Las adidas Adizero Pro son unas grandísimas zapatillas de running que generaron muchísimo revuelo hace unos meses (a principios de 2020), por un lado, porque eran las primeras zapatillas con placa de carbono de adidas y, por otro, porque en su carta de presentación ponía que eran «las zapatillas más rápidas de la historia de adidas».

No cabe ninguna duda de que las adidas Adizero Pro son muy buenas, aportan soluciones y tecnologías la mar de interesantes y novedosas (no solo la placa de fibra de carbono sino también determinadas cosas del upper o de la suela), cumplen totalmente con su cometido y te permiten volar bajo si tienes motor para ello, tienen un diseño estiloso y llamativo, etc.

Pero, o mucho me equivoco o, salvo pelotazos mediáticos un tanto aislados como el segundo puesto que consiguió Mary Keitani en la Maratón de Nueva York de 2019 (recordemos que esta atleta ha ganado cuatro veces esta Marathon Mayor) entrando en meta tras Joyciline Jepkosgei que calzaba unas Adizero Takumi Sen 5, van a pasar un tanto sin pena ni gloria por la historia zapateril como le ha pasado a otros zapatillones del calibre de las adidas Adizero Sub2.

Las adidas Adizero Pro son unas zapatillas con placa de fibra de carbono pero no encajan en el supuesto estereotipo que se está creando para este tipo de zapatillas y que establece que han de tener perfiles y drops altos, hiperamortiguadas, punteras muy curvadas…

En este caso, podríamos decir que estamos ante unas zapatillas casi «normales» en cuanto a su concepción, más bajitas, de amortiguación más firme y placa que no cubre toda la planta del pie.

adidas AdiZero Adios Pro

Y, claro, ya sabemos lo caprichosetes que pueden llegar a ser algunos que, al no identificar todas esas características que supuestamente han de tener unas de las super zapatillas actuales, se dan la vuelta y no le prestan la más mínima atención cuando, hasta hace nada, muchos de ellos babeaban y perdían la razón por calzar unas Adizero Adios 4, Adizero Takumi Ren, Adizero Takumi Sen… O incluso siguen haciéndolo con sus flamantes adidas Adizero Boston 9 o Adidas SL 20.

Incomprensible, la verdad, pero el mercado es así y no es sino la ley de la oferta y la demanda, la a veces injusta dictadura de las modas, etc.

No obstante, incluso obviando este tema un tanto subjetivo, es cierto que las adidas Adizero Pro tienen algunas cosillas que quizá las hacen un poco difíciles de querer o, al menos, que hacen que no te ganen desde la primera puesta como sí pasa con otros modelos.

La amortiguación es muy firme, el ajuste del upper es un tanto peculiar y requiere su tiempo hasta que lo dejas a tu gusto, la horma no es homogénea en cuanto a la anchura y largo…

En definitiva, no son unas zapatillas con las que sales a correr como un loco desde el primer minuto, no son plug & play, como le leí a Jónatan Simón en una review.

Es más, aun cuando lleves un tiempo con ellas, seguirás sintiéndolas relativamente exigentes en cuanto a la técnica y la firmeza de la amortiguación la mantendrán prácticamente como el primer día así que, si no te gusta lidiar con zapatillas con carácter, a lo mejor no son tus compañeras de baile.

Ahora, si lo que te ofrecen las adidas Adizero Pro cubre tus necesidades y encaja en tus gustos y preferencias, seguramente las disfrutes mucho, puedas exprimirte a tope con ellas, les acabes sacando muchos y muy rápidos kilómetros y, quién sabe, lo mismo te ayudan a lograr también alguna mejor marca personal.

Sin ninguna duda, la marca alemana ha puesto toda la carne en el asador y, conociéndola, estoy seguro de que las adidas Adizero Pro tienen algún porqué que aún nos permanece ocultos a la mayoría así que, a la espera de descubrirlo, vamos a deleitarnos analizándolas en detalle.

adidas Adizero Pro

Mediasuela

En la mediasuela podemos encontrar el Boost con las clásicas pelotillas que ya todos conocemos desde hace unos cinco años, el nuevo Lightstrike que es más ligero, firme y respondón que abarcaría todo lo demás que no es Boost y, si pudiéramos ver en su interior, tendríamos una placa de fibra de carbono multidireccional cortesía de Carbitex que no recorre toda la planta del pie sino que únicamente se extiende desde la parte media hacia delante.

El Boost se concentra en el talón y en la parte baja, la más cercana al suelo, disminuyendo su proporción paulatinamente y dejando paso al Lightstrike que también se ubica por encima de la placa de fibra de carbono.

adidas Adizero Pro

El reparto va más o menos en la línea de lo que estamos viendo últimamente en las nuevas zapatillas voladoras con placa de fibra de carbono con mucha más amortiguación en el talón que en el antepié, pero aquí surge una de las primeras diferencias con sus rivales porque el talón de las adidas Adizero Pro queda a unos 23-24 milímetros que, con un drop de 9 milímetros (no he podido medirlo de manera precisa) deja el antepié en unos 14-15 milímetros.

Estas alturas son más propias de unas voladoras como las que conocíamos hasta ahora y, como os podéis imaginar, con esta menor cantidad de amortiguación, por muy blando que pueda llegar a ser el compuesto, se nota mucho la dureza de la fibra de carbono de la placa, incluso contando con que por encima de ella han puesto una plantilla (muy sencilla y diría que de EVA) de cinco milímetros.

El footbed es únicamente una rejillita de tela así que, en temas de amortiguación, no aporta nada extra.

En la parte trasera me ha parecido curiosa la forma en que han sacado hacia fuera el Boost, además de inclinarlo ligeramente hacia fuera, cómo empieza el Lightstrike por los laterales y como acuna al talón.

adidas Adizero Pro

Esta forma de colocar los compuestos parece opuesta a lo que se venía haciendo hasta ahora y que consistía en ubicar un bloque o zona de un material más blandito en la zona delantera, bajo los metatarso, como hemos podido ver en Adizero Takumi Sen o Adizero Takumi Ren pero es lo que, de momento, han dictaminado que es lo mejor para poder aprovechar los beneficios de una placa de fibra de carbono.

