Al hacer cada review de un modelo, lo primero que tengo claro es que voy a ser fiel a lo que pienso 100% y, en muchos casos, si se tercia voy a ir contracorriente, ya sea de lo que anuncia la marca u otros probadores del mundillo. Y creo que la adidas Revenge Boost va a ser un modelo donde me voy a quedar solo debido a mi opinión, pero no me importa mucho lo que piense Adidas o lo que piense otra gente y, afortunadamente, en Foroatletismo me permiten hacer lo que quiera.

¿A qué viene todo esto? Tras probar la adidas Sequence Boost, ya dejé claro que era un modelo muy mejorable, de gama alta de pronadores pero la verdad es que era un desastre en ciertos aspectos como la transición de pisada. En muchos sitios leía las delicias del modelo pero, tras probar zapatillas de la competencia, como la Saucony Guide 9, no pude más que reafirmarme en mis opiniones viendo la distancia abismal entre modelos. Con la adidas Revenge Boost me ha pasado un poco lo contrario, Adidas la vende como un modelo para iniciarse, las reviews así lo dictan también y, tras usarlas, creo que pocos modelos del mercado han alcanzado tanto rendimiento con tan poco esfuerzo como este modelo.

Es una zapatilla en la que no ves apenas ningún interés por que destaque (salvo en el look) y, sin embargo, creo que es un modelo muy útil no solo para gente que empieza, sino para corredores muy serios. No os dejéis engañar, es una zapatilla con un rendimiento muy alto para su gama y su precio.

Adidas Revenge Boost 2 - Mesh

Es cierto, como digo, que no se han esmerado en muchos detalles y eso puede dar problemas que luego relataré, pero en general es una zapatilla que me ha sorprendido para muy bien. Se podría decir que a Adidas se le ha aparecido la Virgen porque estoy seguro de que su precio de fabricación es bajo y el resultado es bastante bueno.

Chasis y mediasuela

Sin lugar a dudas, la Revenge le debe mucho al Boost. El magnífico material de Adidas del que ya hemos hablado hasta la saciedad en reviews como la de la Ultra Boost hace que una zapatilla de nivel medio gane muchísimos enteros con su presencia.

A pesar de que Adidas dice que las mediciones de la adidas Revenge Boost son de 32.5 mm en talón y 22.5 mm en antepié, la verdad es que no me parecen fiables. La anchura máxima de antepié es de 20 mm y en el talón es de 30 mm, en total un drop de 10 mm, con lo cual estamos ante una zapatilla con unas medidas “de manual”, el estándar del mercado tanto en perfil como en drop.

Adidas Revenge Boost

Además, es un drop real, la EVA y el footbed se ocupan de que el drop dinámico no varíe demasiado, no es una Boost con un recorrido excesivo. De hecho, la presencia de “solo” un 40% de Boost hace que el recorrido sea adecuado, ni en exceso ni en defecto. Por tanto, estamos ante una Boost menos agresiva con el Aquiles y también un poquito menos con la fascia precisamente por el footbed más rígido y por el pequeño apoyo extra del Stable Frame.

La presencia del Boost se limita al talón y al antepié. Allí donde hay presencia de Boost, la zapatilla gana muchos enteros: en el antepié contribuye de manera clave a la flexión, adaptabilidad al terreno, tracción, tacto agradable y amortiguación; y en el talón tenemos una entrada fluida y suave en el aterrizaje.

Adidas Revenge Boost 2 - Perfil exterior

El Stable Frame es el otro material o tecnología presente en el chasis (El Torsion lo analizaré en la suela), no es más que una gran pieza de CMEVA (moldeado a presión del EVA) que, al ser más firme y menos elástico que el Boost, hace las veces de elemento estabilizador para la pisada. La Revenge no es una zapatilla para pronadores “per se”, sino una zapatilla con algo de apoyo extra o estabilidad mejorada. Por tanto, absolutamente todos los neutros y muchos pronadores leves la podrán utilizar sin mayor inconveniente, el extra de apoyo es muy poco intrusivo.

El Boost tiene una dureza de 40º en la Revenge y de 55º en la CMEVA del Stable Frame, pero no es una zapatilla con 15º de corrección, al menos no de manera eficiente como otras ya que 15º es algo así como lo normal en zapatillas para pronadores. No lo es ya que la geometría en la que aparece el Stable Frame hace que su presencia sea continua y fluida y no “aparezca” de golpe como otras dobles densidades. Esta presencia está muy bien distribuida y hace que se aprecie más como un plus de estabilidad que como una corrección, hay que reconocer a Adidas el diseño ya que no siempre les ha salido tan bien.

