La Nimbus es uno de esos referentes que marcan la situación general del mercado, es como el estándar sobre el que suele gravitar y la comparación más usada y obvia dentro de las zapatillas neutras de amortiguación.

La Asics Gel Nimbus 21 ha cambiado y, aunque estéticamente sigue unas líneas coherentes con lo que han sido sus predecesoras, hay que decir que hay cambios bastante profundos, tanto estética como funcionalmente y, en mi opinión, va a ser un modelo que va a traer una larga cola de opiniones encontradas en los próximos meses. A muchos fan acérrimos del modelo no les va a gustar, mientras que a otros sí: creo que va a ser una edición algo polémica en este sentido.

Personalmente, entiendo el camino o el razonamiento que los diseñadores de Kobe han trazado para esta Asics Gel Nimbus 21 y la verdad es que tiene mucha lógica el planteamiento y enfoque del modelo, pero los cambios no siempre van a ser bien recibidos por todo el mundo.

Si bien la Nimbus tiene su mayor mercado entre los corredores de ritmos lentos y peso medio o alto que quieren, sobre todo, algo cómodo, o gente que comienza a correr y quiere protección (bajo esta premisa se puede considerar una mejor zapatilla), creo que el argumento de que es un modelo más dinámico puede ser el que menos va a reflejar el verdadero carácter de esta edición.

Chasis y mediasuela

El chasis de la Asics Gel Nimbus 21 tiene más relevancia de lo habitual en esta edición ya que no solo presenta cambios en cuanto a materiales sino que es el artífice del cambio de horma del que hablaré en su apartado correspondiente.

Tenemos un chasis con un perfil de 29 mm en talón (32 mm en mujeres) y 19 mm en antepié (13 mm en mujeres) con 10 mm de drop y una base en talla 10 US de 93 mm en talón y 117 mm en antepié.

Asics Gel Nimbus 21

Aunque a priori presenta las mismas cotas de perfil que los modelos anteriores, 29 – 19, la realidad es que en esta Asics Gel Nimbus 21 sí nos sentimos algo más elevados de manera continuada, tanto en estático como corriendo, debido a los nuevos materiales más resilientes, especialmente el FlyteFoam Propel.

En cuanto a la anchura de base, sí que podemos apreciar claramente que es algo más amplia, sobre todo en antepié, con 3 mm más que la Nimbus 20, lo que le ha permitido a Asics desarrollar una nueva plataforma ergonómica para extrapolarlo a una horma que se adapta mucho mejor al pie medio de su usuario tipo.

Los elementos que forman la Nimbus 21 en cuanto a mediasuela son cinco: FlyteFoam Lyte, FlyteFoam Propel, Convergence Gel, Twist Gel y Guidance Trusstic System.

Asics ha dado un paso más en el desarrollo del FlyteFoam y ahora ha empezado a utilizar el FlyteFoam Lyte, cuya diferencia principal entre ambos compuestos es que es mucho más responsable con el medio ambiente ya que el polietileno que va mezclado con la EVA para formar el compuesto se saca de la caña de azúcar tras un doble proceso de defibrilado y de nanofibrilación.

Tras ese doble proceso, se obtienen CNFs (nanofibras de celulosa) cuya función es reforzar las paredes celulares de la EVA y obtener un material resultante mucho más resiliente, con un rebote muy alto y una resistencia al estrés notable. Además, como decía, tiene menos impacto en cuanto a emisiones de CO2 (30% menos).

El FlyteFoam Lyte lo podemos ver en color amarillo, se sitúa en la parte baja del chasis y su función es la de dar una base estable a la zapatilla, algo que logra con creces ya que la Asics Gel Nimbus 21 es, sin duda, una de las más estables en su larga historia.

Asics Gel Nimbus 21

Pero lo más importante es la capacidad de resistencia al estrés, es una Nimbus que va a durar muchos kilómetros sin chafarse y sin que su amortiguación varíe en cuanto a elongación y capacidad de amortiguación. Va a resistir mejor largos volúmenes de kilometraje semanal e incluso se convierte en mejor opción como única zapatilla para usar todos los días.

