Las Saucony Peregrine 8 han pasado por un proceso de rediseño que introduce cambios en todas sus zonas (suela, mediasuela y upper) y que, si bien tienen muy buena pinta y suenan interesantes, implican ciertas variaciones en puntos clave que hay que tener en cuenta, como vamos a ver a continuación.

Las Saucony Peregrine 8 son unas zapatillas tremendamente versátiles, mucho más de lo que se podría pensar viendo la agresividad de su suela, sus alturas, el peso que marcan en la báscula… Pero, cuando te las calzas, descubres una grandísima polivalencia que es lo que ha hecho que la familia de las Saucony Peregrine, que empezó un tanto modosita y sin hacer mucho ruido, haya ido creciendo hasta lo que conocemos hoy día: una de las mejores y más solventes zapatillas de trail running de Saucony.

Son unas zapatillas que sirven tanto para entrenar como para competir, para terrenos técnico y complicados y para rodar incluso por terrenos facilones, respondonas, transpirables… Por eso se ven en tantas ultras de media y larga distancia (incluso corta).

Personalmente, no las he vuelto a calzar desde las su quinta versión, que me gustó muchísimo (he llegado a llevarla en un par de competiciones, una corta y una de media distancia) y, si por mí fuera, creo que las encaminaría más bien hacia algo un poco más cañero en lugar de tender a docilizarlas como parece que ha hecho Saucony en las Saucony Peregrine 8.

Saucony Peregrine 8 - InteriorLo digo porque, viendo cómo queda ahora el catálogo de los de Pensilvania con las super rodadoras Saucony Xodus ISO 2 y las dos nuevas hermanas, Saucony KOA TR y Saucony KOA ST ,que también tienden a ese perfil de uso más de larga distancia y ritmos medios, quizá empiezan a estar algo faltos de unas zapatillas con las que hacer frente a la pléyade de zapatillas cañeras, ligeras, rápidas que están surgiendo a diestro y siniestro (lo que vendría a ser en terminología asfaltera unas zapatillas mixtas).

Aunque, a saber, lo mismo están “subiéndolas” un poco para lanzar más adelante unas zapatillas voladoras de trail running, que tampoco estaría nada mal, ¿no?

Pero, bueno, dejémonos de cábalas y vayamos a destripar a las Saucony Peregrine 8 que ya son toda una realidad, sabemos cómo son y son las protagonistas de ese artículo.

Las Saucony Peregrine 8 al detalle

Las Saucony Peregrine 8 pasan de una suela basada en SSL EVA a una de PWRFOAM con lo que deberían ganar en confort sin (al menos en teoría) sacrificar respuesta.

Aunque veáis el EVERUN en la mediasuela, sólo está presente en la topsole de EVERUN que hay entre el footbed y la plantilla de serie y que le da ese tacto tan característico a las Saucony (aunque a mí sigue sin gustarme lo de tener dos plantillas y lo seguiré criticando, lo siento).

Saucony Peregrine 8 - ExteriorSe mantiene el drop de 4 milímetros que, curiosamente, no es excesivamente exigente y sí ayuda a sentirlas muy estables con la ventaja de que no se pierde agilidad ni dinámica de la pisada por el diseño relativamente afilado de la puntera y, sobre todo, por su curvatura final que permite una salida muy rápida al correr con ellas. Para conseguir esa estabilidad también han acunado un poco el talón dejando que la mediasuela suba por los laterales.

En las Saucony Peregrine 8 se ha eliminado la placa antirrocas pero, con el empaque que tiene la mediasuela y el agresivo y tupido taqueado, es más que suficiente para meterse por cualquier terreno, por complicado que sea o, al menos, no deberíais echarla en falta.

Saucony Peregrine 8 - SuelaLa suela PWRTRAC con esos pedazo tacos de nada menos que seis milímetros se comporta sorprendentemente bien en terrenos facilones y permite correr con ellas largas distancias, que es una de las cosas que más nos ha sorprendido a los que alguna vez hemos calzado unas Peregrine, que valen para eso y para terrenos complicados y técnicos y distancias algo más cortas, que es donde -teóricamente- se desenvolverían mejor.

Con el nuevo diseño y con la ausencia de la placa antirrocas se ha ganado en flexibilidad, no sólo transversal sino también en longitudinal gracias a la segmentación de la parte delantera.

La tracción de las Saucony Peregrine 8 es genial, en todas las superficies y condiciones y tiene una buena durabilidad. Es más, no sabría decir si es una suela específica en cuanto al agarre o multidireccional porque es sobresaliente en ambas situaciones: tracción, retención, movimientos anárquicos en todas direcciones… ¡No falla! Si acaso, hacen algo de zueco si hay mucho barro.

En cuanto al upper, a mí siempre me ha gustado mucho el que han tenido tradicionalmente en las Saucony Peregrine, al menos, pensando en un uso en competición porque es finito, extremadamente transpirable, con las protecciones justas sin pasarse… Pero es cierto que a algunos les podía parecer un tanto peculiar o, al menos, requerir un poco de trabajo hasta dar con el punto justo.

Saucony Peregrine 8 - HormaEn las Saucony Peregrine 8 se ha eliminado el exoesqueleto de TPU y se han reconfigurado los refuerzos del FlexFilm dándole un diseño que recuerda en parte al ISOFIT aunque no se pueda considerar como tal. Los tres “brazos” de ese pseudoISOFIT están en los ojales dos, tres y cuatro con lo que abrazan mejor que las tres bandas que tenían sus predecesoras en los tres primeros ojales (ahora envuelve más y mejor el empeine).

En general, es un upper más adaptable y confortable manteniendo la transpirabilidad y velocidad de secado, se ha mejorado el collar, los faldones y puntera están más protegidos… Creo que es un cambio que todos agradeceremos.

Con todos estos cambios han subido diez grametes pero se siguen quedando en unos más que interesantes 283 gramos con lo que, como decía al principio, tenemos unas zapatillas tremendamente polivalentes que seguro que enamoran a muchos usuarios si es que no estaban ya enamorados de alguna de las versiones anteriores de esta saga zapateril.

Saucony Peregrine 8

(Primeras impresiones)
Saucony Peregrine 8
8.7

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    9/10

      Ajuste y horma

      9/10

        Upper

        9/10

          Suela

          9/10

            Lo mejor

            • Aptas tanto para entrenar como para competir.
            • Se desenvuelven en todo tipo de terrenos.
            • Agarre de la suela muy bueno.
            • Bastante ligeras.
            • Upper muy transpirable.

            A mejorar

            • Pueden llegar a hacer zueco si hay mucho barro.
            • ¿Qué tal le iría volverse un poco más rápidas?

            5 Comentarios

            1. Tienen una pinta estupenda estas nuevas Peregrine. Tal vez el anterior modelo se me hacía demasiado técnico para el uso que iba a darlas. Si han ganado en polivalencia y confort, creo que pueden ser mi opción para salidas por montaña de distancia hasta maratón.
              Iba a lanzarme ya a por las fresh foam Hierro v2 de NB, pero ahora esperaré a ver estas antes de decidirme.

              • Javi, aun en esta octava versión parecen un pelín más técnicas que las Fresh Foam Hierro v2 aunque son rivales directas así que difícil elección… calza ambas y lo que digan tus pies porque son dos zapatillones.
                Y si ya metes las Fresh Foam Hierro v3 en la ecuación, apaga y vámonos, imposible decidir sin probarlas jejeje

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.