Hoka One One (pronunciado «Oné oné») nació en Annecy, Francia en 2009 cuando dos corredores de montaña que trabajaban anteriormente para Salomon (Nicolas Mermoud y Jean Luc Diard), decidieron diseñar un calzado de running desde un punto de vista diferente.

Utilizando conocimientos y experiencias de otros deportes como el esquí, la mountain bike o el tenis donde una base más amplia de esquís, unos neumáticos más gruesos o una mayor superficie en la raqueta hacían que el punto dulce de estos elementos también aumentase, decidieron diseñar unas zapatillas oversize justo cuando el mercado se estaba volcando con el minimalismo ya que este tipo de calzado les iba a permitir correr por zonas con grandes rocas o raíces que podían absorberse por la zapatilla.

Hoka apostó por zapatillas de perfiles muy grandes, bases amplísimas, mucha amortiguación, mucha estabilidad y dinámicamente eficientes, a priori diseñadas para rendir especialmente bien en terrenos de montaña europeos y especialmente en terrenos cuesta abajo, que es donde más diferencia marcaban con respecto a modelos de otras marcas.

Hoka One One (que, para el que aún no lo sepa, viene del maorí y significa ‘Libertad para volar’) ha sido probablemente la marca de mayor crecimiento en la última década dentro del running mundial y es que fueron los creadores del maximalismo, corriente que desde un principio me pareció una gran idea ya que permite y favorece correr con una técnica adecuada pero, a la misma vez, vas protegido y, sobre todo, cubre un factor que el minimalismo no ha querido ni sabido valorar: el tacto de amortiguación.

A la gente le gusta ir amortiguado, eso es un hecho, y si puedes ofrecer un calzado que biomecánicamente es apropiado para correr con una postura más o menos adecuada, es ligero y ofrece un tacto muy agradable, va ser muy demandado.

Pero no solo eso, además Hoka ha demostrado ser una marca muy exitosa entre gente con lesiones y, como ya explicaré, este es uno de los puntos clave por los que vamos a ir viendo más Hoka en la calle mes tras mes.

Chasis y mediasuela

Sin duda alguna, en una Hoka lo que más llama la atención es su mediasuela, con perfiles gigantes y bases muy amplias. Este es uno de los puntos más negativos de la marca, no por funcionalidad sino porque a la gente le tira para atrás la imagen voluminosa de muchos de sus modelos. Es menos estético que modelos rivales pero, una vez superado este prejuicio, empieza lo bueno.

La Clifton ha sido la superventas de la marca y quizá la zapatilla más popular en Europa dentro del running, la cuarta edición que hemos probado ha resultado ser una zapatilla que, si bien mantiene parte de los elementos con los que nació, es cierto que ha ido cambiando año tras año.

La Clifton 4 cuenta con un perfil de 30 mm en talón y 25 mm en antepié con un drop de 5 mm, mientras que su base es muy amplia y tiene 98 mm en talón, 91 mm en mediopié y 117 mm en antepié.

Hoka One One Clifton 4

Puestos en perspectiva, estos datos nos dicen que la altura de la Clifton no es tan grande en el talón con respecto a sus rivales directas (Triumph 3, Glycerin 15…), pero sí tiene mayor altura en el antepié. La base también tiene esa particularidad de tener un antepié de anchura normal, pero un mediopié y talón bastante más amplios (alrededor de 8 mm) que zapatillas del mismo segmento.

La Hoka One One Clifton 4 va a ser una zapatilla donde la amortiguación es excelsa y la estabilidad no solo no se ve perjudicada sino que es brillante debido a la geometría de su mediasuela pero, a su vez, es un modelo de drop bajo por lo que es muy apta para todo tipo de aterrizajes.

Hoka One One Clifton 4

Respecto a versiones anteriores, es evidente que la Clifton 4 tiene más curvas, la zapatilla es más anatómica, especialmente en el mediopié donde pierde amplitud (aún tiene mucha) y se ajusta más a la forma del pie para moverse mejor con el mismo.

Hoka One One Clifton 4

La Clifton 4 tiene una mediasuela compuesta básicamente por CMEVA (Compression molded EVA) pero que, a diferencia de versiones anteriores, ahora resulta de tacto más firme y denso. Hoka ha focalizado los cambios de la Clifton 4 en la durabilidad y unas de las mejoras que le ha realizado es darle una mediasuela más firme, con más respuesta y que tarde bastante más en comprimirse y agotarse (este era un problema recurrente en las Clifton iniciales, modelos que con 400 km ya habían perdido buena parte de su amortiguación).