El FlyteFoam Propel (55º de dureza) ha sido el último en incorporarse de manera general a la línea de running de Asics. Es un compuesto desarrollado por los japoneses para posicionarse a la altura del resto de marcas que utilizan poliuretanos en sus modelos para lograr un retorno de energía alto (Adidas, Brooks, Puma…). Para lograrlo, han cogido el FlyteFoam y le han añadido goma, logrando que el FlyteFoam sea mucho más elástico y, sobre todo, que recupere de los esfuerzos en mucho menor tiempo (lo que en la calle llamamos retorno de energía).

La distribución del FlyteFoam Propel en la Asics Gel Nimbus 21 es clara. Su presencia va a aumentando progresivamente hasta ser el único elemento presente en el antepié (con una pequeña excepción para el Twist Gel) y esta distribución está pensada exclusivamente para maximizar el impulso.

Asics Gel Nimbus 21

Es cierto que a ritmos altos para la zapatilla (cercanos a 4.15 min/km), funciona mejor, especialmente porque a esos ritmos generalmente la técnica es mejor también, lo que no solo hace que corramos más eficientemente sino que prácticamente solo utilicemos el FlyteFoam Propel tanto en el aterrizaje como en el despegue y es cierto que, en esas situaciones, la Nimbus 21 funciona mejor. No obstante, particularmente no la calificaría de ágil ya que la parte trasera es algo tosca de mover si no acompaña una técnica adecuada.

El Convergence Gel es el elemento amortiguador por excelencia de ASICS desde 1986. En la Nimbus 21 tenemos un Convergence Gel de gran perfil y que cubre todo el talón externo de la zapatilla. Además, le acompaña una geometría que favorece su compresión así como un pequeño cortecito vertical para facilitar la segmentación del talón. Son detalles de poca influencia pero que denotan hasta qué punto en Kobe se preocupan por la Nimbus 21.

Asics Gel Nimbus 21

Por su parte, el Twist Gel es una variante del Gel. A diferencia de la Nimbus 20, la 21 tiene Gel delantero pero oculto, se presenta en forma de espiral o galaxia del tamaño de una moneda y se sitúa bajo la zona donde se unen la primera falange proximal y el primer metatarso que es, básicamente, la zona de máxima carga o apoyo en el impulso.

Por último, tenemos el Guidance Trusstic System que es la pieza de TPU situada en el arco de la zapatilla para dar rigidez torsional a la zapatilla. En esta ocasión se sitúa solamente en la zona interna del mediopié para dar cierto apoyo a la zona del arco plantar mientras que la zona externa tiene un contacto continuado con el suelo.

Asics Gel Nimbus 21

Personalmente creo que la opción correcta es la que han aplicado en la Cumulus 20, quitando el Guidance Trusstic System y haciendo un contacto completo con el suelo en toda la zona interna. Puede añadir peso pero, al final, en una zapatilla de ritmos tranquilos como la Nimbus 21 es mejor para la transición, aterrizaje de mediopié, agarre e incluso estabilidad.

La Asics Gel Nimbus 21 sigue siendo una zapatilla ideal para largos recorridos, tiene amortiguación por un tubo, estabilidad a raudales y con esta nueva configuración ahora es más fiable en diversas situaciones a la vez que lo que ofrece va más acorde con el usuario tipo que se le presupone a la Nimbus: un corredor de peso medio o alto y con una técnica no demasiado depurada.

Suela

La suela es otro de los puntos que con cambios. Está bien ver en Asics cierta variación entre sus modelos ya que suelen compartir suela Cumulus, Kayano, GT-2000 y Nimbus. Pero, en esta ocasión, la Nimbus 21 se ha salido un poco del redil y ofrece algunas cosillas a resaltar.

El talón es el clásico segmentado en forma de herradura y cubierto de AHAR+ de 85º que garantiza una buena durabilidad general. Es importante su presencia y extensión ya que la Asics Gel Nimbus 21 va a seguir siendo uno de los modelos más utilizados por los talonadores.

Asics Gel Nimbus 21

El resto de la suela va cubierto con DuraSponge de 73º de dureza tanto en mediopié como antepié, lo que creo que en global va a ayudar a que la Asics Gel Nimbus 21 sea una zapatilla relativamente duradera. Aunque va a depender mucho del usuario y técnica de carrera, creo que una cifra alcanzable por la gran mayoría es la de 700 kilómetros, y en muchos casos 850 km y 900 km.

