Llega un punto en el que unas zapatillas para correr clásicas se nos pueden quedar cortas y, al competir en pista, es necesario hacerse con unas zapatillas de atletismo para pista. En el caso de las pruebas del anillo y saltos, las zapatillas de clavos son las adecuadas y para lanzamientos no queda otra: hay que hacerse con unas zapatillas específicas para estas pruebas.

En esta guía de zapatillas de atletismo vamos a hacer un repaso a las dudas más frecuentes que asaltan en torno a este tipo de calzado, además de consejos en la elección por los que las utilizan prácticamente a diario en temporada: los atletas de élite.

¿Cuándo se necesitan unas zapatillas de clavos?

Cuando hablamos de carreras, las zapatillas de clavos sólo deben utilizarse en una pista de atletismo o competiciones de cross. Para asfalto y superficies similares habrá que recurrir a unas zapatillas de running, ya sean de entrenamiento, mixtas o voladoras. Quizá lo que acabo de decir parece una obviedad para muchos, pero es una pregunta que nos hacen con más frecuencia de la que os imaginaríais.

Dentro de la pista, unas zapatillas de clavos serán más adecuadas cuando el ritmo sea tan fuerte que con unas zapatillas voladoras estemos haciendo peores tiempos de lo que haríamos con unos clavos. Esto suele suceder, en general, cuando el ritmo es inferior a 3:00/km.

Así pues, para competiciones de velocidad en las que se nos esté evaluando el tiempo dentro de una pista, unas zapatillas de clavos serán casi siempre necesarias, mientras que en pruebas de medio fondo y fondo en pista dependerá del ritmo, aunque al poco tiempo de empezar los entrenamientos específicos será también necesario.

Por supuesto, si un maratoniano o corredor de carreras de ruta hace las series de calidad en una pista de atletismo, por muy rápido que sean estas series, debería recurrir a unas zapatillas voladoras, que son las que utilizará en competición.

Es muy común entre los opositores a las pruebas de fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado preguntarse si son necesarias unas zapatillas de clavos para la prueba de los 1000 metros. La respuesta a esta duda, como a muchas otras, es “depende”, pero lo aconsejable es empezar a considerarlo cuando el tiempo buscado es inferior a 3:00 – 3:10. Si se está por encima, unas zapatillas voladoras o mixtas son más que suficientes (guía para opositores).

Si estamos empezando con el atletismo y queremos hacer otras pruebas como saltos o lanzamientos, las zapatillas de atletismo específicas serán un must; aquí no hay vuelta de hoja.

Zapatillas de clavos Nike

¿Pero por qué unas zapatillas de clavos o atletismo?

Para saltos y carreras, las zapatillas de clavos varían de manera considerable según la prueba de la que hablemos (lo veremos enseguida), pero en general se trata de un calzado que proporciona un agarre mucho mejor que cualquier “zapatilla de asfalto”, por muy buena que sea la suela de esta última.

Además, la respuesta que proporcionan es también mayor a casi cualquiera zapatilla voladora por lo que, si el ritmo en carrera es lo suficientemente fuerte, activaremos lo que llamamos “efecto catapulta”, es decir, la placa de la zapatilla nos impulsará en cada zancada.

Por eso, de la misma manera que se hace cuando se recomiendan unas zapatillas de entrenamiento o unas zapatillas mixtas o voladoras en función del ritmo, las diferentes zapatillas de clavos sólo serán útiles a partir de cierta velocidad, si no la placa no llegará a flexar y serán incluso perjudiciales para los tiempos y para la musculatura.

Para las pruebas de lanzamientos, sobre todo las que implican un movimiento rotatorio, las zapatillas específicas son necesarias pero el tipo de suela que tienen. Lo veremos dentro de un rato cuando hablemos de este tipo de calzado.

¿Cuánta ventaja se puede tener con unas zapatillas de atletismo?

Depende mucho del nivel en el que nos encontremos, pero para pruebas de velocidad, saltos y lanzamientos, la diferencia es notable.

Para lanzamientos con estilo rotatorio sería muy difícil incluso hacer el lanzamiento sin unas zapatillas específicas, mientras que para salto de altura tendríamos que bajar el listón bastantes centímetros. Para pruebas de velocidad y otros saltos, la ganancia podría ser de hasta el 10%, ya sea en tiempos o distancia y dependiendo mucho del punto de partida.

