Under Armour Micro G Neo Mantis

Recientemente se ha descubierto una nueva especie de Mantis, pero no una mantis religiosa, sino una Mantis de la familia de las Under Armour que, partiendo de las Micro G Mantis que ya estuvimos analizando, mantienen suela y mediasuela análogas pero que (r)evolucionan el upper (de ahí lo de ‘Neo’ en el nombre), haciéndolas aún mejores que sus antecesoras.

Sigue sin ser una de las más promocionadas por la marca de Baltimore, que se está centrando en otros modelos como las Micro G Monza, las SpeedForm RC o las Speedform Apollo pero casi todos los que hemos tenido calzadas unas Micro G Neo Mantis en nuestros pinreles hemos quedado sorprendidos muy gratamente por su ajuste, rendimiento, respuesta, agarre… y, a buen seguro, hemos hecho muchos kilómetros con ellas, relegando a muchas otras zapatillas al banquillo.

Vamos a analizarlas a fondo para que podamos conocerlas en detalle y, caso de que se pongan a tiro, no las dejemos pasar por alto y le podamos prestar la atención que creo que se merecen.

Mediasuela

“Nada nuevo bajo el sol” dirán algunos al ver que, por enésima vez, Under Armour recurre de manera exclusiva al Micro G para la mediasuela.

Under Armour Micro G Neo Mantis - Perfil exterior

No obstante, lejos de ser un punto negativo, creo que no es sino la enésima demostración del buen estado de salud en que se encuentra este polímero que, como hemos ido comentando en las pruebas de las zapatillas de los de Baltimore, es actualmente uno de los dos o tres mejores por rendimiento y, sobre todo, por versatilidad, ya que es capaz de hacerlo todo y, encima, hacerlo bien.

Under Armour Micro G Neo Mantis - Perfil interior

Como he comentado en la introducción, la mediasuela es análoga a la de la primera versión de las Micro G Mantis, lo que es una gran noticia después de haber visto lo bien que ha funcionado en todos los aspectos.

Es bastante bajita y, aunque el drop está medido en nueve milímetros, las sensaciones son de tener algo menos (seguramente por el diseño de la mediasuela y la suela) con lo que, contando con el comportamiento en dinámico del Micro G, como os podéis imaginar, son bastante estables y tienen una buena respuesta.

El tacto del Micro G es de los más equilibrados que hay ahora mismo porque las sensaciones que transmite son muy agradables, como si tuviera una mayor cantidad de amortiguación pero no se pone chicloso sino que el recorrido es pequeño y enseguida empieza a transformar esa amortiguación en respuesta. Posiblemente, por eso han optado por dejarle esos nueve milímetros de drop, porque permite dejar un antepié bastante bajito, que le da muchísima respuesta, y dejar un talón algo más amortiguado.

Aunque hayamos dicho que el único compuesto es el Micro G y que la mediasuela sea todo un bloque, eso no es óbice para que tenga mucho trabajo de I+D tras ella.

Al analizar detalladamente las curvaturas que tiene, vemos cómo han buscado dar un mayor apoyo en la zona central, cómo va descendiendo paulatinamente haciendo una pequeña subidilla a la altura de los metatarsos, cómo se le ha dado cierto ‘efecto balón’ en los bordes para darle una mayor estabilidad lateral pero sin que tenga que acabar en ángulo recto sino biselado, etc.

Under Armour Micro G Neo Mantis - Arco

Por último, he dejado para el final una de las sorpresas ocultas ya que, aunque no quede visible, internamente tiene una placa de TPU, que es la que se encarga de controlar que la zapatilla no flexe indebidamente en la zona trasera, ni que tampoco torsione fácilmente cuando la exprimimos.

Suela

La suela también se mantiene análoga a la de la versión anterior y es otro gran acierto porque, ¿para qué modificar algo que está dando un rendimiento tan alto? Aparentemente es sencillota, con siete grandes piezas de Blown Rubber con una estructura romboidal, mucho contacto con el suelo y ¡eso es todo amigos!

Under Armour Micro G Neo Mantis - Suela

Pero como las apariencias engañan, cuando corres con ellas descubres que son tremendamente silenciosas, que el tacto del Blown Rubber es blandito y no penaliza el tacto de la agradable amortiguación pero, sobre todo, notas cómo se pegan al suelo, que agarran como si les fuera la vida en ello. De hecho, los que deslicen el pie hacia delante al pisar, las pasarán canutas porque no hay forma (mejor para ellos, así lo corrigen obligatoriamente).

