La adidas Supernova se renueva por primera vez, y digo por primera vez refiriéndome a esta nueva generación de la saga ya que la denominación Supernova lleva en adidas muchísimos años, tanto que en 1999 ya me calcé mis primeras Supernova.

La Supernova ha tenido una vida un poco indefinida, aunque ha sido una línea constante en adidas desde los años 90 junto a la Response, ha pasado de ser una zapatilla de gama alta, a una de tope de gama y ahora es una zapatilla de gama media que tiene por delante a la línea Solar (Glide y Boost) y a la Ultraboost.

Hace dos años probamos la primera Supernova de esta nueva generación y nos pareció una zapatilla muy interesante como primera zapatilla de running, como zapatilla para complementar una rotación o simplemente como modelo multiuso para uso en gimnasio, correr, caminar, etc.

Chasis y mediasuela

La adidas Supernova 2.0 cambia totalmente, ha sido un lavado de cara profundo y aunque la esencia de la zapatilla y el uso recomendable va a ser muy parecido a la versión anterior, lo cierto es que el nivel de la Supernova 2.0 es claramente superior a su predecesora.

Los perfiles aumentan bastante, estamos en 32 mm en talón y 23 mm en antepié, lo que es un aumento de 4 mm, colocando a la Supernova en unos perfiles de zapatilla de entrenamiento clásica más que de zapatilla de entrenamiento ligero como tenía la primera adidas Supernova.

adidas Supernova 2.0

El drop baja 1 mm, que no cambia demasiado en la práctica porque se deja notar. No es que sea exagerado pero queda claro que no es una zapatilla de 6-8 mm y, de hecho, se parece mucho más a un drop de 10 mm que de 8 mm.

En cuanto a materiales de construcción de mediasuela tenemos los mismos: Boost y Bounce.

El Boost ya lo conocemos de sobra, un ETPU (poliuretano termoplástico expandido en bolitas) que revolucionó el mercado hace más de diez años y que en esta adidas Supernova 2.0 se presenta en una ubicación similar a la versión anterior: básicamente ocupa todo el talón de la zapatilla desde la suela hasta situarse bajo la plantilla y, como he dicho antes, son 4 mm más de Boost, algo que se nota mucho en lo que ofrece la adidas Supernova 2.0 en cuanto a amortiguación de impacto.

El resto del material que vemos en la mediasuela es Bounce, una variante de la EVA con algo más de consistencia y de rebote, muy usado durante años en zapatillas de baloncesto por su resiliencia y estabilidad. En la Supernova 2.0 ocupa todo el antepié, el mediopié y la parte trasera del talón.

adidas Supernova 2.0

Esta parte trasera del talón de Bounce no está debajo del pie sino en los laterales del talón, haciendo las veces de contenedor talonar para dar estabilidad, pero el pie reposa en la plantilla, que va directamente colocada sobre el Boost.

En cuanto a durezas, el Boost tiene los 45ºHc habituales y el Bounce se va a los 60ºHc, lo que nos da una previa fiable de lo que vamos a encontrarnos al correr con la Supernova 2.0: una zapatilla más amortiguada en talón que en antepié pero con una estabilidad muy lograda.

La adidas Supernova 2.0 pesa 275 gramos (293 gramos en la talla 10 US) y 245 gramos la versión femenina, datos bastante buenos si tenemos en cuenta que la Supernova anterior que probamos en talla 10 US pesó 335 gramos, lo que supone un ahorro brutal de peso de una versión a otra y eso se agradece mucho.

Muchos se preguntarán cómo es posible que la adidas Supernova 2.0 pese unos 40 gramos menos con 4 mm más de perfil y básicamente los mismos materiales de mediasuela. La respuesta es que se han ido limando gramos en diferentes partes: el upper, la suela con menos caucho, las geometrías de la suela ayudan a ahorrar peso…

El caso es que la báscula y las sensaciones no mienten. Si bien es cierto la Supernova de 2020 era una zapatilla con sensaciones más ágiles o agresivas, la Supernova 2.0 de este año es claramente una zapatilla más cómoda a pesar de ser, como digo, considerablemente más ligera.