Zapatillas de clavos para atletismo

Para pruebas de mediofondo y fondo, con la adaptación adecuada, la ganancia podría ser de 5-8 segundos por kilómetro cuando el ritmo está en torno a 2:50/km.

Por supuesto, estos son valores aproximados, no hay que tomarlos al pie de la letra, ya que depende mucho de la persona y de la adaptación a los clavos.

¿Qué precauciones hay que tener con las zapatillas de clavos?

Si hemos decidido dar el paso y empezar a entrenar y competir con zapatillas de clavos, es muy importante tener en cuenta que la musculatura va a sufrir más que con unas zapatillas de asfalto, por lo que es más difícil recuperar y las probabilidades de lesionarse aumentan considerablemente.

Las zapatillas de clavos apenas tienen amortiguación, además su rigidez y exigencia para flexar la placa harán que la musculatura inferior tenga que estar preparada para poder utilizarlas.

Es por esto por lo que se hace necesario trabajar la técnica de carrera prácticamente a diario, realizar ejercicios de movilidad (tanto antes como después del entrenamiento) y un calentamiento adecuado antes de calzarse los clavos para la competición o entrenamiento. Además, es más que recomendable realizar ejercicios de fuerza para fortalecer el tren inferior, ya sea con pesas o con gomas.

Zapatillas de clavos

¿Dónde comprar las zapatillas para pista?

Debido a que las zapatillas de atletismo no tienen unas ventas muy elevadas, es difícil encontrar tiendas que tengan un catálogo extenso de este tipo de zapatillas (si es que llegan a tenerlas siquiera).

Si somos asiduos a la pista y no es la primera vez que calzamos unas zapatillas de clavos y ya conocemos el modelo y la talla que necesitamos, una opción es la de comprar zapatillas de clavos online.

Si es la primera vez que compramos este tipo de calzado o queremos asesoramiento en persona, en España tenemos, por ejemplo, las tiendas Bikila (14 ciudades) o Urban Running, donde suelen tener los principales modelos para cada prueba.

Tipos de zapatillas para pista

Y ahora sí, vamos con las zapatillas específicas para las diferentes pruebas de atletismo con consejos de atletas de élite de cada especialidad y recomendaciones de modelos específicos.

Zapatillas de velocidad y vallas

Para pruebas de velocidad (60, 100, 200 y 400 metros) y vallas (60, 100, 110 y 400 metros vallas), las zapatillas de clavos han de tener una placa dura para crear ese “efecto catapulta” agresivo del que hablábamos al principio.

Dentro de este grupo de zapatillas hay algunas más agresivas para las pruebas cortas (60 y 100 metros lisos), mientras que otras tienen una placa menos dura y se diseñan específicamente para 200 y 400 metros.

Para asesorarnos en zapatillas de velocidad hablamos con Sonia Molina, atleta manchega del club Simply Scorpio-71: “la elección de la zapatilla la hago principalmente en base a la placa. Busco que sea dura, pero no demasiado. Mi prueba fuerte es el 200 y una placa demasiado rígida o con demasiados clavos puede suponer un impacto o desplazamiento muy agresivo en la curva. También me fijo en el ajuste de la zapatilla, que en velocidad es importante: la zapatilla tiene que ser como una extensión del pie y en ningún momento debes notar que haya movimiento dentro“.

Sonia Molina Prados
Foto: Sportmedia

Además de competir en 200 metros lisos, Sonia hace también 100 y 60 metros, así que tiene más de un par de clavos: “utilizo dos pares: unos un poco más rígidos para el 100, ya que no hay curva, y otros de placa ligeramente más flexible para el 200”.

Teniendo en cuenta cómo se carga la musculatura con las zapatillas de clavos, no siempre vamos a tener que echar mano de ellas: “nosotros sólo las utilizamos para correr rápido. Para el resto de entrenamientos de series de distancias mayores —a partir de 400 metros— o cuando hacemos muchas repeticiones —más de 10 intervalos—, utilizamos unas zapatillas voladoras, ya que llevar clavos de velocidad en estos casos sería muy brusco para las piernas”.

Cuando hablamos del clavo en particular, existen varios tipos (aguja, pirámide, árbol…) y longitudes (3, 6, 9 y 12 milímetros): “la longitud del clavo siempre es la misma en mi caso: 6 milímetros. Dependiendo de la pista y su dureza cambio el tipo o grosor del clavo. Además, para entrenamientos suelo utilizar un clavo más fino que ayude a cargar lo menos posible las piernas”.