La explicación para este cambio es, grosso modo, que la placa necesita poder hundirse con facilidad en la parte trasera para «cargarse de energía» que después devuelve comportándose como un arco o catapulta. Por eso en el talón se colocan compuestos extremadamente blanditos y, generalmente, en gran cantidad.

Pero, ojo, porque no es solo cosa de poner un algodoncillo en la mediasuela porque el compuesto debe tener también una gran capacidad para recuperar su forma (resiliencia)  y aquí es donde entra en juego el Lightstrike, que además de conseguir todo eso, permite ahorrar unos gramos respecto al Boost.

adidas AdiZero Adios Pro

Hasta aquí todo genial pero, como el Lightstrike es más denso y duro que el Boost y la capa delantera se va reduciendo hasta ser inferior a los diez milímetros, contando placa y todo, nos queda un antepié que se percibe muy firme, excesivamente firme para muchos. Algo que sorprende porque, a la presión con la mano, no parece más duro de lo que lo era el Adiprene+ u otros derivados de la EVA respondones.

Si a esto le sumamos que la puntera no está excesivamente curvada y que el material no tiene mucho recorrido en el momento del impacto, al final lo que nos pasa es que no solo sentimos ese menor confort sino que tampoco sentimos la sensación de impulso, velocidad y agilidad que realmente pueden llegar a alcanzar las adidas Adizero Pro.

adidas Adizero Pro

Es curioso pero me han coincidido en el tiempo con otras zapatillas de placa de fibra de carbono y, corriendo sin mirar el crono y basándome solo en las sensaciones, a igualdad de sensación, hacía mejor tiempo con la otra mientras que si me olvidaba de las sensaciones y me ponía a correr rapidillo, llegaba un punto en el que las adidas Adizero Pro seguían respondiendo a mi demanda.

Es decir, no creo que sean las zapatillas más rápidas que ha hecho la marca alemana como tanto han reclamado en sus ruedas de prensa, pero no os dejéis engañar por lo que os transmiten al calzarlas, andar o correr suave porque son capaces de correr francamente rápido.

De hecho, antes de lanzar improperios hacia ellas, esperad a hacerles unos treinta kilómetros porque rompen un poco y, es más, ese endulzamiento de la amortiguación se nota incluso en cada salida y, tras el primer kilómetro, notas como que entran un poco en calor y se vuelven ligerísimamente más dóciles y amables en cuanto a la amortiguación que percibes.

Este cambio es menos perceptible en el comportamiento de la placa de carbono que sigue fiel a su resistencia, tanto a la flexión como a la torsión, lo que le hace ganar puntos de cara a la respuesta y la estabilidad pero que le resta bastantes puntos de cara a la adaptabilidad a las irregularidades del terreno.

Esto se nota mucho si os ponéis a correr por zonas con piedrecillas donde las adidas Adizero Pro se comportan demasiado a bloque o en los giros bruscos y cerrados en los que, aunque traccionen perfectamente, no permiten toda la libertad que algunos deseamos para poder retorcer el tobillo a nuestro gusto.

adidas Adizero Pro

Por último, un pequeño warning para quienes sean propensos a tener fascitis plantar porque las zapatillas tan rígidas a veces pueden dar problemillas. Obviamente, depende de cada uno, qué tipo de fascitis, cómo la afronte… Pero es algo que se da a veces.

Yo no soy propenso a este tipo de lesión pero las veces que la he tenido y que no ha provenido de causas traumáticas puras ha sido tras estar metiéndole caña a alguna zapatilla especialmente rígida y dura de amortiguación, como podría ser este caso.

Nota importante: Es posible que al leer este apartado de la mediasuela penséis que creo que son unas malas zapatillas y que el hecho de que sean firmes echa por tierra todo pero, ni de lejos, nada más lejos de la realidad porque, acaso no han sido así zapatillones como las adidas Adizero Hagio 2 o las mitiquísimas adidas Adizero Adios y adidas Adizero Adios 2 de las que todo el mundo se acordaba cuando, al lanzar las adidas Adizero Adios Boost, decían aquello de «jo, ahora son más blandas, prefiero la firmeza de las dos primeras versiones».

Para gustos, los colores está claro y, en este caso, las adidas Adizero Pro son para quienes gusten de amortiguaciones firmes, lo que no es ni bueno ni malo necesariamente sino una cuestión de, principalmente, preferencias personales.

Suela

Por raro que pueda parecer, la suela es la parte que más me ha gustado y en la que menos objeciones puedo poner, incluso poniéndome quisquilloso.

Tenemos tres zonas claramente diferenciadas: todo el antepié, en negro, es caucho Continental; la parte blanca del exterior del talón es Adiwear y el taqueado es el Quickstrike DSP que tanto nos gusta a algunos.

adidas AdiZero Pro

Lo más importante está en el antepié con esa gran pieza de caucho Continental que ofrece un agarre buenísimo en prácticamente todas las superficies salvo quizá el césped o si hay muchas piedrecillas sueltas y que destaca sobremanera por su comportamiento en mojado ya que es capaz de agarrar casi incluso en loseta mojada.

adidas Adizero Pro

Pocas zapatillas vais a encontrar con un comportamiento tan bueno en mojado y las que encontréis, seguramente sean de la propia adidas.

Pero lo mejor de todo es que, encima, es un material que dura mucho, algo que le da un valor añadido porque muy poquitas suelas son capaces de combinar ambas cosas a la vez: agarre en mojado y durabilidad. ¡Puntazo que se apuntan!

El diseño es curioso, sin tacos propiamente dichos sino más bien basado en unas líneas que harían la labor de estos y que están más marcadas en longitudinal en el tercio exterior y en transversal en la zona media e interior donde se quiere primar la tracción, algo que consiguen mucho mejor de lo que me habría esperado, sobre todo en superficies de tierra compacta, donde funcionan mucho mejor que muchas de sus rivales, que han optado por suelas mucho más lisas.

Si os fijáis bien, aunque no llegan a tener tacos como tales, los recuadrillos que hacen la vez de vaciados son de diferentes tamaños y formas, al igual que los travesaños que hay entre ellos, y eso explica el por qué de lo que acabo de comentar.

Vamos, que tiene más trabajo del que se podría pensar y, por si os quedaba alguna duda, fijaos en el corte que le han hecho para que no sea una única pieza rígida sino que quede dividida y permita cierta adaptabilidad al terreno.

