Como ya vimos en la primera adidas 4DFWD (se pronuncia ‘forward’, que significa hacia adelante), esta saga es un intento de adidas por desarrollar una tecnología que bien puede representar el futuro del calzado.

adidas está poniendo esfuerzos poco a poco en esta técnica para poder desarrollar un Know How de cara al futuro y ponerse por delante de la competencia en esta nueva manera de crear calzado deportivo.

adidas 4DFWD 2

La versión anterior, muy similar en construcción a esta adidas 4DFWD 2, ya nos pareció un salto importante porque era una zapatilla con la que se podía correr perfectamente sin demasiados problemas.

adidas 4DFWD
La primera adidas 4DFWD

Es cierto que era un modelo limitado en algunos aspectos y con alguna pega grande, pero definitivamente es el buen camino para que adidas logre crear zapatillas mediante este método que reemplacen la manera actual de crear calzado para running.

adidas 4DFWD 2

Los cambios en esta segunda versión están enfocados a hacer la zapatilla principalmente más duradera y estable, con mejor ajuste y mejor aprovechamiento de sus condiciones en carrera.

Lo cierto es que es una zapatilla de running más completa en global, pero sigue teniendo algunos problemas intrínsecos a la tecnología 4D que adidas deberá resolver en el futuro. Una vez consiga arreglar los puntos débiles, el calzado impreso será una realidad de masas.

Chasis y mediasuela

La mediasuela que utiliza está segunda versión es exacta a la anterior, algo normal teniendo en cuenta que la profundidad y la complejidad del diseño 4D de esta mediasuela no es algo que se pueda hacer en pocos meses: es un trabajo milimétrico más propio de arquitectos que de diseñadores de zapatillas y es que, al ser un entramado que trabaja casi en red, si realizas un pequeño cambio, toda la mediasuela se verá afectada.

adidas 4DFWD 2

Así que seguimos con los perfiles de la versión anterior: 32 mm en talón y 21 mm en antepié con un drop alto e inusual de 11 mm. Lo cierto es que se nota que la zapatilla tiene drop y hace mucho hincapié en la amortiguación de talón.

El objetivo de adidas con la 4DFWD queda claro ya solo con leer el nombre y es que lo que buscan no es solo una zapatilla que amortigüe el impacto de manera agradable, sino que sea progresiva en el ciclo de pisada y que nos impulse hacia adelante: toda la estructura de mediasuela está diseñada para facilitar esa transición.

adidas 4DFWD 2

La 4DFWD 2 tiene una base relativamente amplia, con 117 mm en antepié y 96 mm en talón que, sin ser extremadamente ancha, sí cuenta con un flare muy notable y, gracias al innovador sistema de mediasuela, el pie se hunde en el centro de la zapatilla y ésta no se escora demasiado hacia el lateral como pasa de manera más acentuada con la EVA o polímeros similares.

Es bastante estable gracias a esa manera que posee de comprimirse cuando entra en carga, así que gracias tanto a la base (de anchura por encima de la media) como a la forma de aportar amortiguación, la zapatilla resulta estable en casi todo momento, sobre todo por asfalto, que debería ser el terreno principal de uso.

adidas 4DFWD 2

El problema de la impresión 3D en calzado siempre ha sido el tiempo de producción. Muchos estudiantes y futuros diseñadores de calzado utilizan impresoras 3D para dar vida a sus diseños, que tardan en producirse mucho tiempo, algo que para una marca con tanta demanda como adidas no sería rentable ni práctico.

Así que adidas decidió asociarse con Carbon Incorporated, una empresa de Silicon valley que posee una patente para realizar impresiones 3D mediante un método muy diferente y hasta cien veces más rápido.

Carbon y adidas utilizan un sistema denominado Digital Ligth Synthesis o DLS, es un proceso que consta de varias partes:

– Lo primero es contar con buena materia prima. Tras probar más de 150 resinas diferentes, el material elegido con el que se forma la mediasuela de las 4DFWD es un elastómero de poliuretano llamado EPU41 muy resistente a la rotura, elástico, con buena resiliencia y con una dureza equivalente a un 72ºHA.

