Las New Balance Fresh Foam Gobi v2 son la evolución de unas de las zapatillas de trail running con las que más a gusto he ido en los últimos tiempos, tanto, que son las que más he usado en lo que llevamos de año para competir (desde unos simples 10K mitad asfalto y mitad playa hasta ultra trails de 65K por terreno ramblero y desértico).

Aunque aún no he podido probar a fondo estas New Balance Fresh Foam Gobi v2, tras este primer acercamiento me atrevo a afirmar con rotundidad que son tan buenas o mejores como sus predecesoras, que todos los cambios que le han hecho son claramente a mejor y que poco o nada se ha perdido por el camino.

Versátiles, todoterreno, ligeras, confortables, rápidas, polivalentes… Todo eso y más os lo van a dar las New Balance Fresh Foam Gobi v2 porque haceos a la idea de que estáis ante una especie de New Balance Fresh Foam Zante v3 para trail running.

¿Cómo? Sí, sí, como lo habéis leído y, si me conocéis, ya os podéis hacer una idea de lo que pienso de ellas porque las acabo de comparar con unas de mis zapatillas favoritas de todos los tiempos.

Los cambios que incorporan respecto a las New Balance Fresh Foam Gobi son muy importantes, más relevantes de lo que se podría pensar pero, tranquilos porque, como está haciendo New Balance con otros de sus modelos, los evoluciona sin que se vea alterado su espíritu ni su perfil de uso. De hecho, diría que incluso han ampliado su perfil de usuarios potenciales.

New Balance Fresh Foam Gobi v2

La mediasuela ha ganado un poco de empaque y se ha “dulcificado” un pelín el tacto (digamos que ahora son un poco más Fresh Foam), la suela se ha rediseñado por completo para hacerla más apta para el trail running y darle un toque más cañerillo y, en el upper, ha cambiado para mejorar el ajuste y adaptabilidad.

No han dejado nada por tocar o, bueno, sí, el peso está más o menos en la misma línea, alrededor de los 250 grametes, cifra que en marcha parece aún menor porque son tremendamente ágiles y rápidas.

Sí, vale, ya sé que se os ha hecho la boca agua así que vamos a darles un repaso algo más detallado.

Las New Balance Fresh Foam Gobi v2 al detalle

El protagonismo de la mediasuela de las New Balance Fresh Foam Gobi v2 corresponde al Fresh Foam -como es lógico viendo su nombre- y, si no me equivoco, es análoga a la de las New Balance Fresh Foam Zante v3, al menos, en lo que respecta al diseño y densidades.

Diría que, si cambia algo, será en el interior, en lo que no se ve salvo despiezándola y, lo siento, pero eso no se lo voy a hacer.

Esta “analogía” implica que el talón está a unos 22 milímetros y el antepié baja hasta los 16 milímetros debido a los 6 milímetros de drop que tienen, es decir, suben un par de milímetros aproximadamente que se notan rápidamente al calzártelas a la vez que sus predecesoras.

Cuando haces eso, la diferencia que notas no es tanto de la altura sino que lo que más notas es el cambio en la amortiguación, como si fuera algo más dulce o, mejor dicho, algo menos firme porque hay que reconocer que las primeras New Balance Fresh Foam Gobi eran bastante rabiosas.

El cambio en el tacto viene no sólo por ese incremento en la altura sino porque también han modificado el diseño del Fresh Foam, manteniendo la densidad y dureza que tenía. Ahora es un diseño mucho más elaborado, que se nutre mucho más de los resultados de los análisis que está haciendo New Balance dentro de su programa Data To Design y que tan buenos resultados le está dando.

New Balance Fresh Foam Gobi v2

Las New Balance Fresh Foam Gobi v2 han conseguido un equilibrio muy bueno entre amortiguación, respuesta y estabilidad, recepción agradable con poco recorrido, sólo lo justo para recibir y luego lanzar el pie con mucha fuerza hacia la siguiente zancada, los hundimientos de algunos hexágonos permiten una mejor flexibilidad y un plus de amortiguación en los apoyos de canto…

La dinámica es aún mejor así como el control de la flexión y la torsión, que son más progresivas.

