Parece que a las Brooks Ravenna 9 quieren darle un golpe de efecto introduciendo importantes cambios que deberían no sólo volver a posicionar a esta saga de zapatillas dentro del segmento de zapatillas mixtas (ahora mismo son más bien unas zapatillas de entrenamiento) sino hacerlas entrar con mucha fuerza, posicionándolas como una de las grandes alternativas para quien, además de querer unas zapatillas rapidillas, necesite algo de soporte.

Las Brooks Ravenna 9 se han rediseñado prácticamente por completo y parece que Brooks ha querido romper un poco ese espíritu tan conservador que ha caracterizado siempre a esta familia, tanto en su comportamiento y estética como en la forma en que se abordaban los cambios de una versión a otra.

No hablamos de que representen un cambio revolucionario respecto a las Brooks Ravenna 8 pero la marca americana no se ha quedado en lo que está haciendo en algunos de los modelos que vienen a primeros de 2018, que mantienen suela y mediasuela y modifican sólo el upper (por ejemplo, Brooks Launch 5) sino que ha introducido modificaciones más que interesantes en todas sus zonas.

La verdad es que, aún en los tiempos mozos, cuando las Brooks Ravenna eran unas zapatillas mixtas, eran relativamente dóciles, bastante amortiguadas y con cierto peso, pero tenían un algo especial que las hacía muy queridas por muchos, que adorábamos su versatilidad y esa posibilidad de utilizarlas como zapatilla para todo (con las que más disfruté fue con las dos primeras versiones pero recuerdo con especial cariño las Brooks Ravenna 4 que, a pesar de sus más de 300 gramos, me dieron muchos kilómetros por debajo de los 4’/km, ¡vaya cómo corrían!).

Brooks Ravenna 9 - Isométrica

Brooks clasifica a las Brooks Ravenna 9 dentro de su gama Energyze añadiéndole los calificativos mullida y rápida para indicar que están ya cerquita de la gama Speed y dejando en el otro extremo de la gama a las Brooks Levitate de las que destaca que son “super mullidas”.

Las Brooks Ravenna 9 al detalle

Las Brooks Ravenna 9 son unas zapatillas muy equilibradas, que ofrecen un poco de todo y mucho de nada, versátiles, polivalentes, etc. Y uno de los mejores ejemplos lo vemos en la mediasuela.

La base es el BioMoGo DNA que, mezclando un derivado de la EVA (BioMoGo) y un compuesto no newtoniano (DNA), es capaz de conseguir adaptarse parcialmente a lo que le demandamos: tiende a blando y amortiguado si vamos despacio o pisamos suave pero devuelve más fuerza, rebote y respuesta si pisamos con fuerza para que podamos correr rápido.

El diseño y formas de la mediasuela se han simplificado mucho, con formas más rectilíneas y, aunque se mantiene el drop de 10 milímetros, los datos que tengo ahora mismo son de 26 milímetros en talón y 16 milímetros en antepié, lo que significaría una bajada de un par de milímetros.

Brooks Ravenna 9 - InteriorSólo con el diseño de la mediasuela, ya podríamos considerar a las Brooks Ravenna 9 como unas zapatillas bastante estables, pero con la Diagonal Rollbar meten aún más soporte con la ventaja de que es un soporte nada intrusivo que permite utilizarlas por igual siendo corredores neutros o pronadores. Es más, ya no marcan tanto el arco como en las primeras iteraciones con lo que también desaparece la limitación que tenían de que no iban demasiado bien para arcos bajos.

Todo esto, sumado a la curvatura de la puntera hace que tengan una dinámica de la pisada muy interesante, rápida y ágil, mucho más de lo que podría parecer en unas zapatillas con tanto empaque y que en la báscula marcan 269 gramos que si bien suponen una rebaja de veinte gramos respecto a sus predecesoras, no es un peso como para tirar cohetes. Ahora, si para rebajárselo tengo que renunciar a algo, que no las toque y las dejen en ese rango de peso porque en marcha no se notan pesadas.

