Mizuno ha querido renovar un poco su línea de trail running ya que no acaba de calar a fondo entre los corredores de montaña, así que la Mizuno Wave Daichi debuta sustituyendo a la Kazan y para ello no solo han cambiado el nombre al modelo, sino que se han esforzado mucho por realizar cambios importantes en el comportamiento de la zapatilla, de hecho estamos ante uno de los modelos sorpresa del año en la categoría de trail sin duda alguna.

El nombre Daichi viene a significar ‘tierra grande’ o ‘tierra extensa’ y simboliza muy bien el objetivo de este nuevo modelo de la casa japonesa: una zapatilla para trails de media distancia donde se mezclen distintos tipos de terrenos. La polivalencia es uno de sus muchos fuertes y, para conseguirla, Mizuno se ha asociado con la segunda empresa en cuota de mercado del mundo de los neumáticos: Michelin.

Es curioso cómo una marca japonesa como es Mizuno se ha asociado con Michelin, como digo, la segunda marca en cuota de mercado en cuanto a neumáticos y no con Bridgestone, actual líder en esa categoría y también japonesa como Mizuno. La respuesta a esto es muy sencilla, el currículum de Michelin realizando suelas de calzado es inmejorable y, en el apartado de suela, veremos porqué Michelin ha sido la empresa elegida y porqué han acertado en esta asociación tanto Mizuno como los franceses de Michelin.

Chasis y mediasuela

El chasis de estas nuevas Mizuno Wave Daichi es, sin duda, un ejemplo y declaración de intenciones de lo que es y aporta la zapatilla en términos generales: robustez. Es una zapatilla que, sobre todo, transmite confianza al corredor desde el primer momento ya que la sujeción y estabilidad que aprecias al calzártelas es realmente impresionante.

El chasis de las Mizuno Wave Daichi no es complicado, ni mezcla muchos compuestos. Mizuno ha querido primar la fiabilidad y el rendimiento sobre la innovación y el marketing. Teniendo compuestos como el U4ic o U4icX, ha preferido diseñar la mayoría del chasis con AP+ (polímero de aceleración), este compuesto es un derivado de la EVA que tiene mucha capacidad de recuperación y mucha tolerancia y resistencia al estrés, lo cual es fundamental en este tipo de zapatillas, que deben estar preparadas para rendir decenas y decenas de kilómetros.

Mizuno Wave Daichi

Además, el Ap+ es un material que garantiza la estabilidad de la zapatilla y también de las articulaciones del corredor, en especial el tobillo, ya que es un compuesto que no da mucho recorrido de amortiguación y con eso se evita un trabajo extra del cuerpo para aportar la estabilidad necesaria.

La Mizuno Wave Daichi no es una zapatilla ultra amortiguada, su amortiguación es la adecuada y es de esos modelos que acaban enamorándote ya que el chasis te da las mismas sensaciones al principio de la carrera que al final.

Los otros dos componentes de la mediasuela de las Mizuno Wave Daichi son U4icX, situado en el talón en una capa pequeña que le aporta a la zapatilla un tacto algo más suave en el aterrizaje, y una placa de Wave de forma cóncava que se ocupará de aportar algo de amortiguación mecánica, aunque la realidad es que, como no tiene mucho margen de movimientos ya que el Wave está totalmente rodeado de Ap+, no podrá moverse como en otras Mizuno donde existen “agujeros” que le permiten flexar algo más, así que el aporte principal del Wave en estas Daichi es, sin duda, la estabilidad de talón.

Los perfiles de la Daichi son de 30 mm en talón y 18 mm en antepié, con un drop resultante de 12 mm, claramente un modelo indicado para entrenamientos y para talonadores.

Respecto a la base de la zapatilla, la Mizuno Wave Daichi tiene una amplitud de 109 mm en antepié y 85 mm en talón, en la media del mercado. Al ponértelas, queda claro que no es una de esas zapatillas a las que tienes que acostumbrarte por tener un chasis diferente o con alguna particularidad, es una zapatilla que va a resultarle familiar a tu pie ya que es un modelo dentro de los estándares del mercado, tanto en perfil como en anchura.

Suela

La suela es, posiblemente, la parte más protagonista de las Mizuno Wave Daichi, no solo por su comportamiento, que también, sino porque presenta la novedad de que ha sido desarrollada por Michelin.