La adidas Supernova 2.0 es una zapatilla, sobre todo, interesante porque ofrece un rendimiento más que decente para correr unos 30-40 km semanales y por un precio muy contenido de 110€ PVP, que siempre se puede rebajar un 20-30% mínimo con las abundantes ofertas y eso la coloca como una opción muy buena para iniciarse en el running o como zapatilla para todo un poco: es excelente para entrenar en gimnasio, es cómoda para caminar y bastante apta para correr, incluso si no eres un novato.

Suela de la adidas Supernova 2.0

La suela es totalmente diferente en concepto y en materiales, para empezar, mucho del peso ahorrado se ha logrado rebajar de esta parte.

Es cierto que las geometrías son similares pero la zona central de la Supernova 2020 estaba rellena y cubierta de caucho y en esta Supernova 2.0 se ha vaciado y no lleva caucho, algo que reduce mucho el peso, único motivo para este pequeño cambio. Y es que tener más caucho en zonas de bajo uso tampoco hace que la zapatilla dure más realmente porque son zonas de bajo desgaste general.

La adidas Supernova 2.0 no tiene caucho Continental pero sí un caucho reforzado con TPU inyectado denominado Superior Grip que la verdad es que le da un buen agarre, buena durabilidad y un ahorro de peso considerable. Hemos corrido 71 km con ellas y de momento no se ven síntomas de desgaste alguno.

Tanto el material de color negro perimetral como el cristalizado central (en verde en esta adidas Supernova 2.0 que hemos probado) tienen la misma dureza, 74ºHa, que es bastante alto.

Además hay un tema muy interesante al que no se le da importancia y que es posible esconda un poco de historia detrás. La suela no es plana sino que es ligeramente ondulada, con una zona sin contacto con el suelo, lo que crea un protagonismo extra de ciertas partes de la zapatilla, especialmente las exteriores y que me han recordado mucho al sistema Feet You Wear que adidas usó a finales de los 90 y principios de siglo.

Esta geometría le permite un poquito más de recorrido de amortiguación a la zapatilla en la zona delantera y también una mayor adaptabilidad al terreno.

Es cierto que es un aspecto oculto y con un efecto muy leve, aunque en estabilidad se nota mucho pero, combinado con el material de la suela, hace que la zapatilla tenga un comportamiento general muy bueno en todo tipo de terrenos: asfalto, carril bici, tierra, cinta… Nos ha sorprendido gratamente.

En cuanto a la durabilidad, como he dicho, espero una muy buena durabilidad de la zapatilla. Creo que el material de suela va a aguantar muy bien y la mediasuela también va a soportar muy bien el paso de centenares de kilómetros sin problema alguno. En un uso de running 100% y 70 kg de peso siendo talonador, creo que va a aguantar unos 800 km fácilmente en la mayoría de los casos, si no más.

Es cierto que el material de la suela no es el más agradable, algo que contribuye negativamente a la amortiguación, pero también es cierto que el agarre nos ha sorprendido para bien, especialmente en mojado, donde cumple. Con este tipo de compuesto esperábamos más unos patines que unas zapatillas y la he probado con lluvia, cumpliendo sin problemas, al menos, nada más allá de los normales, y eso sin caucho Continental.

La hemos probado en todas las superficies y la única duda que me puede quedar es cómo se comportará una suela ligeramente más fina de perfil, aunque de otro material a priori más duradero, en un uso exclusivo y extensivo de cinta, donde se genera rozamiento y calor. Supongo que sin novedad: la hemos probado dos horas seguidas en cinta a ritmos variados y no ha presentado desgaste aunque, como todas estas zapatillas de talonadores, esa zona trasera será donde primero se pierda material de suela.

Upper

adidas no se olvida de su plan de hacer productos sostenibles para mitad de la década y la Supernova 2.0 da un paso hacia adelante en este aspecto.

En la web de adidas podremos ver muchos datos relacionados a la huella de carbono que deja el proceso de producción, transporte y venta de la Supernova 2.0 y que mejora en un 12% la versión anterior.

Al igual que sus hermanas mayores, la adidas Supernova 2.0 posee un upper con, al menos, el 50% del mismo realizado con materiales reciclados.

