Las Adidas Pure Boost DPR parten del concepto de las Adidas Pure Boost iniciales y evolucionan esa filosofía y argumentos para acercarse más al mundillo del running y, aunque muchos las siguen considerando casi más unas zapatillas casual que de correr, estamos ante unas zapatillas que, dentro de sus particularidades, no son sólo perfectamente válidas para correr, sino que aportan bastantes cosas interesantes que a mucha gente pueden encantarles.

Como toda Pure Boost, la mediasuela es toda de Boost con lo que la amortiguación es tremendamente confortable, el upper es tipo knit, muy transpirable y fresco y de tacto agradable, es muy ligera, muy flexible y una delicia calzada en los pies y, encima, molona a nivel de diseño con lo que puede jugar un papel importante y, si tiene un poco de suerte, convertirse en una superventas.

Las Adidas Pure Boot DPR se lanzaron hace unos meses (en mayo de 2017) y, aunque se promocionen como una evolución de las Pure Boost solo que más enfocadas al running, la verdad es que los cambios son suficientes como para considerarlas un modelo completamente nuevo: la lengüeta pasa a ser tradicional, igual que la ojetera y cordones, incluye plantilla, se han aligerado bastante, la suela y mediasuela se han ensanchado, cambia el upper…

Las Adidas Pure Boost DPR (según Adidas) son unas zapatillas de entrenamiento pensadas para quienes tienen que correr por la ciudad y, después de haber estado probándolas, creo que cumplen a la perfección con ello. Es más, no es sólo el corredor “puro” que sale a entrenar por la ciudad sino que perfectamente podríamos incluir ahí al corredor casual, al que hace un poco de todo corriendo y en gimnasio o el que simplemente las usa para andar y sus carreras se reducen al sprint que hace cuando ve que el autobús sale sin él.

Son unas zapatillas un tanto difíciles de clasificar porque sin ser “puras” de ningún segmento, el rango de perfiles de uso que puede cubrir es muy amplio, como vamos a ir viendo en este análisis a fondo.

Mediasuela

Adidas presentó el Boost en sociedad en 2013 con las Adidas Energy Boost y este derivado del poliuretano se ha ido poco a poco “apoderando” de la mediasuela de casi todas las zapatillas de la casa alemana.

Sólo parecen resistirse las zapatillas de trail running en las que recularon para volver a derivados de la EVA, que parece que les dan algo mejor resultado a nivel de durabilidad y estabilidad.

Curiosamente, el boom del Boost vino cuando empezó a utilizarse en zapatillas casual y cuando algunos empezaron a utilizar zapatillas de running que lo utilizaban como zapatillas de calle. El pistoletazo de salida lo dieron las Adidas Ultra Boost que son las que marcaron la extensión casi viral de este compuesto.

Adidas Pure Boost DPR

Las Adidas Pure Boost DPR tienen toda la mediasuela de Boost, una única pieza y sin presencia de ningún otro elemento, ni siquiera el Torsion System que sí que vemos en el mediopié de otros modelos (por ejemplo, Adidas Ultra Boost Uncaged).

Lo curioso es que, aunque con la mano se note blandita, en marcha no permiten tanto recorrido, ni ofrecen tanto rebote ni se notan faltas de estabilidad, características que sí se sienten en otros modelos y que hace que se ame y odie al Boost casi a partes iguales. Por ejemplo, a las Adidas Supernova Glide 9 se les echa en cara que tienen mucho recorrido en el talón y que son muy chiclosas en esa zona pero hay gente a la que le encanta ese toque tan blandito.

No sé si esta diferencia del tacto es porque están usando un Boost de diferente densidad (no me extrañaría porque, por ejemplo, en las Adidas Adizero Sub 2 recurren a un Boost más ligero, Boost Light) o simplemente por el diseño que han aplicado, por las alturas (25 milímetros en talón y 17 milímetros en antepié) o por la gran base que tienen, pero el caso es que me ha sorprendido. Sorpresa para bien, por supuesto, salvo quizá en la falta de respuesta aunque creo que eso es más bien por la falta del Torsion System, que siempre contribuye a acelerar la dinámica de la pisada con un poco de efecto catapulta.