La Hoka One One Clifton 4 ha cambiado bastante con respecto a sus predecesoras en varios aspectos importantes, por lo que si sois de los fieles al modelo debéis tener en cuenta que ahora es de tacto más firme (50º dureza), tiene más respuesta, resiste mucho mejor el estrés de los kilómetros y es más duradera.

Personalmente, he probado la Clifton y tengo varias Hoka ya que es una de mis marcas favoritas para ciertas actividades (trail running, hiking…) y el modelo ha cambiado radicalmente, la Hoka One One Clifton 4 es una zapatilla más estructurada, más preparada para echarle kilómetros y también para que corredores de más peso puedan utilizarla.

No es la mejor Hoka si queréis experimentar esa gran amortiguación, ese estilo de “correr sobre un colchón” que tiene como estandarte la fama de Hoka, la Clifton 4 es una zapatilla muy amortiguada, de tacto agradable y similar a lo que otras tope de gama del mercado pueden ofrecer: Triumph 3, Mizuno Wave Shadow, Nike Vomero 12, etc. Es ligeramente más firme que unas Supernova o unas Glycerin, que se parecen más a lo que ofrecían versiones anteriores de la Clifton.

Se han realizado cambios de geometría importantes en la Clifton 4, uno de ellos y que considero muy interesante es que tiene un biselado de talón más pronunciado, lo que hace que sea difícil aterrizar con el talón y va a beneficiar a aquellos corredores que busquen mejorar la técnica o descargar un poquito las articulaciones ya que el aterrizaje va a ser en una posición mejor que con una de las rivales anteriormente citadas.

Hoka ONE ONE Clifton 4

A eso hay que sumar que la Clifton tiene el denominado Early Meta Rocker, Hoka diseña sus mediasuelas con forma de mecedora de dos maneras distintas, Early y Late Meta Rocker, dependiendo de si se le quiere dar una dinámica más rápida y fluida a la salida del pie o más estabilidad. La Clifton 4 hace que aterricemos en el mediopie y la salida se produzca anticipadamente por lo que la zapatilla resulta dinámicamente fluida y de transición rápida.

Hay un detalle que personalmente no me ha gustado mucho y es que aunque Hoka suele hacer unos chasis con Active Foot Frame, una geometría que envuelve el pie lateralmente con la EVA, en estas Clifton 4 la presencia y soporte que da la EVA al arco es considerable. No es un arco que se clave pero es muy protagonista, me ha recordado a las Skechers Gorun Forza en ese aspecto, lo que me da unas sensaciones bastante encontradas.

Por una parte, va a haber corredores a los que no les guste ese soporte y presencia de un arco tan marcado, es similar a la sensación -que relataba con las primeras Skechers- de tener un badén de tráfico bajo el pie. Al final uno se acostumbra tras correr una semana con ellas, pero es algo que no da una buena primera impresión y que puede echar para atrás a algunos al probárselas.

Por otro lado, este arco tan presente tiene sus beneficios, y muy importantes, la Hoka One One Clifton 4 es una zapatilla muy buena para esos corredores con leves molestias de fascitis ya que este arco les va a relajar el trabajo de esa zona y, si el problema no es muy grave, puede hacer que el entrenamiento sea tolerable.

Al hilo de lesiones relacionadas con la geometría, también hay que decir que el nuevo biselado de talón, unido a una base amplia de mediopié y al soporte en la zona del arco, hacen que la Clifton 4 sea una zapatilla muy apta para pronadores leves o gente que necesite estabilidad extra, pero también la recomendaría para corredores con tendinitis aquílea ya que no exige mucho trabajo al tendón al centrar el aterrizaje en el mediopié.

Suela

La suela de las Hoka One One Clifton 4 es muy voluminosa, tiene aspecto de “ladrillo” pero la verdad es que funcionan bastante bien en general.

La ligereza de las Hoka viene muchas veces motivada por la ausencia de caucho o refuerzos en la suela, la Hoka One One Clifton 4 ha sido mejorada en este aspecto pero, como vemos, tiene la zona media muy expuesta con la EVA al descubierto, es la zona que más desgaste va a sufrir en los primeros 200 kilómetros de vida.

Hoka One One Clifton 4

En el talón tenemos caucho cubriendo sobre todo la parte más externa por si seguimos aterrizando con la zona más retrasada de la zapatilla aun teniendo la geometría que favorece el aterrizaje de mediopié.

En el antepié tenemos también piezas del mismo material, un caucho de 80º de dureza que cubre las zonas laterales, la puntera y un poco el centro del mediopié.

