedas calzar las Brooks Catamount 3 para prácticamente cualquier cosa que vayas a hacer. Los únicos que pueden rechazar de manera categórica esta mediasuela basándose en datos objetivos son aquellos que quieran algo blandito, correr sobre un colchoncillo pero, para todos los demás, una delicia, la verdad.

Suela

La suela también repite esquema en cuanto al diseño, pero para el material se han pasado al TrailTack Green debido al compromiso que tienen adquirido de cara a la mejora de la sostenibilidad de sus productos y que, en este caso, hace que las Brooks Catamount 3 hayan obtenido el certificado Carbon Neutral.

Todo esto está muy bien y chapeau por ellos pero, ¿afecta en algo al rendimiento de la suela? Pues no sabría decirlo respecto a sus predecesoras, pero dudo que en seco agarraran mejor porque van de muerte y solo les he encontrado el límite en suelos muy embarrados, donde los tacos de entre tres y cuatro milímetros se notan escasos, o en suelo muy liso mojado donde no me han dado toda la seguridad que habría deseado.

Diría que el material, densidad y dureza son análogos en toda la suela, que es de una pieza y que, aunque deje tantos espacios vacíos o vaciados, está diseñada para que no se arranque o despegue como suele pasar a veces cuando no son totalmente completas.

La parte delantera es la más chula, con una amalgama de tacos con forma de chevron, punta de flecha o pezuña, con diferentes tamaños, orientaciones y aperturas para dar más apoyo o tracción según sea la zona y que en la parte delantera, en la punta, está ligeramente inclinado para que el apoyo sea un poco más progresivo, al contrario que en la parte del ángulo, donde buscan clavar para traccionar lo máximo posible.

Brooks Catamount 3

Los tacos de los bordes son de mayor tamaño y los del centro van reduciendo sus dimensiones, llegando a ser solo una mitad de esa punta de flecha o únicamente la puntita, como pasa en la puntera. Esto le permite clavarse mucho mejor, como si fueran garras, pero también hace que sufran un mayor desgaste, algo inevitable en la zona del final del antepié, como pasa con la mayoría de las zapatillas, más, cuanto más enfocadas a la velocidad sean. Eso es ley, lo siento.

Lo bueno es que en el caso de las Brooks Catamount 3, aunque se lleguen a perder los dos laterales del final, el central seguirá aguantando algo más, por lo que sigues teniendo tracción y, aun así, aunque rápidas, no son voladoras, así que es normal que no busquen tampoco unas superprotección de esa zona.

Posiblemente te sorprenda que te haga detenerte un poco en la zona media porque no tiene aparentemente nada especial y, lo mismo, hasta no te gusta a priori porque ves el DNA Flash al descubierto. Pero piensa por un momento qué es lo que sueles pisar en esa zona y qué te pasa cuando llevas calzadas unas zapatillas que van tupidas de tacos ahí. ¿A que ahora ya cobra más sentido? Si no has sido capaz de visualizarlo, espera un poco a que te toque hacer un apoyo forzado sobre una raíz o piedra que queden de manera transversal a tu pie, verás que gusto da ver cómo no solo apoyas perfectamente, sino que la suela y mediasuela se deforman para adaptarse, traccionar y permitirte salvar el susto perfectamente.

Espero que con esto se te haya quitado de la cabeza el miedo a que se te vaya a rozar la mediasuela tan blanquita que asoma ahí.

En la parte trasera la historia cambia totalmente y te encuentras un puñado de tacos trapezoidales que no piensan en otra cosa más que en el apoyo y la retención y que, gracias al segmentado de la capa de la suela, se pueden mover de manera casi totalmente autónoma.

La zona queda bastante redondeada y ligeramente curvada así que no tengas miedo en las bajadas porque no vas a tener ese molesto salto que se produce con un talón muy angulado y, además, gracias a esa subidilla trasera, tendrás un plus de protección de cara al desgaste.