No podemos considerarlo ranura de flexión porque no flexan lo más mínimo pero sí ayuda también un poco a que esa parte central suavice un poco la sensación de firmeza global que transmiten.

Lo que veis en blanco, si tiene forma de bolillas es obviamente Boost, indestructible como hemos destacado tantas veces en otras reviews o, si está liso, el Lightstrike que podéis observar en el perímetro exterior de la zona media y que se ha inclinado ligeramente para que no interfiera en la pisada.

adidas Adizero Pro

Quizá me habría gustado que estuviera un poco más aplanado, para dar algo más de apoyo y estabilidad en esa zona, sobre todo para quien corre de mediopié pero, contando con la forma que tiene la suela, ligeramente curvada no solo en transversal sino también en longitudinal, no le daría importancia porque está claro que no es una suela que busque el contacto continuo.

Seguramente se os habrán ido los ojos hacia esa amalgama de taquitos pequeños más o menos romboidales que forman el Quickstrike DSP y que logra, a mi juicio, uno de los agarres más geniales que he sentido nunca en zapatillas como las adidas Adizero Hagio 2.

No me han dado nunca problemas por arrancamiento prematuro y, estando en esa zona, dudo de que en este caso pase eso salvo quizá en el extremo del talón y en casos muy concretos por alguna mala pisada o por ser talonador recalcitrante.

Me ha parecido curiosa la superficie a la que se adhieren pues es una especie de fieltro y que se ve que permite que se fijen mejor que poniéndolos directamente en el Boost. Además, tiene la ventaja de que es más ligero y adaptable que cuando se pone una plancha como han hecho en otros modelos.

adidas Adizero Pro

Por último, en la parte externa del talón y también en blanco, la pieza de Adiwear, material que ya todos deberíais conocer y que destaca por resistir bastante bien el desgaste producido por el roce repetitivo, de ahí que lo encontremos casi en exclusiva en la zona trasera de las zapatillas de adidas.

El talón está bastante redondeado y se le ha practicado además un biselado en el exterior para permitir una entrada más limpia en el caso de que clavemos espuela en bajadas, giros o si toca hacerlo por la razón que sea.

La superficie de apoyo es más que suficiente y, si no es mayor, es por lo comentado de la curvatura longitudinal y por la rigidez del chasis.

Del mismo modo, aunque la suela rinde genial en superficies lisas, en determinadas situaciones puede aparentar un poco menos de agarre que otros modelos rápidos de la marca, básicamente por el hecho de que el antepié es una placa grande y tiene menos capacidad de adaptación al terreno.

De todas formas, todo esto no son pegas sino simples consecuencias de haber diseñado la suela principalmente para superficies lisas duras en las que se mueve como pez en el agua con el plus añadido que he comentado antes de la gran durabilidad que tiene y que es claramente superior a la de la mayoría de voladoras con las que la comparéis.

Upper

Con el upper de las adidas Adizero Pro he tenido mis más y mis menos y el sabor que me ha quedado es un tanto agridulce por ver que posiblemente podría haber llegado a ser mucho mejor de lo que es.

Es un upper tecnológicamente avanzado con soluciones como el Celermesh o la ingeniosa ojetera múltiple, extremadamente fino y transpirable, suficientemente protegido a la vez que suave por el interior… Pero anda algo falto de adaptabilidad y, sobre todo, la horma es un tanto peculiar y eso le hace perder unos puntos que te dejan un poco a medias.

adidas Adizero Pro

La base el upper es el Celermesh, tecnología que también la han usado ya en las Adidas Ultra Boost PB y en las Adidas Adizero Adios 5 (a ver si tenemos suerte y podemos tenerlas en el laboratorio de pruebas) y que es, posiblemente el más avanzado actualmente en la marca alemana.

Aunque sea una única capa, podríamos decir que tiene dos estructuras: la exterior, tipo nylon, de tacto plasticosillo y, la interior, con varias partes de un material que me recuerda al fieltro y que diría que además de suavizar el contacto con el pie, es posible que contribuya también a darle algo de estructura.

Esto último no lo tengo tan claro, pero lo de que se sientan tan suaves y permitan correr sin calcetines ha sido todo un sorpresón, no me lo habría imaginado tras toquetearlas por fuera.

Es extremadamente fino y transpirable, deja entrever a través de él casi como si fuera totalmente transparente y es una gozada en cuanto a la frescura, poca cantidad de agua que empapa, secado, etc.

Por el contrario, a pesar de no tener apenas estructuras rígidas, anda algo flojete en cuanto a la adaptabilidad y ahí es donde me he llevado también una sorpresa aunque, en este caso, sorpresa no buena.

No es que no se adapte al pie pero sí notas cómo se acentúan algunas dobleces, sobre todo en zonas donde puede haber algo ligeramente rígido o donde se producen pliegues como puede pasar en el primer par de ojales. El impacto de esta falta de adaptabilidad la paga más cara aún debido a la horma de la que hablaremos en el siguiente apartado.

Siguiendo con la ojetera, es teóricamente de 6+1 ojales pero, si os fijáis bien, en la parte exterior tiene otros 9 ojales más (haciendo un total de 15 solo en el exterior) presentados en un par de filas para que podamos jugar con ellos y personalizar el pasado de los cordones a nuestro gusto.

adidas Adizero Pro

Las posibilidades son prácticamente infinitas y podríamos mitigar en parte los posibles problemas que podrían encontrarse los que tengan el pie muy voluminoso o alto en el empeine.

Por cierto, me ha llamado la atención que no tenga ningún cortecillo sino que sea toda como de una única pieza, lo que le resta algo de adaptabilidad posiblemente.

Los cordones son muy finitos, regularcetes y, si estuviéramos hablando de unas zapatillas de entrenamiento muy duraderas, creo que no habrían sido una buena elección porque me da que, con el roce, pueden acabar deteriorándose más de la cuenta e incluso llegar a romper en la zona donde queda hecho el nudo.

adidas Adizero Pro

No obstante, no creo que ninguno lleguemos a ese extremo pero, por si acaso, lo comento para que nadie se extrañe si ve que se van poniendo feíllos.