El drop de 8 milímetros que resulta de esas alturas permite ir muy bien de mediopié con las Adidas Pure Boost DPR aunque las referencias al natural running que he leído en algunos sitios (algunos de ellos de la propia Adidas) me parecen un poco exageradas. No las consideraría unas zapatillas de natural running, ni siquiera como iniciación aunque sí es cierto que, quien tienda a correr de esa forma, las disfrutará mucho. Esto no quita para que no se puedan pegar unos buenos talonazos con ellas y, de hecho, en esa zona tienen una buena base de apoyo y una esquinita biselada para que podamos hacer una entrada de talón limpia y progresiva.

Me ha parecido curiosa la forma en que se pasa del upper a la mediasuela que, además de inclinarse hacia fuera para crear esa gran base que tienen, hace un salto brusco en la zona media y trasera. En la zona trasera aumenta de golpe hasta cuatro milímetros que poco a poco van siendo menos hasta que en el antepié ya no se nota ese “escalón”.

Adidas Pure Boost DPR

Como os podéis imaginar, sobre todo si habéis tenido algunas zapatillas con Boost, la duración del mismo es cuasi infinita, no se deteriora nada (como mucho, se ensucia pero se puede dejar niquelado en cuanto se le frota con agua y jabón), se comporta igual independientemente de la temperatura exterior y, desde el primer al último kilómetro, ofrece siempre el mismo tacto.

Reconozco que en el primer contacto que tuve con ellas, en parado, pensé que no me iba a gustar mucho esta mediasuela y que me iba a pasar como con las Adidas Response Plus pero la verdad es que, después de haber corrido bastante con ellas, creo que da mucho juego y que le da muchos puntos a favor a las Adidas Pure Boost DPR porque le permite servir como zapatillas de entrenamiento ligeritas y alegres o casi acercarse a lo que ofrecen algunas de las zapatillas mixtas dóciles.

No son unas zapatillas especialmente rápidas pero las pones a ritmos por debajo de los 4’/km sin ningún problema.

Suela

La suela de las Adidas Pure Boost DPR cumple sobradamente con lo que se le puede requerir a unas zapatillas como estas salvo por un detallín, el agarre en mojado, que es mejorable.

No es que sea un agarre malo pero no podemos olvidar que se promocionan como “unas zapatillas para quienes corren por la ciudad” y, en ese terreno, cuando aparece el agua, hay superficies que se convierten prácticamente en pistas de hielo así que la suela debe comportarse de manera excelente también en mojado.

La solución pasaría por poner caucho Continental en lugar del blown rubber que han utilizado pero quizá han preferido no subir el precio de las zapatillas porque la verdad es que, salvo en mojado, en todas las demás situaciones y condiciones van muy bien.

De hecho, en seco agarran genial, con muchísimo grip y hasta me han sorprendido cuando he corrido con ellas por tierra compacta, donde no me esperaba que traccionaran tan bien, y en zonas de piedrecillas donde me esperaba sentir menos protección.

Lo que vemos en rojo es unos diez grados más denso que lo que está en negro pero no he conseguido verle el racional para ponerlo en esas dos zonas. Otra cosa es que la banda exterior empezara en el arco y que la interior se metiera un poco hacia dentro cubriendo el primer metatarso pero, tal como están, no consigo entenderlos porque, aun pensando en unas zapatillas para correr de mediopié, estarían dejando zonas de desgaste con el caucho estándar en vez de con el duro.

Adidas Pure Boost DPR

Aunque el Boost es indestructible, se han recubierto las zonas del talón y puntera para asegurar un buen agarre y durabilidad que, sin ser la más alta del mercado, no debería dar demasiados problemas con un uso por superficies normales y una técnica medianamente decente. Obviamente, si somos de arrastrar los pies, no le sacaremos tantos kilómetros como a otras zapatillas con cauchos más duros, pero el rendimiento, tacto y agarre que dan las Adidas Pure Boost DPR compensa con creces esos kilometrillos de menos.