Brooks Catamount 3

Como no le he hecho más que un centenar de kilómetros antes de escribir este artículo, no me atrevo a pronunciarme sobre la durabilidad de la suela, pero apuesto a que se mantienen más o menos dentro de la media de su segmento, es decir, que no duran tanto como unas tanquetas de entrenamiento, pero diría que para el rendimiento que ofrecen, aguantan relativamente bien.

Upper

En el upper es donde han metido el grueso de los cambios buscando la mejora de la adaptabilidad y la resolución de los pequeños temillas que se le podían pedir mejorar a sus predecesoras. No es que fallaran, pero con todos los que he hablado que sí las usaron me han dicho que se nota una mejora sustancial.

Es un upper más protegido de lo que puede parecer y, aunque no es de los que se mimetizan con los pies, se ajusta y adapta relativamente bien, transmitiendo mucha seguridad, sobre todo en la zona media.

Brooks Catamount 3

El tacto tiende más hacia lo plasticosillo que hacia el hilo (no sé si por el hecho de que, según le declaran, el 41’2% proviene de materiales reciclados), es de una única capa con un único entramado base con mejor transpirabilidad de la que podría parecer y sobre él se han ido añadiendo piezas termopegadas a modo de refuerzo, como en la puntera, o tirantes como en los dos primeros pares de ojales.

En general, está más pensado para resistir roces y golpes leves que para protegerte en el caso de que juegues al fútbol con las piedras y el mejor ejemplo es el de la puntera, con un refuerzo muy grande pero que no es excesivamente duro, solo lo justo para que no notes los golpecillos leves. Me gusta que lo hayan extendido tanto hacia atrás y que no hayan dejado libre la zona del juanete porque posiblemente evite las típicas mordeduras de esa zona.

Brooks Catamount 3

Siguiendo esa línea baja, echo de menos los faldones de la versión anterior, piezas que me parecen de mucha utilidad en zapatillas como estas donde, aunque no te vayas a meter por canchales y tarteras sistemáticamente, sí que acabas recibiendo golpes en la zona del arco, por dentro o por fuera y que, como vas rápido, a veces hace mucha pupa o incluso te acaba generando una rozadura que te puede amargar una carrera.

En la zona media destaca una lengüeta tipo botín, unida a los laterales con sendos elásticos y que, aunque funciona perfectamente, para mi gusto es un pelín fina de más para proteger de esos cordones estriados que a algunos le encantan pero que a mí no me hacen mucha gracia.

Y no lo digo por lo las estrías, que tienen todo el sentido del mundo y dan buen resultado, pero el hecho de que sean tan finitos y no tengan nada de elasticidad hace que tengas que hilar muy fino a la hora de atártelas para que no tengas que variar el ajuste, algo complicado en una carrera larga, que es lo que algunos nos planteamos con las Brooks Catamount 3.

Respecto al elástico para sujetar los cordones, solución que siempre he defendido, una sugerencia: mejor un par de ojales más arriba porque queda un poco lejos y, además, tal como está, tienes que colocarlo con cuidado antes de arrancar a correr porque se te puede quedar por debajo del cruce de los cordones.

Como tiene un tiradorcillo, es fácil reubicarlo, pero hay que acordarse ya que si ha quedado debajo del cordón ya apretujado te puede costar sacarlo de ahí para pinzar el sobrante de la lazada.

Ya en la parte trasera, quizá la parte más austera, sin nada que destacar, ni para bien ni para mal, aparentemente bajito por la subida de la mediasuela, aparentemente más abierto de lo que es en realidad… Vamos, que no das un duro por él al verlo pero que cumple bien.

Seguramente mejoraría un poquito el confort con otros cordones porque, tal como está, si te pasas de tensión en el atado, puedes estrangularte un poco el tobillo y, si por evitar ese riesgo lo dejas flojo, al correr rápido puedes notarlas un poquito sueltas.

Brooks Catamount 3

Por cierto, otra anecdotilla: ¿qué crees que significan los tres logos que se ven en la cara interna del talón? Mi apuesta, de abajo a arriba: 1.- multipropósito o multidireccional (un circulillo a modo de joystick con cuatro flechas), 2.- ligereza (una pluma), 3.- pasión por las subidas (cinco flechitas con forma de montaña apuntando todas ellas hacia arriba).