Como todas las Nimbus, se defiende muy bien en asfalto o tierra. Especialmente en tierra me ha gustado ya que los cambios en el tacto de amortiguación se aprecian mucho menos. En mojado se defiende a un nivel normal, por lo que no hay que achacarle nada en ese sentido.

El mediopié, como ya he comentado, tiene un contacto continuado con el suelo en la parte externa que, a priori, es por donde un neutro va a realizar la transición de pisada y es algo que se agradece con respecto a modelos anteriores. Aunque, como ya sabéis, yo soy más partidario de tener ese contacto continuo también en la parte interna a pesar del pequeño aumento de peso que podría suponer.

Hablando del peso, la Asics Gel Nimbus 21 es un poquito más pesada que su predecesora, 8 gramos más en talla 9 US (de 306 a 314 gramos) mientras que, en la talla que hemos probado, 10 US, la Nimbus 21 es 5 gramos más pesada, alcanzando los 330 gramos.

Quizá el cambio más importante venga dado por la geometría de los surcos de flexión del antepié, muy diferentes a lo que habíamos visto y más marcados.

La Guidance Line se ve algo interrumpida en esa zona pero también es cierto que los surcos son más anchos en las zonas por donde pasaría dicha línea, por lo que el reparto de presiones se sigue manteniendo a buen nivel y ahora tenemos algo más de material de durabilidad extra.

Como la mayoría de las Nimbus, la 21 no es la más flexible del mundo, es algo rígida comparada con otros modelos para corredores de menor peso, pero para su usuario tipo no va a suponer problema alguno, hace la flexión por los sitios que debe hacerla.

Upper

El upper es otra de las cosas que trae bastantes cambios. En esta versión tenemos una malla de doble capa Jacquard que Asics ha utilizado para tres fines concretos: ahorrar peso, mejorar el confort y ganar ajuste dinámico.

Hay que reconocer que la Nimbus 21 es mejor que la 20 en los tres aspectos. El Jacquard mesh de doble capa es más ligero, por lo que ahorramos unos gramillos de peso que al final se traducen en 306 gramos en 9 US (sobre el papel), que son ocho gramos menos que la anterior versión.

Lo de “sobre el papel” lo digo porque he probado las últimas versiones y, en la misma talla y báscula, la versión 21 pesa 332 gramos en talla 10 US respecto a los 325 gramos que pesó la Nimbus 20, por lo que algo no cuadra. A pesar de esto, la importancia de quince o veinte gramos arriba o abajo en este tipo de zapatillas es un dato de importancia menor, ni mucho menos es relevante.

El confort es algo que sí se nota mejorado, ayudado mucho por la nueva horma y el ajuste dinámico que posee.

Asics Gel Nimbus 21

Hay que decir que la Asics Gel Nimbus 21 está a la altura de lo que uno espera de un modelo tan importante dentro de las tope de gama. Tanto en materiales como en acabados cumple las exigencias más altas y es tan confortable como un Rolls Royce Phantom.

También hay que aclarar que la ventilación ha mejorado levemente. No es que vayamos a considerarla como el adalid de la ventilación ya que siempre ha sido relativamente calurosa, pero todas las mejoras que se produzcan en busca de una mejora de ventilación, como es el caso en esta versión, se agradecen.

El ajuste dinámico es clave en el comportamiento global de la Nimbus y siempre lo ha sido. El Jacquard mesh de doble capa permite a Asics dar más soporte en ciertas partes del upper y más flexibilidad y ventilación en otras. Con esto conseguimos un ajuste más adecuado a las necesidades del corredor haciendo que el confort se mantenga en todo momento y el ajuste y estructura del upper sea el adecuado para los ritmos recomendados sin necesidad de recurrir a elementos contundentes o tiras cosidas.

El sistema de termosellados se ha reducido en cuanto a presencia y se limita a las zonas más importantes debido a que en esta versión recibe ayuda del Jacquard mesh, que tiene esa polivalencia de mezclar soporte y flexibilidad en distintas zonas.

Asics ha sabido ver que podía ahorrar peso y mejorar la entrada de aire reduciendo el exceso de termosellados y lo ha aprovechado.