– El siguiente paso es un proceso fotoquímico denominado CLIP (Continuous Liquid interface Production): tenemos un recipiente con cristales que está lleno de una resina plástica que reacciona con luz ultravioleta. A través de los cristales, permeables al oxígeno, se proyectan unas formas con una luz de LED muy potente que hace que la resina reaccione y vaya tomando forma. Según la pieza va tomando forma, la van elevando y siguen proyectando haces de Luz UV progresivamente.

– La clave del proceso es que haya un flujo continuo al compás del movimiento de la pieza. Según se va formando y elevándose, es crucial que esa resina fresca vaya colocándose bajo la pieza para, posteriormente, ser endurecida con la forma proyectada por la luz. Además, a través del cristal se aporta oxígeno para crear una película de oxígeno entre el cristal y la pieza, inhibiendo la reacción de la resina y evitando que se endurezca en esa «zona muerta» entre el cristal y la pieza (así se evita que la pieza se pegue al cristal).

– Una vez la pieza ha tomado forma, se mete en un horno especial para provocar una segunda reacción química que endurece la pieza (en este caso, la mediasuela) hasta un punto muy elevado. Carbon asegura que una pieza como la que forma la 4DFWD es más resistente que la misma pieza hecha de TPU. Además, en este paso se le da la forma del repunte delantero y trasero a la mediasuela ya que imprimir la pieza plana es más rápido y se gasta menos material, así que utilizan el horno con unas cuñas para dar el biselado y las formas a la mediasuela.

– Este segundo paso o reacción garantiza la isotropía de la pieza, por lo que mantiene el mismo comportamiento y capacidad se mire por donde se mire. Esto es clave para que una mediasuela no se rompa, ya sea por diferentes usos o por diferentes pesos o ritmos, o simplemente por correr sobre alguna piedra. Esa isotropía se consigue por la uniformidad en la densidad del material (en este caso, resina) con el que se construye la mediasuela.

Ya sabemos que adidas está en una tendencia de respeto al medio ambiente muy radical y que pretende que para 2024 sus zapatillas sean neutrales en emisiones de CO2: en la 4DFWD 2 tenemos un upper con 50% de materiales reciclados, pero es que la mediasuela cuenta con un 40% de materiales biológicos y, además, se intenta reducir el uso de químicos lo máximo posible. Hasta el secado de cada mediasuela se hace pensando en ser sostenible y se utiliza una centrifugadora para secar las piezas impresas (en vez de usar alcoholes).

Lo cierto es que gracias a este sistema y al diseño de mediasuela, la zapatilla rinde muy bien y es bastante equilibrada, mucho más que otros modelos de la marca de Herzogenaurach que llevaban tecnología 4D.

Y es que es un ámbito relativamente nuevo, en proceso de desarrollo y que cada año que pase se irá puliendo hasta ser bastante importante y adaptado a las necesidades de los corredores.

En el futuro es posible que las zapatilla lleven un entramado adaptado específicamente al peso, pisada, ritmos o terrenos que el comprador introduzca en su pedido a la hora de comprarlas, como ahora se hace con los extras de un coche.

Aun siendo la zapatilla funcional como modelo de running, lo cierto es que tiene un gran problema y es su peso.

Si en la versión anterior ya relatábamos que era algo problemático (no se notaba mucho a ritmos lentos pero sí parecía muy pesada bajo el pie debido al gran peso de la mediasuela) pues se iba hasta los 350 gramos en talla 10 US, el problema es que esta segunda 4DFWD aumenta hasta los 370 gramos en talla 10 US (345 gramos en 9 US), algo inaceptable actualmente si quieres correr por debajo de 5:00/km.

Lógicamente, es algo que con una tecnología recién nacida no puedes arreglar por arte de magia. Sin ir más lejos, adidas ha tardado unos cinco años en crear el Light Boost al moverse el mercado hacia espumas más ligeras que dejaron al Boost original en el lado pesado de las espumas; así que creo que este tipo de zapatillas impresas podrían tener un proceso de espera para solucionar este tema de, al menos, otro lustro.