Y hablando de modelos concretos: “en estas dos últimas temporadas me han enamorado las adidas Adizero Prime Finesse, que además de que rinden a la perfección, voy a reconocer que también me fijo en que combina genial con el amarillo flúor de la equipación de mi club. Me gustaría probar las adidas Adizero Prime SP, que en principio son de mejor calidad, pero también son bastante más caras. También he probado las preciosas Nike Superfly Elite, que en mi caso no me terminó de convencer la placa, pero muchas compañeras las utilizan y están encantadísimas”.

Mar Vico, heptatleta catalana del F.C. Barcelona con la que charlamos sobre varias pruebas, utiliza las mismas zapatillas para las pruebas de velocidad y vallas de las combinadas: “este año descubrí por casualidad los clavos de velocidad de Brooks, en concreto el modelo Brooks Qw-k V3. Son muy ligeros, con una placa bastante dura, muy reactivos y perfectos si tienes el pie estrecho como yo. Pero además tienen un precio muy competitivo (menos de 100 €) comparado con otras zapatillas similares de Nike, adidas o Puma“.

Mar Vico Velocidad
Foto: JJ Vico

Zapatillas de mediofondo

En las pruebas de mediofondo (800, 1000 y 1500 metros principalmente) las zapatillas de clavos tendrán una placa menos agresiva que las de velocidad. Además, la mayoría de los modelos específicos de estas pruebas tienen un poco de amortiguación, aunque sigue siendo casi despreciable, sobre todo si la comparamos con la de modelos de zapatillas de asfalto.

Aun así, la amortiguación no es un aspecto clave en la elección de unas zapatillas de clavos para la atleta catalana del F.C. Barcelona Irene Bonilla, especialista en 800 metros: “tengo en cuenta, sobre todo, que la malla de la zapatilla se ajuste a mi pie. Tengo que sentirme cómoda con ella puesta y que la sensación sea lo más parecida a ir descalza. Además, tiene que darme sensación de agilidad pero con algo de refuerzo o protección. Para esto hay que tener en cuenta también el peso de la zapatilla”.

Al igual que pasaba con las zapatillas de velocidad, también será importante el tipo de placa a la hora de comprar unas zapatillas para estas pruebas: “Tengo que notar la dureza en la suela para hacer que el impacto sea más reactivo. La amortiguación prácticamente quedaría en un segundo plano, ya que casi todos pisamos el pie de metatarso y por tanto no es necesario”.

Irene Bonilla
Foto: Sportmedia

Irene también corre ocasionalmente los 400 metros, prueba que en principio se considera de velocidad: “en caso de hacer un 400 en competición utilizo la misma zapatilla, ya que estoy acostumbrada a ella y me siento más cómoda. Pero tengo varios pares de zapatillas: algunos para entrenamientos y otros para competición. Siempre son del mismo modelo, pero los de competición los reservo para días concretos y así no desgasto los clavos y los de entrenamiento los uso a diario en época de competiciones y están más desgastados”.

No siempre se utilizan clavos, práctica habitual entre todos: “entrenando utilizo también voladoras, de hecho son las que intento utilizar lo máximo posible, pero a veces por calidad de las series el uso de clavos se hace inevitable. Cuando empieza la temporada de competiciones empiezo a meter los clavos en entrenamientos puntuales”. Porque la diferencia entre unas voladoras, por muy rápidas que sean, y unos clavos es muy grande: “se nota nada más te las calzas. La pisada con una zapatilla de clavos es mucho más agresiva, no sólo por llevar un ritmo más alto, sino porque la protección es mínima y se nota que se castiga más al pie.”

Y un buen consejo: “mi recomendación es utilizar sólo clavos en entrenamientos de calidad (pocas series a ritmos fuertes) o en días de series con varios bloques, utilizando voladoras en las primeras series y acabando los últimos bloques con clavos. Así no sobrecargamos los gemelos y evitamos lesiones”.

El modelo elegido por Irene Bonilla es un clásico entre mediofondistas y fondistas: “he utilizado siempre el mismo: Nike Zoom Victory, pasando por la Victory 2, la 3 y la Elite. Es la que noto que se ajusta mejor a mi pie y estéticamente, un aspecto al que también le doy mucho valor, me encanta”.