Puedes hacer lo que quieras con ellas porque no vas a hacerlas derrapar por más que te empeñes, no sólo volando bajo en rectas, sino también si te pones a hacerles giros bruscos. En seco son capaces casi de arrancar el pavimento y en mojado, dentro de lo poco que las he podido probar, no han funcionado nada mal.

Si las sacamos fuera, cumplen salvo que sea césped muy alto o mojado o si hay arenilla suelta pero, por lo demás, cumplen bien.

Hay mucho contacto con el suelo y, salvo por las grandes ranuras de flexión, casi podríamos decir que es continuada.

Under Armour Micro G Neo Mantis - Suela talon

En el talón hay una gran pieza desacoplada que cubre la parte central y la exterior. A continuación tenemos una que cubre toda la parte interior con un gran taco y que por la parte exterior tiene otro dedicado a los que entran de mediopié con el pie supinado (menos mal que algunas marcas se acuerdan de proteger esa zona que tantos corredores que corren técnicamente bien desgastan prematuramente).

Under Armour Micro G Neo Mantis - Suela detras

La zona delantera es bien sencilla: el 80% interior en un gran taco y el 20% del exterior en otro taco, separados ambos por una gran ranura de flexión. Esto se repite tres veces: una antes de los metas, la que queda justo debajo de éstos y la puntera, que queda en una única pieza.

La durabilidad de la suela dependerá mucho de nuestra eficiencia y del terreno por el que vayamos pero, con una técnica mínimamente decente, no creo que dure menos que cualquier otra mixta.

Upper

Aquí es donde tenemos el cambio respecto a la primera versión, pues el de las Micro G Mantis se enfocó siguiendo la filosofía que se inició con las Charge RC, mientras que en estas Micro G Neo Mantis se ha cambiado a líneas más similares a las que parece que van a seguir actualmente y que iniciaron en las Micro G Monza.

Me parece que es todo un acierto porque, aunque el upper anterior fuera muy bueno, es cierto que tenía algunas cosillas que a algunos usuarios no terminaban de enamorarles o de funcionarles, algo que les pasaba no sólo con las Micro G Mantis, sino con otros modelos que tenían ese tipo de upper como las Charge RC 2, Charge RC 2 Racer, etc.

Tiene una estructura de tres capas que no es uniforme en todas sus partes sino que va variando dependiendo de las necesidades de cada zona.

Under Armour Micro G Neo Mantis - Upper delante

En puntera, y lo que asoma en los laterales del talón, por encima la capa exterior es tupida y protege una capa intermedia con forma de rombos con hilos más gruesos que le da estructura y hace algo de acolchado. La lengüeta tiene ese mismo formato sólo que con un acolchado adicional en el medio para darle algo más de protección.

En la zona del empeine, los cuatro trozos que asoman (en la zona del juanete y en el medio, tanto por cara interna como por la externa), la tela exterior es de un tacto más plástico, mucho más resistente y la capa intermedia no es tal, sino que es un espacio para albergar unos tirantes que trabajan junto con la pieza de piel sintética, que vemos que queda a modo de exoesqueleto cubriendo la zona media y la zona del aquiles.

Esa gran pieza de piel sintética no tiene esa forma porque quede molona y sea bonita a nivel decorativo sino que, si nos fijamos en detalle, forma una estructura triangular de manera que los dos vértices superiores quedan en los ojales primero y tercero, y los lados del triángulo salen hacia la mediasuela.

Under Armour Micro G Neo Mantis - Upper

El segundo ojal engancha en una pieza diferente pero también hace un triángulo ya que desde el ojal salen dos tiras que van a parar justo a las zonas que comentaba antes que deja libres la pieza del exoesqueleto y que pasan entre las dos capas externas del upper.

Los dos últimos ojales quedan en la parte final de esta gran pieza, cerrando el collar y haciendo fuerza para sujetar bien el tobillo. No estoy 100% seguro pero juraría que la tira que se observa por debajo del upper en la zona media, sale desde el quinto ojal, con lo que tendríamos estructuras triangulares en todos los ojales salvo el cuarto.

Si a ésto le añadimos que la lengüeta está unida en los laterales mediante un elástico, tenemos un ajuste de los ‘made in Under Armour, es decir, como un calcetín, que tantas pasiones y odio levanta. A muchos nos encanta porque prácticamente se mimetiza con nuestro pie, algo que se agradece mucho cuando se van a usar para ir rápido, pero a otros les agobia un poco y en ocasiones hace que perciban las zapatillas más estrechas o ajustadas de lo que realmente son.