No es que el peso sea un gran problema si corres lento y haces un par de días de rodaje a la semana, pero sí es un problema de cara a evolucionar la tecnología para implementarlo en calzado más serio de running.

Suela

Lo primero que dije el año pasado respecto a la suela de la adidas Ultra 4DFWD fue lo siguiente: «la suela podría decirse que no está mal y que cumple con lo esperado, pero también es verdad que podrían haber puesto algo de caucho Continental y hacer una zapatilla más completa dado el precio de 200 € que tiene la 4DFWD».

adidas 4DFWD 2

En esta segunda versión adidas ha optado por hacerlo. Ha dotado a la zapatilla de caucho Continental en la suela, de 65ºHa de dureza, y también han cambiado las geometrías de taqueado para que sea más funcional tanto en asfalto como en caminos de tierra bien cuidados.

No solo la geometría ha cambiado en cuanto a tacos sino que el caucho es más firme al ser Continental (65º por 58º) y, además, se ha aumentado el grosor de la suela un milímetro, hasta los 4 mm totales, lo que hace que la zapatilla sea más duradera en todos los sentidos y eso justifica algo más su alto precio de 220 €.

Claro está, esas medidas han sido en parte culpables del aumento de peso de la zapatilla, así que no todo son buenas noticias en la suela.

Pero, en general, es más duradera, polivalente y tracciona mejor, especialmente en suelo mojado donde, sin tener el resultado de otras suelas Continental, está claramente por delante del modelo anterior.

En cuanto a la esperanza de vida, va a ser algo complicado al ser un modelo más polivalente en usos que una zapatilla 100% de running, así que va a depender de para qué la utilicemos.

Si solo la queremos para correr, será un modelo de poco volumen semanal, al menos debería no pasar de 30 km semanales en asfalto o un poco de tierra. En este caso, creo que va a llegar a unos 750 kilómetros sin problemas: es una suela completamente cubierta de caucho con dureza ligeramente por encima de la media, así que la durabilidad no va a ser un problema para la zapatilla.

Upper de la adidas 4DFWD 2

Aunque hemos visto cambios interesantes en la suela de la zapatilla, donde sin duda más evoluciona la adidas 4DFWD 2 es en el upper: adidas ha echado el resto para canalizar el modelo hacia un enfoque más serio en running.

La versión anterior tenía un PrimeKnit muy agradable pero con poca capacidad para la contención del pie, especialmente en talón y lateralemente, lo que la hacía muy agradable para el uso diario (pues permitía al pie expandirse sin mucha restricción) pero, al correr, permitía que el pie flaneara un poco.

La adidas 4DFWD 2 cambia el enfoque y le planta unos topes laterales de tejido muy denso y claramente identificable por el color marfil. Estos paneles dan muchísima contención al pie y estructura al upper, tanto que cambian radicalmente la experiencia de uso respecto a la primera versión.

Para empezar en la parte delantera no solo no se mueve el pie sino que va controlado en todo momento y, al ser la horma un poco puntiaguda, puede resultar hasta un upper excesivamente controlador.

Estos paneles blancos tan cerrados se unen con una costura (protegida por un termosellado) al PrimeKnit+ de color negro que se sitúa en la parte superior de los dedos, la lengüeta (inexistente al ser botín) y los laterales superiores del mediopié, donde van las bandas de adidas.

El PrimeKnit+ es muy agradable y elástico y ayuda a compensar un poco esos paneles laterales tan contundentes.

La ventilación es bastante buena para una zapatilla con upper de knit, y lo cierto es que no solo tiene una decente entrada de aire por la malla sino que la mediasuela no genera calor y deja entrar aire por debajo de la plantilla, así que la refrigeración del pie está asegurada.

En el talón tenemos el material blanco para dar consistencia y apoyar al contrafuerte de talón y, desde luego, el ajuste y contención del talón que logra es mucho más funcional y mejor que el de la versión anterior: este punto es clave para hacer de la adidas 4DFWD 2 una zapatilla más apta para el running.