Adidas Revenge Boost 2 - Stable Frame

A pesar de estar muy contento con la mediasuela de la Revenge y aun no siendo el lugar para apuntar esto, creo que Adidas se debería ir planteando la presencia de un material más elástico y duradero que la EVA cuando quiera combinarlo con el Boost. Ya han desarrollado el Bounce, que promete mucho, y creo que combinaría mejor a la larga ya que cuando pasemos de los 500 km con la Revenge u otra Boost que combine EVA notaremos que la EVA ya no recupera igual y que la zapatilla ya no se comporta de igual manera que al comprarla, especialmente las de pronadores.

Adidas Revenge Boost 2 - Mediasuela

Si bien la Revenge no es la zapatilla donde ese cambio se vaya a producir primero, también hay que decir que la distribución y presencia de la EVA no solo hace más agradable la transición sino que su rendimiento no decae tanto como otras zapatillas con geometría diferente.

Es una zapatilla bastante estable, especialmente si tenemos en cuenta la presencia del Boost. En ningún momento he notado inestabilidad corriendo incluso en caminos de tierra de parque.

Suela

La suela es la parte de la Revenge que más nivel tiene si la comparamos con el resto del mercado. Tiene un agarre buenísimo, incluso en terreno mojado se defiende bastante bien y todo eso sin recibir caucho Continental. Es una suela basada en el diseño de las Energy Boost y que ha dado muy buen resultado en las Questar Boost.

La parte delantera de la suela de las adidas Revenge Boost destaca por su gran diseño y rendimiento, es una especie de red con multitaqueado y 9 pequeños surcos de flexión horizontales y 7 verticales o longitudinales. Además, su geometría está bien diseñada y cuidada ya que las zonas que poseen Boost en la parte superior tienen las áreas entre tacos vacías con lo cual podemos apreciar el Boost a través de la suela; mientras que las partes donde no tenemos Boost por encima (la más cercana al arco y en la puntera) tiene un relleno de Blown Rubber, que es el mismo material del que están hechos los tacos delanteros.

Adidas Revenge Boost 2 - Suela Blown Rubber

Lo que consigue Adidas con esto son dos cosas:

  • Flexibilidad: el Boost es un material impresionante, una de sus virtudes es que al ser tan blando le permite doblarse muy fácilmente y ello repercute lógicamente en la zapatilla, además Adidas cuida mucho de que sus zapatillas flexen por donde deben, la adidas Revenge Boost posee una flexibilidad progresiva y muy buena.
  • Agarre: cuando tienes un material blando como el Boost, unido a una geometría de taqueado múltiple y varios surcos de flexión es difícil que la zapatilla no agarre bien. Pero, si encima el Blown Rubber de la suela es blando (entre 65º y 70º), tienes una zapatilla que se pega al suelo como si no hubiera mañana, y la adidas Revenge Boost lo hace. No tiene nada que envidiar a otros modelos tope de gama en este aspecto.

Adidas Revenge Boost 2 - Suela talon

En la parte del talón tenemos la típica forma de herradura cubierta de Adiwear de 80º de dureza. Como vemos, tanto el Blown Rubber como el Adiwear son bastante blandos para lo que suele ser la tónica habitual, esto hace que las Revenge sean unas zapatillas con una vida limitada. Calculo que con 750 kilómetros encima la suela ya debería decir basta, y hablo de la suela porque el Boost seguirá en forma y deberían pasar a ser zapatillas para otro tipo de usos. No es la más duradera del mercado, eso hay que tenerlo claro, pero su tacto y tracción la hacen una gran alternativa como zapatilla de rotación para cualquier corredor, independientemente de su nivel.

En la parte media de la zapatilla tenemos una pieza de Torsion que rigidiza el arco pero se extiende hacia el talón por la cara interna, cubriendo y dando base al Stable Frame de la mediasuela. Incluso se puede ver una pequeña pestaña de Adiwear elevándose por la cara interna del talón justo debajo de donde viene grabado ‘STABLE FRAME’.

Adidas Revenge Boost 2 - Torsion System

Este detalle de la sobreextensión del Torsion y la adición de esa pestaña colabora mucho en la ayuda que da el Stable Frame al corredor en cuanto a estabilidad. Ya he hablado antes de los problemas de la CMEVA que compone el Stable Frame y, gracias a estas ayudas por parte del Torsion y a la geometría, la CMEVA sufrirá algo menos y aguantará más kilómetros sin chafarse.

