Las Mizuno Wave Prodigy son unas de las zapatillas que más me sorprendieron cuando tuve el primer acercamiento a la colección de Mizuno para otoño – invierno de 2017.

No eran las más potentes a nivel tecnológico, no ofrecían materiales crème de la crème, tampoco eran las más llamativas a nivel de diseño… Pero las sensaciones que me transmitieron al cogerlas en la mano, calzármelas y jugar un poco con ellas fueron muy buenas y, cuando me dijeron que el precio de partida era de poco más que el centenar de euros, no pude menos que exclamar un “¡guauuuuu!”.

Las Mizuno Wave Prodigy son unas zapatillas de entrenamiento para corredores neutros de pesos medios o ligeros con una relación calidad/precio buenísima, no sólo porque tengan un precio contenido sino porque ofrecen mucho más de lo que cuestan.

Esto las convierte en un complemento perfecto para quienes tienen un solo par de zapatillas porque así pueden pasar a tener dos con las que alternar (algo que siempre recomendamos) o, por supuesto, ser el modelo de entrada, para los que están empezando a probar el mundillo del running.

Las Mizuno Wave Prodigy ocupar el sitio que dejan libre las Mizuno Wave Legend 4, premiadas como Mejor Zapatilla de Gama Media en Las Mejores Zapatillas de Running de 2016 y que parecía que iban a tener más recorrido en el tiempo, sobre todo, después de ver que Mizuno empezaba a promocionarlas un poquito más que lo que había hecho con sus predecesoras, las Mizuno Wave Legend 3.

Sin embargo, parece que han optado por la estrategia de lanzar un producto completamente nuevo, que nazca sin ningún tipo de prejuicio por parte de los usuarios, algo que a veces lastra a algunos modelos, sobre todo dentro de estas gamas de zapatillas.

Aunque las Mizuno Wave Prodigy se enmarquen por precio en la llamada gama media y, aunque las diferencias al ponerlas al lado de sus hermanas sean claramente patentes (p. ej. respecto a Mizuno Wave Rider 20 o Mizuno Wave Ultima 9), os aseguro que no desmerecen en nada y que, probablemente peleen fuerte por repetir el galardón que obtuvieron sus predecesoras.

Es más, si reciben un poquito de impulso por parte de Mizuno y de las tiendas y tienen un pelín de suerte, podrían ser perfectamente unas superventas. El tiempo nos dará o quitará la razón.

Mizuno Wave Prodigy Vista-Interior

Las Mizuno Wave Prodigy al detalle

La mediasuela de las Mizuno Wave Prodigy ya no es un único bloque de EL8, material que, aunque dura mucho, es algo firme y que necesita ciertos kilómetros hasta que se pone a tono sino que incorporan una cuña de U4icX en el talón que aumenta mucho la sensación de amortiguación y confort.

La cuña de U4ixC está bajo el Wave con lo que la ganancia es amortiguación es significativa y se nota incluso andando con ellas.

Es más, ya no es sólo la amortiguación sino que el propio apoyo es más progresivo, ya cae el pie tan a bloque. Esto mejora también la dinámica de la pisada, permitiendo una transición de la pisada más continuada y homogénea.

No tengo el dato del drop pero me imagino que se mantendrá en los 12 milímetros (o 10 mm como poco) aunque, por el diseño de la zona trasera, no lo encontré intrusivo y no creo que plantee problemas a nadie que utilice habitualmente zapatillas de ocho milímetros de drop o más.

La flexión de las Mizuno Wave Prodigy ha mejorado y, ofreciendo una rigidez adecuada en la parte trasera y media, a medida que llegamos a la puntera, van flexando cada vez más, lo que permite acelerarlas bastante y correr con ellas a ritmos alegres.