Hoka One One Clifton 4

Es un diseño con menor relieve modificado a última hora por Hoka (no era así en las zapatillas sample) y es que la Hoka One One Clifton 4 tiene una particularidad que comparte con muchas otras Hoka, especialmente de running: la tracción la realiza por volumen y no por relieve. No tiene una tracción enorme que muerda el terreno sino que su adherencia al suelo la consigue porque su suela tiene muchísima superficie en contacto con el terreno, así que no necesita taqueado pronunciado.

Lo que nos aporta esto es que la durabilidad se multiplica al repartirse la tracción (y, por tanto, el desgaste) entre toda la suela en contacto con el suelo. En cambio, si necesitamos que la zapatilla se agarre porque le imprimimos ritmos altos o en una cuesta arriba mojada, entonces le encontramos los límites.

La verdad es que siendo la Hoka One One Clifton 4 un modelo para echarte a la carretera y olvidarte de la hora, esta suela que presentan tiene bastante sentido. He corrido la mayoría de los días por terrenos mojados y no he tenido sustos por lo que he acabado bastante contento con ella y, salvo que busquemos ese agarre extra, creo que podremos sacarle partido a la suela de la Clifton 4.

En cuanto a durabilidad, la primera Clifton no eran el paradigma de la durabilidad y con 500 – 600 km ya estaba bastante chafadita. Espero sacarle unos 800 kilómetros a esta Clifton 4 con un uso de ritmos tranquilos y 75 kg de peso.

La Hoka One One Clifton 4 no es precisamente la zapatilla más flexible que podamos comprar, más bien lo contrario. Es cierto que no necesitamos mucha flexibilidad cuando tenemos un chasis en mecedora y con una salida fluida, pero la primera Clifton era bastante flexible y creo que una cosa no tiene que ir reñida con la otra. No esperaba que con un chasis más firme la Clifton 4 fuese igual de flexible, pero un poquito más habría estado genial.

Upper

El upper es posiblemente la parte que más me ha gustado ya que era una zona con la que no había tenido buenas experiencias con anteriores Hoka, pero estas Clifton 4 demuestran que la marca va mejorando año tras año y ya es capaz de hacer uppers de alto nivel.

A pesar de que la mediasuela es responsable de buena parte del peso que ha ganado la Clifton 4 (296 gramos en talla 10 US y 272 gramos en 9 US) con respecto a los 215 gramos de la primera Clifton o los 244 gramos de la Clifton 3, sigue siendo un modelo relativamente ligero dentro de su segmento y se lo debe a que en el upper Hoka no ha añadido mucho peso, está descargado de grandes elementos, de tiras cosidas y refuerzos potentes, limitándose a un upper agradable.

Esta Hoka One One Clifton 4 no necesita de piezas, paneles o tiras que den estructura o soporte en el upper ya que el Active Foot Frame, un arco tan protagonista y una geometría que va a ayudar al corredor a un aterrizaje en buena postura hacen que el trabajo del upper se reduzca mucho y que, básicamente, se limite a dar ajuste y confort ya que el pie no va a precisar de más estabilidad o soporte de lo que aporta ya el chasis.

Hoka ONE ONE Clifton 4

Vemos que la malla es un engineered mesh muy extenso, sin agujeros grandes pero con mucha malla expuesta, este engineered mesh se ve reforzado por un ejército de termosellados impresos en 3D (3d Puff Print) que rodean el antepié y forman los refuerzos del mediopié que transmiten la tensión de los cordones al chasis.

Es un upper agradable y que se mueve bien con el pie y, a pesar de que la horma no era la ideal para mí, el upper se ha mostrado ligeramente permisivo y confortable para que no me haya dado problemas.

Hoka ONE ONE Clifton 4

Un punto mejorado con respecto a todas las Clifton anteriores es el collar, ahora es más alargado, menos redondo. Era algo que Hoka tenía que arreglar y parece que lo está haciendo, es la que mejor me ha sujetado el talón y ni siquiera he tenido que recurrir al agujero auxiliar de los cordones.

El collar presenta detalles como la tira para calzárselas rápidamente, algo importante ya que Hoka es la marca más utilizada en triatlones de larga distancia y, al tener un talón alto, es muy buena idea añadir una tira para facilitar esa operación.

Hoka ONE ONE Clifton 4

Aunque no cuenta con un recubrimiento interno muy lujoso, los materiales son agradables y funcionan bastante bien, no tiene costuras internas con lo que el confort es bueno.

Horma

La horma en las Hoka ha ido mejorando, de eso no hay duda. Había modelos bastante angostos en los primeros pasos de la marca y también tuvieron problemas con la plantilla de algún modelo (como la Clayton), pero es algo normal cuando estás empezando en un mundillo donde te toca competir con gente que lleva un siglo haciendo zapatillas (Brooks, Saucony, New Balance) o grandes multinacionales como Nike o Adidas.