Hay que resaltar que la adidas Revenge Boost tiene un contacto continuado con el suelo en la cara interna, con mejor diseño incluso que el de las Sequence Boost, otro detalle a tener en cuenta ya que ambas zapatillas tienen CMEVA en la zona media y no Boost. La Revenge puede presumir de una mejor y más fluida transición que la Sequence, menos corrección, pero la dinámica es un poco mejor y este diseño de suela continuada es una de las razones.

Upper

Lo primero que llama la atención de la Revenge Boost es su apariencia, su look. La verdad es que personalmente me gustó mucho cuando la vi, sin duda se puede apreciar que tiene muchos elementos heredados de modelos pasados, herencia de modelos triatléticos como la Kona con una malla abierta y las tiras formando un triángulo o zapatillas como las Equipment Racing de 1993. Pero también comparte elementos con zapatillas como la Response TR Boost u otras actuales más “casual” como las Tubular Doom X o Climachill Boost, entre otras. Adidas está experimentando mucho últimamente con tiras rígidas y elásticas para proporcionar ajuste.

Adidas Revenge Boost 2 - Puntera

Precisamente estas tiras que tanto me gustan por su apariencia son el único problema mínimamente relevante que tienen las adidas Revenge Boost, por dos motivos:

  1. La tira delantera tiene una orientación equivocada: en vez de ir “hacia adelante” dirección antepié, debería de ir hacia atrás, dirección arco de la zapatilla. Es cierto que tal y como está configurada la zapatilla debería de cambiar más cosas para que eso funcionase, pero tal y como está diseñada puede molestar en el juanete a los corredores. No ha sido mi caso, pero claramente se nota que es algo que puede dar problemas, especialmente si se tiene el pie estrecho y se quieren tensar mucho los cordones.
  2. A raíz de esto último surge el segundo inconveniente o cosa a mejorar y es que cuando quieres tensar los cordones, el esfuerzo no es homogéneo en todos los agujeros. El agujero central situado entre las dos tiras recibe demasiado trabajo ya que los otros agujeros van unidos y trabajan juntos con la pieza. Esto hace que el ajuste sea muy fuerte en el ojal central y pueda resultar molesto.

Adidas Revenge Boost 2 - Cordones

Yo no he tenido ningún problema de estos que relato pero, como digo, es evidente que se pueden dar a poco que un corredor tenga el pie ancho, estrecho, empeine marcado, etc. Es recomendable asegurarse en la tienda que la zapatilla se ajusta al pie de uno sin tener que soportar un esfuerzo extra, ni del agujero central de los cordones ni de las tiras laterales naranjas.

Por el contrario, hay que destacar que el upper es muy permisivo pero a su vez proporciona un ajuste suficiente como para que el pie no baile dentro pero sí pueda expandirse, especialmente en la caja delantera del antepié.

Es una zapatilla alta y amplia en la puntera que, junto con su malla abierta, permite una fácil transpiración y ventilación. Además, otra ventaja sobre la Sequence es que permite la total expansión del pie, lo que hace que sintamos y aprovechemos mucho mejor las virtudes del Boost.

Adidas Revenge Boost 2 - Malla

La malla es una doble capa con múltiples perforaciones, siendo la externa algo más abierta. Abarca toda la zapatilla y la dota de bastante ligereza, apenas 300 gramos en talla 9 US y 324 gramos en la talla 10 US de la prueba.

El collar tiene un diseño muy racing, como digo muy inspirado en modelos antiguos de competición y sus soluciones también son algo antiguas, pero funcionan muy bien. El collar es agradable, con almohadillado y gran transpiración que cuenta con una tira trasera para calzarlas rápidamente y un contrafuerte de talón adecuado y de dureza media.

Adidas Revenge Boost 2 - Collar

Las adidas Revenge Boost, como dije en la introducción, no cuentan con un respaldo muy grande por parte de Adidas, al menos no lo parece a la hora de examinar ciertas partes. Ya hemos hablado de las tiras naranjas y su colocación, y se puede hablar de que los acabados y el confort interno no están muy cuidados (materiales normales, nada de lujo). Y, por ejemplo, particularmente me parece horripilante el refuerzo de la puntera, sí, va termosellado pero es más feo que Ronaldinho mirando el sol, es una pieza demasiado alta, demasiado rígida y con el mismo sentido estético que Belén Esteban.