No he conseguido averiguar nada sobre ellas y, sinceramente, tampoco me he molestado mucho porque con estas cosas me mola más montarme mi propia historia y quedarme con una fantasía como la que me acabo de sacar de la manga que, ¿por qué no puede ser cierta? No olvidemos que las Primeras Brooks Catamount venían con infinidad de guiños hacia la Western States Endurance Run.

Horma

La horma de las Brooks Catamount 3 me ha parecido muy adecuada para el propósito que creo que haber entendido que persiguen, lo que no quiere decir que sea ni universal ni apta para todo el mundo. Creo que le viene como anillo al dedo lo que escribió Jónatan Simon de la horma de sus Catamount 2: “…Diría que tiene una horma universal en anchuras, aunque con muchas pegas…” o, bueno, más que “pegas”, diría más bien “particularidades”.

En principio, en tu talla USA habitual deberían quedarte bien para cualquier uso que vayas a hacer con ellas, sea correr corto y rápido o plantarte en una maratón de montaña.

En la zona media las notarás bastante ajustadillas, pero sin llegar a ser estrechas y eso lo agradecerás sobre todo cuando pises el acelerador o tengas que hacer apoyos forzados.

Detrás también te transmitirán seguridad, pero sin que llegues a sentir esta típica cobertura total del calcáneo y tobillo. Delante es donde puede chocar un poco la sensación de ajuste y libertad que ofrecen a la vez.

Asumo que esto último, lo del antepié queda muy ambiguo, pero es que es difícil de transmitir sin calzarlas ya que, sin sentirlas especialmente amplias, no me atrevo a decir que son angostas en el antepié, salvo quizá por el tema de la altura en los dos primeros pares de ojales, que sí pueden darte un poco por saco si tienes el empeine muy alto.

En cuanto al tema plantillas personalizadas, me cuesta verlas porque, a lo comentado de la altura de la horma y el espacio de la zona media, hay que sumar que la plantilla de serie es de 2-3 milímetros, po lo que poco espacio ganas al sacarla y raro será que las que tienes tú sean más finas.

Dinámica de las Brooks Catamount 3

Si tienes idea de salir a rodar de tranqui y quieres ir cómodo, sobre un colchoncillo y de charreta, cálzate unas Brooks Caldera 7, pero si andas con ganas de fiesta o te temes que algún compañero de entrenamiento te la pueda liar y quieres tener garantías de que vas a poder apretarle las tuercas, tira de las Brooks Catamount 3 porque vas a llevar unas zapatillas superpolivalentes que te van a permitir hacer lo que te dé la gana con ellas, literalmente.

Subidas a saco echando sangre por los ojos, bajadas a tumba abierta, volar bajo en terrenos facilones y corribles… Todo lo que sea velocidad les encanta a las Brooks Catamount 3 y muy bueno o rápido tienes que ser para que se te queden cortas.

Y no te preocupes porque, cuando llegue el momento de bajar un poco el ritmo y rodar más tranquilo, bien porque toca ir así o porque estás en uno de los descansos entre intervalos, también se van a adaptar perfectamente a esa circunstancia y no te van a ir exigiendo más que unas zapatillas de entrenamiento puramente rodadoras.

No vas a sentirte como en el sofá de casa, pero no deberías tener problema en meterte entre pecho y espalda una buena kilometrada sin que tus pies o piernas sufran en exceso.

Sus 262 gramos en el 9 USA de referencia (comprobados) se te harán incluso ligeros porque el reparto de pesos está muy conseguido, la dinámica de la pisada es bastante equilibrada y homogénea y no te van a lanzar o girar el pie hacia delante por sí solas, pero tampoco las vas a notar inestables o nerviosas. Es más, destacan más bien por la estabilidad y la seguridad de la tracción y los apoyos para que seas tú el que hagas lo que quieras con ellas.

