Cuando escuchas por primera vez adidas Adizero Prime o Adizero X, quizá se te vaya la mente a la línea F50 de botas de fútbol de adidas que realmente marcó una época, sobre todo en los pies de Leo Messi, pero la nueva adidas Adizero Prime X no es una bota de fútbol sino la zapatilla más radical de la historia del running hasta la fecha.

La adidas Adizero Prime X llega al mercado como una demostración de lo que es capaz de conseguir la tecnología actual en el calzado dedicado al running.

Todos sabemos que la World Athletics impuso unas limitaciones de altura (40 mm) y de construcción (número de placas) al calzado aceptado para ganar carreras o hacer récords admisibles, pero a adidas le ha parecido buena idea dejar un poco apartados esos límites para crear una zapatilla ilegal que puede tener sentido para cierto tipo de usos o usuarios.

Este tipo de calzado que excede las limitaciones de la World Athletics parece que se ha convertido en una mini tendencia que vamos a ver cómo se expande en 2022 y 2023. Y la zapatilla que probamos hoy ha sido la chispa que ha iniciado esa tendencia.

adidas la presenta como una zapatilla de entrenamiento con la que se puede competir y, tras probarla, yo diría que se definiría mejor como una zapatilla de competición pero que ocasionalmente se puede utilizar para algún día concreto en la preparación de una carrera.

Recientemente, Derara Hurisa fue descalificado por ganar la maratón de Viena con esta zapatilla, lo que habla muy bien de la capacidad de la adidas Adizero Prime X para competir a ritmos élite de 3:00/km o más rápido.

Fuese o no una jugada de marketing, la cosa es que se desató un poco el interés por esta zapatilla y lo que es capaz de hacer. Además, se abrió el debate de la lógica para la existencia de este tipo de calzado, de lo que también hablaré en la prueba.

Chasis y mediasuela

Sin duda alguna el reclamo principal de la adidas Adizero Prime X es su perfil de mediasuela, 50 mm en talón y 41.5 mm en antepié.

adidas Adizero Prime X

Estas son las mediciones oficiales de la Prime X pero lo cierto es que la distancia real que hemos medido en Foroatletismo en nuestra Prime X de talla 10 US es de 52 mm en talón y 43.5 mm en antepie, con un drop resultante de 8.5 mm.

Sin duda alguna es una locura de mediciones y en los pies esto no pasa desapercibido. La conjunción de material blando, mucha altura y poca base hace que la Prime X sea una zapatilla radical, quizá la más radical que hemos probado (estará ahí ahí con la Alphafly) y también limita un poco quién va a poder utilizarla y quién no.

Para explicar eso hay que entender primero cómo se construye esta zapatilla. La amplitud de base de la Prime X que hemos probado es de 113 mm en antepié y 78 mm en talón.

adidas Adizero Prime X

Mediciones, sobre todo la trasera, no muy voluminosas. Por ejemplo, los 78 mm de talón son la misma medida que tiene la adidas Adizero Adios Pro 2 con un centímetro menos de perfil, y en comparación con otras zapatillas con placa, la Prime X estaría entre las zapatillas más estrechas en esa zona.

Estas medidas de anchura, combinadas con una altura de 52 mm, hacen que la zapatilla sea un flan en la parte trasera. Es cierto que casi todas las rivales directas de la adidas Adizero Prime X son inestables, pero la adidas hace que la estabilidad se vea más comprometida aun  debido a esa altura extra.

El material de mediasuela es un Lightstrike Pro, del que adidas no ha revelado mucho pero que parece que podría ser un Pebax o un plástico similar inflado y que podría ir mezclado con EVA. El caso es que es un material con un alto rebote que vimos en la Adios Pro 1 y Adios Pro 2 y que en esta adidas Adizero Prime X se nota incluso más marcado debido al mayor recorrido de amortiguación que tiene esta zapatilla.

No hemos podido medir el rebote en porcentaje pero las sensaciones en carrera nos hacen pensar que está entre las tres o cuatro zapatillas con más rebote del mercado ahora mismo.

