La nueva Asics Dynablast es el tercer modelo de la línea Blast de ASICS tras las Roadblast y la ASICS Novablast y, aunque ha pasado un poco desapercibido para el público general, lo cierto es que es una zapatilla de lo más interesante que nos ha traído 2020. Os iré explicando por qué pienso esto y qué hace de la Dynablast una zapatilla interesante a tener en cuenta para un público diverso.

Lo primero que la gente debería saber es dónde ubicar a la ASICS Dynablast. Muchos podrán suponer que es una evolución de la Dynaflyte y en cierto modo podría ser así pero la verdad es que la zapatilla que hoy probamos, aunque cubra un poco el segmento de aquellas Dynaflyte, en realidad es un modelo bastante diferente en concepto, materiales y rendimiento.

La ASICS Novablast ya confundió a mucha gente. Era una zapatilla voluminosa, con muchísima amortiguación y rebote que la convertían en una zapatilla que podía ir a ritmos vivos y, aunque incluso he escuchado a gente recomendarla para ritmos más rápidos de 4:00/km, la Novablast era una zapatilla de entrenamiento pura y dura que le daba al usuario licencias ocasionales para ponerse a ritmos rondando esos 4:00/km, pero no era ni una zapatilla mixta ni una zapatilla rápida.

La ASICS Dynablast sí es un modelo algo más rápido pero, aun así, la considero una zapatilla de entrenamiento ligero. Iréis viendo por qué creo que es así, la importancia de su ubicación en el mercado y sus diferencias con la Novablast.

Chasis y mediasuela

Uno de los aspectos clave de la Dynablast son sus geometrías, estamos hablando de una zapatilla de 12 mm de drop, sí leéis bien, 12 mm de drop, algo que parecía que en ASICS ya había quedado en el olvido y que todo el mundo que ha pensado en adquirir la Dynablast se ha preguntado: ¿por qué un drop tan alto?

ASICS Dynablast

La verdad es que eso solo lo sabe ASICS. Podemos especular con que el efecto del FlyteFoam Blast se nota más con drops mayores (en la Novablast se notaba claramente, pero tras probar la Dynablast creo que la apuesta de ASICS es más sibilina y más importante).

Hace unas semanas probé la Mizuno Wave Rider 24 y hablaba de que se había quedado sola en el minisegmento de zapatillas ágiles de entrenamiento con drop alto ya que la Pegasus había engordado un poco y la 880 o la Ghost no son demasiado rapidillas precisamente. Pero, de repente, llega ASICS con la Dynablast y al correr con ella te deja claro que viene a competir ese segmento y con argumentos muy buenos.

Es una zapatilla de 31 mm de perfil en talón y 19 mm de perfil en el antepié, con el consiguiente y nombrado drop de 12 mm. Tiene una amplitud de base de 88.5 mm en talón y 115 mm en antepié en talla 10.5 US.

ASICS Dynablast

Toda la mediasuela de la ASICS Dynablast es FlyteFoam Blast. Es un material muy blando y con mucho rebote.

Según los datos que hemos medido, tiene 47º de dureza (dos grados más que la Novablast) y un rebote estimado de entre 65% y 70% dada su composición que, por cierto, es una variante de un TPA, una poliamida termoplástica, variante de otros materiales de elastómero termoplástico (TPE) que suele ser la base de casi todo el calzado moderno.

ASICS Dynablast

Este TPA tiene una combinación curiosa: es de baja densidad, bastante blando pero con un rebote por encima de la media. Si habéis probado la Novablast lo habréis notado desde la primera zancada: zapatillas muy inestables pero muy blandas y reactivas.

La ASICS Dynablast tiene un ADN muy similar pero con importantes cambios. La primera diferencia entre Novablast y Dynablast es su perfil, siendo la Dynablast un poquito más bajita, (ambas son altas) pero mucho más estable, especialmente en talón y eso que su base es muy similar en dimensiones.

