La Saucony Ride 10 se está convirtiendo en una referencia muy seria dentro del segmento de zapatillas neutras de gama alta (más conocido erróneamente como zapatillas para menos de 75 kg de pisada neutra) porque su saga lleva años dando muy buenos resultados y es una zapatilla que ha combinado a la perfección muchos de los aspectos importantes en los que se fijan los corredores: es ágil, relativamente ligera, agradable, amortiguada, tiene pegada, buen agarre y una durabilidad bastante decente.

Representa una mezcla estequiométrica perfecta dentro del segmento, no es tan agresiva como una Rider pero tiene pegada y ligereza; no es tan amortiguada como una Cumulus pero es de tacto agradable y tiene buena amortiguación; no tiene el drop de 4 mm de la Boracay pero tampoco tiene uno de 10 mm como la Brooks Ghost 10… Como digo, está en una zona muy buena ya que es susceptible de darle buen resultado a cualquier corredor que busque zapatilla en esta categoría.

A priori, la Saucony Ride 10 no representa una revolución sobre la Saucony Ride 9 del año pasado, aunque esa afirmación tan utilizada hay que cogerla con pinzas y explicarla bien ya que, si bien el rendimiento y feeling de la zapatilla es bastante continuista, se le han cambiado muchísimas cosas importantes.

Chasis y mediausela

He encontrado bastantes cambios en el chasis respecto a la anterior versión y no me estoy refiriendo a materiales sino a geometría, es por ello que soy de los que piensa que, en general, el modelo ha cambiado mucho.

La Saucony Ride 10 tiene un drop oficial de 8 mm pero, tanto por mediciones propias como por las sensaciones corriendo, el drop se acerca más a los 9 mm. Es una zapatilla en la que no se va a notar exigencia de Aquiles, sóleos, etc. Es muy cercana al drop clásico, corriendo con ella no llega a ser como una zapatilla de 10 mm (tipo Brooks Ghost) pero sí anda muy cerca. De hecho, las mediciones propias han sido 20 mm en antepié y 29 mm en talón mientras que las cifras oficiales de Saucony son 19 mm y 27 mm.

Saucony Ride 10

Aun así, el cambio principal que más he notado ha sido el referente a los bordes de la mediasuela, los “muros” de la mediasuela no son rectos sino que desde donde se asienta el pie hasta el suelo van inclinados, ensanchando así la base de manera bastante clara.

Saucony Ride 10

Corriendo no es que suponga un cambio radical pero sí se percibe en cuanto a estabilidad y, en ciertos apoyos fuera de lo normal (cambios de sentido, terrenos desnivelados, etc.), es cuando aprecias ese extra de anchura del chasis. Esta base tiene unas medidas de 96 mm en talón y 120 mm en antepié, muy generosa, tanto que estamos hablando de unos 5 mm más que la Saucony Triumph ISO 3, lo cual es muy sorprendente.

El resto de cambios que se han producido en la mediasuela de estas Ride 10 son los referentes a los materiales y a la amortiguación. Hace aparición el PWRfoam como principal material de mediasuela y sustituye al SSL EVA que tantos años ha formado parte de la mayoría de zapatillas Saucony.

Otra de las afirmaciones que se escuchan es la de que es un nuevo material de mediasuela, y la verdad es que nuevo no es ya que se utiliza asiduamente en el Powergrid. Sin embargo, sí que supone un cambio grande en las Ride ya que este PWRfoam es un material más ligero (15% más que una EVA, 30% más duradero y con un 50% más de respuesta que la SSL EVA).

Además, la fabricación del chasis también cambia ya que el PWRfoam es un compuesto que se inyecta en un pequeño molde y que adquiere su forma al liberarlo del mismo, mientras que las anteriores Ride habían sido moldeadas a base de presión donde se deja una pieza de EVA en un molde, se comprime y ésta se expande hasta coger la forma del molde.