La lengüeta sigue siendo algo gruesa, ya un clásico en el modelo. Es muy acolchada, no va unida a los laterales y cuenta con un sistema de cordones bien diseñado pero con las ojeteras algo juntas, un problema más estético que funcional pues tanto lengüeta como cordones funcionan relativamente bien sin ser nada del otro mundo.

Asics Gel Nimbus 21

El talón de la zapatilla me ha gustado especialmente y es otra zona que se ha modificado: un contrafuerte rígido como es clásico en Asics pero ahora es más estrecho, sujetando mejor el talón en el sitio. Es algo que vais a notar desde el primer momento si venís de Nimbus anteriores.

Asics Gel Nimbus 21

El collar también tiene una geometría algo diferente: es más bajito (lo suficiente como para ahorrar peso y hacerlo algo más ergonómico), tiene una altura asimétrica y está cubierto de memory Foam y un recubrimiento interno de gran tacto y calidad, muy lujoso.

Se echan de menos elementos reflectantes en una zapatilla de entrenamiento donde el peso es secundario y, sobre todo, cuando el color de la misma es el negro como ha sido en nuestro par de prueba.

Horma

Quizá el aspecto más importante de la Asics Gel Nimbus 21 sea su nueva horma.

Asics Gel Nimbus 21

Presenta un antepié mucho más ergonómico que hace que la zapatilla sea más amplia en la zona de los juanetes y menos angosta en la puntera, algo que miles de corredores le pedían a Asics y que, por cuestión de calendario (se tarda hasta 18 meses en pasar de un primer boceto a tener el modelo a la venta), había tardado en modificar.

Pues bien, la lógica ha triunfado y la Nimbus 21 ahora sí es un modelo coherente con el pie de su usuario tipo. Los corredores más aptos para la Nimbus son gente de peso medio o alto y su volumen de pie suele ir acorde con su peso, con lo que no tenía mucho sentido que la Nimbus fuese estrecha o angosta en ningún caso.

Al igual que la Cumulus 20, la Asics Gel Nimbus 21 ha ampliado el espacio para el antepié del corredor y también ha creado una horma con formas más ergonómicas que, al final, van a redundar en un ajuste mejor y un mayor control del pie del corredor.

El tallaje es correcto, hay que utilizar la talla habitual aunque, si en Nimbus anteriores has recurrido a media talla más por la estrechez, quizá probaría antes la Asics Gel Nimbus 21.

No hay que confundir una horma ergonómica y que tiene espacio suficiente con una horma ancha. La Nimbus 21 ha sabido combinar ajuste y ergonomía y en ningún caso vas a notar falta de ajuste o soporte si tienes un pie de anchura normal, el pie no se meneará.

Esto se debe a que, además de que el antepié está bien diseñado, el ajuste en mediopié y talón es muy cercano y da mucho soporte, la mediasuela añade un plus por su contacto continuado que ayuda a que el pie siempre esté apoyado y, de alguna forma, en contacto con el suelo.

Es posible que cierta gente de arcos bajos o empeines altos pueda notar el mediopié algo estrecho ya que el ajuste en esta zona, para mi gusto, está poco distribuido: el sistema de cordones se extiende poco y eso hace que mucho ajuste se concentre en una parte. No obstante, tampoco es que sea algo raro en la saga Nimbus, que siempre ha sido así en este sentido.

El talón sujeta (pinza) mejor el Aquiles y mantiene el calcáneo en el sitio.

Asics Gel Nimbus 21

No es una zapatilla de arco marcado, ni va a ser un problema ya que no es molesto y, como siempre, es apta para el uso de plantillas, siempre que sean de un grosor igual o menor que la de serie. La plantilla X-40 de serie mide 4 mm de grosor y tiene una composición bastante elástica, así que esperemos que los problemas que cierta gente tenía de adormecimiento de la planta del pie se reduzcan mucho con la combinación de este tipo de plantilla y la nueva mediasuela.

Amortiguación

Para mí este apartado va a ser la clave en el análisis de la Asics Gel Nimbus 21. La amortiguación ha cambiado y los fieles son, sobre todo, los que más lo van a notar. Y, como en cualquier otra cosa, cuando hay cambios relativamente sustanciales, derivarán en algunas críticas.