En cuanto a los elementos que componen el chasis, adidas ha utilizado una construcción derivada de la adidas Adizero Adios Pro 2: una mediasuela con un corte muy marcado en mediopié, siendo el de la adidas Adizero Prime X algo más moderado, pero está claro que ambas comparten materiales y geometrías. Entre esos materiales o tecnologías están los Energy Rods y la placa trasera de carbono.

adidas Adizero Prime X

Los Energy Rods son unas varillas infusionadas con carbono muy curvadas que se sitúan bajo los cinco metatarsos del pie y tienen una longitud similar a ellos, desde el mediopié hasta la puntera.

adidas Adizero Prime X

En talón hay una placa asimétrica (más larga en la parte externa) de fibra de carbono cuya función es la de estabilizar el tobillo lo máximo posible. Tras probar la adidas Adizero Prime X queda claro que sería inutilizable sin esa placa porque, aun con ella, la estabilidad de tobillo estaría en el límite de lo que un cuerpo estándar puede llegar a utilizar.

A mayores y por necesidad evidente, la adidas Adizero Prime X cuenta con una tecnología extra que no posee la adidas Adizero Adios Pro 2.

Se trata de tres hojas reforzadas con carbono que se sitúan bajo los Energy Rods en el antepié y que se ven a través de tres agujeros en la suela. Son unas hojas curvadas, anchas y que, básicamente, añaden estabilidad al antepié y su presencia es esencial.

La Prime X es mucho más estable en antepié que en talón y esa es una de las lecciones más importantes a tener en cuenta de esta zapatilla porque va a ser lo que marque el límite de quién puede o no utilizarla.

Si eres un corredor que aterriza de talón, prona o simplemente tiene el tobillo endeble, esta zapatilla la descartaría sin dudar un solo segundo, la salud es lo primero.

Ahora bien, si aterrizamos ligeramente de talón pero tenemos una técnica buena o nunca hemos tenido molestias en tobillo o derivadas de la falta de estabilidad, entonces sí que empezaría a valorar la adidas Adizero Prime X.

Y, si aterrizamos de antepié o mediopié con buena técnica, la adidas Adizero Prime X sería una zapatilla a la que echaría un vistazo profundo, especialmente para correr un maratón más lento de 2h40′.

En estos últimos casos, la adidas Adizero Prime X pelearía con otras muchas zapatillas con placa de carbono, incluida la adidas Adizero Adios Pro 2.

Son ritmos de corredor amateur donde la World Athletics no nos va a descalificar ni se va a meter en jardines, por lo que la Prime X para los corredores no élite es una zapatilla de competición a valorar y, como decía antes, si solemos tener un post maratón con muchas molestias musculares, muy cansados o se nos hace esa semana o dos semanas posteriores muy cuesta arriba, si el maratón os pasa factura fuerte tras correrlo, la Prime X es quizá la mejor zapatilla del mercado ahora mismo.

Correr con ella es un buen antídoto para que el cuerpo no tenga o reciba un impacto fuerte durante 42 km: se nota desde el primer paso cómo nos va a proteger de ese desgaste continuo e implacable.

Como veis hay que valorar cuál es nuestra prioridad, sabiendo que la Prime X es prácticamente tan rápida como las rivales y puede ir a 3:00/km pero también que es ilegal en esos tiempos, el rango de uso en maratón sería a partir de los 3:30/km o 3:45/km y, a esos ritmos, si tenemos buena técnica y priorizamos protección muscular es difícil ser mejor que la adidas Adizero Prime X.

Ahora bien, si no tenemos una gran estabilidad articular, la Prime X es descarte automático. Sabiendo esto y que, cuanto más rápido corras y con mejor técnica menos preocupa la estabilidad, creo que os podéis hacer un esquema mental de cómo podría funcionaros esta zapatilla.

En cuanto a peso, la adidas Adizero Prime X da 255 gramos en báscula (275 gramos en talla 10 US), lo que la sitúa ligeramente por encima de la media de su segmento pero, claro, también es al menos un cuarto más alta de perfil que sus rivales y solo pesa un octavo más que ellas.

Así que no es mal resultado en absoluto para la zapatilla de adidas y lo cierto es que en el pie el peso no se nota en absoluto. El gran perfil y la idiosincrasia de la zapatilla enmascaran los 20 gramos de más que tiene respecto a rivales directas y hay otras zapatillas de su segmento con peso similar en las que se hace mucho más palpable el peso que, siendo realistas, no tiene un mal dato en este apartado ni mucho menos.