La lengüeta no es ni clásica, ni burrito, ni botín… Y podría serlo todo a la vez porque combina un poco de cada.

Está cosida en su inicio pero prolonga mucho el cosido por la parte exterior que vuelve a recibir un cosido casi ya en la parte final pero, por el interior, tiene un elástico, por eso decía que es difícil decir a qué grupo pertenece.

adidas Adizero Pro

El material de la lengüeta recuerda en parte al neopreno, es ligeramente elástica con algún ligero engrosamiento para proteger un poco más y el corte es asimétrico, siendo más larga en la parte exterior y se le han practicado varias perforaciones en la parte interior, la que queda solapada con el upper.

adidas Adizero Pro

Merece la pena colocársela bien porque así ya te olvidas de ella aunque es posible que, tras unos cuantos kilómetros, se baje un pelín aunque, tranquilo porque no continúa, sólo son unos milímetros que no deberían plantear problemas.

Ya en la parte trasera se aprecia perfectamente lo que decía de la cuasi transparencia del upper y la doble estructura del exterior e interior y también llama la atención la ausencia de contrafuerte y lo fino y austero que es el collar.

adidas Adizero Pro

Al no tener un contrafuerte rígido, pensaba que no iban a sujetar lo suficiente como para resistir el tirón que se le da a unas zapatillas con placa de carbono pero, no, como tan bien hemos visto en otras voladoras de las tipo bailarina (de las que casi ni te enteras que llevas puestas), es una pieza de la que se puede prescindir si el diseño es adecuado.

En este caso, el calcáneo queda muy bien envuelto, el talón recibe la ayuda de alguna que otra parte un poco más resistente que el Celermesh y también le han practicado alguna costurilla que ayuda también a estructurarlo un poco.

Con el diseño en forma de U se intenta minimizar el riesgo de molestias en el tendón de aquiles pero ojito los que lo tengáis sensible porque a lo mejor necesitáis poner algún calcetinillo un poco grueso, no solo por las rozaduras sino por la posible exigencia que generan en esa zona.

No puedo afirmarlo con certeza pero algunas veces que las he usado he acabado con esa zona un poco más cargada, no sé si por la exigencia de la zapatilla o por el diseño del talón.

El collar es austero como él solo, apenas tiene un poco de acolchado y un interior con lo justito pero es de las cosas que más me han gustado pues ofrece una muy buena sujeción que es lo que, en definitiva debe hacer.

adidas Adizero Pro

Para terminar, la plantilla es de cinco milímetros, diría que de EVA y viene pegada pero se puede quitar, quizá para poner una un poco más finita, ganando así un poco más de espacio interior aunque sea a costa de sacrificar algo de la poca amortiguación que ofrecen las adidas Adizero Pro.

Horma

Lo básico de la horma de las adidas Adizero Pro ya lo hemos ido tratando en apartados anteriores así que espero que no os pille por sorpresa que ahora os diga que no es santo de mi devoción, principalmente, por su falta de homogeneidad.

adidas Adizero Pro

Mis referencias y opiniones pueden estar ligeramente sesgadas ya que he estado utilizando medio número USA más del que calzo habitualmente aunque, pensándolo bien, esto me ha servido para poder recomendar de manera prácticamente general que subáis media talla respecto a las zapatillas que tengáis como referencia.

Obviamente, si la referencia la tomáis con unas zapatillas para las que ya hayáis hecho esa subida de talla, esto no aplica.

Me parece que la horma no está compensada a lo ancho y a lo largo pues tiende a bastante estrecha y, sin embargo talla más o menos normal en cuanto al largo.

adidas Adizero Pro

No tienen mucho espacio interior y en algunas zonas, como la del primer ojal, como tengáis el pie muy voluminoso, vais a requerir un poco de trabajo hasta dar con el ajuste deseado.

Como opción, está lo que comentaba al final del apartado del upper de poner una plantilla más finita que la de cinco milímetros que viene de serie pero tened en cuenta que, en ese caso, vais a mermar aún más la amortiguación que tienen.

Si tenéis el arco bajo o sensible, olvidaos de ellas porque son bastante estrechas en esa zona y, además, lo marcan bastante.

adidas Adizero Pro

En el talón también tienen una base bastante justilla para el pie pero creo que ahí es más manejable el asunto y no planteará tantos problemas.

Huelga decir que no las veo para plantillas personalizadas, lo primero, por esa falta de espacio interior y, lo segundo, porque no les veo mucho sentido en zapatillas con placa de fibra de carbono salvo que sea para cosas puntuales como dar un poco de soporte a un arco alto rígido o para meter un alza para corregir alguna dismetría.

Dinámica de las Adidas Adizero Pro

Como he remarcado hasta la saciedad a lo largo de este artículo, las adidas Adizero Pro te van a pedir que vayas con calma, al menos, al principio y que, en tus primeros escarceos con ellas te entretengas en buscar un buen ajuste del upper, que pruebes diferentes formas de atado, etc.

Si no lo haces, no solo no les sacarás todo el partido que podrías sacarle sino que lo mismo hasta te llevas un poco de chasco con ellas.

adidas Adizero Pro

También conviene que te tomes con calma los primeros kilómetros y salidas para que su amortiguación y flexión se dulcifiquen ligeramente y sean más agradables, homogéneas y continuadas de lo que son de inicio.

No mires el reloj, no te cabrees si notas que haces más ruido que de costumbre al pegar con el antepié, no te cortes en detenerte unos segundos o minutos para hacer un reajuste del atado…

Tampoco le hagas caso a lo que marquen en la báscula porque, aunque no son, ni de lejos, de las más ligeras de su segmento, se sienten menos pesadas de lo que correspondería con los 230 gramos que hemos comprobado que pesan en el 9 USA.