ASICS Dynablast

La clave de la estabilidad de la Dynablast se puede explicar a través de varios cambios que tiene la zapatilla y que en la Novablast se aplicaron de manera diferente.

Por ejemplo, el strobel board de la Dynablast es de fibras, no de EVA de baja densidad, lo cual aporta estabilidad y disminuye el recorrido de amortiguación. Tenemos algún refuerzo extra en la suela para fomentar la rigidez en la parte trasera y el FlyteFoam Blast es ligerísimamente más firme (47º por 45º), pero la clave es sin lugar a dudas las geometrías aplicadas en el talón.

ASICS Dynablast

Ambos modelos tienen unas formas muy poliédricas en la parte trasera, pero la profundidad de los surcos y cortes de la Novablast son más pronunciados que, unidos a un FlyteFoam Blast más blandito hace que tengamos un talón más endeble, con mayor cota de compresión y, por tanto, mayor recorrido de amortiguación en menor tiempo.

Ahí es donde la ASICS Dynablast lo hace mejor, tiene una buena amortiguación pero es más progresiva, con menos recorrido y desde luego la sensación de seguridad y estabilidad cuando taloneas es mucho mayor a pesar de que su drop de 12 mm invita a talonear más que su hermana mayor.

Esta estabilidad trasera, la ligereza de la zapatilla y el retorno de energía hace que la Dynablast entre en confrontación directa con vacas sagradas como Mizuno Wave Rider 24 o Nike Pegasus, en el segmento de zapatillas polivalentes.

De hecho, la ASICS Dynablast es uno de esos modelos que perfectamente recomendaría a alguien que quiera una zapatilla para todo siempre que no tenga ritmos más rápidos de 3:45/km. Incluso su apariencia la hace muy atractiva para uso diario.

Una cosa que me ha chocado especialmente es el peso de la Dynablast ya que el dato oficial de ASICS es de 249 gramos, pero en la talla 10.5 US que hemos probado pesa 252 gramos así que es imposible que en talla estándar 9 US pese tanto, por lo que estimo que rondará más bien los 235 gramos de peso.

Como curiosidad, decir que tanto pie izquierdo como derecho pesaron los mismos gramos que, aunque parezca algo de perogrullo, es muy poco habitual y habla muy bien del proceso de diseño y producción de la marca japonesa.

Suela

La suela sí que comparte mucho con su hermana Novablast: diría que el 90% es prácticamente lo mismo, si bien es cierto que hay un par de cambios que son dignos de mencionar.

La suela tiene una estructura o forma de ocho, con mucho refuerzo en el perímetro de toda la suela y un par de adiciones en la parte central de la suela, tanto en antepié como en mediopié.

ASICS Dynablast

Estas partes centrales son precisamente las que presentan los cambios con respecto a la Novablast. El gran taco ovalado central del antepié es más voluminoso y amplio, lo que anula bastante la sensación de notar ese taco que había en la Novablast, ayudado también por el nuevo strobel board y por el FlyteFoam Blast algo más firme, pero desde luego el cambio de tamaño es la principal razón, lo que también se traduce en mayor estabilidad.

En la parte donde se juntan talón y mediopié tenemos una especie de puente que une el taqueado perimetral de las partes lateral y medial de la suela.

ASICS Dynablast

Este puente da algo más de consistencia y aporta rigidez torsional a la zona trasera. En la Novablast, con ciertos apoyos y dada la altura y tacto blando, las paredes laterales de FlyteFoam Blast podían moverse y darnos sensación de inseguridad, pero con este soporte extra eso ya no se da en la Dynablast.

Respecto al taqueado y material que cubre la suela, es bastante peculiar ya que cuenta con grandes piezas de caucho que forma ese ocho que cubre toda la zapatilla y cuyos tacos van esculpidos. Lo cierto es que son tacos de gran tamaño y poco relieve en cuanto a que sus formas no interactúan demasiado con el terreno para dar agarre.

Es un diseño de suela que me dejó algo frío en la Novablast y esto no ha cambiado, son 85º de dureza con grandes tacos que si bien en durabilidad ambas zapatillas lo hacen algo mejor de lo esperado, en agarre simplemente cumplen con lo necesario.