En general, adidas ha optado por aplicar un collar y talón más firme y habitual en su línea de running, lo que se ha traducido en más peso, pero tiene un rendimiento mucho mejor en cuanto a dinámica y contención del pie.

En la parte media y delantera ha aplicado barreras laterales contundentes para evitar el flaneo del pie, pero con PrimeKnit+ elástico para encontrar un ajuste muy agradable.

adidas 4DFWD 2

Hay un aspecto curioso en esta adidas 4DFWD 2, y es que el agujero superior de los cordones es ahora una pieza plástica de gran tamaño, un triángulo alargado que bajo mi punto de vista tiene poco sentido ya que si quieres poner esa pieza porque es algo más flexible a la hora de dar un mejor ajuste dinámico (lo consigue a medias), lo lógico es que tenga dos secciones separadas para crear una opción alternativa, así el usuario puede decidir si quiere un ajuste más enfocado a la sujeción de talón o dejarlo como está.

Si vas a sumar peso con esa pieza, al menos que aporte algo claro.

Horma

El año pasado decíamos que la zapatilla era algo plana de base y sigue siendo así, pero ha mejorado mucho gracias al resto de cambios aplicados en la zapatilla y que minimizan esa sensación de tabla del strobel board

Esto se debe a lo comentado anteriormente sobre que la mediasuela se imprime plana (porque es más barato) y es posteriormente cuando le dan ciertas formas, como el repunte delantero o el biselado de talón, así que buena parte de la zapatilla es plana precisamente porque es mucho más rápido de hacer así y en ciertas partes es difícil dar forma en un paso posterior.

adidas 4DFWD 2

Talla correctamente pero también es cierto que la puntera es algo puntiaguda y, al sumarle los paneles laterales del upper, puede hacer que, si tenemos pie ancho, los dedos se junten demasiado para el gusto de muchos (y es algo que tiene difícil solución, la verdad).

El ajuste de mediopié es mucho mejor que en la versión anterior, algo que se agradece mucho. Y, junto al ajuste también más cercano y seguro, tenemos el acolchado del talón, que minimiza mucho la sensación de tabla de la horma.

adidas 4DFWD 2

La plantilla es simple, de EVA, 4 mm y 45ºHC de dureza. Choca ver una plantilla tan poco interesante en una zapatilla tan innovadora y tan cara (200 €), pero tiene toda la lógica y es que lo que importa en la adidas 4DFWD 2 no es tener una plantilla de Ortholite gorda para ganar amortiguación sino acercar lo máximo posible la mediasuela al pie para notar todos los beneficios que ofrece esta amortiguación mecánica en 4D.

Los plantilleros tendrán una zapatilla delante algo compleja al ser la plantilla de serie no muy gruesa y la horma algo más restrictiva. Es posible que una plantilla de 5 ó 6 mm de grosor en la parte delantera nos dé más problemas en cuanto a la sensación de dedos amontonados, lo cual sería una razón para descartar la zapatilla, así que recomeindo probarla en tienda con la plantilla personalizada.

Amortiguación de la adidas 4DFWD 2

adidas tuvo que diseñar el entramado o enrejado de mediasuela cumpliendo varios objetivos dinámicos. Para ello se fue a la universidad más avanzada en biomecánica deportiva del mundo, la Universidad de Calgary y allí, a base de muchas pruebas, diseñaron este tipo de entramado para lograr, según adidas, casi tres veces más traslación del impacto vertical de un aterrizaje a un retorno de energía hacia adelante que los modelos previos 4D que tenían.

Básicamente, lo que intentaron es que la zapatilla ayudase de manera mecánica a transmitir ese impacto en retorno de energía en el sentido de la carrera. Es decir, que te impulsa más hacia adelante (de ahí también el término forward de la zapatilla).

Según adidas, la mediasuela con estructura de celosía, forma de pajarita y creada a partir de un 39% de poliuretanos biológicos (un derivado del azúcar de maíz denominado Susterra Propanodiol), te da una amortiguación de más de un 23% respecto a modelos 4D precedentes, algo que ya he dicho que se nota.