Quizá lo que más se nota respecto a la versión anterior es que por todos lados vemos que el upper es más mullido, más lujoso, menos áspero que en la versión anterior y es algo que el pie nota también: es más una sensación de zapatilla de entrenamiento la que tenemos con la segunda versión, en contraste con la sensación algo más espartana y de zapatilla mixta de la Supernova 2020.

Cuenta con un engineered mesh de doble capa, con bastantes agujeros para la ventilación, algo que parece que va a ser una característica de esta línea ya que la versión anterior también era muy perforada.

La Supernova 2.0 cuenta con una capa interna cerrada que equilibra un poco la relación ventilación/confort y que es una característica más de algo que queda muy claro en esta nueva edición: la mejora del confort era una prioridad para esta Supernova 2.0.

Tanto es así que adidas decidió cambiar la lengüeta de la zapatilla, que alabamos muchísimo en la Supernova 2020 porque era ergonómica, sujeta a los laterales, fina y, en definitiva, una maravilla.

adidas Supernova 2.0

Pues bien, en aras de mejorar la sensación de confort, adidas ha puesto una lengüeta más gruesa, que no va sujeta a los laterales y que sería tolerable sino fuese por que le ocurre lo mismo que a la adidas Solarglide 5: los laterales se doblan fácilmente haciendo incómoda la zapatilla si la lengüeta se mueve levemente o no te las calzas con mucho cuidado, una absoluta pena y personalmente creo que un gran error el eliminar la mejor parte del modelo anterior y colocarle una lengüeta que es potencialmente polémica en dos de sus modelos.

En el collar, vemos más acolchados y, sobre todo, más lujo. Personalmente me hubiese gustado un collar con un pull tab inclinado hacia atrás, como la Supernova 2020 o todas las adidas Ultraboost.

No es que el collar que tiene me haya dado ningún problema, de hecho, es agradable y acolchado, pero es que las geometrías y diseño del collar que tiene la protección del Aquiles elevada hacia atrás no ha dado problemas a nadie nunca.

En general no se puede quejar uno mucho de lo que ha intentado hacer adidas con este upper: se nota una zapatilla con más lujo, acolchados y con materiales de más calidad, no solo en el recubrimiento interno, los acolchados o la malla, sino que hasta los cordones son de calidad, planos y que funcionan correctamente, aunque hay que atarlos bien porque si no se desatan.

adidas Supernova 2.0

Otro pequeña pega sin importancia es que en el talón, por fuera, tiene una especie de almohadillado trasero donde pone el nombre SUPERNOVA y que va pegado para dar soporte al contrafuerte: del roce entre zapatillas se está despegando levemente. No creo que vaya a más y tampoco es que sea grave, pero con tan poco uso tampoco es algo que guste ver (esperemos que no siga despegándose y sea una falsa alarma).

Horma

Sin duda alguna la horma es uno de los puntos que ha cambiado, no en profundidad pero se ha reducido un poco la talla de la zapatilla para lograr bajar los datos del peso oficial. Es un cambio leve pero en la mayoría de los casos habrá que irse a media talla más de la normal, especialmente con el pie ancho o si nos gusta expandir los dedos.

En cuanto a anchura, si nos vamos a media talla más, la zapatilla tiene una amplitud adecuada: no ancha, ni estrecha, adecuada y típica de la marca de Herzogenaurach.

El ajuste es sorprendentemente bueno para una zapatilla de este precio, ya lo era en la Supernova 2020 y, de hecho, fue lo que más nos gustó.

Esta adidas Supernova 2.0, aunque no tiene tan buen ajuste, sí es claramente más confortable, con más acolchados y un interior más lujoso que el modelo anterior, que tenía un ajuste muy bueno pero menos acolchados.

Es una zapatilla apta para plantilleros, además recomendable porque el chasis es muy neutro y estable. No es una zapatilla con arco marcado, tiene un arco normal pero sí da algo de soporte en la zona interna del pie gracias al Bounce y a la geometría del mismo, lo cual se agradece para plantilleros y no plantilleros.