Como decía en la introducción, Michelin es una marca de neumáticos muy versada en el arte de realizar suelas para calzado y siempre con muy buenos resultados, de ahí que Mizuno quisiera colaborar con la casa francesa.

Michelin, concretamente su departamento Michelin Soles, ha realizado suelas para marcas como Salewa, Babolat, Northwave, TCX o, recientemente, la hemos visto crear la suela de las Fat Tire de Under Armour, otro modelo de trail.

Pero Michelin no ha hecho más que empezar, su potencial es tremendo en este mundillo de running y trail running y la colaboración con Mizuno ha hecho que veamos que Michelin ha sido capaz de adaptar tecnologías desarrolladas para neumáticos de bicicleta de montaña en calzado de trail running. Sin ir más lejos, las Mizuno Mujin se han desarrollado a partir del neumático Wild Mud y han sido capaces de adaptar la tecnologías Twisted de ese taqueado específico de barro a las Mujin.

Mizuno Wave Daichi

Pues bien, las Daichi no se quedan atrás y cuentan con otra adaptación digna de mención.
Uno de los neumáticos de bicicleta más exitosos de la marca es el Ciclocross Mud 2, una goma tremendamente polivalente que los practicantes de esta modalidad de dos ruedas suelen utilizar cuando el terreno es mixto y no posee demasiado barro. Han sabido trasladar esas características casi calcadas a la suela y el comportamiento en las Mizuno Wave Daichi.

El taqueado de las Daichi tiene dos partes bien diferenciadas dentro de la tecnología G-Adaptive con la que Michelin deja claro el objetivo de esta geometría de taqueados, adaptación a distintos terrenos:

  • Taqueado negro: este tipo de tacos importados de la goma Ciclocross Mud 2 tiene un dibujo clásico que solemos ver en las ruedas de las bicicletas, tacos multidireccionales, inclinados, escalonados y sin un patrón sólido que lo que hacen es aportar agarre en cualquier superficie, a la vez que evitan la acumulación de tierra o piedras en la suela debido al diferente rango de vibración de las distintas partes del mismo taco y del resto del taqueado.
  • Taqueado amarillo: este tipo de tacos se distribuye en el perímetro de la zapatilla y salvo en el talón y en la puntera, su forma es de U con la parte abierta hacia el exterior de la zapatilla. Estas ‘U’ funcionan muy bien en cuanto a tracción a la hora de correr hacia adelante ya que no presentan impedimento al movimiento natural pero, además, permiten movimientos laterales del corredor proporcionando una tracción lateral poco habitual en el mercado. Cuando intentamos saltar o rodear algún obstáculo (ramas, tocones, grandes piedras, charcos…) le pedimos a la zapatilla un movimiento para el que su suela no ha sido específicamente diseñada, la mayoría de zapatillas suelen recurrir a grandes tacos externos que ayudan algo, pero estas Daichi tienen un taqueado perimetral específicamente diseñado para esa tracción ocasional que nos solemos encontrar.

La dureza de la suela es de 86º en todos los materiales, tanto el negro como el amarillo así que es posible que sea X10 cuya geometría haya sido alterada por Michelin.

La Daichi agarra excelentemente bien en casi todos los terrenos: tierra, caminos de montaña, terrenos sueltos no embarrados, incluso en roca se defiende bien. También hay que hacer mención de su rendimiento en terrenos lisos y húmedos donde sin duda se ve la mano de Michelin.

No es una zapatilla para carreras con demasiada roca y tampoco es un modelo para terrenos embarrados ya que la suela no está diseñado para esto, la Mujin está más preparada para barro que la Daichi por ejemplo. Estas Daichi son zapatillas para terrenos compactos como senderos, monte no embarrado, cortafuegos… La prueba la he realizado principalmente por donde discurre el Trail Costa Quebrada y me ha funcionado excelentemente bien salvo en las zonas de más barro que me he encontrado, donde la falta de profundidad del taco se hacía más evidente.

Creo que es un modelo ideal para todos los que suelan hacer trail no muy técnico, especialmente en zonas donde la lluvia no es una constante: la meseta, Madrid, Andalucía, incluso en buena parte de pirineos, etc. Y, para los que vivimos por el norte, simplemente hay que saber que los días de lluvia requieren de otro modelo específico.