Si sigues estas pequeñas recomendaciones, cuando menos te lo esperes, te descubrirás corriendo a toda mecha con las Adidas Adizero Pro y, aunque ellas seguirán siendo unas zapatillas un tanto secas, firmes, poco flexibles y demás, si le echas un vistazo al crono, lo mismo te llevas una muy grata sorpresa al ver que el ritmo que este te marca es más rápido del que te esperas a tenor de las sensaciones que tienes.

adidas AdiZero Adios Pro

Llegado a ese punto, ya sí que puedes atacarlas sin ningún pudor, aunque no a lo bruto, no me seas bestia y te empeñes en imponerte a ellas sino que es mejor que trates de limar un poquito las asperezas que aún te queden con ellas tratando de amoldar ligeramente la frecuencia de tu zancada, intenta no dar tanto zapatazo contra el suelo, no te preocupes porque el upper no sea como un calcetín…

No levantes nunca el pie del acelerador y mantente en ritmos rápidos o, como mucho, medios, con una frecuencia de zancada relativamente alta y trata de pisar más bien de mediopié o antepié haciendo que el pie rote rápido y que el tobillo se active rápido y con fuerza. Mientras vayas aplicando estas premisas, genial, si no, se te quejarán, tenlo por seguro.

Pilla todo el asfalto, pista de tartán y tierra compacta que quieras, dales el placer de que te deleiten con su excelente agarre en liso mojado (seguro que sonríes al ver el grip que tienen en esa situación) y plantéate sólo el cambio de dirección si ves que te vas a meter en terrenos muy irregulares, con muchas piedras.

No te van a fallar, pero es posible que las notes algo incómodas por su falta de adaptabilidad.

Acelera, frena, mantén ritmos continuos, ve en línea recta, haz giros bruscos… Haz lo que te venga en gana porque las adidas Adizero Pro van a permitirte disfrutar de cualquiera de esas situaciones.

De hecho, las relaciones con ellas te irán mejor seguramente en encuentros rápidos y no demasiado largos.

No hace falta que las reserves para los días de fiesta, léase competiciones, porque la durabilidad es buena, sobre todo la de la suela y mediasuela que son las que más importan en este caso.

Como decía en la introducción, creo que las adidas Adizero Pro son unas zapatillas muy buenas, interesantes y solventes pero que, quizá, por algunas de sus características y por las preferencias que parece que tienen ahora los corredores, no van a recibir la atención que se merecerían.

Ojalá esto no ocurra y adidas no decida ventilárselas así sin más sino que las trate con un poco más de mimo a la hora de evolucionarlas, que reenfoque ciertas cosas como las que hemos ido comentando y, por qué no, que también exporte a otros modelos algunas de las cosas que funcionan bien en las adidas Adizero Pro.

Usuario tipo de las Adidas Adizero Pro

  • Corredores neutros de pesos ligeros o medios, con técnica de carrera a pie medianamente decente, con pies no excesivamente voluminosos que quieran unas zapatillas voladoras con placa de fibra de carbono pero de comportamiento y concepción más bien clásica, con amortiguación firme para correr por superficies preferiblemente lisas a ritmos más rápidos de 4:30/km.
  • Si tu perfil y preferencias personales encajan en lo anterior, son unas zapatillas de competición ideales para distancias hasta la media maratón para quien compite holgadamente más rápido de 4:00/km.
  • Interesantes para quien haga mucho entrenamiento en pista de atletismo o, en su defecto, series cortas en asfalto.

adidas Adizero Pro

adidas Adizero Pro
8.1

Chasis y estabilidad

8/10

    Amortiguación

    8/10

      Ajuste y horma

      8/10

        Upper

        9/10

          Suela

          9/10

            Lo mejor

            • Brutal el agarre en terreno liso mojado.
            • La suela es muy duradera.
            • Ofrecen amplias posibilidades de atado (ojetera con múltiples ojales).
            • El upper es super transpirable.
            • Diseño muy llamativo impresionante.

            A mejorar

            • No transmiten la sensación de velocidad que realmente son capaces de generar. Son más rápidas de lo que parecen
            • Falta de adaptabilidad a las irregularidades del terreno por el que se corre.
            • La horma es un tanto peculiar y la adaptabilidad del upper es mejorable.
            • Posiblemente pasen sin pena ni gloria para el público general.

            48 Comentarios

            1. No sé, las zapatillas se ven espectaculares, pero si su éxito o fracaso depende de la comparación con las Vaporfly… A Keitany no parecieron darle ningún plus de rendimiento en NY. Que Yepkosgei la venciera calzando unas Takumi Sen tampoco ayuda a ver estas Adizero Pro como «las más rápidas».

              • Buenas Nelson. Lo de Keitany puede ser un caso aislado, no todo van a ser las zapatillas. En principio que lleve placa de fibra de carbono hace que sea más rápida que la Takumi, pero habrá que ver… El récord del mundo de 10 kilómetros (en Valencia en enero), también se hizo con las Takumi. Un abrazo!!

            2. Acaban de sacar las Adios 5, no creo que estas sean sus sustitutas…más bien me parece una respuesta rápida, sólida y sin tirar la casa por la ventana por parte de Adidas, para competir con la avalancha de Superzapatillas con placa que se viene pre-Tokio 2020…
              Eva+Boost+Placa FC, así a priori, me parece una apuesta segura y continuista por parte de Adidas, pero que no compite con Alphafly ni por asomo…

              De acuerdo con Nelson…Por no mencionar que el record del mundo de Kipruto en ruta de 10k de hace un mes fue con las Takumi Sen 5, con los corredores de Adidas probando las Adizero Pro desde hacía meses.

              Por otra parte, estéticamente son preciosas. No se puede negar que Adidas cuida muchísimo estéticamente toda su línea…

              • Buenas Motivao.

                Sí, estaba mal expresado. No la sustituyen ni son para el mismo usuario tipo, pero nos referíamos a que coge conocimientos que se han desarrollado con la saga Adios. Lo hemos cambiado, gracias 😉

                Todo el mundo está preguntando si es más rápida que la Vaporfly NEXT o que la Alphafly y no creo que compita con ellas como dices. Ya veremos si son más rápidas, pero habrá que tener otras cosas en cuenta: comodidad, estabilidad, versatilidad de ritmos… A nivel de los élite quizá sea más fácil pero para alguien que corre a 3:20-3:40/km quizá la cosa ya no está tan clara. Como digo, veremos!!

                Y sí, coincidimos que en que estéticamente son una pasada. Aunque alguno ya dijo que parecía que estuvieran manchadas de aceite del coche, jajaja. Un abrazo!