A pesar de ello, Hoka es la marca que más crece y va limando los defectos que han ido apareciendo en sus modelos, lo que hace que más gente quiera probarlas.

La Hoka One One Clifton 4 ha mejorado el espacio interior y ha rediseñado la horma con respecto a las versiones anteriores. El antepié tiene suficiente espacio para un pie de anchura estándar, la malla colabora con ello pero, quizá, tiene una puntera algo cuadrada, similar a la Glycerin en cuanto a forma pero con menos espacio.

Hoka One One Clifton 4

A pesar de ello, con mi anchura de pie (normal) no he tenido problemas, aunque de haber realizado una maratón seguro que mi dedo meñique habría acabado quejándose. Las veo más aptas para pies estrechos y de anchura normal, los que tengáis los pies amplios valoraría una talla extra de ancho aprovechando que Hoka ha empezado a comercializarlas.

En el mediopié, el protagonista es el arco sin duda, la horma está bien, ni ancha ni estrecha, pero el arco sí es lo que más llama la atención en cuanto a horma. Afortunadamente, es un arco de soporte y no se clava sino que rellena y “abulta” esa zona. Es una característica a la que hay que acostumbrarse para sacarle provecho a la zapatilla.

El talón se ha mejorado, ahora sujeta muy bien esta parte del pie y es importante dado el protagonismo de la zona media por el gran biselado de talón. Una buena sujeción del upper evita que el talón se mueva verticalmente, algo que a algunos corredores les llegó a pasar en Clifton anteriores.

Hoka ONE ONE Clifton 4

La plantilla es de 5 mm de Ortholite, muy agradable, muy amortiguada y responsable de una parte importante de la amortiguación percibida. Se coloca encima de un footbed perforado, fino y de tacto blandito, algo diferente a lo que usan otras marcas.

En cuanto a la talla, recomendaría media talla más de la habitual, ya que van justitas y, sobre todo, usando media talla más tendremos un antepié con más espacio y menor sensación de puntera angosta (como me ha pasado a mí).

Amortiguación

Como he dicho antes, si lo que buscáis es experimentar con la tan afamada amortiguación de Hoka, quizá la Bondi es la mejor opción porque la Hoka One One Clifton 4 ha cambiado bastante, ha ganado firmeza y peso y, aunque es una zapatilla muy amortiguada y de tacto agradable, no es el paradigma de esa fama que se ha ganado la marca (quizá la versión anterior sí pueda ser buena representante).

A pesar de ello, como digo la Clifton 4 no tiene que envidiar nada en absoluto a las mejores zapatillas neutras del mercado en cuanto a tacto y amortiguación, ofrece amortiguación por un tubo y puede albergar corredores de hasta 95 o 100 kg aun siendo su público objetivo corredores de hasta 85 – 90kg.

Hoka ONE ONE Clifton 4

La nueva Hoka One One Clifton 4 es más reactiva, no es que tenga más retorno de energía, sino que con una EVA más firme, la resiliencia es mayor y se hunde menos, se estresa menos y por tanto tiene más pegada que versiones anteriores.

La dinámica de la zapatilla es particular: en llano, con buena técnica o cuesta abajo va de cine ya que se mueve relativamente fácil a pesar del volumen de chasis; cuesta arriba ya es otra historia, particularmente es donde menos me ha gustado ya que hacía trabajar a mis piernas más que otros modelos y, los primeros días cuesta arriba, notaba que se me cargaban los músculos más de lo habitual. Lógicamente, cuesta abajo compensan y son una maravilla, y lo mismo se puede aplicar se tienes una buena técnica y sueles aterrizar de mediopié, entonces es muy agradecida dinámicamente.

Siendo talonador vas a notar una mejora de la técnica ya que la zapatilla te va a cambiar la manera de correr, es algo a lo que tendrás que acostumbrarte. No es nada difícil pero sí vas a notar un contraste marcado de usar una zapatilla “normal” a empezar con la Hoka One One Clifton 4.

Es un gran modelo si tienes una técnica de zancada corta pero alta cadencia (por encima de 170 pasos por minuto es un gran modelo).

Conclusión

Hoka es diferente y la Clifton 4 es un buen ejemplo de ello. Siempre fue mi Hoka favorita ya que estaba en un segmento muy adecuado para mis características pero estos cambios no me han convencido del todo. La Hoka One One Arahi, que también he probado, me está gustando más, pero esto no deja de ser mi opinión. Las características de cada uno son diferentes y, si tienes claro qué ofrece la Hoka One One Clifton 4, quizá no quieras quitártela de los pies, como miles de corredores.