Pero, saliéndonos del marketing, lo que de verdad destaca y te hace pensar «pues sí, se puede correr muy bien con ella» es la progresividad de su amortiguación, la homogeneidad que notas en cualquier punto de la zapatilla y, sobre todo, la fluidez del ciclo de pisada: esa transición casi perfecta que hasta ahora no ha logrado casi ninguna zapatilla con espumas de mediasuela.

adidas 4DFWD 2

Hay que reconocer que, en cuanto a transición y tacto de amortiguación, no hay pegas que poner a la zapatilla: es muy agradable y los que la quieran para uso diario además de caminar o correr, acabará encantados con su comodidad.

Pero hay que hacer ciertos matices. Para empezar, esta segunda versión es ligeramente más firme, poco pero lo es, principalmente porque hay un milímetro más de grosor en la suela y un caucho más duro.

Eso hace que la forma en que va colapsando la estructura de mediasuela cambie un poco. No es nada malo, pero el tacto puede ser un par de grados más firme, algo que se une a la estructura más contundente de upper, que también influye más o menos en cómo la zapatilla se retuerce y se dobla en movimiento: en general es una zapatilla más estructurada, estable y completa.

La he probado junto con una de las zapatillas paradigma del entrenamiento amortiguado, la Brooks Ghost 15, y puedo decir que, en cuanto a cantidad de amortiguación, equilibrio de la misma en antepié y talón y transición no tiene nada que envidiarle, y eso es mucho decir en una tecnología tan novedosa como es la impresión 3D.

El otro punto que hay que aclarar es que, aunque el entramado en celosía de la mediasuela está optimizado para que al recibir presión se comprima hacia adelante y eso hace que la transición sea impecable y favorezca el movimiento natural del ciclo de pisada, su rebote es algo normal, ligeramente mejor que una EVA pero nada especial.

Desde luego, el nombre Forward le va como anillo al dedo por su transición increíble, pero no porque te impulse hacia adelante como sí lo hace una adidas Adizero Adios Pro 3.

Conclusión

Es una zapatilla con un gran defecto sin duda alguna, su peso. Pero ese defecto lo es para los que pretendan utilizar la adidas 4DFWD 2 para un uso extensivo en running, para lo que no usaríamos esta zapatilla.

Ahora bien, para un uso polivalente (diario, caminar, gimnasio y correr hasta unos 30 kilómetros a la semana) es una buena opción sin duda alguna: se comporta sorprendentemente bien corriendo, mejor de lo esperado, y va por el buen camino para ser una tecnología futura viable con un potencial customizable enorme.

Yo la utilizo mucho para el día a día, corro a menudo en cinta con ella y jamás he pensado que necesito otra mas específica, así que es una gran zapatilla si sabemos dosificar su uso.

El precio es alto, eso es innegable pero, claro, estamos hablando de una zapatilla con una tecnología innovadora, una construcción de calidad, materiales de primera y mucha investigación a las espaldas.

Sinceramente, tal como están los precios, aunque es alto no es ninguna locura.

Usuario tipo de la adidas 4DFWD 2:

  • Corredores neutros, plantilleros o supinadores de hasta 95 kg que busquen una zapatilla diferente y vanguardista para entrenamientos en asfalto a ritmos medios o bajos (por debajo de 4:20/km).

adidas 4DFWD 2

adidas 4DFWD 2
9.12

Chasis y estabilidad

10/10

    Amortiguación

    9/10

      Ajuste y horma

      9/10

        Upper

        9/10

          Suela

          9/10

            Lo mejor

            • Mejor ajuste y contención del pie
            • Durabilidad y agarre mejorados
            • Homogeneidad, transición y progresividad de la amortiguación
            • Materiales de calidad
            • Suela Continental

            A mejorar

            • Su peso se ha disparado
            • No es la más polivalente en terrenos
            • Algo angosta en antepié para pies anchos

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

            Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

            Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

            Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

            Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

            Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

            Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.