Suela

La suela es quizá el elemento más importante de la adidas Adizero Prime X para lograr suficiente polivalencia como para que algunos corredores la utilicen como zapatilla ocasional de entrenamiento y es que, a diferencia de por ejemplo la adidas Adizero Adios Pro 2, esta Prime X es una zapatilla más protegida, más duradera y más apta para diferentes tipos de terrenos.

adidas Adizero Prime X

Cuenta con una gran placa de una sola pieza de caucho Continental. No voy a descubrir nada a nadie sobre este caucho que lleva haciendo las delicias de los corredores que usan adidas muchos muchos años.

Aparte de la gran placa delantera, cuenta con dos placas traseras del mismo material en la que curiosamente, la situada en la zona externa no cuenta con relieve sino que viene ya totalmente lisa, supongo que para que la gente que aterrice de talón tenga una transición hacia una posición estable lo más rápido posible ya que, si no, se notaría demasiado la falta de estabilidad en esa zona, un detalle que demuestra el nivel de conocimiento de los diseñadores.

Este caucho Continental de la adidas Adizero Prime X tiene una dureza de 55º HA, unas medidas en la media del mercado. Hay que decir que el perfil o grosor del caucho es de 2 mm, el doble de lo que trae la adidas Adizero Adios Pro 2 y que, además, cuenta con un dibujo o taqueado muy marcado, con tacos muy largos y oblicuos al sentido de la marcha.

El taqueado de la adidas Adizero Prime X hace que tenga una buena mordida en tierra o en asfalto, con lo que tenemos una buena tracción. Además, a diferencia de la mayoría (por no decir todas) de sus rivales, el caucho Continental agarra mucho mejor en asfalto mojado, por lo que si es algo que os preocupaba, la Prime X llega para mejorar al resto de la competencia en ese apartado.

No es una zapatilla a la que le augure 850 km de vida útil pero sí creo que 700 km es una cifra alcanzable, incluso más en determinados casos, lo que hace que supere a muchas de sus rivales en 150 ó 200 kilómetros (que con 500 km ya empiezan a pedir el cambio).

Respecto a su polivalencia como zapatilla de entrenamiento, como digo dura más que otras zapatillas con placa, el taqueado es más marcado y, por tanto, la gente más eficiente podrá incluso utilizarla en terrenos de tierra cuidados, tipo parque del retiro o en asfalto algo mojado. El único punto a cuidar con ella es correr por ciudad con giros bruscos o terrenos lisos y mojados.

Upper

El upper de la adidas Adizero Prime X es un Celermesh, material idéntico al de la adidas Adizero Adios Pro 2 y muy similar al que utiliza la Nike Vaporfly NEXT%. Son materiales plasticosos muy ligeros y finos que se limpian muy bien, transpiran decentemente y dan cierta estructura al upper.

adidas ha reforzado el interior del Celermesh con tiras termoselladas de color azul oscuro. En esta adidas Adizero Prime X se ha hecho hincapié en reforzar los laterales para dar soporte, al menos lo máximo posible sin añadir peso: la zona del juanete está especialmente reforzada con dos tiradores o cordinos que forman los agujeros inferiores de los cordones.

adidas Adizero Prime X

Estos cordinos van cosidos a un entramado muy denso de termosellados en esa zona del juanete y, cuanta más tensión tengan los cordones, más soporte va a hacer esa parte de la zapatilla a la zona.

Las tres bandas de adidas situadas en la parte externa son especialmente gruesas para dar estructura al upper, ajuste al pie y que el corredor note que el pie está lo más contenido y controlado posible en una zapatilla que, a ritmos lentos, se nota inestable. Por lo tanto, todo el trabajo que se haga extra en el upper para mitigar eso, bienvenido sea.

adidas Adizero Prime X

Hablando de reforzar el upper, en la parte trasera rodeando el talón tenemos una tira verde muy gruesa que asegura la contención y la estabilidad para el tobillo.

adidas Adizero Prime X

En cuanto a confort, lo cierto es que el upper de la adidas Adizero Prime X tiene un feeling de zapatilla de competición. No es incómodo pero no tiene lujos en cuanto a confort ni demasiados acolchados, por ejemplo, y la verdad es que no han querido añadir elementos buscando la comodidad básicamente porque saben que tal y como está se puede entrenar ocasionalmente con ella sin problemas y que, en competición, es más funcional de la manera en la que han construido el upper.