Las he utilizado en asfalto y tierra en buen estado y no tengo queja de la Dynablast en este sentido, pero en mojado ya es donde una suela decente como la que presenta la Dynablast suele pasarlo peor, y en zonas lisas y húmedas hay que tener algo de cuidado ya no solo por la dureza y simplicidad del caucho de la suela sino por la geometría de la misma.

Aunque no es el enfoque que yo hubiese dado a la suela, hay que tener en cuenta que estamos hablando de una zapatilla con un precio competitivo de 120€, veinte euros más barata que una Mizuno Wave Rider 24 y al mismo precio que la Pegasus 37 por ponerlo en perspectiva, pero siendo la Dynablast un modelo con materiales de upper más lujosos, por lo que está claro que donde han contenido el gasto es en los materiales aplicados a la suela.

Upper

El upper, junto con su rendimiento general, es lo que más me ha gustado de la ASICS Dynablast. No me esperaba un upper mejor que el de la Novablast ni un knit tan bueno en una zapatilla de este precio. Además, con un diseño llamativo y trabajado.

ASICS Dynablast

Es una aplicación de un knit muy interesante que, básicamente, se utiliza para suplir lo que habitualmente se cubre con un engineered mesh pero sin excesos habituales cuando usamos uppers de knit (como lengüetas integradas o collares elásticos). Lo cierto es que ASICS ha sabido combinar soluciones clásicas y poco polémicas con materiales modernos.

El knit es de muy buena calidad y probablemente lo mejor que tiene es las diferentes densidades a lo largo del upper. Vemos sendos laterales del pie cubiertos con refuerzos más oscuros y complementados con termosellados del logotipo o del contrafuerte.

ASICS Dynablast

Estos refuerzos de color negro limitan la elasticidad y dan estructura y contención lateral al pie. Ya sabemos que los uppers de knit suelen ser muy permisivos y el pie a veces tiende a flanear si no se le da suficiente soporte, pero en la Dynablast lo tenemos.

Como contrapunto, en la parte superior de los dedos tenemos un knit libre, con agujeros y elasticidad, lo que permite un ajuste dinámico y una mejor ventilación y transpirabilidad.

ASICS Dynablast

La ventilación es uno de los puntos más flojos de los uppers con knit y en este modelo digamos que lo resuelven bastante bien, pero hay que tener en cuenta que absorben bastante más humedad que una malla normal, así que ya será una valoración personal si esto va a ser una ventaja o un inconveniente dependiendo de las temperaturas a las que solamos correr, la sudoración de nuestro pie, etc.

Desde luego, en mi caso el upper me está gustando mucho, más ahora en otoño y con cierto viento. No estoy teniendo ninguna queja sobre la ventilación de la zapatilla y los días que ha llovido un poco tampoco ha supuesto demasiado problema la absorción de agua.

La parte que más me ha gustado sin duda es el talón, bastante acolchado con recubrimiento lujoso, una buena ergonomía para una buena sujeción que se agradece cuando le metes algún fartlek a la zapatilla.

ASICS Dynablast

Lo que menos me ha gustado, por ponerle una pega, es la lengüeta: fina, similar a la de la Novablast, pero no va sujeta lateralmente y en la parte baja más de una vez he tenido que colocarla bien por este motivo. Teniendo un upper de knit (aunque no le metas una lengüeta integrada) hay otras soluciones menos problemáticas pero, vamos, tampoco es ningún problema importante, simplemente una cosita que mejoraría.

Horma

La parte que más me va a costar analizar de la ASICS Dynablast es su horma ya que siempre utilizo una talla 10 US y esta es un 10.5 US, por lo que todo lo que opine será una estimación.

Lo cierto es que, aunque hay un par de milímetros de más de espacio sobrante de lo que suelo utilizar en talla 10 US, no me ha resultado una zapatilla larga precisamente. De hecho, creo que mi talla de siempre no me habría ido tan bien como esta media talla más.