20140325 - Under Armour Micro G Neo Mantis - Detalle Lengueta Unida

El interior, como es habitual, muy suave, sin costuras (sólo tiene el reborde de la lengüeta y la costura inferior de ésta), con HeatGear para que transpire y sea fresco y para minimizar el riesgo de rozaduras.

El collar es otro de los puntos donde no hay consenso porque hay quienes prefieren cosas más tradicionales (el típico collar gordote y acolchado) y, a pesar de que el nivel que rayan en Under Armour, suele ser muy alto, algo que a veces no termina de enamorar al gran público.

20140325 - Under Armour Micro G Neo Mantis - Detalle Altura Aquiles

El reborde del collar tiene un dobladillo de tela muy suave, es un pelín elástico y es muy finito por lo que el ajuste es francamente bueno. El acolchado empieza cuando se baja un centímetro y abarca sólo la zona trasera y hasta la perpendicular con los maléolos. Es decir, se nota lo justo en las zonas donde hace falta para proteger, nada de llenar el tobillo y talón con acolchados enormes. Las sensaciones son muy racing y cuando se han ajustado bien las zapatillas, prácticamente te olvidas del esa zona, tanto si estás parado como si vas volando bajo.

Para abrazar el talón se ha usado un contrafuerte no excesivamente rígido pero como se ha jugado con la geometría, curvándolo bastante, se puede abrazar la zona y se puede deformar para adaptarse a nuestra fisionomía.

Under Armour Micro G Neo Mantis - Contrafuerte

Para quienes no tengan una pisada rebelde, es una gran ventaja pero es cierto que para quienes tengan una pisada a la remanguillé y necesiten un talón contundente e inflexible, que no ceda por más que se empeñen, quizá estos diseños no son la mejor opción.

No son tan altas de aquiles como sus predecesoras por lo que se evitan los problemillas que algunos tuvieron y, sin embargo, tienen tan buen ajuste o mejor. De hecho, es uno de los collares de Under Armour con los que más a gusto he estado porque, como he comentado en otras pruebas a fondo, aunque me hayan funcionado muy bien prácticamente toda las zapatillas que he usado de la marca, en algunos casos he tenido mis más y mis menos, como me pasó con las Charge RC con las que nunca conseguí un ajuste 100% perfecto (me tuve que conformar con un 95% ;-D).

Por último, otro de los detalles marca de la casa, la altísima calidad de materiales, diseño y acabados que tiene la plantilla de 4D Foam: finita, transpirable, muy buena relación acolchado/grosor y, lo mejor de todo, que aunque se note acolchada, no es un colchón blandujo que nos aisle de las sensaciones del terreno sino que únicamente tiene lo justo para que percibamos sensación de confort.

Por supuesto, perfectamente aptas para ir sin calcetines así que, atentos los que gusten de correr de esta forma y, en particular, los triatletas porque pueden ser una gran opción como zapatilla de competición.

La única pega que le encuentro para este uso en triatlón es que los elásticos laterales de la lengüeta pueden molestar un poco a la hora de meter el pie porque tienden a quedar hacia dentro, pero éso tiene una solución fácil dándoles un tijeterazo, por lo menos a uno de ellos.

Horma

No consigo encontrar una única palabra para describir su horma porque es ajustada como la mayoría de las Under Armour (por no decir todas), pero no da sensación de agobio.

En anchura es más o menos estándar, el tobillo deja bastante libertad a pesar del buen ajuste pero no es demasiado alta con lo que las sensaciones son diferentes según en qué parte pensemos.

El antepié es relativamente ancho, bastante redondeado y, como no tiene refuerzos que la restrinjan, deja bastante libertad de movimiento y los dedos pueden incluso moverse.

En el mediopié cambia la cosa y es un ajuste marca de la casa, con el empeine muy bien envuelto, mucha sujeción e incluso marca algo el arco en la cara interna, no tanto porque suba internamente sino más bien por cómo ajusta el upper. Lo curioso es que, viéndolo desde arriba, no parece que sea tan ajustado porque, de hecho, se ve muy abierta la cordonera.

20140325 - Under Armour Micro G Neo Mantis - Detalle Abertura Cordonera

En el talón, como hemos descrito antes, no hay mucho acolchado y no es demasiado alto por lo que la sensación de libertad es bastante grande, algo que no va reñido con que ofrezca un gran ajuste. Sólo echarán de menos algo los que sean fans de los tobillos duros y restrictivos ya que el de las Micro G Neo Mantis va por otros derroteros, el punto de elasticidad que tiene le da un puntito de libertad que algunos apreciamos mucho de cara a ir con el collar ajustado pero sin que nos estrangule el tobillo.