Lo que gana Saucony con esta combinación de PWRfoam inyectado en vez de SSL EVA comprimida es una mayor fluidez y homogeneidad en el comportamiento del chasis, y el PWRfoam se ocupa de aportar ligereza y, sobre todo, respuesta.

Saucony Ride 10

La respuesta de la Saucony Ride 10 es excelente para una zapatilla de esta categoría, han sabido mantener ese punto de carácter de la Ride claramente.

El tacto agradable va a cargo del EVERUN, el poliuretano termoplástico expandido de Saucony se sitúa en la ya clásica forma de topsole, una plantilla situada por encima del footbed y por debajo de la plantilla removible. Con esto conseguimos una sensación de tacto suave y agradable nada más meter el pie en la zapatilla y también obtenemos una amortiguación suave y con respuesta a la hora de correr.

En general es una zapatilla muy estable y con una amortiguación más que adecuada, sin ser una zapatilla de amortiguación excelsa como otras rivales que usan tecnología similar, pero sí es una zapatilla cuyo chasis le da mucha polivalencia.

Suela

La suela de las Saucony Ride 10 sigue el mismo patrón que hemos estado viendo últimamente en la marca americana: Triflex con un taqueado en zigzag, la parte trasera en herradura continuada y el mediopié en contacto continuo con el suelo.

Saucony Ride 10

Es una geometría que les ha estado funcionando y, lógicamente, siguen utilizándola en esta décima edición de la Ride.

Como podréis imaginar -ya que ha sido la tónica común en todas las Saucony con este sistema Triflex-, el agarre es excelente en terrenos secos, tanto asfalto como tierra e incluso en hierba funciona mejor de lo normal. En terreno mojado tienen problemas si la superficie es lisa, en asfalto rugoso se defienden mejor que en aceras húmedas donde sí puedes tener resbalones.

La gran sorpresa que me he encontrado en las Saucony Ride 10 es su dureza, todo el Triflex tiene una dureza media de 63º lo cual es tremendamente blando para lo que suelen tener sus rivales. La media es de 75º y la Ride 10 presenta una dureza muy inferior a eso, lo que hace que sea una zapatilla con una gran adherencia al suelo, algo que sin duda corriendo se nota.

El Triflex se compone de IBR+ y este se extiende también por toda la zona del mediopié. El talón lleva un caucho XT900 de 86º de dureza que en esta ocasión sí es lo normal, por lo tanto estas Ride 10 son un claro ejemplo de la típica zapatilla donde el corredor tiene que decidir si prefiere sacrificar agarre y mejores sensaciones o durabilidad.

La durabilidad no se augura excelsa, unos 700 km más o menos con 73 kg y corriendo en un asfalto no muy rugoso el 70% de las ocasiones y en tierra de parque el otro 30% restante. Este es quizá el punto más flaco de la zapatilla, especialmente la parte central del Triflex va a ser muy castigada en los primeros kilómetros.

Donde destacan las Ride 10 es en su flexibilidad, excepcional para la categoría, mejor que cualquiera de sus rivales más afamadas (Pegasus, Cumulus, Rider, Ghost…).

Upper

Al upper de las Ride 10 se le han eliminado los termosellados y se ha optado por utilizar un engineered mesh como sustituto, este tipo de malla elabora sus propios refuerzos dando mayor densidad y presencia de hilo en ciertas zonas que necesitan dar más soporte o apoyo al pie y es más abierta donde se precisa flexibilidad o ventilación. El soporte por parte del upper no es mayor ya que el engineered mesh, aunque ahorra peso, no da más soporte que los termosellados, lo que sí se ha ganado son tres cosas importantes con la utilización de esta nueva malla:

  • Flexibilidad: el upper no pone ningún impedimento a la flexibilidad de la zapatilla que, como hemos visto en la suela, es excelente.
  • Mayor espacio interior: en la Saucony Ride 9 vimos alguna queja sobre el espacio delantero de la zapatilla, aunque la Ride 10 no supone un cambio radical, sí que se nota un poquitín que el grosor del upper es menor y, por tanto, hay algo más de espacio interior. Es un cambio muy pequeño pero está ahí.
  • Ventilación mejorada: quizá sea el más evidente de los cambios o de las ganancias de la Ride 10 con este nuevo upper y es que el engineered mesh le ha permitido crear unos agujeros más grandes de ventilación a Saucony y no lo han desaprovechado.