Hay que decir que las críticas aceptables serán las que se quejen por el cambio ya que cada uno tenemos nuestras preferencias de tacto, pero no porque la zapatilla sea peor y, de hecho, ahora mismo la Nimbus es más completa y más acorde que versiones anteriores para un corredor de peso alto.

Es cierto que no es tan blanda a pesar de seguir siéndolo bastante, pero el cambio que vamos a notar es el aumento de resiliencia, el retorno de energía y una mayor densidad de lo que tenemos bajo el pie. Con ‘densidad’ me refiero a que vamos a notar a la zapatilla más sustanciosa de lo normal.

El Flytefoam Propel añade un poco de firmeza, mucha elasticidad y, sobre todo, un aumento enorme de la resiliencia. Mientras en Nimbus anteriores el pie se hundía fácilmente y no retornaba a la posición inicial de manera rápida (el Gel nunca fue el material más reactivo, no era su función), el Flytefoam Propel es todo lo contrario: el impacto se va a amortiguar en mucho menos tiempo y se va a recuperar rapidísimamente, la Nimbus ya no tiene esa sensación de hundimiento.

Asics Gel Nimbus 21

La parte que se va a llevar críticas es que para activar el Gel se necesita agotar la capa de Flytefoam Propel, que no es sencillo porque debes tener cierto peso y una técnica talonadora para activarlo. En mi caso, apenas lo activo con 75 kg salvo en bajadas pero, para corredores con más de 85 kg, el tacto de amortiguación será más blandito porque son capaces de mover suficientemente FlyteFoam Propel como para hacer uso del Convergence Gel.

En el antepié, la cosa cambia ya que sí puedo activar el Twist Gel con mayor facilidad, especialmente a ritmos más rápidos de 5 min/km donde me ha resultado hasta agradable cuando he centrado mi aterrizaje en el antepié. Además, el efecto rebote del FlyteFoam Propel se aprecia claramente con respecto a otras Nimbus.

Asics Gel Nimbus 21

La transición es bastante buena, ojalá tuviese un contacto continuo total con el suelo como la Cumulus 20, que es excelente en ese sentido, pero no se echa de menos tampoco.

La geometría juega un papel fundamental en la Asics Gel Nimbus 21: entre el talón y el mediopié se aumenta el grosor del FlyteFoam Propel para que el pie esté en mejor posición tras utilizar el Gel.

Digamos que vuelve a poner al pie en una posición correcta de manera más rápida, de ahí que sea más protagonista el grosor del FlyteFoam Propel en esa parte.

Conclusión

La Asics Gel Nimbus 21 va a traer cola, eso hay que dejarlo claro. Particularmente, entiendo el enfoque que Asics ha querido darle: más consistente, más resistente, más estable, más ergonómica, con mejor ajuste, mejor transición y mejor confort.

Todo esto no significa que el cambio no vaya a ser plato de buen gusto para todos. Quizá algunos echen de menos ese tacto tremendamente blando de años anteriores si bien sigue siendo una zapatilla relativamente blanda y agradable, pero está claro que los más fieles van a notar la diferencia.

Hasta aquí es, básicamente, una cuestión de preferencias. Lo que personalmente no me ha llenado es que es algo tosca de mover, no tiene la gracilidad de otros modelos que podemos encontrar en el mercado y quizá esto no sea un problema para el usuario tipo de cierto peso, pero para alguien de 75 kg con ritmos de rodaje normales (alrededor de 4.30 min/km) no es la que más te anima a correr precisamente.

En general, la Asics Gel Nimbus 21 ha seguido una pauta muy similar a lo que hemos visto en la Asics Gel Kayano 25, tanto en tacto como en geometrías.

En Asics parece que tienen claro el camino que han tomado y, aunque sus resultados de 2018 no han sido los mejores del mundo, veremos si este enfoque (y otros más arriesgados como el de la nueva Asics MetaRide) puede darle aires nuevos a la marca japonesa.

Usuario tipo de la Asics Gel Nimbus 21:

  • Corredores neutros, supinadores o plantilleros de más de 75 kg que busquen un modelo fiable y de alta calidad para tiradas largas, competiciones largas o como única zapatilla para uso en todo tipo de terrenos a ritmos más lentos de 4.20 min/km.