Podría valer perfectamente para plantilleros por la base pero, por lo comentado de la altura del upper (sobre todo en la zona del primer ojal), debería probarse primero por si acaso queda apretado el pie o por si queda demasiado fuera en el tobillo.

En cuanto a la longitud, ahí ahí anda la cosa y diría que normal, tirando quizá a un pelín escasa por lo que, dependiendo de cómo nos quede la zapatilla que tengamos como referencia, a lo mejor nos toca ir a por medio numerillo más, sobre todo si queremos cierta amplitud. Sin embargo, si lo que queremos es algo que quede como un calcetín, a mantener talla y a darle candela de la buena.

Para lo que es una gozada esta horma es para ir volando bajo con ellas porque el ajuste es buenísimo y no se mueven nada una vez atadas así que puedes hacer con ellas lo que quieras, exprimiendo a tope la gran respuesta y agarre que tienen.

Dándoles candela a las Micro G Neo Mantis

Las Micro G Neo Mantis son unas de esas zapatillas que, en cuanto te las calzas, sientes unas ganas impresionas de salir a correr con ellas porque las sientes perfectamente mimetizadas con tu pie, muy ligeras (250 gramos pelaos), te sientes muy cerca del suelo y “escuchas” su gran respuesta delantera y su ligera docilidad trasera.

Under Armour Micro G Neo Mantis - Puesta Lateral

En cuanto sales a la calle no necesitas ni cien metros para darte cuenta de que no van de farol y que ofrecen todo eso y más porque, en cuanto has dado unas cuantas zancadas, ves que el ajuste sigue ahí tal como lo dejaste (o mejor incluso si se ha recolocado un poco alguna parte, como la lengüeta), has sentido ya en esas primeras zancadas los latigazos que pueden llegar a dar si se pisa de antepié con ellas (esto lo notas en cuanto bajas un bordillo, al ver que apenas se comprime el antepié y que no se desperdicia nada de la fuerza que imprimes) y, a la vez, has visto que no son exigentes en cuanto a la flexión, que te dejan mucha libertad de movimiento, etc.

Según van cayendo los kilómetros en esa primera salida, descubres las cosas que te faltaban por verle: el Micro G se comporta exactamente igual en el primer y el último kilómetro, descubres el bestial agarre del que hemos estado hablando y probablemente hayas sentido también el picor en las piernas y la falta de respiración, dos síntomas que se deben a que seguramente se te ha ido el pie pisando demasiado el acelerador, pero es que las zapas lo piden.

No es una zapatilla mixta al uso pero puede comportarse como una de ellas perfectamente y, para quien guste de zapatillas flexibles y tan bajitas, irá tan a gusto o más que con unas de las mixtas clásicas.

La respuesta delantera es impresionante ya que apenas cede un pelín en el momento del impacto y luego ya se convierte todo en rebote, haciendo que el pie salga disparado a toda pastilla y, de hecho, correr con ellas de mediopié o antepié es una gozada.

Si vamos pensando en zurrarles a ritmos rápidos, notaremos que le sacamos mucho más rendimiento si vamos con una buena técnica porque, como comentaba antes, caso de ir algo “dejados”, nos puede penalizar el agarre que tienen ya que no permiten ni un milímetro de deslizamiento y apenas amortiguan en antepié. Cuando vayamos con esa mentalidad, se me antojan más adecuadas las Micro G Monza que, aunque sean algo menos ágiles y rápidas, son algo más permisivas y, en caso de ir a ritmos medios, podemos acabar agradeciéndolo.

Con una buena técnica de carrera o para alguien que vaya con técnica minimalista o de natural running, las Micro G Neo Mantis pueden ser unas zapatillas para todo, perfectas para ir con algo que no le interfiera demasiado pero que le permita llevar una zapatilla con suficiente chicha como para acabar sin apenas haberse machacado. Para quien no tenga tan buena técnica, aunque no sea una zapatilla con poco drop, pueden ser un primer intento de acercamiento al natural running ya que le van a permitir hacer gran parte de los ejercicios de transición y va a poder utilizarlas como unas mixtas.

Para darles candela, pues casi la que se quiera y, salvo que se quiera ir a asaltar el “tres pelao por kilómetro”, dan para ir a ritmos crucero de entre 3’30”/km y 4 min/km con muchísima agilidad gracias al equilibro entre respuesta y amortiguación, ligereza, etc.

Para los terrenos, pues lo dicho, preferiblemente asfalto o similares (secos o mojados) y sacarlas a tierra o césped sólo como casos esporádicos porque, aunque no fallan, se nota que no es su medio natural, sobre todo si es para rodar rápido.