            3. Secundo lo que han dicho arriba. No obstante, parece que las rivales para las alphafly (legales) serán las Takumi sen 6. 230-240 g en los pies para un maratonista elite es excesivo en competencia. En fin, vendrán varios maratones (Tokio, Boston, londres,…) donde se verá la capacidad de las susodichas zapas, y también los modelos por los que se decantarán los atletas…

              • Buenas Carlos.

                Sí, veremos en los próximos meses. Pero yo creo que tendremos que esperar más. Ni siquiera las Vaporfly tuvieron un impacto inmediato en el pelotón popular, fue poco a poco durante 2-3 años. Me refiero a que si se baja de 2h01 en maratón (reglamentario) con las Vaporfly, quizá afecte que Nike tiene a los dos mejores maratonianos del momento: Kipchoge y Bekele y no sólo a la zapatilla. ¿Habrían hecho la misma marca con otras zapatillas? No se puede saber.

                Para conseguir lo que ha conseguido la saga Vaporfly se necesita más tiempo: varios atletas de primer nivel (patrocinados, claro), la usan, consiguen buenas marcas o récords, los de segunda fila le dan una oportunidad, luego los de 2h20, … efecto dominó.

                Pero vamos, se ha puesto emocionante la cosa 🙂

              • Buenas Geo. Tienen aproximadamente drop de 9 mm, altura de talón 28mm, puntera 19mm, pero no me lo tomes al pie de la letra porque son medidas propias no exactas. Las está probando Rodrigo y hará las medidas más exactas y lo pondremos en el análisis (lo publicaremos aquí mismo). La marca, que hayamos visto, no ha proporcionado estos datos 😉 Un abrazo!

                • Pues si las está probando Rodrigo seguro que nos deleita con una review muy cuidada y 100% fiable en cuanto a comparaciones jeje.
                  No sé, la verdad, pero tiene pinta de ser un zapatillón muy, muy bueno.

              • Geo1962, el talón queda a unos 23-24 milímetros (más unos 5 milímetros de la plantilla si la quieres incluir en la medición de la altura).

            4. Espero que no lo tomen a mal, pues busca ser una crítica constructiva. Y es que la habitual seriedad que tiene este sitio para hacer reviews de zapatillas no condice con eso de ponerle puntajes a una zapatilla que ni siquiera se han probado.

              • Podría entenderlo si se reseñara un modelo apenas cambiado de una zapatilla ya conocida (Ej. que se puntuara una Ultraboost 20 a partir de lo que se sabe del modelo 19), pero siendo una zapatilla ASÍ de nueva y así de distinta, con una placa de carbono y todo, me parece que no es serio ni honesto.

                • Buenas Cris.

                  Tiene todo el sentido del mundo lo que dices. Sólo ponemos notas cuando hemos probado a fondo la zapatilla o cuando ya tenemos unas primeras impresiones sobre ella porque la hemos tenido en las manos o, mejor aún, las hemos calzado durante un rato o en una salida. Probamos muchas zapatillas cada año y con poco ya nos podemos hacer una idea de por dónde van a ir las diferentes partes de la zapatilla.

                  Cuando se trata del segundo caso, la zapatilla es una «previa» y la categorizamos como tal, de manera que en las notas pone «primeras impresiones», que luego pueden cambiar cuando el probador ya las ha probado durante muchos más kilómetros.

                  El fallo nuestro fue que en esta zapatillas no la categorizamos como tal y entonces salían las notas como si estuviese analizada a fondo. Gracias por avisar, porque así me he dado cuenta y ya la he puesto para que no haya confusión.

                  En 1-2 semanas se actualizará aquí mismo el análisis a fondo ya con las notas definitivas 😉

                  Un abrazo!!

                  • Claro, pero como decía, una cosa es otorgar puntajes (estimativos y aclarando que son estimativos) a un nuevo modelo de una zapatilla establecida (Pegasus, Nimbus, Ultra Boost, 1400, etc.) y que usa materiales conocidos y otra es hacer eso con una zapatilla bastante diferente. En este caso, por ejemplo, todos conocemos el Boost y sabemos que es blando y cómodo. Eso podría hacer pensar que la amortiguación de estas zapatillas es buena (uds. le han dado un puntaje de 9) pero acá probablemente la amortiguación se sienta bastante diferente, pues el Boost que conocemos pues tiene alrededor un material nuevo que lo contiene (Lighstrike) y en el medio de la entresuela hy una placa de carbono!
                    Yo creo que lo mejor en estos casos es simplemente no poner puntaje. Creo que no tiene nada de malo en una nota de este tipo (Preview) decir que la amortiguación puede llegar a ser blanda por el Boost (aclarando que la placa y el lightstrike podrían modificar eso) o que el caucho Continental siempre ha sido confiable en términos de agarre y durabilidad, pero de ahí a ponerle un puntaje a estas cosas, yo creo que hay un salto insalvable pues son cosas que uno no puede saber sin haber usado las zapatillas. Lo mismo para el ajuste, la horma, la estabilidad, etc. Especialmente con un modelo así de nuevo.
                    Es sólo una sugerencia igual.
                    Saludos!

                  • Buenas Cris.

                    Como te dije, se trató de un error a la hora de categorizar la zapatilla. Es una previa y por tanto, cuando se ponen las puntuaciones, al lado pone «Primeras impresiones».

                    De todas maneras, sí, se podría decir que mejor no poner nada, pero la mayoría de la gente prefiere saber ya las notas aunque sólo sean aproximadas. De hecho, el mismo día que salió, ya nos preguntaban si era más rápida que la Vaporfly NEXT%… que no pudimos contestar porque para eso hacen falta más entrenamientos.

                    Pero ya te digo que con ella en la mano y mirando las tecnologías y demás nos podemos hacer una idea de las puntuaciones de las diferentes partes. Luego, obviamente, cambiarán cuando se actualice a «análisis a fondo», pero así la gente se va haciendo una idea. Gracias por las críticas igualmente, se agradecen 😉

                    Un abrazo!!

            5. Esperando la review con muchas ganas y con ganas de que me aclaren si estas zapatillas son para gente que pesa menos de 70kg y para ritmos superiores a 4 min/km, como he leido en otros medios , siendo esa la principal razon de que las vaporfly al ser para pesos hasta 80 kg y ritmos no tan exigentes la causa de que las nike sean mejores que las adidas,por lo menos para los populares.saludos

              • Agustin, 228 gramos comprobados para el 9 USA.
                Nota: Ese peso incluye la plantilla porque viene muy bien pegadita y no la he querido despegar así que, en realidad, estaríamos hablando de un peso ligeramente menor, quizá alrededor de los 205-210 gramos.