Una de las cosas que me gustan del StretchWeb que Adidas aplica en muchas de sus zapatillas es que facilita la flexibilidad en todas las direcciones y que permite aprovechar muy bien la amortiguación del Boost ya que la suela se adapta tanto al movimiento que hacemos como a las irregularidades que pisamos, con lo que siempre vamos a tener mucho contacto con el suelo. Además, al dejar esos huequecillos que dejan el Boost expuesto, también se contribuye a aligerar la suela, ahorrando peso respecto a una con tacos de mayor tamaño.

Adidas Pure Boost DPR

Ese contacto se aumenta también gracias a la gran base que tienen y que ya comenté en el apartado de la mediasuela. En mi 8.5 USA, el antepié se va hasta los 116 milímetros de anchura, con un talón de 85 milímetros y una zona media alrededor de los 71 milímetros. Mucha base pero con la ventaja de que no las convierte en unas zapatillas toscas o difíciles de mover como pasa a veces cuando son tan anchotas. ¡Bien por Adidas!

Adidas Pure Boost DPR

Upper

En el upper de las Adidas Pure Boost DPR es donde creo que les ha faltado un algo, un poquito de no sé qué porque, aunque las ideas y tecnologías son muy buenas y rinde muy bien en muchos aspectos (por ejemplo, transpirabilidad), hay algunas cosillas que son un tanto particulares y que, a mi juicio, le hacen perder algunos puntos (por ejemplo, el ajuste en la zona del talón).

El upper es tipo knit, de una sola pieza, confeccionada con un único hilo que van entretejiendo variando el entramado y densidad en función de si consideran que es necesaria más o menos resistencia, elasticidad, transpirabilidad, etc. Por ejemplo, la zona de la puntera es mucho más tupida que la de encima de los dedos.

Adidas Pure Boost DPR

Lo denominan Circular Knit y es algo más tosco (sobre todo al tacto) y menos elástico que el PrimeKnit pero, a cambio, parece más resistente ante los roces, así que lo comido por lo servido (no olvidemos que son unas zapatillas de entrenamiento).

Es de una sola capa, tremendamente transpirable y con un interior suficientemente suave y agradable como para poder utilizarlas sin calcetines si se quiere.

Adidas Pure Boost DPR

También es ideal para cuando llueve porque empapa muy poco líquido y se seca rápido. No tiene ninguna costura salvo unas puntaditas de hilo en el inicio de la lengüeta, que es fina y de piel vuelta con un pelín de acolchado en la parte final. Está agujereada para que transpire bien y, en lugar de presilla, tiene dos cortes para que pase a través de ella el cordón, aunque no termina de sujetarla del todo y se va un poquito hacia fuera.

La ojetera es una de las cosas que menos me ha gustado y no por mi manía de que 4+1 son pocos ojales sino porque creo que no están distribuidos de una forma adecuada o, al menos, creo que su comportamiento es mejorable. Al haber sólo cuatro (más el adicional), quedan muy separados como es lógico, pero entre el primero y el segundo hay más espacio que entre los demás y hace una arruga rara, además de que concentra demasiada presión en el primer ojal (asimétrico, por cierto) y en el cuarto.

Adidas Pure Boost DPR

De hecho, en ese primer ojal se notan algo bajitas o, al menos, esa es la sensación que dan que quizá se ve incrementada por lo anchas que son de antepié y porque el upper no es elástico. Esta carencia de elasticidad hace que les falte algo de “sintonía” con el pie o, al menos, no es la que unos se espera de unas zapatillas con un upper tipo knit.

No obstante, lo que menos me ha gustado del upper es la sensación de ajuste en general, las veo algo descompensadas y, aunque abrazan con firmeza, el choque entre la gran anchura del antepié, la presión concentrada en los cuatro cordones (sobre todo el primero) y la sensación un tanto extraña del collar ha hecho que no haya terminado de ir cómodo con ellas.