El mediopié está bien reforzado con mucho termosellado y el logotipo de la marca que, por cierto, está increíblemente bien integrado en las líneas de diseño de la zapatilla, un detalle minúsculo pero que hay que reconocerle a las marcas con ese nivel de atención al detalle. Esta zona del mediopié es sin duda la que da más soporte al pie de toda la zapatilla y la que carga con casi todo el trabajo de ajuste. Como complemento cuenta con unos cordones planos y una lengüeta bastante gruesa y acolchada para aportar confort.

Saucony Ride 10

El talón cuenta con un nuevo contrafuerte y un tejido externo que da más consistencia a esta zona trasera. El acolchado del talón es muy generoso como viene ofreciendo Saucony estos últimos años, no tiene un acabado interno de tope de gama, es algo más rugoso, pero llevando calcetines vamos a notar poco la diferencia teniendo en cuenta que el acolchado sí es de primer nivel.

Las partes que menos me han gustado del upper son la durabilidad, forma del collar y el peso.

No he tenido problemas relacionados con la durabilidad (tampoco los tengo nunca), lo que sí puedo decir es que a simple vista no me parece el upper más resistente del mundo, especialmente en la puntera alrededor del refuerzo termosellado delantero. Auguro que esa zona puede ser algo problemática para los corredores que suelen tener problemas de roturas.

La forma del collar no es ni mucho menos un problema serio, pero creo que es una zona algo mejorable. La Saucony Ride 10 tiene un collar más redondeado de lo que me gustaría y digo esto porque, cuando tienes un acolchado tan generoso, lo que te interesa es que el ajuste sea cercano para que el talón no deslice y, aunque la Ride 10 no tiene un problema acuciante, sí es algo donde se puede mejorar de cara a futuras ediciones.

El peso es otra de las cosas que, si bien no son un problema, hay que mencionarlas y es que a pesar de quitarle termosellados, la Ride 10 pesa 292 gramos en talla 10 US (en la Ride 9 eran 279 gramos) y, según Saucony, en la talla 9 US de referencia serían 270 gramos; es un dato muy bueno, eso hay que reconocerlo, además a pesar del aumento de peso, la Ride 10 tiene más pegada y es más ágil y rápida, pero también es verdad que pesa más y eso no es buena noticia casi nunca.

Horma

Algunas de las pocas quejas que ha habido con la Ride 9 se centraban en el espacio delantero de la zapatilla. Algunos corredores decían que el upper era algo grueso en esa zona y Saucony dijo este año que eso se había corregido y ahora era más fino.

Bajo mi punto de vista, he de decir que es muy probable que el upper sea más fino, especialmente cuando ya no tiene refuerzos termosellados, pero creo que esa no era la preocupación de los corredores sino más bien la de ganar algo de espacio interior en los laterales.

Mi percepción es que no hay mucha diferencia, sí que es posible que la Ride 10 deje algo más de juego lateralmente y sobre todo que su horma sea más ergonómica, pero el ajuste es muy cercano aún. La uña del dedo gordo roza con la malla debido a que está situada a poca distancia de la plantilla por lo que el espacio vertical para los dedos no es mucho, lo que hace que el ajuste sea excelente pero, a la vez, la sensación de ser algo agobiante aún existe.

Saucony Ride 10

No es algo que llegue a niveles preocupantes ni mucho menos pero la gente ha de saber que no es una zapatilla holgada sino que el ajuste es bastante cercano y, debido a eso, me surgen dudas sobre la durabilidad de la malla cuando alguien que suela tener problemas con roturas las use. En mi caso no ha habido problemas pero la uña me roza así que es un modelo al que habrá que estar atento cuando la gente lo use en este respecto.

