Las Salming Race 5 son unas zapatillas voladoras para los corredores que gustan de ir calzado con algo ligerillo, bajito, plano, flexible, con upper sencillo, transpirable y suave.

Siempre me han recordado mucho a las Saucony Type A y me parece que es un acierto que Salming Running haya seguido apostando tan fuerte por estas zapatillas, que le han ayudado mucho a asentarse con fuerza en el mundillo del triatlón.

Gracias a esta presencia triatletoide están empezando a recoger también frutos en el mundillo del running, algo más reacio a las innovaciones y que se estaba resistiendo un poco más a los encantos de esta joven marca.

Calzadas parecen más ligeras aún de lo que indica la báscula (178 gramos), en parte, por lo bajitas que son (17 milímetros en talón y 12 milímetros en antepié, 5 mm de drop) y por lo bien ajustadas que quedan al pie, casi como si fueran un calcetín.

Salming Race 5

Es un upper sin ninguna parafernalia, simplemente una doble capa muy fina que envuelve al pie y que recurre a refuerzos termopegados para que el pie vaya perfectamente sujeto cuando corremos rápido con ellas.

La ventaja es que ese upper no sólo se adapta al pie en estático sino también en dinámico, algo básico cuando hablamos de unas zapatillas con una flexibilidad tan fácil como la de las Salming Race 5.

Aunque no veamos estructuras, el talón queda perfectamente agarrado gracias a un buen contrafuerte y un buen collar.

Salming Race 5

La suela es, a la vez, una de sus partes buenas y no tan buenas porque, aunque el blown rubber agarra muy bien y en superficies lisas va genial, anda algo cortita de durabilidad, sobre todo en terrenos muy agresivos que la lijan con cierta celeridad. Es un punto flojo que tienen desde la primera versión y, aunque han mejorado bastante, sigue siendo su talón de aquiles.

En cuanto a la mediasuela de las Salming Race 5, el RunLite que utilizan es un derivado de la EVA de esos que consiguen dar amortiguación y respuesta con un equilibrio muy bueno y que es capaz de permitirte impulsar con una fuerza tremenda, que no se desperdicie nada de la fuerza que ejerces, todo ello con una recepción en el momento del impacto que no hace que te sientas sobre una tabla. Personalmente, me encanta ese tipo de tacto en las voladoras.

Salming Race 5

Huelga decir que son ideales para triatlón y esto no es sólo por su upper tan suave sino también porque al ser bajitas y con poco recorrido en la amortiguación y tan flexibles, con un poco de trabajo de técnica de carrera puedes correr con ellas con mucha facilidad durante muchos kilómetros, sin que el pie te vaya bailando o sientas inestabilidad, sintiendo muy bien el suelo que pisas. De hecho, conozco a más de un minimalista al que le gusta usarlas como zapatilla habitual.

Puedes comprar la "Salming Race 5" en Runnics.

Salming Race 5

(Primeras impresiones)
Salming Race 5
8.8

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    9/10

      Ajuste y horma

      9/10

        Upper

        9/10

          Suela

          9/10

            Lo mejor

            • Mucha respuesta sin ser seca.
            • Muy flexibles.
            • Buen agarre en seco.
            • Upper suave al tacto y muy adaptable.

            A mejorar

            • Durabilidad de la suela reducida.
            • Cuesta encontrarlas para probárselas.
            • Poco agarre en césped.

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.