Aun así creo que es un modelo que talla correctamente y en cuanto a espacio delantero no creo que vaya a ser demasiado angosta, más bien en lo estándar para un modelo de entrenamiento ligero que, con un upper de knit, va a ser muy difícil que se note apretado.

Así que en la mayoría de los casos me mantendría en mi talla habitual, quizá con el pie ancho me iría a media talla más.

Es un modelo que tiene una construcción muy apta para plantillas, con una plantilla de serie de EVA de 4.5 mm, 19 gramos y 40º de dureza, simple y colocada sobre un strobel board de fibras, lo que frena un poco la sensación de tacto blando y recorrido de amortiguación del FlyteFoam Blast pero no estropea la experiencia con la zapatilla.

El ajuste es bueno en general, especialmente en talón donde el pie va seguro y sujeto, más si utilizamos el agujero auxiliar que está bastante retrasado y unido a un collar de forma alargada sujeta muy bien por debajo de los maléolos.

ASICS Dynablast

En la zona media el ajuste es bueno, ni agresivo ni leve, pero claro, en media talla más, por lo que calculo que la balanza global se inclina más hacia un ajuste cercano, sin ser radical, pero dando seguridad.

ASICS Dynablast

Amortiguación

Uno de los titulares para explicar la ASICS Dynablast podría ser el de que posee una amortiguación equilibrada y esto no es ningún eufemismo para enmascarar una amortiguación dura o escasa, ni mucho menos.

La Dynablast tiene una amortiguación agradable, con un recorrido medio, de tacto relativamente blando pero, claro, la comparación natural de la gente va a ser con la Novablast y hay que entender y explicar que la Novablast es una de las zapatillas más blandas y amortiguadas que hay en el mercado, por lo que no es justo para la Dynablast compararse con ese estándar, que por otra parte acarrea otras cosas no deseables (falta de estabilidad, por ejemplo).

ASICS Dynablast

La Dynablast ha sabido tunear sus geometrías y ese material tan espectacular de la Novablast y lo ha convertido en un dechado de saber hacer bien las cosas: tenemos una amortiguación de tacto agradable, con un recorrido progresivo y suficiente, un buen rebote y, sobre todo, una zapatilla equilibrada en todos los aspectos que podamos exigirle a una amortiguación.

No es radical ni en durezas, ni en recorridos ni en rebote, pero lo hace todo y todo muy bien. Es por eso que me atrevo a decir que va a ser una zapatilla capaz de limarle mercado a un mito como la Rider 24 y es que tiene argumentos muy serios para ello: es más ligera, tiene más rebote, una amortiguación similar en general, un upper de knit y el mismo drop.

ASICS Dynablast

Lo cierto es que es una de las partes que más me han gustado por que convierte a la Dynablast en una zapatilla apta para casi cualquier uso dentro de un entrenamiento para un corredor popular.

Es cierto que no tiene esa sensación de trampolín de la Novablast y que se agradecería (la convertiría en una zapatilla muy seria), pero tiene algo de pegada, claramente por encima de la media del mercado y de las rivales que hemos probado.

La transición es todo lo buena que una zapatilla de tanto drop puede ofrecer (cuanto más drop, la transición se resiente un poquito más, básicamente porque la técnica y el posicionamiento del cuerpo rompe un poco la fluidez de una zancada ideal), pero el contacto continuado con el suelo y la manera de comprimirse de la suela hacen que la Dynablast tenga una buena transición y que incluso su drop de 12 mm se note casi más como uno de 10 mm para algunos corredores.

Conclusión

Mis expectativas sobre la ASICS Dynablast antes de probarla no eran muy altas ya que no había tenido la mejor de las experiencias con las últimas Dynaflyte (me resultaban toscas y poco amortiguadas para su segmento) y una Novablast con menos amortiguación pero igual de inestable para ritmos más altos tampoco me atraía demasiado, pero la verdad es que me he encontrado con una zapatilla muy equilibrada y un precio competitivo para los materiales y rendimiento que ofrece.