No es una zapatilla estrecha pero el mediopié ofrece un ajuste también cercano. Es la zona donde está toda la estructura de termosellados, cordones y refuerzos, por lo que era de esperar. La gente de pie amplio creo que no va a ser la más feliz con la Saucony Ride 10, en cambio, los corredores de pie normal o estrecho sí van a recibir un buen ajuste y transmisión de seguridad por parte de la zapatilla.

Saucony Ride 10

El talón es la zona menos restrictiva, no es amplia pero tampoco es estrecha, con mucho acolchado y con una estructura no muy alta. Es un talón típico de Saucony en estos últimos años y, salvo que tengas un tobillo muy estrecho, no le veo problema pues cuando he necesitado más ajuste el truco del último agujero de los cordones siempre me ha funcionado en las Saucony.

La plantilla es muy sencilla, de EVA y finita ya que eso acerca aún más el topsole de EVERUN al pie y la sensación de tacto blando y rebote se percibe mejor.

A los plantilleros les recomendaría probarla ya que, como digo, el upper puede resultar algo cercano, especialmente si tu plantilla personalizada es más gruesa que la de serie, lo cual no es raro.

Amortiguación

La amortiguación de estas Saucony Ride 10 es muy buena, no es ni la más blanda, ni la de más recorrido (sigue una pauta similar a lo que vimos en las Ride 9 con ligeros matices a realizar), pero dentro de lo que es el mercado se puede calificar claramente como muy buena o por encima de la mayoría en tacto, recuperación y rebote.

Saucony Ride 10

Al principio, el tacto puede notarse ligeramente más firme en general, el PWRfoam tiene una dureza de 55º y se puede percibir una zapatilla más estable y menos blanda, pero la verdad es que tras pocos kilómetros y tras usar las Ride 9 no es que haya demasiada diferencia, quizás se nota un recorrido algo más progresivo por la presencia del PWRfoam, pero no es un cambio radical ni mucho menos. El topsole de Everun también iguala mucho las cosas con esos 40º de dureza y ese rebote que se agradece mucho. Es, en términos globales, una zapatilla de tacto tirando a blando y muy bien amortiguada.

Donde sí cambia la Ride 10 es en la respuesta que ofrece. Siempre ha sido considerada como una zapatilla con chispa dentro de su segmento, quizá no al nivel de la Rider pero siempre muy cercana a ella. La Ride 9 perdió un poquito de ese carácter y se hizo más tranquilota, pero la Ride 10 vuelve a poseer una respuesta bastante aceptable gracias al rebote del EVERUN y a la fluidez que la acompaña, es amortiguada en la parte delantera pero también tiene un toque de agilidad, algo que siempre se ha apreciado en este modelo (no es que sea noche y día respecto al modelo anterior pero sí se percibe una chispita más).

Saucony Ride 10

La transición es muy buena debido a la presencia del topsole y al arco con contacto continuado con el suelo.

Conclusión

La Saucony Ride 10 es una zapatilla muy buena que lo hace casi todo bien. Como decía en la introducción, es la zapatilla más completa de su segmento y a todos les puede ir bien. Si utilizas una de sus rivales, es probable que la Ride 10 te pueda gustar si buscas un modelo más completo.

Todos los cambios que se han producido no han hecho que la Ride 10 se despegue de su herencia y, a pesar de todo, el feeling es continuista, algo que Saucony se habrá esforzado en buscar y en lograr sin duda alguna. Es raro que una zapatilla a la que le cambias la geometría de base, el upper, el material de mediasuela y más cosas siga dando unas sensaciones inequívocas de su linaje, pero la Ride 10 lo borda en este sentido.

Es estable, muy flexible, es confortable, tiene una buena amortiguación, muchísima respuesta y un buen agarre en seco. Además, no es nada pesada y se mueve muy bien, es muy apta para ritmos alegres ocasionales.