La plantilla de serie es gruesa, de EVA de baja densidad, con 6 mm de perfil, 18 gramos de peso y una dureza de 45º. Es una plantilla sencilla pero amortiguada y que mejora mucho la de la versión anterior, dando un punto más de amortiguación y confort general a la adidas Supernova 2.0

La flexibilidad es bastante buena, especialmente porque en la parte superior de la mediasuela hay varios cortes de flexión que se ven si quitamos la plantilla. No solo se usan las geometrías en la suela sino que en la parte interna se hace un trabajo especifico para mejorar ese apartado y quizá también sea el motivo para poner una plantilla algo gruesa, que no se noten esos surcos al correr.

Amortiguación de la adidas Supernova 2.0

No hay que olvidar que estamos ante un modelo de gama media que tiene por encima, ni más ni menos, que tres modelos: adidas Solarglide 5, adidas Solarboost y adidas Ultraboost 22. Y ya en la versión anterior nos quejamos de la falta de amortiguación delantera.

adidas Supernova 2.0

Lo cierto es que la adidas Supernova 2.0 está en la misma situación, pero también es verdad que la amortiguación ha sido mejorada y eso cambia para bien el resultado global de la zapatilla.

El gran bloque de Boost en el talón ha mejorado la amortiguación trasera hasta un nivel más que competitivo. He probado alguna zapatilla de mayor gama con peor amortiguación trasera: yo diría que tiene un tacto agradable, de nivel medio-blando con un recorrido medio. Podría rivalizar, por ejemplo, con una HOKA Rincon en este aspecto.

El problema de la zapatilla, junto con la lengüeta, es que la amortiguación delantera, aunque algo mejorada, es insuficiente para corredores serios ya que limita el posible uso de la zapatilla a distancias no muy grandes. Alguien de 75 kg no acabaría un maratón con buenas sensaciones en los dedos ya que tendría bastante castigo, así que esta característica la limita hasta un uso de hasta media maratón para la mayoría de los corredores.

El otro punto que es mejorable provocado por la amortiguación delantera es el desequilibrio de amortiguación en la propia zapatilla: el talón es agradable y amortiguado y la parte delantera es firme y con poco recorrido. Eso sí, para hacer series se agradece pero no es una zapatilla enfocada a eso.

Creo que este modelo, con Boost delantero, mejorará hasta un nivel más que bueno, así que como pasó en la versión anterior, la Supernova buena será la adidas Supernova+ 2.0 si es que adidas se decide a fabricarla.

Conclusión

Lo cierto es que, en general, la adidas Supernova 2.0 está mejorada y, sin duda, merece la pena, sobre todo para corredores ocasionales, principiantes, caminantes o gente activa que haga un poco de todo.

Ahora la Supernova 2.0 es más confortable, más lujosa, duradera, más ligera, más estable, con mejor agarre y más amortiguada, lo cual no está nada mal para una renovación en cualquier caso.

Sigue teniendo un gran aspecto por mejorar, la amortiguación delantera ya que es algo que le cambiaría el rendimiento por completo: pasaría de ser una zapatilla más que aceptable a una zapatilla muy seria y difícilmente batible en cuanto a relación calidad/precio. Así que esperamos ansiosos la adidas Supernova+ 2.0.

En cuanto a peso recomendable, hasta 80 kg es lo ideal para correr, aunque hasta 75 kg sería lo mejor. Y, cuanto menos peses, menos vas a echar en falta amortiguación delantera.

Usuario tipo de la adidas Supernova 2.0

  • Corredores neutros, plantilleros o supinadores de hasta 80 kg que busquen una zapatilla de entrenamiento polivalente para entrenamientos cortos, fartleks o competiciones a ritmos más lentos de 4:00/km en tierra o asfalto.

adidas Supernova 2.0

adidas Supernova 2.0
8.66

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    8/10

      Ajuste y horma

      9/10

        Upper

        9/10

          Suela

          9/10

            Lo mejor

            • Precio
            • Amortiguación trasera
            • Ha bajado mucho peso
            • Durabilidad mejorada
            • Confort mejorado

            A mejorar

            • Era mucho mejor la lengüeta de la versión anterior
            • Demasiado firme su amortiguación delantera
            • Los acabados del talón se están empezando a despegar ligeramente

            4 Comentarios

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

            Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

            Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

            Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

            Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

            Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

            Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.