Las Brooks Catamount 3 seguramente no son las mejores en ningún aspecto, pero si quieres unas zapatillas rápidas, ágiles, cañeras pero no excesivamente agresivas, protegidas y polivalentes, deberías incluirla en tu lista de candidatas, sin ninguna duda.

Si finalmente son las elegidas o no, ya dependerá de tus preferencias en cuanto al tacto de la amortiguación, necesidades en cuanto a la horma o el tipo de taqueado… Pero, a priori, la cantidad de perfiles de usos que son capaces de cubrir las Brooks Catamount 3 me parece enorme.

Usuario tipo de las Brooks Catamount 3

Las Brooks Catamount 3 son unas zapatillas ideales para corredores neutros de pesos ligeros o medios que quieran unas zapatillas de trail running ligeras, cañeras pero no agresivas, rápidas a la vez que rodadoras y con una suela polivalente para casi cualquier terreno para utilizarlas en entrenamientos o competiciones enfocados a la corta y media distancia.

Brooks Catamount 3

Brooks Catamount 3
9.2

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    9/10

      Ajuste y horma

      9/10

        Upper

        9/10

          Suela

          9/10

            Lo mejor

            • Relación agilidad / amortiguación excelente.
            • Transmiten mucha seguridad al ir rápido con ellas…
            • …sin que las sientas exigentes en cuanto a tu técnica de carrera.
            • Clara mejora en el upper respecto a sus predecesoras.
            • La placa funciona fenomenal: impulsa sin restringir movimientos.

            A mejorar

            • Agarre en terreno liso mojado mejorable.
            • No me gustan los cordones (posiblemente es por preferencia personal más que por ser mejorable).
            • Al calzarlas en la tienda pueden dar la sensación de ser más firmes y menos ágiles de lo que realmente son.

            4 Comentarios

            1. Buenas! Me ha gustado mucho la revisión, tanto que me planteo estas zapatillas cuando nunca lo habría pensado! Corro hasta 20k por montaña fácil, ritmo 4.45-5. Peso 65kg. Las caldera 6 me parecieron un tanque, pero las llevé para evitar lesiones (sufro de aquiles y condromalacia). Ahora con las merrell agility peak, mejor. No pensé en este tipo por la amortiguación, pero siendo yo de peso ligero, podrían estar bien. Qué opinas? Un saludo!

              • Julián, antes de nada, por lo que comentas de las Caldera 6, me da que estás suponiendo que una zapatilla con más amortiguación te protege más y eso no tiene por qué ser cierto, menos aún si hablamos de temas de aquiles (diría que tampoco tiene por qué proteger más de la condromalacia). Es más, el exceso de amortiguación podría incluso empeorar ambas patologías, sobre todo, la del aquiles.
                Pero, dejando eso de lado, lo de si saltar a las Catamount 3 o no, dependerá de si quieres reducir un punto más el tema de la amortiguación, estructura, etc. porque, no sé qué versión tienes de las Agility Peak, pero aun siendo las 5, que son menos estructuradas que las 4, siguen siendo unas zapatillas más rodadoras que las Catamount 3, que tienen más vidilla, piden algo más de fiesta.
                No es descabellado, pero sí que notarás mucho menos confort con las Catamount 3 a cambio de tener más vidilla cuando quieras meterles caña.
                Yo seguiría seguramente con Agility Peak 5 seguramente si te han ido bien porque son una delicia de zapatillas para rodar, rodar y rodar hasta que te has pasado el juego y ya no sabes a donde ir para no repetir.

            2. Felicitaciones por el análisis. La tengo en la rotación junto con Merrell Agility Peak 5 y Asics Trabuco Max 3. Su único pero, la suela por taqueado y agarre en mojado.

              • JORGE, totalmente de acuerdo en lo del agarre en mojado, sobre todo, en liso donde me sorprendió que no estuviera a la altura del resto de elementos de la zapatilla.
                En barro » del de verdad» no las he podido probar bien así que no me atrevo a opinar.
                P.D.: Buena terna de zapas tienes ;-D

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

            Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

            Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

            Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

            Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

            Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

            Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.