La flexibilidad es bastante buena ya que no tiene placa antirrocas, además su adaptabilidad al terreno gracias al XtaticRide (esa X a base de surcos en el mediopié) también funciona bien. Esta característica de las Mizuno de trail era algo que no me había gustado en las Kazan que probé. En aquellas reviews dije que hacían que el chasis fuera demasiado endeble y requerían mucho esfuerzo del arco y del pie del corredor. Sin embargo, el XtaticRide de las Daichi es el primero que pruebo que está bien diseñado y funciona muy bien, ya que es mucho menos permisivo y no perjudica apenas la integridad del chasis de la zapatilla y, por tanto, es capaz de aportar un rango de movilidad y adaptabilidad decente (no tanto como las Kazan), no le exige trabajo extra al pie durante tantos kilómetros y, sobre todo, hace que la zapatilla sea mucho más estable.

La durabilidad es adecuada. Suelo correr con casi todas las rivales directas de las Daichi, como Brooks Cascadia 9, Saucony Xodus, New Balance Leadville… Y la Daichi es, probablemente, la mejor en este aspecto.

Es cierto que su taqueado es más duro, el tacto también es algo más duro y la suela no es tan agresiva, pero también es cierto que la tracción es tan buena como algunos de esos modelos, especialmente en roca húmeda. Es una zapatilla diferente a esas a pesar de ser rival directa, es un modelo más robusto en todos los aspectos, tanto en suela, como en tacto y ajuste. Es una zapatilla que recuerda a modelos de trail de hace algunos años pero, lógicamente, con rendimiento y tecnologías actuales.

Espero sacarle unos 600 kilómetros a las Mizuo Wave Daichi. Tras casi 150 kilómetros, los signos de desgaste son los normales para esa distancia, pero, por ejemplo, con menos desgaste que Leadville y Xodus ISO con los mismos kilómetros y terrenos muy similares.

Upper

El upper de las Mizuno Wave Daichi es otro de sus puntos fuertes aunque pueda, a priori, pasar desapercibido (aunque no estéticamente, ya que la edición de prueba, inspirada en los colores chinos rojo y amarillo, es muy llamativa).

No es un upper ultra moderno, ni aligerado ni nada por el estilo, es sólido, funcional y donde todo está cuidado hasta el más mínimo detalle para que funcione como se espera.

Lo primero que se va a notar al calzárselas es el increíble ajuste, el pie va totalmente sujeto y protegido. Es algo remarcable ya que puede dar la sensación de agobio en un primer momento aunque, una vez las usas un par de veces, esa sensación desaparece. Es, simplemente, hacerse a la zapatilla y viceversa. No es mala idea salir el primer día a caminar por el monte con ellas, no es que lo necesiten para poder correr, pero sí que avanzamos mucho con esa adaptación.

La malla es bicapa, posee una buena ventilación para un modelo de trail ya que la capa externa, sin ser abierta, tampoco es demasiado cerrada, la capa interna sí lo es para aportar confort y, como todas las Mizuno últimamente, cuenta con una pieza de tela sintética en la parte situada sobre los dedos que, como punto positivo, puede reducir las posibilidades de rotura de la malla o la entrada de algo de agua al interior. Pero la verdad es que, como he dicho otras veces, aunque no molesta y es posible que la mayoría de la gente no sepa ni que está ahí, no es precisamente el trabajo más fino en cuanto a acabados que he visto en una zapatilla.

La Daichi cuenta con unas protecciones sintéticas cosidas a lo largo de todo el upper, la puntera, los laterales a la altura de los juanetes, el sistema de cordones…todo va protegido con estos refuerzos, culpables en parte de esa sensación a modelo clásico en el buen sentido y es que Mizuno a pesar de recurrir a este tipo de protección, ha tenido la capacidad de controlar que no afecten apenas al confort del corredor, especialmente la puntera o Toe Guard que es bastante voluminoso pero no es rígido.

Los refuerzos más consistentes se encuentran en el mediopié, cuatro tiras termoselladas de gran grosor que unen la parte media y superior de los cordones con el chasis, haciendo esa zona del upper muy robusta y, lógicamente, dando un apoyo y ajuste tremendo al pie en esa parte. Además, van apoyados por el Runbird (logotipo de Mizuno) que refuerza aún más la zona media e inferior de los cordones. Como detalle de calidad, hay que decir que el Runbird tiene un acabado plateado muy llamativo y bonito que lleva gradabas unas curvas de nivel.