Lo que me dejé apuntado pendiente de comprobación para cuando las podamos machacar a fondo es el comprobar bien esa flexión delantera porque quizá flexaban de manera un tanto brusca en la última parte. Eso sí, la resistencia a la torsión muy buena, lo que has hace bastante estables y, contando con la amplitud de la horma y la buena sujeción del upper, diría que son perfectas para plantillas personalizadas.

No son unas zapatillas rápidas, ni mucho menos pero, con ese tacto, flexión y sus apenas 305 gramos, se pueden acercar en momentos puntuales a los 4’/km sin problemas, simplemente notaremos que el rebote ofrecido por el EL8 es menor que el de otros compuestos más avanzados pero, como tampoco comprime mucho, no las notaremos lentas de respuesta.

Mizuno Wave Prodigy Suela-Video

La suela de las Mizuno Wave Prodigy también ha recibido su dosis de cambios y mejoras, con un diseño que seguramente tenga mejor grip o, al menos, esa sensación daban al arrastrar los dedos por la suela. Aunque no hayan revolucionado la suela, sí se ven mejoras a nivel de los apoyos, por ejemplo, en la cara interna del talón o en la zona del primer metatarsiano, con ese diseño de formas circulares.

Es una suela que ofrece mucho apoyo, mucha cobertura de caucho y, con el grosor que tiene, seguro que duran un buen montón de kilómetros. Si agarran bien en suelo mojado, puntazo a su favor que anotan.

Mizuno Wave Prodigy Upper-Video

En el upper de las zapatillas como las Mizuno Wave Prodigy es con lo que a veces tengo peleas con algunos porque se dejan llevar por la apariencia o la calidad de algunos acabados, haciendo comparaciones con “monstruos zapateriles” como las Mizuno Wave Sky y, claro, no es justo porque las están midiendo con unas zapatillas que cuestan casi un 40%-50% más.

Sinceramente, el upper de las Mizuno Wave Prodigy no sólo no me pareció malo sino que creo que es está perfectamente a la altura y, es más, que puede ser una de sus mejores evoluciones.

Tienen una rejilla que se deja moldear muy bien con lo que se adapta perfectamente al pie, que es muy transpirable y que tiene pinta de aguantar bien los roces y maltratos que solemos hacerle a las zapatillas de entrenamiento.

Tiene refuerzos cosidos por doquier pero no puestos de cualquier manera sino bien ubicados, para que hagan bien su trabajo y no produzcan rozaduras o puntos de presión inadecuados.

El empeine queda perfectamente abrazado, con mucha seguridad aunque, el summum lo alcanzan en la parte trasera, con un contrafuerte contundente y un collar que abraza a la perfección el tobillo.

¿Es todo bueno entonces? No, por supuesto, pero para criticarle, hay que irse a detalles, como la apariencia de los cordones, que son algo regularcetes, si bien es cierto que no se desatan así que cumplen bien su función.

Mizuno Wave Prodigy Horma-Video

Por raro que os parezca, tengo muchas ganas de probar estas Mizuno Wave Prodigy porque me sorprendieron mucho y ojalá Mizuno decida apostar fuerte por ellas porque creo que tienen unas zapatillas muy buenas para pelear en un segmento que está poniéndose muy interesante, pues cada vez hay más zapatillas que son capaces de ofrecer un nivel muy alto sin necesidad de tener un precio elevado.

Mizuno Wave Prodigy

(Primeras impresiones)
Mizuno Wave Prodigy
8.2

Chasis y estabilidad

8/10

    Amortiguación

    9/10

      Durabilidad

      9/10

        Upper

        8/10

          Suela

          8/10

            Lo mejor

            • Relación calidad / precio muy buena.
            • Amortiguación muy mejorada, mejor tacto.
            • Muy transpirables.
            • Ajuste y sujeción contundentes.
            • Alta durabilidad de la suela

            A mejorar

            • Cordones regularcetes (aunque no se desatan).
            • Flexan de manera un tanto brusca en la parte final.

            1 Comentario

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.