Seguramente, los cambios en la mediasuela sean los que menos llamen la atención a quien las vea sin calzarlas, pero creo que su impacto en esta segunda versión es muy importante y que tienen buena culpa de cómo se ha ampliado su perfil de uso, sobre todo de cara a estirarla un poco y rodar algo más largo con ellas.

La suela de las New Balance Fresh Foam Gobi v2 ha sufrido un cambio radical y podríamos decir que lo único que conservan es la filosofía de cubrirlo todo con una única pieza de caucho y que juegan con figuras geométricas “más o menos hexagonales”.

New Balance Fresh Foam Gobi v2

Es una suela que, sin ser excesivamente agresiva, es mucho más cañera que antes, con tacos de cinco milímetros que, aunque sea también el alto que tenían antes, en la versión anterior era la altura máxima y ahora es la altura que tiene en toda la base del taco.

Son bastante pequeñitos en los dos primeros tercios y en la parte delantera (que me recuerda mucho al antepié de las New Balance Fresh Foam Hierro v2) amplían su tamaño para dar una buena base de apoyo que se aprovecha mucho cuando se va por terrenos planetes o lisos.

Me ha gustado mucho la puntera, mucho más cubierta para permitir un último impulso fuerte y seguro. En el reborde trasero del talón también han buscado algo parecido que seguro que se aprovecha muy bien en las bajadas, en los apoyos forzados de canto.

Importante cómo han llevado los tacos hasta el reborde, mejorando el apoyo en terrenos complicados o cuando canteamos.

Es posible que las New Balance Fresh Foam Gobi v2 hagan un poco de zueco si el terreno está embarrado pero, con lo bien que flexan, seguramente lo suelten en cuanto pisemos en zona dura. Además, para dificultar que se quede ahí pegado, la parte plana de la suela (el hueco entre los tacos) es rugosilla. Sigue sin tener placa antirrocas pero creo que no pasa nada y que la protección que tiene es más que suficiente.

Si ahora asaltamos por la parte de arriba (upper) a las New Balance Fresh Foam Gobi v2, descubrimos otro gran avance y que seguramente haga que aumente mucho el número de gente que goza con ellas en los pies.

No es que antes fuera un mal upper, pero tenía sus particularidades mientras que, ahora, con el paso al engineered mesh, se consigue una mayor adaptación, digamos que se vuelven algo más amables.

Esto no sólo no supone una merma en el ajuste, sino que diría que ha mejorado también en esa faceta, sobre todo en la zona trasera, con un contrafuerte más contundente, un poco más de altura (aunque me habría gustado verlo un pelín curvado para que envolviera mejor al calcáneo) y un collar con algo más de acolchado al que también se le ha retocado la esquinita del último ojal para que no presione tanto en el empeine.

New Balance Fresh Foam Gobi v2

Las New Balance Fresh Foam Gobi v2 siguen teniendo una lengüeta tipo botín que abraza al pie magistralmente y la transpirabilidad que se consigue es excelente, mejor aún si cabe que la que ya tenían.

Un upper sin costuras, de tacto agradable pero, cuidado, porque no es precisamente endeble y para evitar que se rompa a las primeras de cambio con los roces, podéis ver cómo han protegido la puntera y los laterales de la zona de los metatarsos y juanete.

No son como para ponerte a pegar patadas a las piedras porque para eso ya habría que irse a zapatillas más contundentes, pero se puede ir con ellas por zonas complicadillas sin ningún miedo.

New Balance Fresh Foam Gobi v2

Como he dicho al principio, creo que las New Balance Fresh Foam Gobi v2 son unas de las zapatillas de trail running más versátiles que hay para los corredores que gusten de correr rapidillo de vez en cuando o que quieran unas zapatillas de competición para terrenos de tecnicidad fácil o media.

Es más, se me antojan ideales para quien, viniendo del asfalto, está haciendo sus pinitos en las competiciones de trail running y va poco a poco aumentando la tecnicidad porque va a poder sentirse casi como con unas asfalteras y seguro que en las cañadas y vías pecuarias las exprime a tope sin sentirse lastrado con unas tanquetas.

Son unas zapatillas muy ágiles, preferiblemente para corredores neutros, interesantes para quienes gusten de los preceptos del natural running. También las tendría en cuenta para triatlones y duatlones cross.