Irene Bonilla Clavos
Foto: Irene Bonilla

En algunos catálogos nos encontramos con diferencias entre las zapatillas para el 800 y las del 1500. Hablando con Iván Manceñido, atleta aragonés del Simply Scorpio-71 especialista en el milqui, vemos que coincide con el modelo de Irene: “con el que mejor me encuentro es la Victory 2, aunque algunos compañeros utilizan las Victory Elite y modelos superiores y también rinden bien”, pero anota las diferencias entre las dos pruebas: “para los 800 metros hay que buscar una zapatilla con una suela más rígida, mientras que para el 1500 se busca algo más de flexibilidad para evitar cargarte demasiado y así llegar a la parte final de la prueba con más fuerza“.

Eso sí, el ajuste sigue siendo la parte más importante de la elección: “busco flexibilidad pero también adaptación al pie para que éste no deslice cuando estamos en ritmos altos. La sensación ideal que se busca es la máxima reactividad en el momento de la pisada, como si de un muelle se tratara“.

Iván Manceñido
Foto: Sportmedia

Iván utiliza también más de un par siguiendo el mismo patrón que Irene: “para competir utilizo unos con los que me encuentro más cómodo y para entrenar otros algo más desgastados. Si corro un 800 o puntualmente un 400, quizá lo ideal sería tener unas zapatillas de velocidad, pero yo utilizo las mismas que cuando corro los 1500 metros”.

Es importante también para Iván Manceñido no utilizar siempre los clavos: “depende mucho de la carga de entrenamiento de cada semana. En una semana de carga utilizo clavos y en las de bajada, con carga menor, utilizo voladoras. Fuera de temporada tiro de voladoras o unas zapatillas más rodadoras. Pero es importante calzarte clavos entrenando para notarte rápido y reactivo y así luego trasladarlo a la competición“.

En cuanto a clavos específicos —Irene Bonilla utilizaba siempre los de 6 mm—, se moja: “los que mejor resultado me han dado son los de aguja, pero los de pirámide son también una buena opción. Yo utilizo los de 3 milímetros, aunque con un clavo de 6 mm puedes obtener ese punto de ritmo – velocidad que no te aportan los de 3 mm. Los voy intercambiando cuando veo que están algo desgastados aunque un lote suele durar una temporada”.

Zapatillas de fondo

Para las pruebas de fondo en pista (3000, 5000, 10000 metros y obstáculos) la placa de los modelos específicos es menos rígida y con algo más de amortiguación, pero como veremos, algunos modelos están diseñados de manera indiferente para las carreras de mediofondo y fondo.

Raúl Celada, atleta astorgano del Añares – Rioja especialista en 5000 metros, sigue mirando el ajuste como aspecto clave en la elección de la zapatilla: “lo primero que miro es un buen ajuste, pero también que la zapatilla sea ligera. Yo corro de mediopié o antepié, así que la amortiguación no la valoro tanto. La sensación ideal competiendo es la parecer que voy descalzo pero con buen agarre“.

Raúl Celada
Foto: Sportmedia

Al hacer más rodajes y series a ritmos más bajos que los atletas de mediofondo y de velocidad — aunque inalcanzables para el 99,9 %, tampoco vayamos a crecernos… —, los clavos se utilizan menos: “en todo mi grupo de entrenamiento intentamos utilizar los clavos lo menos posible, sólo para las últimas series en temporada de verano. Pero muchos días ni siquiera utilizamos, son muy lesivos pero en competición dan ventaja. Así pues, para series, aunque sean entrenamientos de calidad, utilizamos casi siempre voladoras y reservamos los clavos para ritmos cercanos a competición y en las últimas series“.

Y por tanto sólo tiene un par: “utilizo siempre los mismos con las distancias y ritmos en los que me muevo, excepto si hablamos de cross, claro”.

El modelo elegido por Raúl Celada es — sorpresa, sorpresa — la Nike Zoom Victory: “es el modelo que más me ha gustado siempre, con clavos de 3 milímetros, a no ser que corra un 800 o 1500, que entonces pongo los de 6 mm. En algún 10000 he utilizado las Nike Victory XC, que es el modelo que tengo para cross: tiene menos agarre pero más amortiguación y por tanto es menos agresiva”.