Las noto algo abiertas de collar pero, al tener el ojal adicional tan atrás, no lo veo como una solución (amén de que requeriría unos cordones más largos). También es algo bajito (el collar) y, aunque eso deja bastante libertad de movimiento, le resta mucha sensación de firmeza en el ajuste. Y el contrafuerte, que denominan FitCounter, adaptado en parte de la idea de las Ultra Boost, con dos piezas, no termina de dejar la libertad de una zapatillas sin contrafuerte y tampoco sujeta como unas con un contrafuerte contundente.

Adidas Pure Boost DPR

En cuanto a la plantilla, es de unos cuatro milímetros, con unas pequeñas protuberancias que diría que están hechas para que encajen en los agujeros del footbed y que así no deslice la plantilla. De hecho, el footbed es sólo una capita de tela con lo que el pie va prácticamente encima del Boost, lo que contribuye a ese tacto tan agradable de la amortiguación.

Adidas Pure Boost DPR

Para el anecdotario: cuidado si os ponéis calcetines blancos en los primeros usos porque acabarán seguramente con el talón colorado debido al logo de Adidas que hay en la parte superior de la plantilla a la altura del talón.

Por favor, no os llevéis la idea de que es un upper malo pero, como decía al principio de este apartado, creo que es el apartado donde más posibilidades de mejora tienen las Adidas Pure Boost DPR, algo que no deja de ser curioso porque es también la zona que más le llama la atención a la mayoría de la gente. Por eso creo que deberían darle una pensada a cómo modificarlo en la siguiente versión porque sería una pena que se perdieran usuarios que han quedado prendados de ellas y que, al calzárselas, no terminan de sentirse a gusto.

Horma

La mayoría de las cosas que os pueda contar sobre la horma de las Adidas Pure Boost DPR ya os las podéis imaginar después de lo hablado en el apartado del upper porque son dos cosas que van muy relacionadas entre sí.

Adidas Pure Boost DPR

Es una horma muy amplia, sobre todo en antepié donde la anchura llama mucho la atención. En el resto son más bien estándar y bastante universales aunque, al tener el collar bajito, pueden engañar y dar una falsa sensación de falta de ajuste.

Aunque sean tan amplias en antepié, la altura no es excesiva lo que, sumado a ese collar bajito, puede dificultar el ponerle unas plantillas personalizadas porque puede presionar más de la cuenta en el primer ojal, o quedar el talón demasiado levantado y fuera de la zapatilla.

De largo tallan normal tirando a largo pero probadlas bien y con calma antes de tomar la decisión de reducir media talla respecto a lo que utilicéis habitualmente, no vaya a ser que luego os llevéis una sorpresa y os aprieten más de la cuenta.

Dinámica de las Adidas Pure Boost DPR

Las Adidas Pure Boost DPR son claramente unas zapatillas de entrenamiento pero la verdad es que se dejan querer si te gusta ir a ritmos vivos. Aquí juega a su favor el peso porque son bastante ligerillas, alrededor de los 260 gramos (mi 8.5 USA ha pesado 252 gramos) y, por supuesto, el comportamiento del Boost de la mediasuela, que le da ese rebote característico de este compuesto.

Adidas Pure Boost DPR

No son para volar bajo, pero ruedan alrededor de los 4’/km con mucha facilidad así que teniendo en cuenta también lo transpirable que es el upper, podría hacer pensar en ellas incluso como zapatillas de competición para media y larga distancia, típicamente medias maratones y maratones.

Para ello, el único requisito importante es que os sintáis cómodos con ellas porque, como he remarcado, el upper es un tanto particular y habrá a quien le vayan genial pero también a quien no terminen de funcionarle. Al menos, pensando en usarlas durante muchos kilómetros porque, para tiradas cortas o para andar, son comodísimas y super confortables.