No hago más que contar los días hasta poder probarlas a fondo, os lo prometo. Así que, si ya habéis tenido la suerte de verlas o calzarlas, por favor, escribidlo en los comentarios y ponedme los dientes largos.

#AlwaysInBeta

New Balance Fresh Foam Gobi v2

(Primeras impresiones)
New Balance Fresh Foam Gobi v2
8.3

Chasis y estabilidad

8/10

    Amortiguación

    9/10

      Durabilidad

      9/10

        Upper

        9/10

          Suela

          8/10

            Lo mejor

            • Mucha respuesta.
            • Dinámica de la pisada rapidísima.
            • Muy polivalentes.
            • Muy transpirables
            • Ligeras.

            A mejorar

            • Puede acumularse barro en la suela.
            • Le vendría bien un poco de protección plástica (fina) en la cara interna del arco.

            14 Comentarios

              • julio, depende de dónde las metieras, no era una suela para barro o terreno suelto, sin duda, pero en terreno compacto, tela cómo agarraba.
                Ahora han evolucionado mucho y, como sigan igual en terreno fácil, tela cómo deben ir.

                • No no fue barro, fue un pequeño trail (que no carrera de montaña) con el terreno muy desecho (lo normal lamentablemente por la falta de lluvias)… las bajadas con mucha pendiente escaso agarre y en las subidas muy pinas tambien notaba esa falta de agarre. Fuera de eso, me gustan mucho. De todos modos los “corremontes” somo muy dados a tener muchos pares de diferente estilo para segun que carrera, otra cosa es acertar jejjejeje… Ahhh usadas con plantillas y perfecto. 1.69cm 63kg Ritmo ligerito.

                  • Pues eso, que no estaban en su entorno ;-D
                    Gracias por el feedback de las plantillas porque me han dicho de todo: desde que geniales a regular.

            1. Hola,

              Ya llevo 3 pares de la versión actual (es la zapatilla que más me ha enamorado) con el único pero que se me acaban rompiendo en la parte superior de la puntera por el juego del dedo. 8(
              Estoy por comprar las mismas (aún sabiendo que no llegan a más de 400k) pero me pregunto si el nuevo modelo lleva algún material diferente que evite este problema.

              Gracias!
              Sergio

              • Sergio, las Fresh Foam Gobi serían unas mixtas en el mundillo asfaltero así que 400K, si ha habido terreno técnico no es poco.
                ¿Las metes mucho por barro o cerca de mar? Es que si no se enjuagan bien, se pueden cuartear bastante y eso las mata.
                En principio, las Fresh Foam Gobi v2 son más maleables, un upper más adaptable así que podrían irte mejor. Tenlas en mente pero, si no, repite, que las primeras van genial.

                • Gracias Rodrigo, lo tengo en cuenta. La verdad que terreno técnico y alguna riera si se han llevado. Supongo que entre eso y el “juego” de mi dedo gordo no hay más que hacer. 8)
                  Un saludo,
                  Sergio

            2. 400km… Madre mía! Tenía pensado sacarle
              a las gobi1 600-700… Aunque solo las uso por pista, peso 60kg y no taloneo…

              Si pudiera sacárselo repetiría, sino tendría que cambiar de modelo, por economía….

              • Alberto, la duración es algo relativo.
                Mis Fresh Foam Gobi deben tener entre 300K y 400K, la mitad de ellos en competiciones (incluso en asfalto) y están en perfecto estado.
                Eso depende de mil factores pero sacarle alrededor de los 500K a unas zapatillas como ésas es lo esperable, no se le pueden exigir más a unas zapatillas con ese rendimiento (otra cosa es que luego puedan darlos).

                • Deben rodar las mías por ahí… Y aún noto la amortiguación bien….
                  En cambio las Vazee Pace las alargue hasta los 600 y ya estaban como una roca… Pasadas de rosca vamos…

              • Alberto, los 400Km son hasta que se me rompen de la puntera. Por la amortiguación me aguantan mucho más. Las primeras, una vez “zurcidas” se han estirado hasta los 626 (según strava).
                Un compañero de aventuras, con dedos menos inquietos, las estira hasta esta distancia sin problemas.
                Yo peso unos 66 y el ronda los 60.
                Sergio

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.