La suela es la parte que menos cambia en las Brooks Ravenna 9, con dos compuestos (HPR Plus y blown ruber), ranuras de flexión muy marcadas (sobre todo en antepié), zonas que priman un buen apoyo (primer y segundo meta), etc.

Brooks Ravenna 9 - SuelaMe gusta el hecho de que tengan tan taqueado el antepié porque hace que se comporte genial en tierra compacta y también dan mucha seguridad en el apoyo en la zona del talón que permite empezar con buen pie, literalmente. Si acaso, el tema del agarre en mojado, que no es su fuerte pero lo compensan con creces con una gran durabilidad, muy alta para unas zapatillas mixtas.

El upper de las Brooks Ravena 9 es una gran renovación y aquí casi podríamos hablar de revolución, si no por las tecnologías y materiales, sí al menos por la apariencia porque rompen completamente con los toques clasicones y conservadores que han tenido en esta familia de zapatillas.

La base es un engineered mesh con muchas aberturas y, ojo al dato, sin costuras ni apenas refuerzos rígidos, ¡quién te ha visto y quién te ve! En serio, da gusto ver cómo han quedado, a años luz de lo que presentaban en versiones de hace años que, si bien cumplían muy bien su cometido, eran mucho más recargadas (a veces en exceso).

Brooks Ravenna 9 - HormaLas Brooks Ravenna 9 son mucho más adaptables, frescas, transpirables y suaves pero lo bueno es que eso no es óbice para que sigan manteniendo una gran sujeción que agradecen sobre todo los corredores pronadores.

De hecho, conjugando esa buena sujeción con lo que comentaba antes de su soporte poco intrusivo, son unas zapatillas que suelo recomendar bastante para quienes tienen plantillas personalizadas y necesitan ponerlas en unas zapatillas con cierto soporte en lugar de en unas neutras.

Por último, para ahondar aún más en esa versatilidad y polivalencia de las Brooks Ravenna 9, tenedlas muy en cuenta como zapatillas maratonianas para quienes estéis alrededor de la horquilla de las tres horas o queráis ir a por el sub 3 horas porque me parecen ideales.

Brooks Ravenna 9

(Primeras impresiones)
Brooks Ravenna 9
8.6

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    9/10

      Ajuste y horma

      9/10

        Upper

        9/10

          Suela

          8/10

            Lo mejor

            • Aptas para neutros y para pronadores.
            • Muy buen chasis.
            • Admite un amplio rango de ritmos, pesos y pisadas.
            • Muy amortiguadas pero con una dinámica de la pisada ágil.

            A mejorar

            • Mejorable el agarre en mojado.

            12 Comentarios

            1. Como siempre, después de leer un análisis vuestro, me dan ganas de ir a comprarlas sin más discusión!! 😜
              Quería saber si son quizá la competencia directa de las Tempo de Adidas y si es así, en qué destaca la una sobre la otra. Mil gracias y saludos!!!

              • Rober, competencia directa de las Adizero Tempo 9, son dos zapatillas que se han ido acercando y vuelven a confluir.
                Para mí, la principal diferencia sería el tacto de la amortiguación (Boost vs BioMoGo DNA), la transición de la pisada (aunque las dos sean “no intrusivas”, diría que las Ravenna 9 tienen algo más de soporte), las Ravenna 9 tienen más empaque (va relacionado con lo anterior y diría que las Ravenna se notarán algo más cercanas a unas de entrenamiento mientras que las Adizero Tempo 9 se notarán más cercanas a la parte rápida de las mixtas).
                Ojo, hablo hipotetizando, que conste.

            2. Hola Rodrigo, pedazo análisis que haces, bueno como siempre.
              Leyendo tanto la explicación de estas ravena 9 y la Launch 5, que diferencias habría entre ambas????
              Parece ser zapatillas mixtas, ambas englobadas en familia energyze…..
              Pero son similares???, Los ritmos también???…
              Gracias

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.