Es una zapatilla de mucha amortiguación, tacto agradable pero más firme que en ediciones anteriores, ligera si la comparamos con sus rivales, tremendamente estable, apta para pronador leve, hace que aterricemos en el mediopié y el upper ha mejorado mucho, resultando bastante confortable.

Los puntos a tener en cuenta son varios también: es una zapatilla a la que hay que acostumbrarse si venimos de una marca tradicional, también hay que amoldarse a la presencia del arco, la tracción la ofrece de otra manera y es una zapatilla algo tosca cuesta arriba.

Como puntos adicionales a valorar: es una gran opción si tienes fascitis, tendinitis aquílea o buscas un modelo neutro con mucho soporte y estabilidad.

Usuario tipo de la Hoka One One Clifton 4:

  • Corredores de hasta 90 kg, supinadores, plantilleros, neutros o pronadores leves que busquen una zapatilla para entrenamientos o competiciones largas a ritmos tranquilos (por encima de 4.25 min/km) en todo tipo de terrenos.

Hoka One One Clifton 4

Hoka One One Clifton 4
8.7

Chasis y estabilidad

9/10

    Amortiguación

    9/10

      Ajuste y horma

      8/10

        Upper

        9/10

          Suela

          9/10

            Lo mejor

            • Upper renovado
            • Estabilidad
            • Muy apta para gente con cierto tipo de molestias como fascitis o tendinitis del Aquiles
            • Amortiguación agradable y con respuesta y dinámica muy buenas y eficientes

            A mejorar

            • El arco tiene mucha presencia
            • La horma puede ser más ergonómica delante
            • Ha ganado mucho peso respecto a las primeras versiones

            12 Comentarios

            1. Interesante el tema de la tendinitis aquílea. No me queda claro por qué está indicada en esos casos, creo entender que por el apoyo con el antepié, pero eso “estiraría” más el aquiles ¿no?. Qué otras opciones similares a la Clifton habría en el mercado para el usuario tipo y con problema de aquiles?

            2. el apoyo es de medio pie (de hecho es entre talon y mediopie, eso deja el aquiles en un rango de movimientos neutro, no se hunde con el material ya que no aterrizas de talón que es donde sobre estira el aquiles ya que tambien tu posicion de aterrizaje es más retrasada que cuando aterrizas de mediopie.

              la zapa no te hace todo el trabajo, pero si tienes una clifton y colaboras con su geometria un poquito reduciendo la zancada entonces el aquiles trabaja menos.

              no es que te quite la tendinitis, pero sí es probable que te deje correr más a menudo o más a gusto

              • Muchas gracias Jonatan. Por cierto, anteriores versiones de la Clifton ayudan con el aquiles o es solo en la versión 4 por la forma del talón? En cierto modo es un alivio que no solo ayuden zapatillas con elevado drop.

            3. Hola Jonatan, me ha interesado el asunto de lesiones y que la Clifton pueda ser algo “amable” con ellas.
              Estoy operado de neuroma de Morton y suelo usar Saucony Ride, pero últimamente se suele “quejar” y las sensaciones no son muy buenas durante y después de los entrenos.
              He comenzado a probar las Hoka en trail, las Instinct, y suelo ir cómodo con ellas, sin acordarme del Morton, vamos.
              Uso plantillas (solo en asfalto), peso 64 kilos y suelo ir a ritmos cómodos (5′)…la clifton sería buena opción o también podría valorar la clayton??
              Muchas gracias!!

            4. Pues no es precisamente una lesión donde diría que te pueden ayudar, es una lesión compleja a la hora de elegir zapas, además la instinct no es como la Clifton, quizá la Tracer aunque son para ritmos más rapidos, la clayton es un poco más alta que la Instinct.

              Mi duda sobre las Clifton es que no son las más amplias en la puntera y si no te dejan libertad quizá te moleste en la lesión, la Clifton es más apta para aquiles, fascitis…

            5. Hola Jonatan.
              ¿Puedo pedirte que me eches un cable?
              Voy a preparar unas pruebas fisicas (1000 m) y no se por que zapatillas decantarme, dado mis caracteristicas fisicas (2 metros y 105 kg, que espero bajar a cerca de 90 en el momento de las pruebas).
              Ahora al principio realizare tiradas mas largas y a ritmos mas altos hasta aclimatarme un poco a las series.
              ¿Que zapatillas me recomiendas?
              Muchas gracias de antemano.
              Un saludo

            Escribir respuesta

            Please enter your comment!
            Please enter your name here

            Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.