                  • Sí, runercito, fue un desliz mío al escribir ese comentario, no sé por qué hice ese razonamiento con el peso.
                    En el texto de la review ya lo he puesto bien, sin hacer referencia a lo de quitar la plantilla

            6. Me parece que se está dando una importancia excesiva a la zapatilla en la consecución de marcas tremendas en maratón con fines comerciales aunque al final todos nos beneficiaremos de esta guerra comercial con el desarrollo de nuevos modelos de muchas marcas, los precios de las zapas son ahora mismo tremendos y su impacto en las marcas conseguidas muy convenientemente sobrevalorados. Es el entrenamiento de estos hombres y mujeres y su sacrificio el que hace bajen los tiempos, por cierto correr con las takumi una maratón debe ser tremendo son casi de pistas con muy poca amortiguación para asfalto en larga distancia..

              • Estoy de acuerdo en que el entrenamiento es importante, no por llevar zapatillas con placa de carbono se va a llevar y lograr alcanzar esos ritmos de elite, pero discrepo en que se le está dando demasiado importancia a las zapatillas, ya que, si esas zapatillas no aportaran nada, no habrían deportistas de elite que se dejen su patrocinio con otras marcas para llevar esas zapatillas (concretamente las de la marca nike), aun perdiendo dinero. Incluso triatletas de elite se compras y pagan esas zapatillas para competir, sin ir más lejos Javi Guerra dejo su patrocinio con adidas para llevar las nike vaporfly, en definitiva y desde mi punto de vista, sin entrenamientos y sacrificio no hay marcas pero esas zapatillas aportan algo. No olvides que incluso han tenido que sacar normativas sobre ese tipo de zapatillas.

            7. Parecen una zapatillas con bastantes fallos por el análisis general. Me da la impresión de que son para unos pocos afortunados. A mí ni me va ni me viene, no estoy para placas de carbono ni historias a mis ritmos actuales. Por lo que comentas se alejan del mercado pero quizá estén bien para gente buena de verdad.
              Un saludo.

              • Runercito, no son tanto fallos como cosas a las que quizá cuesta un poco encontrarle la justificación, máxime, contando con el catálogo que tiene Adidas.
                Yi no sé si las elegiría como primera opción para algún perfil de usuario, ni bueno, ni no tan bueno.
                A ver si hacen alguna evolución más fina… seguro que sí.

            8. Hola Rodrigo, leyendo la review y sin prestar atención a la marca de la zapa (como para que no me predisponga en ningún sentido), me parece que hay modelos que son casi imposibles de describir, ni siquiera con solo una buena experiencia propia, entonces uno lo hace a partir de aproximaciones. Creo que es lo que he leído para estas zapas, lo demás es esperar a que cientos de runners de características variadas la hayan utilizado y opinado al respecto. Por lo demás, parece una anticipación indicativa hacia lo que debiera ser la segunda versión, como modelo optimizado.
              Por lo pronto, y haciendo una extrapolación al automovilismo, no se me ocurren como esos autos de Nascar que tienen poca chispa pero que son capaces de girar a casi 400kmh por horas en ese óvalo. Las vería más cerca de vehículos racer para recorridos más cortos y específicos. Saludos!

              • Gust1962, lo siento, pero no he entendido el primer párrafo y el segundo no estoy seguro aunque si te refieres a que a lo mejor las zapatillas están pensadas para un uso concreto y que, sacadas de ese contexto, no se desenvuelven bien, insisto, me sigue costando verles el sentido teniendo lo que ya tiene Adidas en su catálogo y, si es para un uso específicamente específico y concreto, pues entonces lo que está fallando es su mensaje, creo, porque no lo dejan claro o, al menos, a pocos de los que se han acercado a ellas con la mente en blanco, sin predisposición y con sinceridad, las han puesto al nivel que se les promociona desde la marca.
                De hecho, salvo los que han escrito sobre ellas sin haberlas probado o con apenas un par de salidas pero limitándose prácticamente a repetir lo que dice la marca en sus ruedas de prensa y similares, creo que este artículo es de los más «benevolentes» con las Adidas Adizero Pro o, al menos, uno en el que hemos intentado, por todos los medios de encontrarle un sitio, un uso, un sentido al fin y al cabo.
                Sinceramente, el chasco que me he llevado con ellas ha sido morrocotudo, me esperaba muchísimo más, lo que no quiere decir que sean malas, ni mucho menos.

                • Gracias Rodrigo por la respuesta! y disculpa lo confuso de algunos de mis conceptos. Era sobre los alcances de algunas reviews en las cuales uno podría sentirse incluído o nó, a partir de la suma de detalles y resumen global, entre el rango de usuarios de determinados modelos (sobre todo a quienes compramos por internet, sin haber podido probar el modelo en una tienda). Y mi impresión personal sobre que con estas Adizero Pro con placa… pues no correría el riesgo. Sí lo corrí con las Nike Flyknit y me fue bien… y estoy esperando me lleguen las NB Tempo, sabiendo que el margen de error ahí sería muy mínimo.
                  El ejemplo de los autos del Nascar es muy para mí, respecto de vehículos que a diferencia de un F1 no tienen buena velocidad de salida ni capacidad de maniobra en espacios reducidos, pero que sin embargo, una vez alcanzada su velocidad de crucero, se pueden sostener largo tiempo rodando a ritmos de vértigo en circuitos sencillos. De alguna manera lo traslado a las zapatillas, diferenciando una con placa para correr 100 o 200mts, respecto de una de placa para 21 o 42kms… y todo el espacio intermedio que queda y lo complejo que puede resultar ubicar modelos nuevos en algún punto entre ambos extremos. Rollo mío, disculpas si no aplica al mundo zapatilleril.
                  Grandes y jugosas reviews, como siempre, Saludos y buen fin de semana.