Básicamente, ASICS ha mantenido lo bueno de la Novablast y Dynaflyte y ha eliminado lo malo.

La ASICS Dynablast es estable, amortiguada y suficiente para entrenar hasta 80 kg de peso sin problemas. Se mueve bien a ritmos más lentos de 4:00/km, tiene confort y un peso adecuado para su segmento.

Es una zapatilla que, ya sea como único modelo o como complemento para otra zapatilla de entrenamiento más clásica, es una grandísima opción.

No es una zapatilla perfecta. Tampoco te va a dejar con la boca abierta pero es tremendamente útil y completa.

Lo que sí le pediría a ASICS es un drop 10 mm, un poquito más de rebote (tiene pero se echa en falta el de la Novablast) y una lengüeta más disciplinada, pero como primera Dynablast es un modelo que podría tener bastante recorrido.

Esperemos que ASICS Evoride y Dynablast no se pisen demasiado y tengan que eliminar una de las dos.

Usuario tipo de la ASICS Dynablast

  • Corredores neutros, supinadores o plantilleros de hasta 80 kg que busquen una zapatilla de entrenamiento ligera y reactiva para entrenamientos o competiciones largas a ritmos más lentos de 4:00/km.
  • Corredores neutros, supinadores o plantilleros de hasta 90 kg que busquen una zapatilla para competiciones largas (media o maratón) ligera pero estable y amortiguada para hacer tiempos más lentos de 1h30 en media o 3h10 en maratón.

ASICS Dynablast

ASICS Dynablast
8.92

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    9/10

      Ajuste y horma

      9/10

        Upper

        9/10

          Suela

          9/10

            Lo mejor

            • Knit de calidad
            • Rendimiento general
            • Polivalencia
            • Calidad/precio

            A mejorar

            • Drop alto para algunos
            • Lengüeta debería ir unida al chasis
            • Ojalá mismo rebote que la Novablast

            18 Comentarios

            1. Estupenda review! Es un gusto leer todos vuestros análisis, son completísimos y nos sirven de guía a muchos para darnos luz en este mundo tan amplio de las zapatillas.
              Ahora mi cuestion: Estoy buscando unas zapatillas de entrenamiento ligero que complementen a mis NB 1080 de rodajes largos ya que ahora mismo las roto con unas Vomero 14 que son mas ligeritas. Mis ritmos van de 4:45(series) a 5:30 (rodajes). Crees que estas Dynablast se complementan bien para esos dias mas rapidos? peso 82Kg, mido 178cm y uso plantillas personalizadas.
              Me ha gustado mucho tambien la review de las NB FuellCell Propel V2 que tu compañero Rodrigo ha publicado esta mañana y creo que tambien pueden servirme para esoso dias rapidos.
              Muchas gracias de anteamano!

            2. Esta semana he empezado yo con estas zapatillas, nunca antes había usado ASICS y la verdad que bien, buena reactividad. Estoy acostumbrada a zapatillas con menos drop y hay voy a tener que mejorar la pisada. Como inconveniente , los cordones me han parecido muy cortos.

                • No, no lo uso.Además del tema de los cordones, se los he cambiado por otros un poco más finos y el tamaño, es el mismo pero como me ajusta mejor. Por lo demás , muy bien. ¿Para hacer series y cambios de ritmo, cuales me recomendarías de esta marca ? Soy un poco paquete, en torno a 3:27 en maratón , 1:40 en media… peso poco, 47 k y mido 1,50

            3. Hola Jonatan, tengo una duda, la dynablast en la versión mujer, puede tener el tacto más suave, más parecido a novablast? O no? En caso de que si, me serviría la misma talla que en hombre? Muchas gracias. Un saludo

            4. Hola Jonatan, una última duda, el flytefoam blast de las dynablast, es más blando que el react de las pegasus 37? Busco algo blandito y ligero. Muchas gracias. Un saludo.

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

            Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

            Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

            Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

            Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

            Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

            Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.