Adidas Revenge Boost 2 - Refuerzo puntera

No es una pieza refinada y altera mucho el ajuste del antepié. Es cierto que gracias a él parece que la malla va a durar bastante ya que está bastante alta con respecto al pie, pero es una zapatilla demasiado redondeada que contrasta drásticamente con el resto de la zapatilla, cuyo diseño y líneas son muy atractivas y funcionales.

A pesar de todo esto, me adapté bien al upper de la adidas Revenge Boost, mi pie es bastante estándar en cuanto a anchura, altura de arco, etc. Y no me dio problemas, las cosas a mejorar que tiene son detalles que llevarían a la zapatilla a otro nivel, pero en muchos casos se convivir con ellos y, en otros muchos, pasarán desapercibidos.

Horma

A la horma no se le pueden poner pegas, es cierto que el ajuste puede mejorarse con algunos cambios, pero la horma en sí está conseguida.

Si hemos probado la Glide Boost, por ejemplo, podemos hacernos una idea de cómo es la horma, bastante estándar en talón y mediopié. La adidas Revenge Boost es algo más amplia en la parte delantera, sobre todo porque la puntera es mucho más redondeada que en la Glide Boost, en cuanto a anchura ambas son parecidas pero se nota algo más de permisividad y peor ajuste en la Revenge.

La Revenge da un ligero apoyo en el arco, pero no es absoluto un arco marcado o que vaya a dar problemas, lo que se aprecia sobre todo es que existe un contacto continuado con el suelo.

Adidas Revenge Boost 2 - Apoyo arco

No escogería media talla más en ningún caso, con una puntera tan redondeada la talla normal es la apuesta más segura. Debido a su diseño, el corredor tendrá suficiente espacio delante del pie, por encima de los dedos e incluso, en algunos casos, espacio para que el pie se expanda sin problemas. Todos los que hayan usado alguna Boost notarán que la Revege es algo más generosa en espacio.

Adidas Revenge Boost 2 - Puntera perfil

Posee un footbed de fibras bastante firme, es algo que no me gusta ver pero que entiendo por parte de Adidas. Si a estas adidas Revenge Boost les colocas un footbed de Eva, las ventas de la Glide Boost descenderían claramente y es que es cierto que la Glide es mejor zapatilla, con mejores materiales, mayor atención, mejor confort y algo mejor amortiguación. Sin embargo, la Revenge está tan cerca en algunos aspectos que a mucha gente le daría igual un material mejor o peor en el collar si la amortiguación es igual o muy similar.

Amortiguación

Posiblemente, la amortiguación sea la parte que más compense las cosas mejorables que tiene la Revenge. Es, junto con la suela, el diseño y la malla, el aspecto que mejor funciona en la zapatilla. Tanto es así que la Revenge es una zapatilla perfecta para rotar con otras, especialmente si las otras son tope de gama.

Y, lógicamente, si eres un principiante o corres entre dos y tres días por semana, creo que lo que ofrece la Revenge es más que suficiente para cubrir las expectativas de esos corredores. De hecho, cubre las mías con un buen margen.

Adidas Revenge Boost 2 - Amortiguacion talon

Creo que la suerte que ha tenido Adidas con este modelo es que el Boost destaca y funciona excelentemente en esta zapatilla y se ha encontrado con un Stable Frame nada molesto que permite una transición mucho mejor que en la Sequence ya que, en la Revenge, el Stable Frame nace en el talón y acompaña toda la transición. Además, el contacto continuo con el suelo está más conseguido en la Revenge.

En cuanto a amortiguación pura, la he usado con la Glide, con la Energy Boost 3 y, sí, sus hermanas mayores tienen más amortiguación pero la diferencia es mucho más pequeña de lo que mucha gente se espera, merece la pena probar la Revenge.

La CMEVA del Stable Frame es la razón de que la Revenge se quede a solo un paso de la Glide o la Energy y es que la CMEVA frena mucho la profundidad y el rebote del Boost. Pero si eres un corredor práctico deberías valorar la Revenge ya que, en muchos casos, el ahorro compensará la pequeña diferencia.

Adidas Revenge Boost 2 - Perfil

Conclusión de la adidas Revenge Boost Mesh

La Adidas Revenge Boost es un modelo de gama media según Adidas y el resto del mundo pero, personalmente, creo que en cuanto a mediasuela no tiene nada que envidiar a modelos de gama alta de la mayoría de marcas, especialmente si tu peso es de menos de 70 kg.