Asics Gel Nimbus 21

Asics Gel Nimbus 21
8.7

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    9/10

      Ajuste y horma

      9/10

        Upper

        9/10

          Suela

          9/10

            Lo mejor

            • Más apta para corredores lentos de peso alto
            • Confort mejorado
            • Ajuste más logrado
            • Más reactiva

            A mejorar

            • Algo tosca
            • No es tan blanda

            9 Comentarios

            1. Excelente reseña, no creí que fueran tantos los cambios realizados a éste nuevo modelo de Nimbus

              La cifra de 800kms a la zapatilla se me hace un poco conservadora, los míos los he usado hasta por 1400km sin problema

            2. ” la Asics Gel Nimbus 21 va a seguir siendo uno de los modelos más utilizados por los talonadores.”
              ¿ Jonathan para los que despegan y aterrizan con el antepié , y apenas utilizan el talón serían las Nimbus las más adecuadas para 85 kg y por afalto a ritmos tranquilos?

              O recomendarás otro modelo o marca, para el que le gustan las sensaciones de la Glycerin 15 (ligereza, alegría si se le exige y comodidad del pie), pero no la durabilidad de su suela, sobre todo en el antepié

              • ufff…. generalmente de durabilidad no andan sobradas las zapas para correr de antepie…..alguna ALTRA, newton….

                Hoka o Gorun Ride no son la más duraderas aunque bueno, en el caso de Skechers valen poco y Hoka tampoco es que duren dos dias.

                Topo athletic tiene zapas duraderas de bajo drop, no muy blandas eso sí….

                • Gracias Jonathan , puedes concretar en que modelos de Tope gama de amortiguación neutra estás pensando de ALTRA, newton, Hoka , Gorun Ride, Skechers y Topo athletic , es que estas marcas la verdad no me son muy conocidas solo de leeros en foroatletismo, pero no se en que modelos estás pensando para 85 kg

                  Y abusando de tus conocimientos la media suela y antepie con la suela más duradera de las que si conozco Saucony, Brooks, New Balance, Joma, Asics, Mizuno, Adidas y Nike, que dos consideras Jonathan más duradera en ese aspecto
                  saludos y muchas gracias

                  • Cuando alguien corre de mediopié o antepié de manera mínimamente decente no debería preocuparse tanto por aspectos como la durabilidad, al menos, en las zapatillas de rodajes, porque se supone que las zapatillas las “cuida” gracias a la técnica de carrera. Otra cosa son las de volar bajo, que puedes destrozar en la suela y mediasuela, en la parte delantera, dejándolas inservibles y con la mediasuela asomando aun teniendo el upper prácticamente nuevo.
                    Creo que si alguien corre de parte media o delantera y tiene problemas de durabilidad, quizá debería revisar cómo corre.

                  • depende de los ritmos…..tambien hay que ver si no te vas a resentir con el cambio de drop, que aterrices de antepie no te libra de que un bajo drop no te de molestias en aquiles

            3. Pues si Morath, creo que tienes razón, creo que mi técnica de carrera de castigar lo menos posible las rodillas, el peso elevado, las largas distancias y las superficies duras donde corro no son una buena combinación.

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.

            Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando estos campos serán tratados por Depormedia Network, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es para gestionar los comentarios.

            Legitimación: consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SLU (proveedor de hosting de Depormedia Network, S.L.), dentro de la UE.

            Si marcas la casilla de "notificarme los nuevos comentarios por email", los datos se seguirán guardando en los servidores de OVH Hispano. En cada notificación habrá un enlace para darte de baja por si en cualquier momento quieres dejar de recibir estas notificaciones.

            Si marcas la casilla de "suscribirme al newsletter semanal de foroatletismo.com", los datos se guardarán en la lista de MailChimp (proveedor de Depormedia Network, S.L.) fuera de la UE, en EEUU. Pero Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, así que puedes estar tranquilo. También habrá en cada email que recibas un enlace para darte de baja.

            Además, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@foroatletismo.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

            Y dicho esto, si te ha molestado, discúlpanos por el ladrillo que nos hacen poner.