Defectos se le pueden poner pocos: el agarre en mojado en superficies lisas no es muy allá y habrá que ver qué tal resulta la durabilidad de la parte delantera. Son pequeñas cosas que todas las zapatillas tienen y, si tuviera que ponerle una pega a nivel personal, diría que no me ha dejado con la boca abierta a pesar de ser un zapatillón y sin duda de lo mejor de su segmento.

Usuario tipo de la Saucony Ride 10:

  • Corredores neutros, supinadores o plantilleros de hasta 85 kg que busquen una zapatilla de gama alta neutra de entrenamiento para rodajes o competiciones de largas distancias a ritmos más lentos de 4.15 min/km en tierra o asfalto.

Saucony Ride 10

Saucony Ride 10
8.7

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    9/10

      Ajuste y horma

      9/10

        Upper

        9/10

          Suela

          9/10

            Lo mejor

            • Combina amortiguación y respuesta
            • Chasis muy estable
            • Flexibilidad
            • Upper con ventilación mejorada

            A mejorar

            • Durabilidad limitada
            • La horma no se ha mejorado como se esperaba
            • Durabilidad de la malla delantera dudosa

            16 Comentarios

            1. Mis próximas zapatillas para entrenar a ritmos de 4:15 a 4:40 serán saucony. Me encantan estas reviews. Enhorabuena!!!
              Crees que la ride 9 es más duradera que la ride 10??

                • Vaya… en mi caso, las Ride 9 no llegaron a los 800Km por roturas de las costuras laterales inetriores (altura del metatarso).

                  Quitando las Ride 5, el resto de modelos los he retirado sin problemas aparentes entorno a los 1000Km…

                  ¿Alternativas más duraderas para 60Kg, ritmos iguales o superiores a 4’15” con uso para entrenos (tiradas de 12Km o superiores – no series) y competir en MM y Maraton?

            2. Buenas Jonatan llevo 2 pares de ride 9 y me encantan, el problema es que en la parte de la suela del medio se destroza en poco más de 400 kms, yo lo alargo hasta los 700 pero ya va uno corriendo sobre la espuma. ¿hay alguna zapatilla parecida a la ride que sea más resistente?

              gracias

            3. No se está acercando demasiado Saucony con estos cambios a sus Triumph??? Las ride eran las Triumph ligeras, está claro que no eran tope gama, ni tan amortiguadas, pero con esta nueva versión no le veo diferencia… Por peso, calidad, acabados… ¿Qué diferencia hay entre las ride actuales y las Triumph?

            4. Si le dais un 8,5 al upper es que la habéis probado pico. Al igual que las iso 2 se rompen que da gusto. En 200km reventado los dos, y nunca me había pasado con ninguna otra marca. Según Saucony, es problema mío. De traca. Ni Adidas, asics, joma, k swiss.. Etc etc. Pues con estas, el upper un chasco. Y baratas no son que digamos.

              • Para ser sinceros a mi la única vez que me ha pasado a mí fue con mis primeras y últimas brooks…. Es curioso jejeje

                Con ride ya llevo dos pares con más de 800km y tengo otro listo para estrenar… Eso si ride 9.

              • ya he comentado que pueden romperse que puede ser un punto debil, pero yo llevo probados más de mil pares de zapas y nunca he roto un upper, que a tí te pase con 20 o 200kms no significa que se le rompa a todo el mundo.

                y a pesar de no haber roto nunca un upper he dicho que es su punto débil, así que creo que la crítica se la puedes enviar a la marca en vez de ponerla aquí; lo que no puedo es puntuar un upper como que se me ha roto cuando no se ha roto, le puntuo como está diseñado y como me ha funcionado y le he bajado medio punto porque lo he visto susceptible de roturas.

            5. Hola Jonathan,con que zapatilla has pasado mas gusto de entrenar,con estas ride10,con las ghots10 o con las new balance 880v7?es porque estoy entre estos tres modelos y no se por cual elegir

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.