                  • Ostras, no Gust1962, no solo no aplica lo de la Nascar sino que viene al pelo para describir lo que está pasando con algunas de las «superzapatilla emplacadas» de ahora, ¡es un ejemplo perfecto!
                    Estoy hasta el moño de intentar hacer ver a algunos que muchas de esas zapatillas son rápidas, muy rápidas, pero no tan rápidas como algunas de las voladoras radicales porque ese no es su objetivo primordial. No están pensadas para acercarse a lo que son unas zapatillas de clavos como si le pasa a unas Adizero Takumi Sen, Hanzo S, etc. sino que están pensadas para ser como un coche de la Nascar: cuesta ponerlas en marcha, no son ágiles en giros bruscos… pero, ay, amigo, una vez que coges la inercia, pillas la recta y, como tengas una técnica decente, caen los kilómetros a ritmos muy altos como si no fuera con ellas.

                    El problema es que algunos leen que son las zapas que usan para intentar un «sub 2 horas» y piensan que son para volar bajo y, no señor, quienes las ponen a menos de 3’/km sistemáticamente tienen mucho más gas y, cuando quieren volar, se ponen otras zapatillas más agresivas aún.
                    O, el caso contrario, se piensan que por ser de ese estilo, no va bien que pesen como pesan unas FuelCell TC porque «lastra llevar tanto peso en una maratón», yaaaaaa, claro, a alguien que no baja de 3 horas ni de broma.

                    Lo dicho, tranquilo, que no te reprochaba nada, al contrario.
                    Ah, totalmente de acuerdo de nuevo en lo de no arriesgarse con las Adizero Pro sin probarlas, como tampoco me arriesgaría con las demás salvo que ya supiera que me va bien este estilo de zapas… y aun así me lo pensaría porque cada una tiene su toque personal y, si ya puede ser determinante en unas zapatillas «normales», en estas se nota aún más el cambio y hay menos margen de error.

                    Prepárate para las Fresh Foam Tempo, teta de novicia para tratarlas como un coche de las 24 Horas de Lemans: maximizar la ratio velocidad – consumo para ir lo más rápido posible sin gastar y poder hacer kilómetros y kilómetros sin enterarte ;-D

            9. Buenas
              Parece que se desvela el enésimo misterio misteriosamente misterioso de las Adizero Pro y que finalmente se pondrá a la venta el 30 de junio.
              Además, parece que podría venir con algún cambio como p. ej. en el footbed o la plantilla para «dulcificarlas» un poco, es decir, para que transmitan un pelín más de confort y amortiguación, al menos, a nivel de sensación.
              Enjoy!!!

            10. Hola buenos días, andaba buscando unas voladoras para los entrenamientos de series en pista desde 200m a 1k 1.2k para complementar con las Ultraboost 19 que tengo para los rodajes largos en asfalto ya que corro habitualmente en esta última modalidad. El tema de las voladoras es básicamente para superar una oposición, aunque le estoy cogiendo el gustillo a la pista la verdad. He visto en oferta las Adidas Adizero RC 2.0 no soy muy entendido pero me dan a parecer la versión económica de las Adios 4. Que tal las ves para la distancia que he comentado. Soy corredor de 67kg y neutro, el ritmo entiendo que no importa ya que son para las series. Un saludo y gracias

              • Marc, no he catado las Adizero RC en ninguna de sus versiones así que no me atrevo a decir hasta qué punto rinden de bien. Mala pinta no tienen y, si las has visto a muy buen precio, puede valer la pena para el uso que describes y seguramente te den muy buen resultado.
                P.D.: No suele estar bien visto en el mundillo internetiano lo de abrir una misma consulta varias veces en varios hilos o artículos y, de hecho, muchas veces lo penalizan, sobre todo, si el comentario no está directamente relacionado con el sitio en el que se escribe como podría ser este caso. En nuestro caso, eso no te garantiza una mejor ni más rápida respuesta y, tranquilo, que no lo penalizamos pero te lo comento para que lo tengas en cuenta para otras ocasiones.

                • Sí disculpa tienes razón no lo había pensado, no volverá a ocurrir. No estoy muy metido en el tema forero pero tiene toda la lógica del mundo.

                  Otra consulta, respecto a las Adizero Adios, lo que se comenta que no «son para todo el mundo» a que se refiere, podría terminar lesionándome? O siempre que no salga de su «zona de confort» es decir que no corra un 21k sin mucha técnica con ellas son adecuadas?
                  Por otro lado no llego a decidirme la verdad es que las RC salen a 50 y las Adios a 75 son muy buenos precios la verdad, pero entre una y otras con cuál te quedarías? Solo serían para entrenar series y fartlek en pista y ya tiradas largas con las Ultraboost 19.

                  • Tranqui, Marc, era solo un aviso general, aquí no hacemos nada al respecto… pero siempre aviso y, a quien repite, le corto los dedos por pesao 😛

                    A ver, centrando el tiro, lo de que las Adizero Adios no son para todo el mundo, pues depende, porque dentro de las voladoras no son de las más radicales, otra cosa es las Adizero Pro, esas sí que las veo muy exigentes como comento en el artículo.
                    Entre las dos que dices, yo lo tengo claro: Adizero Adios de cabeza.

            11. Buenas, como siempre un super analisis.
              llevo una temporada buscando unas «voladoras» pero no lo termino de tener claro, me explico…
              Soy medio fondista , buena técnica pisando de metatarso, mido 180 cm y peso 72 kg… Habitualmente suelo competir en pista o crosses, para lo que siempre uso clavos, pero 3 o 4 veces durante la temporada compito en alguna carrera de asfalto, 3 km o 5 km, casi nunca mas…
              Ritmos de 3´km o 3´10″…
              LA pregunta , ¿ que zapatillas me recomiendas? unas takumi o unas streak de las de toda la vida… o me merece la pena irme a las Adizero Pro o a las vaporfly…
              No se si en tan poca distancia la mejora que te ofrecen estas ultimas puede interesar…
              Un saludo y gracias

              • Víctor, no tengo yo el olfato tan fino como para responderte siendo alguien que usa asiduamente los clavos pero, viendo lo que hacen los compis, sí que se le debe sacar uso a las Vapor Fly.
                Ahora, a mí el cuerpo me diría que algo tipo Adizero Takumi Sen, Ekiden, Hanzo S, Streak LT o Type A9 o similares si quieres algo un poco más flexible.

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

            Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

            Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

            Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

            Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

            Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

            Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.