Hablamos con el también leonés Jorge Blanco, atleta del Fent Camí Mislata que, aunque también corre los 5000 metros y cross, su prueba estrella son los 3000 metros obstáculos: “la única diferencia está en la ría, donde necesitas empujar y no resbalar, pero hoy en día cualquier zapatilla de clavos con unos buenos clavos te da la tracción necesaria, así que se utilizan las mismas zapatillas que usa un corredor de lisos. Antes teníamos las Nike Zoom Mamba como específicas, pero ahora las Matumbo y las Victory tienen la misma tela y drenan igual el agua de la ría”.

Jorge Blanco
Foto: Sportmedia

El factor más importante es, una vez más, es el ajuste: “en mi caso prefiero que sean más bien anchas, pero que no se mueva el pie, sobre todo cuando mojas la zapatilla en la ría. Busco también ligereza y que sea bastante reactiva. En la amortiguación no me fijo”.

Jorge Blanco utiliza dos modelos diferentes en función de la prueba que esté corriendo: “para entrenamientos y competiciones largas (5000 y 10000 metros) echo mano de las Nike Zoom Matumbo, ya que tienen algo más de suela y son menos agresivas. Para pruebas inferiores y más explosivas: Nike Zoom Victory 3. Tengo en el punto de mira las que ha sacado New Balance, que las utilizan algunos compañeros y tienen muy buena pinta, pero aún no las he probado”.

El consejo está claro: “recomiendo utilizar los clavos en su justa medida, ya que si no pueden ser el origen de muchas patologías: sobrecargas, fascitis, tendinitis, etc. Así que los clavos sólo los utilizo cuando se acerca la competición, para acostumbrar a la musculatura, y cuando los ritmos ya son más exigentes y se necesita un plus que no te dan las voladoras”.

Zapatillas de salto de altura

Vamos ya con los saltos y empezamos con el de altura, prueba en la que se necesitan zapatillas de clavos que proporcionen reactividad y un buen ajuste.

Para darnos consejos sobre esta prueba hablamos con Carles Triadó, entrenador nacional de atletismo y atleta de la Agrupació Atlètica Catalunya: “los dos aspectos principales que miro en unas zapatillas son comodidad y consistencia. Deben ser cómodas para hacer el salto con buenas sensaciones, pero deben ser compactas y consistentes para proteger bien la batida y dar la reactividad necesaria para el salto. Hay que tener en cuenta que es el único salto en el que la batida se hace fuera del eje anatómico, por lo que se debe proteger el pie en ese instante. A eso hay que sumar que, a pesar de que las zapatillas para altura tienen un peso superior de media respecto a zapatillas de otras modalidades, debes sentirte ligero, seguro y reactivo”.

Carles Triadó

Carles utiliza sólo un par de clavos de altura: “si tuviera patrocinador usaría uno para competir y otro para entrenar, pero lo importante es que mantenga la rigidez y ésta suele perderse en gran parte tras una temporada”. Pero también echa mano otros clavos: “unas de triple salto para multisaltos y series de velocidad”.

Como pasaba con las pruebas del anillo, no siempre tienen por qué utilizarse los clavos para sesiones técnicas: “hasta noviembre las hago con zapatillas lisas, pero a partir de esta época uso siempre clavos para sesiones técnicas y progresivamente voy añadiéndolos para otros tipos de entrenamientos. Para saltar son indispensables las zapatillas de clavos de altura, pero para el resto de entrenamientos puedes ir alternando clavos con voladoras dependiendo de molestias y del estado de forma. Para máxima intensidad, siempre clavos”.

En cuanto a modelos concretos, Carles no se ha casado con ninguna marca: “de pequeño utilizaba unas zapatillas Nike que no eran muy buenas, luego utilicé unas ASICS peraltadas y muy rígidas para más tarde pasarme a Mizuno con un modelo similar al de ASICS pero mucho más ligero y cómodo. En los últimos años utilicé las Nike Zoom HJ y con ellas hice mi mejor marca personal (2,15 metros). Son muy cómodas y compactas, con una ligera elevación en la parte delantera. Pero las que estoy utilizando actualmente con las adidas Adizero HJ, que además tiene dos versiones: unas ligeras y otras con refuerzo. Yo compré las que tienen refuerzo y me parecen unas zapatillas buenísimas que han hecho desbancar a las Nike como zapatilla única, ya que son las que utilizaban casi todos los saltadores en las últimas temporadas”.