Aunque a nivel marketiniano estén enfocadas a venderse como unas zapatillas para correr por ciudad, dadles cancha y sacadlas también a parques y tierra compacta porque os darán mucho juego (aunque luego os tocará limpiarle el upper, que se queda con la tierra con mucha facilidad) y no deberíais tener problemas salvo que el suelo sea muy lisito y esté mojado (por ejemplo, losetas lisas de acera cuando llueve o cuando tienen el relente de primeras o últimas horas del día).

Aunque toda la mediasuela sea de Boost y sean claramente unas zapatillas neutras, sin ningún tipo de soporte contra la pronación, no os preocupéis porque son bastante estables y tampoco deberían plantear problemas, ni por el drop de 8 milímetros ni por el posible exceso de recorrido que a veces se le echa en cara a algunas zapatillas con este compuesto.

Para corredores ligeros y de pesos medios, perfectamente podrían ser unas zapatillas para todo y, para quienes pesen algo más o tengan una técnica algo más regulera, pueden sacarle uso para competir o para entrenamientos cortitos y alegres.

Como veis, las Adidas Pure Boost DPR son unas zapatillas bastante versátiles, que plantean cosas muy interesantes y que, ahora sí, acercan el concepto Pure Boost al running.

Ojalá sigan apostando por ellas en Adidas y se conviertan en un primer paso para hacer zapatillas de este estilo porque pueden reportarle muchas ventas y satisfacer a muchos corredores, tanto los que las usan de manera intensiva como los que se están iniciando o las quieren para un uso algo más ocasional.

Usuario Tipo de las Adidas Pure Boost DPR:

  • Las Adidas Pure Boost DPR son unas zapatillas de entrenamiento ideales para corredores neutros de pesos medios o ligeros que quieran unas zapatillas polivalentes a nivel de ritmos, muy ligeras, transpirables, agradables al contacto con el pie, con un tacto de amortiguación más bien blandito pero con cierta respuesta. Si encima valoran el diseño general, ganan puntos extra.
  • También buena opción para corredores de algo más de peso o con técnica no tan eficiente que quieran unas zapatillas para entrenamientos alegres, como complemento a otras zapatillas más rodadoras y lentas o incluso como zapatillas para competición en media y larga distancia.
  • A tener en cuenta por quienes hagan un poco de todo (carrera, gimnasio, fitness, actividades colectivas…).
  • Tremendamente cómodas para prácticamente cualquiera que las vaya a utilizar para andar.

Adidas Pure Boost DPR

Adidas Pure Boost DPR
8.1

Chasis y estabilidad

8/10

    Amortiguación

    9/10

      Durabilidad

      8/10

        Upper

        8/10

          Suela

          9/10

            Lo mejor

            • Durabilidad del Boost prácticamente infinita.
            • Amortiguadas y con respuesta.
            • Son muy ligeras.
            • Upper muy transpirable.
            • Diseño muy llamativo y con estilo.

            A mejorar

            • Ajuste de la zona media y trasera mejorable.
            • Agarre de la suela en suelo liso mojado.

            16 Comentarios

            1. Que tal Rodrigo, me podrías recomendar unas zapas? Tengo 17 años, soy pronador, mido 1.68, peso 56 kilos. Mi tiempo de carrera en competencia han sido: 47:17:28 en 10k , eso sin nada de entrenamiento específico, busco zapatillas para competir pero especialmente para entrenar. De ante mano, gracias.

              • DIEGO VEINTIMILLA, las preguntas como ésa, mejor en el foro porque aquí entra la gente que quiere hablar de estas zapatillas así que encontrarás menos quórum.

                No obstante, mira a ver Inspire 13, Guide 10, GT-2000 5, Structure 20, Fresh Foam Vongo 2, …

            2. buenas rodrigo! te agradeceria mucho que me recomendaras zapatillas para ritmos de 4 o por debajo, en 10km y qe tambien sirvan para entrenamientos y series rápidas, peso unos 55kg.