El único punto en el que creo puede llegar a crear algún problemilla a un pequeño porcentaje de corredores es la protección del Aquiles con unas aristas marcadas, no muy rígidas pero altas y algo agresivas. Lo cierto es que lo he notado (soy muy propenso a rozaduras de ese tipo) pero, afortunadamente y dado los ritmos adecuados de esta zapatilla, no me ha molestado.

adidas Adizero Prime X

Cuanto más lento o con peor técnica corras, más se va a dar ese posible problema de rozaduras, pero en cuanto empiezas a correr rápido o con una postura mínimamente eficiente es una zona que casi desaparece, así que no veo un problema importante salvo que alguien las compre de manera equivocada (que no sea el usuario recomendado).

No sería una de las primeras opciones de triatlón que valoraría pero no la descarto si el corredor va a mantener una buena técnica aun con cansancio, siempre hablando de Ironman sobre todo. Si vamos a tener técnica eficiente o medianamente eficiente incluso en esas distancias, la adidas Adizero Prime X podría ser una opción, pero si al llegar a la T2 vamos cansados y eso va afectar a nuestra técnica, perdería enteros, aunque claramente con técnica buena es ideal en un Ironman.

La lengüeta de la zapatilla es muy fina: se estrecha en la parte baja, tanto que no llega a tapar nuestro empeine completamente.

Es una cesión al ahorro de peso que mejora la ventilación y que también evita arrugas en la parte baja, que siempre son molestas, especialmente en algunos modelos Adizero.

Horma

Si habéis utilizado alguna de las adidas Adios Pro, la adidas Adizero Prime X talla exactamente igual y, en general, es difícil no acertar con la talla si mantenéis el mismo tallaje que en adidas o en casi todo el resto de marcas.

adidas Adizero Prime X

Es una zapatilla que, en longitud, talla bien. No es la más ancha, pero no es angosta para ser  una voladora: ajusta muy bien de mediopié y, sin ser estrecha, es un poco más agresiva en talón.

En esa zona lo cierto es que, con poco, sujeta mucho, pero hay que tener en cuenta la altura de la zona trasera del collar para que no roce.

Tiene una plantilla de 3 mm perforada y ligera, se podría utilizar con plantillas peronalizadas pero casi todas van a tener más perfil de esos 3 mm que tiene la plantilla de serie y, claro, es ya una zapatilla muy alta como para arriesgarnos a meter 3 ó 4 mm más de altura que la que trae. Aquí ya cada uno decidirá, personalmente no creo que sea ideal por las mediciones que ya tiene pero por horma no le veo problema alguno.

Amortiguación

Con 50 mm y Lightstrike Pro, la adidas Adizero Prime X es, como podréis imaginar, un colchón digno de ser firmado por Pikolin.

La zapatilla tiene tanto recorrido y es tan blanda que absorbe muchísimo del impacto que generalmente llega al cuerpo. Es por ello que el apartado en el que pondría como nº1 a esta zapatilla a la hora de recomendar es a aquellos corredores que buscan sufrir el menor desgaste muscular y articular posible pero, a su vez, quieren poder ir rápido y de forma eficiente.

Lógicamente hay que estar al tanto de todas las características que tiene la adidas Adizero Prime X, pero desde luego que en cuanto a protección del corredor es una auténtica maravilla: incluso al lado de otras zapatillas con 40 mm de perfil y placa de carbono se nota claramente.

Como zapatilla de competición sí tiene mucha amortiguación pero muchísimo rebote. Se nota más el rebote que en la adidas Adizero Adios Pro 2, por ejemplo, que es básicamente la misma zapatilla con 10 mm menos. En la Prime X el rebote es más marcado porque el pie se hunde más y, por tanto, se nota más la recuperación del Lightstrike Pro.

Amortiguación por un tubo, blanda y mucho rebote con el asterisco de la estabilidad pero, como digo, si somos eficientes o corremos rápido es un asterisco que se va haciendo menos importante.

La homogeneidad y transición de pisada son buenas. El material se nota muy amortiguado en toda la zapatilla, lógicamente en el talón tiene más recorrido por tener menos elementos rígidos (solo una placa situada muy arriba, cerca del pie), pero en general tiene mucho recorrido de amortiguación en todos los puntos.