Es una zapatilla a la que han prestado poca atención, algunos de sus acabados o piezas son mejorables de cara al futuro pero, a pesar de todo, tiene algo que la hace muy buena. Dejando la adidas Ultra Boost aparte, creo que no hay zapatilla en Adidas donde el Boost destaque tanto y tenga tanta culpa del buen resultado que en estas Revenge.

La tracción es buenísima, la transpirabilidad y el espacio delantero se agradecen, el look es atractivo y el precio es bueno. Le falta lujo y un lavado de cara en algunas piezas pero no dudéis de la calidad de la zapatilla porque os digan que no es “gama alta”.

Es una zapatilla muy apta para gente de entre 75 y 90 kg que quiera competir en media maratón o incluso maratón si la encuentran confortable y sus ritmos no son muy altos.

A pesar de venderse como un modelo para pronadores, en la práctica es una zapatilla neutra con algo de apoyo, así que neutros y pronadores leves son los indicados para utilizar este modelo ya que el soporte es muy pequeño.

Es una zapatilla que destaca en asfalto aunque puede utizarse en otros terrenos siempre que no estén muy rotos, sus ritmos no deberían ser más altos de 4.15 min/km. Aunque tiene cierta chispa para apretarle hasta 4’/km, va más cómoda alrededor de 4.30 min/km.

Lo mejor:

  • El Boost la lleva a otro nivel.
  • Diseño atractivo y vistoso.
  • Buena transición y amortiguación.
  • Tracciona como las mejores.

A mejorar:

  • Tiras de mediopié mal orientadas o muy adelantadas.
  • El diseño de la puntera es horrible.
  • Durabilidad algo mejorable.

Calificaciones

  • Chasis y estabilidad: 8.5 /10
  • Amortiguación: 8.5/10
  • Ajuste y horma: 8/10
  • Upper: 8/10
  • Suela: 9.5/10

Usuario tipo

  • Corredores de entre 60 y 80 kg neutros o con pronación leve que busquen una zapatilla cómoda y ventilada para entrenamientos en todo tipo de terrenos a ritmos más lentos de 4.15 min/km.
  • Corredores de entre 75 y 90 kg neutros o con pronación leve que busquen un modelo cómodo y ventilado para entrenamientos o competiciones en todo tipo de terrenos a ritmos más lentos de 4.30 min/km.

Adidas Revenge Boost Mesh

Adidas Revenge Boost Mesh
8.5

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    9/10

      Ajuste y horma

      8/10

        Upper

        8/10

          Suela

          10/10

            Lo mejor

            • El Boost la lleva a otro nivel
            • Diseño atractivo y vistoso
            • Buena transición y amortiguación
            • Tracciona como las mejores

            A mejorar

            • Tiras de mediopié mal orientadas o muy adelantadas
            • El diseño de la puntera es horrible
            • Durabilidad algo mejorable

            13 Comentarios

            1. Buenas,

              Buen análisis.

              Prefiero las glide, pero a mi no me parecen tampoco malas zapas de complemento para gente de peso tirando a ligero.

              La suela es muy parecida a la de sus hermanas las response boost,… con la diferencia de que en éstas la suela es continuada por el borde exterior de la zona del arco.

              La estética rompe un poco con otros modelos de adidas,… está bien.

              Saludos.

            2. muy buen análisis… una pregunta, siendo neutro, 60kg, podría utilizar las revenge para rodajes largos de 30 km, o quedarían un poco cortas? mis rodajes largos suelo hacerlos con NB 1080.

            3. Jonatan no entiendo por qué pones que es la revenge 2. Me acabo de comprar este mismo modelo de la foto pero para chica y en la caja pone revenge a secas, lo mismo que pone en el lateral de la zapatilla de la foto.

            4. Es que tenía dudas y no entendía el comentario, pero ya me ha quedado claro, gracias.
              Me gustaría tu opinión sobre si he hecho bien en comprarme éste modelo. Peso 56K y normalmente hago series cortas por debajo de los 4min/km , es el entrenamiento para la preparación de 1 Km. Es para una oposición. En un primer momento me compré las Adidas Adizero Boost 3, en recomendación al “experto” de una tienda especializada, pero informándome después, al ser piasada neutra y yo pronadora, pensé que fuera de pistas dejando atrás series cortas me podría repercutir negativamente… Estoy un poco confusa sobre el modelo que mejor me convendría…

            5. Jonatan alguna alternativa a este modelo? Ya es muy dificil encontrarla en stock desde hace meses, no sé si será por nuevo modelo o directamente lo han descatalogado. Para pronadores ligeros (60) que nos molestan los arcos marcados?

              Gracias

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.