Mar Vico, sin embargo, sigue fiel a las Nike Zoom HJ: “como comentaba, tengo el pie muy estrecho y con las zapatillas adidas no termino de encontrarme cómoda. Con las Nike me adapto mejor a la forma de correr en la curva de la carrera. Además, es bastante ligera y estable”.

Mar Vico Altura
Foto: JJ Vico

Zapatillas de salto de longitud

Seguimos hablando con Mar Vico para el salto de longitud: “llevo un tiempo utilizando las ASICS Cyber Jump London y estoy bastante contenta. Para esta prueba busco una zapatilla que sea rápida pero también estable y ASICS ha conseguido que este modelo tenga los dos aspectos, mientras que Nike y adidas, que son las que utilizan la gran mayoría, suelen decantarse por uno de los dos. Además yo utilizo plantillas, así que es de las únicas en las que las puedo meter sin problemas”.

Mar Vico Longitud
Foto: JJ Vico

Como sucedía con el salto de altura, para sesiones de salto casi siempre será necesario calzar los clavos de longitud, pero para entrenamientos técnicos y progresiones es recomendable sólo recurrir a los clavos cuando se busque la máxima intensidad.

Zapatillas de triple salto

Las zapatillas para triple salto comparten muchas características con las de salto de longitud: tienen que ser rápidas y estables. Pero en la prueba del triple hay dos impactos que no existen en la longitud, por lo que a veces se hacen zapatillas específicas para la prueba.

Marcos Ruiz, triplista valenciano del F.C. Barcelona y subcampeón de España, lo tiene claro: “busco unos clavos que sean rápidos, ligeros y con un poco de amortiguación”.

Asics Triple Jump Pro Flame

Tanto compitiendo como en sesiones de entrenamiento de salto Marcos busca que “las sensaciones con las zapatillas sean buenas, de comodidad. Mi punto fuerte es la velocidad y busco que la zapatilla me permita correr al máximo, pero todas tienen poca amortiguación y siempre acabo con los tobillos un poco resentidos. Ahora estoy utilizando las Asics Triple Jump Pro Flame y me están yendo bien”.

Zapatillas de salto con pértiga

En el salto con pértiga tenemos una carrera inicial en la que hay que coger la máxima velocidad posible sin comprometer la batida.

Para Mónica Clemente, pertiguista catalana del Club Atlètic Manresa y reciente Campeona de España de la prueba, hay varios aspectos clave: “es muy importante un buen agarre del pie, que tengan un poco de talón, que sean cómodas y que sean ligeras. El objetivo es que me ayuden a ir a la mayor velocidad posible pero que sean compatibles con la batida”.

Mónica utiliza, como los demás saltadores, varios pares de clavos: “para saltar siempre utilizo los mismos, pero si hay que hacer series prefiero unas zapatillas de velocidad si busco sensaciones o unas de mediofondo si prefiero estar más cómoda. Con las de pértiga se cargan mucho más los gemelos”.

Mónica Clemente

Pero ojo porque no sólo las zapatillas específicas de pértiga sirven para el salto en esta prueba: “he saltado con distintos modelos de longitud y triple salto y a veces me decanto antes por estos que por los de pértiga, ya que son parecidos y suelen ser más cómodas”.

Hablando de modelos concretos: “mis preferidas y que siempre recomiendo son las adidas Adizero Rio Triple Jump / Pole Vault, sin duda. Antes utilicé unas de Nike (de triple y de longitud) pero la suela era muy estrecha y no siempre me encontraba cómoda)”.

Zapatillas de lanzamiento de jabalina

Damos paso a los lanzamientos y empezamos con el que menos se parece a los demás, el lanzamiento de jabalina, ya que tiene una fase de carrera que no tienen el peso, disco y martillo, por lo que aún se les puede llamar “zapatillas de clavos”.

Las zapatillas para lanzamiento de jabalina tienen la particularidad de que las zapatillas son diferentes entre sí, siendo la del pie contrario al brazo del lanzamiento un poco más alta que la otra para poder bloquear de manera más segura en la última fase del lanzamiento. Es decir, los que lanzadores diestros tendrán que comprar un par en el que la zapatilla izquierda sea más alta, siendo muy difícil encontrar un par de un modelo en versión para zurdos — nada a lo que no estemos acostumbrados ya, todo sea dicho —.