 

La transición es buena en cuanto a homogeneidad de tacto, aunque sí que se nota mucho la diferencia de estabilidad en cuanto pasas a mediopié o, sobre todo, a antepié, es como la noche y el día.

Conclusión

Lo cierto es que es un modelo raro, diferente, superlativo pero con un nicho de usuarios potenciales que pueden encontrar en la Prime X una joya.

Personalmente, si corriese un maratón, la adidas Adizero Prime X estaría entre las dos o tres zapatillas que valoraría seriamente (ASICS Metaspeed Sky y Nike Alphafly NEXT% son las otras). Si priorizase la protección del cuerpo y la durabilidad de la zapatilla, la adidas Adizero Prime X ganaría al resto de modelos.

Lógicamente, un corredor de élite solo las podrá utilizar para entrenar y posiblemente les permita hacer los mismos o más kilómetros semanales con menos castigo para el cuerpo.

Los runners más amateurs quizá solo la puedan utilizar en maratón o tiradas muy largas: no la veo como una zapatilla de entrenamiento habitual o para alguien sin buena técnica.

Sin duda alguna, por aspecto y funcionalidad, va a ser un modelo muy polarizante: gente que no pueda correr con ella con soltura y otros (por ejemplo, en mi caso) agradecerán mucho esta zapatilla porque no solo es rápida, agarra en mojado y es más duradera que una híper voladora con placa de carbono, sino que es más polivalente y ofrece una protección extra.

Usuario tipo de la adidas Adizero Prime X:

  • Corredores neutros de hasta 85 kg que busquen una zapatilla de competición con placa de carbono que ofrezca una protección extra en largas distancias a ritmos más rápidos de 4:30/km.

adidas Adizero Prime X

adidas Adizero Prime X
9.52

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    10/10

      Ajuste y horma

      10/10

        Upper

        10/10

          Suela

          10/10

            Lo mejor

            • Amortiguación exagerada
            • Caucho Continental en toda la suela
            • Rápida pero con mucha protección contra el impacto
            • Polivalente en usos

            A mejorar

            • Inestable como pocas zapatillas si aterrizas de talón
            • Ilegal para ciertos corredores
            • No todo el mundo va a ser capaz de llevarla sin contraindicaciones

            6 Comentarios

            1. Excelente análisis ¿Podríamos decir que para los aficionados es, considerando legales e “ilegales”, la zapatilla más rápida para larga distancia?
              Esperaba ver alguna hoy en la media de Madrid, pero nada, al menos en mi zona, mientras que sí había alguna que otra Pro 2.0.
              Gracias!

              • no es la más rápida, es la que más protege el cuerpo.

                es una zapatilla para ritmos entre 3.30 y 4.20 más o menos, hay otras como vaporfly o adios pro que son algo mejores a ritmos más rapidos de 3.30

                • Gracias: justo aparece tu respuesta cuando iba a matizar mi pregunta, que estaba ciertamente mal formulada, y que no es la más rápida ya lo dejaste claro en la comparativa del otro día. Lo que me planteaba, aunque quizás tu respuesta vaya a ser la misma, es que quienes nos movemos entre cuatro minutos cortos y tres largos, esto es, no alcanzamos el ritmo que exige una Adios Pro o similares, quizás saquemos más ventaja con esos 10 milímetros «de más» en nuestra zancada que con las virtudes propias de una hiper voladora legal (ligereza y respuesta).
                  Saludos

                  • la prime solo la compraría si el objetivo (A ritmos que comentas) es muy importante el proteger el cuerpo, en eso la prime x gana mucho, pero tiene inconvenientes serios (inestabilidad).

                    la adios pro protege cuerpo, es rápida y no es tan arriesgada (aunque dura menos).

                    asi que depende de lo que sea prioritario para ti

            2. Hola buenas. Enorme review, la única duda que tengo es si por ejemplo, a pesar de ser buenas para distancias largas: las verías también para un 10K? Y también si serían una buena opción para series de tartán a unos ritmos de 1.10 los 400 metros por ejemplo, pues como dices la estabilidad en giros y aplicándolo a la de algunos como la curva de pista me da un poco de “cosilla”.
              Además, dicen por ahí que tanta amortiguación en tartán también sería poco recomendable…
              Muchas gracias!

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

            Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

            Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

            Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

            Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

            Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

            Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.