            3. Hola Rodrigo!.
              De antemano agradecerte encarecidamente el grandísimo trabajo que estás haciendo, y reconocer lo mucho que nos ayudas a quienes, gustándonos el running, no somos expertos o poseemos especiales conocimientos técnicos.
              El caso es que tengo una buena pregunta, llevo 3 días leyendo y releyendo foros de atletismo buscando zapatilla que se ajusten a mi perfil, pero tras 3 días de ansiedad ante el maremagnum de posibilidades he resuelto el pregutnarte, y esperar que si no es mucha molestia me recomiendes algo.
              Soy opositor, llevo largo tiempo preparando el 1000 m, anteriormente he trabajado con unas Vomero 10, que me trataron bastante bien, pero han dicho basta. Peso 87 kg, supinador, y víctima de una periostitis crónica, probablemente por una mala técnica de carrera.
              ¿Podrías recomendar un calzado que le tome el relevo a las Vomero 10?

              Un cordial saludo Rodrigo, agradezco con creces tu gran trabajo.

              • Un placer Pablo, para eso estamos!!!

                Lo primero sería analizar cuál es la causa de esa periostitis crónica: técnica, fortalecimiento, movilidad, ritmos, volúmenes, …

                Y, ¿supinador? No sé cómo lo has diagnosticado, pero es raro así que me aseguraría.

                A las zapas del 1000 de las oposiciones ya le dedicamos un artículo así que échale un vistazo porque ahí puedes encontrar cosas interesantes como lo de que a lo mejor te merece la pena dos pares de zapatillas (lo considero imprescindible).
                http://www.foroatletismo.com/zapatillas/zapatillas-oposiciones-1000-metros-pista/

                Para las zapas, si ya han dicho basta, quizá unas Pegasus 34, Rider 20, Energy Boost 4, … serían buenas opciones para ir teniendo algo que te podría funcionar como zapatilla de base.

                • Estoy realmente sorprendido de la rapidez de respuesta Rodrigo!!

                  El mismo fisio que me trató la periostitis la última vez que se me encrudeció me dijo que supinaba, y él mismo, aficionado al trail, maratones…, me recomendó, dada mi situación las Vomero.
                  Ahora mismo me pongo a ver las características de las que me recomiendas, seguro que finalmente acabo haciéndome con alguna de las que me dices, si bien es cierto yo andaba detrás de las Pegassus 33, puede que no andase muy desorientado.
                  De nuevo, mil gracias por atenderme y depositar algo de tu tiempo en despejar mis dudas, te estoy realmente agradecido.

                  Un muy cordial saludo Rodrigo.

                  • OKs, si te vio correr calzado con unas zapatillas neutras, entonces será que sí supinas.

                    Las Vomero, mejor para entrenar pero, para las oposiciones, vas a necesitar algo más alegre y, si te han gustado las Vomero, las Pegasus 33 sería el salto lógico.

            4. Hola Rodrigo,
              me estoy preparando para la maratón de madrid el próximo mes de mayo. Actualmente entreno mucho en cinta de gimnasio y los fines de semana salgo a la calle. En cada sesión corro entre 10 a 21 km a ritmo de 4 a 5min/km.

              Mido 1.80 y peso 69kg, llevo plantillas especiales por problemas de pies planos y desnivel en la cadera.

              Que zapatillas me recomiendas?? Habia pensado estas de las que hablas en el blog, o las adidas ultraboost o las asics gel fujitrabuco 6.

              Muchas gracias. un saludo

            5. José Ignacio, las Fuji Trabico son de trail así que, si es para asfalto, descartadas y, si tienes plantillas, las Pure Boost DPR no son santo de mi devoción, te las cambio por las Energy Boost 4 o las Ultra Boost, las que a ti te parezcan más confortables.
              Valora Ghost 10, Ride 10, 880v6 y Ultima 9.

            6. Buenas.

              Peso 84/86kg con pisada neutra. Rodajes de 10/12km a 5min/km, series 10*600 a 4/4:10min/km.He tenido dos pares de adistar boost y ahora unas Triumph ISO2(800km me ha durado el upper). Estas zapatillas me vendrían bien?? Lo que busco es lo más parecido a unas adistar boost. Un saludo.

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.