La lengüeta es generosa en el acolchado, no es nada incómoda y tampoco es excesivamente voluminosa pero es algo más acolchada de lo normal en busca de dar confort al pie; los cordones realmente funcionan de lujo y, a pesar de no tener bolsillito para guardarlos, me han gustado mucho ya que no son muy largos y mantienen la tensión de lazado de manera brillante.

Como todas las Mizuno, la Daichi tiene un contrafuerte generoso y rígido que va acorde con el resto de la zapatilla. No esperaba otra cosa viendo el upper y el chasis tan sólido y estructurado de las Daichi y, a pesar de ser un contrafuerte alto y rígido, no me ha causado ningún problema debido a que el chasis y el drop hacen que funcione muy bien y no se clave en el pie. En cambio, el ajuste de esta parte trasera del pie es de un gran nivel.

A resaltar el acabado interior del collar, el lining, de calidad premium, especialmente para un modelo de trail. No solo cuenta con un acolchado justo y muy eficaz sino que al tacto y a la hora de gestionar la humedad es excelente.

Horma

Intentar describir el ajuste y horma de las Mizuno Wave Daichi no es sencillo, se podría resumir diciendo que tiene una horma totalmente estándar en todos los puntos de la zapatilla, pero a eso hay que sumar que también posee un ajuste brutal en todos y cada una de esas partes. Este ajuste está proporcionado por elementos consistentes, no es de una malla elástica, es un ajuste más sólido y robusto.

Mizuno Wave Daichi

Mi pie es totalmente estándar en cuanto a anchura en talón, mediopié y antepié y, además, tengo un arco normal de altura y rigidez. La Mizuno Wave Daichi se ajusta a él como si no hubiera mañana, mi pie tiene suficiente espacio en todos los puntos, pero no puede moverse dentro de la zapatilla, está totalmente controlado.

En una zapatilla de running quizá me hubiera gustado algo menos de “vigilancia” por parte del upper, pero en trail running me gusta mucho esa sensación de soporte y seguridad que te da el chasis y el upper ya que sabes que, pises donde pises, la zapatilla y tu pie van a ir juntos y no cada uno por su lado. Es cuestión de gustos, personalmente es una sensación que valoro positivamente porque además de una seguridad al pie, me permite el cambio de terrenos y ritmos sabiendo que eso no va a cambiar el rendimiento o el ajuste de la zapatilla.

El talón se aferra al pie como un político al sillón, no hay manera de que el pie se mueva dentro del talón y eso sin usar el agujero auxiliar de los cordones.

En el mediopié, tres cuartos de lo mismo, el upper es muy robusto en esta zona y da mucha sensación de control. Además, el arco es medio y el chasis con el Wave no es para nada endeble. El Xtatic Ride ha sido muy bien retocado para que esta zona del pie no se encuentre vendida o realice trabajo extra.

El antepié es la zona más “libre” si por libre entendemos ir con escolta a todos los sitios, como digo no es algo que critique peyorativamente, más bien me ha gustado, pero hay que saber que la Daichi es como un padre y te controla el pie totalmente.

El footbed es muy agradable, seguramente parte de la primera sensación de aterrizaje -que resulta muy buena- sea culpa del material con el que está realizado, probablemente U4ic. La plantilla no es muy gruesa pero es acolchada, es recomendable dejarla descansar entre entrenamientos para que recupere la forma pues puede estresarse un poco si se entrenan muchos kilómetros varios días seguidos.

Respecto al tallaje, hay que tener muy en cuenta que, si bien no he necesitado media talla más, es cierto que tallan un poquito más pequeño de lo normal y, teniendo en cuenta el ajuste tan cercano que tienen, es posible que algún corredor prefiera media talla más para relajar todo el ajuste un poquito.

Amortiguación

Podríamos definir la amortiguación como de nivel medio, particularmente me parece muy acertada para un modelo de trail running ya que es eficaz en cuanto a que el pie no se hunde mucho y, el tacto, aun siendo algo más firme que las rivales, no resulta desagradable ni mucho menos. Es una zapatilla algo menos blanda que las Mizuno Wave Kazan 2, por ejemplo, pero no a mucha distancia.

Considero que es una excelente zapatilla para trails no muy largos, hasta 70 km me parece una opción muy buena ya que la amortiguación en monte es adecuada en cantidad y tacto y no requiere trabajo de estabilización por parte del pie.