En cuanto al soporte y la corrección, 100% neutras y, aunque son bajitas, planitas y sin demasiado recorrido en la amortiguación, no están pensadas para corregir o dar soporte a grandes pronadores que necesiten de ayuda por parte de la zapatilla.

Usuario Tipo

  • Para quienes quieran una zapatilla mixta, neutra, bajita, con buena respuesta delantera y un poco más permisivas detrás, flexibles, de ajuste ceñido al pie, que apenas interfiera en la pisada y con un agarre tremendo en asfalto y que sean capaces de moverse en un rango de tiempos muy amplio (digamos que entre 3’30”/km y 4’30”/km).
  • Como zapatilla de competición para distancias medias – largas dan para cubrir un rango amplísimo para los que andan dudando entre zapatillas mixtas o de entrenamiento: por ejemplo, en media maratón el 1h15′ – 1h25′ y en maratón el 2h40′ – 3h15′.
  • A tener en cuenta como zapatilla de competición para triatlones de larga distancia.
  • Para corredores con una técnica decentilla (preferiblemente natural running o minimalista) pueden ser unas zapatillas para todo y también servir para los que quieran hacer un primer intento de transición al natural running sin hacer un gran descenso del drop o irse a zapatillas específicas de ese segmento.

Peso de la zapatilla: 252 gramos.

6 Comentarios

  1. Buenas,

    Buen análisis,… coincido en algunas de las sensaciones que proporcionan estas zapas y que han sido plasmadas de manera excepcional por morath.

    Precisamente hoy las he estado catando de nuevo,… personalmente de lo poquito que me convence en under armour (ojo, hablando de zapas para uso propio).

    Cómodas, magnífico ajuste, antepie nada estrecho, suela bastante asfaltera y con buen agarre… me gustan para aquellos días en los que hago controlados sólo por asfalto.

    No obstante,… las veo más adecuadas para ritmos más próximos a 4’/km que a 3’30/km.

    A ver si por fin por una vez incluyo alguna Under en el fondo de armario.

    Saludos.

    PD: Estas me tenías que haber pasado para no ir a septiembre.

  2. Gracias por el aporte p@m@t@ti!!!
    Me alegro de que coincidan más o menos las impresiones.

    Como he escrito en varias ocasiones, van de muerte, son de lo mejorcito del catálogo de Under Armour pero me parecen algo menos versátiles que Monza, con las que se solapan en ciertos perfiles de uso.

    Éstas las veo algo menos permisivas para quien no tenga buena técnica, que no termina de sacarles todo el jugo.
    La técnica, en este caso, para mí es determinante de cara a que te guste o no guste.
    Aparte de que luego quede cómoda o no porque en el tema del confort, como dices, es una pasada, comodísima (aunque suene a herejía, para andar con ella es tremenda).

    Ahora, para quien tenga una buena técnica y sea eficiente, ufff, zapas para todo, literalmente.

    A mí me van de cine y las he usado mucho y muy a gusto pero soy más de Monza, cuestión de gustos pero, no sé por qué, con las Monza es como si no llevara nada puesto y, sin embargo, con las Mantis noto que me falta un puntín para llegar a ese punto de “simbiosis” con la zapa en el que notas que no haces ruido, que la zancada es fluida, etc.

  3. Je,…

    Pues me ha faltado antes el pelo de un calvo para poner yo mismo la herejía,…

    Iba a resaltar que, una vez pasadas de kilómetros y simplemente cambiando los cordones naranjas por unos negros, podían servir para el día a día sin que se notase mucho que eran “recicladas” del running, tanto por el aspecto relativamente discreto, como por no ser muy conocida la marca.

    Las monza bien,… pero me tira atrás esa suela tan propensa al desgaste. Para su uso me parece incluso que se necesite mejor técnica que para usar las monza.

    Vamos a ver como evolucionan los precios de ambas en ECI en estos días,… aunque me inclino por las monza, por lo dicho de la suela.

    Saludos.

  4. Pues mis Monza tienen la tira de kilómetros y la suela no aparenta llevar el tute que llevan, menos aun sabiendo que ha sido todo por asfalto.
    Lo dicho, cosas de la “simbiosis” con las zapas que cuando congenias con ellas, cuesta cambiarlas por otras jejejej ;-D

  5. Desde mi punto de vista, ya que tengo ambas versiones, estas tienen mejores contrafuertes y un textil más invernal. Las primeras son más agradables. Es mi opinión.
    En cuanto al resto, son un zapatillón infravalorado. Me animé a comprarlas por tu opinión y es mi mixta favorita, desbancando a las ds trainer.

Escribir respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.