Mar Vico, nuestra ya favorita heptatleta, utiliza para esta prueba las Nike Javelin Elite: “me parecen unas zapatillas muy buenas. Tienen un refuerzo en la zapatilla derecha que hace que no se estropeen tanto cuando rascamos el tartán en la última fase de la carrera”.

Mar Vico Jabalina
Foto: JJ Vico

Zapatillas de lanzamiento de peso

Como todo aficionado al atletismo sabrá, existen dos técnicas para el lanzamiento de peso: el rectilíneo o lineal y el rotatorio, siendo el segundo el que más se utiliza en la última década.

En este caso ya no se pueden considerar como “zapatillas de clavos”, más que nada porque no tienen clavos en la suela. Alejandro Noguera, lanzador de peso alicantino del Playas de Castellón, nos describe cómo tienen que ser estas zapatillas diferentes a las que hemos visto hasta ahora: “buscamos una suela dura para poder girar más rápido. Las zapatillas de adidas y Nike están un paso por encima del resto de marcas, siendo las adidas las que suelen tener más agarre y las Nike las que son más rápidas y de suela más dura”.

Alejandro Noguera
Foto: Sportmedia

Para competir y para entrenamientos en los que se lance: “no hay otra, hay que utilizar las zapatillas de peso. Para progresiones o técnica tengo unas de clavos pero rara vez las utilizo, uso unas de running. Y para hacer pesas, como los lanzadores solemos levantar cargas más altas, la suela de unas de asfalto a veces no aguanta bien los kilos y utilizamos unas de halterofilia”.

¿Y para quien lance con estilo lineal? “Las zapatillas para peso rotatorio son prácticamente iguales a las de disco y martillo: misma suela y mismas características, pero las de peso lineal suelen tener una suela más rugosa para dar más agarre, así que son más blandas”.

El modelo elegido por Alejandro Noguera: “las que más me han gustado últimamente son las adidas Adizero Shot Put, ya que combinan agarre con velocidad. Pero mis próximas serán las Nike Zoom SD, que son más rápidas”.

Zapatillas de lanzamiento de disco

Como comentábamos, para lanzamiento de disco, peso rotatorio y martillo podremos utilizar algunos modelos de manera indistinta, ya que el movimiento es similar en los tres casos, aunque Inés Venero, lanzadora de disco leonesa del Simply Scorpio-71, nos hace ver que hay alguna diferencia: “se pueden utilizar las mismas, pero la pequeña variación del desplazamiento te lleva a diferenciarlas, sobre todo entre el disco y el peso. Las de peso considero que son un poco más duras, aunque cuando yo lanzo peso utilizo las de disco y estoy cómoda”.

Inés Venero
Foto: Inés Venero

Inés Venero busca en unas zapatillas de disco una “sensación de comodidad y que se ajusten bien al pie. Para competir me gusta que la suela no esté excesivamente gastada”.

Dentro del arsenal de zapatillas, tiene una para cada entrenamiento: “tengo un par de Nike Zoom SD para lanzar y me suelen durar dos temporadas, ya que hasta que no están muy desgastadas no me compro unas nuevas. Siempre que lanzo las utilizo, aunque me vendría bien otro tipo de zapatillas para situaciones más especiales, con círculos de lanzamiento mojados, por ejemplo. Me gustaría probar más modelos u otras marcas, pero son zapatillas caras, así que voy a lo que ya conozco. Para pesas tengo unas adidas de halterofilia y para todo lo demás utilizo unas Nike Structure 21“.

Zapatillas de lanzamiento de martillo

Terminamos el repaso a las pruebas de la pista con el lanzamiento de martillo, hablando con Carlos Revuelta, atleta gallego del Fent Camí Mislata: “las zapatillas de martillo, aplicable también al disco y de alguna forma también al peso, deben permitir que el rozamiento con el suelo al girar sea lo más sencillo y seguro posible. La suela es totalmente lisa”.

Carlos nos da más detalles sobre los diferentes modelos de estas especialidades: “básicamente existen dos modelos de zapatillas que nosotros llamamos rápidas y lentas. Las lentas tienen una suela ligeramente rugosa que permiten mejor agarre pero cuesta más hacerlas girar. Las rápidas suelen ser más duras y ejercen menor fuerza de rozamiento. Yo prefiero las rápidas porque me benefician a la hora de girar y me gusta la sensación de notar que puedo deslizar los pies sin mucho esfuerzo, pero otros lanzadores prefieren las que agarran mejor. Para los que se están iniciando recomiendo las lentas o rugosas, ya que es más sencillo aprender con ellas“.