Para el nivel medio de amortiguación de las zapatillas de trail me ha parecido bastante bien amortiguada, no tanto como otros modelos más preparados para ultra trails (léase New Balance Leadville v3), pero sin duda que estaría en la mitad superior del mercado en cuanto a amortiguación, cerca de las Kazan.

La dureza del Ap+ en estas Daichi es de 58º, no es una zapatilla demasiado dura en materiales, el Wave sí que hace que se note algo más firme que esos 58º pero, como he dicho antes, es debido a que el Wave no tiene mucha movilidad, como sí tenía en las Kazan.

La amortiguación delantera sí se nota algo más agradable ya que la ausencia de Wave frena un poco el tacto tirando a firme que tiene la Daichi en el talón. Además, la existencia del XtaticRide hace que esta parte delantera trabaje de forma un poco más autónoma que en otras zapatillas y, al final, eso se traduce en mayor sensación de amortiguación y de terreno.

La amortiguación trasera no está nada mal, tiene una primera fase agradable hasta que el Wave aparece y, entonces, ya se aprecia más firme y, sobre todo, más estable.

Conclusión

Mi particular opinión es que La Mizuno Wave Daichi me ha traído muy buenos recuerdos de modelos clásicos de trail de hace algunos años, no porque esté anticuada, ni mucho menos, sino por el tremendo grado de control por parte del upper y todo ello sin necesidad de recurrir a uno tremendamente pesado. La Daichi no es ligera pero tampoco es una tanqueta, pesa 310 gramos en 9 US y 320 gramos en talla 10 US.

Es una zapatilla que rezuma fiabilidad y polivalencia, algo que muchos trail runners valoran, no es una zapatilla específica para nada y, por ejemplo, no es un modelo para mucha montaña o barro, pero en terrenos más light son excelentes.

Son zapatillas para corredores entre 65 y 85 kg principalmente, para distancias de hasta 60 – 70 km como mucho, todo dependiendo del terreno, desnivel y el peso del corredor. Gracias a su increíble ajuste y protección pueden llevarse a ritmos más altos de los que dicta su peso.

No es un modelo con partes malas o defectos, sí es cierto que por pedir se puede pedir un confort mejor, sobre todo en la parte delantera o un tacto ligeramente más amortiguado pero, como digo, es una zapatilla que si bien no es la mejor en algo, es bastante buena en muchas cosas y esa es la clave de las Daichi.

A mejorar:

Calificaciones:

  • Chasis y estabilidad: 9.5/10
  • Amortiguación: 8/10
  • Ajuste y horma: 9.5/10
  • Upper: 8.5/10
  • Suela: 9.5/10

Usuario tipo de la Mizuno Wave Daichi:

  • Corredores neutros o plantilleros de 65 a 85 kg que busquen una zapatilla fiable, estable y duradera para trails de media distancia en terrenos no demasiado técnicos a ritmos más lentos de 4.20 min/km.

Puedes comprar la "Mizuno Wave Daichi" en Runnics.

Mizuno Wave Daichi

Mizuno Wave Daichi
9

Chasis y estabilidad

10/10

    Amortiguación

    8/10

      Ajuste y horma

      10/10

        Upper

        9/10

          Suela

          10/10

            Lo mejor

            • Ajuste increíblemente cercano y de mucho soporte
            • Polivalencia y acabados
            • Agarre en diversos terrenos
            • Estabilidad excelsa

            A mejorar

            • No son las más innovadoras del mundo
            • El tacto, sin ser malo, podría ser más agradable
            • El Wave está muy limitado

            2 Comentarios

            1. Hola Jonatan, una consulta. Me gustan estas zapatillas, pero ya me sucedió con otras Mizuno de calle que se comenzaron a romper la malla en el lugar donde se encuentra la uña de mi dedo meñique (el mas pequeño). Como me resulta una buena opción de zapatillas de trail frente a zapatillas mas pesadas como podrían ser las Salomon (las Mizuno Daichi las tendría que hacer traer desde Europa) quiero saber si en ese lugar tienen algún refuerzo o algo que se pueda estimar que ahí no se van a romper con el primer roce con una piedra. Desde ya gracias. Saludos desde Argentina. Alejandro

            2. la malla de las daichi es bastante resistente, ahora estoy con la nueva y es una de las cosas que más me gusta, ahora bien, si rompes TODAS las mallas ya habria que verlo….

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.