Hay otros aspectos a considerar en la elección: “además del tipo de suela hay que valorar el ajuste a la forma del pie y algo bastante importante: la durabilidad. La suela de nuestras zapatillas sufre mucho con la rotación, así que buscar unas que sean duraderas es importante”.

Una vez más, la tendencia entre lanzadores parece ser la de tener sólo un par: “uso siempre las mismas, tanto para entrenar como para competir. Eso sí, nuestras zapatillas van cambiando poco a poco a medida que la suela se va desgastando. Hay algunos que tienen varias zapatillas que pueden usar simultáneamente y otros tienen un par de zapatillas rápidas y otras lentas y, en función de las circunstancias (agua, tipo de círculo o época de la temporada), usan unas u otras”.

Un consejo importante de Carlos para lanzadores principiantes: “recomiendo usar las zapatillas de lanzar nada más que para lo que están hechas. Algunos lanzadores las utilizan para realizar multilanzamientos, pero es más por comodidad que por otra cosa. Para levantar pesas es mejor comprar unas zapatillas de crossfit o de halterofilia”.

Carlos Revuelta
Foto: Carlos Revuelta

Las favoritas de Carlos Revuelta son las adidas Adizero Discus / Hammer: “se usan para martillo y para disco y llevo ya 7 temporadas lanzando con el mismo modelo. Para bien o para mal, nosotros no tenemos tanta variedad a la hora de elegir y muchas veces de un año para otro no cambian o sólo renuevan los colores. Elegí éstas porque son bastante planas y así se adaptan mejor a mi pie, además de que son muy duras, rápidas y duran bastante. Pero la gran mayoría de lanzadores usan Nike, que también son más fáciles de encontrar en tiendas. Ambas marcas tienen su versión lenta y rápida. Asics, Mizuno, Saucony o Reebok tienen o han tenido sus modelos pero si ya es difícil encontrar a veces unas Nike o adidas, no es nada sencillo encontrar las otras”.

Consejos finales

Calcetines: ¿sí o no?

El eterno debate: ¿son necesarios los calcetines con zapatillas para pista? Pues sólo parece haber consenso entre lanzadores, que utilizan todos y además se les haría muy raro lanzar sin ellos.

Con zapatillas de clavos depende mucho del atleta y de si está acostumbrado. Hay velocistas o saltadores que prefieren correr con un calcetín fino para tener cierta sensación de soporte, mientras que hay otros más fonderos que comparten que el pie se va haciendo al contacto con la zapatilla, la piel se va endureciendo y no es necesario llevar calcetines.

Cada uno que pruebe como más cómodo se sienta, teniendo en cuenta que al principio podremos tener rozaduras si no llevamos calcetines, siendo incómodo para próximos entrenamientos.

Hay que llevar siempre clavos de repuesto

Los clavos suelen durar bastante pero a veces se rompen. No está de más que llevemos una bolsita con clavos de repuesto por si alguno se rompe y vamos a competir, sobre todo si hemos viajado.

Buen ajuste y comodidad ante todo

Como hemos podido ver, el ajuste y la comodidad de la zapatilla es lo más importante a la hora de comprar unas zapatillas de clavos o para lanzar.

Ahora, esto seguramente no pase en la primera puesta. Este calzado suele ser rígido y hay que dejar unos cuantos entrenamientos hasta que la zapatilla cede un poco y el pie se acostumbra.

Por eso es importante no estrenar un par de zapatillas clavos el día de la competición, ya que la sensación será muy extraña y seguramente no estaremos cómodos.

¿Qué os ha parecido esta guía? ¿Os han entrado ganas de tener un par de zapatillas para pista? Es algo que hay que probar por lo menos una vez en la vida cuando se ha alcanzado cierto nivel. ¡Seguimos hablando en los comentarios!

Agradecimientos a los atletas que han colaborado para la guía y a Jónatan Simón.

3 Comentarios

  1. Y qué tipo recomiendas para cross?? Las mismas q para fondo?? Estoy barajando la posibilidad de federarme la próxima temporada y estoy totalmente perdido en este tipo de zapatillas.

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@foroatletismo.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.